Diccionario de la Falange

J

 



 

jackson, gabriel

jiménez de castro román
jato miranda, david JONS
jefatura jordana de pozas fuentes, jorge
jerarquía judíos españoles
jerez riesco, josé luis jurado ceballos, miguel ángel
jiménez asúa juramento
jiménez salvador justicia
jiménez campo, javier justicia social
jiménez losantos federico juventud
jiménez marrero, miguel juventudes falangistas
jiménez millas y gutiérrez, alfredo  
 

sugerencias y colaboraciones: diccionario@plataforma2003.org

 

 

jackson, gabriel

Escritor e historiador británico. Es autor de extensos estudios sobre la República española y la Guerra Civil. Sobre José Antonio escribió una palabras de reconocimiento de su personalidad política, acentuando la connotación de fascismo, como caracteriza por lo general a cuantos, por desconocimiento o con ánimo de descalificación, han tratado fuera y dentro del país a esta figura.

"Una revolución profunda.- La caballerosidad y lealtad que siempre fueron características de José Antonio le habían llevado a defender la memoria de su padre; pero cuando en octubre de 1933 tomó parte en la fundación de Falange no defendió ni a la monarquía ni a la dictadura. España necesitaba una revolución, una revolución mucho más profunda de la que había intentado la República. Se refería al socialismo como justo en sus orígenes y aspiraciones, y era partidario de la separación de la iglesia y el Estado. Lo malo del socialismo, decía, su dependencia de modelos extranjeros y su ateismo. José Antonio no proponía un programa específico, pero hacia llamamientos al espíritu de sacrificio y a la unidad nacional. Rendía homenaje a la energía de Mussolini y a sus dotes de orador, sin sentirse particularmente impresionado por el estado corporativo. Admiraba a la Inglaterra imperial, y le gustaba citar el "If" de Kipling, aunque estaba convencido de la decadencia de Occidente. Tenía muchos amigos íntimos y relaciones entre los monárquicos; pero no los creía capaces de dirigir la España regenerada con la que soñaba" ("La República española y la guerra civil"(1931-1939). Ediciones Orbis S.A. Barcelona, 1987. pp. 168-169)

Guerra civil. Monarquía. Fascismo.

jato miranda, david

(1915 - 1978) Escritor. Politico. Asturiano. Se afilia a la Falange a edad temprana. Fue fundador del SEU. Detenido en Madrid en 1936 junto a otros dirigentes falangistas. Puesto en libertad a primeros de junio de ese año. Permaneció en la capital durante toda la guerra y actuó y asumió grandes riesgos, a las órdenes de Manuel Valdés, en la Falange clandestina. Terminada la guerra es designado jefe provincial del SEU de Madrid. Se enfrentó con Guitarte en la sede de la Secretaria General. Se alista y marcha al frente ruso con la División Azul. En 1942 es nombrado Secretario Nacional del Departamento de Información e Investigación. En 1943, Delegado Nacional de Propaganda y posteriormente Presidente del Sindicato nacional del Espectáculo.
En 1953, publicó la primera edición de "La rebelión de los estudiantes", (CIES, Madrid, 1953) que lleva por subtitulo "Historia alegre del SEU". Se da de baja del Movimiento. En 1974 funda "Antiguos miembros del SEU". Muere en 1978. También escribió "La poesía en la dialéctica de José Antonio" (Alicante, 1977) y "Gibraltar decidió la guerra" Acervo, Barcelona, 1978)

. . .


"Tres años.-El final de aquella Falange (la Falange de la primera época) fue el fusilamiento de José Antonio. Con José Antonio, aquella Falange hubiera continuado, con unificación o sin ella. Sin José Antonio, hubiera muerto incluso sin unificación. Yo creo en el hombre. Todo lo que tiene de bueno, de positivo, de hermoso la actual rebeldía juvenil es su intento de revalorizar al hombre. La Falange estaba haciéndose. Entre las primeras palabras de José Antonio y las últimas, hay verdaderos abismos. La vida de la Falange y la vida política de José Antonio son tres años nada más. Ahora parece, se le ve, como si hubiera sido un político que hubiera tenido influencia en una larga época de la historia. José Antonio sólo vivió políticamente tres años, y, desde su muerte, nadie pudo continuar, ni siquiera en ínfima medida, su obra. Así murió su Falange. Con él." ("El hombre del traje gris", entrevista de Pedro Rodríguez, en "Arriba" (diario). Madrid, 14 de marzo de 1971, recogida en "A tumba abierta",, PPC, Madrid, 1971, p. 41)

. . .


"La España que hoy existe, existe porque José Antonio vivió. Sin él hubiera cambiado el signo de la guerra y hubiera cambiado también el signo de la paz". ("La España que vivió José Antonio", conferencia en el círculo "Medina", Madrid, 22 de noviembre de 1961)

José Antonio. II República. Hombre.

jefatura

"La jefatura es la suprema carga; la que obliga a todos los sacrificios, incluso a la pérdida de la intimidad; la que exige a diario adivinar cosas no sujetas a pauta, con la acongojante responsabilidad de obrar. Por eso hay que entender la Jefatura humildemente, como puesto de servicio; pero por eso, pase lo que pase, no se puede desertar ni por impaciencia, ni por desaliento, ni por cobardía". (O.C. pag. 399)

Servicio. Poder.

