Exhumaciones de Caídos en Abánades (Guadalajara)


Fosa -C- Caídos bando nacional

El Instituto del Ciencias de Patrimonio, perteneciente al CSIC, excava los restos de la Guerra Civil en Abánades (Guadalajara) y encuentra restos de varios combatientes, entre ellos los de un republicano y tres caídos del bando nacional

Se han localizado restos humanos en tres zonas: paridera del Tío Casto, paridera de la Enebrá Socarrá y corralón de la Enebrá. A ellos hay que añadir una calavera, recogida en el barranco de Valdecaleras.

La Paridera de la Enebrá de Socarrá es el lugar donde se han encontrado más restos, Los restos de los combatientes defensores de La Enebrá aparecieron en dos fosas, una en el interior de la paridera y otra en el corralón. La fosa de la paridera es probable que sea un cráter provocado por una explosión (imagen 36); además de la forma, en su interior y alrededores apareció una gran concentración de metralla. En el interior aparecieron restos de dos personas. Los huesos se encontraban en general muy fragmentados, aunque se localizaron parte de los huesos de una pierna y un pie articulados. El pie estaba todavía dentro de la bota (imagen 37). Todo parece indicar que los soldados recibieron un impacto directo o cercano de una granada de artillería.

La segunda fosa (C) es una zanja poco profunda en la que se enterraron los cadáveres de tres soldados (imagen 38). Seguramente debido a este enterramiento superficial se han encontrado numerosos fragmentos de huesos humanos (el mayor de los cuales corresponde a un coxal) dispersos por el corralón y en parte por la paridera.

Los caidos de esta segunda fosa fueron indudablemente alcanzados por la artillería, como ponen de manifiesto los numerosos fragmentos recogidos entre los huesos (FIGURA 39).

Entre los materiales recuperados en la paridera y el corralón destacan una insignia del ejercito de tierra, una chapa de identificación de un miembro de la Falange Española y de las JONS de Valladolid, con el número 7570,unos gemelos esmaltados, una medalla de Pío XI que conmemora el Año Santo de 1933 y una estrella del uniforme de Ejército Popular de la República. Este último elemento señala la presencia de soldados republicanos en la paridera una vez vencida la resistencia enemiga. La estrella y la medalla aparecieron a pocos centímetros de distancia a la entrada del corralón, en el exterior. Uno de los soldados llevaba una medalla del Cristo de la Agonía de Limpias, localidad de Cantabria, que quizá nos indica la procedencia de su portador.

Otro de los caídos tenía varias monedas de cobre en un bolsillo y un mechero en el otro. Otros objetos personales que se han encontrado son un cepillo de dientes de plástico amarillo, de la tipología habitual en la época y que presenta la peculiaridad de haber sido fabricado en Japón, la punta metálica de una plumilla, un tapón que quizá pertenezca a un tintero, un tenedor y cinco cucharas.

Las exhumaciones se desarrollaron siguiendo los protocolos habituales en estos casos y los restos serán devueltos a Abánades para su inhumación.

Desde Plataforma 2003 solicitamos que los restos de estos combatientes tengan un entierro digno, un entierro de acuerdo a su fe cristiana, como demuestran los efectos y las medallas que han sido encontradas junto a los caídos.

Más imágenes en nuestro álbum de fotos de Facebook:
 

www.facebook.com/plataforma2003


https://www.facebook.com/media/set/?set=a.539072976169121.1073741836.467357033340716&type=3