Ya Juan Negrín, en 1937 y a propósito

del separatismo catalán le dijo al subsecretario de Gobernación:

 

-Esa, puede ser muy concreta una razón por la que yo me marche del Gobierno. No estoy haciendo la guerra contra Franco para que nos retoñe en Barcelona un separatismo estúpido y pueblerino. De ninguna manera. Estoy haciendo la guerra por España y para España. Por su grandeza y para su grandeza. Se equivocan los que otra cosa supongan. No hay más que una solución ¡España! No se puede consentir esta sorda y persistente campaña separatista, y tiene que ser cortada de raíz si se quiere que yo continúe  siendo ministro de Defensa y dirigiendo la política del Gobierno, que es una política Nacional. Nadie se interesa tanto como yo  por las peculiaridades de su tierra nativa; amo entrañablemente todas las que se refieren a Canarias y no desprecio, sino que exalto, las que poseen otras regiones, pero por encima de todas esas peculiaridades, España”. 

"Guerra y vicisitudes de los españoles" de Julián Zugazagotia,

p. 470.

05.08.08

Y ahora, los herederos de Negrin, los que se dicen sus sucesores y desean rehabilitarle; es decir, el PSOE, al que cada día mas le sobra la e de español, en letal contubernio con el mas radical de los separatismos catalanes, no solo traiciona a España sino que lo hace no siendo fiel a la vena patriótica y nacional de sus mejores hombres, desde Pablo Iglesias su fundador, hasta el citado Negrín, pendiente de rehabilitación, y máximo responsable de la entrega de las reservas de oro de España a Rusia.