jerarquía

En 1937 nació en Pamplona la revista "Jerarquía", a la que se llamó posteriormente "La revista negra de la Falange", inspirada en su homónima italiana "Gerarchia". Su cuerpo de redacción estaba formado por Fermín Yzurdiaga, como director, Ángel María Pascual, Gonzalo Torrente Ballester, Manuel Ballesteros Gaibrois y Pascual Galindo, entre otros.
El principal objetivo de "Jerarquía" fue, desde el principio, el deseo de "lanzar el pensamiento de los intelectuales nacionalsindicalistas de un modo acorde, exaltado y grave...".Se repetía la frase: "Jerarquía"/Guía/ nacionalsindicalista/ del Imperio/ de la Sabiduría/ de los Oficios". Y el lema: "Por Dios y el César".
Comprendía las secciones: "La Sabiduría", de contenido teológico, místico y poético; "Las letras", "Las Artes"y "La vida nueva". Editó novelas de Foxá y García Serrano y obras poéticas de Rosales, Vivanco y Manuel Machado.
Aparecieron cuatro números de "Jerarquía": en Invierno de 1936, Octubre de 1937, Marzo de 1938 y otro más en este último año.

jerez riesco, josé luis

(Toledo, 1929) Escritor y abogado. Es autor de una "Historia de la Falange", especialmente referida a la Falange de Toledo, en la que incorporó valiosos documentos de la identidad falangista fundacional, extraviados o ignorados. Destaca en su obra la importantísima participación en la primera gran expansión del movimiento falangista, destacada en la lucha en la que cayeron numerosos caídos y que tuvo un papel valioso en la defensa de "El Alcázar".

"Referente para todo".- José Antonio ha sido el político más grande que ha dado España en el siglo XX. Era un poeta de la política y un místico de la acción. Tenía un acendrado sentido de la justicia. Era varonil, recto. Era el nuevo doncel, monje y soldado, noble y sencillo, guerrero y vate. Fue alférez de aquella juventud idealista y briosa, nacionalista y con ansias de justicia social, generosa hasta la renuncia de su propia vida, que soñaba con una España posible y mejor. Su vida y su obra son un referente para todos. Ahora tratan de silenciarlo e incluso algunos se atreven a censurarle, porque, como decía Berthelot, en todo tiempo los piojos quieren comerse a los leones". (Maria del Pilar Amparo Pérez García "Hacia el futuro. Preguntas políticamente incorrecta por España" . Ediciones Puerto de Castilla. Buenos Aires. P. 285)

España. José Antonio. Política.

jiménez asúa

Madrid, 1889 -Buenos Aires, 1970) Catdrático de la Universidad y dirigente del PSOE. Fue diputado y redactor de la Constitucion de la II República. Academico de la de Jurisprudencia y Legislación. Tras las elecciones de 1936 fue elegido Vicepresidente de las Cortes. Fue objeto de un atentado, como represalia por el asesinato del falangista Juan José Olano, estudiante, por un grupo izquierdista, el 12 de marzo de 1936. Fue un constante y distinguido adversario de la Falange. Exiliado en Argentina, donde fue profesor y actuó como Presidente de la República Española en el exilio desde 1962 a 1970, año en que falleció.

jiménez, salvador

(Murcia, 1921 - Madrid, 2000) Periodista, redactor de "Arriba" y "Juventud". Fue director de la revista universitaria "La Hora", obtuvo diversos e importantes premios nacionales como articulista y crítico de arte. Sobre José Antonio escribió:

"Un estilo.- Queríamos algo con consecuencias, porque el amor, cuando es verdadero, no se conforma a quedarse sin frutos. Y aunque más calladas que ruidosas, más ocultas que evidentes, muchas de esas consecuencias se han dado. Porque aún el más escéptico de los jóvenes de hoy no puede dejar de sentirse definido en nuestro estilo, y hasta los que salieron de pañales o a gatas, niños, de España, y hacen sus propias aventuras literarias desde la otra orilla americana del mar, tienen, lo quieran o no, lo sepan o lo ignoren, lo confiesen o lo callen, un estilo de decir, de saber y de gustar que nació con José Antonio". ("Reliquia o bandera" , en "Arriba", (diario), Madrid, 29 de octubre de 1954)

Estilo. Juventud.

jiménez campo, Javier

(Abogado) "Ruptura con el conservadurismo.- En un punto, sin embargo, la posición de FE de las JONS, durante la primera mitad de 1935, entraba en contradicción con sus antiguos financiamientos burgueses a un nivel superior al meramente semántico. Las posiciones de Primo de Rivera durante la discusión parlamentaria de la ley de Reforma Agraria consumaron la ruptura entre aquel y los sectores del conservadurismo tradicional. El diputado falangista abogaría desde su escaño por una transformación del régimen de la propiedad agraria "revolucionariamente" emprendida, y que supusiera, tras la determinación de las "unidades económicas de cultivo" y del "área habitable y cultivable" del país, lo que el mismo Primo de Rivera definiría, mesiánicamente, meses después como: "El traslado de masas enteras, hambrientas de siglos, agotadas en arañar tierras míseras, a los anchos campos feraces". ("El fascismo en la crisis d ela Segunda Rep´blica Española", Centro de Investigaciones Sociológicas. Madrid, 1979. p. 295)

Reforma agraria. Revolución. Tierra.

jiménez losantos, federico

(Orihuela del Tremedal, Teruel, 1951) Escritor y catedrático. Fue alumno del Colegio Menor del Frente de Juventudes de Teruel. En los años de Universidad, militó en el Partido Comunista, del que se separó en la transición. Actualmente es Director y comentarista de prensa y radio, en la Cadena de la COPE. Autor de diversas obras de crítica política.

