Diccionario de la Falange

S

 

 

sacrificio servicio exterior de F.E.
sáenz de heredia, josé luis servicio y sacrificio
sáez de las moras, cándido servicio social
sáiz nothnagel, josé SEU
sáinz rodríguez, pedro "SI"
salas pombo, diego sierra, juan
salazar, alejandro sigfredo hillers de luque
saludo sindicalismo
saltuv sindicatos verticales
saludo brazo en alto sindicato español universitario (SEU)
salvador merino, gerardo sindicatos horizontales y verticales
sánchez agesta, luis sindicato
sánchez albornoz, claudio sindicato horizontal
sánchez creus, fernando sindicato vertical
sánchez drago, fernando sobriedad
sánchez mazas, rafael socialismo
sánchez silva, josé maría socialismo marxista
sanjurjo, general socialista, el
santamarina, luys solís, ruiz
santos jalón, lamberto de los sotomayor gippini, enrique
sanz-bachiller izquierdo, mercedes southworth, herbert
sanz orrio, fermín sopeña, federico
sanz puyed, mercedes souto vilas, manuel
sección femenina spengler, oswald
seguridad social subvención a hedilla
semifascismo sucesor de franco
sensibilidad suárez álvarez, jaime
sentido nacional suárez fernandez, luis
sentido total suárez gonzález, fernando
señor, señorito subversión
separatismo suevos, jesús
serna, víctor de la suicidio
serrano suñer, ramón  
servicio  

sugerencias y colaboraciones: diccionario@plataforma2003.org

 

 

Sacrificio

"Nadie es más libre que quien renuncia libremente a una parte de su libertad. Así nuestra doctrina es de renuncia. Los nuestros se imponen el sacrificio, que es señorío de sí propios, y logro de la mejor investidura: servir. Sólo se es libre del todo cuando se sirve. Sólo se alcanza completa dignidad de hombres quien se aviene a ser pieza puntual, disciplinada, en el cumplimiento de una gran empresa. Servicio y sacrificio deparan los goces de mejor calidad; aquellos que ignoran los perezosos, los vanidosos y los cucos.

Con ánimo de servicio y de sacrificio se han de aceptar las primeras magistraturas como los mas humildes menesteres. Para los mejores, el sacrificio es mayor cuando más alto el puesto, porque son cabalmente los altos puestos los que mas privan del silencio, de la intimidad, de la soledad."

(Rafael Sánchez Mazas, "Estilo, Hermandad y Destino", Ediciones del Movimiento, Madrid, 1957, p. 84.)

. . .

"Nosotros queremos para toda la existencia española, para toda la existencia de nuestra Falange, un sentido de servicio y sacrificio. Por eso vienen a nosotros, nos miran cada vez con ojos de mayor inteligencia, estas juventudes a la intemperie que dejaran los sombrajos de la izquierda y de la derecha porque sabían que allí no se les presentaba, con justificación entera, la ocasión de servicio y sacrificio". (O.C. op. cit.)

Doctrina, Militancia, Estilo.

sáenz de heredia, josé luis

(1911- 1978) Director de cine. Se inició con Luis Buñuel, con films como "La hija de Juan Simón y "Patricio miró una estrella". Primo hermano de José Antonio Primo de Rivera, sufrió prisión en las checas republicanas de Madrid durante la guerra. Posteriormente dirigió una serie de producciones de importancia dentro del cine español de su época, como "El destino se disculpa" (1945), "El escándalo" (1943) , "Mariona Rebull" (1947), "Faustina" (1956). Por su contenido político, destacan sobre todo "Raza", firmado por Jaime de Andrade, pseudónimo de Francisco Franco. También hizo un film biográfico de Franco, titulado "Franco, ese hombre". Inició la preparación de un film biográfico sobre José Antonio, que actualmente tiene en estudio su hijo, Álvaro Sáenz de Heredia, también director. (Consultar descriptor "Cine de la Falange").

. . .

"Yo quiero hacer una obra que diga, aparte de su credo político qué clase de hombre era (José Antonio). Yo creo que, si un día logro enseñar lo bello que sería ir por el camino que señalaba con su ejemplo. Para hacer esta obra me falta documentación cinematográfica porque apenas hay unos fotogramas de cuando el entierro de su padre. Tampoco hay demasiadas fotografías buenas.(...) Confieso que no he encontrado la fórmula, pero estoy seguro de que lo encontraré. Lo que ocurre es que los testimonios se van extinguiendo. La misma casa del paseo de La Habana la acaban de tirar. El presidente del tribunal de Alicante que lo juzgó se repatrió en su vejez, gracias a historia muy hermosa, pero cuando yo le pedí testimonio del acto de Alicante, las hijas pretextaron que estaba enfermo. Ha muerto sin poder darme ese testimonio. Y así sucede con muchas personas. En cambio, tengo en cinta magnetofónica muchas manifestaciones de personas relacionadas con José Antonio, y cartas. En realidad, tengo una cantidad enorme de material. El día en que encuentre el camino para llevar a efecto mi propósito, me quedaré muy tranquilo, porque es rara la semana que al acostarme no me remuerda la conciencia" ("Eterna presencia", en "Arriba España" (diario) Pamplona, 20 de noviembre de 1941)

Cine de la Falange. Arte. Historia.

sáez de las moras, cándido

Vieja Guardia de Valladolid, tras el Alzamiento dirige una de las falanges de que se componen las dos centurias que son formadas para combatir en el Alto de los Leones. Forma parte de la 1ª Bandera de la Falange de Castilla. Durante el régimen de Franco, se inclinó por la posición política de Girón y fue consejero nacional del Movimiento. Fundó en 1974 la Agrupación Nacional de Banderas de Falange al abrigo de la Ley de Asociaciones. A la muerte de Franco, estuvo cerca de Fernández Cuesta en la reconstitución de Falange Española de las JONS.

Vieja Guardia. Valladolid. Historia.

sainz nothnagel, josé

(1907-1963) Intérprete y técnico en turismo. Nació en Meruelo, Cantabria. A los cinco años, se trasladó su familia a Nueva York, donde residió hasta 1922. Tras una corta estancia en España, se trasladó a Berlín, donde residió entre 1922 y 1925, con sus abuelos maternos. En 1923 tiene ocasión de conocer el fracasado golpe de estado de Hitler en Baviera, que le impresiona notablemente. Buen deportista, toma parte en los Campeonatos Nacionales de Atletismo de Alemania. En 1925 vuelve a España donde trabaja sucesivamente como intérprete en una empresa minera de capital americano ubicada en Sotillo (Burgos); seguidamente, como empleado en la Compañía Internacional de Coches - Cama del Ferrocarril, con destino en Mallorca y como jefe de la oficina de Turismo de Toledo por oposición. En 1933 participa en la fundación de la Falange, es designado jefe provincial de esta provincia y, desde el 13 de mayo de 1934, jefe territorial de Castilla la Nueva, inicialmente solo con Toledo, Ciudad Real y Cuenca. Miembro de la Junta Política del partido. En 1935 es agredido a puñaladas por un grupo socialista cuando asiste a un mitin de Falange en Mota del Cuervo (Cuenca).

Fue desterrado de Toledo, lo que le separa del servicio. Delega la Jefatura en Pedro Villaescusa y se refugia en Madrid. El 28 de mayo de 1936 es detenido en el domicilio de José Antonio durante un registro, pero es puesto en libertad el 27 de junio, gracias a las gestiones efectuadas por el conde de Mayalde. Durante varios meses actúa como enlace entre las provincias de Murcia, Ciudad Real, Albacete y Alicante. En los días que preceden al Alzamiento se encuentras en Aragón, pero es detenido en Alcañiz, Teruel, y posteriormente liberado. De allí se desplaza a Zaragoza con Jesús Muro y posteriormente a Logroño, para reorganizar las milicias locales.

Intervino en el avance sobre Santander con las milicias falangistas y posteriormente asistió a la reunión en Valladolid de la Junta de Mando. Luego se unió a Yagüe en su avance sobre Toledo y destaca en la toma de Olivenza y el Castillo de Belvís, y el 27 de septiembre toma parte en la liberación del Alcázar.

Viaja a Alemania y a su vuelta se encuentra involucrado en los sucesos de Salamanca. Opuesto a la Unificación se le considera autor del telegrama remitido al respecto a todas las jefaturas provinciales de FE de las JONS, por lo que es detenido en 1937.

Terminada la guerra civil es designado Jefe de la Obra Sindical de Educación y Descanso, de la Delegación Nacional de Sindicatos, cuyo delegado es Manuel Valdés. Luego se desplaza al extranjero donde reside varios años apartado de la acción política. Murió en Estados Unidos.

Vieja Guardia. Hedilla. Junta Politica.

sainz rodríguez, pedro

(1897 - 1986) Catedrático, Ministro del primer gobierno de Franco, consejero de Don Juan. Jugó un papel muy activo en el largo proceso de la restauración monárquica durante el régimen de Franco, a favor de la causa dinástica de Don Juan de Borbón. Sobre José Antonio, dijo:

"A través de nuestras conversaciones, pude apreciar el buen juicio, la clarividencia y la moderación de José Antonio. Cuando en el Parlamento hacia alarde de una actitud de fuerza y de violencia era porque lo creía conveniente para el prestigio de su organización, no por ser un impulsivo incapaz de razonar. Era un hombre frío y moderado que poseía además de una simple cultura unos sólidos conocimientos jurídicos.
Siempre admiré su sentido de la justicia, pero especialmente, con motivo de un viaje que hicimos los dos a Oviedo para asistir como testigos a la boda de Serrano Suñer con Zita Polo. Hablábamos de la dictadura y de la personalidad de su padre, don Miguel, por el que José Antonio tenía una verdadera veneración, y quedé sorprendido al comprobar que jamás fue un obstáculo para nuestra amistad mi ataque público a la dictadura ni mis intervenciones enla Asamblea.
Un hombre que había acariciado el sueño de la Patria, el Pan y la justicia para todos los españoles, no conocía el rencor y mantenía esa difícil tolerancia que une los mejores esfuerzos de los pueblos en el desarrollo de sus valores permanentes".

("En las fuentes falangistas", en "ABC" (diario), Madrid, 20 de noviembre de 1986)

Monarquía. Don Juan de Borbón. Franco.

salas pombo, diego

(1918-1997) Ex - Vicesecretario general del Movimiento. Abogado, nació en Barcelona . Tras la guerra civil fue inspector nacional y secretario general del SEU, jefe provincial de FET de La Coruña, de Salamanca y d Valencia, asi como inspector nacional de Organización y Encuadramiento de la Guardia de Franco. En 1956, Arrese le nombra Vicesecretario General del Movimiento- Consejero nacional. Se integró en el proyecto de la nueva Falanfge de Fernández Cuesta. Escribió la obra "Los precursores. Ramiro Ledesma, Onésimo Redondo y Ruiz De Alda" (Barcelona, AHR). Sobre José Antonio dejo escrito:

"José Antonio es la Falange.- La Falange es José Antonio y José Antonio es la Falange. Fue su personalidad superior y egregia la que dio forma y expresión definitiva al propósito de los precursores. Fue é quien formuló de modo definitivo la doctrina" ("Lección política sobre José Antonio", en el teatro Principal, Alicante, 20 de noviembre de 1956)

Vieja Guardia. Secretaria General. Movimiento.

salazar, alejandro

(Almería, 1913 - Paracuellos de Jarama, Madrid,1936) Jefe Nacional del SEU. Curso en Almería sus primeros estudios y posteriormente en Madrid Filosofía y Letras. Ingreso en la Falange en febrero de 1934 y organizo la Falange de su provincia de la que fue nombrado Jefe Provincial. Tras el verano fue designado Jefe Nacional del SEU , sucediendo en dicho cargo a Manuel Valdés. Con Salazar, el SEU tuvo un impulso extraordinario, llegando a ser el SEU la organización estudiante mas activa e implantada de España. Esto le llevo a ser nombrado Secretario General de la Junta Política de Falange Española de las JONS, y tras la persecución y encarcelamiento de los dirigentes falangistas tras la victoria electoral de las izquierdas en febrero de 1936, ocupó la Secretaria General de Falange Española. Fue detenido el 1 de abril de 1936 ingresando en la Cárcel Modelo de Madrid. El juicio se celebró el 30 de abril siendo absueltos todos los acusados, incluido Alejandro Salazar y siendo declarada Falange una organización legal, pese a ello las autoridades republicanas ignoraron a los jueces, manteniendo a todos en la cárcel de forma completamente ilegal y, en concreto, a Alejandro hasta el 9 de noviembre de 1936. Ese día un grupo de militantes del PSOE, PCE y CNT, amparados en la "tolerancia" y con instrucciones de sus superiores, trasladó a un numeroso grupo de presos (unos 5.000) , entre ellos a Alejandro Salazar, a la localidad madrileña de Paracuellos del Jarama donde fueron asesinados.

Su opinión sobre José Antonio quedó concretada en el siguiente texto:

"Fe ciega en Azaña.- José Antonio está desconocido. Nos ha expuesto su fe ciega en Azaña. Cree que ha de conseguir realizar una labor revolucionaria nacional. Prefiero, desde luego, el Gabinete de Azaña al anterior, pues, al menos, en este hay vena grande y viva, no apocamiento y tibieza." ((Rafael Ibáñez Hernández, "Estudio y Acción". La Falange fundamental a la luz de Alejandro Salazar" (1934-1936), Barbarroja, Madrid, 1993, pp. 67-68).

SEU. Pracuellos de Jarama.

saludo

Francisco Blanco comenta el significado del saludo brazo en alto "con origen entre los iberos (utilizado y ocultado también en las primeras olimpiadas de la edad moderna) pero sobre todo usado por las formaciones de las milicias de partidos autoritarios, fue asimilado como saludo nacional a raíz del Decreto Unificador. Fue utilizado en todo tipo de actos y ceremonias e incluso incorporado al ejército, como saludo militar cuando se encontraban descubiertos. Fue suprimido en 1945, en consideración a las "circunstancias derivadas de la gran contienda han hecho que lo que es signo de amistad y cordialidad venga siendo interpretado torcidamente", explicaba la orden de la Presidencia del Gobierno.

saltuv (Sociedad Anónima Laboral de Transportes Urbanos de Valencia)

Modelo de empresa sindicalizada que asumió la de los transportes urbanos de la ciudad de Valencia, que sirvió de experiencia para otras empresas españolas y extranjeras, de las que los trabajadores y empleados eran propietarios de la misma.

"Estáis triunfando en esta empresa, que es de sus trabajadores, y de Valencia; pero con la tarea hecha demostráis que son posibles nuevos éxitos. Esto es solo una muestra de que la Empresa sindical puede unir la hermandad con la eficacia, y alumbrar una formula absolutamente nueva, y alumbrar una formula absolutamente nueva. ¿A dónde no llegaremos, tomando vuestra empresa como posible modelo? Esta gran realidad que es una empresa dirigida por sus propios trabajadores nos anima a repetir la experiencia por toda la extensión de la Patria, sabiendo que así pueden coincidir nuestros ideales con la eficacia y con el éxito. Defenderemos siempre la justa propiedad privada, pero también la propiedad colectiva, la empresa socializada, la propiedad sindical, capaz de dar fin a la lucha de clases y superar todas las dificultades." (Solís Ruiz, ob. cit. p. 442).

Empresa , Nacionalsindicalismo, Economía, Participación.

saludo brazo en alto

"En los albores del Movimiento Nacional, cuando los patriotas perseguidos caían víctimas de los enemigos de España, el cortejo de los mártires saluda precursoramente con el brazo en alto en señal de homenaje.
Falange Española adoptó como símbolo lo que era exponente del sentir popular, y al producirse la gesta se generalizaron aquellas demostraciones de respeto como manifestaciones de hermandad, de disciplina y de justicia social que conducen al engrandecimiento de la Patria.
Al fundirse en el Estado aquella organización, la savia de sus aspiraciones toma los carácteres de norma, y el saludo, que constituye en las costumbres de los pueblos el testimonio más elevado de la reciprocidad y mutuo auxilio, será forma generosa que patentice el holocausto el más sublime de los ideales y el destierro de una época del positivismo materialista.

En su consecuencia:

DISPONGO:

Artículo Primero.- Se establece como saludo nacional el constituido con el brazo en alto con la mano abierta y extendida, y formando con la vertical del cuerpo un ángulo de cuarenta y cinco grados.
Articulo segundo.- Al paso de la enseña de la Patria y al entonarse el Himno o Cantos Nacionales, en los casos previstos en el Decreto número 228, se permanecerá en posición de saludo.
Artículo tercero.- El personal del Ejército y de la Armada conservará su saludo reglamentario en los actos militares.
Dado en Salamanca, a veinticuatro de abril de mil novecientos treinta y siete. Francisco Franco.

salvador merino, gerardo

Se ha repetido que el fracaso político de la revolución falangista se debió a tres acontecimientos históricos perfectamente localizados, como fueron el Decreto de Unificación, que marginó al poder falangista en plena guerra civil, al postergar a sus dirigentes de la dirección administrativa del Movimiento; la persistencia de la facción monárquica borbónica en la urgente restauración dinástica, con la presión ejercida a través del generalato, y la destitución y descrédito desencadenado sobre la figura de Gerardo Salvador Merino, como Delegado Nacional de Sindicatos, que eliminó de raíz la posibilidad de articular el sistema sobre las bases de un sindicalismo falangista. Todo lo que sucedió a estos tres pasos, no fue mÁs que un remedo revolucionario, dócil a los mandatos de Franco, que dejo en manos de funcionarios del partido el funcionamiento de la mÁs poderosas maquinaria revolucionaria con que contó el Estado español en toda su trayectoria. La crisis política de mayo de 1941 quedó resuelta con esta medida contra Salvador Merino.

Es cierto que su actuación, desde un principio, suscitó el recelo de amplios sectores conservadores del régimen. Incluso en el seno del partido se calificaba como radical su actuación. Uno de los errores fue aquella manifestación de fuerza política desplegada en el paseo de la Castellana de Madrid, con la movilización obrera del desfile de la Victoria, a imitación de las grandes manifestaciones sindicales nazis.

La familia militar se sintió agredida por la espalda con aquella exhibición, que fue considerada como una provocación. Varela amenazó con terminar con la carrera de Salvador, quien enseguida empezó a sentir las trabas que interponía la Administración a sus proyectos. Serrano le ofreció la cartera de Trabajo, que no aceptó a no ser que le ofrecieran Interior o la Secretaria General del Movimiento, puntos neurálgicos del poder político.

