Diccionario de la Falange

E

 

 

ecología españolidad
echarri, javier de espina, concha
economía espíritu
edades clásicas y medias esplendor, falso
edificación estado
educación estado totalitario
educación física estado comunista
egoísmo estado liberal
eiroa díaz, maría victoria o vicky estado nacionalsindicalista
ejecutivo (poder) estado e iglesia
ejército ética
elecciones 1936 eurocomunismo
electricidad estado de bienestar
elena, fernando estafeta literaria
elola olaso, josé antonio estado de derecho
empresa estatuto
empresa nacionalsindicalista estatutos de F.E.T. (1937)
entorno político de la falange esterilidad
envidia estilo
escobar, antonio estrada, josé luis de
escorial estraperlo
escritores estudiantes
escuelas de la SF estudio
escuela "Isabel la Católica" expropiación forzosa
españa europa
españa en el exterior europeísmo
español exigencia
español, el estrecho, paso del

ezquer gabaldón, eduardo

 

sugerencias: diccionario@plataforma2003.org

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

ecología

Ciencia que estudia el hábitat de los seres vivos, sus relaciones con los mismos seres vivientes y las relaciones entre ellos. La Ecología, además de ciencia, es uno de los contenidos de la lucha política por la "calidad de vida".Los efectos degradadores de la moderna sociedad industrial han hecho comprender a los más advertidos que el hombre, además de modificar y explotar el propio ambiente, puede también destruirlo, creando peligros para la supervivencia de la especia humana.

El Nacionalsindicalismo tiene, incorporado al corpus de su doctrina inicial, un específico cuadro de propuestas ecológicas, sobre el equilibrio regional, el medio ambiente en las ciudades, el respeto a la naturaleza...; por ello se bate por una sociedad al servicio del hombre, que tiende a crear los presupuestos necesarios para la defensa del hábitat humano.

Fue Onésimo Redondo, el hombre del campo, quien inició la denuncia al estado de cosas que existía en España, cuando alude con pesar al espectáculo que ofrece en determinadas zonas de España el campo español, debido a la incuria de sus gobernantes: "En las Hurdes.- El beso de España.- "Patronato de las Hurdes", "Factoría de Mestas".- Así reza un disco indicador en la primera legua después de las Batuecas. Hemos entrado en la misteriosa región, saludados, ciertamente, no por la extraordinaria miseria, el fabuloso atraso que esperamos, sino por esa muestra grata y beneficia que España, por fin, se acordó de su islote afrentoso, de esta mancha excepcional de salvajismo. Por eso vemos, ante todo, el anuncio "Factoría de Mestas", y en la meseta de un altozano divisamos la amable estampa de un edificio rectilíneo: es la escuela, nueva, hecha "en tiempos de Primo de Rivera", lo mismo que esta carretera sorprendente que nos interna en la comarca del hambre.

Labrada a pico - la carretera - en los flancos de pizarra de las cuestas, corriendo generosa a través de hondonadas estériles, saltando riachuelos y arroyos abrasados, sobre puentes artísticos de cementos, es el anuncio de la redención jurdana. Un beso de generosidad dado por primera vez a esta comarca inhóspita por la España olvidadiza. Hoy el patronato está disuelto. Sus principales señores, en el destierro, lanzados por el látigo de la revolución. El gobernante generoso, muerto. Los sucesores, "exigiendo responsabilidades". (Onésimo Redondo, Obras Completas. (II). Dirección General de Información, Madrid, 1955. P. 176-177)

Doctrina, Modernidad, Política.

echarri, xavier de

(1913-1969) Periodista. Nació en Madrid, donde se integró en el grupo formado entre otros por Samuel Ros y Dionisio Ridruejo. Fundó con Antoniorrobles y Ramón Escohotado, la revista "Papel de vasar" y colabora en "Nueva Revista" y en "Doss". Fue contertuliano de "La Ballena Alegre". Dirigió "Epoca" en 1936 y al terminar la guerra, fue director de "Arriba". Consejero de Información de la Embajada de España en Lisboa, corresponsal de ABC y director de "La Vanguardia española", de Barcelona, Sobre José Antonio dijo: "Un asombroso coeficiente de validez.- Si José Antonio Primo de Rivera propugnó la intransigencia y la acción combativa fue de manera muy clara e inequívoca contra una situación política que sólo ofrecía la alternativa del pacto y la complicidad con el comunismo soviético. Hasta qué punto esto era cierto entonces lo demuestran para cualquier observador honesto y objetivo, los hechos ya históricos que se sucedieron hasta llegar al 18 de julio. Alegar hoy actitudes que podríamos llamar instrumentales, ante la circunstancia, radical y sustancialmente diferente, de la España de nuestros días, es tanto como falsificar vulgarmente y de una manera torpe y barata, las grandes líneas de una actitud moral, social y política que en lo fundamental y más entrañable tiene aquí y ahora - ante la problemática española y ante la universal también - un asombroso coeficiente de validez". (Carta a los jóvenes de España", en "Arriba" (diario), Madrid, 20 de noviembre de 1966)

economía

La Falange tiene un sentido de la economía como parte fundamental de su sistema, al servicio de la comunidad nacional y del hombre, al que se considera depositario de un contenido espiritual, que se proyecta sobre su familia, sobre su ciudad, sobre su trabajo. En la Norma Programática se tratan con amplitud sus propuestas, que parten de un modelo de ordenación que humanizan las condiciones de la economía de mercado, tal como preconiza el capitalismo, y la deshumanización que plantea el estatismo marxista. Así, en el Punto IX de la Norma, se afirma: "Concebimos a España, en lo económico, como un gigantesco sindicato de productores. Organizaremos corporativamente a la sociedad española, mediante un sistemas de sindicatos verticales por ramas de producción, al servicio de la integridad económica nacional."

En la síntesis a qué llega el pensamiento del fundador, se considera que "El liberalismo económico tuvo una gran época, una magnífica época de esplendor; a su ímpetu, a su iniciativa, se debieron el ensanche de riquezas enormes hasta entonces no explotadas; la llegada, aun a las capas inferiores, de grandes comodidades y hallazgos; la competencia, la abundancia, elevaron innegablemente las posibilidades de vida de muchos. Ahora bien: por donde iba a morir el liberalismo económico era porque, como hijo suyo, iba a producirse muy pronto este fenómeno tremendo, acaso el fenómeno más tremendo de nuestra época, que se llama el capitalismo". (O.C. pag. 495)

Por otra parte, José Antonio advierte: "... Carlos Marx ya vaticinó el fracaso social del capitalismo sobre el cual estoy departiendo con vosotros. Vio que iban a pasar, por lo menos, estas cosas: primeramente, la aglomeración del capital tiene que producirla la gran industria. La pequeña industria apenas operaba más que con dos ingredientes: la mano de obra y la primera materia. En las épocas de crisis, cuando el mercado disminuía, estas dos cosas eran fáciles de reducir: se compraba menos materia prima, se disminuía la mano de obra y se equilibraba, aproximadamente, la producción con la exigencia del mercado; pero llega la gran industria; y la gran industria, aparte de este elemento que se va a llamar por el propio Marx capital variable, emplea una enorme parte de sus reservas en capital constante; una enorme parte que sobrepuja, en obra, el valor de las primera materias y de la mano de obra; reúne grandes instalaciones de maquinaria, que no es posible en un momento reducir. De manera que para que la producción de esta aglomeración del capital muerto, de capital irreducible, no tiene mas remedio la gran industria, que producir a un ritmo enorme, como produce; y como a fuerza de aumentar la cantidad llega a producir más barato, invade el terreno de las pequeñas producciones". (O.C. 498)

Otros pensadores de la Falange, movidos por el ímpetu del momento, arreciaron a la acción para un cambio revolucionario de la economía, con textos como estos: "El Comercio, la Industria, la Banca, lo mismo que el resto de las actividades nacionales: ¡a militarizarse" A concebir y ejercer la moral de la milicia. La vida de milicia.

Y sólo así, la predicación nuestra de Falange de la justicia social será un hecho. Y el sentido cristiano de nuestra tradición una realidad.

Y eso es Franco en España: realidad, realización de sueños y profecías. La profecía del Movimiento fue obra de nosotros los poetas. José Antonio fue el discurso y la acción del Movimiento. Pero Franco es esa cosa mística y de milagro que se llama: el triunfo, la realización.

Por eso es preciso que cuando vuelvan nuestros soldados, unidos en la única clase española de los vencedores, y pregunten a las segundas líneas lo que han hecho para administrar su sangre vertida, encuentren una retaguardia que sea como el frente de la paz: todo en orden, justo, perfecto, moral, sin mácula. Una segunda línea, ¡también combatiente! Y que desde ese momento se llamará línea primera.
Y entonces ya veréis, españoles, cómo de toda esa España ya unificada, liberada y grande, surgirá un solo grito de amor y de asombro: ¡Franco!¡Franco!¡Franco!" (Ernesto Giménez Caballero ABC (diario), Sevilla 7/VIII/38)

. . .

"El caso Montana.- Al concluir la contienda civil, el país había quedado prácticamente arrasado. Estábamos totalmente descapitalizados. Toda la prodigiosa economía de guerra, sin divisas, sin oro, sin reservas, sin industria; solamente a base de una voluntad firme, de talento, de honradez se logró ganar la guerra, cuando el movimiento insurrecional había fracasado, lo que ya había pronosticado varias veces el General Franco. Imposible tratar el conjunto. Comentaré con la máxima brevedad dos puntos: el caso Montana y la autarquía. Del primero publicó un artículo el profesor Velarde en la revista "De Economía" ( 1968). Es la investigación que más me ha impresionado en mi vida. La pugna entre Alemania, empeñada en apoderarse de los minería española, y el Generalísimo, que, bajo cuerda, llevaba la pella, es algo digno de ser más conocido. Ni siquiera cuando la batalla del Ebro cedió el Generalísimo ante las amenazas alemanas y salvó nuestra economía. Una historia partidista arrojó un tupido velo y casi nadie ha oído hablar del caso Montana.(...) El otro punto es la tan manoseada autarquía. El nacionalismo económico es su fase previa, vigente desde Cánovas hasta 1959. (Ver Autarquía). (Joaquín Rodríguez Azúa, "Historia de un esfuerzo colectivo...", comentario al libro de Juan Velarde Fuertes, en "Razón Española", nº 111)
 

. . .
 

En nuestros días, tanto el capitalismo como el comunismo han reducido considerablemente su radicalización del pasado. Nadie niega la necesidad de mantener una Seguridad Social que cubra las necesidades esenciales de la comunidad, como tampoco se mantienen ideologías que rechacen el sentimiento nacional y supranacional vigente en nuestro tiempo. Es decir, se camina hacia una síntesis entre las dos propuestas doctrinales, liberal y marxista, que es a la que apuntaba desde su nacimiento la revolución nacionalsindicalista que, con las necesarias correcciones impuestas por las transformaciones derivadas del avance tecnológico y científico, considera necesario enmendar la Norma Programática, y ajustarlas dentro de las modernas categorías del humanismo social y los derechos humanos.

Doctrina, Norma Programática, Economía.

edades clásicas y medias

A José Antonio le seduce el estudio de la Historia y busca en ella la enseñanza para sortear las dificultades presentes. En este documento, hace un análisis de las crisis que sobrevienen a las edades del pasado del hombre, por la degradación de sus sociedades y de su cultura. José Antonio entreve, influido por Oswald Spengler, el riesgo de la decadencia, por la barbarie del Este.

"Las edades pueden dividirse en clásicas y medias; estas se caracterizan porque van en busca de la unidad; aquellas son las que han encontrado esa unidad. Las edades clásicas, completas, únicamente termina por consunción, por catástrofe, por invasión de los bárbaros. Roma nos presenta este proceso. Su edad media, de crecimiento, va desde Cannas a Accio; su edad clásica, de Accio a la muerte de Marco Aurelio; su decadencia, desde Comodo a la invasión de los bárbaros. Cuando empiezan a operar en Roma los dos disolventes que había de terminar con su destrucción, Roma estaba completa. Roma era la unidad del orbe; no le quedaba nada por hacer. Todo lo extremo estaba realizado, y Roma no tenia vida interior; su religión se limitaba a regular ceremonias; su moral era una moral de pueblo sobre armas, militar, cívica; magníficos resortes para cuando se edificaba; inútiles, una vez concluida la construcción. Por eso el cansancio de Roma hubo de refugiarse en dos movimientos de vuelta hacia la vida interna: primero, el estoicismo de nuestro Séneca, que es todavía una actitud intelectual, sin efusión; luego, el cristianismo, que era la negación de los principios romanos; la religión de los humildes y de los perseguidos, capaz de negar al César su divinidad y aun su dignidad sacerdotal. El cristianismo minó los cimientos de la Roma agitada; pero falta todavía, para que Roma acabe de desaparecer, la catástrofe, la invasión de los bárbaros" (O.C. pág. 422).

edificación

Falange Española se propone al nacer una misión de recuperación de España, que en 1933, asiste a la humillación de siglos de decadencia galopante, al hundimiento de su grandeza imperial, a la degradación de sus valores y a la incapacidad para superar el estrecho horizonte que le marcaron los sucesivos intentos de regeneración. Desde el primer momento, se cuenta con este proyecto en lo términos siguientes:"Su misión es otra, y bien clara; llevar a cabo por sí misma la edificación de la España entera, armoniosa; por sí misma, por la juventud misma que la siente y entiende sin intermediarios ni administradores". (O.C. p. 692).

