Diccionario de la Falange

L

 

 

"la ametralladora"

libertad humana
"la ballena alegre" libertad sindical
labadíe otemin, francisco llanos, josé maría
lago carballo, antonio línea política
laicismo literatura marxista
laín entralgo, pedro llarch, joan
lara osío, lula de llosent marañón, eduardo
largo caballero, francisco llovet, enrique
lázaro, ángel lópez cancio, jesús
ledesma ramos, ramiro lópez cepero, josé mariano
legaz lacambra, luis lópez de fez, ángel
"legiones y falanges" lópez medel, jesús
lengua lópez rodó, laureano
lenguaje de la falange lópez sánchez, juan
lenín lorenzo, pedro de
ley loring cortes, teresa
ley sindical lostau román, eugenio
liberación de josé antonio luca de tena, juan ignacio
liberal lucha de clases
liberalismo luna gijón, rafael
libertad luna menéndez, josé
 

sugerencias y colaboraciones: diccionario@plataforma2003.org

 

 

"la ametralladora"

El mayor éxito editorial de la zona nacional durante la guerra lo representó el semanario de humor "La Ametralladora", a cargo de Miguel Mihura, Antonio Lara "Tono", Edgard Neville, Alvaro de Laiglesia, entre otros. Continuadora de una revista italiana del mismo nombre, inauguró un humor de vanguardia, esperpéntico y absurdo, que alegró las horas a los hombres de las trincheras y pasó a la historia como antecedente inmediato de la gran revista humorística española "La Codorniz". Nació en 1941 y fue cerrada en la década de los cincuenta.

labadie otermin, francisco

(Santander, 1917 - Madrid, 2000).- Abogado. En la guerra, combatió en las banderas de Falange. Tras la contienda fue nombrado Gobernador Civil y Jefe Provincial de FET y de las JONS de Zamora, Tarragona y Asturias. Lucho con la División azul en el frente ruso. Posteriormente desempeñó la Presidencia del Instituto Nacional de Previsión. Como consejero nacional del Movimiento, formo parte de la Comisión que redactó el estatuto jurídico de las asociaciones políticas. Fundador de "Plataforma 2003". Entre sus obras, se cuenta con "La Hora de Asturias", Madrid, Ediciones Iberoamericanas, 1956, en colaboración con Gonzalo Cerezo); "El Mercado Común Europeo y la seguridad Social" (conferencia pronunciada el 25 de octubre de 1958 en Teruel) "Participación del personal en la administración de empresas que adopte la forma jurídica de sociedades. Discurso en las Cortes Españolas" (Madrid, Hijos de E. Minuesa.Imp. 1962) Sobre José Antonio dejó escrito:

"Sugestiva oferta a los españoles.- La profundidad de la crisis que el mundo atraviesa y la incapacidad de las actuales democracias para superarla llevan a las mejores cabezas de Occidente a vaticinar un porvenir sombrío, entre dos alternativas igualmente temibles: el totalitarismo marxista y los autoritarismos capitalistas del orden por el orden y a cualquier precio.
Nuestro reto histórico es situar fuera de esas dos opciones igualmente negadas la posibilidad de construir una democracia social, libre y apacible, en que el hombre no se vea precisado a traficar con su dignidad para vivir. Esta fue la sugestiva oferta que José Antonio de Rivera hizo a los españoles el 29 de octubre de 1933" (Discurso conmemorativo del XLI aniversario de la fundación de Falange Española, Palacio del Consejo Nacional del Movimiento, Madrid, 29 de octubre de 1974)

. . .

"Esquemas para nuestro tiempo.- José Antonio fue rico en intuiciones y premoniciones. En ocasiones se anticipó tanto que alguno de sus juicios y proposiciones poseen una rabiosa actualidad. En cualquier caso, sin embargo, la vigencia del pensamiento de José Antonio reside mucho menos en la literalidad de sus textos que en la posibilidad de elaborar a partir de ellos nuevos esquemas para la sociedad de nuestro tiempo.
En mi criterio, lo que vale del pensamiento de José Antonio para el hoy exigente es lo que sea capaz de sugerirnos en orden a la creación de una nueva dialéctica política. En definitiva, la vigencia del pensamiento de José Antonio reside en lo que nosotros seamos capaces de crear, partiendo de sus muchos y valiosos hallazgos". ("No nos hemos adentrado en un trabajo serio de análisis", en "El Alcázar" (diario) Madrid, 29 de octubre de 1973)

Seguridad Social. Participación.

"la ballena alegre"

Tertulia que congregaba a escritores, políticos y periodistas en el Café Lyón d'Or de Madrid, frecuentada por José Antonio, Ramiro Ledesma, Jiménez Caballero, Sánchez Mazas y otros fundadores de F.E.

. . .

"Nosotros teníamos una tertulia donde íbamos a tomar el café todos los días, en un sitio que se llamaba "La Ballena Alegre", en los bajos del Lyón. A esta tertulia íbamos, pues, estudiantes de la Residencia, que muchos eran actores de "La Barraca", del teatro de García Lorca; iba el mismo Federico, Eduardo Ugarte, que era el otro codirector, con Federico, de " La Barraca", muchos residentes y muchos amigos. Y allí nos reuníamos todos los días en el mismo sitio. Todavía tengo ahí una jarra de "La Ballena Alegre", que en sus tiempos estaba firmada por todos pero que se ha borrado con el tiempo. Nosotros estábamos allí en una mesa. Y en la mesa de enfrente había otra tertulia, que era todos los fundadores de la Falange: José Antonio Primo de Rivera, Jesús Rubio (que después fue ministro), José María Alfaro... Nos conocíamos todos y nos insultábamos, pero era todo como un juego porque nos decíamos: "¡Cabrones! ¡Fascistas! ¡Rojos!" Esto sería el año 34. "¡Cabrones! ¡Fascistas! ¡Rojos!" No sé qué. ¡Era una cosa!, y siempre nos estábamos insultando. O sea, no había hostilidad. Las tertulias eran separadas y en los periódicos nos metíamos unos con otros, pero no había una cosa de guerra, era cosa de amigos, de intelectuales, de estudiantes, y nos veíamos en las mismas exposiciones, en los mismos conciertos, y en las mismas obras de teatro. Madrid era muy pequeño (...) Estas cosas que te cuento de "La Ballena Alegre", esto de que nos gastábamos bromas unos a otros y nos decíamos "¡Cabrones!", "¡Rojos!", "¡Fascistas!", como en broma, y que luego estábamos juntos tomando una cerveza en el bar del teatro, esto ya no parece verosímil, sin embargo, ¡era así!" (Citado por Iam Gibson, ob. cit. 219)

Cultura. Libertad.

ladrón de guevara, manuel

(Madrid, 1945) Ingeniero industrial. "Encendió a los jóvenes.- El pensamiento político de José Antonio era de una profundidad y de una claridad tan meridiana que encendió a los jóvenes y la juventud se sintió arrastrada por ese idealismo" (Maria Amparo Pérez García. "Preguntas políticamente incorrectas por España". Ediciones Puerto de Castilla. Buenos Aires, 2003. p. 318)

lafuente, hilario

Argentino. Del Partido Nacional de Trabajadores de América Latina.

"Alto exponente de España.- Este opúsculo quiere ser un fervoroso homenaje, en el trigésimo aniversario de su muerte, a quien ha sido, como su vida y su pensamiento, uno de los altos exponentes de España, de la Hispanidad, de la Cristiandad, de la Civilización y de la Cultura de nuestro siglo". ("José Antonio Primo de Rivera. Su manera de ser en lo nacional y en lo universal. En el trigésimo aniversario de su muerte". Buenos Aires, 1966)

lafuente, rafael
(Málaga, 1914 - 1990) Futurólogo.

"Lozanía actualísima.- Siempre a contrapelo de las corrientes de moda, estoy redescubriendo a José Antonio Primo de Rivera. Hay muchos vislumbres geniales en el pensamiento joseantoniano. Para mi, su pensamiento posee ahora, al cabo de cuatro décadas, una lozanía actualísima. Le admiro. Mi simpatía intelectual de hombre de mi tiempo se inclina hacia la filosofía política de Mao Tse Tung. Pero mi simpatía intelectual de español de este tiempo se apunta más bien a la visión política de José Antonio, que la muerte dejó a mitad de camino entre la inspiración intuitiva y la elaboración madurada - con sus propias palabras - mediante el estudio perseverante, con diligencia y humildad". ("¿Qué dice el futurólogo?", en "Pueblo" (diario), Madrid, 11 de febrero de 1975)

lago, julián
(Valladolid,1946). Periodista.

"Esbozo de una tercera via.- Inteligente, seductor y deslumbrante como si de una estrella se tratara, este Primo de Rivera (de cuyo nacimiento se cumple ahora el centenario) fue, en realidad, el primer político español con club de fans propio, que eso es lo que era la primera Falange (Sic), de antes de la sublevación, en tiempos aquellos en que el mundo se debatía entre el parlamentarismo en crisis estructural y la revolución rusa del 17.
O sea, resulta una frivolidad descontextualizar el fenómeno fascista de los años 20/30 en cuanto a reacción surgida por igual contra el comunismo y la partitocracia. De una lado, estaba el riesgo de la metástasis bolchevique que tenían aterrorizada a la burguesía europea y de otro, el parlamentarismo decimonónico que insatisfacía a las clases medias emergentes, de cualquier forma no representadas en el Sistema, el cual no acababa de socializar del todo el sufragio universal, cosa que era el problema de fondo.
Pues bien, en medio de tal dilema el social-fascismo y el nacionalsocialismo surgieron frente a la depresión económica y moral en que se encontraban sumidas Italia y Alemania, respectivamente, tras la I Guerra Mundial, al punto de convertirse en referentes alternativos al Sistema para el resto de los países de la Vieja Europa. Así que el fasciofalangismo esbozó, solo esbozó, una tercera via interclasista, anticomunista, antipartitocrática y más bien mussoliniana" (Sic) ("La muerte que redimió a un mito", en "La Razón" (diario) Madrid, 23 de abril de 2003)

laín entralgo, pedro
(Urréa de Gaén, Teruel, 1908 - Madrid, 2001)

Médico, Filósofo. Rectos de la Universidad Complutense de Madrid. Director de la Real Academia de la Lengua. Escritor. Es una de las grandes figuras de la intelectualidad española, que impartió su magisterio no solo en su especialidad médica, sino en otras esferas, como en la Historia, la Ciencia y la Política. Comprometido en su juventud con la Falange, aportó una visión intelectual del proyecto político de José Antonio, a través de su libro "Los valores morales del nacionalsindicalismo" y su colaboración en las revistas y publicaciones del movimiento. Participó en el diseño del Estado en las parcelas de los medios de comunicación y organización de la radio, la prensa y ediciones con Dionisio Ridruejo, Antonio Tovar etc., así como en la reconciliación del mundo intelectual y universitario.
Estudió Medicina en la Universidad de Zaragoza y Madrid y amplio estudios en Viena. Al termina la guerra ocupó la cátedra de Historia de la Medicina de la Universidad de Madrid, de la que fue Rector, cargo del que fue destituido tras los disturbios de 1956, al ceder a la presión de un grupo de estudiantes que intentó subvertir la situación, destrozando la lapida de los Caídos de la Universidad en la contienda.
Publicó numerosos libros y destacó su "España como problema", que abrió una ardua polémica con los grupos conservadores. Otras obras importantes fueron "La generación del 98" (1945), "Menéndez y Pelayo" (biografía) (1952) "A que llamamos España" (1957) y "Descargo de conciencia. 1930-1960) (1976), autobiografía de su trayectoria política, en la que manifestó su arrepentimiento en cuanto a su vinculación a la Falange.

De José Antonio, señaló:

"Prodigio de armonía.- Cuando relee a José Antonio un hombre de mi edad… pronto surge en su ánimo, si este es de condición cavilosa, una ráfaga de cuestiones inquietantes. Tal prodigio de armonía en la visión de la vida española y de la vida toda ¿conserva hoy su entera vigencia? Lo que hace veinte años pudo ser canon de nuestra empresa colectiva ¿puede seguir siéndolo ahora, cuando en el libro de la historia universal ha sido vuelta - irreversiblemente - una decisiva página? La ilusión de ayer, durante los años en que la sien era negra, ¿podrá mantenerse idéntica bajo la sien plateada o desnuda? Conteste cada cual por si mismo. Yo solo sé que, cuando me mira a los ojos un joven puro y ambicioso, siento en el fondo de mi alma que este José Antonio adivinado y permanente se me convierte sin remedio, con la rapidez y el brillo del relámpago, un urgente interrogatorio judicial" ("Adivinación de José Antonio", en  "Arriba" (diario), Madrid, 20 de noviembre de 1953)

. . .

La gravedad profunda de la muerte
era, para tu sangre, vencimiento,
para tu juventud, desasimiento
de hacer arquitectura el polvo inerte.