(1908-) Notario, nació en Herrera de Pisuerga, Palencia. Vivió en Galicia varios años, fue socialista cuyo partido abandonó cuando sus compañeros intentan asesinar a su padre, por su filiación derechista, en cuyo atentado muere la madre de Merino. En 1934 se afilia a Falange por influencia de José María Alfaro y Dionisio Ridruejo, compañero suyo en la Universidad de los Agustinos de El Escorial. Entre los dos se fraguó una gran amistad, a pesar de que Salvador era menor de edad. La opinión sobre él de Ridruejo fue esta: "Era uno de los rebeldes del Colegio. Apasionado y frío, audaz y cauteloso -seductor en ambos extremos - que con frecuencia caracterizan al político natural" ("Casi unas memorias... pag. 151). Había militado en el PSOE en los primeros años de la República. "Salvador se separó de este partido por un trágico azar. Sus compañeros socialistas de Herrera de Pisuerga atentaron contra su padre, que allí era presidente de la CEDA, y por error, mataron a su madre (3.V. 1933). Esto le llevó a apartarse de la política. Al estallar la contienda se incorporó a la columna expedicionario gallega que avanzó sobre Asturias. Tras unos meses en el frente, en 1937, fue nombrado jefe provincial de la Coruña. Se puso a la tarea con decisión, orientándose por la línea de los falangistas radicales.

"... en Mayo de 1936, Merino organizó en La Coruña un acto al que llamó a intervenir a Yagüe. Merino fue cesado por aquel incidente, que le proporcionó un gran prestigio político. Se volvió al frente y estudió desde entonces el arte de la discreción política" (Luis Suárez, "Franco...", T. III, pag. 15).


Ganó las oposiciones de notario en 1935, logrando una plaza en La Coruña; en 1938 fue nombrado Delegado Nacional de Sindicatos, donde empieza a elaborar un sistema sindical de participación y de poder, que suscita recelo en la derecha tradicional, lo que le enfrenta casi con la totalidad del régimen establecido tras la Unificación. Es acusado de haber pertenecido a la masonería y es denunciado por ello y cesado en la Junta Política a petición de Esteban Bilbao y Demetrio Carceller. Merino, a su regreso del viaje de novios, es detenido, cesado en su cargo, expulsado de FET y deportado a Baleares. Tras cumplir el destierro se aparta de la política, en los años sesenta y setenta es director gerente de la empresa Motor Ibérica. Escribió "El sindicalismo de la Falange", Madrid, Ed. Viuda de Navarra, 1940).

. . .

"La falta de preparación de los falangistas para resolver los problemas técnicos que planteaba la organización de un sistema sindical constituye un grave obstáculo para los planes de Merino. Se rodeó de un equipo de colaboradores a los que tuvo que formar personalmente para que constituyeran los cuadros de la futura organización sindical. Escogió hombres activos, algunos de los cuales no eran falangistas sino que procedía de distintos campos políticos, y juntos pusieron manos a la obra.

Al ser nombrado Delegado Nacional de Sindicatos, Merino llevaba consigo un equipo tan brillante que sus componentes llegaron a ser ministros: tres con Franco (Carceller, Sanz Orrio, Sánchez Arjona y Miguel Primo de Rivera), y el cuarto, con la Monarquía (Areilza) (J. M. García Escudero, "La política..." , pág. 74.


Sobre José Antonio, escribió en "Arriba": "José Antonio dio la orden de que se creara la C.N.S. (Central Nacionalsindicalista). Importaba entonces al Fundador de la Falange presentar, frente a los cuadros marxistas, la fuerza enérgica de una pequeña fracción de sus filas. No hacia con esto José Antonio mella en su doctrina fundamental de los Sindicaos verticales, pues sabía bien que tácticamente importaba entonces ofrecer, frente al odio, frente a la masa marxista, el núcleo también obrero, también proletario de unos falangistas ganados por la doctrina salvadora. Necesitamos hoy ganar para las ideas nacionalsindicalistas sectores patronales como entonces fue necesario ganar sectores obreros. (...) Hostiles eran entonces a la Falange las masas marxistas; hostiles son hoy a la Falange las masas patronales, con hostilidad de muerte. No nos querían entonces los marxistas y nos declaraban la guerra a muerte, sin cuartel, en las esquinas y luego en las trincheras, y no nos quieren hoy los capitalistas y nos declaran la guerra encubierta en las encrucijadas de la política y en el campo abierto de la lucha internacional. Pero, frente a unos y frente a otros, levantamos una sustancial verdad: la Falange aspiraba entonces y aspira ahora a ser el único movimiento popular jerarquizado que siente y sirve como ningún otro la idea de la justicia social" ("La Falange celebra el aniversario fundacional de sus Sindicatos", en "Arriba" (diario), Madrid, 29 de octubre de 1940)

Sindicatos. Guerra Civil.

sánchez agesta, luis

(1914) Catedrático. Su anticipación sobre José Antonio quedó fijada en estas palabras:

"Habría saludado con alborozo el nacimiento de una conciencia europea.- Hay palabra suyas que resisten el tiempo porque son como geniales adivinaciones. Vivió el anhelo de una justicia social y amó a España con un amor entrañable, que no era ciego para sus defectos ni para las desfallecencias del pueblo español.

Sintió toda la grandeza de una misión histórica de España, sin caer en el error del nacionalismo, que es concebir la Patria al servicio de una misión universal, que trasciende los egoísmos particularistas.

Sin duda, había saludado con alborozo el nacimiento de una conciencia europea y una conciencia humana, universal, de justicia, que es uno de los signos más distintivos de nuestro tiempo, y habría reclamado en la Comunidad de Europa y en la Comunidad universal un puesto de servicio de honor para la política española" ("Carta a los jóvenes de España", en "Arriba" (diario), Madrid, 20 de noviembre de 1966)

sánchez albornoz, claudio

(1893 -1984) Historiador y ex Presidente de la República en el exilio. Nadie como el historiador pudo dejar establecida la entidad del fundador.

"Doy fe.- Dos diputados, situados muy lejos en el cuadrante político del momento, han pronunciado sendos discursos durante la discusión del proyecto de reforma agraria en las segundas Cortes de la República. Se encuentran, poco después, sentados ante dos pupitres vacíos corrigiendo las copias taquigráficas de sus dos oraciones parlamentarias. Uno pertenecía al Partido de Acción Republicana, que presidía Azaña. Otro acaba de crear la Falange Española. Había aprobado éste parte de las ideas del otro. Charla intrascendente entre ambos.

El primero dice al segundo: "Si continúa por el camino que le he visto avanzar esta tarde, va a desilusionar a las derechas españolas que le siguen". "Albornoz -le replica - lo sé y hasta he podido comprobarlo. Desde que he girado a la izquierda, me han suprimido la subvención con que antes favorecían mis campañas"

Doy fe de la autenticidad de este diálogo y de estas palabras de José Antonio."

"Era un hombre resuelto, inteligente, cuyo mas grave inconveniente fue siempre su apellido. Fue una torpeza fusilarlo. El hubiera modificado, en alguna medida, el curso de las cosas. Pero la guerra fue un enloquecimiento, una oleada de sangre que se nos subió a todos ( a unos y a otros) a la cabeza. Una locura colectiva. Ustedes deben evitar que se repita".

("Anecdotario político", Planeta", Barcelona, 1976. p. 181.)

José Antonio. República.


sánchez creus, fernando

Abogado, nació en 1924, en Barcelona, Secretario Técnico Sindical, procede del Frente de Juventudes de Murcia, donde desempeño diversos cargos sindicales y laborales. Fue nombrado Director de Mutualismo Laboral y desempeñó la Secretaria del Congreso Sindical Nacional, director del Centro de Enseñanzas del Instituto de Estudios Sindicales; participó en la elaboración de la Ley Sindical. Procurador Sindical en la X legislatura. Fue Director General de Planificación Social y Secretario General Técnico del Ministerio de Trabajo. Retirado a su vida privada, se ocupó en la consultoría de empresas. Pertenece a "Plataforma 2003"

sánchez dragó, fernando

(1936 - ) Escritor, periodista, critico y polemista, es autor de una extensa obra histórico-literaria, que él mismo ha vivido en intensos periplos alrededor del mundo, a la busca de mundos mágicos sobre los que reavivar el misterio del hombre. Ha buscado siempre la verdad de las cosas, sin temor alguno a los estereotipos que atrapan la realidad y haciendo frente a cuantos desvirtúan oscuramente la calidad de los seres. Así, sin titubeos, tuvo la gallardía de proclamar su admiración sobre José Antonio con estas palabras:

"Que no me duelen prendas a la hora de comprometerme con la verdad ( y la verdad es, en este caso, lo que la cabeza y el corazón me dicen); el españolito con más gancho - con más misterio, con más duende, con mas ángel - de esta terrible centuria que ya se acerca a su fin se llamaba, y se llama, José Antonio Primo de Rivera. Urge sacar del olvido a este personaje, a este heredero de Hércules y de Ruy Díaz de Vivar, a este sumo sacerdote - el último, seguramente - de la religión del iberismo. Quizá su ejemplo pueda darnos una pauta y una llave para abrir la oscura puerta del futuro. (...) y sigo yo pensando, con el mismo nudo de amor y de angustia en la garganta, que José Antonio es el español más interesante ( y más desaprovechado) de esta terrible centuria que ya se acerca a su fin" ("La dragonetea", en "Epoca" (revista), Madrid, 15 de abril de 1991).

Escritores. Intelectuales. Cultura.

sánchez mazas, rafael

(Madrid,1894 -Madrid 1966) Vivió con su familia en Bilbao durante toda su infancia y su juventud. Estudio Derecho en la Universidad Central y en el Real Colegio de Estudios Superiores de Maria Cristina en El Escorial, bajo la dirección de la Orden agustiniana. Desde muy joven, quedó prendido por la cultura romana, lo que le impulsó a integrarse en la Escuela Romana del Pirineo, creada y dirigida por jóvenes escritores, que editan la revista "Hermes". Con este grupo, formado entre otros por Eguillar, Mourlane, Zuazagoitia y Basterra forman la tertulia del Café Lión d'Or. Durante su estancia en El Escorial escribió "Pequeñas Memorias de Tarín", que fue publicada por fascículos en la revista estudiantil del colegio "Nueva España", que él dirigía. Al regresar a Bilbao, volvió a la tertulia a la que asistía Unamuno, familiar suyo, Areilza y Mourlane. Entonces comienza a colaborar en el diario "El Sol", del que fue nombrado corresponsal en Italia y, a continuación, en Marruecos, donde consigue el Premio Nacional de Cronistas de Guerra, en 1921. Seguidamente comenzó a trabajar en "ABC", tanto en Roma como en Madrid, tras esta etapa vuelve a "El Sol". Con el seudónimo "Persiles", publica "La política religiosa. España-Vaticano. Encuentros con el capuchino". Entra en la Falange y colabora con José Antonio, encargándose desde 1933 de la retórica y estilo de la Falange. En 1934, se entrevistó con Hitler, del que se manifestó consternado: "...el hitlerismo no es fascismo. Es antifascismo, la contrafigura del fascismo, el hitlerismo es la última consecuencia de la democracia, una expresión turbulenta del romanticismo alemán. En cambio Mussolini es el clasicismo, con sus jerarquías, sus secuelas y, por encima de todo, la razón". Al proclamarse el Alzamiento se refugio en varias embajadas hasta que fue detenido y canjeado pasando a zona nacional. Fue Ministro en el primer gobierno de Franco, miembro de la Junta Política y Consejero Nacional. Su producción como escritor y periodista fue muy amplia y positiva. Su mayor aportación fue "La Oración por los Caídos de la Falange", una pieza literaria muy valorada por cuantos la conocen. Pasó a zona nacional donde fue nombrado consejero nacional y miembro de la Junta Política. Franco le nombró Ministro de Cultura y, se cuenta, que nunca fue cesado, ya que por los grandes retrasos en asistir a los consejos de ministros, el Caudillo mandó que retiraran su sillón y le tuvo de pie a la última sesión a la que asistió, que al finalizar Franco le dijo que"No era necesario que volviera más". Y así se canceló su carrera política. Escritor y académico, es autor de "Pequeñas memorias de Tarin", "Cuatro lances de boda" y , en cuanto a contenido político, "Fundación, hermandad y estilo".

Sobre José Antonio, dejo escrito:"Un patriotismo dirigido a la finalidad.- José Antonio ha sido el primer político, el primer conductor, fundador y pensador español, que de una forma clara y resuelta vino a oponer el concepto de un patriotismo dirigido a la finalidad, contra un patriotismo deducido de la causalidad.

No es que negase la causalidad en la Historia. La causalidad acompaña pero no guía. Guía el fin. La Historia es historia de fines en su grado más alto: espirituales, morales, universales, religiosos. La Patria no existe ni opera ni se guía ni se justifica por tal o cual causa, sino para tal o cual fin. La convergencia hacia este fin, hacia esta gran misión española exige, sobre el carácter, la armonía operante, esperanzada y ambiciosa de los hombres, las clases y las tierras de España.

La Patria no es una tradición vuelta hacia atrás, sino una misión movida y empujada hacia delante por la sucesión de las generaciones; una patética solidaridad de vivos y muertos y de todos los que nacerán, porque a cada momento ella debe ser la conciencia actual de los antepasados y de los descendientes y ella mueve toda nuestra acción como responsabilidad frente al futuro.

José Antonio era mucho mas que un político. Por eso él pudo, con su escasa hueste y sus cortos años de acción, lo que los políticos ya no podían y lo que en España nadie podía. Su idea de la Patria es la más alta y más pura que los españoles, y aún la gente de toda Europa, haya conocido. José Antonio implicó el amo de la Patria con las fibras más sensibles, poéticas y proféticas del corazón, con as ideas más elevadas y cristalinas del entendimiento, con los fines más nobles y generosos de la voluntad.

Vivió solamente para sus ideas y, lo que no siempre sucede, murió por las ideas que había defendido y difundido, por una armonía superior, por una armonía libertadora de las gentes hispanas. Adoró, sobre todas as cosas, la unidad, la armonía del canto platónico, sustento de los cielos y de las almas, música necesaria, concordia, amor que mueve el sol y las estrellas. En verdad os digo, camaradas: para sus ideas vale la penas de vivir; por sus ideas vale la pena de morir". ("Idea de la Patria en José Antonio", conferencia en la Lonja de Valencia, 20 de noviembre de 1955, publicada en "Arriba"(diario), Madrid, el día 22)

Eugenio Montes le dedicó un prólogo excelso en su libro "Hermandad y estilo", que merece la pena ser incluido en esta biografía:

"Con pelliza de pastor y pantalón agujereado de balazos. Y ese color centeno de extremeño, duro de hueso e increíble de alma, he aquí, milagroso y cierto, a Rafael Sánchez Mazas... A Sánchez Mazas, el más antiguo falangista de todos los vivos y a la par el más nuevo, porque llega casi resurrecto del otro mundo, después de un viaje dantesco por países de sueño y pesadilla, con prisioneros, barcos fantasmas, cárceles en el mar y en la tierra firme, insomnios, hospitales, y al término de la noche y de las lunas, el encuentro alborozado con nuestras tropas, libre por fin, en el lugar y el momento en que, a la sombra azul del Pirineo, se libera España.

Tan feliz como Ulises tras el largo viaje, náufrago de tierra firme, salvado por sí mismo. Por el destino de la Patria que le necesitaba en la hora del laurel y el triunfo, ella que lo tuvo a la hora rara de la fundación y el principio. Salvado por su propio destino personal, que quizá le sometió a tan terribles pruebas para que uno de nuestros mejores espíritus en el orden del pensamiento se completase cabalmente como vencedor del desorden, de la pasión y de la acción.

El primero en la teoría tenia que se también el primero en los méritos del sufrimiento, el riesgo y el temple; curtido de soles, de lluvias, de rocíos, de adversidades que hubieran acabado con quien no fuese, como él, nada menos que todo un hombre.

Cárcel de Madrid con José Antonio que le tuvo a su lado cuando la Falange aún no estaba bautizada, cuando aún buscábamos nombre para lo que era idea platónica, arquetipo, esquema. Cárcel de Madrid, con colaboración entre los dos amigos inseparables. Rómulo y Remo de la nueva - eterna - romanidad de España, En los primeros días, en que la gran bestia, entonces dominante, se apresuró a poner la lluvia de la reja ante los ojos de quienes había columbrado y profetizado el amanecer y el vuelo de la Patria, para quitarles la alegría de asistir al resurgimiento y contempla la perfección de su propia criatura andante. Una salida en las semanas anteriores al Movimiento, y ya, tras el 18 de Julio, la aventura de las esquinas y los escondidos, con los esbirros rojos siguiéndole las huellas. El refugio en una Embajada, guiado por su ángel, huye a un patio, sube no sé qué escaleras y se encuentra, sin saber cómo - en la casa de un caballero que le da hospitalidad y amparo. Luego otra Embajada -la de Chile - gran hospedería del dolor paciente. Allí Rafael hace fecunda la espera esperanzada escribiendo meditaciones sobre temas místicos y una narración imaginaria. Y, para tonificar y adoctrinar a los demás refugiados, da conferencias, y aun le hurta horas al descanso y la noche para completar la doctrina de la Falange, en la actual ha sido quien más puso, aparte José Antonio, impar entre pares.

Rafael Sánchez Mazas. ¿Recuerdas? Fue en tu casa donde juntos, José Antonio, tú y yo, dijimos, unánimes y al unísono: "Se llamará Falange". Era un balcón abierto sobre los collados de la Moncloa. Oíamos, tenue aún, pero ya irrecusable, el corazón profundo de España en primavera, y el aire nos traía, con el eco de un siglo, los gritos goyescos de aquellos fusilados por las Brigadas Internacionales, reos del delito de querer la independencia de España. Cinco años después, victimas y vencedor, de otro fusilamiento goyesco, con el traje agujereado por las balas de los mamelucos, cuando España, más triunfadora que en 1808, logra salvar su independencia, derrotar la Revolución extraña y hacer su propia Revolución, que ha de darle forma y norma a su destino. Profeta en tu patria, hoy puedes ver en madurez - sonrisa y pan -la espiga de la semilla que sembraste hace cinco años. Tú, que ayudaste a traer la primavera, ayuda ahora al estío, granado en verso y sangre". (Eugenio Montes "Pórtico a "Fundación, Hermandad y Destino", de Rafael Sánchez Mazas. "Ediciones del Movimiento", Primera edición, 1957)

Escritor. Poeta. Fundador de Falange Española.

sánchez - silva, josé maría

(1911-2002) Escritor y periodista. Uno de los mas insignes escritores de la Falange, autor de obras inmortales, que han pasado a la Historia de la Literatura, como "Marcelino, pan y vino", merecedora de gran premios y universalizada como uno de los films clásicos del cine infantil. Escritor, periodista y guionista cinematográfico Como periodista se formó en la escuela de "El Debate". Afiliado a Falange, dirigió el suplemento literario de "Arriba". En 1943 recibe el Premio Nacional de Literatura y en 1945, el Premio Nacional de Periodismo. En 1946 viaja por Italia. Tras la muerte de Franco, colabora en "El Alcázar". Fue autor de diversas obras y de filmes.

. . .

"Habíamos terminado de cenar hacía mucho. Entonces me levanté, fui a mi estudio y regresé al comedor con un libro. Iba a leer a los míos el testamento de José Antonio.
Mi mujer estaba sentada a mi izquierda , mi hija a mi derecha y el chico enfrente. Y, mientras leía, me parecía que también José Antonio mismo estaba sentado a la mesa, escuchándome, quizá al lado de mi hijo soldado, que pertenece a la Divino Acorazada, la de Zamalloa. Avanzaba la lectura y yo pensaba, por debajo de ella, o, tal vez, por dentro, por algún oculto lateral, como puede ocurrir cuando se lee algo muy conocido, que José Antonio es también como un hijo mío. Mi hijo más grande, claro. Del mismo modo que España es, en cierto sentido, nuestra madre, también, de cierta manera, es nuestra hija ¿verdad? Así veía yo a José Antonio anoche, como hijo mío. Como un hijo insuperado, como un hijo que ha sabido conquistar la difícil admiración de sus mayores en la historia y en la duración.