"Buscó una fórmula que evitara la espantosa tragedia.- José Antonio es el héroe indiscutible de uno de los bandos de la guerra civil del 36. En el otro no hay una figura indiscutida cuyo recuerdo conmueva por igual a los diversos grupos: se tiende a aventurar el protagonismo colectivo en la tragedia. Y acaso, por ello, se guarde en bastantes de estos grupos ideológicos una actitud de respeto por la figura del líder falangista, en cuanto hombre que entregó dignamente su vida por unos ideales y que en sus últimos días mostró una actitud tan conciliadora y humilde, si así se puede decirse, en sus principios políticos, a fin de buscar una fórmula que evitara a la nación española las espantosa tragedia en que se consumía.
Es así como por encima de los símbolos de su partido, de la triste experiencia protagonizada por la Falange oficial durante el franquismo y, sobre todo, de la presencia fanática y gamberril de ciertos grupos de jovencitos con más pasión por las bofetadas que por las ideas que encarnaron muchos hombres de camisa azul, suele guardarse una actitud silenciosa y respetuosa hacia Primo de Rivera que sin duda enorgullecerá a sus seguidores". (El día de la guerra civil", en "Diario 16", Madrid, 20 de noviembre de 1981)

jiménez marrero, miguel

(Las Palmas de Gran Canaria, 1913. ) Escritor y Periodista .
"Símbolo.- José Antonio era un símbolo para la juventud de su época, no había cometido otro delito que el de amar entrañablemente a su Patria y luchar por el mejoramiento social y económico de sus habitantes". ("Una canallada de Luis del Olmo", en "La Nación", (semanario), Madrid, 26 de febrero de 2003)

jiménez millas y gutiérrez, alfredo

Abogado, industrial y político. Nació en Madrid. Vieja Guardia de la Falange. Ocupó diversos cargos en el Movimiento en Madrid. Consejero nacional y Presidente del Sindicato Nacional del Olivo. Toda una vida dedicada a la Falange.

"La idea de la Patria.- Y nos explica que España no es solamente un territorio geográfico ni un agregado heterogéneo de hombres y mujeres, sino una realidad histórica, una unidad de destino.
Y nos expresó la idea de Patria. Por encima de derechas e izquierdas, por encima de patronos y obreros, por encima de cada uno y de todos los intereses particulares de grupo o de clase". ( Miguel Veyrat y J.L. Navas "Falange, hoy". G del Toro. Madrid, 1975. p. 173)

España. Unidad de destino.

jiménez de castro, román
Escritor y poeta.

En cada espiga una rosa resucita

Amor. Amor. Las del amor dormidas
plazas del corazón, enamoradas,
las de pluma y estrella fabricadas
le fueron por su sangre prometidas.

Prometidas le fueron codiciadas
ciudades de celestes avenidas;
las de una juventud de almas partidas
islas de primaveras conquistadas.

Amor. Amor. Su historia estaba escrita,
no por soldado en río ni lucero
sí por amante en amorosa cita.

Solo ya y de la tierra prisionero
a la Tierra rindió en amor primero
y en cada espiga y rosa resucita.

("Soneto a José Antonio", en "Corona de sonetos en honor de José Antonio Primo de Rivera". Jerarquía. Barcelona, 1939)

JONS (Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalistas)

Al advenimiento de la República en 14 de abril de 1931, Ramiro Ledesma Ramos, con un grupo de jóvenes universitarios, sindicalistas e intelectuales funda JONS, las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalistas, producto de la fusión del movimiento "La Conquista del Estado" y de las Grupos de Actuación Hispánica, que dirige Onésimo Redondo en Valladolid. En 1934, las JONS se unirían a Falange Española, en un acto celebrado en el Teatro de Calderón de la Barca de Valladolid, donde dónde surgiría Falange Española de las JONS (Ver el descriptor FE de las JONS).

. . .

"El 10 de octubre de 1931, en uno de los últimos números de "La Conquista del Estado" se anunciaba la próxima organización de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista. Un artículo de su director, Ramiro Ledesma Ramos, servía como manifiesto del nuevo grupo. En este documento se indicaban las orientaciones y tácticas de las J.O.N.S.
Las J.O.N.S. representa el primer intento orgánico del nacionalsindicalismo español, surgido antes del que en Portugal fundara Rolao Preto. Vivieron y lucharon, a lo largo de los primeros años de la segunda República española, braceando bravamente contra la corriente demoliberal, sustentadora del nuevo régimen, y pugnando sobre todo por rescatar para tareas de tipo nacional a las juventudes y a las masas proletarias. El mismo Ledesma - agitador dotado de casi todos los talentos precisos para el alto oficio de precursor - ha relatado en su libro "¿Fascismo en España?" las luchas y las actividades de las J.O.N.S., creadas por él con las ayuda de una minoría ardiente y generosa.
De lo que las J.O.N.S. han representado para la formación de nuestra doctrina, de nuestra mística y de las consignas del sindicalismo nacional, el lector de estas páginas podrá deducir toda la importancia de la presencia de las Juntas en la vida española, acentuada por un fenómeno de generosidad intelectual, desde el momento en que la mente cesárea de José Antonio se alzó, por derecho y por la ley, con la capitanía de la Falange Española de las J.O.N.S" (Francisco Bravo "Historia de la Falange".Editora Nacional, Madrid, 1940, p. 11)

"He aquí esas dos palancas: una, la idea nacional, la Patria como empresa histórica y como garantía de existencia histórica de todos los españoles; otra, la idea social, la economía socialista, como garantía del pan y del bienestar económico de todo el pueblo. Me cupo, al parecer, la tarea de unificar esas dos banderas, dotarlas de los símbolos emocionales necesarios, y señalar y poner las piedras primeras de una organización que las interpretase. Todo eso ya está ahí, anda por España, y creo que de un modo insoslayable y visible. Son las JONS." (Ramiro Ledesma Ramos ob. cit.p. 119)

. . .