Vino luego el dolor de recogerte
en tierra que cumplió tu mandamiento.
¡Tu voz, que dio contorno al sentimiento,
se dobla ante el mandato de la suerte!

Pero España clamó, desarbolada,
por convertir en fuerza su impotencia
y unir el pensamiento con la espada.

Y por hacer más corto su camino,
cambiaste por la gloria la existencia
y Dios elevó a norma tu destino.

("Soneto en honor y memoria de José Antonio Primo de Rivera", en "Corona de sonetos en honor de José Antonio". Ediciones Jerarquía, 1939)

. . .

"Propagó la ley a los privados de luz.- Más que sus palabras, más que su misma obra fundamental, de José Antonio nos queda su levantada calidad ejemplar. No es un azar que la palabra "estilo" - tantas veces mal entendida o mal empleada por la espesa mediocridad de unos y la tópica cursilería de otros - haya quedado como la más secreta exigencia en los círculos auténticamente inmediatos a José Antonio. Del hombre ejemplar no queda receta ni concluso sistema si no es un "estilo" en el modo de existir: estilo de hidalgo, estilo de santo. La herencia mejor de José Antonio, mejor que su germinal obra de fundación, fue el hallazgo de un estilo de vida, y precisamente el del español de nuestro tiempo. Halló el modo de enlazar en viviente y operadora unidad, todos los términos antinómicos de cada hora: lo nacional y lo religioso, lo presente y lo tradicional, la revolución y la norma, la demagogia y el ímpetu. Todo ello, que estaba trabado con gallarda armonía en la vida de sus tres años últimos, fue de golpe convertido, por obra de aquel tumbo de su cuerpo sobre la tierra española - debió estremecerse en sus cimientos la España celeste, ya que esta otra terrena no lo hizo - en la mas alta y exigente norma moral del español. Desde entonces, hasta que sea recogida la cosecha que la muerte sembró, Dios ha querido, sin duda, que este ejemplo vivo de un hombre muerto sea para los españoles espejo y acicate, impulso y modelo. Sólo así se podrá decir de él lo de Josafat en la roca de la fe y la razón que para siempre le custodia: "Luci ablatis legem propagavit". "Propagó la ley a los privados de la luz". ("El estilo y el hombre", citado por Rafael García Serrano en "El Alcázar", 4 de junio de 1981)

Doctrina. Fuentes. Intelectuales.

lara, lula de

(Madrid 1906-2001) Elisa de Lara fue, desde su infancia, amiga de la familia de Primo de Rivera y, durante toda su vida, leal militante de la Falange, que contribuyó a fundar y mantener hasta el final de sus días. Ella misma cuenta parte de esta relación:

"¡Qué bien se jugaba con José Antonio!.- Turbulento y alegre, ingenioso, imaginativo, lleno de vida y de savia infantil, ¡qué bien se jugaba con José Antonio! Aún recuerdo los últimos lugares que le3 vieron niño. Calle de Piamonte, de la Magdalena, de Serrano… Los cinco hermanos Primo de Rivera, estrechamente unidos, y su inseparable compañero Polín, hijo de Polo, el fiel ordenanza y servidor de don Miguel, paseaban de casa en casa la algarabía de la infancia feliz.
Había siempre mezcladas en sus juegos, bajo la influencia de José Antonio, el mayor, de una gracia especial y una inquietud que brotaba en medio de las travesuras, dando a aquella cuadrilla de diablos un tinte heroico y fantástico, trasunto ya del que había de ser luego su destino… Y así, tan pronto se descolgaban unos a otros, atados con cuerdas, desde la altura del tejado, en trance de terribles aventuras, como se les veía muy cálidos y afanosos, sentados detrás de una mesa, confeccionando cada uno un periódico propio en que vertían sus personajes idearios., "La Campanilla", se llamaba Pilar, con graciosos y femeninos títulos, "La Fuente Negra", el de Fernando, aficionado a misterios y truculencia. No puedo recordar, y es lástima, los títulos de los demás. Sus tías Maria e Inés eran, después, las compradoras únicas, pero seguras, de los cinco periódicos, que les vendían a buen precio.
Otro juego predilecto de los hermanos eran los "Museos de Pinturas", que formaban clavando con chiches en la pared de una habitación dibujos hechos por ellos, dotados todos de gran facilidad para este arte. Y era, además, tal la fecundidad de los "artistas", que hubieron de establecer un reglamento por el que se prohibía presentar más de quince "cuadros" diarios cada uno. Aún así, las galerías adquirían velozmente, como es de suponer, dimensiones fantásticas.
Un día. Cuando vivían en un piso bajo de la calle de Serrano, y al pasar un colegio entero, formado, por la calle, de vuelta del paseo, José Antonio se abalanzó al balcón, lo abrió de par en par y asomándose comenzó de repente a improvisar una arenga dirigida a los colegiales: "¡Niños! Escuchad…" El colegio entero se detuvo, sorprendido, ante los balcones, con profesores y todo. Y sólo al cabo de un buen rato, cuando José Antonio, muy divertido de su hazaña, se retiró saludando con grandes gestos, el colegio, silencioso y atónito, se puso a marchar otra vez". ("Juegos", en "Y" (revista), San Sebastián, noviembre de 1938)

José Antonio. Sección Femenina.

lago carballo, antonio

(1923) Profesor y Escritor. Sobre José Antonio comentó:

"Bandera para seguir ondeando.- "Si su discurso (29 de Octubre de 1933) comenzaba con la revisión del Estado liberal y democrático, el análisis de sus consecuencias, la justificación del socialismo y la crítica de su sistema, el tema verdadero de sus palabras, su cardinal motivo era España y la actitud del movimiento que nacía frente al problema de España. "Nos encontramos una España en ruina moral, una España dividida por todos los odios y por todas las pugnas"
Y no se trataba sólo de un ideal político, de una manera de pensar; era una manera de ser. De un estilo rigurosamente inédito, sugestivamente poético, ejemplarmente humano. Una bandera que se alzaba, alegre y responsablemente, para seguir ondeando en España mientras la existencia nacional sea insatisfactoria y problemática, mientras sigan teniendo alguna vigencia los supuestos que la hicieran surgir". ("Disposición de ánimo para una lección", en "Alcalá", (revista), Madrid, 25 de noviembre de 1954)

Estado. España. Modo de ser.

laicismo

"España, según nos dicen, ya no es católica; España es laica. Eso es mentira. No existe lo laico. Frente al problema dramático y profundo de todos los hombres ante los misterios eternos no se nos puede contestar con evasivas. Contesta esas preguntas la voz de Dios, o contesta la voz satánica del antidiós, aunque sea disfrazada con la sonrisa hipócrita de don Fernando de los Ríos". (O.C. pag. 74)

Iglesia. Dios.

largo caballero, francisco

(1869 -1946) Presidente del PSOE y del Gobierno (1936-1937)
Afiliado a UGT en 1890, tomó contacto con Pablo Iglesias y se afilió al PSOE en 1894 fue nombrado vocal del Instituto de Reformas Sociales en 1904. Concejal del Ayuntamiento de Madrid y Presidente de la Asociación Socialista Madrileña. Sufrió prisión por la huelga de 1909, asistió a los enfrentamientos con los comunistas escindidos en 1921, y fue internado en el penal de Cartagena por la huelga de 1917. Diputado por Barcelona en las elecciones de 1918. La Dictadura le nombró Consejero de Estado y fue promotor de la huelga de 1930 que contribuyó a la caída de la monarquía y la llegada de la II República. Fue nombrado Ministro de Trabajo en el primer gobierno, donde realizó una tarea importante a favor de la clase trabajadora. Volvió a prisión con motivo de la sublevación en Asturias, y alcanzó la jefatura del gobierno al producirse el alzamiento de 1936, ocupando la cartera de Guerra. Se exilio a Francia, sufrió cautiverio en el campo de concentración alemán de Oramenbag. Murió en Paris en 1946.

. . .

"Lamentable fusilamiento.- El fusilamiento de Primo de Rivera fue motivo de profundo disgusto para mi y creo que para todos los ministros del Gobierno. Como en todos los casos de condena a muerte por los Consejos de Guerra - y Primo de Rivera fue sometido y juzgado por uno de estos consejos - la sentencia pasó al Consejo Supremo; este la confirmo y, cumplido este trámite, debería pasar al Consejo de Ministros para ser o no aprobada, costumbre establecida por mi Gobierno.
Estábamos en sesión con el expediente sobre la mesa, cuando se recibió un telegrama comunicando haber sido fusilado Primo de Rivera en Alicante. El Consejo no quiso tratar una cosa ya ejecutada y yo me negué a firmar el enterado para no legalizar un hecho realizado a falta de un trámite impuesto por mí, a fin de evitar fusilamientos ejecutados por la pasión política. En Alicante sospechaban que el Consejo conmutaría la pena. Acaso hubiera sido así, pero no hubo lugar (Sic). Esta es la estricta verdad respecto a este episodio, tan lamentable y que en tan malas consecuencias ha tenido" (Aguinaga y G. Navarro op. Cit.p.266)

. . .

"Recuerdo que en otra ocasión Raimundo Fernández Cuesta me comentó que con motivo de su canje por el político Azcárate, cuando él llegó a Valencia se entrevistó con Indalecio Prieto, que, por cierto, le ofreció una cena, cuyo menú recordaba: melón con jamón y pescado al horno. Entonces Prieto le dijo: "El culpable de la muerte de José Antonio fue el c.... de Largo Caballero". (José Utrera Molina, conferencia  Plataforma 2003, en Barcelona.)

. . .

("Mis recuerdos" , México, 1954, "Mundo" (semanario), Madrid 19 de febrero de 1977 (Como testimonios contradictorios, véanse: Juan García Oliver; Julio Jáuregui; José Maria García Escudero ("Madrid, Paracuellos, Durruti y José Antonio", en "YA", Madrid, 14 de mayo de 1987), y José María García de Tuñón Aza ("José Antonio y la República", Tarfe, Oviedo, 1995, pp. 161-170)

. . .

"El hijo de Largo Caballero servía en el Regimiento de Transmisiones de guarnición en El Pardo, que se pasó a las filas nacionales al principio de la Cruzada. El hijo del "Lenín español" fue trasladado a Sevilla, en donde estuvo detenido mientras duró la guerra. Si José Antonio fue asesinado con el consentimiento de Largo Caballero, el hijo del líder marxista conservó la vida gracias a la generosidad de la Falange y de su Jefe Nacional el general Franco" (X.S. op. cit. Nota, p. 486)

Guerra Civil. Caídos. José Antonio.

largo polo, francisco

Hijo de Largo Caballero.

"Salvación.- Paso a decirte el motivo principal de esta carta. No quisiera causarte el menor disgusto ni que vieras en mis palabras temor ni otros sentimientos impropios de un hijo tuyo que se siente orgulloso de su padre. Se me dice que sería posible entregarme a mi y a otras personas que pudieran interesaros a cambio de José Antonio Primo de Rivera y alguno de su familia que se hayan presos en vuestro poder. Si el realizar este cambio puede perjudicar el triunfo del socialismo, yo sé que tú no lo realizarás no yo lo pido ni lo deseo; pero si el realizarlo no influye para nada en la marcha de la revolución, como yo creo, por unas cuantas personas más en un lado o en otro, a los dos meses de lucha nada puede cambiar, te pido que por este medio salves varios seres humanos y me salves a mi, como tu amor paternal estoy seguro que desea." (Carta autógrafa que envió a su padre, Francisco Largo Caballero, Presidente del Gobierno y Ministro de la Guerra, fechada el 20 de septiembre de 1936. En "Arriba" (diario), Madrid, 20 de noviembre de 1953. (Francisco Largo permaneció preso en la cárcel de Sevilla, de la que salio posteriormente en virtud de un canje de prisioneros)

larramendi, josé maria

"Vasconia.- Para el auténtico vasco es un regalo hojear sus obras completas. Causa asombro ver como hablaba de nosotros los vascos, con tan profundo conocimiento, con tan cordial e irrefutable concisión, un hombre que nos dejó cuando solo contaba 33 años. ¡qué bien conocía y cuanto amaba a Vasconia! Yo invito a mis paisanos vascos a que lean cuanto dejó dicho o escrito sobre nosotros. Hacedlo; os sentiréis orgullosos de vosotros. Si a José Antonio le faltó en vida la serena atención de la mayor parte de los españoles, demos hoy ejemplo los vascos haciendo un estudio exhaustivo de sus obra, estudio al que estamos obligados por la alta estima que nos profesó y que nos defendió en repetidas ocasiones". ("José Antonio", en " Arriba España" (diario) Pamplona, 20 de noviembre de 1960)

País Vasco. Unidad.

lázaro, ángel
(1900-1985) Periodista.