Cuando terminé la lectura, hube de quietarme las gafas, que es tan molesta y deprimente. Mi mujer lloraba en silencio y los ojos azules de mi hija, un poco cándidos, me pareció que aparecían como debajo de un agua marina. El chico miraba al vacío, entre los hombros de mi mujer y los míos.

Es siempre maravilloso - dijo mi hija.

No contesté; prefiero que la realidad sea, al mismo tiempo, maravillosa para ellos. Repuse el libro y me despedí. Mas tarde mi mujer me dijo que el soldado había abierto el balcón y paseado un buen rato a solas, fumando a oscuras, por la pequeña terraza. Presté un poco de oído. De la calle, como gustan decir los literatos, no subía ningún ruido especial, ninguna luz especial. No subía nada, en verdad. La noche quizá se había quedado sin mucho significado. O se había llenado de significado. Los jóvenes dirán; los jóvenes, con vuestros ojos nuevos, dirán cual es el significado de la noche"

("Arriba" (Diario), Madrid, 22 de noviembre de 1960)

Cultura. Intelectuales. Prensa. Cine.

sanjurjo, general

Una de las primeras figuras del Ejército español, autor del intento de golpe de Estado del 12 de Agosto de 1932, tenía en gran estima a José Antonio, a quien había conocido de niño y de muchacho. José Antonio y Sanjurjo sostuvieron frecuente correspondencia y conversaciones. Precisamente en el proceso de Alicante contra José Antonio salieron a relucir unas cartas cruzadas entre ambos estando el General en Alemania y a su regreso a Lisboa, después de la amnistía que le libró del infamante penal del Dueso. Cartas que me ha sido imposible conocer, pero que deben existir, al menos en parte, en el archivo del General.

Por cierto que esta amistad ha sido desconocida por algunos, que - con muy pocas piadosa intención - aseguraban que el General Sanjurjo había impuesto como condición para sublevarse hacerlo únicamente con los tradicionalistas navarros y el Ejército. Las palabras de Franco - cuya identificación con Sanjurjo es conocida - son el mentís más rotundo a aquellas insinuaciones, que vieron al luz en algunos periódicos, entre otros en "El Alcázar de Toledo", en un largo artículo con ocasión del primer aniversario de la muerte del glorioso General. No tengo a mano la fecha, pero debe ser en los números entre el 20 y 3l 30 de Julio de 1937.

Igualmente se quiso suponer al General Mola en desacuerdo con José Antonio. Alguna vez tendré ocasión de referir lo que oí al General respecto a ello". (Ximénez de Sandoval, op. cit. pag. p .78).

Ejercito. Alzamiento.

santamarina, luys

(1898, Santander-1980, Barcelona) Escritor y periodista. Luis Gutiérrez Santa Marina nació en Colindres, Santander, el 4 de Enero de 1898. Uno de los grandes prosistas de la Falange y un excelente poeta. Uso el nombre de Luys Santamarina. Publicó inicialmente "Tras el águila del César" y dirigió la revista literaria "Azor". Colaboró en la Peña Ibérica, donde conoció a Manuel Valdés, con los que, en 1933, pone en funcionamiento la Peña Social Hispánica, futuro núcleo de la Falange barcelonesa. Fue jefe provincial de la CONS y jefe local Del SEU de Barcelona. Dirigió la huelga de estudiantes y el asalto al Paraninfo de la Universidad donde se habían hecho fuertes los estudiantes independentistas. Al proclamarse el Alzamiento se presentó en el cuartel de Pedralbes al mando de una de las centurias de Falange que alli se concentraron. Tras el fracaso del Alzamiento en Barcelona fue detenido, juzgado y condenado a muerte. Se inició entonces el itinerario por las cárceles y checas republicanas: "Vapor Uruguay", en el Puerto de Barcelona; "Castillo de Montjuich", Cárcel Modelo, Prisión de Inadaptados de Sabadell, Penal de Figueras, Prisión de Inadaptados de Vich, Cuartel de Ausias March, Penal de Chichilla, en Albacete, Cárcel de Mislate en Valencia y Cárcel de los Reyes en Valencia. Con tres condenas a muerte y a la espera de la ejecución, tras dos años y medio de cárcel, amotinó a presos de la cárcel de San Miguel de los Reyes, en Valencia a la esperas de las tropas nacionales. Terminada la guerra fue nombrado Presidente del Ateneo de Barcelona, director del diario "Solidaridad Nacional" y Consejero Nacional del Movimiento. Falleció en la Ciudad Condal en 1980.Su obra la podemos encontrar reunida en dos libros fundamentales: "Primavera en Chinchilla" (1939) y "Halladas (1940). Uno de los aspectos más renovadores y a la vez más tradicionales y a la vez más tradicionalista de la poesía de Santa Marina es su preocupación estética y tremendista que entronca directamente con un cierto renacimiento español y la poesía hermética olvidada de los clásicos. De ahí su gusto por los poemas heráldicos y de ambiente medieval. Santa Marina es un puente entre la vanguardia y la tradición, entre los nuevo y lo clásico, entre lo exquisito y lo bárbaro. También encontramos algunos de sus versos en los diversos libros en prosa que publicó hasta la fecha de su muerte, en Barcelona el 14 de Septiembre de 1980. De su obra, seleccionamos los siguientes poemas:


"Primavera en Chinchilla"

Los trigos verdes
movidos por el viento,
mar con nordeste.

Verdes, risueños,
los trigos y sus ojos,
sueño despierto.

Largos barbechos
Entre los trigos verdes,
Fulvos acechos.
. . .

ADIÓS A LAS ARMAS

Cuando esto se acabe, volveré a mi vida,
Ya no sé lo que de ella quedará;
mas no podrá faltarme cielo arriba
y tierra para andar ....

Cuando esto acabe, volveré a mi pluma,
marchita el alma, algunos años más,
Ars longa, vita brevis... Cae la tarde
¡no hay tiempo de soñar!

Hice lo que debía. Terminada
mi guardia, entrego consigna y afán.
Digo adiós a las armas; melancólico,
veo nuevas Falanges avanzar

de donde nace el sol, y allí, al ocaso
brazos en alto, impasible ademán -,
severos gloriosos, nuestros muertos
con quienes - vivos - partí vino y pan
(De "Halladas")

. . .

LA CANCIÓN DE LOS VIEJOS CAMARADAS

Del 33 al 47
van catorce años, si cuento bien,
mucho ha llovido desde entonces,
mucho ha caído, mucho está en pie,
mucho ha caído como las hojas
que sirvieron cuando fue su vez...
Quizá justo sea
pero sólo sé
que cada cuatro
cayeron tres.
Eran locos, violentos,
Algo perdularios, ¿y qué?
ni temían ni debían
y todo lo afrontaban en pie
más cuando los irreprochables
- carrerita y mucho quinqué -
chaqueteaban y se escondían,
ellos se fueron con él,
y a fuerza de ir a la fuente
de cuada cuatro cayeron tres.

Y los prudentes y los sensatos
cual siempre tiesos quedaron en pie
es lo de siempre, claro está,
pero esta vez
fue porque de cada cuatro
cayeron tres.

Lo veo a veces, serios amargos,
otras riendo, con o sin mujer,
pero en sus ojos - ojos de antaño -
veo no tiene nada que aprender
de esos caimanes que venir las ven,
porque palacios, templos y fábricas
- ellos lo saben bien, y bien -
se alzaron sobre los huesos
de esos tres, y otros tres, y otros tres.

(De la selección de Javier Onrubia en "La Nación", 7.IX.1988)

. . .

"Mucho nos enseñó. Fue lo primero
juntar los derramados por el suelo
sagrado, en escueto haz -acero y vuelo -
desdén por todo lo perecedero.

Y nuestro amargo barro y altanero
aceptó el arduo yugo, y el desvelo
de la noche estrellada, y el anhelo
de abnegación con hito de lucero.

Y pasó el tiempo eterno y breve. Un día
subió a lo alto a contemplar España
total, inmensa -solana y sombría -

Y con su fin transustanció la huraña
y señera soberbia en templo ardiente
a la obediencia o mando indiferente."

(Luys Santa Marina "Hacia José Antonio")

De José Antonio, escribió este texto:

"Clasicismo español.- El clasicismo formal de sus escritos y discursos, salta a los ojos; su anhelo de claridad y la pasión contenida, son indudablemente reflejo de una rigurosa formación espiritual y estética que nos hace pensar en los grandes estoicos, en Epicteto y en Marco Aurelio sobre todo, pero con una abundancia del corazón que pugna por romper los rígidos moldes y una sonrisa que suaviza la severidad del gesto.

Ambas cualidades son tan españolas, que si no temiese ser mal interpretado diría que el clasicismo joseantoniano es un clasicismo español. Y digo mal interpretado porque esas palabras evocan sin querer el Siglo de Oro, y no es tal mi intento, sino indicar con ellas la serena actitud española frente a la vida y frente a la muerte. Desde los cántabros enconando cánticos de victoria en las cruces romanas, hasta el camarada que cayó sonriente y con una frase ingeniosa y cordial en los labios -pasando por los ilergetes suicidándose sobre su jefe muerto -, corre el mismo raudal de espíritu, sereno pero no triste y jamás afectado ni enfático, cual "el estoicismo de nuestro Séneca, que es todavía una actitud intelectual sin efusión" ("Veinte años nada son en el recuerdo", en "Arriba" (diario), Madrid, 20 de noviembre de 1959)

. . .

"El 28 de agosto de 1934, el Consejo Nacional de Falange Española de las JONS tiene ya dos representantes, consejeros por Cataluña: Son Roberto Basas Figa y Luys Santamarina. Las afiliaciones a Falange que consigue Luys Santamarina en Cataluña son de distintos orígenes que, sin embargo, coexisten a la perfección; intelectuales por un lado, desengañados obreros, cenetistas y curtidos ex - legionarios por otro. También se constituye una Sección Femenina que dirigirá Sabina González (bastantes años después suegra de Santamarina) Al principio son muy pocos los militantes de Falange en Cataluña, pero a partir del fracaso de la revolución socialista de Octubre de 1934, comienzan a crecer el número y a perfeccionarse en organización".

(J.L. Gordillo, "Luys Santa Marina" (Notas de vida y obra), Ed. A.M. Madrid 2002, p,47.)

Poesia. Cataluña. Guerra civil.

santos jalón, lamberto de los

Ingeniero de Caminos. Fundador del primer núcleo de la Falange murciana, de cuya Jefatura Provincial rehúsa no obstante hacerse cargo. Destinado a la Confederación Hidrográfica del Segura, en entero de 1935 es enviado por su empresa a Navarra, a la comarca de Las Bárcenas, donde logra constituir de forma autónoma un pequeño grupo de falangistas, en su mayor parte trabajadores, que pone luego en contacto con la Jefatura Provincia. Posteriormente se traslada a Madrid, formando parte de la Primera Línea. Tras el Alzamiento, lograr pasar a zona nacional, donde conoce la noticia de la muerte de su hermano y del fusilamiento de su padre por las autoridades franquistas. Es nombrado por Hedilla jefe provincial de Logroño y consejero nacional. Enviado por Miguel Merino, acude a San Sebastián para buscar apoyos contra la Unificación. Es descubierto, detenido y condenado a pena de muerte, pero la pena le es conmutada por la de reclusión perpetua. Tras obtener el indulto, ocupó algunos cargos sindicales.

sanz-bachiller izquierdo, mercedes

(1911-) Desde febrero de 1931, es la esposa de Onésimo Redondo. Se exilia con su marido en 1932, tras el fallido golpe de Estado de Sanjurjo. Comienza a involucrarse en la vida política cuando su marido es detenido por el Frente Popular. Enviuda en los primeros días del Alzamiento, al ser asesinado Onésimo en Labajos (Segovia), el 24 de Julio de 1936. Se encarga de la Delegación Provincial de la Sección Femenina de Valladolid. Es cuando funda el Auxilio de Invierno, precursora del Auxilio Social, obra benéfica para ayudar a los huérfanos de la contienda y que desarrolla una meritoria labor, reconocida por Hedilla, que la ayuda a extenderla por toda la zona nacional, favoreciendo a los hijos de los caídos o desparecidos de los dos bandos. Fue designada consejera nacional y se cuenta los enfrentamientos que tuvo con Pilar Primo de Rivera.

A finales de 1939 se casa con el antiguo jonsista Javier Martinez de Bedoya, colaborador suyo en la creación y consolidación de Auxilio Social. Girón la designó para dirigir la Obra Sindical de Previsión Social, cargo que ocupó hasta finales de los años sesenta. Dirigió una campaña para fomentar la representación femenina en el llamado "tercio sindical" de las Cortes. Finalmente, abandonó toda acción política.

Auxilio Social. Sección Femenina. Onésimo Redondo.

sanz orrio, fermín

(1901-1998) Abogado del Estado, ex ministro de Trabajo, procede del carlismo, estudio Derecho en Valladolid y Madrid, donde toma contacto con el SEU, al que se afilia en la primera hora. Fue designado jefe local de Pamplona y subjefe provincial de Navarra de FE de las JONS. Sucesivamente gobernador civil de Baleares, Guipúzcoa y Cádiz, delegado de Sindicatos en Navarra, Barcelona y Madrid y vicesecretario nacional de Obras Sindicales. En 1941 es nombrado Delegado nacional de Sindicatos, cargo que ocupa hasta 1951. En 1957 es nombrado Ministro de Trabajo, en sustitución de Girón, Crea la Dirección General de Empleo. Cesa en 1962 y es nombrado embajador en Pakistan, Filipinas y China. Fue Presidente del Banco de Crédito y vicepresidente de las Cortes. Miembro de la Real Academia de Jurisprudencia. Escribió "Los sindicatos españoles. Una creación para el mundo" (Madrid, CIPOS de la DNS, 1948) "El jurista y la arquitectura institucional. Discurso" (Madrid, Real Academia de Jurisprudencia y Legislación, 1964).

Su opinión sobre José Antonio fue esta:

"Yo estaba excedente en el escalafón de abogados del Estado, por no haberme incorporado a las Palmas y a Lérida, sucesivos destinos, que el ministro del Frente Popular me designó. Mi tarea abogacil abarcaba, lo que era lógico en un militante, la defensa de los camaradas perseguidos en Navarra y fuera de ella, y en este menester correspondía asiduamente con Antonio Rodríguez Jimeno. En general estábamos en buenas relaciones con el Requeté. De tal modo, que al ser clausurado nuestro local de la calle Mayor, 41, utilizamos el Círculo tradicionalista pamplonés, con algún breve interregno. Nuestra amistad era persistente: yo mismo procedía de familia carlista y dos de mis hermanos cayeron en la guerra combatiendo en Tercios de Requetés" (Testimonio de Fermín Sanz Orrio, ex - jefe local de Pamplona y ex - subjefe provincial de Navarra, citado por M.G. Venero, op cit p. 122.)

Sindicalismo. Trabajo.

sanz puyed, mercedes

Agricultora, nació en Tarragona en 1915. Vieja Guardia de la Falange, durante la guerra prestó servicios en primera línea y retaguardia en misiones encomendadas a Sección Femenina. Fue Delegada Provincial de la S.F. en Tarragona, Procuradora en Cortes y Consejero Nacional del Movimiento. Directora de la Escuela de Mandos en el "Castillo de la Mota". Dirigió la explotación agrícola "Las Mercedes" en Huesca.


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
 

sección femenina

La Sección Femenina de la Falange Española surge desde el primer momento de un modo espontáneo a partir de la convocatoria que el 29 de Octubre de 1933 lanza José Antonio, Ruiz de Alda y García Valdecasas en el mitin del Teatro de la Comedia. Surge de manera informal, conjuntamente con la juventud que se congrega bajo las nuevas banderas.

Entre esta juventud que siguió a José Antonio se afilian algunas mujeres, muy pocas en un principio, solo siete que quedan encuadradas como estudiantes en la naciente organización. Enseguida se las convoca para misiones específicas, a raíz de las persecuciones que se producen contra los falangistas en toda España. Los sucesivos gobiernos de la Republica detienen y encarcelan a los militantes, cierras los centros, prohíben toda clase de propaganda y, mientras tanto, los comunistas comienzan a asesinar impunemente en las calles a los jóvenes del movimiento. Naturalmente, que, en legítima defensa, estos atentados eran contestados puntualmente.

José Antonio ante esta situación encomendó a las mujeres afiliadas que se ocuparan de la asistencia de los presos del partido y de las familias de los caídos. Y en enero de 1934 se organiza la Sección Femenina, como tal, dentro de la Secretaria General y con la obligación de extender la organización por toda España.

Las dificultades se multiplicaban con las detenciones por centenares y sin recursos económicos de ninguna clase, hacían casi imposible su asistencia, y, sin embargo, la Sección Femenina atendió a unos 10.000 militantes presos, los visitó en las cárceles, pasó el "Socorro Azul" a las familias de los caídos y a los heridos, hizo la propaganda del movimiento y, para sacar dinero, vendió por todas partes los sellos de la cotización.

Y últimamente, después de las elecciones del 16 de febrero de 1936, cuando José Antonio y todos los jefes de la Falange estaban en las cárceles, fueron ellas enlaces entre las cárceles y los de fuera, para que no perdieran las consignas del Jefe Nacional. Y por servir a la Falange ingresaron en la cárcel en las mismas, perdieron colocación, escondieron armas cuantas veces hizo falta, velaron noches y noches junto a las máquinas de coser para hacer clandestinamente los brazaletes, las camisas y, bordaron los emblemas y cosieron las primeras banderas rojas y negras con su yugo y las flechas que habían de tener luego días tan gloriosos como los del Alto de los Leones de Castilla.

Y todo esto con una alegría y una seguridad en el triunfo que sólo los de la Falange eran capaces de tener cuando todo se volvía contra ellos; pero aprendieron de José Antonio que la "revolución es la tarea de una resuelta minoría inasequible al desaliento",y estaban decididas a ayudar hasta el final a aquellos camaradas que, solos, estaban haciendo la revolución. Y jamás se notó el desaliento en sus corazones ni titubeó nunca su fe en la Falange.

En enero de 1936 se realizó la primera visita de inspección de las provincias, que dio como resultado la constitución de dieciocho Secciones Femeninas.

Estadísticas de esta etapa.

1933.- Afiliadas en toda España: siete. Servicios: visita y asistencia a los presos, propaganda y ventas de sellos.

1934.- Afiliadas en toda España: alrededor de 500: visita y asistencia a presos, bordar las camisas y banderas, asistencia a presos, recaudación de fondos, asistencia a los heridos y a las familias de los caídos por el movimiento, propaganda y venta de sellos.