La primera etapa de esta tarea es el desmontaje del capitalismo, que ha de ser articulado para desarmar el avance de la barbarie marxista, que se justifica en los estragos que el capitalismo ha producido en la civilización. "Os decía que el fenómeno del mundo es la agonía del capitalismo. Pues bien: de la agonía del capitalismo no se sale sino por la invasión de los bárbaros o por una urgente desarticulación del propio capitalismo. ¿Qué vamos a elegir sino esta salida? Y en ella hay tres capítulos que exigen tres labores de desarticulación: El capitalismo rural, el capitalismo bancario y el capitalismo industrial." (O.C. pag.715).

Doctrina. Revolución. Economía.

educación

En la Norma Programática se denuncia la realidad que ofrece la Educación Nacional en España. La situación demanda soluciones de urgencia, pues elevar el nivel de educación de los españoles es previo a cualquier intento de remontar el atraso secular en que vive más de media población. El analfabetismo, la falta de dotaciones, la desmoralización del profesorado, el clasismo que descarta una selección justa. Una realidad amarga que incide sobre esferas claves como son el patriotismo, el servicio a la comunidad, la elevación cultural, etc. José Antonio, en el Punto XXIII, declara: "Es misión esencial de Estado, mediante una disciplina rigurosa de la educación, conseguir un espíritu nacional fuerte y unido e instalar en el alma de las futuras generaciones la alegría y el orgullo de la Patria. Todos los hombres recibirán una educación premilitar que les prepara para el honor de incorporarse al Ejército nacional y popular de España". (...)"La educación ha de encaminarse a formar un espíritu nacional, fuerte y unido, y a implantar en el alma de las juventudes la alegría y el orgullo de la Patria" (O.C. pag. 848)

Norma Programática. Doctrina. Cultura.


educación física

Dentro de la mentalidad de cambio y modernización que impregnó la vida política española al finalizar la contienda, la Educación Física y el deporte en general fue objeto de una atención preferente durante todo el régimen, a través de una Delegación Nacional para la Educación específica, dependiente de la Secretaría General del Movimiento. A los deportes tradicionales federados con anterioridad al Alzamiento, se les fueron agregando números especialidades y estimulando su práctica mediante la construcción de instalaciones, convocando periódicas competiciones y participando en torneos internacionales olímpicos, universitarios, militares, etc. Así se fueron creando, dentro del organigrama oficial, las Escuelas de Profesores e Instructores de Educación Física (masculina y femenina) y los maestros fueron titulados instructores al tiempo que recibían su formación en las Escuelas de Magisterio. La Educación Física y Deportiva se impartió en todos los centros escolares, desde la primaria hasta la universitaria, con los que se potenció la participación de la juventud en las actividades deportivas, que fue la base del espectacular avance que el deporte español ha experimentado en las últimas décadas.

egoísmo

La política es, en concepción de José Antonio, una función religiosa y poética, reveladora de un auténtico destino de un pueblo, según la interpretación de Muñoz Alonso ("Un pensador..."p. 23) "Quienes entienden la vida como de sí propia, quieren, ante todo, vivir, afirmar la propia individualidad entre todas las individualidades, existir por encima de todo. Quienes entienden la existencia como servicio, como camino hacia una meta superior, tienen hecha siempre ofrenda de su vida, en tanto el sacrificio de la vida sirva al cumplimiento de un fin más alto". (O. C. p. 571) En su homenaje y reproche a Ortega, José Antonio escribe que "dejó a la intemperie a una generación que le necesitaba, y no tuvo el valor cívico de aceptar el regalo del vaticinio, que le ofrecía (José Antonio), para consumar la vertebración de España, capitaneando a la generación a la que había despertado a la inquietud, alentando vocaciones para un destino amargo y difícil, pero insoslayable" (O.C. p. 375) "¡Españoles! Basta de Parlamento y de política oscura. Basta de izquierdas y de derechas. Basta de egoísmos capitalistas y de indisciplina proletaria. Ya es hora de que España, unida, fuerte y esbelta, recobre el timón de sus grandes destinos. Eso quiere y para eso os llama a todos la Falange Española de las JONS. Estudiantes, campesinos, trabajadores, labradores, gentes mozas de cuerpo y espíritu: desdeñad los llamamientos que os lanzan, de un lado y de otro lado, el egoísmo y la pereza, y agruparos bajo nuestra bandera, que es la bandera libertadora de la revolución nacionalsindicalista". (O. C. p. 224) "La Falange también es así. Los que militamos en ella tenemos que renunciar a las comodidades, al descanso, incluso a amistades antiguas y a afectos muy hondos. Tenemos que tener nuestra carne dispuesta a la desgarradura de las heridas. Tenemos que contar con la muerte - bien nos lo enseñaron bastantes de nuestros mejores - como un acto de servicio. Y, lo que es peor de todo, tenemos que ir de sitio en sitio desgañitándonos, en medio de la deformación, de la interpretación torcida, del egoísmo indiferente, de la hostilidad de quienes no nos entienden, y porque no nos entienden nos odian, y del agravio de quienes nos suponen servidores de miras ocultas o simuladores de inquietudes auténticas. Así es la Falange. Y como si se hubiera operado un milagro, cuanto menos puede esperar en ella el egoísmo, más crece y se multiplica. Por cada uno que cae, heroico; por cada uno que deserta, acobardado, surgen diez, ciento, quinientos, para ocupar el sitio." (O.C. p. 540) (...) " Para implantar todas estas cosas hay que vencer, desde luego, incontables resistencias. Se opondrán todos los egoísmos; pero nuestra consigna tiene siempre que ser ésta: no se trata de salvar lo material; la propiedad, tal como la concebíamos hasta ahora, toca a su fin; van a acabar con ella, por las buenas o por las malas, unas masas que, en gran parte, tienen razón y que, además, tienen la fuerza. No hay quien salve lo material, lo importante es que la catástrofe de lo material no arruine también valore esenciales del espíritu. Y esto es lo que queremos salvar nosotros, cueste lo que cueste, aun a trueque del sacrificio de todas las ventajas económicas. Bien valen éstas la gloria de que España, la nuestra, detenga la definitiva invasión de los bárbaros" (O.C. p. 427)

Estilo. Sacrificio. Doctrina.

eiroa díaz, maria victoria o vicky

Fundadora del SEU de la Universidad de Santiago de Compostela y más tarde de la Sección Femenina de Falange. Dirigió el "Servicio Exterior" de la Delegación Nacional de la Sección Femenina, en colaboración con Cultura Hispánica, Fue rectora de la Universidad Laboral de Zaragoza. Fundadora de los Círculos José Antonio. Sustituyó temporalmente a Pilar Primo de Rivera al frente de la Delegación Nacional. Fundadora de Plataforma 2003.

ejecutivo (poder)

En general, el poder ejecutivo se entiende como el que detenta el Gobierno de la Nación, que tiene como misión aplicar el mandato de otro poder, el Legislativo, que elabora las leyes y controla su aplicación. Este sistema es formalmente la base de la democracia moderna, que se completa con el poder judicial, al que compete ejercer la justicia de acuerdo con las normas legales en vigor. Sin embargo, los poderes ejecutivo y legislativo se encuentran fundidos en uno solo por la presión de los partidos políticos, y que detentan el auténtico poder, que se impone incluso al poder judicial, cada día menos independiente de los otros poderes del Estado.

Al Ejecutivo pertenece teóricamente la esfera reglamentaria y normativa, los nombramientos, la ordenación de los gastos, la representación internacional, la propuesta al Parlamento de Proyectos de Ley y, en casos excepcionales, gobernar mediante Decretos-Leyes, que deben ser convalidados por el Parlamento.

En las democracias modernas, la figura del jefe del Estado (Rey o Presidente) no se confunde con la del Jefe del Gobierno, pues tienen funciones diferentes. El Jefe del Estado representa al Estado, armoniza los poderes en el ejercicio de sus funciones respectivas y simboliza la idea nacional.

El Nacionalsindicalismo postula por un sistema que confiera a la figura del primer mandatario de la nación mayores competencias y compromisos con la dirección de los asuntos públicos, en la línea de otros sistemas, como aquellas que modernamente han configurado el llamado sistema presidencialista. Un régimen en el que impere el compromiso de todos y convoque a la participación, al esfuerzo y al sacrificio por la empresa común que la nación representa..

ejército

La Historia de España se articula, en gran parte, sobre la historia militar. Es Ortega y Gasset, en "España invertebrada", quien considera a la institución junto con la universidad, los dos grandes factores de su vertebración de la nación. En la Literatura, en el Arte, en la Historia, ... están presentes el sentido militar, sus héroes, sus gestas, sus acciones más gloriosas. La Falange reconoce en Norma Programática la función que corresponde a las Fuerzas Armadas, de esta forma: "Nuestras fuerzas armadas - en la tierra, en el mar y en el aire - habrán de ser tan capaces y numerosas como sea preciso para asegurar a España en todo instante la completa independencia y la jerarquía mundial que le corresponde.

Devolveremos al Ejército de tierra, mar y aire toda la dignidad que merece y haremos, a su imagen, que un sentido militar de la vida informe toda la existencia española". (Punto IV de la Norma Programática)

. . .
 

"España volverá a buscar su gloria y su riqueza por las rutas del mar. España ha de aspirar a ser una gran potencia marítima, para el peligro y para el comercio.

Exigimos para la Patria igual jerarquía en las flotas y en los rumbos del aire". (Punto V de la Norma Programática)

. . .

"Ahí tenéis a nuestro Ejército, a nuestro magnífico Ejército, que tiene que nutrirse como siempre, de su tradición heroica; ahí tenéis a nuestro Ejército, a nuestra Armada, a nuestra Aviación, sin cañones, sin torpedos, sin caretas contra los gases asfixiantes; ahí los tenéis para que si un día (que Dios no mande sobre nosotros) tienen que hacer otra vez cara a una ocasión de guerra, nuestros soldados puedan dejar a sus hijos, como les dejaron tantos militares españoles, la triste gloria de saber que sus padre dieron la vida heroicamente por defender a una Patria representada por un Estado que no le dio miedo la defensa." (O.C. pag. 871) " Si ; si sólo se disputara el predominio de este o de otro partido, el Ejército cumpliría su deber quedándose en sus cuarteles. Pero hoy estamos en vísperas de la fecha, ¡pensádlo, militares españoles!, que España puede dejar de existir. Sencillamente: si por una adhesión a lo formulario del deber permanecéis neutrales en el pugilato de estas horas, podréis encontraros de la noche a la mañana en que lo sustantivo, lo permanente de España que servíais, ha desaparecido. Este es el límite de vuestra neutralidad: la subsistencia de lo permanente, de lo esencial, de aquello que pueda sobrevivir a la varia suerte de los partidos. Cuando lo permanente mismo peligra, ya no tenéis derecho a ser neutrales. Entonces ha sonado la hora en que vuestras armas tienen que entrar en juego para poner a salvo los valores fundamentales, sin los que es vano simulacro de disciplina. Y siempre ha sido así: la última partida es siempre la partida de las armas. A última hora - ha dicho Spengler -, siempre ha sido un pelotón de soldados el que ha salvado la civilización."(O.C. pag. 927) "El Ejército es, ante todo, la salvaguardia de lo permanente; por eso no se debe mezclar en luchas accidentales. Pero cuando es lo permanente mismo lo que peligra; cuando está en riesgo la misma permanencia de la Patria - que puede, por ejemplo, si las cosas van de cierto modo, incluso perder su unidad -, el Ejército no tiene más remedio que deliberar y elegir. Si se abstiene, por una interpretación puramente externa de su deber, se expone a encontrarse, de la noche a la mañana, sin nada a qué servir. En presencia de los hundimientos decisivos, el Ejército no puede servir a lo permanente más que de una manera, recobrándolo con sus propias armas". (O.C. pag. 321) "... si se quiere conseguir que haya un mando único y una dirección única, la manera de conseguirlo y empezar a unificar, es con un Ministerio de Defensa Nacional. Sentar una unidad política de doctrina y una unidad de las disposiciones de preparación de la guerra en relación con las actividades nacionales. Hacer un todo orgánico en vez de dos o tres conjuntos, y, para conseguirlo en España es imprescindible la unificación desde arriba, la creación de la unidad política por medio de un solo ministerio. La unificación profesional y técnica por la creación de un mando y de un Estado Mayor, y la eficacia del conjunto por la de cada una de las tres fuerzas, tierra, mar y aire, cada una con su mando y su autonomía interna". (Julio Ruiz de Alda "Obra completa". Ediciones del Movimiento Nacional, Madrid, 1939 p. 189) "La formación del soldado.- A los soldados, o dentro del cuartel con más tiempo en filas, hasta su total formación, cosa difícil, casi imposible, dada la cantidad que este último requiere, o empezando su formación antes, formándoles durante la mocedad moral y físicamente. Para esto, el Estado tiene que empezar a cumplir otro de sus grandes deberes: la enseñanza. Y no sólo la enseñanza bajo el punto de vista cultural, sino desde el mas esencial para un ciudadano: la moral, la que hace a los hombres. La instrucción premilitar desde el mismo tiempo que las enseñanzas profesionales y técnicas. Y para la implantación y organización de esta enseñanza premilitar cuenta España con miles de oficiales retirados por la ley de Azaña" (Julio Ruiz de Alda "Obra completa". Editora Nacional, 1939. p.192)

. . .
 