"De hecho, en las primeras semanas de 1934 pensó (José Antonio) en la posibilidad de abandonar el movimiento y llegar a una suerte de acuerdo con el movimiento juvenil de la CEDA. las juventudes de Acción Popular (J.A.P.), en la cual participaba un amigo suyo, Ramón Serrano Suñer.
Gracias a la influencia de Ledesma, José Antonio se reconfirmó en su orientación fascista y la propaganda falangista empezó a semejarse más a la jonsista, con el tono estético de J.A. y gran parte del contenido práctico de Ledesma". (Aguinaga y Payne, "José Antonio..." Ediciones B, Barcelona, 2003.p. 185)

. . .

" ¿Cómo no vamos a ser católicos? Pues ¿No nos decimos titulares del alma nacional española, que ha dado precisamente al catolicismo lo más entrañable de ella: su salvación histórica y su imperio? La historia de la fe católica en Occidente, su esplendor y sus fatigas, se ha realizado con alma misma de España: es la historia de España. Pero quede bien claro que las JONS aceptan muy poco, se sienten poco solidarios de la actuación partidos católicos que hoy existen en España. Viven estos apartados de la realidad mundial, y al indicar como metas aceptables las conquistas y los equilibrios belgas, denuncian un empequeñecimiento intolerable de sus afanes propiamente nacionales españoles" (JONS,"Conversaciones con Ledesma Ramos", Resumen de Internet.)

. . .


Juan Aparicio, Secretario de la Redacción de "La Conquista del Estado" amplia la información sobre el nacimiento de la revista "JONS" en estos términos: "El bautismo de la revista JONS fue un bautismo de sangre y pólvora sobre las escalinatas marmóreas de la Universidad Central, en la calle de San Bernardo. Empeñadas las milicias jonsistas en la difusión de su órgano teórico, prepararon la venta dentro del recinto universitario, donde tiranizaban a la sazón las huestes de la FUE, sovietizada y embrutecidos. Mi hermano Diego, José Guerrero Fuensalida, Cándido Sáez Mate y Fernando Gonzalo, al frente de un grupo, se aprestaron a presentar batalla al comunismo académico, con motivo de la salida del primer número de la revista "JONS". La revista se vendió en la Universidad, pero superiores las fuerzas rojas acosaron a la minoría jonsista. Fernando cayó al suelo golpeado por una barra de hierro, y hubiera sido sucumbido si no se atreve a descargar su pistola contra los facinerosos. Varios cabecillas de la FUE resultaron heridos, no sufriendo más daño la mesnada de las JONS que la detención y el encarcelamiento de sus jefes" (Tomás Borrás: "Ramiro Ledesma Ramos". Madrid, 1970, Editora Nacional, p. 382)

. . .


"Al intentar repartir un manifiesto y vender el primer número de la revista "JONS" en la Universidad de Madrid, los estudiantes contrarios agredieron a los vendedores y se produje una fuerte colisión, haciéndose uso de las pistolas. Se generalizó el tiroteo y fue herido gravemente de un balazo en el pecho y en un brazo el estudiante de 20 años Baldomero Cordón. Hay otros cinco heridos y varias detenciones". ("Ideal" de Granada, nº 281, 9. V. 33, p. 5)

Historia, Prensa, Ramiro Ledesma, JONS...

jordana de pozas fuentes, jorge

Abogado, nació en 1923 en Godella, Valencia - Murió en Madrid en 2001). En 1938 ingresa en la Organización Juvenil de FET y de las JONS. Perteneció a la Centuria de Montañeros y se tituló como asesor provincial de Formación Política y más tarde fue designado Asesor Nacional. Fue Director de la Academia Nacional de Mandos e Instructores "José Antonio". Fue uno de los mas inteligentes y leales dirigentes de la juventud falangista y universitaria, por cuanto ejerció un liderazgo ejemplar que despertó el entusiasmo y la admiración de varias generaciones de jóvenes a los que encauzó y orientó como Jefe del Departamento de Formación Política de la Delegación Nacional de Juventudes, Jefe Nacional del Sindicato Español Universitario (SEU), procurador en Cortes y Presidente del Sindicato Nacional del Espectáculo. En los años setenta fue Director General de Emigración y Presidente de varias asociaciones internacionales familiares. Su figura fue políticamente pospuesta durante la transición por aquellos que más le debían. Fundador de "Plataforma 2003". Entre sus obras destacan "Valor educativo del escuadrista", "Política Social", etc. (Madrid, Educación Popular, 1962) , etc.

. . .