Señaló que José Antonio: "Siempre ha sido mirado con respeto.- Querido Bueno: no sé que pensará usted de José Antonio Primo de Rivera, pero aquel joven que a los treinta y tres años dio su vida por su opinión, creo que siempre ha sido mirado con respeto, incluso por quienes militaban políticamente en un campo opuesto al suyo. ¿Opuesto? No se olvide la frase de Prieto repetida en estas páginas por una pluma que no le era afín la frase repetida en estas páginas que no le era afín políticamente: "Si se confrontan nuestras coincidencias y nuestras discrepancias, quizá se verá que no valía la pena de ventilarlas en los campos de batalla". ("Estética de la conducta: Buero Vallejo", en "ABC" (diario), Madrid, 3 de julio de 1976)

ledesma lópez,Gaspar

Trabajador del Metro de Madrid. Sobre José Antonio, dijo: "Desligado de su ascendencia burguesa.- José Antonio fue con mucho un gran adelantado de su tiempo y, para mayor desesperación, no tuvo tiempo material de profundizar en sus intuiciones. José Antonio, desde su pureza de pensamiento y desligado ya completamente de su ascendencia burguesa, comprendió que el mundo futuro era el del trabajo y a él dedicó ya su vida hasta el último sacrificio" (José Luis Casas "Gaspar Ledesma o el ideal sindicalista", en "El Alcázar" (diario) Madrid, 15 de agosto de 1982)

Trabajo. Burguesía.

ledesma ramos, ramiro

Alfaraz (Zamora) 1905 - Madrid, 1936) Filósofo. Fundador de las JONS. Funcionario de Correos y estudiante de Filosofía y Ciencias en la Universidad de Madrid. Colaboró en "La Gaceta Literaria" y en la "Revista de Occidente". Autor de numerosas obras literarias y de pensamiento, en las que desarrolló el ideario que se denominó nacional sindicalista. Influido por las ideas de Ortega y Gasset, fundó la revista "La conquista del Estado", en la que rápidamente aglutinó a un nutrido grupo de jóvenes universitarios, entre los que destacaron Juan Aparicio López, Antonio Bermúdez Cañete, Roberto Escribano Ortega, Ernesto Jiménez Caballero, Ramón Iglesias Parras, Francisco Mateos González Alejandro M. Raimundez, Antonio Riaño Lanzarote y Manuel Souto Vilas. Ramiro fue un intelectual sólido que se adscribió inicialmente a la ideología fascista europea, que se definía como un antiliberal y anticomunista radical. Se alza frente a la República y sufre diversos periodos de prisión por esta causa. Fundó y la revista J.O.N.S. (Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalistas). Le acompañan Onésimo Redondo Ortega, Juan Aparicio López, Santiago Montero Díaz, Ernesto Giménez Caballero, etc. y en 1934, de acuerdo con José Antonio Primo de Rivera, surge de la fusión con Falange Española un nuevo movimiento que asocia las dos siglas FE de las JONS, con una norma de 27 puntos en los que se condensa su propuesta sobre la unidad de España y los principios de la Revolución, que redacta el propio Ramiro Ledesma. Pronto surgieron diferencias que motivó la separación de Ledesma y de algunos de los suyos, que intentaron reorganizar las JONS como movimiento independiente sin conseguirlo. Al producirse el alzamiento, Ramiro fue detenido y el 29 de octubre fusilado en una de las "sacas" de la cárcel Modelo.

. . .

"Ramiro era un hombre en la treintena, no muy alto, de aspecto fornido, de cara pálida, nariz prominente, barbilla afirmativa, frente despejada, pelo abundante de color castaño oscuro y una mirada gris acerada, profunda e inquisitiva, como de hombre sumido en reflexión, atento a la meditación interior. Cooperaba a esa sensación su sordera bastante acentuada que ponía una nota de interrogante perenne a su rostro cuando escuchaba a su interlocutor, midiendo la modulación de sus labios. Hablaba con un ligero acento galáico y extremeño propio de la tierra fronteriza de Zamora de la que procedía. Rodaba un poco las erres y añadía cierto tono nasa a la dicción. Era una mente clara, ordenada y metódica. Exponía, analizada y enjuiciaba. Parecía un hombre acostumbrado a manejar esquemas mentales y a navegar en tres coordenadas matemáticas". (J.M. de Areilza, "Así los he visto", Planeta, Barcelona, 1974. p. 89)

. . .
 

"El ensayista y escritor Ramiro Ledesma Ramos, un joven filósofo intenso y riguroso, dio una forma distinta y mucho más clara al proyecto fascista, que Giménez Caballero fue incapaz de definir coherentemente. Si "GECE" fue el primer intelectual que se declara definitivamente fascista, Ledesma Ramos fue el primer intelectual que definió un fascismo español relativamente claro y preciso". (Payne, ob. cit. p. 135)

. . .

"Oficialmente, por orden del Director General de Seguridad, Manuel Muñoz Martines, se organizó el traslado de treinta y dos presos a la prisión de Chinchilla para el 1 de noviembre. Pero en realidad la Secretaría Técnica de la Dirección de Seguridad estaba tramitando falsas órdenes de libertad para que los presos fueses entregado al Comité de Investigación Política y el Comité de Fomento. Ramiro Ledesma Ramos, considerado como "dirigente fascista" y de "extrema peligrosidad" es sacado de su celda en la Cárcel Modelo en la madrugada del día 29 de octubre (1936). En este grupo de treinta y dos presos están también los hermanos Borbón, Ramiro de Maeztu y un joven militante de Renovación Española, linotipista del periódico ABC, Francisco Gallego Sáez de Burgos, asesinado en las puertas de la cárcel, al no querer subir en el camión. En vez de ir al penal de Chinchilla el grupo es llevado al cementerio de Aravaca y fusilado" (Rafael Ibáñez Hernández "Detalles sobre la muerte de Ramiro Ledesma Ramos" La utilidad de un mito". Aportes, 32 (Marzo de 1996)
(Hubo varios rumores entre los presos sobre la identidad de las primeras víctimas, unos dijeron que se trataba de Ramiro Ledesma, otros que Ramiro de Maeztu. Esta confusión con ocasión de crear y difundir la leyenda de Ramiro Ledesma enfrentándose con los milicianos. En realidad era Francisco Gallego y su cadáver fue encontrado en la carretera de Andalucía en la madrugada del día 30)

. . .

José Ortega y Gasset al enterarse de la muerte de Ramiro declaró: "No habéis matado a un hombre, habéis matado a una inteligencia".

. . .

"El final de Ramiro tuvo algo de poema que no puedo olvidar. Para terminar su "¿Fascismo en España?" regresó a sus orígenes natales, a su sayaguesa Puebla de Sanabria, en cuy lago, como un joven Nietzsche en la "Engandina", hace lo que serán sus meditaciones sosegadas en libertad. Porque retorna a Madrid, donde tiene la familia de padres y hermanos, a su calle Santa Juliana en el atroz Cuatro Caminos. José Antonio desde la cárcel de Alicante, dio la orden de cooperar con Ramiro a los camaradas que aún estuvieran en libertad. El 11 de julio, logró sacar el primer número de "Nuestra Revolución" y quedó cesante como empleado de Correos. Era el 2 de agosto, mi cumpleaños. El día anterior había pregunta telefónicamente por mí a la casa de mi madre. Había cenado con su hermano en la glorieta de la Iglesia. No pudieron llegar a casa. Un coche les siguió, les detuvo y se los llevó a la Dirección General de Seguridad en la calle de Víctor Hugo. De allí pasaría a la prisión de Ventas, donde estaba el otro Ramiro, Maeztu. El mismo Ledesma se había identificado rechazando documentos que le pudieran salvar. Entre miserias y sufrimientos, pero con una serenidad de predestinado, Ramiro soportó el cautiverio. En la madrugada del 29 de octubre, por fin le sacaron al camión. Su muerte fue allí mismo; iba de la mano de Maeztu, de pronto se soltó exclamando: "A mi me matáis donde yo quiera, no donde vosotros queráis". Y abalanzándose al fusil más cercano quiso arrebatárselo; pero un miliciano disparó el suyo sobre su cráneo que saltó en pedazos. Maeztu se tapó la cara exclamando: "¡Jesús"!. El cadáver de Ramiro lo tiraron dentro del camión a los pies de los otros condenados. Marcharon al cementerio de Aravaca donde abrieron una fosa a la que fueron arrojando fusilado tras fusilado".

. . .

(Se extendió entre los detenidos, que Ramiro consultó al sacerdote - el P. Manuel Villares - que le confesó si éticamente era culpable defenderse para poder morir como murió, defendiendo su dignidad hasta el último momento de su existencia)

. . .

Otra versión de lo sucedido es la que aporta Gabriel Server (Obras Completas, vol I, pp 46 y 47), que refiere así los hechos:

"El segundo número de "Nuestra Revolución" no pudo salir a la calle como consecuencia del Alzamiento militar iniciado tras el asesinato de José Calvo Sotelo. Ledesma decide permanecer en Madrid contra la opinión de amigos y familiares, quienes le aconsejan esconderse en un pueblo. Deja el cuarto que tiene alquilado en la pensión Iruña, en la Av. De Eduardo Dato, 16, y se instala en casa de su hermano José Manuel, en la calle Ponzano. Se ha cortado el pelo, luce gafas de sol y lleva consigo los papeles militares de su amigo Enrique Compte. El 1 de agosto es detenido junto a su hermano al salir de un restaurante por elementos del 5º Regimiento de Milicias comunistas, y al día siguiente es conducido a la Dirección General de Seguridad. En el calabozo se encuentra con Compte y declara su verdadera identidad para salvar a éste. Es trasladado a la prisión de Ventas donde permanecerá junto a personalidades como Ramiro de Maeztu, Agustín de Figueroa, los hermanos Borbón y a muchos eclesiásticos, militares y militantes de los distintos grupos políticos de derechas considerados como fascistas por las autoridades frentepopulistas. El Gobierno le declara cesante de su puesto de funcionario técnico de Correos el 7 de agosto".

. . .

Sobre José Antonio, Ramiro Ledesma emitió esta opinión:

"Afán de contar con los intelectuales.- Resultaba absurdo y triste percibir la gran difusión del periódico (F.E.), cómo era esperado por las masas y cómo circulaba en los pueblos españoles para darse cuenta del tremendo error que suponía redactar en tal publicación" con gran pulcritud literaria, en la que se hablaba de Roma, de Platón, y se abordaba la política con mentalidad, estilo y retórica de aficionados a las letras.
El semanario "F.E." lo controlaba personalmente Primo de Rivera, que imponía esas características. Su razón fundamental para ello era que por ningún concepto quería que nadie lo presentase como dirigentes de un movimiento sin doctrina, seriedad y pulcritud. Que nadie creyese que con él se repetía el ensayo mostrenco de Albiñana. Y, sobre todo, pesaba en el ánimo de José Antonio una preocupación que lo acompaña constantemente, y es la piedra crucial de su juicio sobre la dictadura de su padre; el afán de contar con los intelectuales, de halagarlos y apoyarse en ellos." ("¿Fascismo en España"? Ediciones "La Conquista del Estado".Madrid, 1935. pp. 142-143)

. . .

"Ramiro Ledesma se apartó cada vez más del movimiento, no sólo por razones políticas, sino también a causa de un grave accidente de moto. A finales de Diciembre, la Junta Política de FE y de las JONS se reunió con Primo de Rivera sin llegar a acuerdo alguno para solucionar la crisis. A la salida de la reunión, Ledesma Ramos, Aparicio, Martínez de Ardaya y otros se reunieron en el café Fuyma. La desilusión es grande frente a la parálisis de FE de las JONS y la idea de una escisión de los jonsistas vuelve a cobrar fuerza. El 14 de enero de 1935, el rotativo "Heraldo de Madrid" publica una carta firmada por Ledesma, Redondo y Álvarez de Sotomayor, donde se informa de la escisión de los jonsistas de la Falange. Dos días después, utilizando el mismo medio de comunicación, José Antonio hace pública la expulsión de Ledesma y Álvarez de Sotomayor del partido. El día 18, los expulsados contestan con una entrevista publicación en el "Heraldo de Madrid", y el 21 con una carta enviada al diario Informaciones, Primo de Rivera, de manera enérgica, consigue conservar la gran mayoría de los militantes, el Sindicato Español Universitario (SEU) y la CONS, dirigida por Mateo, que al final decidió no participar en la escisión. Igualmente Onésimo Redondo se queda en el partido joseantoniano". (Gabriel Server, ob. cit. p. 37).