1935.- Afiliadas en toda España, alrededor de 800. Servicios: visita y asistencia a los presos, ocultación de armas, testificación en los juicios a favor de los detenidos, servicios sanitarios para los que no debían ir a curar a las Casas de Socorro cuanto estas heridas causadas en luchas callejeras contra los marxistas. Propaganda, venta de sellos para sostener a presos, e inspección de provincias.

1936.-Hasta julio. Afiliadas en España, alrededor de 2.500. Servicios: visita y asistencia a más de 10.000 camaradas presos, asistencia a las familias de mas de 100 caídos por la Falange, confección y bordado de todas las camisas y banderas del movimiento, recaudación de dinero, ocultación de armas, servicios de enlace con los militares. Camaradas mujeres encarceladas en este año (antes del 18 de julio): dieciséis.

La guerra.-

18 de julio de 1936, con las primeras acciones de la guerra empiezan las mujeres de España a venir en grupos numerosísimos a las filas de la Falange y la Sección Femenina, con una organización casi improvisada por las dificultades con que había tropezado anteriormente, empieza a montar talleres y a distribuir a aquellas mujeres por todos ellos, para que a los camaradas que luchan voluntarios no les falten ropas. Van a los Centros de Falange a despedirles, les llevan dulces y tabaco, les animan y, bordadas por las mujeres de la Falange, ganan nuestras banderas los primeros combates victoriosos.

Agosto-Septiembre de 1936. Pero lo que se creyó que era cuestión de unos días se ha hecho ya una guerra formal. Franco, al frente de un Ejército completo, va conquistando las tierras de España, y las mujeres de la Falange, organizadas también en orden militar, empiezan a invadir los hospitales, donde los heridos son muchos, y son miles y miles los camaradas que se ofrecen voluntarias para cuidar a nuestros soldados. Empiezan entonces a funcionar los primeros lavaderos que la S.F. organiza en el frente del Norte, y es incalculable el bien que reciben los combatientes por este servicio. Ropa limpia y oreada para sus cuerpos cansados, porque detrás del Ejército de operaciones va siempre el lavadero de la Falange.

Octubre de 1936.- Se funda la obra de Auxilio de Invierno, que nace bajo la disciplina de la Sección Femenina.
Inmediatamente, las Delegadas provinciales de la Sección Femenina son nombradas Delegadas de Auxilio de Invierno, y ordenan a todas las afiliadas que presten su trabajo voluntario para aquella nueva obra de la Falange. Y todas aquellas que estaban libres de servicio de hospitales o de lavadero, acuden a este primer requerimiento, para dar forma a la obra que nacía.
Y un número de cerca de 300.000 afiliadas empieza a montar comedores, a cobrar la Ficha Azul, a hacer la cuestación, a hablar con los Gobernadores para conseguir donativos, a buscar a los niños más necesitados y a las familias mas abandonadas, para llevarlos a los comedores y a las cocinas de Hermandad.
Toda el alma de la Falange se va poniendo en esta obra. Enseñan a los niños que antes levantaban el puño, a amar a Dios y a entender a la Falange. Los lavan, los peinan, los arreglan, los asen más limpios de cuerpo y de alma. Se conquista Málaga, y las camaradas de la Sección Femenina entran detrás de las tropas, llevando alimentos a aquellos seres hambrientos.
Se fundan los primeros hogares para los niños huérfanos y las camaradas de la S.F. viven con aquellos niños, para ni de día ni de noche noten la falta de sus madres. Y así, gracias al espíritu de sacrificio y al trabajo alegre de las camaradas de la S. F., en un año la obra de Auxilio Social es una realidad.

1937.- En enero de este año se celebra el primer Consejo Nacional de la Sección Femenino, en Salamanca.
Se siguen montando los lavaderos de los frentes, establecidos ya en Asturias, Carabanchel, Toledo; se ha organizado el servicio de lavado a mano en los ríos por todas las Secciones Femeninas de vanguardia. Se hacen cursos cortos para enfermeras y se siguen mandando continuamente camaradas preparadas a todos los hospitales de la Patria y a las enfermerías de los frentes. Se sigue trabajando sin cesar en los talleres, y la Intendencia Militar abastece al Ejército, pero a Sección Femenina hace calcetines, chalecos, guantes para que no se les hielen los miembros a los soldados, y siguen las Jefes de la S. F. abriendo comedores para niños en los pueblos de vanguardia.
En este años se organizan también las Secciones Femeninas en el extranjero que inmediatamente empiezan a enviar donativos y ropa para Auxilio Social y para la guerra.
Después de la Unificación se crean tres Delegaciones distintas para repartir el trabajo: Sección Femenina, Auxilio Social, Frentes y Hospitales. Queda la misión benéfica de Auxilio Social, la asistencia al Frente, para Frente y Hospitales, y la Movilización y Formación de la Mujer, para la Sección Femenina.

1938.- Tiene lugar el segundo Consejo Nacional en Segovia. Se toman los primeros acuerdos parea dotar a todas las españolas de una formación adecuada y completa para sus vidas de mujeres, y durante el transcurso del año se abre la primer escuela de Jerarquías, en Málaga; la primera, de Educación Física, en Santander, y dos escuelas menores de Mandos, dos locales en La Coruña y Palma de Mallorca, para preparar a las dirigentes del movimiento femenino de la Falange. Mientras tanto se organizan en todas las provincias cursillos de agricultura para las mujeres campesinas y cuatro cursos para preparar a las profesoras de música de la Sección Femenina en Vigo, Valladolid, Zamora y Málaga.
No por atender a esta nueva orientación de la Sección Femenina se abandona los servicios de guerra ni los de Auxilio Social. Siguen las camaradas asistiendo voluntariamente, como al principio, los comedores, los hospitales, los talleres, los lavaderos y, obedeciendo a una circular de esta Delegación nacional, todas ellas acuden a los hospitales para que las clasifiquen la sangre y poderla dar en transfusiones a los heridos, ya que no le es dado, como mujeres que son, derramarla en el frente. Cientos de camaradas han tenido la honra de salvar, con su sangre, a los soldados heridos por España.

Tenemos también, para las Secciones Femeninas, nombres gloriosos como son:

Brunete.- En donde unas camaradas se dejaron coger por los rojos por no abandonar a los soldados enfermos que asistían. Dos de ellas fueron rescatadas y a los ocho días de salir de zona roja, se ofrecieron otra vez voluntarias para otra enfermería en el mismo frente. A aquellas dos, y a otras dos camaradas que durante los días que duró la batalla tuvieron un comportamiento heroico les fue concedida por el mando la Medalla Militar.

Getafe.- Donde 19 enfermeras continuaron al lado de los heridos en un día de intenso bombardeo, también para estas les fue concedida la Medalla Militar.

Seseña.- Donde cayó mortalmente herida otra camaradas por asistir también a los heridos y murió a los pocos días, en el hospital de Griñón, como cristiana y como falangista.

Huesca.- Ciudad completamente de vanguardia. Las camaradas de la Sección Femenina no han dejado un solo día de cumplir el servicio que se les encomendó. Por su comportamiento, 24 camaradas fueron propuestas para la Medalla Militar.

Oviedo.- Completamente cercado por lo rojos y ocupadas por ellos muchas de sus calles. Ni un solo día dejaron las camaradas de la Sección Femenina de atender a los comedores de Auxilio Social, a pesar de que las ametralladoras batían todas las calles y caían obuses en todas las casas.

Teruel.- Donde, después de atender ejemplarmente a todos los menesteres durante el sitio, fueron apresadas las falangistas por los rojos.

Guernica.- Donde dos afiliadas, impacientes por servir, quisieron entrar antes que las tropas y murieron asesinadas.

Toledo.- Donde murió a palos la primera jefa provincial, por gritar ¡Arriba España!, antes de que entraran los soldados.

Carabanchel.- Donde, a dos pasos de los rojos, estuvieron 20 camaradas máas de un año lavando ropa de los combatientes, entre cañonazos del enemigo.

Belchite.- Donde otra enfermera, por no abandonar el hospital, murió asesinada por los rojos.

Vallamantilla.- Donde las camaradas y otras Secciones Femeninas, en pleno invierno, partían el hielo del río para poder lavar la ropa de los soldados.

Al terminar la guerra, la Sección Femenina contaba en sus cuadros con 58 bajas, muertas todas ellas en actos de servicio. Unas asesinadas en la cárceles rojas y otras caídas en los servicios del frente.

Estadística de esta etapa.

Afiliadas a la Sección Femenina

580.000

Enfermeras movilizadas

8.000

Movilizadas en lavaderos

1.140

Movilizadas para el descanso del soldado

499

Movilizadas para talleres

20.000

Movilizadas para servicios de guerra (Polvorines,
Laboratorios, Defensa antiaérea, etc.)

2.000

Movilizadas en Auxilio Social

300.000

Movilizadas en oficinas del Estado y Partido

1.250

Camaradas enviadas al extranjero en viajes
de estudio

130

Camaradas muertas en acto de servicio

58

Camaradas condecoradas con la Medalla Militar

26


(Teresa Loring "El legado de Franco". Fundación Francisco Franco, Madrid, 1996, pág. 587)

. . .

"La única institución de FET que llegó a estar mucho mejor desarrollada que su homóloga italiana, fue la Sección Femenina. Si bien la sección de chicas no fue nunca tan amplia, la Sección Femenina adulta era más extensa y activa. Merece pues la atención que ha recibido por parte de los historiadores en los últimos años, en los que a generado más bibliografía que ninguna otra institución falangista. Pero lo relativo éxito de la Sección Femenina no se debió a su fascismo, ya que en un sentido ideológico y político era claramente menos fascista que los Fasci Femminili o la mucho más amplia NS Frauenschaft. Mas que el partido formado por hombres, la Sección Femenina mostraba una cultura de tradicionalismo católico aunque expresada en formas originales de movilización" (Stanley G. Payne "Franco y José Antonio". Ed. Planeta, Barcelona, 1997).

. . .

"La Sección Femenina fue primordial para el desarrollo de la mujer en España". (Virginia Ródenas, directora del Departamento de Español de la Universidad de Wellesley, ABC. Madrid, 25.VIII. 2002).

. . .

"La Sección Femenina mantuvo, incluso después de 1945, sus credenciales como la parte más fiel del Movimiento Nacional a la pureza doctrinal de sus primeros años mediante la identidad y motivaciones políticas de su jefe, Pilar Primo de Rivera" (Richmond Katheleen, ("Las mujeres en el fascismo español. La Sección Femenina de la Falange", 1934 - 1959, Alianza - ensayo, Madrid, 2004).

. . .

"En julio de 1936, la SF tenia delegaciones en dieciocho provincias, aunque sólo sumaba 2.500 afiliadas. Pero, tras el estallido de la guerra, no tardó en formar parte integrante y conspicua de la campaña de los nacionales, a la que contribuyeron mujeres cuyo interés principal no era necesariamente la doctrina de José Antonio y la Falange sino, sencillamente, la victoria bélica. La afiliación crecio de manera constante, y al final de la guerra sumaba 580.000 mujeres, según cálculos de la organización" ("FET y de las JONS, "La Sección Femenina: historia y organización", Bilbao, 1939)

. . .

"En estos días habéis informado, provincia a provincia de la eficaz e ingente labor realizada por la Sección Femenina, que yo he sintetizado en un resumen obligadamente limitado.
Y así subraya la organización de 343 turnos de albergues juveniles, con asistencia que supera la cifra de 33.000 participantes; 1747 centros de Enseñanzas Medias recogen las tareas formativas de vuestro profesorado; 62 cursos de capacitación de mandos; 526 pueblos han recibido la presencia de vuestras Cátedras Ambulantes con 104.000 asistentes; participación en 30 congresos internacionales; medio millón de personas han sido atendidos en vuestras tareas de asistencia sanitario-social. Y al lado de todo ello la participación política de afiliadas, presentes en Ayuntamientos, Diputaciones y hasta en las Cortes y el propio Consejo Nacional.
Admira confrontar lo conseguido con los limitados recursos con que contamos" (Solis Ruiz, ob. cit. pag. 218 y sig.).



seguridad social

"La Seguridad Social fue una ambición del sindicalismo, una conquista de la nueva sociedad que refleja e interpreta nuestro Estado. En todos los organismos encargados dfe la Seguridad Social está presente el Sindicato, que tiene a 6.682 trabajadores y empresarios en los órganos de gobierno de las Mutualidades, a 14.197 en el Mutualismo Agrario y a 330 en el Consejo de Administración del Instituto Nacional de Previsión y en los consejos provinciales. No se encotrará avance alguno en la Seguridad Social que no haya sido el apoyo de nuestros procuradores en las Cortes". (Solis Ruiz, ob. cit. p. 56)

Revolución. Justicia Social. Norma Programática.

semifascismo

"Es innegable que el franquismo inicial contenía un importante componente del fascismo, pero estaba tan limitado en el marco de una estructura derechista, pretoriana, católica y semipluralista que probablemente sería más exacto aplicarle la categoría de "semifascista" (Stanley G. Payne. "Fascismo..." , ob cit. p. 156).

sensibilidad

"Y es que ni los jóvenes de izquierda eran de izquierda, ni los de derecha eran de derecha. Quiere decirse, claro esta, los dotados de sensibilidad suficiente para percibir su tragedia interior, otros tienen, desde que nacen, almas de viejos corrompidos". (J.A. op. cit.).

sentido nacional

"Obsérvese el panorama de las grandes potencias europeas, y entre todas ellas puede percibirse algo análogo a esto: la presencia y actuación de unas fuerzas y de una doctrina de sentido nacional, que da continuidad a una tarea: la de engrandecer y robustecer su propia patria. Existen esa fuerza y esa doctrina en Inglaterra, en torno a la consigna de "la prosperidad y la conservación del Imperio". Existen en Francia, bajo la advocación de una burguesía poderosa y del enemigo alemán común. Existen en Alemania, a través de todos los decenios que siguen a la segunda unificación del Reich, desde Bismarck. Existen en Italia, desde Cavour". (Ramiro Ledesma, ob cit. p. 339).

Patria. Revolución.

sentido total

"Lo que hay que tener es un sentido total de lo que se quiere; un sentido total de la Patria, de la vida, de la Historia, y ese sentido total, claro en el alma, nos va diciendo en c ada coyuntura qué es lo que debemos hacer y lo que debemos preferir"· (O.C. op. cit 196.)

señor, señorito

La palabra "señorito" fue rechazada del lenguaje de la Falange, por el propio José Antonio, que escribió en el 25 de enero de 1934: "A la Falange Española no le interesa nada, como tipo social, el señorito. El "señorito" es la degeneración del señor, del hidalgo que escribió, y hasta hace bien poco, las mejores páginas de nuestra historia. El señor era tal señor porque era capaz de "renunciar", esto es, dimitir privilegios, comodidades y placeres en homenaje a la alta idea de "servicio" . Nobleza obliga, pensaban los hidalgos; es decir, nobleza exige". (O.C. p. 135).

Estilo. Sacrificio.

separatismo

"¿Hemos de resignarnos a ver a España fragmentada en tribus cabileñas? Mil veces roja que rota, porque no recuperaríamos como tribu lo que perdamos como nación?" ("José Antonio íntimo". Pág 333).

. . .

"España es irrevocable. Los españoles podrán decidir acerca de las cosas secundarias, pero acerca de la esencia misma de España no tienen nada que decidir. España es nuestra, como objeto patrimonial; nuestra generación no es dueña absoluta de España; la ha recibido del esfuerzo de generaciones y generaciones anteriores y ha de entregarla, como depósito sagrado, a las que le sucedan. Se aprovechara ese momento de su paso por la continuidad de los siglos para dividir a España en pedazos, nuestra generación cometería para las siguientes el mas abusivo fraude, la más alevosa traición que es posible imaginar.
Todos los síntomas confirman nuestra tesis. Cataluña autónoma asiste al crecimiento de un separatismo que nadie refrena: el Estado porque se ha inhibido de la vida catalana en las funciones primordiales: la formación espiritual de las generaciones nuevas, el Orden público, la administración de justicia... y a la Generalidad porque esa tendencia separatista, lejos de repeler, le resulta sumamente simpática.
La insolencia separatista s crece. Y el Gobierno busca fórmulas jurídicas. Pero piensa el Gobierno que si España se le va de entre las manos no podrá excusarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas agradas, ya se llama traición". (O.C. pag. 270).

. . .

"Cuando se produce la época de decadencia de ese sentido de la misión universal, empiezan a florecer otra vez los separatismos, empieza otra vez la gente a volverse a su suelo, a su tierra, a su música, a su habla, y otra vez se pone en peligro esta gloriosa integridad que fue la España de los grandes tiempos". (O.C. pag 190).

.. .. .. .. ..

"Es preciso llevar a Bilbao y a Barcelona realidades superiores a cuantas pudiesen lograr vascos y catalanes por obra de su ímpetu separatista. Demostrar con la obra que el resurgir de España oscurece toda actividad regional autónoma. Y luego canalizar los impulsos de las regiones hacia la gran tarea del Imperio. Dar a cada una su misión dentro de la Unidad. España será Grande y Libre por el hecho de ser Una, y el vasco y el catalán sentirán el orgullo de llamarse - otra vez- españoles". (Pedro Laín Entralgo "En la agonía de un separatismo" "Arriba España" (Diario), Pamplona, 13/V/37).

. . .

"Los líderes del separatismo vasco y catalán agitaban sus banderas disgregadoras con una dosis nada despreciable de resentimiento, y si tenían acogida en las provincias que representaban, no era tanto por el afán de las gentes de zafarse de la unidad española, en aras de romperla en mil pedazos, como por el hecho de que el mito del separatismo envolvía, en sus generosos pliegues, promesas reivindicativas que nada tenían que ver con aquella. El "Estatuto" resultaba, en virtud de ello, un mito a la manera que lo entendía Sorel. La sola mención de la palabra obraba el efecto de congregar a las gentes en su defensa pues todos creían ver en el mismo la piedra de salvación de sus problemas. Eras más difícil explicar en la España de entonces - ahíta de injusticias - el mal que se hacia destruyendo "las bellas y fuertes unidades" (J.A. Ob. Com. Pag. 100), que lanzarse a la arena electoral esgrimiendo como explicación de todos los males y postergaciones la causa del centralismo. Al respecto, la discusión en Cortes de José Antonio con el señor Aguirre es de categórica. Como José Antonio había dicho que las mejores cabezas vascas - entre ellas Maeztu y Unamuno - eran profundamente españolas y repugnaba del separatismo, Aguirre le contestó que "los vascos de peores cabezas, que somos nosotros... tenemos la adhesión del pueblo. Esos señores como Maeztu y Unamuno, a quienes yo, por otra parte, respeto extraordinariamente, van a nuestro país y nuestro pueblo les repele..." La respuesta del jefe de la Falange no se hizo esperar: "No, señor Aguirre. Es que es mucho más difícil entender a Maeztu y a Unamuno que enardecerse en un partido de fútbol, y probablemente los señores Ma3eztu y Unamuno son las mejores cabezas vascas, mientras no poco predicadores del Estatuto forman un respetable equipo de futbolistas" (J.A. Ob. Com. Pág 182) "Al margen de la anécdota y de la certeza argumental de José Antonio -que el mismo Aguirre debió reconocer - lo importante reside en percibir la realidad española, porque el líder de la bancada nacionalista no faltaba a la verdad cuando decía que ellos tenían los votos, siendo los menos inteligentes. Si se daba cuenta del flaco favor que hacia a la causa vasca y democrática, reconociéndolo, es asunto que de momento no interesa. Lo real era que la desmembración de España contaba con la aquiescencia de la mayoría vasca y catalana, y que "aún contra su equivocada voluntad" debía impedirse tamaño atentado. Es que José Antonio parte del hecho decisivo de repensar la Nación, reintegrándola a su categoría de suprema realidad temporal. Prescinde de considerar, al mismo tiempo - fuera o al margen de la Nación - cualquier otra forma histórica susceptible de agotar el género comunitario" (Vicente Gonzalo Tassot ob. cit. p. 74-75),

. . .