"Negación de todo lo zafio.- Se dieron en José Antonio virtudes que su inteligencia supo entresacar del campo universitario. Su clasicismo, consistente en el primado de la inteligencia sobre la acción, "que sin el pensamiento es pura barbarie"; su sentido suave de la ironía, que lo incapacitaba para ser caudillo totalitario; su amor y vocación por la justicia, su recto entendimiento de la escala auténtica de valores; su objetividad en los juicios; su elegancia, son virtudes universitarias que él unió a las que le venían de estirpe y que, todas juntas, impusieron su sello en la Falange, como un alegre modo de ser.
De esta manera José Antonio fue la negación de todo lo zafio, de la norma sin eficacia, de la acción por la acción, del primado del más fuerte, del sentimiento romántico. Desde las páginas de "FE", podía responder con gallardía a un estudiante que se quejaba de que el periódico no era duro, el hombre que se jugaba diariamente la vida en la calle: "Vela porque no se oscurezca en nuestras páginas la claridad de los contornos mentales, pero cedas en el genio de la pereza y de la ordinariez cuando tre tiente a sugerirnos que le rindamos culto". (José Antonio, universitario", en "HAZ" (quincenario), Madrid, 15 de noviembre de 1953)


Estilo. Universidad. Modo de ser.

judíos españoles

"Pese a la frecuente aparición de propaganda superficial antisemita en la prensa falangista, la política del gobierno español y de sus representantes diplomáticos con respecto a los judíos fue relativamente positiva. En conjunto, durante la primera parte de la guerra, unos 30.000 judíos de la Europa ocupada encontraron paso franco por España y no hay pruebas de que los judíos que llegaron a territorio español fueran devueltos a las autoridades alemanas. Unos 7.500 más pasaron entre 1942 y 1944, mientras que durante las últimas fases de las redadas en Hungría y otros países balcánicos, los funcionarios consulares españoles se las arreglaron para ofrecer protección (con la expedición de pasaportes de ciudadanía española) a otros 3.200 judíos, la mayor parte de ellos sefarditas. Los principales estudios al respecto se encuentra en A. Marquina Barrio y G. I., Ospina "España y los judíos en el siglo XX", Madrid, 1987, y H Avui, "España y los judíos, 1982)
Hay que añadir que los 14.000 judíos residentes en el protectorado español de Marruecos no solo fueron protegidos sino que además se les reafirmó su nacionalidad española, de modo que un buen número de judíos sefarditas del Marruecos francés emigraron a la zona española. Hay una breve evaluación en B. Bennasser, ("Franco", Madrid, 1996, p. 150-153) (Stanley. G. Payne, ob. Cit. P. 587)

. . .

"El teniente alemán (de sangre judía) sufrió la suerte de muchos compañeros suyos, como el militares de carrera de la Wermach, llamados "mischlings" (mestizos), con un 75 % de sangre judía, no fue considerado "asimilable" por los implacables jueces racistas nazis. Pudieron optar, no obstante, por trabajar en la inteligencia alemana en el exterior. Antes de la guerra vino a España y regresó a su país al estallar la contienda. Sin embargo, volvió a España con la Legión Condor, como instructor de las academias de oficiales provisionales. Desde este destino, intentó pasar a la Legión Española, lo que logró al finalizar la guerra, en la que obtuvo la Cruz del Mérito Militar. Trató de consolidad como oficial su posición en España, pero no lo consiguió. Si pudo ingresar en la División Azul con el grado de teniente y actuó como interprete en el Cuartel General. Actuó con gran profesionalidad y fue condecorado con la Cruz de Hierro. Eric Jacob Rose murió en combate en Krasny Bor el 10 de febrero de 1943. Se le citó como "caído gloriosamente en combate", calificándose su actuación como "muy distinguida".

Racismo. Iglesia. Hombre.

jurado ceballos. miguel ángel

(Madrid, 1980) "José Antonio es presentado a las nuevas generaciones como un político perverso en manos del Generalísimo Franco. Algunos seudo-historiadores osan acusar a José Antonio de ser el líder de una banda de pistoleros" (Maria del Pilar Amparo García "Hacia el futuro. Preguntas políticamente incorrectas por España", Ediciones Puerto de Castilla. Buenos Aires, 2003.p.309)

juramento

En el carnet del militante de FE venía impresa la formula maravillosa del juramento de la Falange, que dice así:
"Juro darme siempre al servicio de España.
"Juro no tener otro orgullo que el de la Patria y el de la Falange y vivir bajo la Falange con obediencia y alegría, ímpetu y paciencia, gallardía y silencio.
"Juro lealtad y sumisión a nuestros jefes, honor a la memoria de nuestros muertos, impasible perseverancia en todas las vicisitudes.
"Juro, donde quiera que esté, para obedecer y para mandar, respeto a nuestra Jerarquía del primero al último rango.
"Juro rechazar y dar por no oída toda voz del amigo o enemigo que pueda debilitar el espíritu de la Falange.
"Juro mantener sobre todas la idea de unidad: Unidad entre las tierras de España, unidad entre las clases de España, unidad en el hombre y entre los hombres de España.
Juro vivir en santa hermandad con todos los de la Falange y prestar todo auxilio y deponer toda diferencia, siempre que me sea invocada esta santa hermandad".

Estilo. Lealtad. Servicio.
 

justicia

"...¿Qué es la justicia? Pavorosa cuestión a la que sólo se ha dado respuesta trayendo nociones de fuera del Derecho. Así, el criterio de valoración de las normas jurídicas, a lo largo de la historia del pensamiento, se ha ido a buscar en cuatro fuentes. Toda la explicación de la idea de justicia se nos ha dado, o por referencia a un principio teológico, o por referencia a una cuestión metafísica, o por referencia a un impulso natural, o por referencia a una realidad sociológica." (O.C. pag. 698)

. . .