"El tiempo ha revelado los fallos de Ledesma Ramos, provocados, según dice Cantarero del Castillo con razón, por una sumisión excesiva a los planteamientos críticos del marxismo, que le llevaron a aceptar sin discusión la incapacidad del capitalismo para evolucionar en sentido social - como ha evolucionado - , a considerar inevitable su ruina - que no se ha producido - y a presentar como única opción frente a la fórmula marxista las revoluciones nacionales - que tal como se presentaron en los años treinta, pasaron a la historia con el desenlace de la segunda Guerra mundial-. En cambio, tuvo la extraordinaria intuición del sentido nacional que estaba latente en el seno de la revolución marxista a la que, sin embargo, tuvo que oponerse. Lo adivinó en el comunismo soviético y hoy lo habría reconocido en los regímenes que Hugo Beira, por ejemplo, engloba en la denominación de "cesarismos populistas". Presenta como características comunes de esos regímenes el sentido social, la participación de las masas, el mando de un líder, la unidad de ideología política y el nacionalismo. ¿Qué está haciendo sino repetir la fórmula de Ledesma Ramos? De quien podemos decir por eso, que si no adivinó todo el porvenir, sí supo prever cómo iba a ser la mitad del mundo en que vivimos". (José Maria García Escudero, ob cit. tomo III, Madrid, 1975, pag.1205)

JONS. Falange Española. 4 de Marzo de 1934.

legaz lacambra, luis

(1906 - 1980) Catedrático y escritor. Director del Instituto de Estudios Políticos y autor de diversas obras de su especialidad. De José Antonio señaló:

"Salvar, ante todo, al individuo.- José Antonio era humanista en el mejor sentido de la palabra: en el sentido del eterno humanismo español, que, en él, hombre del siglo XX, se resolvió en una concepción moderna, adecuada a la época "totalitaria" y que tiende, sin embargo, a salvar, ante todo, al individuo". ("El pueblo gallego" (diario), Vigo, 20 de noviembre de 1938)

Humanismo. Derecho. Hombre.

"legiones y falanges"

Revista mensual editada en Roma desde 1940 a 1943, dirigida por el italiano Giuseppe Lombrosso y Agustín de Foxá. En ella colaboraron Eugenio Montes, Ernesto Jiménez Caballero (cuyo libro "Roma risorta nel mundo" (1938) ganó el concurso internacional de "Libros Fascistas", Víctor de la Serna, Rafael García Serrano, José García Nieto, Camilo García Nieto, Marqués de Lozoya, Martín de Riquer, Luys Santa Marina, Alfredo Marqueríe, Antonio Valencia, Azorin, etc. (José Carlos Mainer "Falange y Literatura" (Antología) Ed. Labor. Punto Omega, Barcelona, 1971.)

Revistas. Prensa. Escritores.

lengua

"Pero - habrá que repetirlo siempre - una nación no es una lengua, ni una raza, ni un territorio. Es una unidad de destino en lo universal. Esa unidad de destino se llamó y se llama España" (O.C. pag. 86)

. . .

"La Falange sabe muy bien que España es varia, y eso no le importa. Justamente por eso ha tenido España, desde sus orígenes, vocación de Imperio. España es varia, desde sus orígenes y es plural, pero sus pueblos varios, con sus lenguas, con sus usos, con sus características, están unidos irrevocablemente en una unidad de destino en lo universal. No importa nada que se aflojen los lazos administrativos, más con una condición: con la de que aquella tierra a la que se dé una más holgura tenga afianzada en su alma la conciencia de la unidad de destino, que no vaya a usar jamás de esa holgura para conspirar contra aquella". (O. C. Pág. 564).

Unidad de destino. España.

lenguaje de la falange

"¿Cuál habrá sido la impresión de cada uno de vosotros, camaradas estudiantes, al regresar a vuestras casas, acabado el curso? Durante muchos meses habéis vivido a diario la tensa existencia de la Falange, habéis llegado a entender la vida al través de una actitud completa, de un sentido total, aplicable a lo grandes y a lo menudo; vuestra apostura se ha hecho al garbo de la camisa azul; habéis adquirido un vocabulario inconfundible. Y ahora volvéis a vuestras casas, en el campo, en la costa, en las pequeñas ciudades de provincia. Algunos hallaréis que el aliento de la Falange ha llegado hasta vuestras casas, y que en ellas vuestro lenguaje no disuena. " (O.C. pag. 617)

. . .

" Hablo específicamente del ideario y del vocabulario de la Falange. Bastaría desplegar ante la memoria de aquellas palabras que se usaban en los lemas políticos hasta hace tres años: "derechas", izquierdas", "gente de orden", "democracia", reformas sociales" ¿Quién se atrevería a negar su marchitez? Hasta movimientos que cumplieron en su hora una misión considerable, ¿osarían desplegar sin retoque su viejo enunciado enumerativo: "religión", "patria", "familia", "orden", "propiedad". Evidentemente, cada uno de esos lemas sigue rotulando valores humanos fundamentales, pero ya no pueden lanzarse así". (O.C. pag. 934)

. . .

" ... ningún régimen se sostiene si no consigue reclutar a su alrededor a una generación joven en cuyo momento nace, y para reclutar a una generación joven hay que dar con las palabras justas, hay que dar con la fórmula justa de la expresión conceptual". (O.C. pag. 245)

. . .

" Pero, sobre todo, otra razón nos vedaba el tono agresivo. Aparecer en el mundo profiriendo enormidades, cuando aun no se ha tenido ocasión de ser ofendido, más parece bravata de enano de la venta que digna actitud de quien se sabe sereno y fuerte. Aunque la influencia de no pocos periódicos, totalmente ignorante de su deber, haya implantado como costumbre el desgarro de lenguaje, nosotros entendemos que la fuerza de un estilo no reside en el desenfado de la expresión, sino en la firmeza doctrinal de lo que se escribe. En cuanto a esto, nadie podrá señalar la más mínima vacilación en el primer número de "FE". (O.C. pag 117)

Estilo. Prensa.

lenín

Wladimir Ilich Ulianov, llamado Lenín (1870 -1924) fundador del Estado soviético, jefe de la tendencia bolchevique de la socialdemocracia rusa, preparó durante su exilio en Ginebra y París, la revolución rusa, creando un partido fuerte y centralizado. Ocupó la presidencia del Estado tras el triunfo de la revolución comunista y escribió numerosas obras de análisis doctrinal y político.

. . .

" Frente al desdeñoso " Libertad, ¿para qué?", de Lenín, nosotros comenzamos por afirmar la libertad del individuo, por reconocer al individuo. Nosotros, tachados de defender un panteísmo estatal, empezamos por aceptar la realidad del individuo libre, portador de valores eternos" (O.C. pag. 473)

"Lenín anunciaba, como última etapa del régimen que se proponía implantar - lo anunció en un libro que se publicó muy poco antes de triunfar la Revolución rusa -, que al final vendría una sociedad sin Estado y sin clases. Esta última etapa tenía todas las características del anarquismo de Bakunin y de Kropotkin; pero para llegar a esta última etapa había que pasar por otra durísima, marxista, de dictadura del proletariado. Y Lenín, con extraordinario cinismo irónico, decía: "Esta etapa no será libre ni justa. El Estado tiene la misión de oprimir; todos los Estados oprimen; el Estado de la clase trabajadora también sabrá ser opresor; lo que pasa es que oprimirá a la clase recién expropiada, oprimirá a la clase que hasta ahora la oprimía a ella. El Estado no será libre ni justo. Y además, el paso a la última etapa, a esa etapa venturosa del anarquismo comunista, no sabemos cuándo llegará". (O.C. pag. 502).

Marxismo. URSS. Estado.

León, maria teresa
(Logroño, 1905 - Madrid, 1999)

Esposa de Alberti. Escritora y militante comunista. Sobre José Antonio señaló:

"Aquel soldado que yo nunca más volví a ver.- Eran los tiempos del golpe militar de Primo de Rivera. Los hijos de Primo de Rivera estaban entre los soldados del regimiento. Uno de ellos era muy rápido, muy inteligente. A la muchacha le parecía absurdo no poderles ya sonreir porque estaba casada, qué diría el teniente coronel del segundo si la viese. ¿Quién cerraría los ojos de aquel soldado que yo volví a ver? ¿Y por qué cayó, si tal vez…? Sí, tal vez fue una equivocación política. ¿No hubiera sido más acertado mandarlo a morir a otra parte, por ejemplo, a Burgos? Años de guerra civil. Aquel soldado que yo nunca más volví a ver estaba preso, preso político. ¿Qué efecto hubiera producido José Antonio Primo de Rivera en Burgos, frente a frente con el Caudillo? Seguramente no hubiera sido trasladado a hombros por toda España para ser enterrado con una sonrisa de triunfo en el Valle de los Caídos porque… el eliminador que mejor eliminare, buen eliminador será". ("Memoria de la melancolía", Círculo de Lectores. Barcelona, 1979. p. 78)

Guerra civil. José Antonio.

Lequerica, José félix de

(Bilbao, 1889 - 1963) Embajador de España. Embajador en la O.N.U. Presidente de las Cortes Españolas.

"Vio grande.- José Antonio, para emplear un galicismo, "vio grande". Vio todo lo contrario de la inmensa mayoría de sus contemporáneos políticos, metidos en reformas, adaptaciones, aprovechamiento de lo existente: la necesidad de una nueva espiritualidad". ("El Correo español .El Pueblo Vasco". Bilbao, 19 de noviembre de 1938)

Norma Programática.

lerroux, alejandro
(La Rambla, Córdoba, 1864 - Madrid, 1949) Presidente del Gobierno. Político del partido radical-socialista.

"Llevaba en el corazón un volcán de patriotismo.- Cuando le recuerdo no puedo reprimir una contracción de angustia que me oprime el corazón. No he guardado rencor a la memoria de aquel muchacho, que llevaba en el corazón un volcán de patriotismo. Pienso en su destino, en su final de mártir, en su juventud frustrada por un odioso, implacable crimen político, en su dolorosa soledad en .la cárcel de Alicante, lejos de sus familiares y de sus amigos ; en el calvario oscuro e ignorado de sus últimos días, en la hora suprema de la muerte que no tuvo el consuelo de una mano amiga, de una mirada afectuosa, ni siquiera la compensación de culminar en una cumbre, como ejemplo de sacrificio… Se sumió en la oscuridad, en la inseguridad, en la incertidumbre del cuándo, del dónde y del cómo, sin hora, sin fecha, sin lugar…
Sí; en el semblante llevaba José Antonio el índice de su trágico destino, como todos los redentores." ("La pequeña historia de España, 1930-1936". Mitre. Barcelona, 1985, pp. 201-202)

República. José Antonio.

ley

"¿Qué es la ley? La Ley es la expresión de la voluntad soberana del pueblo, prácticamente, de la mayoría electoral. De ahí dos notas: Primera. La Ley - el Derecho - no se justifica para el liberalismo por su fin, sino por su origen. Las escuelas que persiguen como meta permanente el bien público consideran buena ley la que se pone al servicio de tal fin, y mala ley, la promulgue quien la promulgue, la que se aparta de tal fin. La escuela democrática - ya la democracia es la forma en que se siente mejor expresado el pensamiento liberal - estima que una Ley es buena y legítima si ha logrado la aquiescencia de la mayoría de los sufragios, así contenga en sus preceptos las atrocidades mayores. Segunda. Lo justo para el liberalismo no es una categoría de razón, sino un producto de voluntad. No hay nada justo por sí mismo. Falta una norma de valoración a que referir, para aquilatar su justicia, cada precepto que se promulgue. Basta con encontrar los votos que lo abonen" (O.C. pag. 38)

. . .

"El liberalismo (se puede llamar así porque no a otra cosa que a levantar una barrera contra la tiranía aspiraban las Constituciones revolucionarias), el liberalismo tiene su gran época, aquella en que instala todos los hombres en igualdad ante la ley, conquista de la cual ya no se podrá volver atrás. Pero lograda esta conquista y pasada su gran época, el liberalismo empieza a encontrarse sin nada que hacer y se entretiene en destruirse a sí mismo. Como es natural, lo que Rousseau denominaba la voluntad soberana, viene a quedar reducida a ser la voluntad de la mayoría". (O.C. pag. 492)

. . .