"Lo peor es que ese "bovarysmo" separatista de divorciada provinciana -deslumbrado provincianamente en los bailes más cursis de Ginebra, "entrado en sociedad " con las minorías oprimidas y todas las damas incomprendidas del barrio balcánico y subaustriaco - acaba en prostituciones internacionales. Con Vizcaya y Cataluña separatistas, España pierde libertad al perder unidad, y sus honradas hijas son además objeto de la peor de las esclavitudes: de la "trata de blancas". Y aún el" internacionalismo blanco" democristiano, del brazo de la Lliga o de los bizcaitarras, para quitar el negocio electoral a la Ezquerra o a Prieto, se nos mete en estas tercerías. Nuestra primera meta, frente a todos y contra todo es, por tanto, prefigurar en nosotros mismos la libertad de España. Nos toca ser, entre los partidos pusilánimes o traidores, el único movimiento político libre de tutelas internacionales de la derecha y de la izquierda, libre de contubernio con los separatismos donde tienen abierta su brecha sobre España todas estas internacionales blancas o rojas. Quede bien entendido. En la causa suprema de la libertad de España, estamos solos y estamos a la misma distancia de Largo de Caballero que de Gil Robles. La libertad de España sólo se logra sobre la ardiente voluntad de volver a ser una nación, cuya unidad potente, montada sobre variedades originales, era una parte prócer y entrañable de la armonía ideal del universo, porque en su unidad y variedad reproducía la armonía de la posible perfección del todo. Pensad ahora cómo y por qué os batís en el nombre de España, cómo y por qué, por la derecha y por la izquierda, esa retórica de esclavos y de eunucos croa, taimada o descarada contra vosotros, cómo y por qué, sobre tanta bajeza, tenéis que imponer un solo grito: ¡Arriba España!"

(Rafael Sánchez Mazas, op cit p.16.)

. . .

"Aunque todos los españoles estuvieran conformes en convertir a Cataluña en país extranjero, seria el hacerlo un crimen merecedor de la cólera celeste (alusión a los artículos de ABC para declararlos extranjeros)..."España es irrevocable. Los españoles podemos decidir acerca de las cosas secundarias; pero acerca de las cosas secundarias, pero acerca de la esencia misma de España no tienen nada que decidir. España es nuestra, como objeto patrimonial, nuestra generación no es dueña absoluta de España; la ha recibido del esfuerzo de generaciones y generaciones anteriores y ha de entregarla, como depósito sagrado, a las que le sucedan. Si aprovechara este movimiento de su paso por la continuidad de los siglos para dividir a España en pedazos, nuestra generación cometería para los siguientes el mas abusivo grande, la mas alevosa traición que es posible imaginar". (O.C. p. 286).

. . .


"Existe todo un programa de asalto a la grandeza hispana, al que colaboran los inconscientes de más acá del Ebro en nombre de la turbiedad democrática burguesa que concede libertades y disuelve pueblos. La política separatista se propone realizar sus fines en tres etapas. Una, la actual, encaramándose a los puestos de influencia de Cataluña, y desde ella educar al pueblo en los ideales traidores. Otra, intervenir en la gobernación de España, en el Poder central, con el propósito firme y exclusivo de debilitar, desmoralizar y hundir la unidad de nuestro pueblo. Por eso decimos, hace quince días, que no hay que prestar atención a lo que los catalanes pretendan y quieran para España. Su segunda etapa consistirá, pues, en debilitar nuestro Ejército, esclavizar nuestra economía, enlazar a sus intereses las rutas internacionales, propulsar los nacionalismos de las regiones, haciéndoles desear más de lo que hoy desean; lograr, en fin, que un día su voluntad separatista encuentre en el pueblo hispano, hundido e inerme, la mas leve protesta.
La tercera etapa, cumplido en el momento oportuno, consistirá en la separación radical". (Ramiro Ledesma Ramos, ob. cit. pág. 150).

. . .

" - Yo quería conocerle, don Miguel - vino a decir José Antonio- porque admiro su obra literaria y, sobre todo, su pasión castiza por España, que no ha olvidado usted ni aun en su labor política de las Constituyentes. Su defensa de la unidad de la Patria frente a todo separatismo conmueve a los hombres de nuestra generación.
- Eso siempre. Los separatismos sólo son resentimientos aldeanos. Hay que ver, por ejemplo, qué gentes enviaron alas Cortes. Aquel pobre Sabino Arana, que yo conocí era un tontiloco. Maciá también lo era, acaso todavía más por ser menos discreto. Estando yo en Francia, cuando la Dictadura, se empeñó en que habláramos en un mitin contra aquello. Yo me negué. Y él lo hizo ante unos cientos de curiosos a los que se empeñó en hablarles en catalán, siendo así que la mayoría de los españoles presentes no le entendían. Era un viejo desorbitado y absurdo". (Carlos Arce op. cit. p . 250-251).

. . .

"Yo no afirmo, porque no encuentro pruebas para una aseveración semejante, que Manuel Azaña persiguiera un propósito secesionista y sangriento para España. Tengo por exagerados, y deseo que sean irrepetibles, los juicios verbales de Francisco Casares, por ejemplo, sobre Azaña. Pero si que la política de Manuel Azaña favoreció el desencadenamiento de la trágica subversión del 6 de octubre, y que por acción unas veces y otras por omisión, fue Azaña el hombre político que deslegitimizó el periodo revolucionario de formación de un Estado nacido el 14 de abril. Porque le complacía consciente o inconsciente, meditada o frívola, con las fuerzas socialistas de entonces, suponía de manera inequívoca un apoyo de favor a los enemigos de un Estado español. Por una terrible paradoja, la destrucción de las posibilidades del 14 de abril fue el achaque de los políticos gubernamentales, y no es imputable a quienes, como José Antonio, se en enfrentaron con los infanticidas de la República". (A. Muñoz Alonso, ob. cit. p. 81-82).

Cataluña. Vascongadas. Estatuto.

serna, víctor de la

(1896-1958) Escritor y periodista, nació en Valparaíso, Chile, . Hijo de la célebre escritora Concha Espina. Se traslada a Santander y Madrid, donde estudia Filosofía y Letras, de cuya Facultad es profesor, e ingresa en el Cuerpo de Inspectores de Primera Enseñanza. De nuevo en Santander es bibliotecario y presidente de la sección de Literatura del Ateneo de la ciudad, donde pronuncia algunos ciclos de conferencias. En los años veinte dirige la colección Biblioteca Renacimiento. En 1924 funda el periódico "La Región" y en 1927 "El Faro".

Colabora en "El Sol" y sus crónicas parlamentarias llaman la atención. Pasa a la redacción de "Informaciones" y de allí al "Imparcial" y en 1933 toma contacto con Primo de Rivera en la tertulia "La Ballena alegre".

A mediados de septiembre de 1936 logra huir de Madrid y pasa a la zona nacional, se integra en Falange y forma parte del equipo de Hedilla. Colaboró en los medios de difusión falangista "Vértice", "Legiones y Falanges" "Jerarquía" "Fotos"... García Serrano le atribuye la invención de "El Ausente" para referirse a José Antonio durante la guerra civil. En el entierro de Unamuno, es uno de los porteadores del ataúd del filósofo y quien da el grito ritual de "¡Miguel de Unamuno, presente!". El resto de la contienda sirvió en un bou (patrullera). Acabada la contienda fue director del diario "Informaciones", de Madrid, muy cercano a los servicios de inteligencia alemanes, donde colabora con el EJE. Fundó "La Tarde", nombrado corresponsal de ABC, recorre España y plasma sus experiencias en dos volúmenes "de viajes". "Nuevo viaje de España. La ruta de los foramontanos". (Madrid, Prensa española.1955) ,"Por tierras de la Mancha. Reportajes del viaje por España" (Ciudad Real, Imp. Provincial. 1959) y "España, compañero" (Madrid, Prensa Española, 1964).

Escritores. Intelectuales. Prensa.

serrano suñer, ramón

(Zaragoza, 1901 - Madrid, 2002) Abogado del Estado, ex - ministro , Presidente de la Junta Política de FET y de las JONS. Estudio Derecho en Madrid. Abogado del Estado y Diputado de la CEDA. Fue dirigente de las juventudes de Acción Popular (JAP) Durante la República perteneció al Bloque Nacional, y aunque no perteneció a Falange Española fue amigo intimo de José Antonio y de Gil Robles. En las elecciones de 1936 fue el único que volvió a ser elegido diputado. Al estallar el Alzamiento fue encarcelado, de donde fue liberado por el socialista Bugeda al recluirle en una Clínica, de donde se evadió en 1937. Pasó a zona nacional donde se incorporó al servicio del Alzamiento. Era concuñado de Franco, al estar casado con una hermana de doña Carmen Polo. Tuvo gran influencia cerca de Franco, inspirando la promulgación del Fuero del Trabajo, para dar sentido social al nuevo régimen. Desempeñó la cartera de Interior y la Secretaría del Consejo de Ministros en 1938; Jefe Nacional de Prensa y Propaganda, contando con la colaboración de Antonio Tovar y de Dionisio Ridruejo. Desempeñó la cartera de Asuntos Exteriores y la Presidencia de la Junta Política de F.E.T. y de las J.O.N.S.. Entre sus libros, figuran "Entre Hendaya y Gibraltar" y "Memorias, entre el silencio y la propaganda. La Historia como fue".Etc. Como Ministro de Asuntos Exteriores desempeñó una activa gestión de los asuntos españoles en una de las épocas más comprometidas para España. Fue a Italia como embajador extraordinario, donde se entrevisto con el rey Víctor Manuel, con Mussolini, conde Ciano, Alfonso XIII y el Papa Pío XII, y a Berlín, con una entrevista con Hitler y otras personalidades del III Reich. Acompañó a Franco en su entrevista con Hitler en Hendaya y tuvo contactos con Laval en Paris, a si como con Petain y Darlan. Fue cesado en 1942 por los incidentes entre carlistas y falangistas en el santuario de Begoña a la salida del ministro del Ejército, general Varela, distanciándose desde entonces de Franco, aunque fue Procurador en Cortes hasta 1957.

. . .

"Franco le dice a Carrero, entregándole dos decretos: "-Ahí están las ceses de Varela y Galarza" . Carrero pregunta: -"Excelencia, ¿no hay otro cese? . -"No". - "¿No está también el del Ministro de Asuntos Exteriores?". Y Franco pregunta : "-¿Por qué?". -"Pues porque sino cesa - se atrevió a decir Carero - habrá vencedores y vencidos, será vencedora la Falange". Franco hizo un gesto de desacuerdo (porque aquello le pareció desproporcionado). Entonces, valerosamente, Carrero, insistiendo, dijo: "Bien, Excelencia, no vendrá el cese de Serrano, pero todo el mundo dirá que aquí quien manda no es Su Excelencia, sino Serrano". Y al oírle, Franco dio también mi cese" (Heleno Saña, "El franquismo..." p. 271)

Guerra Civil. Gobierno. División Azul.

servicio

"Entendemos la vida como servicio; todo cargo es una tarea y todas las tareas son igualmente dignas, desde la más gozosa, que es la de obedecer, hasta la más áspera, que es la de mandar". (O.C. pág. 398).

. . .

"Aceptada esta definición del ser - portador de una misión, unidad cumplidora de un destino - , florece la noble, grande y robusta concepción del "servicio". Si nadie existe sino como ejecutor de una tarea, se alcanza precisamente la personalidad, la unidad y la libertad propias "sirviendo" en la armonía total". (O.C. pág 476).

. . .

"Un grupo humano, un agregado de hombres sólo asciende a Nación, sólo alcanza plenitud nacional, sólo consigue personalidad histórica cuando se siente portador de una función universal, de una misión histórica, de un servicio histórico.

Pues de manera semejante, José Antonio nos enseñó que un individuo sólo asciende a persona, sólo alcanza plenitud personal, cuando se siente ejecutor de una tarea al servicio de la armonía social.

Para la Falange el individuo insolidario , que considera la existencia sin otro fin que el propio mantenimiento y beneficio, no puede todavía llamarse persona al hombre portador de valores eternos. Tributa el máximo respeto a la dignidad humana, a la integridad del hombre y a su libertad", afirma, también, que "nadie es más libre que quien renuncia libremente a una parte de su libertad", que "sólo alcanza completa dignidad de hombre quien se aviene a ser pieza puntual, disciplinada, en el cumplimiento de una gran empresa", y quien en beneficio de una obediencia, consigue el señorío de si propio y el logro de la mejor investidura: servir".

Por todo esto, vemos que la característica peculiar de la Moral falangista es este primer precepto, es descubrir en el Servicio no sólo una obligación nacida de la forzosa convivencia, un deber inherente a la naturaleza del hombre, ineludiblemente social, sino la fuente misma de la dignidad humana, la credencial que otorga el titulo, tan honroso y grave al mismo tiempo, de individuo humano, de persona". (Julián Pemartín. "Teoría de la Falange". Ediciones de la Sección Femenina. Madrid, 1957, p 26-27. )
 

. . .


"Quienes entienden la vida como de sí propia, quieren, ante todo, vivir, afirmar la propia individualidad entre todas las individualidades, individualidades, existir por encima de todo. Quienes entienden la existencia como servicio, como camino hacia una meta superior, tienen hecha siempre ofrenda de su vida, en tanto el sacrificio de su vida sirva al cumplimiento de un fin más alto". (O.C. pág. 571).

. . .

" Han pasado los días en que se podía ser sólo universitario, o poeta, o artista. Nuestra época nos arrastra y no nos deja encerrarnos en torres de marfil. Eso era atributo de las épocas rancias en que, roto el sentido de la unidad del mundo, cada uno pensaba hacer un mundo aislado de su propia vida". (O.C. pág. 397).

. . .

" Nuestra manera de servir a España tendrá que ser también rigurosa. Tendremos que hendir muchas veces la carne física de España - sus gustos, su pereza, sus malos hábitos - para libertar a su alma metafísica. España nos tiene que ser incómoda". (O.C. pág 453).

. . .

" Nuestro movimiento no estaría del todo entendido si se creyera que es una manera de pensar tan solo; no es una manera de pensar: es una manera de ser. No debemos proponernos sólo la construcción, la arquitectura política. Tenemos que adoptar, ante la vida entera, en cada momento de nuestros actos, una actitud humana, profunda y completa. Esta actitud es el espíritu de servicio y de sacrificio, el sentido ascético y militar de la vida. Así, pues, no imagine nadie que aquí se recluta para ofrecer prebendas, no imagine nadie que aquí nos reunimos para defender privilegios" (O.C. pág. 399).

. . .


"La jefatura es la suprema carga; la que obliga a todos los sacrificios, incluso a la pérdida de la intimidad; la que exige a diario adivinar cosas no sujetas a pauta, con la acongojante responsabilidad de obrar. Por eso, hay que entender la jefatura humildemente, como puesto de servicio; pero por eso, pase lo que pase, no se puede desertar ni por impaciencia, ni por desaliento, ni por cobardía". (O.C. pag. 399).

Estilo. Sacrificio. Jefatura.

servicio exterior de F. E.

La primera extensión de la Falange fuera de España fue la de Milán, a cuya inauguración asistió José Antonio en Diciembre de 1935. Esta fuel la causa de la creación del Servicio Exterior de F.E. Algunos españoles residentes en aquella ciudad y en otras de otros países surgieron espontáneamente como pequeñas agrupaciones falangistas. Este movimiento de expansión tomó fuerza cuando al estallar el conflicto del 18 de Julio de 1936, al dividirse la colonia española entre partidarios de uno y otro lado del conflicto.

Estos grupos se encuadraron en los servicios de Intercambio y Propaganda, al que se le encomendó vincular a la Falange con otros grupos políticos afines, y seleccionar aquellos dirigentes que pudieran realizar las misiones que se les encomendaban, divulgar el nacionalsindicalismo y procurar medios de ayuda para la causa nacional. El movimiento exterior fue aumentando hasta requerir la creación de un organismo coordinador dentro de la estructura de F.E. de las J.O.N.S., que se denominó Servicio Exterior, dirigido por Felipe Ximénez de Sandoval, diplomático de carrera y escritor.

La existencia de este servicio fue corta ya que al producirse la Unificación en Abril de 1937, se creo dentro de la Secretaria General del Movimiento, la Delegación Nacional del Servicio Exterior, para la cual se designo a José del Castaño Cardona, diplomático y artífice de la proyección que llegó a tomar, por todo el mundo este servicio.

Secretaria General. Movimiento. Falange.

servicio y sacrificio

La Falange, según José Antonio, no es un modo de pensar, sino una manera de ser. Ser falangista no es sólo pensar y decir las cosas de la misma manera como las dijo José Antonio, porque esto después de haberlo hecho él resulta muy fácil. Es algo más, es nada menos que obrar frente a los problemas y frente a los enemigos de España de igual manera como obró él, con espíritu de servicio y sacrificio.

Servicio, que es el trabajo que se presta con heroísmo, desinterés y abnegación.

Sacrificio, que es la renuncia a nuestras ambiciones e intereses, incluso al interés supremo de la vida, cuando así lo exija la salvación de España, pero solo de España.
No queremos sea explotada nuestra ardorosa juventud, al servicio de otra empresa que la de la gran España que sueña la Falange.

Estilo. Juramento.

servicio social

"La función de la Sección Femenina como gestora nacional de la eficiencia doméstica fue en aumento con la introducción de la asignatura de hogar en el programa escolar y su transformación en materia obligatoria en 1946, tanto en los colegios públicos como en los privados. Esa función se puso todavía más de relieve al introducirse para las mujeres solteras un periodo de servicio social preceptivo en el que la educación doméstica tenía una importancia fundamental.