Las circunstancias cambiantes del avance científico han afectado de modo extraordinario a la estructura técnica de los ejércitos modernos. Ha sido necesario asumir el sacrificio de afrontar el alto costo que supone profesionalizar la defensa, de manera que pueda integrarse en los sistemas internacionales creados al efecto, como la O.T.A.N.. Estos cambios no alteran sustancialmente la doctrina que la Falange y en especial José Antonio marcaron sobre el sentido y la misión de los ejércitos ante la historia y la patria.

Norma Programática, Estilo, Historia.

elecciones 1936

Ante la convocatoria de elecciones de febrero de 1936, la Jefatura Nacional pidió a la Junta Política un dictamen acerca de la actitud de Falange antes las elecciones. La consulta consistió en seis preguntas, que, en resumen, trataban de las siguientes cuestiones:

  1. Conveniencia o no de la participación.

  2. Independencia en todo caso de Falange Española.

  3. Exigencias en caso de coalición.

  4. Exclusión de todo pacto en caso de triunfo del Frente Popular

  5. Valoración de actitud de partidos extranjeros en casos similares.

  6. Juicio sobre la posible estimación popular al inclinarse en un pacto antimarxista.

La respuesta de la Junta Política es que - ante la inminencia de la victoria del Frente Popular - hay que pactar, con condiciones, como las antimarxismo, antiseparatismo, propaganda propia y petición de 25/30 puestos. La CEDA rechazó tales pretensiones, por lo que Falange Española se presentó, sin resultado, en solitario.

. . .

"Falange, pues, se presentó sola a las elecciones. Cierto que primero intento pactar con la derecha, para conseguir por lo menos un acta de diputado que proveyera a José Antonio de inmunidad parlamentaria. Pero con su programa, era muy difícil que la derecha aceptara. Si, de esta forma, Falange Española de las JONS se embarcaba en una aventura incierta en aras del bien de la Patria, y entre la saña de las derechas y la antipatía de las izquierdas. Con todo, este es el primer gran sacrificio de la Falange Española" (Manuel Brants Reyes, "La tercera Falange". Editorial Reconquista, p. 27. Madrid).

electricidad

La idea de la revolución fue total para la Falange; debía cubrir todos aquellos espacios de la vida colectiva que garantizaran el bienestar social y el progreso humano y permanente. En este sentido, el déficit de energía para el desarrollo económico constituyó una preocupación general. Significaba un salto esencial a la modernidad indispensable. He aquí una muestra de anticipación que en este sentido inspiró a los fundadores:

"Haremos también la revolución de la electricidad: es sencilla.
Alumbrado abundante y barato. Luminotécnica al servicio de todos.
Enceradora. Aspiradora. Nevera y termos eléctricos en todos los hogares.
Radio, Música, mantas eléctricas.
Cocinas eléctricas.
Lavadoras eléctricas.
Electrificación del transporte. Ferrocarriles. Trolley - busses.
Electrificación del campo."

"Así es la revolución eléctrica que preconizamos. No somos igualitarios ni marxistas, pero queremos una España moderna, culta, agradable y limpia" (Ángel B. Sanz "Electricidad y economía". Revista FE, Nº 2, Pamplona 1938).

Economía, Revolución, Futuro.

elena, fernando

Fernando Elena, un joven falangista toledano, estudiante de Derecho en Madrid y dirigente del SEU, personalizó una escena de enfrentamiento con el Ministro Secretario General del Movimiento, el Dia del Estudiante Caido, ante la lápida que recuerda el asesinato de Matías Montero en la calle Mendizábal de Madrid. El hecho inició una cascada de dimisiones y abandonos de las filas de la Falange.

"El 9 de febrero de 1955 se celebró en Madrid, en la calle Víctor Pradera (entonces llamada Mendizábal) un acto rutinario de homenaje a Matías Montero, el primer estudiante caído de la Falange, que resultó asesinado en aquel mismo lugar cuando vendía la prensa falangista por pistoleros del PSOE. En el acto de homenaje, un estudiante, Fernando Elena, delegado del SEU de Derecho de la Universidad Central, se enfrentó a Raimundo Fernández Cuesta, que presidía el acto en su calidad de Secretario General del Movimiento, increpándole en términos manifiestamente injustos. El acto era de tal gravedad que, exigió que tanto el rector de la Universidad, Laín Entralgo, como el Ministro de Educación, Ruiz Jiménez, interviniesen para que el alumno fuera expedientado y, probablemente, expulsado de la Universidad; ninguna de ambas autoridades estaba dispuesta a asumir una responsabilidad semejante. Además, el accidente no parecía aislado. Aquel mismo día, en Valencia, se celebró también la conmemoración del "Estudiante Caído" en la Universidad, presidido por el rector José Corts Grau. Hablaron Francisco Tomás y Valiente - entonces jefe del SEU de Valencia -, José Salazar Belmar y el director de la revista "Alcalá", Marcelo Arroitajauregui, que también había participado en la polémica entre "Ecclesia" y "El Español". El último de los oradores habló de la sucesión del Régimen y dijo claramente que Don Juan de Borbón no servía. El rector hubo de poner rápido fin del acto para impedir un enfrentamiento entre falangistas y monárquicos. Al día siguiente, con veintidós días de retraso, la prensa europea destacaría la importancia de la llegada de don Juan Carlos a Madrid.

Universidad. S.E.U. Caidos.

elola olaso, josé antonio

(1909 - 1976) Abogado. Nació en Tandil, Argentina, durante la estancia de su padre en aquel país, como diplomático de origen navarro. Poco antes de la guerra civil española regresa a España. Se licenció en Derecho por la Universidad de Valladolid. Se afilió a Falange y se alistó en la columna Sagardía, donde alcanzó el grado de jefe de centuria (equivalente a capitán de compañía). Fue jefe provincial de FET en Ciudad Real y en Sevilla. Al crearse el Frente de Juventudes se le nombra Delegado Nacional y en 1942, miembro de la Junta Política. En 1955, tras algunos incidentes de El Escorial, cesa en la Delegación Nacional, pasando a ocupar la Delegación Nacional de Educación Física y Deportes. A continuación se retiró de la vida política dedicándose a su profesión de abogado. Pidió ser amortajado con la camisa azul. Fue un ejemplo vivo para la juventud falangista de la postguerra, que se formó en las Academias "José Antonio" (Madrid), en los Campamentos Nacionales de "Sancho el Fuerte", en Pamplona; "Ordoño II", en Riaño (León); "Emperador Carlos", en Yuste (Cáceres); "Francisco Franco", en Covaleda (Soria), etc. Murió en Madrid en 1976.

Dirigentes. Frente de Juventudes. Educación Física.

empresa

La imagen de la empresa como asociación de factores diversos que contribuyen a un fin y a un bien comunes, fue utilizada por José Antonio para impartir el ideal de España, como proyecto común de futuro para todos los españoles. En uno se sus escritos más lúcidos y admirables, escribió:"Así, pues, no veamos en la Patria el arroyo y el césped, la canción y la gaita; veamos un destino y una empresa. La Patria es aquello que, en el mundo, configuró una empresa colectiva" (O.C. p. 112)

. . .

"Lo que a los pueblos los convierte en naciones no son tales o cuales características de raza, de lengua o de clima; lo que a un pueblo le da jerarquía de nación es haber cumplido una empresa universal" (O.C. pag. 108)

. . .

"Nosotros no podemos tolerar ni estamos conformes con la actual vida española. Hemos de terminarla, transformándola, totalmente, cambiando no sólo su armadura externa, sino también el modo de ser de los españoles. No queremos que triunfe un partido ni una clase sobre las demás; queremos que triunfe España, considerada como unidad, con un fin universal que cumplir, con una empresa futura que realizar y en la que se fundan todas las voluntades individuales. Y ello tenemos que conseguirlo, cueste lo que cueste, a cambio de los mayores sacrificios, pues es mil veces preferible caer en servicio de tal empresa que llevar una vida lánguida, vacía de ideales, donde no haya más afán ni otra meta que llegar al día siguiente. La vida es para vivirla, y sólo se vive cuando se realiza o se intenta realizar una obra grande, y nosotros no comprendemos obra mejor que la de rehacer España" (O.C. p. 222)

Economía, Norma Programática, Revolución.

empresa nacionalsindicalista

La empresa nacionalsindicalista representa la institución básica y esencial del sistema económico y social de la Falange. Teóricamente, solo quedó como la aspiración utópica de la revolución, al señalar que, en ella, los factores que participan en ella - trabajo, tecnología y capital - se inscriben en el Sindicato, en el que actúan los hombres que participan en la producción, sin distinción entre trabajadores, técnicos y patrones.

Este modelo, inspirado en experiencias colectivistas de las falanges de Carlos Fourier y de las empresas cooperativas, no se ha llegado a experimentar. La causa ha sido la resistencia del régimen económico liberalcapitalista para dar paso a formulas sociales avanzadas. Lo más que se ha intentado ha sido a configurarla de acuerdo con una organización distinta de cómo funciona la empresa capitalista.

Entre las aportaciones que se han formulado sobre este tipo de empresa, se pueden señalar las siguientes:

- En la empresa nacionalsindicalista, la finalidad de su creación son los bienes económicos de la sociedad. Los de la sociedad humana, en la que la empresa es un sector. En ella, la empresa ha de restringir su acción creadora o transformadora de bienes a los que sus medios, útiles, instrumentos, capital y personas que la integran pueden proporcionar.

-Los hombres que integran la empresa nacionalsindicalista no se categorizan por la clase de trabajo que realizan. Esto quiere decir que las exigencias distributivas de las funciones no suponen una categoría moral de las personas que las ejercen.

-En la empresa nacionalsindicalista el capitalista no ejerce, de suyo y por serlo, ni la titularidad del poder ni su ejercicio, y mucho menos reside en él el órgano personal de decisión ni de gestión. No se trata de que estas titulaciones pasen a los trabajadores no capitalistas, únicamente se advierte que el capital no otorga exclusividad de poder o de decisiones a quienes lo aportan.

-En la empresa nacionalsindicalista el Sindicato representa no ya una asociación reivindicadora, sino un órgano de gestión, de participación, de estructura y de organización de la empresa. Este es un punto clave. No es que se desplace el papel del capital, lo que se desplaza es el papal funcional del capitalista. Pero para ello se hace necesario desmontar el sistema y, sobre todo, reconsiderar la estructura del sindicalismo. Con un pluralismo sindical, con un sindicalismo parasitario o con un sindicalismo en el que el concepto y categoría de "productor" sea reservado a una clase de trabajadores, excluyendo del concepto al personal directivo, por ejemplo, no hay forma humana de que la empresa nacionalsindicalista puede ser definida ni aplicada.