" Nuestra manera de servir a España tendrá que ser también rigurosa. Tendremos que hendir muchas veces la carne física de España - sus sustos, su pereza, sus malos hábitos - para libertar a su alma metafísica, España nos tiene que resultar incomoda. ¡Dios nos libre de encontrarnos como el pez en el agua en esta España de hoy! Tenemos que sentir cólera y asco contra tanta vegetación confusa. Y sajar sin contemplaciones. No importa que el escalpelo haga sangre. Lo que importa es estar seguro de que obedece a una ley de amor" (O.C. pag. 453)


"Leyes que con igual rigor se cumplan para todos; eso es lo que hace falta. Una extirpación implacable de los malos usos inveterados: la recomendación, la intriga, la influencia. Justicia rápida y segura, que si alguna vez se doblega no sea por cobardía ante los poderosos, sino por benignidad hacia los equivocados. Por esa justicia sólo la puede realizar un Estado seguro de su propia razón justificante. Si el Estado español lo estuviera, ni los culpables de la revolución de octubre andarían alucinados hubiesen sentido el rigor de una represión excesiva. También queremos que esto de una vez se desenlace: justicia para los directores y piedad para los dirigidos, al fin, el ímpetu de éstos, enderezado una vez por caminos de error, puede cambiar de signo y deparar jornadas de gloria a la revolución nacional de España". (O.C. pag. 843)

Derecho. Norma

ley sindical

Uno de los temas más polémicos de la vida política en los años sesenta fue el de la Ley Sindical. La nueva regulación del sindicalismo español venía impuesto por las Leyes Fundamentales recién promulgadas, por la presión de la O.I.T. (Organización Internacional del Trabajo) sobre la libertad sindical y la nueva realidad socioeconómica creada por el desarrollo interior.
El ataque fundamental al proyecto que surgió del Congreso Sindical de Tarragona, fue el presentado por el entonces vicepresidente del gobierno Luis Carrero Blanco. Sus argumentos consistían en la falta de coherencia con la Ley Orgánica del Estado, que ignoraba la Declaración XIII del Fuero del Trabajo y la falta de continuidad con el desarrollo del sindicalismo español en los últimos años.
Carrero rechazaba la imposición del exterior que nunca resultó positivo para España.
Esta oposición creó a partir de aquel momento una mayor incompatibilidad entre los llamados "tecnócratas" de la Presidencia y los "azules" de la Organización Sindical. Incompatibilidad que repercutió entre las asociaciones más activas de la oposición, contrarias a la unidad sindical (UGT y USO) - no así en CC.OO.- y contra la figura del Ministro de Relaciones Sindicales.
La ley Sindical, aprobada el 17 de febrero de 1971, con no pocas precauciones por parte del Gobierno y numerosos retoques introducidos por los procuradores, acababa de establecer el derecho de huelga por motivos laborales - remontando axial las objeciones del Supremo - y también la autorización para constituir asociaciones en el ámbito de cada empresa. Los representantes de los trabajadores eran elegidos en la practica totalidad, y podía celebrar sus reuniones en el propio lugar de trabajo.
Se convocaron inmediatamente elecciones para cubrir los puestos e procuradores sindicales en Cortes, casi al mismo tiempo que se renovaban aquellos otros procuradores conocidos como el "tercio familiar", por ser votantes los cabezas de familia y mujeres casadas. Los socialistas, que habían vuelto a poner en marcha la U.G.T. como alternativa al poder demasiado grande de Comisiones Obreras, recomendaron a sus seguidores que boicotearan toda clase de elecciones sindicales, tanto dentro de las empresas como fuera de ellas. Los comunistas recomendaron exactamente lo contrario; asegurarse la mayoría de los puestos a fin de apoderarse del sistema desde dentro. La elección, según los informes de la propia organización sindical, fue considerada como un éxito, pues habían votado el 80 % del censo electoral, pero en el fondo constituía un descalabro para el Régimen por cuanto permitió una fuerte implantación comunista y de otros grupos afines dentro de ella.

. . .

"En el IV Congreso Sindical celebrado en Tarragona en mayo de 1968, fueron aprobadas las bases de la futura Ley Sindical, que levantó una fuerte polémica entre los diversos sectores políticos y económicos, lo que precipitó el cambio radical en el Gobierno y en la Organización Sindical, crisis que se produjo en octubre de 1969.
Los principios básicos del sistema sindical español que se integraron en el texto de la nueva Ley, fueron:
Generalidad: todos los españoles participan en la producción y en el trabajo, sin discriminación alguna.
Representatividad: a través de órganos electivos.
Autonomía institucional y normativa.
Asociación orgánica dentro de cada Sindicato.
Participación en las tareas comunitarias de la vida política, económica y social. (J. Solís Ruiz, "Sindicalismo 67/68", Ediciones Populares, Madrid, 1969, p. 624)

Organización sindical. Nacionalsindicalismo.


liberación de José Antonio

La Falange contaba con bastante autonomía funcional y orgánica, casi "como un Estado dentro de otro Estado. Es presumible que Franco no se encontrara especialmente interesado en la liberación de José Antonio. Podía recuperar el liderazgo del Alzamiento con cierta facilidad. Los intentos de sacarlo de Alicante fracasaron desde la intervención de Indalecio Prieto hasta la de la reina Victoria Eugenia, que propuso desde el exilio la mediación de la Corte inglesa. Pero sobre todo, fue el inexplicable silencio de Franco ante las peticiones de los alemanes para llevar a cabo la liberación. (Consultar el descriptor "Alemania")

liberal

"Como liberal, convirtió a cada individuo en el centro del mundo; el individuo se consideraba exento de todo servicio; consideraba la convivencia con los demás como teatro de manifestación de su vanidad, de sus ambiciones, de sus extravagancias: cada hombre era insolidario de todos los otros. Como capitalista, fue sustituyendo la propiedad humana, familiar, gremial, municipal, por la absorción de todo el contenido económico, en provecho de unos grandes aparatos de dominación, de unos grandes aparatos donde la presencia humana directa está sustituida por la presencia helada, inhumana, del título crédito, de la acción, de la obligación, de la carta de crédito. Hemos llegado al final de esta época liberal capitalista, a no sentirnos ligados por nada en lo alto, por nada en los bajo; no tenemos ni un destino ni una Patria común; porque cada cual ve a la Patria desde el estrecho mirador de su partido; sentirnos sujetos sobre la tierra." (O.C. pag. 875)

. . .

" Liberal puro, liberal que no " elige ", que no cree que haya un destino histórico "bueno" y otro "malo". Liberal refractario a toda violencia, tan enemigo, sin duda, del mal golpe por la espalda, nos propina cualquier matón nocturno como del justiciero estacazo con que un padre castiga al corruptor que penetra en su casa. Liberal, repito, que juzga por el "instrumento", no por el "impulso". Liberal, en fin, a quien acaso no pueda nunca convencer, pero a quien reitero con estos renglones (para los que ya no pido acogida en "ABC" porque fuera abuso) mi más sincero afecto. (Carta de J. Antonio a Luca de Tena, O.C. pag. 48)

. . .

"El Estado liberal no cree en nada, ni siquiera en sí mismo. El Estado liberal permite que todo se punga en duda, incluso la conveniencia de que él mismo exista. Para el gobernante liberal, tan lícita es la doctrina de que el Estado pueda ser sustituido. Es decir, que puesto a la cabeza de un Estado hecho, no cree ni siquiera en la bondad, en la justicia, en la conveniencia del Estado ese. Tal un capitán de navío que no estuviera seguro de si es mejor la arribada o el naufragio. La actitud liberal es una manera de tomar a broma el propio destino; con ello es lícito encaramarse a los puestos de mando sin creer siquiera en que debe haber puesto de mando ni sentir que obliguen a nada, ni aun a defenderlos." (O.C. pag. 37)

. . .

" Así se vio cómo el liberalismo, mientras escribía maravillosas declaraciones de derechos en un papel que apenas leía nadie, entre otras causas porque al pueblo ni siquiera se le enseñaba a leer; mientras el liberalismo escribía esas declaraciones, nos hizo asistir al espectáculo más inhumano que se haya presenciado nunca: en las mejores ciudades de Europa, en las capitales de Estados con instituciones liberales más finas, se hacinaban seres humanos, hermanos nuestros, en casas informes, negras, rojas, horripilantes, aprisionados entre la miseria y la tuberculosis y la anemia de los niños hambrientos, y recibiendo de cuando en cuando el sarcasmo de que se les dijera como eran libres y, además, soberanos." (O.C. pag. 192)

. . .

" ¿Y España, mientras tanto? En realidad, nuestro liberalismo político y nuestro liberalismo económico casi se han podido ahorrar el trabajo de descomponerse, porque apenas han existido nunca. El liberalismo político ya sabéis lo que era. Las elecciones, hasta tiempo muy reciente, se organizaban en el Ministerio de la Gobernación, y aun muchos españoles se felicitaban de que anduvieran así las cosas. Uno de los españoles más brillantes, Angel Ganivet, allá por el año 1887, decía, poco más o menos: "Por fortuna, en España tenemos una institución admirable, que es el encasillado; él evita que las elecciones se hagan, porque el día que las elecciones se hagan, porque el día que las elecciones se hagan, la cosa será gravísima. Evidentemente, para adueñarse de la voluntad de las masas hay que poner en circulación ideas muy toscas y asequibles; porque las ideas difíciles no llegan a una muchedumbre; y como entonces va a ocurrir que los hombres mejor dotados no van a tener ganas de irse por esas calles estrechando la mano al honrado elector y diciéndole majaderías, acabarán por triunfar aquellos a quienes las majadería les salen como cosa natural y peculiar". (O.C. pag. 503)

Doctrina. Fuentes.

liberalismo

Ideología del ochocientos, cuyo eje es la exaltación de la libertad (formal) individual, como instrumento para la consecución de los propios fines (la búsqueda de la felicidad). Se ha distinguido (Croce) entre liberalismo (político) y liberalismo (económico) , pero se trata más bien de dos aspectos íntimamente conexos (como fines y medio) del mismo fenómeno ideológico. En el liberalismo inglés - el único fijado en propuestas programáticas y políticas definidas -liberalismo y liberalismo coinciden.

Antecedentes e impulsos del liberalismo son: la Reforma (la voluntad individual es independiente de toda voluntad externa); las teorías del derecho natural (el individuo es por naturaleza titular de derechos inalienables); el desarrollo de la burguesía (que reivindicaba su propio papel y andaba elaborando su propia ideología liberal); la incipiente revolución industrial y el capitalismo (que estimulaban la libertad económica y de iniciativa), pero sobretodo, en el plano de las ideas, el racionalismo (Descartes, en Francia y Hobbes, en Inglaterra, y el Iluminismo (Voltaire, etc.). Con Spinoza se afirma la igualdad libertad- razón ("el hombre libre es aquel que vive conforme con los dictámenes de la razón")

Fundamentos del liberalismo son: la libertad, la igualdad y el individualismo.

La libertad se entiende en la ley ("la libertad es el derecho de hacer todo lo que las leyes permiten"(Montesquieu), pero con la advertencia (Bentham) que "toda ley es una violación de la libertad" y que (Kant) compromete a la ley a que obtenga "mi consentimiento". Y la libertad solo es posible en quien es socialmente fuerte.

La igualdad se entiende como "igualdad de oportunidades", y no de derechos; ella se realiza, en la medida en que la puedan perseguir los individuos, con sus propias y exclusivas fuerzas.

El individualismo plantea al individuo contra la comunidad, y por eso contra si mismo, porque en la comunidad y con la comunidad es como esto se realiza completamente. Es una concepción atomística de la sociedad.

El Estado, para el liberalismo, es solamente el guardia de la ley; el garante de la libre competencia entre los individuos, el servidor de los individuos. El Estado no tiene fines propios que trasciendan a los individuos. En economía, el imperativo del Estado liberal es el "laissez-faire, laissez -passer", dejando que la dinámica económica se desarrolle según la conocida regla y las fuerzas espontáneas del libre mercado. La iniciativa privada es soberana, la propiedad privada un derecho ilimitado e incondicionado.

La ley no debe interferir en la esfera de los individuos y debe proveer para la generalidad: la misma soberanía nacional o popular, que surge de la Revolución, encuentra límite a la propia explicación en tal exasperado individualismo y en tal garantismo.

Era inevitable que el liberalismo entrase en conflicto y hacer cuentas con el impulso democrático y sociales (no necesariamente socialistas), y con la exigencias del Estado nacional unitario, que también tenia parte en la acción.

El liberalismo - que tuvo su máximo esplendor político en el periodo entre 1848 y 1870 - se mostró inadecuado para comprender y realizar las exigencias mismas del capitalismo, que había sido una de las consecuencias de su afirmación. El capitalismo (ver este término) en su pragmatismo, se dio cuenta al comenzar la segunda mitad del 800, que si no se reestructuraba y no se defendía con la ayuda del Estado (el cual debía protegerlo de las reivindicaciones de los trabajadores, como de la concurrencia exterior, debía asumir cargas sociales que el capitalismo no quería o no podía asumir; debía ante nuevos fuentes de materias primas y nuevos movimiento del mercado intervenir con su propia potencia) y si no complicaba los mecanismos del mercado (mediante trusts, etc.), no sobreviviría. De aquí, inevitablemente, la separación entre capitalismo y liberalismo.

El liberalismo, que ha tenido una parte notable en el desarrollo de las instituciones políticas y sociales modernas, no es ahora más que " una disposición, una posición, un estado de animo y no un credo fijo y definitivo".

. . .

"Pero los liberales, para halagar a las masas, transigieron hasta el punto de entregarse a lo que las propias masas dijeran. Habló el sufragio universal. Y lo que dijo, naturalmente, fue lo menos parecido al tono ecuánime, tolerante, refinado, de los revolucionarios burgueses. Las masas no se matizan. En cuanto fueron fuertes se lo llevaron todo por delante, sin distingos. El mundo ha llegado a la cruda pugna de nuestros días entre las posiciones extremas. La democracia, hija del liberalismo, ha matado a su padre. Esto no sería malo; lo malo es que lleva camino de matar también a la libertad. Para rescatarla hay que volver a las luchas originarias: a la fuerza. Pero para esos menesterosos los partidos liberales no sirven. Y así van desapareciendo del mundo". (O.C. pág. 812)

Doctrinas. Libertad. Igualdad.

libertad

Libertad en la concepción espiritual del Nacionalsindicalismo es siempre libertad de voluntad y libertad de acción, por lo que para el individuo, es capacidad de informarse si, por la propia voluntad ( y conciencia) y por la propia acción, la realidad objetiva y las relaciones que a esta realidad le vinculan. En cuanto de naturaleza espiritual, la libertad es absoluta, en cuanto humana, es relativa y concreta.