El servicio social se remontaba al año 1937, en que fue ideado por el jefe del departamento de bienestar de la Falange, Mercedes Sanz Bachiller, viuda de Onésimo Redondo, una de las primeras víctimas de la guerra civil, había fundado en Valladolid el Auxilio Social para dar una respuesta a los problemas nutricionales y asistenciales de ancianos, enfermos y huérfanos de guerra (...) La intención original de Mercedes Sanz al crear aquel programa no era totalmente ajena a la relación de un equivalente femenino del servicio militar que garantizase al esfuerzo de guerra un pronto suministro de ayuda no remunerada. Mujeres solteras de entre diecisiete y treinta y cinco años trabajarían de forma gratuita por un periodo de seis meses al servicio de España, recibiendo en agradecimiento un certificado de servicios prestados. El valor de aquel certificado aumentó en los años de posguerra pues fue requisito necesario para ejercer una profesión liberal, ingresar en el funcionariado e, incluso, obtener el pasaporte o el permiso de conducir. Durante la Guerra Civil, el plan tuvo una expresión de lo más sencilla y consistió en realizar tareas no remuneradas en instituciones asistenciales - como, por ejemplo, orfanatos - y un curso de formación en las residencias hogares de Auxilio Social. Pero en 1939, cuando el plan fue asumido por la S.F, el aspecto docente se normalizó para encajar en los programas existentes de la SF y se llevó a cabo en sus escuelas hogar y en sus centros locales. Sus contenidos fueron en gran parte materias domésticas." (Richmond Katheleen, ob. ct p.46 y sg.).

Justicia social. Solidaridad. Servicio.

SEU

El 29 de octubre de 1933 se funda en Madrid Falange Española de las JONS. El 3 de noviembre asesinan los socialistas en Daimiel, Ciudad Real, al jonsista José Ruiz de la Hermosa. El 6 de noviembre de 1933, Manuel Valdés, primer jefe nacional del SEU, estudiante de arquitectura y campeón nacional de natación, presenta los Estatutos del SEU en el Ministerio de Gobernación. A partir de ese día se produjo una movilización estudiantil, procedente de las JONS, de la FUE, y de las asociaciones universitarias más diversas, que se inscribieron en las filas del Sindicato Español Universitario, primero sindicato de la Falange y asociación estudiantil que todavía perdura en España.

Universidad. Falange. Sindicalismo.

"SI"

"Éramos allí cuatro amigos: José Félix de Lequerica, Ramiro Ledesma Ramos, Rafael Sánchez Mazas y yo. Íbamos a hablar de un proyecto que José Antonio acariciaba desde hacía varios meses, y que no encontraba medio de llevar a la práctica: la fundación de un periódico diario, más o menos directamente destinado a ser órgano de Falange Española. Digo que más o menos directamente, porque nuestro anfitrión no había llegado a conclusiones muy seguras y terminantes acerca de si convenía crear un periódico de información general, o si era mejor ir sin más vacilaciones al diario oficialmente incorporado al servicio de los sistemas, tendencias, mandos y consignas del Movimiento.

Corrían por Madrid los "semanarios de combate"; se preparaba así mismo "Haz", que sería redactado, ajustado y vendido por los estudiantes del S.E.U. José Antonio suponía que un periódico diario, revestido de cierta autoridad profesional y de alguna solemnidad por las presencias en él de plumas distinguidas y no inscritas públicamente en los ficheros del falangismo, traería tales ventajas a la propaganda que valía la pena de consumar el esfuerzo y poner inmediatamente manos a la obra.

Un día sin más, me pidió que le hiciera un presupuesto.

-Haz de partir de una realidad bastante curiosa - me dijo -. Falange no dispone de un real. Quizá si movilizamos todas nuestras energías podremos llegar a reunir algunas cantidades; pero en todo caso, ten en cuenta nuestra situación cuando acometas el estudio de las cifras.

Declaro que durante varios días hice una labor de benedictino. Tomando como punto de partida los presupuestos de algunos periódicos que yo había dirigido, los fui reduciendo y reduciendo hasta límites excepcionales. Estaba seguro de que la falta de dinero abundante quedaría compensado por el entusiasmo y fervor proselitista de los falangistas. Total: llegué a fijar, como cifra indispensable si se quería echar a andar decorosamente, la de 200.000 pesetas. José Antonio sonrió al leer mis cuartillas. ¡Doscientas mil pesetas! Le constaba que tal cantidad no era nada, ¡nada!, con destino a la fundación de un periódico en Madrid. Sin embargo, dada la pobreza y la extrema necesidad de la Falange, aquel dos seguido de cinco ceros adquiría proporciones astronómicas ¡Doscientas mil pesetas! ¿Quién soñaba con ello?(...) Poco tiempo más tarde, sin que las circunstancias permitieran cumplir el sueño de José Antonio Primo de Rivera, empezaron a producirse persecuciones más agudas. El fundador de Falange Española se llenaba de preocupaciones y de responsabilidades; internas unas, porque se referían a la unidad y organización del Movimiento; externas otras, por la acritud y saña con que casi toda la España política combaría el falangismo.

No se volvió a presentar ocasión de tratar el problema del periódico. El dinero que se recaudaba resultaba necesario para finalidades mucho más urgentes.

De este modo se concibió y se renunció a un diario de Falange Española que debía llevar el título "Sí".

("El nonato periódico de Falange Española titulado "Sí", en "Dolor y memoria de España en el segundo aniversario de la muerte de José Antonio" Jerarquía, Barcelona, 1939, pp. 190-191)

Prensa. José Antonio. Fundación.

sigfredo hillers de luque

Profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense, escritor y político. Dirigente falangista, ha pertenecido a la Centurias XVI de Montañeros de la Guardia de Franco, que manifestó su oposición al régimen volviendo la espalda al Caudillo al pasarle revista en la parada del Valle de los Caídos en noviembre de 1957. Profesor numerario de la Facultad de Derecho, de la Universidad Complutense, donde imparte Derecho Constitucional y profesor titular de Introducción a la Ciencia Jurídica en la Facultad de Ciencias de la Información de la misma Universidad. Profesor de inglés y alemán y traductor de francés.

Destaca en su biografía su permanente actitud de rebeldía frente al sistema político y destaca haber sido el profesor extranjero - después de la "caída del muro" - que impartió una conferencia-coloquio en la Universidad Lomonosov de Moscú, y en la Universidad Humboldt del Berlín comunista, sobre crítica a los sistemas comunista y capitalista.
Es autor de numerosos trabajos periodísticos y de diversos textos y obras de su especialidad.

Universidad. Falange Independiente. Oposición interna.

sindicalismo

El Sindicalismo es el sistema de organización social que, reconociendo la propiedad privada y los derechos naturales profesionales, trata de resolver los problemas económicos de la producción y el trabajo agrupando a los individuos según la profesión en organismos llamados sindicatos. Pero el sindicalismo puede desarrollarse de dos maneras muy diferentes, según se base en los Sindicatos horizontales o en los Sindicatos verticales. En el "Sindicalismo horizontal", único que existía hasta la creación de la Falange, los sindicatos tenían estas características:

Primera, agrupan a los individuos según su profesión específica y la situación que ocupan en dicha profesión; de tal manera, que los obreros, por ejemplo, de una industria pueden quedar agrupados en Sindicatos diversos, según la especificación profesional de cada uno de ellos, y los propietarios o empresarios d ela misma industria se agrupan en otros Sindicatos distintos.

En cambio, en el "Sindicalismo Vertical", creado por José Antonio, los Sindicatos poseen esta doble condición: De una parte, son "integridades verticales de cuantos cooperan a realizar cada rama de la producción", es decir, organismos que encuadran a los individuos profesionalmente según la índole de la producción, de tal manera que todos los "productores", obreros, técnicos, empresarios o propietarios de cada rama económica, como factores constitutivos de una misma empresa, quedan adscritos al mismo Sindicato vertical. De otra parte, son corporación d e derecho público reconocidas y utilizadas por el Estado como instrumentos de su política social y económica. Por la primera condición son capaces de coordinar los justos intereses d todos los productores de cada rama y regular entre ellos la distribución de los beneficios. Por la segunda, sirven para mantener la riqueza y la producción particulares, de acuerdo con la integridad económica de la nación. Por eso, la Revolución Económica que se propone la Falange ha de realizarse por medio del Sindicato Vertical, y por eso la Falange "concibe a España, en lo económico como un gigantesco Sindicato de productores que organiza corporativamente a la sociedad española mediante un sistema de Sindicatos Verticales por ramas de la producción al servicio de la integridad nacional". (Punto 9 de la Norma Programática de Falange Española) Obsérvese que nuestro sistema sindical es el único sistema económico que consigue armonizar completamente los intereses económicos de los individuos entre sí, y los intereses del individuo con los del Estado. En el Estado liberal el individuo que, teóricamente, posee absoluta libertad económica, lo mismo puede gozar injustamente de los ilimitados beneficios que, por su posición privilegiada, le depare la libre concurrencia de mercado y de trabajo, que tiene que sufrir inerme las miserias que, por su situación desventajosa, le acarree esa libre competencia. En el Estado socialista o comunista, el individuo desaparece como hombre, para convertirse en una herramienta en beneficio exclusivo de la económica estatal. En una organización social basada en los Sindicatos horizontales, los intereses y aspiraciones individuales y la integridad económica de la nación están supeditados a las vicisitudes de la lucha de clases. "Y en el Estado nacionalsindicalista, en el Estado concebido a base del Sindicato Vertical de la Falange, el individuo, con propiedad privada y familiar, con iniciativa profesional, se encentra defendido en sus justos derechos e intereses de productor y tiene su libertad económica limitada solamente por el interés superior de la integridad económica nacional, que, a su vez, permanece ineludiblemente supeditado a la Unidad de Destino". (Julián Pemartín op. cit. p. 25).

 

sindicalismo

" Según es posible leer en "La Conquista del Estado", el jonsismo postulaba como plataforma revolucionaria, en su punto doce, que la estructuración sindical estaría referida a la Economía y no al Estado. La distinción es notable, sobre todo si percibimos que su autor, Ramiro Ledesma, más tarde ayudaría a conformar el espíritu doctrinario de la Falange en cuyo seno José Antonio daría vuelo a una idea distinta y hasta opuesta, en cuanto determinó para los sindicatos que fuera órganos de participación directa en las funciones del Estado". Mientras Ramiro Ledesma no lanza a los sindicatos más allá de unos límites precisos, límites económicos-profesionales, sin pensar siquiera en que los mismos fuera partes integrantes del Estado, José Antonio no titubea en afirmar que "son cofradías profesionales, hermandades de trabajadores, pero a la vez, órganos verticales en la integridad del Estado. Es posible que las diferencias luego se matizaran, aunque no hay constancia de ello. Con todo, la tensión entre una y otra idea. Más apegado Ramiro Ledesma a la vertiente sindicalista propiamente dicha, donde el sindicato no traspasa la esfera económica; lindante José Antonio con al tesis de algunos doctrinarios fascistas, ya que el sindicato para él debe integrarse en el Estado. No puede magnificarse debido a que la propuesta jamás fue ensayada en vida de ambos, y luego, cuando se la llevó a la práctica, del original conservó el nombre. Además, la muerte de los dos líderes nacionalsindicalistas interrumpió lo que hubiese sido una base doctrinal más amplia. (Vicente Gonzalo Tassot ob.cit. p. 145)

. . .
 

"En lo económico, la Falange tiende al sindicalismo total; esto es, a que la plusvalía de la producción quede enteramente en poder del sindicato orgánico vertical de productores, al que su propia fuerza procuraría el crédito necesario para producir, sin necesidad de alquilarlo - caro - a la Banca." (O.C. pag. 518)

. . .

 

"Los sindicatos, como unidad de la existencia profesional y depositarios de la autoridad económica que se necesita para cada una de las ramas de producción" (O.C. pag. 797)

. . .

"Los sindicatos no serán arquitecturas parasitarias, según el actual planteamiento de la relación de trabajo, sino integridades verticales de cuantos cooperan a realizar cada rama de producción". (O.C. pág. 426).

. . .

" José Antonio asigna al sindicalismo la misión de cumplir con la tarea derivada de una alteración en la relación del trabajo, de forma que sustituya a la que establece la economía capitalista; le otorga la facultad de estructurarse de modo que no subsistan las posiciones del empleador y del empleado, tal como las entiende y defiende la economía liberal. En cierto sentido, lo que José Antonio pretende es inventar en las nuevas formas del trabajo, surgidas por el fenómeno de la industrialización, la hechura social y asociativa de las viejas corporaciones europeas de la sociedad artesana. Es la suya una actitud revolucionaria auténticamente artesana. No enajenar el trabajo como una mercancía, alienando al trabajador; romper las líneas de la relación bilateral del trabajo en las que se olvida la condición humana incanjeables del obrero; acabar con el sofisma que se esconde en la coyunda del capital con el trabajo, como si pudieran armonizarse valores espirituales y realidades metálicas, si el fundamento de la relación no es precisamente el hombre. O al hombre se le capitaliza con título supremo, o el capitalismo degrada al hombre, al sujetarle a las exigencias primordiales del capital. Los sindicatos verticales están, y su constitución ha de ser tal que consienta su funcionamiento orgánico, sin necesidad de comités paritarios ni de piezas d enlace. Como funciona el Ejército, por ejemplo, en el que una formación de comités paritarios de soldados y jefes seria un despropósito o una idiocia nacional". (…) "Los sindicatos son, en el pensamiento de José Antonio, órganos directos del Estado, es decir, órganos con participación directa en las funciones del Estado, órganos verticales en la integridad del Estado, pieza integrante del Estado mismo que le obligue a ver el bienestar del obrero como apremiante finalidad propia, de forma tal que el Estado merezca el nombre de sindicalista, al intervenir directamente los sindicatos obreros en la legislación y en la economía. Estado constitucionalmente nacionalsindicalista… La verticalidad de los sindicatos es la expresión refleja en el pensamiento de José Antonio, sin que sea posible su extirpación conceptual sin cometer un delito de mutilación doctrinal. ¿Cuál es la suposición aceptada por José Antonio para el término vertical entre las apelaciones posibles? Aunque el término se lo ha apropiado la geometría, en su raíz queda la intención original de cambio, mudanza y transformación. En su restricción sociológica, que es la pertinente en José Antonio, significa la integración de personas pertenecientes a dos o mas grupos o capas sociales. En la concepción política de José Antonio, el término es bifronte: en una cara presenta la estructuración orgánica de los grupos que intervienen en la producción, el de los patronos o empleadores y el de los empleados u obreros; y en la otra reclama una estructuración piramidal de las ramas de producción. La verticalidad es aplica a las dos fuerzas de la producción, por separado; al productor y al producto. En los productores la verticalidad aparece al integrar en la unidad de cada sindicato a empresarios, técnicos y obreros, en el producto, como elaboración y resultado, la verticalidad se descubre al organizarse los sindicatos atendiendo a "los ciclos completos que partiendo de la materia prima llega a la última manifestación de la transformación". Esta verticalidad de la ambivalencia polar connota la obligatoriedad y la unidad sindicales. Los sindicatos, en el pensamiento nacionalsindicalistas de José Antonio, al agrupar a todas las fuerzas de la producción en función de la economía nacional, resultan obligatorios, por constituir un debe la colaboración efectiva de empresarios, técnicos y obreros; y son únicos, en cada rama de producción, por exigencias del fin que se persigue, que es autónomo, desligado de ideologías de partido y alejado de consideraciones extrañas a la naturaleza de la producción misma, a la de los productores y a las de la economía nacional. Todos los textos "sindicalistas" de José Antonio obedecen a una inspiración tenaz: la de constituir unos Sindicatos autónomos, independientes de factores perturbadores de la economía nacional, determinantes de la evolución y progreso de la Nación, salvadores de la dignidad de la persona humana sea cual fuera su condición laboral, superadores de la lucha de clases, transformadores de lsa empresa liberal capitalista. La verticalidad propugnada por José Antonio no es un requisito técnico de organización o estructura, sino una fórmula flexible en un Estado ideal" (…) "José Antonio eligió a sabiendas contra todo pronóstico y saltando por insidias y halagos, la vía más dura, la que conducía a un sindicalismo social profundo implacablemente anticapitalista e implacablemente también anticomunista, y, por supuesto, revolucionario, vertebrados, personalista, nacional y de participación" (Adolfo Muñoz Alonso op.cit. p. 237).

. . .


El artículo 1º de la Ley de Bases de Ordenación y Organización Sindical de 6 de diciembre de 1940, afirma:

- "Los españoles, en cuanto colaboran en la producción, constituyen la Comunidad Nacionalsindicalista como unidad militante en la disciplina del Movimiento."

El artículo 19 decretaba: "Todos los mandos de los sindicatos recaerán, necesariamente, en militantes de Falange Española Tradicionalista de las JONS."

"El sindicalismo de la Falange es una alternativa ante la solución socialista, degenerado en marxismo. Se trata de organizar las unidades orgánicas de los productores para que sean ellas las adjudicatarias de la plusvalía producida por el trabajo humano, en vez de adjudicárselo a la colectividad organizada en Estado. Impuesta cualquiera d las dos soluciones, el capitalismo como sistema económico desaparece. Lo que sucede es que la solución socialista - en el orden económico - burocratiza la vida del Estado, enfría la importancia psicológica del estímulo en la actividad empresarial, mientras que el sindicalismo no sólo no adolece de estos defectos, sino que devuelve a los trabajadores la alegría del contacto con su mundo y les confía la responsabilidad estimulante en forma directa". (A. M. Alonso ob. cit. p., 405).

Doctrina. Nacionalsindicalismo. Organización Sindical.

sindicatos verticales

"El General Franco extiende la política social y crea un mercado de trabajo "sui generis", en el cual las decisiones no son empresariales ni obreras, sino del Gobierno. Criticas a este mercado de trabajo que gracias a ellos España pasó a ser un país pobre a convertirse en una potencia mundial, es cerrar los ojos a la realidad o es una ignorancia supina. En 1975 surge el problema: ¿Se mantiene el mercado laboral franquista o se pasa a un mercado libre? La situación era delicada, pues frente a un Estado capitalista los sindicatos eran marxistas. Bajo la presión de los sindicados se llega a una solución ecléctica, ni lo uno ni lo otro. Se pretende mantener todas las ventajas laborales de la era de Franco ("despido libre por derecho de huelga", se proponía a los interlocutores sociales) y dar libertad total al obrero. Las consecuencias eran de esperar: subida violenta de salarios, hundimiento del comercio exterior, indisciplina laboral, baja de la eficiencia y un paro creciente a gran velocidad. Menos mal que el mundo laboral entendió la situación y frenó. Los sindicatos causantes de este fracaso económico, que algún momento amenazó con volvernos al tercer mundo, se hundieron en su afiliación y perdieron prestigio. La historia sindical de no perder ni un puesto de trabajo generó el cierre de muchas fábricas. Los sindicatos en vez de defender al obrero le atacaron" (Joaquín Rodríguez Arzúa, ob. cit., "Razón Española", nº 111)

Sindicalismo. Trabajo. Ley Sindical.

sindicato español universitario (S.E.U.)

Por Decreto de 23 de septiembre de 1939, se crea oficialmente dentro del nuevo Estado, el Sindicato Español Universitario (S.E.U.). Los días 20 y 21 de septiembre de este mismo año había tenido lugar una reunión confederal de estudiantes (católicos) presididos por un representante oficial del Partido, el canónigo Hernán Cortés. A los dos días, la confederación era disuelta por Decreto. El Consiliario Pedro Altabella no estuvo a la altura de las circunstancias. "Ni claro ni valiente", decía el informe de Hernán Cortés remitió al cardenal Gomá el 27 de septiembre); el mismo aseguro que al decirle Pradera (Juan José, el director que Serrano Suñer había impuesto en "YA", y que durante la República había sido precisamente presidente de los Estudiantes Católicos) "que la jerarquía estaba conforme con el paso de los chicos al SEU cedió y se limitó a dar consejos. ¿No fuera mejor asegurarse de que la Jerarquía estaba conforme? No ha estado claro..."(...) "Ha cedido premeditadamente, cuando las Pastorales de los Excmos. Srs. Cardenales de Sevilla, Primado y el Ex., Sr. Arzobispo de Santiago, en 1938, no ceden..." (Antonio Marquina Barrio, "La diplomacia vaticana..." p. 203)

. . .