-En la empresa nacionalsindicalista la creatividad de bienes económicos desemboca en el desarrollo del hombre y en la construcción de la sociedad y no en la creación de nuevas sociedades de consumo producidas por la exacerbada acumulación de bienes, en la que sea la empresa la reguladora por razones de explotación, expansión y salida.

- En la empresa nacionalsindicalista se sustituye la ordenación económica capitalista, que asigna la plusvalía a los empresarios y a los titulares de los signos de crédito, por una organización sindicalista que entrega la plusvalía a la agrupación orgánica de los productores - y productores son todos los que intervienen en la empresa - constituidos en Sindicatos, que por eso se llaman verticales, y no porque, como suele escribirse, agrupen a empresarios y trabajadores, sin haber resuelto previamente en unidad el concepto omnicomprensivo de productor.

-En la empresa nacionalsindicalista el sujeto de propiedad no puede ser el aparato económico del capitalismo, sino el Sindicato, siempre que el Sindicato se estructure de forma que pueda ostentar títulos análogos a los que poseen la propiedad individual, la propiedad familiar o la propiedad comunal, es decir, las unidades naturales de convivencia.

La empresa nacionalsindicalismo es una forma expresiva, nacional y humana superadora del socialismo, no su contradictoria o su germen. A lo que si se opone es a la estructura de la empresa comunista y de la capitalista.

. . .

"La Organización Sindical Española, en estos últimos años, y a través de sus Consejos Económicos Sindicales, Consejos de Trabajadores y los recientes Congresos Sindicales, ha formulado lo que su juicio podría ser una Empresa social. Yo creo que el problema del entendimiento y hermandad entre los hombres, en superar la lucha de clases y en establecer una justicia social verdadera, está todo ello íntimamente ligado al concepto de empresa. En esta es donde debemos verdaderamente asociar al capitalismo - dinero con el capital - trabajo, responsabilizando a ambos en la marcha de la Empresa y participante proporcionalmente en los resultados. De esta forma nacerá una empresa unida, asociada, con responsabilidad de todos, y que incluso influiría en la vida sindical, los que unidos están en la base que representa la Empresa. Yo no creo que esta fórmula pueda imponerse pero si que tenga preferente derecho en ayuda con créditos aquellas empresas que confluyen de esta manera". (J. Solís Ruiz, "Sindicalismo 67/68", Ediciones Populares, Madrid, 1969, p. 496)

Estilo, Dialéctica, Empresa.

..........................................................................................

Entorno Político de la Falange

"Ser de izquierda como ser de derecha, es una de las infinitas maneras del hombre para ser un imbécil" (Ortega y Gasset)

Difícilmente podría entenderse el papel jugado por la Falange Española de las JONS si se desconoce el entorno político en el que le tocó desarrollar su ideario, movilizar a las masas y asentarse definitivamente, como una fuerza más, en la vida española. Una serie de organizaciones políticas, de derechas y de izquierdas, mantuvieron determinados encuentros con la Falange, por lo general violentos, que marcaron los rumbos definitivos en el futuro radicalizado que se inició al estallar la revolución de Asturias, en octubre de 1934, estableciéndose el mapa político decisivo durante la Segunda República, el Alzamiento Nacional y la posguerra. Un mapa que incluso, en sus líneas generales, se encuentra vigente en nuestros días. Este mapa estaba constituido del siguiente modo:

A la derecha: la CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas, capitaneada por Gil Robles; el Partido Agrario; Renovación Española, dirigido por José Calvo Sotelo, Ministro de Hacienda durante la Dictadura de Primo de Rivera; la Comunión Tradicionalista y el Partido Nacionalista Vasco.

En el centro: El Partido Radical, de Alejandro Lerroux, el Partido Republicano conservador, de Miguel Maura y el nacionalismo catalán.

A la izquierda: el PSOE, de Francisco Largo Caballero e Indalecio Prieto; Ezquerra Republicana de Cataluña y numerosos grupos más o menos legales, como el Partido Anarquista (FAI-CNT), el Partido Comunista y el POUM (Troskista)

Las diferentes fuerzas políticas con las que la Falange contendió fueron las siguientes:

Anarquismo, el

El Anarquismo es la doctrina y el movimiento político que propugna la desaparición del Estado y de todo poder. Tras la Revolución Francesa aparecieron diversos pensadores que propugnaron la supresión de la propiedad privada y la desaparición del Estado. Entre ellos, figuran Goldwin, Stiner, Proudhon, etc. Este último consideraba que la política es un mal, pues secuestra parte de la soberanía en beneficio de los dirigentes. Otros pensadores, como Aleksandroviç, Bakunin, Tolstoi, etc, dieron mayor profundidad a sus análisis a lo largo del s. XIX. En España, los anarquistas contribuyeron al fracaso de la Republica, tratando se conseguir la revolución social, como en el año 1931, en Sevilla; en 1932, en la cuenca del Llobregat y en 1933, en Casas Viejas, y algunos otros de menor incidencia, como el de Castilblanco.El momento álgido del anarquismo español fue el que discurrió desde julio de 1936 a mayo de 1937, en el Levante español, durante los primeros meses de la guerra, que se caracterizó sobre todo por la destrucción de las iglesias, la colectivización, la formación de comités independientes. Intentaron abolir la moneda, lo que dio lugar a que aparecieran monedas propias en muchos pueblos. Todo lo justificaban aduciendo que nunca el proletariado español tendría otra oportunidad como aquella para hacer la revolución. Tal actitud se encontró con la oposición de socialistas y comunistas, que trataron por todos los medios de aparentar fidelidad a la República, para no amedrentar a las burguesías europeas y americanas y considerando que lo prioritario era "ganar la guerra".Muchas fabricas fueron colectivizadas, numerosas fincas incautadas y numerosas iglesias, conventos y monasterios, con sus tesoros artísticos, fueron incendiados y destruidos. Aterradas ante el espectáculo de terror, el exterior se conmovió aceptando el principio de "no intervención" que se impuso en la Sociedad de Naciones, con las excepciones de Rusia, Méjico, Checoslovaquia y otros países, que facilitaron ayuda y medios al Frente Popular durante toda la guerra.

Accíón Republicana

Partido Fundado en 1926 por Manuel Azaña, con Marcelino Domingo, Alejandro Lerroux y otros (Negrin, Miguel de Unamuno, Giral), Antonio Machado, Blasco Ibáñez, Ramón Pérez de Ayala, Luis Jiménez de Asúa, y el comunista Daniel Anguiano).

Bloque Nacional

Alianza de los partidos de derechas bajo la República. El 8 de Diciembre de 1934 formuló su manifiesto, que había sido redactado por Pedro Sainz Rodríguez y Calvo Sotelo.

CEDA

Confederación Española de Derechas Autónomas, fundada en 1931 por Gil Robles, que reunía a Derecha Regional Valenciana, de Luis Lucía, Lliga Catalana, ...) Aceptó expresamente la República, adoptando al final un estilo propio del estilo paramilitar de los partidos de la izquierda y de la Falange Española. Dicha aproximación al posibilismo republicano le distanció de los grupos monárquicos. Con el 18 de julio de 1936 desapareció de la historia española.

CNT

Confederación Nacional del Trabajo. Sindicato de inspiración anarquista de y gran fuerza sobre todo en Cataluña y en Valencia. Fundado en Barcelona en 1910, participó en numerosos lugares pero hubo de pasar a la clandestinidad en la dictadura de Primo de Rivera. Se incorporó en 1927 a la FAI (Federación Anarquista Ibérica) Su jefe, Buenaventura Durruti, fue asesinado de un disparo a distancia por su propio bando en la guerra civil, el 20 de Noviembre de 1936, el mismo día que José Antonio fue ejecutado en la cárcel de Alicante.

Ezquerra Republicana de Cataluña

Partido formado por pequeños comerciantes por la clase media baja de Barcelona fundado por Maciá. Fue una combinación del partido republicano catalanista y del grupo separatista "Estat Catalá" y un grupo de periodistas catalanes en torno al periódico "L'Opinió". Tomó parte del Estado contra el gobierno republicano en octubre de 1934.

Lliga Regionalista

Partido regionalista catalán, pero no independentista, fundado y dirigido por Cambó. En 1905, varios oficiales asaltaron su local y el del diario del partido "La veu de Catalunya", por lo insultos y burlas que este periódico dirigía al ejército español. A favor del asalto se mostró Lerroux. Por el escándalo que organizó la Lliga se hubieron de suspender las garantías constitucionales en la provincias y destituir a los Capitanes Generales de Barcelona, Madrid y Sevilla, llegando a temerse incluso un golpe militar. Desde entonces pasó a llamarse Lliga Catalana.

Partido Nacionalista Vasco

Fundado por Sabino Arana en 1904 sobre una ideología racista en relación con la población española, pues a estos los consideraba maketos (españoles), a los que calificaba como un pueblo "afeminado y embrutecido". De ideología ultracatólica fundamentalista a la vez que separatista, en las elecciones de 1936, y pese a ser un partido conservador de derechas y católico, se unió al Frente Popular, lo cual le condujo a que durante la guerra se encontrase igualmente en el bando del Ejercito rojo frente a los partidos de derechas. Durante la guerra se aprobó el primer estatuto de Autonomía que sólo se aplicó a una parte de la sociedad vasca porque la otra mitad se había sublevado contra el Frente Popular y dentro de la zona del Estatuto hubo persecución política contra los adversarios del Frente Popular (En San Sebastián fueron asesinados por los separatistas Víctor Pradera, Manuel Aizpurua y otros cientos de adversarios) Dicho Estatuto denominaba al territorio Pais Vasco (no Euzkadi) y denominaba la lengua vasca como vascuence (no euskera). Además al poco tiempo de su aprobación las vascongadas fueron liberadas por las tropas nacionales quedando sin valor el Estatuto y huyendo el gobierno autonómico vasco, presidido por Aguirre, a Barcelona y luego al extranjero.
Sabino Arana buscaba el debilitamiento del Estado ya que estimaba que "Tanto nosotros podemos esperar más de cerca nuestro triunfo, cuando España se encuentre más postrada y arruinada", razonamiento que a la larga llevaron al extraño pacto con el Frente Popular. Fue el que inventó la palabra, entonces inexistente, de Euzkadi, así como la llamada Ikurriña, que tiene su origen en la bandera británica. Actualmente sigue en vida reclamando la independencia de las provincias vascas (españolas y francesas) y la anexión territorial de Navarra y el castellano Condado de Treviño y alternando con partidos favorables al designio asesino de la banda izquierdista vasca llamada ETA, que ha causado la muerte de mas de mil hombres, mujeres y niños con sus lucha terrorista en toda España.
Durante la guerra civil, el PNV mantuvo tres checas - cárceles propias - en Madrid.

Partido Comunista de España

Muy minoritario hasta la guerra, se vinculó al golpe de estado de la revolución de Asturias para atraer la atención. Tuvo su origen en una escisión en el ala radical del partido socialista (PSOE), al rechazar este su adhesión a la III Internacional. Fue controlado y dominado enteramente por delegados soviéticos y por los partidos comunistas de Francia e Italia Durante la guerra civil ganó influencia gracias al apoyo de la URSS y de los países comunistas hasta hacerse prácticamente con el control de la zona roja, provocando incluso alguna guerra civil interna en la zona. Sus principales dirigentes fueron José Diaz y Dolores Ibarruri ("La Pasionaria"), aunque comenzó a destacar un joven que desertó del socialismo para ingresar en el PCE, Santiago Carrillo, que tuvo gran influencia en la transición política española de 1976...