Se distingue una libertad ("positiva"), que es una capacidad de autodeterminación y que se atiene a la voluntad, de una libertad ("negativa") que es capacidad de hacer o no hacer y que se atiene a la acción.

La libertad "positiva" encuentra su obstáculo en todo lo que determine o condicione la voluntad, en el interior (instinto) o en el exterior. La "libertad negativa" encuentra su obstáculo en el impedimento (de hacer) y en la coerción.

En la esfera de la "libertad positiva" pertenecen la libertad política; a la de la "libertad negativa" las libertades civiles.

En relación con el Estado, históricamente, se ha llegado a expandir al máximo las libertades civiles, las políticas siempre han estado más o menos comprendidas y transferidas al individuo a la instancia comunitaria (se expresa en la "voluntad general", en la "voluntad nacional", en la "voluntad de clase", en la "voluntad del Estado", porque excepto la de los anarquistas (que niegan el Estado) y de los liberales (que imagina un Estado inhibido), se ha considerado siempre que, siendo imposible prevenir a una voluntad de todos y cada uno, la voluntad que prevalece deba ser la impersonal y colectiva. Varían los modos de formación y de reconocimiento de tal voluntad colectiva.

La democracia meramente política y representativa, con el principio de "un hombre un voto", ha considerado poder resolver el problema de conciliar la voluntad de los individuos y la voluntad colectiva, de manera que los individuos se sientan coparticipes y coautores de tal voluntad colectiva.

Un voto periódico, de elegir entre opciones preconstituidas por otros (partidos) y de delegados de partidos, no logra expresar la libre voluntad de los individuos, sino solo dar una ilusión de haberla expresado.

Pero hay más: y es que en las sociedades industriales o totalitarias en las que vivimos, el problema ha cambiado. No se trata ya de conciliar la voluntad individual con la voluntad colectiva expresada por el Estado, sino de recrear las condiciones por las que puedan libremente formarse las voluntades individuales.

El antagonista de la libertad no es tanto el Estado, como la sociedad misma, la cual impone a los individuos mayores condicionamientos. Las mismas opciones políticas ofertadas por los partidos - que aceptan la lógica - en las democracias occidentales, son determinadas por condiciones (económicas) asumidas como racionales y objetivas, extrañas a su esfera dispositiva (ver Partidos)

En las democracias comunistas, fuera de la ortodoxia o contra la ortodoxia, establecida por el partido, es inimaginable una voluntad individual o de grupo; y la ideología - de la cual la ortodoxia es la interpretación auténtica historizada - plasma la sociedad entera (ver Comunismo). Bajo manifestaciones diversas, en uno y otro caso, es la "machina machinarum", de Hobbes lo que emerge.

Para el Nacionalsindicalismo, como hemos dicho, la libertad es siempre de voluntad y de acción; es poder y querer. Tal libertad completa puede actuarse en una sociedad liberada del materialismo y del determinismo económico, en una sociedad organicista y no organicista, que reconstruye al hombre integral, capaz de querer y de actuar, en una democracia de verdadera participación, en la cual el ciudadano pueda sentir la voluntad del Estado también como libre voluntad propia. Tal libertad puede actuarse con la alternativa nacionalsindicalista.

. . .

El hombre no obra por instinto como los brutos, sino con inteligencia.
Cuando se encuentra ante un problema, ante una dificultad, recapacita, piensa y elige el camino que mejor le parece. Esta facultad de elección,, de discernimiento, es la libertad positiva, el libre albedrío. Pero si todos eligiéramos el camino que mejor nos parece, sin reparar ni pensar que con ello podemos perjudicar a los demás e incluso a España, sería una gran verdad lo de "viva la libertad y atranca la puerta".
Es preciso que todos nosotros, antes de tomar una decisión pensemos, no sólo en nuestra conveniencia, sino también en la conveniencia de los demás hombres y en la de España.
Piensa que si tú puede hacer lo que te dé la gana, los demás podrán hacerlo e incluso podrán impedirte que hagas aquello a lo que tienes derecho.
De ahí que José Antonio nos dijera que el hombre es libre, pero no existe libertad sino dentro de un orden. Dentro de un orden en el que tú podrás hacer sólo aquello que no perjudique a nadie. Sólo así podrás estar seguro de que los demás no podrán hacer nada que te perjudique a ti.

. . .

"Si nos tomamos el trabajo de releer al ginebrino (Juan Jacobo Rousseau) veremos que su periplo intelectual respecto a la libertad iniciase en las antípodas de José Antonio. J.J. Rousseau comienza exaltando la libertad del humano linaje en el estado presocial a modo de tesis dialéctica, para luego, merced a uno de esos procedimientos más cercanos a la magia que a la filosofía, negarla a modo de antitesis -la libertad queda aherrojada en las redes del contrato - y terminar, por fin, rescatándola de su ergástula introduciendo, a menara de hábil síntesis, la "voluntad general". El autor de "Eloisa" partía de la libertad natural - verdadero motor inmóvil en su doctrina, de acuerdo con Adolfo Muñoz Alonso - para desenvolver, desde allí, su teoría más osada. Pero el utópico retorno al estado del buen salvaje -que de eso se trata- no podía ser sino el resultado de una libertad abstracta, cuyo menosprecio de la historicidad y de la civilización, es decir de aquello logrado merced al esfuerzo cultural del hombre, en pugna con la naturaleza desnuda, habría de desembocar en una sustitución del derecho y de la historia por las "entidades primarias". Entidades primarias espontáneas, que renegaban de la cultura para identificar a un hombre amputado de su dimensión comunitaria y encastillado en una soberanía estrecha, divorciada de su contexto natural. Es que bajo la influencia "nefasta" de Rousseau -la calificación corre por cuenta de José Antonio - la "libertad", que hasta ese entonces y aun con todas las cortapisas que pudiesen encontrársele, era una realidad, pasó a convertirse en una abstracción. De resultas de lo cual salió perdiendo ese individuo sin raíces, forjado a instancias del ginebrino, que, gozando de una autonomía absoluta, sustrajóse de los dictados de la ley natural y con ello, lejos de sacudir las cadenas que supuestamente lo tenían aherrojado en la sociedad, quedó inerme. El ciudadano de Rousseau vino a ser, pues, un hombre centrado en sí mismo, desconectado de la sociedad en la que nace y, por tanto, ajeno al destino histórico de esa sociedad". (Vicente Gonzalo Massot ob. cit.p. 62 y sig.).

. . .

"El hombre no puede ser libre, si no vive como un hombre, y no puede vivir como un hombre si no se le ordena la economía sobre otras bases que aumenten la posibilidad de disfrute de millones y millones de hombres, y no puede ordenarse la economía sin un Estado fuerte y organizados, y no puede haber un Estado fuerte y organizador sino al servicio de una gran unidad de destino que es la Patria (...) Cuando se logre esto (...) sabremos que en cada uno de nuestros actos, en el más familiar de nuestros actos, en la más humilde de nuestras tareas diarias, estamos sirviendo, al par que nuestro modesto destino individual, al destino de España, de Europa y del mundo, al destino total y armonioso de la creación..." (J.A. "Discurso de la Unión Mercantil citado" O.C. p.487).

. . .

"Queremos menos palabrería liberal y más respeto a la libertad profunda del hombre" (O.C. pag. 66-67)

. . .

"La dignidad humana, la integridad del hombre y su libertad son valores eternos e intangibles. Pero sólo es de veras libre quien forma parte de una nación fuerte y libre". (O.C. pag. 340)

. . .

" Para nadie, la libertad de perturbar, de envenenar, de azuzar las pasiones, de socavar los cimientos de toda duradera organización política". (O.C. pag. 991)

. . .

" Queremos ver una España entera, armoniosa, fuerte, profunda y libre. ; libre como Patria, que no soporte mediatizaciones extranjeras ni trato colonial en lo económico, ni tenga sus fronteras y sus costas desguarnecidas, y libre para cada uno de sus hombres porque no es se es libre por tener la libertad de morirse de hambre formando colas a las puertas de una fábrica o formando cola a la puerta de un colegio electoral, sino que se es libre cuando se recobra la unidad entera" (O.C. pag. 473)

. . .

"Frente al desdeñoso "Libertad, ¿para qué?", de Lenín, nosotros comenzamos por afirmar la libertad del individuo, por reconocer al individuo. Nosotros, tachados de defender un panteísmo estatal, empezamos por aceptar la realidad del individuo libre, portador de valores eternos". (O.C. pag.473)

. . .

" La revolución hemos de hacerla todos juntos, y así nos traerá la libertad de todos, no la de la clase o partido triunfante; nos hará libres a todos al hacer libre y grande y fuerte a España. Nos hará hermanos al repartir entre todos la prosperidad y las adversidades, porque no estaremos unidos en la misma hermandad mientras unos cuantos tengan el privilegio de poder desentenderse de los padecimientos de los otros". (O.C. pag.177)

Liberalismo. Valores. Doctrina.

libertad humana

" Los reformadores españoles acabaron rechazando el voluntarismo nominalista: herederos en gran medida de Ramón Lull, pusieron mucha confianza en la capacidad de la razón humana. Al establecer el principio de la comunicabilidad entre Dios, pura Trascendencia, y el mundo inmanente a si mismo, llegaron a descubrir que todos los seres humanos, dotados por Dios de una misma naturaleza, con independencia de su nacimiento u origen, se encuentran asistidos y obligados por ciertos derechos y deberes en relación con el orden moral. Los llamaron Derecho Natural o Derecho de Gentes. Fernando e Isabel establecerían en sus reinos el principio de la libertad personal para todos sus súbditos (1475), anulando cualquier reliquia de la vieja servidumbre y suprimiendo, virtud de sentencia, los "malos usos" que sujetaban aún a los remensas en Cataluña. Extendieron esta misma condición a sus nuevos súbditos de Canarias e Indias aunque todavía no fueran cristianos. En adelante, sólo los esclavos, mercancía humana comprada en mercados de fuera bajo esta condición, se encontrarían privados de libertad." (Luis Suárez, "Los Reyes Católicos",Ed. Ariel, Madrid, 2005, p. 105-106)

Valores eternos. Doctrina. Norma Programática.

libertad sindical

" El Sindicalismo que recibimos como entidad en formación, y que daba en la vida social sus primeros pasos, es ahora una empresa sólida, fuerte, coherente y lograda. Algunos de nosotros sabemos el caudal de entusiasmo y de sacrificios puestos en esta empresa, y si miramos hacia atrás no es con nostalgias, sino con orgullo.
¿Cuáles han sido las características esenciales de nuestro Sindicalismo en los últimos años? Por lo pronto, desde la unidad jamás hemos tenido recelo alguno por la Libertad Sindical, y afirmo solemnemente que siempre la hemos fomentado a través del diálogo. Nosotros no estamos estrenando ahora libertad, como le ocurre a otras gentes. Nosotros estamos organizando juntas, asambleas, consejos y congresos deliberantes desde 1940. Nuestra programación social de aquella fecha, y tenemos representantes de todos los orígenes y de todas las ideologías, ya que a nadie preguntamos de donde venía y sólo si estaban dispuestos a luchar unidos por una España mejor y más justa. Y en vosotros, que configuráis una democracia sindical auténtica, encarna la libertad que hablo..." (J. Solís Ruiz, "Sindicalismo 67/68" Ediciones Populares, Madrid, 1969, p. 45-46)

Sindicalismo. Organización Sindical.

llanos, josé maría

(1906-1992) Sacerdote S.J. Consiliario de las Congregaciones Marianas, Capellán del Frente de Juventudes (Residencia Pinilla) y del Servicio Universitario del Trabajo del SEU. Finalmente, militó en el partido comunista y en Comisiones Obreras. Sobre José Antonio dijo:

"Yo viví la Falange de José Antonio.- La Falange me convenció. Aunque nunca tuve el carnét, aunque nunca me puse la camisa azul, sí colaboré con ellos, y colaboré mucho; no sólo como capellán o como cura sino también como persona. Yo viví y acepté y confié en la Falange de José Antonio, en la Falange originaria.
( - Pero con José Antonio se peleó usted, se peleó físicamente.)
-Bueno, no... Sí... Eso fue en la Universidad, fue una chiquillada a la que no hay que darle importancia. No hubo ninguna connotación política en el asunto." (Citado por Aguinaga y G. Navarro op. cit p. 271).

