PILAR



Visita de las Falanges Femeninas a las ruinas del Alcázar de Toledo,
donde el General Moscardó explicó la gesta heroica.

Por Carlos Campoy

La COPE dedicó el pasado 19 de Diciembre de 2006, un recuerdo a Pilar Primo de Rivera, en el programa de La Mañana. Un homenaje oportuno a quien bien merece esta figura impar, que sacrificó su existencia en favor de la promoción de la mujer española, como nadie hasta hoy. Esta emisión, que se ocupa por lo general de la temática de nuestro tiempo, no ha tenido la generosidad de ocuparse nunca de un nombre como el de esta mujer. Nos ha parecido parcial, denigrante y, en algunos momentos, agresivo. El texto figura en Internet y puede comprobarse la falacia cometida de quienes menos podía esperarse. Aunque se han dicho algunas cosas sobre su vida y su obra, no se ha contado más que una parte y no la más decisiva e importante. Pilar se ocupó de realizar una labor gigantesca sobre el desamparado mundo de la mujer durante medio siglo. Lo hizo en medio de circunstancia de mayor violencia y enfrentamiento de la historia española y en condiciones de extremo sacrificio y entrega a esta tarea. Esto ha sido reconocido y exaltado por cuantos conocieron aquella empresa al frente de la Delegación Nacional de las Sección femenina. Una institución que no es ajena a cuanto la mujer española ha logrado en dignidad, en libertad y en consideración.

No nos preocupa la crítica ni nos arrendaran los ataques a quienes nos identificamos con el ideario de esta mujer cuanto se diga. Estamos curtidos de esta cantinela de falsedades e improperios. Al historiador Luis Suárez Fernández, autor del libro más serio, más completo y más comprometido que se ha escrito sobre la Sección Femenina de la Falange, debemos la salvación de la verdad histórica e intrahistórica de esta revolución sobre la mujer, desde un planteamiento humano, social y político. En este texto se desmiente la reiterada falsedad de que casi todo lo que se cuenta en esta emisión no fue sino demagogia, falsedad y humillación. Como por ejemplo que dijera luchara y diera su vida por constreñir a la mujer a la procreación y a la cocina, Una falsedad que ha circulado y circula entre cuantos, desde la izquierda, la derecha y el centro de lo que queda en pie de esta psuedodemocracia liberal, han postulado por la destrucción de toda verdad del pasado reciente.

Pilar comenzó con movilizar a un millón de mujeres durante la contienda civil para reparar los daños causados en la población, atendiendo sin distinción a cuantos necesitaban ayuda y sustento. Lo que se llamó Frentes y Hospitales, Auxilio Social, Comedores sociales, Socorro Azul… mantuvo en pie la España herida por la guerra y los desmanes colaterales que se produjeron. Posteriormente cuidó de las mujeres mas desfavorecidas, por las familias divididas, por la niñez desamparada o perdida, por edificar los hogares destruidos… Fueron aquellas urgencias que pedía con toda justicia una situación general de desamparo, a las que atendió con toda generosidad Pilar y las mujeres que le acompañaron en este impagable servicio. Mujeres que formaron un ejército gratuito y generoso, que sacó adelante con los medios que pudo procurarse, a la parte más dolorida de una sociedad, y a la que nunca se le pidió filiación alguna para solventar sus problemas.

En toda esta tarea se empezó por lo mas urgente como fue recomponer a las familias en gran parte destruidas, por la muerte o desaparición del padre; a la mujer se le llevó el pan, la escuela y el templo; se le procuró la salud y la higiene; se le devolvió la ética extraviada en las conductas; se alivió su dolor y se llenó de esperanza las vidas de sus seres queridos que se encontraban a la intemperie; y se contaba para ello con el amparo insustituible y cálido de la mujer como madre, de la ternura de la mujer como esposa, se le enseñaron lo conocimientos necesarios para afrontar su propia situación; se le devolvió la alegría y la esperanza con un trabajo para "sacar adelante a su gente", y al tiempo se les infundía el orgullo de contribuir a hermosear una Patria deshecha y la alegría de poder sentirse de nuevo españolas…Con Pilar, la mujer española llego a la Política, a la Universidad, a la Administración, a las Cortes, a la Prensa.. Y llegó por sus propios meritos y no por falsas utopías paritarias, que humillan su condición en mayor medida que la enaltecen. ¿Quién hizo más con menos medios y en tan poco tiempo por la mujer española?

Ha sido mucho lo que se ha destruido de honras y famas sobre este periodo. Ya empiezan a sentirse las consecuencias sobre el escenario del caos organizado dentro de las familias españolas, que hoy viven en el mayor desamparo de toda Europa. Es posible que aquella pasión que Pilar infundió y mantuvo en el espíritu del pueblo no se haya desvanecido totalmente. Pero será difícil recomponer cuanto se edificó por aquel servicio, en el que tanto se trabajó por las mujeres de España. Y no lo será en la forma que lo ha hecho la COPE; tan mendaz, tan incompleta y tan injusta.

Leer artículo de la COPE:  http://www.lamanana.com.es/index.php?/lamanana/ver-mujeresenlahistoria/pilar_primo_de_rivera/