Partido Socialista Obrero Español

El partido Socialista Obrero Español (PSOE) fue fundado por Pablo Iglesias en 1879. Casi simultáneamente se fundó el periódico "El socialista" (1886) y se creó la Unión General de Trabajadores (UGT) (1888), como central sindical propia del partido. La política del PSOE apoyó las reivindicaciones obreras, la lucha electoral, la oposición a los partidos burgueses, incluidos los republicanos y la pugna de clases. La Semana Trágica de Barcelona (1909) fue efecto de la crisis causada a la economía europea por la I Guerra Mundial, lo que ocasionó el acercamiento de los socialistas con los anarquistas y los republicanos. La adhesión del PSOE a la Tercera Internacional, que llegó con el tiempo a provocar la creación del partido comunista en España, causó diversas escisiones, lo que se compensó gracias a la colaboración que el PSOE prestó a la Dictadura de Primo de Rivera, que posibilitó la ampliación al campo de la primitiva base socio-industrial. Bajo la presidencia de Julián Besteiro y de Francisco Largo Caballero formó parte de diversos gobiernos de la República, obteniendo un amplio triunfo con la coalición formada del Frente Popular. Al terminar la guerra civil, y en los Congresos de Tolouse (1972) y Surennes (1977), se produjo la dimisión de algunos dirigentes históricos, como Rodolfo Llopis, y la ascensión de un nuevo equipo residente en España, dirigido por Felipe González, Alfonso Guerra, Pablo Castellanos, Enrique Múgica... Legalizado el partido, participó en las elecciones de 1977 y 1978, se convirtió en la segunda fuerza política de España. Su triunfo en las grandes ciudades, aliado al PCE en 1979 y la aprobación de la línea no marxista de Felipe González, llevaron al poder en 1982 al PSOE. Estas victorias electorales se repetirían en las convocatorias de 1986, 1989 y 1993. La crisis interna del partido que se inició en 1991, unida a la acusación de corrupción y financiación ilegal, minó el prestigio del PSOE, que perdió las elecciones europeas de 1994, las municipales y autonómicas de 1995 y las generales de 1996. En el congreso de 1997, Joaquín Almunia sustituyó a Felipe González al frente de la Secretaria General. Fue elegido candidato José Borrell, al derrotarle este a Almunia en las elecciones primarias. La renuncia de Borrel en 1999 permitió al Secretario General encabezar las elecciones en el año 2000 en las que el PSOE fue ampliamente derrotado por el Partido Popular, capitaneado por José Maria Aznar. En el mismo año, José Luis Rodríguez Zapatero accedió a la Secretaria General en las primarias frente a José Bono, y en las elecciones del 2004 - tras el atentado terrorista del 11 de marzo en Atocha que produjo 192 muertos y 1.500 heridos - alcanzó la Presidencia del Gobierno, en medio de un clima de inestabilidad política creado por el atentado de Atocha del 11-M.

Partido Obrero de Unificación Marxista (POUM)

Comunistas troskistas y antistalinistas que fueron ferozmente perseguidos por el PCE hasta el punto de que su jefe, Andrés Nin, fue secuestrado y asesinado por agentes de la URSS durante la guerra y en plena zona roja, acusándole de ser agente nazi. Otro de sus dirigentes fue Joaquín Maurín.

Partido Radical Republicano

Fundado en Santander en 1908 por Alejandro Lerroux. Durante la II República estuvo en el poder un tiempo hasta que estalló el escándalo del estraperlo, que le daño hasta el punto de que perdió prácticamente su influencia política. El 16 de mayor de 1934 sufrió una escisión causada por Martínez Barrio que fundó Unión Republicana, que luego entró en el Frente Popular.

Renovación Española

Partido fundado a partir de Acción Española (Véase este término en la parte general) por Calvo Sotelo. Era una formación política de derechas, monárquica y antirrepublicano. A él también pertenecían el marqués de Lozoya, Goicoechea, Pemán, Victor Pradera, Jorge Vigón, Joaquin Arrarás, Julian Pemartin, y Eugenio Montes, estos últimos posteriormente vinculados a Falange Española. Intelectualmente este partido estaba próximo al también asesinado por los milicianos Ramiro de Maeztu.

Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC)

Partido político catalán constituido en 1936 por la fusión de diversas formaciones socialistas y comunistas. De carácter marxista-leninista, apoyó a la Generalidad frente a la CNT-FAI durante la guerra civil. Tras la muerte de Franco, participó en las elecciones legislativas de 1977 y de 1979 y en las del parlamento catalán en 1980, convirtiendo en la segunda fuerza política de Cataluña. Vinculado ideológicamente al PCE su distanciamiento del "eurocomunismo" produjo una grave crisis, que causó el fracaso en las elecciones generales de 1982 y 1986, así como en las autonómicas de 1984. En coalición con otros partidos se presentó a las elecciones bajo la denominación de "Iniciativa por Cataluña", con escasos resultados en convocatorias posteriores.

Frente Popular

El Frente Popular se formó en 1935, mediante una coalición de partidos de izquierdas a imagen del que se formó en Francia, por iniciativas de Moscú, que forzó el acuerdo de Maurice Thorez, lider del PCF, con el SFIO, partido socialista del país vecino. La alianza en España se firmó a partir del acuerdo entre Marcelino Domingo, Casares Quiroga y Manuel Azaña. Estos, con Martinez Barrio (Unión Republicana) y Felipe Sánchez Román abrieron una colaboración con una campaña propagandística, en la que proponían la unión de liberales e izquierdas para derrotar al Gobierno de la derecha. Esta idea la compartía también el socialismo democrático que encabezaba Indalecio Prieto dentro del PSOE. En 1935, la Internacional Comunista lanzó la consigna del Frente Popular contra la amenaza fascista (Acción que dejó en evidencia al partido comunista francés cuando Stalin firmó el Pacto con Hitler).La consigna encontró entonces una recepción muy favorable entre las izquierdas españolas y entre las juventudes del partido socialista (estas fueron arrastradas por Santiago Carrillo hacia el comunismo y en plena guerra civil) El 16 de enero de 1936 se publicó el manifiesto electoral firmado por Izquierda Republicana, Unión Republicana, Partido Socialista, UGT, Partido Comunista, Juventud Socialista y el POUM. Sánchez Román, su principal redactor, se negó a suscribirlo. Con posterioridad se unió a este pacto Ezquerra Republicana de Cataluña. El elemento de unión entre las fuerzas coaligadas era la amnistía de los 30.000 presos políticos y sociales. Por eso solamente, los anarquistas y cenetistas recomendaron que se votara al Frente Popular.

Por su parte, las derechas se coaligaron parcialmente para hacer frente a este bloque, aunque de un modo menos general. Tras unas elecciones muy cuestionables, el Frente Popular obtuvo 257 diputados, las derechas 137 y el centro 57, si bien, en cantidad de votos la diferencia fue menos sensible (4.700.000 frente a 3.997.000) El 18 de Febrero, Alcalá Zamora llamó a Manuel Azaña para que formara gobierno, con republicanos de izquierda, decretó la amnistía de los 30.000 presos y suspendió el pago de las rentas en Andalucía y Extremadura. El gobierno de Companys fue repuesto en Cataluña. Los nacionalistas vascos y catalanes fueron repuestos en sus cargos en los ayuntamientos, suspendidos desde octubre de 1934. Franco fue enviado a Canarias y Goded a Baleares. El ambiente se enrareció y surgieron situaciones de extrema violencia en todo el país. La comisión parlamentaria anuló doce actas de las derechas, acusándoles de haber triunfado mediante el terror y procedimientos ilegales. Con ello se retiraron de las Cortes los diputados cedistas y monárquicos de las Cortes. Alcalá Zamora fue destituido de las presidencia de la República, siendo sustituido por Manuel Azaña, que confió la jefatura del gobierno a Casares Quiroga, que a su vez fue atacado por los sindiciatos obreros, muy espoleados por la rivalidad entre CNT y UGT. La agitación campesina de Salamanca, Extremadura y Andalucía, y las llamadas "conspiración de falangistas, carlistas y militares de la Unión Militar Española (UME) contribuyó a crear el clima de tensión previo al Alzamiento del 18 de julio, que se precipitó al ser asesinado Calvo Sotelo el día 13 de ese mismo mes por unos pistoleros socialistas. Un Alzamiento que fue la continuación del golpe de Estado dado por las izquierdas y los nacionalistas en octubre de 1934 en Asturias, al que numerosos historiadores le atribuyen el verdadero origen de la guerra civil española. "Para José Antonio, y sobre todo para Ledesma Ramos, el objetivo de la Falange era conquistar a los trabajadores para un Estado corporativo nacionalista y separar su derecha moderna, autoritaria y revolucionaria, de los anticuados partidos "materialistas". Mientras respetaban a los tradicionalistas, "nobles pero absurdos", José Antonio justificaba a la CEDA como a un partido de capitalistas aterrorizados que ocultaban su pobreza espiritual con grandes gastos en carteles de propaganda. Esta "leche esterilizada" no podía confiar en resistir al socialismo. José Antonio trabajaba a favor de la separación del falangismo de la imagen del señorito en traje de etiqueta; su sindicalismo, por vago que fuera su pensamiento económico, pretendía presentar una alternativa seria a los trabajadores - los anarquistas, como revolucionarios, ejercían una especial fascinación sobre los intelectuales falangistas; para Jiménez Caballero, eran el refugio más auténtico para el catolicismo popular en España" y "los depositarios de la heroica tradición de los conquistadores". (Raymond Carr, "España 1808 - 1975), Ariel, Madrid, 2005. p. 619-620)

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::.


envidia

La envidia es el gran mal nacional, si bien en la vida política esta es una característica aun más acusada que en otras áreas de la sociedad. A este propósito, José Antonio advertía que:
"Al camarada Onésimo Redondo - decía José Antonio en Valladolid el 4 de marzo de 1934 -, yo le diría; no te preocupes mucho porque nos digan que imitamos. Si lográramos desvanecer esta especie ya nos inventaría otras. La fuente de la envidia es inagotable. Dejemos que nos digan que imitamos a los fascistas", (O. C. p. 36)

Estilo. Doctrina. Fascismo.

escobar, antonio

Coronel de la Guardia Civil de guarnición en Barcelona, que al proclamarse el Alzamiento se mantuvo fiel a la República. Hombre de profundas convicciones religiosas, su actuación el 19 de julio de 1936 fue decisiva para sofocar la sublevación, que fracasó. A pesar de tener un hijo falangista y una hija monja, así como dos hermanos coroneles de la Guardia Civil, optó por actuar conforme al juramento de lealtad al gobierno de Madrid. Su actuación durante la guerra representó una larga serie de compromisos en ascenso, que llegó a culminar con la jefatura del Cuerpo del Ejército del Sur. Al terminar la contienda se negó a exilarse, a pesar de que el general Yagüe le ofreció un avión y una escolta para refugiarse en Portugal, que no aceptó. Fue procesado y ejecutado en el castillo de Montjuich, en Barcelona. La mayor imputación fue la masacre de oficiales del Ejército que las milicias republicanas perpetraron en el convento de los capuchinos de Barcelona al estallar el Alzamiento, suceso del que fue ajeno. Escobar fue una víctima más de la gran catástrofe que representó para España la guerra civil.

Guerra civil. Alzamiento. Cataluña.

escorial

Revista de pensamiento de la Falange, que contó con la colaboración de la practica totalidad de la intelectualidad española del interior, que fue fundada por Dionisio Ridruejo y Pedro Laín Entralgo, con el ánimo de cooperar con el interés de alcanzar la reconciliación entre ambos bandos, a partir de la atracción de los intelectuales de la zona republicana. Secretario de la redacción fue designado el poeta Luis Rosales. Fue uno de los proyectos más consistentes de los que realizó la Falange en la posguerra. La idea corresponde al trío de intelectuales formado por Laín, Ridruejo y Tovar. También participaron activamente en la dirección Rosales y Marichalar. "Afirma Gonzalo Redondo, ("Política, Cultura y Sociedad en la España de Franco, Ed. Eunsa, Pamplona, 1999, p.348 ) que "transcurrido año y medio del final de la guerra civil, un grupo de falangistas intelectuales, amparados por Serrano Suñer, inició la creación en la Residencia de Estudiantes, un núcleo de universitarios que pudieran llegar a convertirse en dueños absolutos y ejecutores fieles de los logros del Movimiento Nacional. (...) Se quiso apuntalar con una gran revista cultural que marcara las pautas del comportamiento del grupo falangista y llegara a catalizar nuevas adhesiones".

. . .
 

"Igualmente financiada por la Delegación Nacional de Prensa era "Escorial". Bajo un nombre no menos fascistizante que las otras revistas, viene a constituir sin embargo para la critica una primera manifestaciones del "falangismo liberal" hacia el cual evolucionaba el grupo dirigente formado por Ridruejo, Laín Entralgo y Tovar" (Mainer "Literatura y Pequeña burguesía" 241-262). Pese a la misión histórica que se atribuía, su característica principal era la aspiración a reintegrar a los intelectuales que no militaba en el bando vencedor, o la ambición, como dice Serrano Suñer, de "absorber ideológicamente a la España roja" (Cit. por Wahnón "Estética", 323). Contreras analiza sus principales componentes ideológicos; en un trabajo más reciente Sultana Wahnón matiza la interpretación de la revista como liberal, demostrando de manera convincente que la revista era ideológicamente fascista y entroncada en sus convicciones literarias, por lo menos hasta 1942, con la estética elaborada antes de la guerra por Jiménez Caballero en su libro "Arte y Estado" ("Estética" 170-184). El que la revista pasara, en 1943, a manos de un grupo de católicos que posteriormente se revelarían como miembros del Opus Dei, como sugiere Fanny Rubio (32-33), no puede ser confirmado con absoluta seguridad." (Jeroen Oskam ob. cit p. 3.)