. .

"...el jesuita comunista José Maria de Llanos, antiguo fascista, decía esta maravilla en junio de 1987:
"A mi, comunista, me ha hecho el pueblo. Cuando me acerqué y quise vivir con ellos eran comunistas, mis maestros eran los hombres que venían de Andalucía, que me hicieron ver la tragedia de la diferencia de clases, aquella tragedia tremenda de la lucha de los de abajo para sobrevivir. Tuve que ponerme a su lado ¿Me separó la fe? La fe creo que no separa nunca. La religión si. Quise estar con ellos, aprendo con ellos a rebelarme y entonces me encontré que ya era comunista. Después leí a Carlos Marx y desde el punto de vista socio-económico comprendí que las grandes intuiciones de don Carlos - gran aparte de ellas asumidas por el Concilio Vaticano II - tenían sentido en aquel ámbito en que yo vivía. Nadie me ha dicho que hice mal. Y cuando se lo dije al obispo y a los superiores me dijeron "Allá usted". Los superiores jesuitas me dijeron que no me comprometiera demasiado".
"Y es verdad; yo no ha aceptado cargos de responsabilidad en el Partido (PCE). Hace años me hicieron miembro de honor del Comité Central. Pero eso es, simplemente, un título. No hago política."

. . .

No hace política. Aunque lleva sobre su conciencia la inmensa estafa de que hizo objeto a los centenares de jóvenes madrileños que creyeron en él cuando les repetía aquellos versos suyos que tampoco eran políticos y que Fernando Vizcaíno Casas reprodujo:

"Cuando esté ya aplastado el enemigo,
cuando esté ya la patria rescatada,
entonces regirá nuestro destino
un Caudillo, un Imperio y una espada.
¡Arriba España!
¡Gloria al Caudillo!
De nuevo asombre al orbe entero nuestra historia
Fe en la victoria
Que ya ilumina
La ansiada aurora del impero español.
Combata el Dios del cielo en nuestra guerra;
La fe de nuestros padres defendemos.
Si vencemos, vencemos en la tierra;
Si morimos, triunfaremos en el cielo".

(Ricardo de la Cierva, ob cit.393)

Iglesia. Juventudes.

línea política

"...las participación en lo que pudiéramos llamar "espíritu de justicia social", que era común en toda la trayectoria de aquel Régimen desde sus orígenes, y sin el cual no se explica en absoluto su duración. En esto un matiz: quizá la procedencia de esa "Línea Política", del Movimiento, es decir, en sus orígenes, de Falange Española, con todas las adaptaciones que se quiera, iluminan algo el fenómeno. Incluso podríamos decir que en los tiempos de la nueva política económica, digamos, por poner un ejemplo, la de los Planes de Desarrollo, la tensión y la defensa de esa bandera social estuvo en esa "Línea Política" (Angel López de Fez", ob cit.201)

Estilo. Disciplina. Juramento.

lisarrague, salvador

Profesor. Sobre José Antonio, señaló: "Autonomía.- José Antonio Primo de Rivera ha dejado en claro que la política debe fundarse en principios vivos profundos que liguen la existencia conjunta de un pueblo, pero en dogma cerrado0 sobre los sistemas de gobierno. En los puntos iniciales del Movimiento, se fina no las líneas de un programa político, sino algo mas profundo y serio: los principios intangibles en que se funda la nación española y dentro de ella la convivencia entre sus hombres y demarcaciones territoriales.
Así, por ejemplo, en los textos de José Antonio Primo de Rivera se encuentra una afirmación extraordinariamente aguda, pero sorprendente a primera vista, acerca de las autonomías regionales. En el supuesto de que una región esté firmemente soldada con el destino nacional, no seria una cuestión de principios, sino simplemente de técnica gobernante, el planteamiento del problema autonómico." ("La concepción política del Movimiento nacional". Capítulo XV de "La esencia de lo español, su olvido y su recuperación. Curso de Formación Politica". Facultad de Ciencias Políticas y Económicas. Editado por la Delegación del SEU, 1945. Pag. 283)

Principios Fundamentales. Movimiento. Autonomías regionales.

literatura marxista

"La literatura de sensibilidad socialmarxista está muy influenciada por la obra del polemista anglosajón Herbert Southworth ("Antifalange, Paris, Ruedo Ibérico, 1967). Son muchos los autores que siguen este patrón a menudo sin reconocer la amplitud de su legado. Por ejemplo, Chueca, Ellwood, Gibson, Mainer, Pastor, Preston, Rodríguez Puértolas, Vidal, etc.

La historiografía liberal, conservadora y socialdemócrata esta comandada por los trabajos del profesor americano Stanley G. Payne ("Falange, historia del fascismo español", Paris, Ruedo Ibérico, 1965) y (""Franco y José Antonio, el extraño caso del Fascismo español", Paris, Ruedo Ibérico, 1965)
Partiendo de posiciones falangistas es preciso citar especialmente los nombres de Bravo, Gibello, García Venero, Rio Cisneros, Ximénez de Sandoval, Velarde Fuertes, Aguinaga y Fernández Navarro..." (Arnaud Imatz "Ob. Cit., pag. 8)

Marxismo. URSS. Comunismo.

llarch, joan

(1920) Anarquista. Sobre José Antonio escribió estas líneas:"Captó la trágica realidad de las masas trabajadoras.- Evidentemente, el creador del nacionalsindicalismo había captado, en toda su trágica realidad, la situación de las masas trabajadoras, como los jefes de las sindicales obreras de su tiempo. Su sensibilidad política fue herida, también, por el hambre de justicia que España padecía y, la misma voluntad incontenible de remediar para la lucha y a radicalizar tantos años, le impelió a alinear sus escuadras para la lucha y a radicalizar totalmente su postura ideológica, dirigiéndola hacia una distinta revolución española, de profunda entraña patriótica usando la fuerza y del valor personal como únicos escalpelos con los que acabar con los males que devoraban la nación.
De haberse demorado algunos años más la tragedia que asoló a España durante los tres años que duró la guerra intestina, ¿habría superado José Antonio Primo de Rivera la respuesta que se asegura que le dio Ángel Pestaña en aquella ocasión? (Se refiere al encuentro de ambos líderes en Barcelona) ¿Habría conseguido alinear en sus falanges a la gran masa obrera?" (Citado por Aguinaga y G. Navarro. Op. Cit. 272)

Anarquismo. Ángel Pestaña.

llosent marañon, eduardo

(1914 - ) Ingeniero industrial, dirigente sindical, como Presidente del Sindicato Nacional de Alimentación., Fue jefe del SEU en Sevilla y fundador de empresas de alimentación. Como procurador en Cortes perteneció a las legislaturas IV-X; Fue convocado para colaborar en la Corona de Sonetos a José Antonio, con el siguiente poema:

" ...desierto un corazón siempre encendido
donde todo el amor reinó hospedado".
Quevedo

"Latir de nueva sangre a sucederle
por derramadas, valerosas venas,
los pechos convertidos en almenas
el pulso, sin recelo de la muerte.

Latir en yermo desolado, inerte,
de rejas que remueven las arenas
y flor prometen en semillas plenas
de querer lo que quieres, de quererte,

Latir de la sonrisa moribunda
y del saludo póstumo del brazo
en el celeste rumbo del presente

tanto latir es gloria que circunda
las promesas del pan al eriazo
bajo la presidencia de tu frente".

("Eternidad de José Antonio", en "Corona de sonetos en honor de José Antonio Primo de Rivera", Jerarquía, Barcelona, 1939)

llovet, enrique

Escritor y diplomático. Autor teatral, critico de "ABC" y ensayista. Como poeta se le conoce la letra del himno de las Falanges Juveniles de Franco "Marchan las nuevas juventudes..." y otras composiciones.

Poesía. Intelectuales. Cancionero.

lombardero alvarez, jorge.
(Cangas de Narcea (Asturias 1968). Licenciado en Ciencias Políticas.

"Justicia social.- Cuando José Antonio ve en la República la realización de la revolución liberal, que nose había producido en España, no cree que ésta sea suficiente si no se completa con la justicia social" ("Hacia una teoría del Estado nacionalsindicalista". Fundación Ramiro Ledesma. Madrid, 2000. p.42)

lópez anglada, luis

(Ceuta, 1919) Coronel del Ejército. Poeta.
"Oficio de futuro.- Allí, donde alguien se duele por oscuro desaliento o donde se vuelca el peso de la injusticia, están la rebeldía y el clamor de José Antonio. Parta acerca a José Antonio no hay que ir a un lugar determinado de España. Hay que mirar al suelo que pisamos o al cielo que nos cubre. Donde hay oficio de futuro y visión de redención, allí estará siempre el espíritu de José Antonio" ("Ultima hora de actualidad", Radio Nacional de España, 20 de noviembre de 1962, en "Arriba" (diario), Madrid, día 21)

Poesia. José Antonio. Estilo.

lópez aranguren, josé luis
(Ávila, 1909 -Madrid 1996)

Escritor. Catedrático de Ética de la Universidad Complutense. Autor de varias obras de carácter religioso. Militante falangista y colaborador de "Arriba". Fue cesado en la Universidad con ocasión de los sucesos estudiantiles de 1956.

"Falsificado.- José Antonio es el gran desconocido y el gran muerto político por el Régimen que, aparentemente, le consagró y le dedicó toda clase de ritos. José Antonio era una persona muy recia y con un pensamiento muy propio y con unos caracteres muy definidos.
No creo que sea un genio ni, mucho menos, un mito; pero creo que es importante el intentar restablecer un poco la figura de José Antonio, porque ha sido mitificado y, sobre todo, falseado.
José Antonio estaba lleno de las ideas de Ortega ( de Ortega, sobre todo),de Unamuno también ( todo el mundo sabe la veneración que sentía por él) y de Eugenio D'Ors, es decir, los tres grandes pensadores de la época, los tres pensadores que imprimen su sello en José Antonio.
¿Qué, con eso y con el tiempo, José Antonio habría sido capaz de llevar a cabo (no encuentro otra palabra) un fascismo genuinamente español? Yo creo que si, que habría sido capaz de llevarlo a cabo. Lo que ocurre es que se acabó el tiempo y no pudo llevarlo a cabo.
Por otra parte, Serrano (Suñer) ha subrayado el carácter de pensamiento siempre inquieto, incapaz de ser petrificado. En este sentido (estamos hablando de futuribles) sigo pensando que el más fiel, el que verdaderamente ha conservado la herencia de ese potencial José Antonio es Dionisio Ridruejo. Lo pienso seriamente, profundamente.
Restablezcamos, pues, la imagen, a mi juicio, verdadera de José Antonio, traicionada por todos sus seguidores y sustituida por otro pensamiento distinto, que es lo que generalmente se conoce con la etique del "franquismo"" ("José Antonio Primo de Rivera", en "La Clave", Madrid, 20 de noviembre de 1981, en concurrencia con Pilar Primo de Rivera, Ian Gibson, Ramón Serrano Suñer, José Prat, Raimundo Fernández Cuesta y Eduardo Rojas con la moderación de José Luis Balbín)

Universidad. Ética. José Antonio.

López bravo, Gregorio
(Madrid, 1923 - Monte Oiz, Vizcaya, 1985)
Ingeniero Naval. Ministro de Industria y de Asuntos Exteriores.

"Incorporación de la juventud.- En el año 1933, José Antonio quería que todos los españoles, "nos sintiéramos miembros de una comunidad seria y completa, donde todo hombre tuviera la manera de ganarse con su trabajo una vida humana justa y digna; unos con el trabajo manual, otros con el trabajo del espíritu; algunos, con un magisterio de costumbres y refinamientos", pero alcanzando todos, cada cual en su sitio, la dignidad propia del hombre. En el año 1967, sigue siendo deseo de todos y urgente necesidad la creación de una verdaderas aristocracia, vivero de una clase rectora responsable, donde tengan sitio los mejores, aquellos que empleen sus talentos con más audacia, generosidad y eficacia.
Atravesamos ahora una etapa en la que España pretende acelerar su desarrollo y orientarlo hacia metas más ambiciosas, y por ello, destaca más que nunca aquella aspiración de José Antonio, que no se logrará si no llevamos a nuestro lado la fuerza viva y la esperanza de la juventud" ("La comunidad seria y completa que él quiso convoca a la juventud", en "Arriba España" (diario) Pamplona, 29 de octubre de 1967)

Juventud. Minoría.

lópez cuesta, teodoro
(Oviedo, 1921) Rector de la Universidad de Oviedo.

"Hombre de corazón.- (Me remito a las cartas de Indalecio Prieto) Si él dice que fue un hombre de corazón, es que lo debió ser. Su postura fue de idealismo, no compartido ni por la derecha ni por la izquierda. No tuvo ninguna influencia durante el régimen de Franco, desde el punto de vista ideológico"(Sic) (J. M. Velasco "Los asturianos de hoy y José Antonio", en "La Nueva España" (diario) Oviedo, 20 de noviembre de 1986)

Derecha. Izquierda.

lópez cancio, jesús.