" En una primera etapa del reinado (Reyes Católicos), hasta 1480 aproximadamente, el ejercicio de la justicia vino acompañado de extraordinario rigor; luego se suavizaría. Este cambio se encuentra en relación con circunstancias políticas: la herencia de la etapa anterior, que finalmente desembocaría en una guerra civil, reclamaba de los monarcas una exigente dureza a fin de restablecer el orden. Esto parecía entonces la más urgente misión. Sin embargo, las penas capitales que aplicaron fueron escasas, incluso en este primer periodo, si se compara con lo que era norma en otros reinos de Europa. Los vencidos en aquella contienda fueron admitidos a reconciliación sin que se les hiciera víctimas de represalias dignas de tal nombre. También debe anotarse que ciertos delitos, como la herejía o la homosexualidad, que entre nosotros ya no constituyen figuras de delito, eran universalmente tenidos por los más aborrecibles y, en consecuencia, acreedores de los más duros castigos. La razón última estaba en que se tenía por valor supremo que el hombre, salido de las manos de Dios, a "imagen y semejanza" suya, no tenía otro deber más alto que el de conservar la fe. Es difícil entenderlo desde la perspectiva de hoy". (Luis Suárez, "Los Reyes Católicos",Ed. Ariel, Madrid, 2005,p. 113)

Hombre. Ideal. Guerra civil.

justicia social

" Las masas españolas que se rindieron a los fáciles halagos del extremismo izquierdista, del socialismo y del comunismo, para acabar explotadas y engañadas, verán con meridiana luz, que aquí, en la España nacional, en nuestro Régimen, en nuestro sistema, donde la aplicación de los principios y las normas auténticamente justas van a tener amplia realización, yo quiero que mi política tenga el profundo carácter popular que ha tenido siempre en la Gran España. Nuestra obra (la mía y la de mi gobierno) estará orientada hacia una constante preocupación por las clases bajas, así como por la vasta tristeza de las clases medias. La victoria tiene que abrir a los españoles una posibilidad de bienestar mayor y de satisfacción más verdadera. Estamos batiéndonos por el pueblo de España; esto no es solamente una frase, sino un propósito que llevó desde el primer día de lucha en el corazón... En cumplirla íntegramente, y en acomodar mis actos a mis palabras, pongo todo mi empeño y mi sentido de la responsabilidad". (Francisco Franco: Entrevista con Manuel Aznar. Nochevieja, 1938)

. . .

" Necesitamos dos cosas: una nación y una justicia social. No tendremos nación mientras cada de nosotros se considere portador de un interés distinto, de un interés de grupo o de bandería.
No tendremos justicia social mientras cada una de las clases, en régimen de lucha, quiera imponer a las otras su dominación". (O.C. pag. 235)

. . .


" El trabajo es el mejor título de dignidad cada puede merecer más la atención del Estado que la dignidad y el bienestar de los trabajadores"(O.C. pag. 90)
 

. . .


"Queremos que no se canten derechos individuales de los que no pueden cumplirse nunca en casa de los famélicos, sino que se dé a todo hombre, a todo miembro de la comunidad política, por el hecho de serlo, la manera de ganarse con su trabajo una vida humana, justa y digna". (O.C. pag. 67)

. . .

" Debemos ir pensando en que una comunidad bien regida no puede considerar a los obreros como una clase con la cual se regatea desde el Poder, sino como una de las unidades integrantes del común destino de la Patria. Antes que nada, de una vez, hay que proporcionar a todos cuantos conviven en un pueblo un mínimum humano y digna de existencia. Y esto no por limar las uñas al peligro revolucionario, sino porque es profundamente justo" ("J. A. Íntimo" pag. 274)
 

. . .


"No queremos que triunfe un partido ni una clase sobre las demás, sino que triunfe el destino unido de todos, y aseguro a todos, cueste los sacrificios que cueste a los que tienen más, una vida digna y humana" (O.C. pag. 222)
 

. . .


"Claro está que los obreros tuvieron que revolverse un día contra esa burla, y tuvo que estallar la lucha de clases. La lucha de clases tuvo un móvil justo, y el socialismo tuvo, al principio, una razón justa, y nosotros no tenemos para qué negar esto. Lo que pasa es que el socialismo, en vez de seguir su primera ruta de aspiración a la justicia social entre los hombres, se ha convertido pura doctrina de escalofriante frialdad, y no piensa, ni poco ni mucho, en la liberación de los obreros". (O.C. pag. 192)
 

. . .


" Creemos que la plusvalía de la producción debe atribuirse no al capital, sino al Sindicato nacional productor, y en este sentido pensamos como millares de europeos". (O.C. pag 924)
 

. . .


" España, desde hace mucho tiempo, lleva una vida chata, una vida pobre, una vida triste, oprimida entre dos losas que todavía no ha conseguido romper; por arriba, la falta de toda ambición histórica, la falta de todo interés histórico; por abajo, la falta de una profunda justicia social" (O.C. pag. 247)
 

. . .


"La bandera de lo nacional no se tremola para encubrir la mercancía del hambre. Millones de españoles la padecen, y es de primera urgencia remediarla. Para ello habrá que lanzar a toda máquina la gran tarea de la reconstrucción nacional" (O.C. pag. 928)

. . .

"Sin lo nacional, no hay la justicia social posible. Sin la satisfacción social en las masas, la Patria seguirá encogida". (Ramiro Ledesma Ramos, ob. cit.)

Norma Programática. Ideología. Revolución.