. . .

"...a principios de 1943, la revista "Escorial" pasa a ser dirigida por José María Alfaro y, aunque este hace lo posible por no romper del todo con la línea anterior, el núcleo serranista (Laín, Tovar, Ridruejo, Rosales...) hallará desde entonces mejor acomodo en las páginas de "Cuadernos Hispanoamericanos"( 1948), donde se permite evolucionar ideológicamente desfastizando de súbito su antigua retórica y apostar por una "Falange ilustrada" y liberal con fundamento más en el magisterio de Ortega que en el del propio José Antonio Primo de Rivera" (Argaya, "Historia...", p 56)

. . .

"El propósito inmediato de "Escorial" - integración de valores, sincero llamamiento a todos los intelectuales y escritores en función de tales y para que ejerzan lo mejor que puedan su oficio - tuvo adecuada expresión legible en la lista de colaboradores durante el primer año de su vida. Estábamos en ella desde luego muchos de los que nos habíamos congregado en Burgos: Dionisio Ridruejo, Tovar, Rosales, Vivanco, Torrente, Conde, Salas, Alonso del Real, yo mismo. Estaban también, como no, varios de los escritores falangistas anteriores a la guerra civil: Montes, Alfaro, Santamarina, Emiliano Aguado, Samuel Ros. Junto a unos y otros jóvenes que muy poco antes habían iniciado su carrera literaria o que de este modo la iniciaban: Caro Baroja, Cunqueiro, Diez del Corral, Fernando Gutiérrez, Gómez Arboleya, Maravall, Marías, Muños Rojas, Orozco, Panero, Riquer, del Rosal, Sopeña, Suárez Carreño. Y presidiéndonos a todos, esto es lo decisivo, no pocos de los hombres que con anterioridad a 1936, fuese cual fueses su ideología, habrían brillado con luz propia en el cielo de nuestra cultura, entre otros mencionados por orden alfabético: Dámaso Alonso, García Gómez, Cossío, Gerardo Diego, Fernández Almagro, García Gómez, Lafuente Ferrari, Marañón, Menéndez Pidal, Ors, Zaragüeta, Zubiri. Ausente de esta lista, ¿necesitaré decir que Ortega estaba muy presente entre nosotros?" (Laín Entralgo, ob cit. p. 282)

Prensa. Intelectuales. Laín Entralgo.

escritores

En su mayor parte, los fundadores de la Falange fueron escritores, poetas, periodistas..., lo que favoreció que se difundiera la doctrina y el estilo, aunque no siempre se le dispensara una recepción amistosa. Jiménez Caballero, Sánchez Mazas, Ledesma Ramos, Guillén Salaya, Aparicio López, Areilza, Montero Díaz... abrieron marcha a cuantos, ya en las filas de la Falange, suscribieron el compromiso de la militancia, como fueron José Antonio, Alfaro, Ridruejo, Miquelarena, Foxá, Rosales, etc. No han faltado comentaristas de esta irrupción de escritores, que vieron en ellos una anticipada presencia del nuevo movimiento en la escena política española. Asi se señala en la obra de los hermanos Carbajosa, de reciente publicación: "Y, al fondo, José Antonio Primo de Rivera, otra figura que conviene entender en la encrucijada de algunas frustraciones (la orfandad materna, la aristocracia advenediza, el sofocante clima militar, la timidez masculina, la frustración literaria ) y a la luz de aquellos textos que salvó Indalecio Prieto y ahora ha publicado un heredero, su sobrino Miguel, que perfilan al personaje mucho mejor que lo hace aquella dimensión histórica que el imprudente Juan Manuel de Prada otorga al Fundador en su ambiciosa novela - de otro lado, al más que notable - "Las máscaras del héroe". Señalan los hermanos Carbajosa con mucho acierto que el joven Primo de Rivera ganó dos batallas nada fáciles (la jefatura del fascismo español y ejercer el más seguro ascendiente sobre los escritores mas propicios y perdió la única importante: haber hecho triunfar políticamente un fascismo español)" (Juan Carlos Mainer, Prólogo a "La Corte Literaria de J.A.", de Mónica y Pablo Carbajosa, "Ed. Crítica". Barcelona, 2003, p. IX-XII)

Intelectuales. Prensa. Cultura.

escuelas de la SF

Además de las ya citadas en el descriptor "Academias", la Sección Femenina de FET y de las JONS mantuvo diversos centros de formación de especialistas, tales como La Granja Escuela "Hermana Chabás", que fue inaugurada en Valencia en 1941; la Escuela de Formación de Especialidades "Santa Teresa", que fue inaugurada en 1960, en Madrid, y titulaba enfermeras, asistentes sociales, profesoras de música y de educación física. La primera cátedra ambulante recibió el nombre de "Franco". La Granja Escuela de Aranjuez, "Onésimo Redondo", y otra escuela de especialistas, el de "Julio Ruiz de Alda", fundador y triunviro de la Falange.

Academias. Sección Femenina. Asistencia Social.

escuela "Isabel la Católica"

"Se crea la Escuela "Isabel la Católica" por Decreto de 2 de septiembre de 1941 para conseguir una unidad en la formación de todos los mandos de las juventudes femeninas.
Esta Escuela está dirigida por la Sección Femenina del Movimiento, y se sigue en ella la misma orientación religiosa, política y cultural que en la Escuela Mayor de Mandos "José Antonio", establecida en el Castillo de la Mota,, sólo con las diferencias que requiere el que las alumnas del Castillo actuarán sobre personas adultas y las de la Escuela "Isabel la Católica" sobre niñas.

Tienen como misión las instructoras, al salir de la Escuela, la de instruir en materia política y física a todas las encuadradas en las juventudes femeninas y de formar de una manera total a las afiliadas a las Falanges Juveniles de Franco.

Así, de esta manera, consigue la Sección Femenina ir inculcando en toda la juventud española un mismo entendimiento de las cosas y va preparando de una manera especial a las que han de ser sus afiliadas"

(Introducción a "Escuela Nacional de Instructoras "Isabel la Católica", Folleto editado por la Sección Femenina, Madrid, 1944).
(Este centro se estableció en el palacete de "La Quinta", en El Pardo, hasta su traslado al castillo de las Navas del Marqués, hasta su clausura definitiva en la transición).

Sección Femenina. Academias. Educación.

españa

España constituyó desde los inicios de la Falange el símbolo ideal de todos los militantes, a cuyo servicio ofrecían su capacidad de sacrificio. Sobre España se escribieron las mejores páginas tanto en la guerra como en la paz, por los hombres que marcaron su vida con el estilo espiritual y castrense que caracterizó la Mística Falangista, condensado en el Juramento. Una página de la pedagogía política de la ideología falangista, se plasmó en el Manual elaborado por la Falange de Oviedo a sus afiliados.

"España es nuestra patria, a la que se pretende sea UNA, GRANDE Y LIBRE.

España Una, en la que todos los españoles se sientan unidos en el cumplimiento de la misión que España ha de realizar. Eso se conseguirá cuando todos los españoles sientan la alegría y el orgullo de la Patria, al haber en España una perfecta Justicia social.

España Grande. Si Unidad no puede haber Grandeza, Si cada español en vez de tener en cuenta el supremo interés de España tiene sólo en cuenta sus intereses particulares y egoístas, España no será Grande.

España consigue su grandeza después de conseguir su Unidad.

La Unidad la consiguen los Reyes Católicos. Unidad de territorio, de religión y de mando, y la Grandeza viene necesariamente e inmediatamente después.

España Libre., Una vez conseguida la Unidad y la Grandeza se consigue la Libertad. Y sin Grandeza no puede haber Libertad.

Para que una nación sea Libre ha de ser Grande. Ha de tener la fuerza material moral suficiente para hacer aquello que, dentro de lo lícito, convenga a sus intereses.

Cuando España dejó de ser Grande, porque antes había dejado de ser Una, dejó también de ser Libre. Entonces España no hizo lo que convenía a sus intereses sagrados, sino lo que convenía a los intereses bastardos de otras potencias." ("El libro del Falangista", Jefatura Provincial del Movimiento de Asturias, Oviedo, 1956, p.38).

. . .

"Creemos en la suprema realidad de España. Fortalecerla, elevarla y engrandecerla es la apremiante tarea colectiva de todos los españoles. A la realización de esta tarea habrán de plegarse inexorablemente los intereses de los individuos, de los grupos y de las clases" (Punto I de la Norma Programática)

. . .

"España es una unidad de destino en lo universal. Toda conspiración contra esa unidad es repulsiva. Todo separatismo es un crimen que no perdonaremos.
La Constitución vigente, en cuanto incita a las disgregaciones, atenta contra la unidad de destino de España. Por eso exigimos su anulación fulminante." (Punto II de la Norma Programática)

. . .

"Tenemos voluntad de Imperio. Afirmamos que la plenitud histórica de España es el Imperio. Reclamamos para España un puesto preeminente en Europa. No soportamos ni el aislamiento internacional ni la mediatización extranjera.
Respecto de los países de Hispanoamérica, tendemos a la unificación de cultura, de intereses económicos y de Poder. España alega su condición de eje espiritual del mundo hispánico como título de preeminencia en las empresas universales". (Punto III de la Norma Programática)

. . .

"Queremos ver una España entera, armoniosa, fuerte, profunda y libre; libre como Patria, que no soporte mediatizaciones extranjeras ni trato colonial en lo económico, ni tenga sus fronteras y sus costas desguarnecidas, y libre para que cada uno de sus hombres, porque no se es libre por tener la libertad de morirse de hambre formando colas a las puertas de una fábrica o formando cola a la puerta de un colegio electoral, sino que se es libre cuando se recobra la unidad entera."(O. C. p. 797)

"En derechas e izquierdas arde, oculto, el afán por encontrar en los espacios eternos los trozos ausentes de sus almas partidas, por hallar la visión armoniosa y entera de una España que no se ve del todo si se mira de un lado, que sólo se entiende mirando cara a cara, con el alma y los ojos abiertos" (O.C. p.714)

. . .

"España no recobrará su gran destino ni los españoles recobrarán su vida digna, con rapidez y urgencia, por el camino de la sabiduría, ni por el de la misión religiosa, ni por el de la preparación profesional, ni por el hecho de todos seamos buenos deportistas. Todo eso, aun logrado , podría muy bien convivir con la desgracia histórica de España, con su servidumbre, con sus disgregación y con su esclavitud internacional.

El timón de la rapidez, de la urgencia, es el que permita desarticular y vencer el poder político dominante, substituirlo y emprender con las masas españolas la edificación y conquista histórica de la Patria. Eso requiere ir a la acción política, aun con el propósito evidentemente de reducir a cenizas la política partidista, mendaz y urdidora de desastres.

Presentar a las juventudes el camino de la acción política, es mostrarle el lugar concreto donde reside el timón histórico que ellas precisamente necesitan, donde está - y en manos ineptas, insensibles o traidoras - el trasmutador eléctrico, mediante el que se dan los dramáticos apagones o se encienden y abrillantan las rutas históricas". (Ramiro Ledesma Ramos, "Antología". Ediciones FE, Madrid, 1942.p.122)

. . .

"España es varia y plural, pero sus pueblos varios, con sus lenguas, con sus usos, con sus características, están unidos irrevocablemente en una unidad de destino en lo universal. No importa nada que se aflojen los lazos administrativos; más con una condición: con la de que aquella tierra a la que se dé mas holgura tenga afianzada en su alma la conciencia de la unidad de destino, que no vaya a guisar jamás de esa holgura para conspirar contra aquella" (O.C. pag. 564)

. . .

"España, entonces, es la unidad entrañable de servicio de una empresa histórica. Tomamos, aquí, con el segundo elemento de su definición: la idea de destino, de la misión sobrevolando España, o quizás fuera más apropiado decir sobrevolando a toda la Nación. Pues las naciones se diferencian entre sí, y a su vez se distinguen de los pueblos - que son pura geografía - por el hecho de "ser otro en lo universal". Considerado en función de universalidad el pueblo es Nación, pero quitadle su razón universal de ser, y la Nación no será mas que un simple territorio o asiento físico." (Vicente Gonzalo Massot ob cit.p. 46)

. . .