El S.E.U. fundacional destaca los nombres de Valdés, Gaceo, Guitarte, Salazar, Matías Montero (primer estudiante asesinado de la Falange)... Entre la violencia y el asesinato de los mejores, se realizaron numerosas actividades: cursillos, publicaciones, deportes, teatro, cine-club..., de acuerdo con la vocación falangista por una formación integral y permanente, además de la preocupación por la universidad.

"Los estudiantes participaron en la guerra mostrando valor en todos los frentes, recibiendo numerosas felicitaciones..." ("La Nación" nº 368 , 15 .V.02).

. . .

"Uno de los estudiantes más esforzados del Sindicato de Zaragoza, Manuel Baselga, recibía de noche dos balazos disparados por la espalda. Días antes, había tapado la boca de unos voceadores de un periódico estudiantil e insultante. Los estudiantes de Zaragoza reaccionaron vigorosamente, y ante su actitud el rector clausuró los locales de la FUE. El SEU declaraba y ganaba su primera huelga.

En Sevilla no quisieron ser ajenos al atentado de Baselga, y tres escuadras, mandadas por Narciso Perales, Benjamín Pérez Blázquez y Rafael García Saró asaltaron los locales que la FUE tenía en la Universidad y en el Instituto (...) Aquello exasperó a los dirigentes marxistas de la FUE madrileña, quienes para reanimar a los suyos decidieron contestar con una huelga general para reanimar a los suyos decidieron contestar con una huelga general de estudiantes, auxiliada por una agrupación comunistoide, llamada Bloques Escolares de Oposición Revolucionaria (...) Grupos armados recorrieron las facultades, provocando incidentes con objeto de obtener el cierre de la Universidad. Apalearon a seuistas aislados y se ensañaron especialmente con nuestros camaradas de Medicina.

El SEU tenía el suficiente coraje para no dejar impune lo sucedido, incluso estaba ansioso de hacer una demostración de fuerza. En la casa de Julio Ruiz de Alda (...) se preparó el asalto al centro neurálgico de la FUE, el de Medicina. Se encargó de la dirección el asalto Agustín Aznar, famoso en la Facultad por la paliza que había propinado a Montes, presidente de aquella FUE, y más aún por los golpes que aplicó Mascaró, un fenómeno del rugby, jefe de deportes de la federación, y que claudicó ante los puños de Agustín, que por entonces era campeón de Castilla de grecorromana. Se fijó para el día 25 el asalto y se movilizaron las tres centurias. Más que un secreto plan, se trataba de un público desafío, y los enemigos se prepararon. Temerosos, cerraron las puertas de la Facultad. Agustín entró solo por el hospital, pero antes de abrir las puertas de Atocha, para dar paso a los demás camaradas, necesitó propinar unos leves golpes a un bedel y al catedrático señor Covisa, que trataron de oponerse. Los fueistas se refugiaron en su local, en el que penetró tumultuosamente un grupo de falangistas; entonces, parapetados tras dos ventanillas de la oficina, abrieron fuego de pistola contra los nuestros. Los que no presenciaron aquello sólo podrán imaginárselo gracias a algunas escenas de películas del Oeste americano. Los falangistas no se arredraron: había que devastar aquellos locales y se hizo, aun cuando para ello se organizara un salvaje tiroteo, a cuerpo descubierto, en una habitación de reducidas proporciones. Gracias a la Providencia no hubo muertos. El herido mas grave, el de la FUE, tenía una bala en el cuello." (David Jato Miranda "La rebelión de los estudiantes", CIES, Madrid, 1953)

. . .

"La supresión del SEU, cuyas últimas generaciones asustaban a muchos ministros, como había demostrado la fulminante destitución de Daniel Regalado (Presidente de una Asociación que pretendió sustituir al SEU), no abrió paso a una nueva institución que pudiera canalizar las inquietudes políticas de los universitarios. Lo único que hizo fue dispersar a los numerosos y brillantes colaboradores de las revistas del SEU, como "El correo universitario", "Ariel" y "El Estudiante", los cuales - Juan Van Halen, Jesús Sancho Rof, Ignacio Buqueras, Rafael Conte, José Luis Balbín, Eduardo Sotillos, Juan José Rosón, José Luis Martin Prieto, Luis Blanco Vila, Eduardo Barrenenchea, Victorino Mayoral y Francisco Umbral - buscaron acomodo ideológico y de publicaciones en muy diversos escenarios. Era otra forma de debilitación en este caso ideológica". (Luis Suárez, ob. cit. p. 762).

Sindicatos. Universidad. Historia de FE.

sindicatos horizontales y verticales

"...en el lenguaje sindical oficial español actualmente, el contenido de las expresiones horizontal y vertical es otro: son horizontales los sindicatos exclusivos, es decir, exclusivamente de trabajadores o de empresarios; son, por el contrario, verticales los sindicatos de "armonía social" o totales, de trabajadores y de empresarios reunidos y, por tanto, mixtos. Es, con todo obligado decir que cuando la expresión "sindicato vertical" se acuñó por José Antonio Primo de Rivera, que se refería a una pretendida organización socioeconómica en la que no cabía el carácter "mixto" o de dualidad de partes (empresarios y trabajadores) por cuanto e partía dogmáticamente de una afirmación de unidad, al refundir a dichos empresarios y trabajadores en la figura del "productor", cualificado funcionalmente como trabajador ejecutivo pero por su posición económica y social: el Fuero del Trabajo y, más tarde, su desarrollo legislativo, desvirtuaron la concepción original de la que se tomó tan solo la terminología" (Efrain Borrajo "Introducción el Derecho español del Trabajo", p. 204)

Sindicatos. Sindicalismo.

sierra, juan

(1901) Poeta y escritor.

Pergamino de fe sin una errata.

"Reglada ya tu luz blanca, beata,
más allá del saludo y los corales,
más alta y firme que las imperiales
cúpulas frías donde la cruz se ata;

pergamino de fe sin una errata
-joven lirio, sangrientas iniciales-
de la España, en el tronco de sus males,
clavó con rosas, remachó con plata.

Movió su vuelo reposado y fuerte
herrumbre, costra, polvo, húmedo raso,
trocando el gris en sol, el hierro en ala;

Y en el acto de servicio hacia la muerte
¡la Falange de amor que se abre paso
por esa luz que tu mirar señala."

(De la "Corona de sonetos en honor de José Antonio Primo de Rivera" "Jerarquía", Barcelona, 1939)

sindicato

"Concebimos a España en lo económico como un gigantesco sindicato de productores. Organizaremos corporativamente a la sociedad española mediante un sistema de sindicatos verticales por ramas de producción, al servicio de la integridad económica nacional" (Punto IX de la Norma Programática)
 

. . .

Los sindicatos son organizaciones de trabajadores o de dadores de trabajo - o de los unos y de los otros asociados - para la tutela de los respectivos intereses colectivos. La base organizativa del sindicato de los trabajadores es la categoría, la cual se articula en estructuras territoriales y de unidades laborales (empresas). Los sindicatos de categoría se unen en confederaciones unitarias. Mientras no es posible hablar de partidismo como movimiento, si se debe, en cambio, hablar, por cuanto se refiere a los trabajadores, de sindicalismo - o mejor, de sindicalismos - como movimiento de ideas, antes que de organizaciones; movimiento que inspira y dirige unitariamente y permanentemente la praxis de la lucha sindical y sugiere su metodología. Actualmente en España se pueden reconocer varias filosofías - movimientos - principales de sindicalismo de trabajadores; el unitario que agrupa a UGT Y CC. OO y USO; el de FE de las JONS, (N.S.), la C.N.T. ( de matriz anarquista) CGT y los "autónomos".

El sindicalismo unitario (U.G.T. y CC.OO y USO.) se manifiesta autónomo respecto a los partidos y pluralista, asume como punto de referencia la unidad sindical de la clase trabajadora, no importa si en una prospectiva clasista es prevalentemente interclasista (USO).

El sindicalismo unitario ha sufrido una evolución que es en gran parte espectacular respecto a la de los partidos: tendencia a arrogarse una artificiosa representación totalitaria de la generalidad de los trabajadores, mucho más allá de los efectivos consensos y mandatos; prioridad de los intereses de los grupos dirigentes y de las burocracias del sindicato y más todavía de la no sindicalizada; identificación de los trabajadores con los sindicatos, por quienes se sienten tutelados dentro y fuera del puesto de trabajo, los intereses de los trabajadores cuando son tutelados y valorizados los de las organizaciones sindicales, patrocinio prevalente de los empleados, con daño de los desempleados, de los sectores y de las áreas avanzadas o privilegiadas, en perjucio de los atrasados.

Como los partidos tienden a la partitocracia, los sindicatos unitarios tienden a la sindacatocracia. Los unos y los otros tienden al poder en sus respectivos ámbitos, con una practica de consultación de vértice que es al tiempo coordinación e interacción.

sindicato horizontal

"Los sindicatos horizontales, en la concepción clásica, son clasistas, se proponen mejorar la condición del obrero, ensayando toda clase de procedimientos, desde los más tímidos hasta los más crueles y fratricidas, pero dejan intacta la relación del trabajo en los términos en que la configura la economía capitalista y subsiste en ellos - dice a la letra José Antonio - la posición del que da el trabajo y la posición del que arrienda su trabajo para vivir, sigue enajenado el trabajo como una mercancía, sigue el trabajador convertido en una pieza deshumanizada del mecanismo de la producción burguesa, persiste la tragedia del productor obrero, y la del empresario, no se alivian las cargas con que el capital financiero abruma a la producción ni se impide la especulación de los productos, siegue asignándose la plusvalía al capitalista - o al Estado - pero no a los productores encuadrados en sus sindicatos. La verticalidad era una forzosa consecuencia de su concepción unitaria de la vida, en la que los sindicatos representan la unidad de la existencia profesional y a los que corresponde, en gracia de esta unidad humana, la autoridad económica necesaria para cada una de las ramas de producción. Desglosar la estructura y la organización sindical de su contexto social y moral equivale a falsear y falsificar, malográndola, la concepción sindicalista de José Antonio. La verticalidad es la característica de unos Sindicatos que se instrumentan como organismos idóneos para la realización de la política social y económica de la Nación, y no se entiende cómo con un pluralismo sindical, o con unos sindicatos clasistas, puede el sindicalismo reclamar unas atribuciones para las que su propia estructura pluralista no ofrece posibilidades de cumplimiento" (A.M. Alonso. Ob cit. p.237).

sindicato vertical

"Al acuñar José Antonio la expresión "sindicato vertical" se refirió a una pretendida organización socioeconómica en la que no cabía el carácter "mixto" o de dualidad de partes (empresarios y trabajadores), ya que se partía dogmáticamente de una afirmación de unidad, refundiendo a empresarios y trabajadores en la figura del "productor", "cualificado funcionalmente como trabajador directivo o trabajador ejecutivo, pero no por posición económica y social". A juicio de Borrajo, el Fuero del Trabajo y, más tarde, su desarrollo legislativo, desvirtuaron la concepción original, de la que fue tomada únicamente la terminología. (E. Borrajo Dacruz , "Introducción al Derecho del Trabajo". Tecnos. Madrid, 1996. págs 149 y s.)


sobriedad

"Que los afiliados a Falange Española sean sobrios y fuertes en sus palabras y en sus vidas. No es la nuestra una opinión política para asistir a mítines dominicales y comprar determinados periódicos. Nuestra doctrina es un estilo total de construcción de vida para el individuo y para la Patria. Sed sobrios, fuertes y castos también, pero castos como guerreros, sin ese aspaviento de sacristanes, que luego suele tener su reverso en la primera escapada a Bayona. La lujuria es una especia de liberalismo de la carne que acaba en la debilidad y el afrodisiaco. La potencia viril es otra cosa. Ni castrados ni libertinos". (Rafael Sánchez Mazas op. cit.).

Estilo. Servicio.

socialismo

Movimiento que propugna la estatización de los medios de producción. Existen muchos tipos de socialismo, como el socialismo marxista, el socialismo cristiano, el socialismo democrático, el socialismo árabe, etc.

El socialismo nació como respuesta a la presión del capitalismo industrial sobre la masa proletaria, a la que sumió en un estado de miseria que provocó la necesidad de la revolución. La primera actuación de los trabajadores fue la creación de sindicatos de clase, desde los que emprendieron una lucha para mejorar su suerte. Fue entonces cuando surgieron los distintos movimientos reivindicativos socialistas, que tomaron formas distintas según las condiciones de cada país.

Teóricos del socialismo fueron Saint Simon, Carlos Fourier y Proudhon. Posteriormente Marx y Engels dieron contenido a estos movimientos, a través de los estudios que integran la obra de "El Capital" y el lanzamiento político, que dio al socialismo "El Manifiesto comunista". La I Internacional se organiza en 1864 y fracasa en 1871, con la Comuna de París

El socialismo actual se organiza en clave socialdemócrata, que exalta el sentido social, el humanismo y la igualdad.

. . .


"Lo que diferencia contera el socialismo la posición de la Falange, es lo siguiente: el burgués obtuso está contra el socialismo porque es un partido obrero: la Falange está contra el socialismo por ser un partido que niega la espiritualidad universal y la unidad de destino d ela Patria" (Rafael Sánchez Mazas "Fundación, Hermandad, Estilo". Ed. Nacional)


. . .

"El vocablo "Socialismo" alcanza en José Antonio una significación bifronte. De una banda, lo emplea para designar un movimiento socioeconómico frente a la esclavitud liberal, reivindicativo de la justicia social entre los hombres, místico, ascético, sentimental y redentor, contrafigura del capitalismo; de otra lo usa como sinónimo de comunismo-marxista, expresión del determinismo histórico de base materialista, dogmatizante de la lucha de clase, antirreligioso y antinacional, movimiento de represalia, de disgregación y de odio, doctrina de escalofriante frialdad, ególatra, contradictorio, rencoroso, inhóspito y deshumanizante. Si el primero puede ser considerado como un socialismo abierto, el segundo es - en expresión también de José Antonio - el socialismo "cerrado", inexorable, sectario y cruel, por lo menos en España. José Antonio, fervoroso apologista de la reacción liberal, se declara enemigo implacable del socialismo doctrinario, alternando siempre en los textos la doble significación del término. Si se adopta la terminología usual, habrá que decir que José Antonio dignifica muchos de los aspectos positivos del socialismo "utópico", y condena el socialismo "científico", considerándolo como una degradación ideológica, social y política del socialismo originario. Piensa José Antonio que la diferencia entre ambos socialismos no se reduce a una cuestión de grados, anticipando una objeción a ciertas concepciones modernas de muy dudosa sensibilidad, ya que la concepción materialista de la historia y el determinismo teocrático de la sociedad, proclamado por el socialismo-marxista, subvierte las aspiraciones del socialismo antiliberal de los primeros propulsores. José Antonio renuncia en esta cuestión a un planteamiento teórico, y se presenta como un definido político. Las aspiraciones del socialismo fueron justas, y se hace necesaria una revolución social que redima de la esclavitud económica y de la discriminación humana a los obreros. El socialismo-marxista ha traicionado estas aspiraciones, ahogándolas en un sistema sociopolítico irrespirable y despersonalizador de los hombres a los que pretende ideológicamente redimir.

Al considerar el problema, observamos que la incógnita queda sin resolver, ya que no era su resolución lo que apretaba a José Antonio en la primera etapa - y no tuvo otra - de su magisterio político, sino el planteamiento claro, profundo y realista de la cuestión. Si luego resulta que las aspiraciones revolucionarias del socialismo originario , asumidas por José Antonio, pueden ser satisfechas en un sistema socialista, con valores espirituales, radicalmente antimarxista en el ideario y en el procedimiento táctico -como sería el nacionalsindicalismo - habrá de retener que, en el pensamiento de José Antonio, el socialismo condenado no es el que conduce " las sociedades modernas hasta la igualdad de la condición humana y a la generalización del bienestar", sino el que monta la transformación sobre unos presupuestos ideológicos contradictorios con la libertad de la persona singular y con la socialidad inmanente del ser humano" (Adolfo Muñoz Alonso op. cit. p.159)

. . .


"Por eso tuvo que nacer, y fue justo su nacimiento (nosotros no recatamos ninguna verdad), el socialismo. Los obreros tuvieron que defenderse contra aquel sistema (el capitalismo), que sólo les daba promesas de derecho, pero no cuidaba de proporcionarles una vida justa". (O.C. p. 63).

. . .


Para la Falange, el socialismo democrático fue, en su aparición, la réplica al capitalismo salvaje vigente en el siglo XIX. Se consideró legítima y justificada su enfrentamiento, al tiempo que se le consideró de redención social y humana. Y en esta apreciación, el nacionalsindicalismo se considera como un movimiento continuador del socialismo en un marco de libertad y de justicia social. El socialismo moderno, como doctrina y organización, toma su expresión política en el curso del siglo XIX. Su base ideológica arranca, según Muñoz Alonso ("Un pensador...",p. 155) del inmanentismo racionalismo y por el iluminismo. Su plasmación política se produce como consecuencia de la Revolución Francesa, por el resultado de la acumulación que origina la revolución financiera, por la masificación del trabajo, por la injusticia social implacable que resulta de la dimisión del sistema liberal. Ante este proceso de decantación revolucionaria, José Antonio justifica y legitima la aparición del socialismo, como un fenómeno natural, necesario, oportuno y... cristiano, ante la inhumanidad de un liberalismo desinhibido de todo compromiso con la justicia.

. . .


"José Antonio se esforzó por superar la tesis y la antítesis de las Revolución del 14 de abril, y afirmó con claridad que la superación sólo podría lograrse con una concepción que desvirtuaban el proceso de formación de un Estado moderno. El obstáculo no era el socialismo, sino los socialistas proletarizados, matriculados en marxismo, de signo antinacional, cómplices del secuestro del 14 de abril, frente a los cuales cualquier táctica, por violenta que la supusiéramos, siempre sería mitigada. El inconveniente residía en los instrumentalistas gubernamentales, estilo Gil Robles,; y el peligro grave en los entreguistas del Estado republicano, representados por su hombre mas valioso y representativo, Manuel Azaña.(...) A Manuel Azaña la sangre de Asturias le horrorizaba pero la desmembración de Cataluña le permitía cubrir una etapa de su eventual federalismo irresponsables". (Muñoz Alonso, ob. cit. p. 82).

