Más que monje, me gustaría ser papa...

Entrevista de Sonsoles Calavera a Ramiro Valero Ponce, escolán del Valle de los Caídos.

Alba, 18-24 de febrero, 2011


Cuando habla de Dios, se nota que trata con Él de tú a tú todos los días. Ramiro ingresó en la escolanía cuando tenía 9 años. Ahora acaba de cumplir once. Toca el piano y la trompeta. Durante la entrevista, se oye a sus compañeros  ensayar los cantos gregorianos para la misa diaria, en la sala contigua. Aquello no parece un colegio, sino un oasis, vacunado del mal endémico que sufre el panorama educativo español.

 

- ¿Te dio pena salir de casa?

- Al principio sí, luego te acostumbras y ya no tienes mamitis. Los monjes son buenos con nosotros.

- ¿Que normas tenéis?

- La más esencial es no poner motes.

- ¿Que rezáis todos juntos?

- El libro Magnificat, la misa de la mañana, el Ángelus, la oración de la tarde que puede ser o completas o vísperas; por la noche meditamos el evangelio del día siguiente, los sábados el rosario; y los domingos hay exposición con el Santísimo.

- En casa, ¿rezabas?

- Si. Con mis padres, por la mañana y por la noche. Todas las oraciones que nos salían por la cabeza.

- Y, ¿os salían muchas?

- Sí, cinco o seis. Y pedíamos también por gente que está mal.

- ¿Por ejemplo?

- Mi hermana Maria Inmaculada, que está ciega, para que se cure, porque lleva así toda su vida, veinte años. Yo rezo por ella todos los días: tres ave marías, cuatro glorias y un padre nuestro.

- ¿A que se dedican tus padres?

- Mi padre es albañil y mi madre es niñera en un colegio de discapacitados.

- ¿No te cuesta un poco rezar?

- Aburrimiento no falta, pero se hace corto cuando rezas con sentimiento.

- Y Jesús se pondrá muy contento...

- Con que pasemos dos segundos a la capilla ya está contentísimo.

- ¿Te lo imaginas sonriéndote?

- Sí, me lo imagino sonriendo en la cruz.

- ¿Como intentas hacerle sonreír?

- Haciendo sacrificios, llevándome bien con los compañeros...

- ¿Que tipo de sacrificios?

- Intentar hacer los deberes con ganas, no hincharle la vena al profesor, no sacar de quicio a mis padres...

- Y si no, pides perdón y ya está ¿no?

-Sí, cuando me confieso.

- ¿Y te ayuda a mejorar?

- Sí, porque pego a alguien, me confieso y al día siguiente no pego a ninguno.

- ¿Notas que cambia algo cuando rezas?

- Antes de rezar estoy muy mal. Y después estoy como nuevo. Es como una especie de combustible que te hace sentirte bien.

- ¿Que le dices a Dios al rezar?

- Que qué quiere de mi. Le cuento muchas cosas. Si me han pegado y estoy enfadado con un amigo se lo digo.

- ¿Os lleváis bien?

- Sí, pero a veces no le entiendo.

- ¿Por ejemplo?

- Cuando le digo que me ayude a hacer un examen, me ayuda pero al día siguiente estoy otra vez fracasando.

- ¿Se puede decir que es tu mejor amigo?

- Íntimo, mejor dicho.

- ¿Cómo te lo imaginas?

- Con un corazón muy grande.

- ¡Como te llevas con el ángel custodio?

- ¡Hasta le he puesto nombre! Miguel Ángel, como el profesor de solfeo, que me cae muy bien.

- ¿Que le vas a decir a Dios cuando llegues al cielo?

- Que quiero estar siempre con él.

- ¿Como te imaginas el cielo?

- En la puerta está san Pedro, en una puerta muy grande. Dios en lo más alto, en una silla de nube. Y hay un cartel que pone: para entrar se necesitan 1.000 puntos.

-¿Y tú, cuantos llevas?

- Eso no lo sé.

- ¿Qué vas a pedir cuando llegues?

Que mi hermana vea.

- Como es la vida en el colegio?

- Nos levantamos con música a las 7:30

- Qué música es la que más te gusta?

La de Mamma mía, de Abba. Después de la oración de la mañana, y yo como soy lechero, que es mi encargo, sirvo la leche de desayuno. Luego clases, cantar en la misa, solfeo, polifonía, trompeta, estudio... y por la noche, duchas ó móviles.

- ¿A quién te gustaría parecerte cuando seas mayor?

- A Mel Gibson, porque hace películas.

- ¿Y has pensado ser monje?

- Más que monje, me gustaría ser papa, y estar en el Vaticano, porque allí está Dios.

- ¿En que otros sitios está?

- En las personas -sobre todo en los pobres-, y en la alegría.

- ¿Que te ha acercado más a él?

- La escolanía. Me ha dado una nueva vida.

- ¿Porqué nos creó Dios?

- Porque estaba sólo y Él es como las personas, que quieren alguien  con quien charlar y con quien vivir.

- ¿Cuál es el mejor regalo que te ha hecho?

-  Que ha mejorado la vista de mi hermana, con el agua de Lourdes que cogí en la gruta el año pasado. Y el examen del tema 14, cuando estaba en cuarto, que era muy difícil y saqué un 9.

- ¿Y tú a él?

- Las oraciones que hago sólo, cuando no tenemos que ir todos a la capilla.

- ¿Que otros regalos podrías hacerle?

- Aparte de hacerme cura... ¿ser misionero o hacer un hospital para pobres?

- ¿Por qué otras cosas le das las gracias?

- Por la vida, la comunión, por ser cristiano y porque me ha dejado estar aquí.

- Que es lo que te hace más feliz en la vida?

- ¿Material o espiritual?

- Las dos cosas

- Espiritual, el agua de la gruta, material, la Nintendo DS.