Juventud

Juventud y política han sido dos elementos histórica y esencialmente fundidos en el concepto de generación, al que se atribuyen dinámicas de cambio y de futuro. La Falange depositó en la juventud la esperanza de su compromiso revolucionario, al ser el segmento social menos contaminado de la sociedad de su tiempo. Fue, además, la que primero se sintió atraída por el mensaje falangista y sobre la que se depósito la carga de la empresa a realizar. "José Antonio es, quizás, uno de los pensadores españoles que ha tomado más en serio lo que representa la juventud para dotar de sentido a la vida y para arrostrar la muerte, para el desencanto y para la edificación del mundo futuro. La muerte a tiro sucio de un joven ilusionado, Matías Montero, fundador del Sindicato Católico de Estudiantes, ganado para la Falange sin mengua para su ideal católico, estudiante de Medicina, limpio de alma y claro de estilo, que "aspiraba a una muerte española", ahondó en la conciencia ce José Antonio la plenitud de la responsabilidad política. El 9 de marzo de 1934, el alma y el cuerpo de José Antonio se estremecieron al comprobar el alcance trágico de su rectoría política, y al día siguiente, en la inhumación de Matías Montero, José Antonio Primo d e Rivera decidió el destino de su vida, arrancando los últimos esmaltes a sus compromisos de salón. Como este libro no pretender ser un solaz de anecdotario, sino un esfuerzo de categorías, baste a la ocasión añadir que José Antonio Primo de Rivera fue ganado definitivamente para España el día 10 de marzo de 1934. Ese día se operó en José Antonio la transustanciación de sus ideas en la carne y en el alma de su ser y fue ya siempre fiel a la juventud, simbolizada y personalizada en Matías Montero." (A. Muñoz Alonso, ob. cit. p. 367).

José Antonio creía en la juventud y a ella se acercó con su propuesta sobre la empresa emprendida para transformar la triste realidad de España. Tuvo palabras de aliento y de esperanza y se mantuvo alerta a la necesidad de atraer a la juventud, como un factor indispensable para acometer la tarea iniciada. Recogemos una síntesis de las ideas que sirvieron al fundador en su llamamiento a las nuevas generaciones españolas, señalándoles su misión en la historia.
 

. . .

"Todas las juventudes conscientes de su responsabilidad se afanan en reajustar el mundo" (O.C. pag. 646)

. . .

" Ningún régimen se sostiene si no consigue reclutar a su alrededor a la generación joven, en cuyo momento nace, y para reclutar a una generación joven hay que dar con las palabras justas, hay que dar con la fórmula justa de expresión conceptual." (O.C. pág. 243)

. . .

" ¡Juventudes de España!!Juventudes nuestras y juventudes revolucionarias marxistas, de cuyas filas vendrán muchos a nuestra revolución social y nacional! Nosotros nos combatiremos de una manera trágica a veces, pero que en su misma dimensión trágica gana dimensiones de historia. Este Estadito liberal, anémico, decadente, nos combarte a unos y a otros con las medidas angustiosas, chinchorreras e inútiles que le sugiere su aspiración agonizante. ¡No importa! Esto pasará y vosotros nosotros triunfaremos sobre las ruinas de lo que por minutos desaparece". (O.C. pág. 606)

. . .

" Nosotros, los jóvenes, los que nos movemos por impulsos espirituales, libres del egoísmo zafio de los viejos caciques; nosotros aspiramos a una España grande y justa, ordenada y creyente ". (O.C. pag. 691)

. . .

" Su misión es otra, y bien clara: llevar a cabo por sí misma la edificación de la España entera, armoniosa; por si misma, por la juventud misma que la siente y entiende sin intermediarios ni administradores" (O.C. pag. 692)

. . .

Nosotros no aspiramos a nada. No aspiramos si no es, acaso, a ser los primeros en el peligro. Lo que queremos es que España, otra vez, se vuelva a sí misma, y con honor, justicia social, juventud y entusiasmo patrio". (O.C. pag.197)

. . .

" La educación ha de encaminarse a formar un espíritu nacional, fuerte y unido, y a implantar en el alma de las juventudes la alegría y el orgullo de la Patria ". (O.C. pag. 848)

. . .

" Los muchachos de izquierda y de derecha que hoy se sienten a la intemperie no tenían, en el fondo del alma, vocación parcial, partidista: llevaban dentro la imagen imprecisa de una España entera, completa, armoniosa". (O.C. pag. 691)

. . .

" Y es que ni en los jóvenes de izquierda tuvieron que alistarse los mejores de quienes componen nuestra juventud, o por reacción contra la insolencia y otros por asco contra la mediocridad." (O.C. 713)

. . .

"Y es que ni los jóvenes de izquierda eran de izquierda ni los de derechas eras de derecha. Quiere decirse, claro está, los dotados de sensibilidad suficiente para percibir su tragedia interior; otros tienen, desde que nacen, almas de viejos corrompidos." (O.C. pag. 691)

. . .

" Desbordando sus rótulos, los muchachos de izquierda y derecha que yo conozco han vibrado juntos siempre que se ha puesto en juego algún ansia profunda y nacional" (O.C. pag. 713)

. . .

"En derechas e izquierdas arde, oculto, un afán por encontrar en los espacios eternos los trozos ausentes de sus almas partidas, por hallar la visión armoniosa y entera de una España". (O.C. pag.714)

. . .