"La situación histórica de España, en lo que a mi propósito atañe, podría ser resumida así; un país de tradición o "intrahistoria" católicas, en el cual se han descristianizado buena parte de sus hombres (al menos en las zonas superficiales y cotidianas de la personalidad); de escasa participación en las formas de vida llamadas "modernas" (civilización, técnica, capitalismo, burocracia estatal, etc.); el cual, después de una tremenda guerra de salvación nacional, quiere ponerse en forma histórica mediante una proclamada e incipiente revolución nacional y social, para cuyo cumplimiento ha de adueñarse "auténticamente" - en el orden de los hechos - de buena parte de los postulados sociales esgrimidos por los adversarios en armas e implantarlos, nacionalizarlos, contra amplias zonas capitalistas-burguesas, auxiliares a la hora de la guerra. Únase a este mosaico, entre otras cosas, y junto a la actual situación del mundo, el sustrato humano de tal situación histórica - el viejo, difícil y bronco hombre español, capaz de ser héroe y pícaro en el curso de horas - y se comprenderá fácilmente la crudeza de nuestro trance presente. Pero a él estamos indisolublemente atados, y de una solución pende, sea dicho sin trémolo oratorio alguno, nuestra existencia misma. Inquiramos, pues, un posible modo de resolverlo, al menos en lo que toca al grave problema de injertar los "valores eternos" de que el hombre es portador en la realidad política española" (Pedro Laín Entralgo "Los valores morales del nacionalsindicalismo". Editora Nacional". Madrid, 1941,p. 84)

. . .

"Nadie puede ya defender a España, aun desde campos que nos son ajenos y aun con mera palabrería, sin que le acusen de ser de los nuestros. Todo lo que sea defensa de España se ha llenado ya de nuestro nombre y de nuestro verbo cuando apenas empieza a llenarse de nuestra acción. Aquellos necios todavía - aunque en muchos casos lo sean aún de buena voluntad -, que nos acusaron de adoptar "patrones extranjeros, no puede defender a España, aunque sólo sea en apariencia, sin verse inmediatamente incluidos por la furia enemiga en nuestro "patrón extranjero", mientras se ven siempre clasificados como hombres de su partido o de su coalición en cuanto claudican por debilidad o compromiso, en cuanto se concilian con viejas clientelas inservibles para la defensa de la patria, en cuanto son blancos y callados con el separatismo. Es entonces, medítenlo bien - cuando nadie les acusa de ser de los nuestros. Da la casualidad de que la primera falange de la historia, la de Macedonia, fue sacada también del "patrón extranjero", por que Filipo la imitó de los de Tebas y así luego sirvió para lograr el prodigioso imperio de Alejandro. Lo cual ha solido usarse como clásico ejemplo para demostrar que en los grandes trances nacionales el método mejor, venga de donde viniere, es aquel que sirve mejor a las urgencias de la necesidad. Y fue, precisamente, el más alto precursor del fascismo italiano - aquel a quien exaltó Mussolini en su famosa tesis - quien al fin de su "Arte de Guerra" imploraba, con el ejemplo de la primera falange de la historia, la necesidad de salvar la libertad y la unidad de la patria italiana contra los bárbaros, imitando bajo las banderas de Florencia la doctrina y la disciplina de la gente del Imperio de España, que es para nosotros , en lo alto de la propia historia, la ejemplar y la nuestra. A los innumerables que quieren nuestro triunfo, los días claman hoy una sola consigna : ¡alistaos!. y a los que por ese triunfo combaten - camaradas en orden - todo les dice que cumple su deber y están en su puesto. ¡Bien cerradas las filas!¡Arriba España!" (Rafael Sánchez Mazas, op. cit.p.132)

. . .

"Esta concepción de España inmarcesible y luminosa, enfrentada con el patriotismo naturalista, sensual y telúrico, pudiera parecer excesivamente geométrica, fría y racionalista. Pero José Antonio no niega ni desprecia la fuerza creadora de lo espontáneo, de lo natural; lo que hace es someter los valores instintivos, los valores de sentimiento y voluntad a los superiores de pensamiento y espíritu. Valora en su justo lugar la viveza y la gracia, pero sin rendirse a ellos; "Bien está que bebamos el vino dulce de la gaita, pero sin entregarle nuestros secretos" Y así su concepción es la exacta; ni granítica y gélida, ni oscura e irracional. Su concepción de España es el resultado lógico de lo que más nos sorprende y atraer en su figura: ese su excepcional talante armónico y sintético que aúna y jerarquiza inteligencia y corazón. "El corazón tiene sus razones, que la razón no entiende. Pero también la inteligencia tiene su manera de amar, como acaso no sabe el corazón", nos dirá apodícticamente complementando a Pascal de la mano de don Eugenio D'Ors. Por eso, ante esta concepción eidética de la Patria, la juventud que le siguió lo hizo de modo apasionado, pero no embriagado o drogado por músicas de gaitas que halagaran los instintos más primarios. El no fue un seductor o encantador del pueblo que recurre a halagar la irracionalidad del hombre, sino que capitaneó juvenil y generosamente a una generación a la que habló en sus fibras más nobles y pura y que le siguió porque estaba sedienta de una voz como la suya que le diera la idea de la Patria para poder realizar la hazaña de conseguirla". (Adriano Gómez Molina op. cit.p.85 )

. . .
 

"Desde el punto de vista ideológico, la dimensión propiamente joseantoniana de la Falange es de lejos la más interesante. Es la imagen y el símbolo de la Tercera España, de una España joven, dinámica y fraternal, que naufraga y sucumbe, víctima del resentimiento, del sectarismo y del odio de unos y de egoísmo, la arrogancia y el inmovilismo de otros.
José Antonio no es un espíritu intolerante ni un aprendiz de dictador, ni un adepto al poder omnipotente". (Arnaud Imatz "José Antonio ob. cit.p. 17)

. . .

"...España es más que una forma constitucional. España es más que una circunstancia histórica;... España no puede ser nunca nada que se oponga al conjunto de sus tierras y a cada una de sus tierras..."(José Antonio, Discursos ante el Parlamento" O.C. p. 109.)

. . .

"España es "irrevocable". Los españoles podrán decidir acerca de cosas secundarias, pero acerca de la esencia misma de España no tienen nada que decidir. España no es "nuestra", como objeto patrimonial: nuestra generación no es dueña absoluta de España; la ha recibido del esfuerzo de generaciones y generaciones anteriores y ha de entregarla como depósito sagrado, a las que las sucedan. Si aprovechara este momento de su paso por la continuidad de los siglos para dividir a España en pedazos, nuestra generación cometería para con las siguientes el mas abusivo fraude, la mas alevosa traición que es posible imaginar". (José Antonio, "Discursos ante el Parlamento" O.C. p.286)

Doctrina, Patria, Ideología, Juramento, Norma Programática.


españa en el exterior

La importancia que para la Historia de España tuvo la aportación de la Falange Española no se ha reconocido, con la justicia que merece. La crítica ha subrayado preferentemente los rasgos negativos que, en su opinión, acarreó su actuación en la vida española durante más de medio siglo. Tardará tiempo en reconocerse cuánto hubo de positivo en el legado a España de las tres generaciones de españoles de la Falange, como apuntó Bedoya en este escrito: "El Nacionalsindicalismo, en este momento clave, define el presente internacional como de liquidación de una etapa histórica agotada. No queremos borrón y cuenta nueva, sino que cada uno, cada pueblo, cargue con la responsabilidad de su actuación y de sus decisiones en el acontecer mundial de esta última época histórica, que abarca aproximadamente un par de siglos. En este tiempo, España ha vivido en una ficción de independencia, moviéndose dentro de áreas no propias y caminando en una dirección dada por otros. De nuestra desgracia y del desconcierto actual hay responsables definidos que no tienen derecho a tomar las riendas de la etapa futura. El Movimiento Nacionalsindicalista ha puesto con su esfuerzo subversivo, con su Revolución victoriosa, a España en medio del mundo. Se abre ya un nuevo ciclo y para suerte nuestra nos cabe la honra y la responsabilidad de ser parte activa del núcleo fundador de la nueva era histórica." (Javier M. de Bedoya "Presencia española en el mundo" Revista FE, nº 2, Pamplona, 1938)

España. Hispanoamérica. Falange exterior.

español

Una de las consignas más arraigadas en el espíritu de lucha del militante ha sido la de "Ser español es una de las cosas más serias que se puede ser en el mundo" (O.C. p. 720) En su credo, esta es una de las verdades de cuantos secundaron el mensaje joseantoniano, en el que siempre estuvo presente el ideal de una España recuperada de su postración histórica. En esta proclama fue insistente la atención desplegada por toda España, porque cada español sintiera en sus entrañas el orgullo de pertenecer a la estirpe hispana. Así, advirtió que "Todo socialista español es español a nada que se le rasque, y, por tanto, conservaría sólo lo que tiene de mejor el socialismo, que es la tendencia al mejoramiento del obrero y la voluntad de justicia social. Si nosotros tuviéramos socialistas de tipo germánico, marxistas de laboratorio, entonces la cosa sería mucho más difícil, pero creo que casi todo socialista español lleva dentro un español socialista, lo cual es muy distinto". (O.C. pág 162). En su afán por este principio ético, coincidió con " la personalidad de Indalecio Prieto, sin duda la más representativa del socialismo, que no podrá ser desfigurada por los oportunistas. Sería tarea absurda luchar contra tantas profesiones de fe: "lo nacional ha sido siempre musa de mi propaganda y de mi conducta y de todos mis actos...", "mi musa ha sido siempre lo nacional, lo español, sigue siéndolo, seguirá siéndolo..., jamás abdicaré del titulo preclaro de español más bruñido por el sol en estas horas de desgracia que deben conducir a la exaltación, no a la claudicación" ("Confesiones y rectificaciones") Tenia las ideas tan claras en este punto que no le preocupó nunca que la derecha aplaudiera sus posiciones, ni siquiera que alguno como José Antonio Primo de Rivera llegara a decir:"El discurso del tribuno socialista se pudo pronunciar, casi de la cruz a la fecha, en un mitin de Falange Española". (César Alonso de los Ríos "La izquierda y la nación" Ed. Planeta. Barcelona, 1999 p.74)

Hombre. Estilo. Servicio.

español, el

Revista de pensamiento y de cultura, fundada por Juan Aparicio, que se publicó en los periodos de su mandato como Director General de Prensa. Se ocupó preferentemente de temas políticos, grandes reportajes, información exclusiva que tuvo gran acogida pública y repercusión en la opinión. En este semanario colaboraron los escritores más renombrados del momento, siempre con un enfoque claramente falangista.

Prensa. Intelectuales. Juan Aparicio.

españolidad

El ideal de España no se escondía bajo una capa de apego sensual o romántico, sino que se entendió siempre como una meta ideal, rayana en la utopía, que marcaba la voluntad de las falanges en su marcha por la historia. Todo lo que significó y significa la Falange es España y la justicia social. Las dos claves perduran en la mente y el corazón de sus militantes. De esta forma se manifestó José Antonio: "Cuando algunos muchachos que me acompañan, y cuando yo mismo, modestamente, creemos encontrar una posible fuente profunda y constante de españolidad - digo españolidad porque la palabra "españolismo" hasta me molesta -, no nos dejamos arrebatar por una tendencia sensible, por una especia de sueño romántico; lo que hacemos es creer que si una generación se debe entregar a la política, no se puede entregar con el repertorio de media docena de frases con que han caminado por la política otras muchas generaciones, y hasta muchos representantes de ésta" (O.C. p. 266).

Patria. Hispanidad. Empresa común.

espina, concha

(1909 - 1955) Novelista. Escritora española, nacida en Santander, se trasladó muy joven a Chile, donde colaboró en diversos periódicos, especialmente en "El Correo Español" de Buenos Aires. De regreso a España, se inició como escritora con la novela "La niña de Luzmela" (1909), a la que siguieron "La esfinge maragata" (1914), centrada en las desgracias de una mujer que se vio obligada a tolerar una tormentosa vida conyugal, y, posteriormente "El metal de los muertos" (1920), considerada su mejor obra y en la que describió con agudeza los ambientes mineros santanderinos. Madre de la saga de la Serna, al frente de la cual figura su hijo Víctor, uno de los grandes escritores de la Falange. Su larga producción novelística alcanzó gran popularidad en su época. En 1927 recibió el Premio Nacional de Literatura, siendo propuesta ese mismo año para el Premio Nóbel. Escribió sobre José Antonio este poema:

"Como un mártir primitivo."