(1917) Nace en Avilés, Asturias. Se afilia a Falange y al SEU, siendo estudiante de Derecho en Oviedo. Hizo la guerra en las Milicias de Falange. Terminada la guerra, es nombrado Delegado Provincial del Frente de Juventudes de Asturias y sucesivamente, alcalde de Tapia de Casariego, vicesecretario provincial de Ordenación Económica y gobernador civil de Palencia. En 1955 sustituyó a José Antonio Elola en la Delegación Nacional de Juventudes. Posteriormente ocupó los gobiernos civiles de Navarra, Santander y Madrid. Fue procurador en Cortes en varias legislaturas. Fundador de "Plataforma 2003".

Juventudes. Frente de Juventudes. OJE.

lópez cepero, josé mariano

(1923). Sociólogo y profesor. Fue director del Instituto de la Juventud, en la que realizó importantes estudios sobre la juventud española. Profesor de la Universidad Central y del Centro de Estudios Europeos. Autor de diversas obras de su especialidad y sobre España en Editorial Doncel. Fundador de Plataforma 2003. Sobre José Antonio escribió:

"La parte no realizada no era utópica.- Con el pensamiento joseantoniano pasa igual que con el pensamiento de todos los reformadores sociales y políticos. Hay en ellos una desiderata y un mensaje, una definición en cierto grado utópica desde la situación real en que dicho pensamiento se manifiesta.

Pero el mundo ha dado muchas vueltas y muchas cosas que preconizaba José Antonio se han realizado, no solo por la fuerza de su pensamiento y el empeño de sus leales, sino también por las propias exigencias históricas.

La parte no realizada no era, precisamente, utópica, sino una exigencia dolorosa de amputación de privilegios a la que nuestra sociedad no quiso amoldarse, ni siquiera reconocer en la urgencia de una reconstrucción después de tres años de guerra". (Citado por Aguinaga y G. Navarro op. Cit.p.144)

Sociedad. Pensamiento.

lópez de fez, ángel

Nació en Ledaña, Cuenca en 1924. Abogado. Procurador en Cortes elegido por el Congreso Sindical. Procedente de diversas organizaciones juveniles y del SEU, desempeñó varios cargos sindicales en la provincia de Salamanca, como técnico del Ministerio de Trabajo y director de las Escuela Sindical. Fue Vicesecretario Provincial de Ordenación Social, Secretario Nacional de la Vicesecretaria Nacional, Secretario de Asuntos Agrarios de la misma entidad y del Consejo Nacional de Trabajadores. Desempeñó asimismo la jefatura nacional de la obra sindical de Educación y Descanso. Fue representante de los trabajadores españoles en la Organización Internacional del Trabajo en varias ediciones de la Conferencia anual de dicha entidad.

Organización Sindical. Sindicalismo.

lópez gastón, josé ramón
(La Habana, 1928). Catedrático emérito de la Highlands University, Nuevo Mexico.

"ocultación y distorsión.- José Antonio Primo de Rivera fue una estrella en el nebuloso ambiente del siglo XX. Ahora es el tiempo de estudiar a fondo sus ideales, que se basaban en lo auténticamente español y que él los presentó para solucionar los problemas de nuestra época. Por eso, precisamente, se ocultan y distorsionan sus ideales, a fin de que los jóvenes los desconozcan y no vayan a entusiasmarse con ellos" (Maria del Pilar Amparo Pérez García , "Hacia el futuro. Pregunta políticamente incorrectas por España". Ediciones Puerto de Castilla. Buenos Aires, 2003. p. 339)

Juventud. José Antonio.

lópez medel, jesús

(1927) Registrador de la Propiedad, jurídico militar, profesor y escritor. Fue Jefe de los Servicios Jurídicos de la Organización Sindical y Presidente del Sindicato Nacional de Enseñanza. Autor e diversas obras de Filosofía del Derecho y sobre temas de política educativa. Sobre la figura de José Antonio señaló:

"Un filósofo - jurista.- Se ha escrito recientemente que en Kennedy había en ciernes un José Antonio norteamericano, acaso de otro lado pudiera sostenerse sin temor que en José Antonio había un filósofo - jurista, un pensador del Derecho, que fue quemando sus naves iusnaturalistas en esa "naturaleza de las cosas" - "die Natur der Sach" -, las cosas de la Patria, como un "eterno retorno" a los Valores, a los Principios, a las Empresas del Bien Común, de la Justicia, de la Paz, de la convivencia en España." (Citado por Aguinaga y G. Navarro op .cit p.276.)

Educación. Derecho.

lópez rodó, laureano

Muchos se empeñaron en considerar a Laureano López Rodó falangista en su juventud - que "tenía solamente treinta y siete años y era un hombre apacible, de una claridad intelectual desacostumbrada " (B. Crozier, II p. 242) como una especia de eminencia gris, tal el almirante Carrero Blanco, vicepresidente del Gobierno. No hay que olvidar que hacia 17 años que Luis Carrero Blanco se había convertido en uno de los puntales más importantes del Régimen, de modo que el catedrático llegaba a la Presidencia no para constituirlo, sino para reforzarlos. Rodó catedrático de Derecho Administrativo impulsó el desarrollo jurídico del Régimen con la Ley de Régimen Jurídico de la Administración del Estado y la Ley de Procedimiento Administrativo. Creó las Secretarias Técnicas de los Ministerios para coordinar la actuación política de los distintos departamentos. Y desde otra posición, como la Comisaría del Plan de Desarrollo, fue el autor de los distintos Planes de Desarrollo y Acciones Concertadas que sirvieron positivamente al crecimiento expansivo de la economía nacional.

Desarrollo Económico. Derecho.

lópez sánchez, juan
Dirigente cenetista, ex - ministro de Comercio en el gobierno de Largo Caballero.

Exiliado en Inglaterra, donde colaboró en la BBC en sus programas sobre España y, posteriormente, en México, donde se dedicó a diversas actividades, como representante comercial de la venta de la Enciclopedia Británica, regresó a España por gestión del profesor Muñoz Alonso y de Arellano, Presidente de Saltur, (Sociedad Anónima Laboral de Transportes Urbanos de Valencia), donde inicialmente se empleó a López como asesor, y posteriormente se trasladó a Madrid, donde fue asesor y profesor del Centro de Enseñanzas del Instituto de Estudios Sindicales, Sociales y Cooperativos, junto con otros sindicalistas de extracción anarquista - Iñigo, Guillén, etc. ...- que contribuyeron a los esfuerzos por la unidad, dentro de la Organización Sindical española.
"En el Consejo de Ministros celebrado el 21 de noviembre de 1936, Largo Caballero comunicó a los asistentes que José Antonio había sido fusilado en Alicante el día anterior, sin haber esperado al "enterado" del Consejo de Ministros, como era preceptivo en estos procesos". (El propio Juan López se lo comentó al Director del Centro de Enseñanzas del Instituto de Estudios Sindicales.)

CNT. República. José Antonio.

lorenzo, pedro de

(1917-2000) Periodista y escritor. Nació en Casas de Don Antonio (Cáceres). Tras el Alzamiento combatió en las guerrillas de la Falange extremeña. Al finalizar la guerra fue director de varios periódicos y publicaciones, como "El Diario Vasco", "La Voz de Castilla" "ABC", así como de la revista "Garcilaso" y el suplemento literario de "Arriba", "Si". Tomó parte como poeta en la "Ofrenda lírica a Arrese...". Colabora en la prensa del Movimiento y en Radio Nacional de España, con un famoso programa sobre los ríos españoles, que pasó mas tarde a TVE. Miembro de la Real Academia Española. Falleció en el año 2000.
Sus obras poéticas fueron "Tu dulce campo pensado" (Madrid, 1947) y "Angélica" (Madrid, 1955). Como novelista "La quinta soledad" (Madrid, 1943), que fue retirada por la censura; "La sal perdida" (Madrid, 1947); escribió varias obras de viajes y costumbres y en cuanto a obras de naturaleza política escribió "El libro del político" (Madrid, 1975) "Guía de exiliados" (Guadalajara 1986), etc.

Escritores. Prensa.

loring cortés, teresa

(1919) Se afilió a Falange en 1935, durante la guerra fue enfermera voluntaria y posteriormente directora de la Escuela de Instructoras de las Sección Femenina y consejera nacional de FET y de las JONS. Secretaria Nacional de la S.F. En 1976 se afilia a FE de las JONS y se enfrenta con el jefe nacional Diego Marques por tratar de desvincular a la Vieja Guardia de la Falange. Se afilia a la promotora de "Plataforma 2003".
? Sección Femenina.

lostau román, eugenio

Siendo estudiante de Filosofía y Letras se afilia a Falange antes de la guerra civil. Jefe del SEU en dicha Facultad fue miembro de la 1ª Centuria de las Primera Línea. Es uno de los 187 falangistas que con las tropas regulares se concentran en el Cuartel de la Montaña a las órdenes del general Fanjul. Logró escapar del asalto y evadirse de la persecución haciéndose pasar por ciudadano francés, llamándose "Lostó" (García Serrano, 1979) de su nombre de pila toma García Serrano el titulo de su obra "Eugenio". Tras la contienda, toma parte en la creación del Frente de Juventudes. En 1974, al amparo de la Ley de Asociaciones constituye con David Jato la Asociación de antiguos miembros del SEU. Con tres licenciaturas universitarias, representó a los trabajadores en las Cortes. Fue Presidente del Colegio de Doctores y Licenciados en Letras y Ciencias. Director del Liceo italiano de Madrid, diputado provincial. Fue Presidente de la Sección Técnica del Sindicato Nacional de Enseñanza.

SEU. Sindicalismo. Educación.

luca de tena, juan ignacio

Escritor, periodista y diplomático. Nació en Madrid el 23 de Octubre de 1923, estudio Derecho en la Universidad de El Escorial. Fue director de la revista "Blanco y Negro". De 1929 hasta 1936 y de 1939 a 1940 dirigió "ABC". Autor dramático de unas cuarenta obras y recibió diversos premios literarios. Fue elegido por Sevilla como diputado monárquico independiente. Sufrió prisión varias veces durante la República. Fue embajador en Chile, República Dominicana y Grecia, Procurador en Cortes, Académico y amigo personal de José Antonio Primo de Rivera, con el que mantuvo cordiales y no siempre coincidentes relaciones políticas. (Ver Carta de José Antonio a Luca de Tena y descriptor "Liberalismo". O.C. ob. cit. p. 43)

Monarquía. José Antonio.

lucha de clases

"El Estado nacionalsindicalista no se inhibirá cruelmente de las luchas económicas entre los hombres, ni asistirá impasible a la dominación de la clase más dominante por la más fuerte. Nuestro régimen hará radicalmente imposible la lucha de clases, por cuanto todos los cooperan a la producción constituyen en él una totalidad orgánica.

Reprobaremos e impediremos a toda costa los abusos de un interés parcial sobre otro y la anarquía en el régimen del trabajo". (Punto XI de la Norma Programática)

. . .

"La lucha de clases tuvo un móvil justo, y el socialismo tuvo, al principio, una razón justa y nosotros no tenemos por qué negar. Lo que pasa es que el socialismo en vez de seguir su primera ruta de aspiración a la justicia social entre los hombres, se ha convertido en una pura doctrina de escalofriante frialdad, y no piensa, ni poco ni mucho, en la liberación de los obreros" (O.C. pag. 192)

Justicia social. Marxismo.

luna gijón, rafael

(1929) Nació en La Solana, Ciudad Real. Perito topógrafo, acabada la guerra se afilia a la Organización Juvenil de la Falange. Ingresa por oposición en el Ayuntamiento de Madrid y en 1947 se afilia a la 27 Centuria de la Guardia de Franco. En 1952 organiza con Antonio Castro Villacañas las "JONS". Fue cofundador del semanario "Criba" y del Club "Encuentros" y Promotor de "Plataforma 2003".

Prensa. JONS.

luna menéndez, josé

Militar profesional, nació en Madrid en 1893. Se afilia a la Falange, de la que es nombrado Jefe provincial de Cáceres, se enfrenta con el jefe territorial de Extremadura, Eduardo Ezquer. Poco antes de la guerra abandona el partido. Colabora en la preparación del Alzamiento, que triunfa en su provincia y vuelve a desempeñar la Jefatura provincial de Falange, que comienza a actuar en las operaciones militares. Toma parte en Valladolid en la reunión que designa a Hedilla como Jefe de la Junta de Mando Nacional. Terminada la guerra es designado jefe territorial, consejero nacional y miembro de la Junta Política.
Se alista con Ridruejo en la División Azul, y en 1941 se le relaciona con los sucesos de Begoña. Fue nombrado vicesecretario general de FET y posteriormente jefe provincial y gobernador civil de Cáceres. Se le concedió la Palma de Plata. Muere en 1960.

Vieja Guardia. Palma de Plata.