" Nosotros queremos para toda la existencia española, para toda la existencia de nuestra Falange, un sentido de servicio y sacrificio. Por eso, vienen a nosotros, nos miran cada vez con ojos de mayor inteligencia, estas juventudes a la intemperie que dejaron los sombrajos de la izquierda y de la derecha porque sabían que allí no se les presentaba, con justificación etérea, la ocasión de servicio y sacrificio". (O.C. 721)

. . .

"En cuanto llega así un trance de prueba nacional o de prueba moral, nos entendemos todos los jóvenes españoles, a quienes nos resultan estrechos los moldes de la izquierda y de la derecha" (O.C. pag.713)

. . .

"Si algunas veces me acometió la duda de si los veteranos de la Falange llegaron a dirigir España, en cambio, no dude nunca de que regirán los muchachos que han descubierto en la Falange su verdadera actitud ante España" (O.C. pag. 803)

. ..

"Mientras tanto nosotros, contra viento y marea, tenemos una masa auténticamente joven, cada vez más nutrida, cuyo temple llena casi todos los días, para desesperación de envidiosos, la primera plana de los diarios" (O.C. pag 282)

. . .

"...Así todos los días, una juventud escéptica, perezosa, se va convirtiendo en una juventud militante". (O.C. pag. 551)

. . .

" Esta juventud nuestra, como por obra de milagro, ha encontrado una vena de heroísmo y de valor que se hallaba como escondida, como soterrada muy honda, y sale de su casa con un temple que supera el mejor temple antiguo " (O.C. pag. 625)

. . .

"Es necesario que seáis los aguafiestas de España; que cada uno os convirtáis en un aguijón para hacer ver a todos que no nos resignamos con semejante estado de cosas. Esta es nuestra tarea, y para ella es preciso reclamar un primer puesto." (O.C. pag 627)

. . .

" Pronto se habrán entendido por encima de sus luchas, y harán juntos a nuestra España verdadera. Y cuando nosotros, los que ya podremos considerarnos viejos a la hora del relevo, ya que no del descanso, podremos decirnos con tranquilo orgullo:" Si no vencí reyes moros, engendré quien los venciera". (O.C. pag. 803)

. . .


" José Antonio no estigmatizó a la juventud como si fuera una enfermedad de la cronología vital que se cura con los años, sino que la defendió como a una gracia que algunos pierden con la edad. Su política no sólo fue una política de juventud, sino una empresa para la juventud. Sin distingos ideológicos, en línea de principio. Una angustia sombría circunda a los hombres políticos que no pueden comprobar un grupo juvenil en torno suyo, porque sólo se disipa en el consuelo de los renuevos que crezcan en torno de la rectoría política. Quienes no lo consiguen "saben que con su propia muerte vendrá la muerte del bosque en que nacieron".
José Antonio percibe la desolación política de la C.E.D.A., del partido agrario y del partido radical - junio de 1935 - por los puntos de escisión que establecen para la juventud. Con una adivinación genial - genial, vale el epíteto después del mes de mayor parisino de 1968 -. José Antonio anticipó la radicalidad profunda y explosiva de la juventud como toma de conciencia social, política y religiosa. La juventud ha ganado dimensiones de historia. No es una edad, es una exigencia; no responde a un programa, interroga a los maestros; no acepta legados, escudriña raíces, observa presencias y se precipita a caballo en el futuro para que no se convierta otra vez, como siempre, en lamentación de cosas muertas.
La juventud, a nivel de actualidad en España y en Europa, en Europa y en el mundo, es la que mejor ha percibido los últimos estertores, en automoribundia, del sistema liberal capitalista del siglo XIX. El empeño en detener artificialmente su desaparición exaspera a la juventud, y la identificación de capital. No hay más que dos formas explícitas de ser joven: la auténtica, combativa y resuelta, en vena de alumbramiento de un orden nuevo, y la inauténtica, desfalleciente, escurridiza y cauta. La primera acepta el compromiso con el mundo y con la vida de una manera profunda, completa y responsable; la sonriente y pálida cuelga la flor de sus años del olmo viejo, en su mitad podrido.
Lo que haya de ser el futuro inminente y su configuración, en manos de la juventud está, y no en los suspiros dolientes por el mundo del que sólo sabemos que ya no es, aunque como los astros desaparecidos siga emitiendo resplandores que oculta el secreto de su muerte cierta. La juventud ha puesto en órbita una facultad dormida en las generaciones anteriores: la imaginación intelectiva y la inteligencia transformadora. Los jóvenes a los que asusta la revolución, será sus víctimas sin pena ni gloria. Un nuevo cielo, una nueva tierra, una sorpresa original se anuncia, y ciego será quien no lo vea. La juventud se ha encontrado a si misma y ha recobrado la conciencia de su responsabilidad. No es ella la culpable de que el mundo cruja, sino que ha asumido el empeño dramático de denunciar la catástrofe y de erigirse en juez." (A. Muñoz Alonso. ob. cit.p. 371)

Generaciones. Modo de ser. Ímpetu revolucionario.

Matías Montero. Frente de Juventudes.

juventudes falangistas

Lo que iba a ser la Falange dependía de: "La herencia falangista despertaba aún suficiente entusiasmo en muchos jóvenes y contaba con defensores importantes, aunque estuvieran recibiendo embates desde muy diversos frentes. Padecía, sobre todo, divisiones profundas: comenzaba a hablarse de una derecha y de una izquierda falangistas, aunque las delimitaciones nunca eran claras" (Luis Suárez, ob. cit. pa. 441)

Unidad. Falange. Juventudes.