Entorno político. Doctrinas politicas. PSOE.

socialismo marxista

"José Antonio se ha enfrentado con el socialismo comunista, en lo que tiene de concepción anticristiana y extra-europea: interpretación materialista de la vida y de historia, sentido de represalia, proclamación del dogma de la lucha de clases, la Historia como un juego de resortes económicos, supresión de lo espiritual, desprecio de la Religión, negación de la Patria, odio, separación u olvido de todo vínculo de hermandad y solidaridad entre los hombres, con prescindencia artificial de toda estimación del hombre como valor espiritual. Una ligera incursión en los textos de la literatura marxista nos permitirá comprobar la exactitud de la critica de José Antonio. Es hoy frecuente presentar como un proceso reivindicador de ideas aceptables desde perspectivas cristianas. La pretensión puede que sea honesta en mentes desconocedoras de la dialéctica marxista, pero el revisionismo marxista no consiente -en los marxistas - una superación de sus dogmas canónicas, aducidos por José Antonio, sino la adecuabilidad y la virtualidad de los mismos en el proceso de la historia y de la sociedad. El marxismo no delinque ante los epifenómenos de la realidad evolutiva. Lo que si puede afirmarse es que las exigencias originarias del socialismo, el ideal socialista no solo no ha encontrado su satisfacción, sino que, de suyo, el marxismo ha convertido al hombre anónimo de la política planificadora del Partido. El socialismo marxista representa - José Antonio lo ha intuido perfectamente - la cancelación del socialismo humanistas, redentor y personalista, que queda subsumido en unas categorías extrañas a las aspiraciones del ideal que lo habían promovido. Como en estas y análogas cuestiones, la exposición critica no discurre siempre en corrección lógica con el pensamiento original de sus autores, nos atendremos a los textos marxistas de reconocida ortodoxia y de más alto porte, a nivel de actualidad" (Adolfo Muñoz Alonso op. cit. p. 181)

Marxismo. Comunismo. URSS.

socialista, el

Titulo del periódico diario del partido socialista español "PSOE", fundado por Pablo Iglesias, actualmente desaparecido.

solís, ruiz

(1913, Cabra, Córdoba - 1990, Madrid) Político, General togado,
ex ministro y abogado. Estudio Derecho en la Universidad de Deusto . Participo en el Alzamiento, como oficial provisional. Opositó al cuerpo jurídico militar donde alcanzó el grado de general, y al cuerpo de Secretarios Técnicos Sindicales, donde llegó a ser Ministro y Delegado nacional de Sindicatos. Como Vicesecretario General de Ordenación Social organizó el primer Congreso Nacional de Trabajadores. Posteriormente fue nombrado Gobernador Civil y Jefe Provincial del Movimiento de Pontevedra y Guipúzcoa, Delegado nacional de Sindicatos y Ministro Secretario General del Movimiento. A él se debe la creación del Consejo Nacional de Trabajadores y de Empresarios, el Comité Ejecutivo Sindical, el Congreso Sindical, la contratación colectiva, etc. En la transición desempeñó la cartera de Trabajo.

Es autor de "Nuestro sindicalismo" (Madrid, 1955),"Nuestra convivencia española"(Madrid, 1959 ), "José Antonio, actualidad de su doctrina" (Madrid, 1961) "Nuestro pensamiento y nuestras preocupaciones políticas actuales"(Madrid, Organización Sindical, 1962), "Acción asistencial del sindicalismo español" (Madrid, Organización Sindical, 1966),"Sindicalismo 66". Discurso (Madrid, 1966): "Sindicalismo 67/68"(Escritos); "España; su monarquía y su futuro" (Barcelona, 1975) "Discurso ante las Cortes el 6 de abril de 1976 " (Madrid, Ministerio de Trabajo, 1976)

Gobierno. Organización Sindical. Secretario General.

sotomayor gippini, enrique

(1919- 1941) Profesor universitario y periodista. Pasó su infancia en Bilbao, se traslada a Madrid donde estudia Ingeniería y toma contacto con Falange y el SEU. Fundó la revista "HAZ". El Alzamiento le sorprende en Bilbao, y se integra en la brigada italo-española "Flechas Negras" y en la Bandera de Falange de Marruecos y en la 2ª Centuria de Álava. Fue nombrado por Guitarte secretario nacional del SEU, posteriormente nombrado Jefe Nacional del SEU. Dimite de su cargo desilusionado por la orientación que se da a su proyecto de crear un Frente de toda la Juventud española. Se licencia en Derecho, ejerce de ayudante de cátedra en la Universidad de Madrid, es director del diario "FE" de Sevilla y al organizarse la División Azul se alista en ella y muere en combate en Possad el 4 de diciembre de 1943, concediéndosele la medalla militar individual.

SEU. Frente de Juventudes. División Azul.

southworth, herbert

"Quienes han escrito sobre el fascismo español se inclinan a conceder una importancia secundaria a Ramiro Ledesma Ramos, en parte porque éste perdió toda participación en el control del movimiento en 1934, y en parte porque no comprendieron la naturaleza del movimiento. En realidad, Ledesma fue el mayor genio del movimiento. En un corto espacio de tiempo fundó el movimiento, estableció sus bases principales, invento sus slogans más eficaces. Se ha dicho que le faltaba la personalidad política de José Antonio Primo de Rivera. Pero la imagen que hoy se conoce de este en España fue creada artificialmente después de su muerte. José Antonio Primo de Rivera se aplicaba el calificativo de intelectual, y todos sus biógrafos sucesivos adoptaron su propia definición; pero Ledesma Ramos fue con mucho un intelectual mas serio, un pensador mas disciplinado. ("Ramiro Ledesma Ramos. Escritos Políticos 1933.1934. Madrid, 1935. Ed. Trinidad Ledesma Rammos)

Ramiro Ledesma Ramos.

sopeña, federico

Nació en Valladolid el 25 de enero de 1917. Estudió música en Bilbao y Madrid, y se licencio en Derecho en a Universidad Central. A los 22 años, en 1939, ejerció de critico musical en "Arriba", simultaneando esta tarea con las de Secretario de la Comisaría de Música y Vicesecretario de Educación Popular del Movimiento. En 1943 ingresó en el seminario de Vitoria. Ordenado sacerdote en 1949, fue nombrado vicerrector de la Iglesia española de Montserrat, en Roma. En octubre de 1951, Joaquín Ruiz Jiménez, Ministro de Educación, designó a Sopeña delegado del Ministerio en el Conservatorio de Madrid y en todos los centros oficiales de enseñanza musical
Un nuevo decreto ministerial le hizo catedrático numerario de Estética e Historia de la Música en el Conservatorio de Madrid. Con la salida de Ruiz Jiménez del Ministerio, Sopeña ceso igualmente en todos su cargos. Posteriormente fue nombrado rector de Santo Tomás de Aquino, la Iglesia de la Ciudad Universitaria madrileña. En diciembre de 1956 recibió de Pío XII el título de prelado doméstico. Entre 1971 y 19723 fue breve tiempo Comisario Musical de Música. En junio de 19776 fue elegido director de la Academia de España en Roma, cargo que desempeñó hasta su nombramiento como director del Museo del Prado, en octubre de 1981. En 1983 cesó en este puesto y a finales de 1988 fue elegido director de la Academia de Bellas Artes de San Fernando. Murió en Madrid el 22 de mayo de 1991, de un ataque cardiaco

Arte. Cultura. Intelectuales.

souto vilas, manuel

(1903 -) Economista y profesor, nacido en Campo (La Coruña). Fue fundador de "La Conquista del Estado", con Ramiro Ledesma Ramos, Juan Aparicio López, etc. Difundió por toda Galicia el semanario, que fue base para la promoción de las JONS, movimiento que lideró en aquella región. No se integró en FE de las JONS, cuando se fusionaron en 1934 ambas organizaciones. Si mantuvo su colaboración y amistad con Ledesma Ramos, y con mas intensidad cuando éste se separó de la Falange. En 1935 consigue una cátedra en el Instituto de Santiago de Compostela. En 1936 fue detenido en Valladolid tras el Alzamiento; coopera con el régimen de Franco, en la que desempeñó diversos cargos de escasa entidad. Entre sus obras figura "Teoría de los sindicatos nacionales" (Madrid, Editora Nacional, 1941)

Intelectuales. JONS. La Conquista del Estado.

spengler, oswald

"A Spengler debe también José Antonio Primo de Rivera su humanismo ascético del héroe "mitad monje, mitad soldado". En la línea de su maestro, Federico Nietzsche, Spengler canta la fuerza de la sangre, en el monarquismo de las épocas guerreras y caballerescas. "El máximo símbolo de la victoria perfecta del espacio sobre el tiempo es el guerrero convertido en asceta...Hay que ser héroe o santo. En el término medio no está la sabiduría, sino la vulgaridad" (Salvador de Brocá op. cit.)

. . .


"Spengler fue un reaccionario, un defensor a ultranza de los modelos arcaicos del prusianismo aristocratizante que propugnaba el cesarismo como último poder del espíritu guerrero, guardián de la propiedad de los señores - los junkers - frente a toda forma de reivindicación social, la cual contemplaba como impertinente ambición de la masa gregaria a la que las clases dirigentes - a ser posible la raza blanca - debe dominar" (...) "José Antonio Primo de Rivera estimó, por el contrario, al hombre portador de valores eternos, envoltura corporal capaz de salvarse o condenarse. Es cierto que puso el acento en la gira del líder y que aseguró que el hombre es el sistema., Pero junto a ello reconoció la inaceptabilidad de los Estados absolutos, absorbentes y anuladores de la individualidad, cuya radical vocación - dice, es la interinidad. Nunca cultivó la demagogia pero siempre tuvo presente la necesidad de transformar revolucionariamente los supuestos socioeconómicos de la sociedad capitalista, urgencia que evidentemente no sentían Spengler. Este, con toda probabilidad, hubiese tildado al joven Primo de Rivera de socialista distinguido, como lo hizo con Lasalle y Sorel, los cuales consideraban la defensa de la patria, la familia y la propiedad como la misión más noble del proletariado y a los que Mussolini dijo deber más que a Nietzsche" (S. Broçá, ob cit. pag 183)

subvencion a hedilla

El 10 de diciembre de 1955 se inauguraba en Torrelavega (Santander) los nuevos locales de Falange Española y el acto lo presidía Tomas Romojaro Sánchez, vicesecretario general del Movimiento,. Algunos que se proclamaban hedillistas pretendían interrumpir el acto, pero los demás asistentes les expulsaron. Romojaro hubo de explicar entonces como todos los meses, por encargo del Gobierno, se pasaba a Hedilla una subvención económica, como reparación de los daños producidos por su condena y destierro.

Hedilla. Sucesos de Salamanca.

sucesor de franco

"Raimundo Fernández Cuesta fue sustituido al frente de la Secretaria General del Movimiento tras los sucesos de 1956 en la Universidad de Madrid. Fue sustituido por José Luis de Arrese. A lo largo de 1956, Arrese iba a procurar modificar las Leyes Fundamentales para conceder al Consejo Nacional del Movimiento el derecho supremo a rechazar al sucesor de Franco y con ello perpetuar la preeminencia de la Falange. El Plan de Arrese se parecía tanto a las pseudo-constituciones del bloque soviético, que los monárquicos del régimen, los carlistas y la Iglesia se unieron en oposición al mismo" (Fernández Cuesta, "Testimonio". Ed. Cirsa, Madrid, 1982 p. 243-245)

suárez álvarez  jaime

(Madrid, 1927) Escritor, abogado, periodista y empresario. Perteneció a las Falanges Juveniles de Franco desde muy temprana edad, militante y dirigente del SEU. Fundador de la revista "La Hora" y "Alcalá" (1948-1951). Inspirador de la línea aperturista que secundo a Ortega en la década de los cincuenta, tuvo una acogida entusiasta en la generación que no hizo la guerra. Se enfrentó en conferencias, escritos y proclamas con el núcleo duro del régimen, denunciando su intransigencia, lo que le valió ser cesado en la dirección de las revistas citadas. Fundador y director de empresas, entre ellas desempeño la Dirección general de Perkins, en los más difíciles momentos de la transición. Fue el creador y director de la nueva etapa de la editorial "Doncel", "Cadena Azul, "La Ballena alegre" y, actualmente, es impulsor principal y Secretario General de "Plataforma 2003", Asociación creada para rendir homenaje a José Antonio en su primer Centenario.

Sobre José Antonio ha escrito:

"Historia de una pasión europea, si. Pues por Europa padeció y murió. Así le recordamos y le necesitamos, al menos, aquellos para quienes el límite de nuestra geografía es ya angosto, aquellos para quienes el asiento físico de la empresa que configura la unidad de destino en lo universal, que aman, limita al Este, precisamente con los bárbaros; aquellos que añaden al "nacionalismo pura sandez", de José Antonio, que España, ya, así, a secas, dice poco si no se agrega España a Europa, España para Europa, España por Europa". ("José Antonio, Historia de una pasión europea)", conferencia en el Círculo Cultural "Medina", Madrid, 23 de noviembre de 1959)
 

La Hora. Alcalá. Plataforma 2003.


suárez fernández, luis

Catedrático, historiador y escritor. Luis Suárez Fernández, nacido en Gijón en 1924, académico de la Historia de Madrid, correspondiente de las Buenas Letras de Barcelona, y de mérito de a de Lisboa, Premio Nacional de Historia 2001, es un especialista en temas de la Baja Edad Media, aunque ha dirigido también su atención a otras épocas y a los distintos temas relacionados con la interpretación de la Historia. Es autor de numerosos libros de la especialidad, así como de las cuestiones polémicas del mundo contemporáneo, como la "Crónica de la Sección Femenina de Falange Española. Sobre José Antonio, escribió:

"Su asesinato fue un gran error.- (José Antonio) rechazaba la división entre partidos políticos, porque pensaba que el ejercicio del poder es un debe y no un derecho. Creía que era necesario mantener la unidad en torno a cuestiones muy esenciales como el derecho a la existencia, el derecho al trabajo para ganarse "una vida justa y digna" y el amor a la patria.
Tampoco repudiaba el recurso a la violencia si era necesaria para implantar un orden nuevo, en esto estaba más cerca de la izquierda que de la derecha.
No cabe duda; su asesinato fue uno de los grandes errores de la República, explicable tan sólo por las circunstancias de desorden terrible en que España había incurrido. Para él, el alzamiento militar fue un suceso en cierto modo inesperado. Tal vez por esta causa no tomó precauciones para ocultarse. Murió teniendo en las manos un crucifijo y afirmando su condición de católico. Los discursos y escritos que de él quedan, a los historiadores, nos permiten comprender aspectos de la realidad que escapan a las simples noticias ordenadas en una cronología. No es la hora de hacer nostálgicas evocaciones, sino serenos análisis. Conviene aprender." ("José Antonio Primo de Rivera", en ABC (diario), 24 de abril de 2003)

Franco. Historia. Estilo.

suárez gonzález, fernando

(1933) Doctor en Derecho, profesor universitario, Catedrático de la UNED. Nació en Oviedo, dirigente del SEU, director del Colegio Mayor "Santa Maria de Europa". Se doctoró en la Universidad de Bolonia en Derecho del Trabajo. Desempeñó diversos puestos políticos, procurador en Cortes, Director General de Emigración, Ministro de Trabajo y Vicepresidente del Gobierno. Figuró en noveno lugar, en la encuesta realizada por "Actualidad Española", en la que se seleccionan los veinticinco españoles " con más futuro ". A él se debe el Decreto de legalización de la huelga en España (9 de mayo de 1975) Tras la transición, fue elegido eurodiputado por el Partido Popular. Actualmente, figura como promotor de Plataforma 2003 y directivo de dicha asociación, fundada para la conmemoración del centenario del nacimiento de José Antonio Primo de Rivera. Es autor de diversas obras de su especialidad y de carácter político. En todos los puestos en los que figuró dejó una profunda huella de eficacia y capacidad. Es uno de los políticos españoles de la década de los setenta de la llamada de la "generación del Príncipe".

Su opinión sobre José Antonio es importante para el conocimiento de esta figura:

"Por una digna comunidad civil.- Lo que yo deseo es que el pueblo español consiga nuevas y más altas cotas de libertad, de justicia y de bienestar, sin que tenga que arriesgar nada de cuando ha conseguido ya en estos treinta y cinco años de esfuerzo; que ni se pretenda detener la rueda de la historia ni pretenda echarse todo a rodas que alcancemos definitivamente, ensanchando y prolongando nuestro actual camino y sin retroceder a buscar otro, la democracia apacible y al justa concordia que han soñado tantos españoles egregios y, entre ellos, el que hace hoy cuarenta y un años - justos los de mi edad - convocaba a los jóvenes de su tiempo, no para proponerles un programa de soluciones concretas, sino para constatarles su ambición por construir una digna comunidad civil". ("Es injusto que no se recuerde el centenario de José Antonio", entrevista en HOY (diario), Badajoz, 2 de febrero de 2003)

Trabajo. Trabajo. Escritor.

subversión

"El que echa de menos una revolución suele tener prefigurada en su espíritu una arquitectura nueva, y precisamente para implantarla necesita ser dueño en cada instante, sin la nueva concesión a la historia o a la embriaguez, de todos los instrumentos de edificar. Es decir, que la revolución bien hecha, la que de veras subvierte las cosas, tiene como característica formal "el orden"." (J.A. op. cit.p.365)

Revolución.


suevos, jesús

(1908-2001) Abogado, periodista y político de vocación y servicio, nació en Ferrol (La Coruña) Estudio en la Universidad de Madrid, fue afiliado a la FUE, pero al regresar a Galicia toma contacto con las JONS, en las que se integra enseguida y actúa como un dinámico divulgador, ingresando en FE de las JONS desde la fusión. Fue consejero nacional en 1934 y 1935, y tras la escisión de Ramiro, y nombrado primer jefe territorial de Galicia por José Antonio.

En el Alzamiento se une a la labor que en aquella región realiza Hedilla por orden de José Antonio. Fue consejero nacional de FET y acaba la guerra civil se le encomienda diversos puestos de responsabilidad en la Falange Exterior, fue jefe provincial y gobernador civil en Pontevedra, a regado de prensa en las embajadas de España de Paris y Lisboa, jefe nacional del Sindicato del Espectáculo, director general de Radiodifusión y Televisión entre 1951 y 1957 y de Cinematografía y Teatro en 1959. Fue primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Madrid. Dirigió como periodista el "Pueblo Gallego" de Vigo y la revista "Fotos". Su vida política concluye como procurador en cortes. Se integró en la Falange que dirigió Fernández Cuesta, donde fue nombrado consejero nacional. Fue promotor de "Plataforma 2003. Fue un hombre de gran capacidad de servicio y sacrificio, ejemplo de estilo y de conducta pública, cuyo nombre perdura en la memoria de todos los falangistas.

Vieja Guardia. Consejo Nacional. Galicia.

suicidio

"Los hombres de la "Vieja Guardia" o han desaparecido - como Francisco Herranz, que para protestar contra la política "desacralizadora" de Franco, se suicidó en una plaza de Madrid el 23 de noviembre de 1939, gritando su desprecio contra la "traición" que se estaba perpetrando contra la Falange - o están fuera de juego; algunos perezosos o envejecen, otros afectos a una oposición de salón, similar más a un rumor que a una verdadera reacción". (Francesco Leoni, ob cit. pag. 67).