Conócenos

 

¿Dónde estamos?

Asóciate

 
 

Hemos leído/

 

 

Alfonso Muñoz Tejada,

echado a las fieras del Retiro en 1936

 

(Tomado de Alfa y Omega)

 

 

 

Alfonso Muñoz Tejada, nació el 23 de enero de 1884. Natural de Vitoria. Siendo muy joven, ingresó en el monasterio franciscano de Aránzazu, siguiendo la que creía su vocación, hasta que una progresiva enfermedad en los ojos le obligó a abandonarlo. Su madre, viuda, tenía una tienda en Vitoria que Alfonso regentaba. Al cabo de unos años, vinieron a Madrid y se hizo cargo de una droguería que pertenecía a una hermana de su madre, en pleno centro de la capital. El 5 de noviembre de 1911, contrajo matrimonio con Rosario Bernal, en la iglesia de Santa María la Real de la Almudena (hoy, cripta de la catedral). De su matrimonio nacieron cinco hijos: Esperanza, José, Gabino, Carmen y Alfonso, sacerdote y que ha fallecido hace tan solo unos días, enero de 2017.

Aunque el sueldo que obtenía de su trabajo no era alto, nunca dejó de socorrer a familias necesitadas y no precisamente con lo que le sobraba. A lo largo de su vida mantuvo siempre una viva inquietud social, y participó en la fundación en Madrid del Sindicato de Obreros Católicos. Movido en todo momento por su fe en Jesucristo, pertenecía a la Adoración Nocturna. Al instaurarse la República su fe ya fue puesta a prueba cuando, con la quema de conventos, las religiosas adoratrices en numerosas ocasiones le pedían protección.

Al estallar la guerra civil, algunos trabajadores de la droguería que regentaba, y de otra droguería cercana, le denunciaron por "oler a cera" –decían–, por ser católico y practicante, y dedicar atenciones especiales a religiosos y religiosas. Esto le obligó a tener que esconderse en casa de una portera vecina, Lucía Guzmán, quien, durante aquellos días, les comunicaba a su esposa e hijos como Alfonso pasaba mucho tiempo en oración, ofreciendo su vida a Dios, preparándose para la muerte, convencido de que le iban a matar. El 5 de noviembre de 1936, aniversario de sus Bodas de Plata, Alfonso fue detenido por lo milicianos de CNT y FAI. Convencieron a su familia de que era mejor que saliera de su escondite, tan sólo le harían unas cuantas preguntas y después le soltarían. Pero la verdad fue que Alfonso Muñoz no regresó nunca. Su familia nunca supo realmente a dónde se lo habían llevado, pues su cuerpo nunca apareció, a pesar de las muchas pesquisas que se llevaron a cabo, pero al abrirse la investigación con vistas a su Causa de beatificación, se supo que fue llevado, junto con otras víctimas, al zoológico madrileño, entonces situado en el Parque del Retiro, y echado a las fieras para ser devorado.
 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Plataforma 2003 - Alonso Cano 66, 2º sót. pta. 5.
28003 MadridTel.: 91 535 42 45 - Fax: 91 536 24 34

plataforma2003@gmail.com  - https://www.facebook.com/Plataforma2003