"Cayó en la arena inflamada
como un mártir primitivo,
de azul camisa bordada
y es un muerto siempre vivo
con la mano levantada.

Gallardete de señales
abierta la extendió al viento
de los sueños imperiales
que de una flor daba ciento
en la mies de los rosales.

Semilla de precursores,
en José Antonio madura
la estirpe de los mejores,
dardo prendido en la altura,
ramo de yugos y flores.

Así el héroe su cosecha
en España centuplica;
su pregón es una endecha
y una campana repica
el vuelo de cada flecha".

(Aguinaga y G. Navarro op. cit. pp. 164 - 165)

. . .

"Matar una canción.- Asesinar a José Antonio Primo de Rivera, indefenso y cautivo, también era matar una canción, abatir unas alas, romper un tesoro de ideales en vuelo, herir mortalmente el corazón de la juventud española.
Mas todo cuanto él representaba de potente y viril, de cristiano y nacional, renace a cada hora en el himno de su acento, que nos e extingue en la luz de su antorcha, que nos e apaga, en el poder excelso de su sangre vertida en holocausto de la mas generosa tradición" ("Señor Capitán", en "Informaciones" (diario), Madrid, 20 de noviembre de 1946)

espíritu

El espíritu del falangista se condensa en unas pocas pero fundamentales verdades que expresan un ideal de vida al servicio de España. Nadie mejor que el fundador define esta voluntad de asumir el "modo de ser" falangista: "Nosotros los jóvenes, los que nos movemos por impulsos espirituales, libres del egoísmo zafio de los viejos caciques, nosotros aspiramos a una España grande y justa, ordenada y creyente" (O.C. p. 691) "La revolución nacional la haremos nosotros, sólo nosotros, camaradas de las camisas azules, y la haremos por un móvil espiritual, que es por lo único que se muere". (O.C. p. 582)

Revolución. Modo de ser. Estilo.

esplendor, falso

La voracidad del capitalismo no tuvo límites en su avance por la historia. Había que desmontar su poder, para lograr humanizar la vida de los más desfavorecidos, mediante reformas eficaces de las estructuras económicas. Todo estaba por hacer cuando aparece la Falange en 1933. Los intentos del gobierno de la República constituyeron un fracaso. Todo quedó todavía más agravado, generando una crisis económica y el consiguiente paro obrero inasumible. José Antonio se encara en repetidas ocasiones con este fenómeno y diagnostica los males que le aquejan al sistema. Dijo que "el capitalismo, allende las fronteras, tuvo una época heroica, de esplendor; había impulsado con brío gran cantidad de riquezas y de iniciativas; pero el capitalismo español fue raquítico desde sus comienzos, desde sus principios empezó a claudicar con los auxilios estatales, con los auxilios arancelarios. Nuestra economía estabas más depauperada que casi ninguna; nuestro pueblo vivía más miserablemente que casi ninguno. No os tengo que decir nada de esto, después de lo que habéis oído a los camaradas que me han precedido en este sitio. Gran parte de la tierra española, ancha, triste, seca, destartalada, huesuda, como sus pobladores, parece no tener otro destino que el de esperar a que esos huesos de sus habitantes se le entregue definitivamente en la sepultura" (O.C. p. 563).

Capitalismo. Hambre. Revolución.

estado

El Estado es la necesaria organización política y jurídica de la comunidad nacional, de la cual realiza el bien común; es la creación del espíritu, a la cual preside un impulso moral. Desde el punto de vista extrínseco, sus elementos constitutivos con: la población, el territorio, la soberanía (entendida como capacidad autónoma y originaria de autoridad. Sus elementos intrínsecos, según el Nacionalsindicalismo, son: la identificación con la comunidad nacional y la realización del bien común, no subordinado al bien de los individuos, de los grupos, de las clases, de facciones, ni confundido con un abstracto y ahistórico bien de todos, sino concretamente e históricamente localizado en la justicia social, en la paz interna, en la prosperidad nacional, en la plena promoción humana de los ciudadanos. El Estado no es el gobierno, ni el sistema de gobierno, no es el régimen, ni el sistema económico; el Estado no es un aparato ni una Administración Pública. No es por tanto contra el Estado, como manifestación del espíritu, con el que el Nacionalsindicalismo lucha, sino contra gobiernos ineptos, un sistema de gobierno perverso, un régimen liberticida, un sistema económico inocuo. Lucha no por abatir al Estado, sino para realizarlo según su concepción, que se sintetiza en el Estado nacional del trabajo y se realiza mediante la alternativa sindicalista. El Estado propugnado por el Nacionalsindicalismo, además de materialmente fuerte, porque expresa la comunidad nacional y realiza el bien común, es una unidad política, moral y socioeconómica, porque emana de una sociedad libre de libres, orgánica, auténtica y propone la participación integral. En el Estado propugnado por el Nacionalsindicalismo no hay puesto para el totalitarismo, el atomismo, la explotación de parte y el libertinaje. Así la Norma Programática afirma: "Nuestro Estado será un instrumento totalitario al servicio de la integridad patria. Todos los españoles participarán en el él a través de su función familiar, municipal y sindical. Nadie participará al través de los partidos políticos. Se abolirá implacablemente el sistema de los partidos políticos con todas sus consecuencias; sufragio inorgánico, representación por bandos en lucha y Parlamento del tipo conocido". (Punto VI de la Norma Programática) (...)
"Y el día en que el individuo y el Estado, integrados en una armonía total, vueltos a una unidad total, tengan un sólo fin, uno sólo destino, una sola suerte que correr, entonces sí que podrá ser fuerte el Estado sin ser tiránico, porque sólo empleará su fortaleza para el bien y la felicidad de sus súbditos" (O.C. pág. 511) "Pedimos y queremos un Estado hispánico, robusto y poderoso, que unifique y haga posibles los esfuerzos eminentes. Ya lo dijimos anteriormente y hemos de insistir: sin un Estado hispánico auténtico seríamos cualquier cosa, pero no personas políticas con unos derechos y unas libertades. Con un destino colectivo, grande o pequeño, y un futuro. Con algo que hacer en común unos con otros." (Ramiro Ledesma Ramos, ob cit. p. 38). En otros autores, la idea del Estado se trata de forma semejante: "El estado nuevo supera al absolutista y al liberal. Al primero porque se constituye en ente asociativo con participación de masas. Al segundo, porque frente al agnosticismo impone la creencia: es un Estado que obra en cumplimiento de un fin que sirve a la Verdad. El Estado liberal lleva dentro su muerte.(...) Informaba así un nuevo Estado, el nacionalista, totalitario, autoritario, fundador de la nueva democracia "orgánica y jerárquica", llamada a sustituir los viejos valores democráticos por los solidarios". ( Luis del Valle "El Estado nacionalsindicalista totalitario-autoritario". E. Atheneum, Zaragoza, 1940, pág. 12) (...) "El Estado que ha nacido de la evolución del racionalismo y del liberalismo, independientemente de la forma en que organice la transmisión y ejercicio del poder, es, por su propia esencial, totalitario: rechaza todo tipo de privilegios - leyes privadas y normas consuetudinarias - y atribuye a sus órganos de poder la decisión última e inapelable; no admite la existencia de principios que no le estén sometidos. El Estado decide qué es lo bueno y lo malo, lo justo y lo injusto, pera Hegel es la forma suprema de la libertad racional, la meta de la historia. La moral pasa a ser simplemente la conducta que determinan las leyes. Aunque no me guste, es a esto a lo que se llama progreso. Justifica al Estado su existencia en nombre de una justicia social igualitaria y exige absoluta sumisión a sus decisiones porque no hay igualdad más completa que la de los sometidos. La Iglesia Católica es un obstáculo a este totalitarismo del Estado en cuanto que exige que, a su vez, se someta a las normas éticas que Dios mismo ha impreso en el hombre en forma de ley natural. Pero como explicaba Pío XI al arzobispo de Milán en su carta de 1931, tampoco podía oponerse a una noción de "totalidad" si se refería exclusivamente al servicio de los ciudadanos y se ejercía dentro de la moral" (Luis Suárez, "Franco", Rialp, Madrid, 2005, p. 81)

Doctrina, Política, Ideología.

estado totalitario

La idea del Estado totalitario, como la utilización arbitraria del adjetivo totalitario por autoritario y liberticida, ha supuesto la manipulación más escandalosa y vergonzante de los exegétas del Nacionalsindicalismo, aparecidos desde la transición política de España. Intelectuales como Legaz Lacambra, Laín Entralgo, Muño Alonso, etc. no incurrieron en esta simplificación. Lo explica bien José Antonio, entre muchas de sus conclusiones doctrinales sobre la ideología:"Precisamente la revolución total, la reorganización total de Europa tiene que empezar por el individuo; porque el que más ha padecido con este desquiciamiento, el que ha llegado a ser una molécula pura sin personalidad, sin sustancia, sin contenido, sin existencia, es el pobre individuo que se ha quedado el último para percibir las ventajas de la vida. Toda la organización, toda la revolución nueva, todo el fortalecimiento del Estado y toda la reorganización económica, irán encaminadas a que se incorporen al disfrute de las ventajas esas masas desarraigadas por la economía liberal y por el conato comunista. ¿A eso llaman absorción del individuo por el Estado?" (José Antonio en la conferencia en el Círculo de la Unión Mercantil el 9 de abril de 1935 O.C. p. 487).

Estado. Revolución. Norma Programática.

estado comunista

Otra cuestión diferente en esencia y condiciones, es el concepto que - hasta ahora -merece lo que ha sido y es el Estado comunista, vigente aun en algunos países sumidos en el subdesarrollo más profundo e inhumano (China comunista, Cuba, Corea del Norte...) En estos si se dan las circunstancias de autoritarismo y absorción total e inapelable del individuo en el Estado. Es Adolfo Muñoz Alonso el que contesta esta cuestión: "El juicio que emite José Antonio sobre el Estado totalitario comunista es implacable, pero razonado. Si se recuerda que la raíz del pensamiento político de José Antonio es intelectual, jurídico y cristiana, se advierte muy pronto la razón de que considere al Estado comunista como una forma política en la que se sistematiza el barbarismo
(O.C., 33) En las dos etapas del proceso ideológico del comunismo el Estado presenta caracteres distintivos: en la primera actúa como totalitarismo del proletariado; en la segunda, como elemento de autodisolución. El Estado comunita no es la sociedad estructurada jurídicamente en su grado más elevado de organización que representa una situación de provisionalidad que prepare la autogestión social en la que el Estado se extinguiera. Un Estado de hierro, que emplea su fuerza para acelerar su propia disolución (O.C. 48 y 80). Quede claro que el horror que siente José Antonio por el Estado marxista nace de la anulación del individuo que profesa el comunismo y de la transformación de la persona humana en átomo energético, que el marxismo pretende llevar a cabo. Le horroriza como occidental, como español y como cristiano (O.C. 59 y 61) Surgido como dictadura del proletariado, la detentan los dirigentes desproletarizados del Partido; brotado y alimentado por las contradicciones del capitalismo, elimina el sentimiento religioso, la emoción de la Patria, la libertad individual, el hogar familiar, es decir las virtudes desatendidas por la praxis capitalista, pero congénitas al espíritu del ser humano". (A. Muñoz Alonso, O. C. p. 135)

Estado. Marxismo. Nacionalsindicalismo

estado liberal

El Estado liberal es aquel que, en pleno delirio revolucionario, concibió la autoridad mediante el "laissez faire, laissez passer", lo que representó la apoteosis de la libertad individual, en beneficio exclusivo de los más privilegiados de la sociedad. "La concepción liberal del Estado - en estimación de José Antonio - priva al Estado de una misión propia, le niega una finalidad esencial, y le deja reducido a una sobrestructura formal. La voluntad individualizada de los hombres es el último grado de la convivencia atomizada, y el pacto contractual entre ellos constituye la razón suprema de su coexistencia. La síntesis de sus voluntades es la fuente del Derecho, y el Estado no es otra cosa que la salvaguardia municipal de las expresiones de los comicios del pueblo. Cualquier apelación a categorías trascendentes a la voluntad individual, son consideradas como residuos metafísicos. El Estado liberal es como el asistente social de la vida espontánea y autónoma de la comunidad. En el origen de la explicación liberal del Estado se encuentra agazapado en unos autores y explícita en otros, la convicción de que la formación de la sociedad no obedece al despliegue lógico de los factores intrínsecos encarnados en la naturaleza racional del ser humano. Las verdades trascendentes y entrañables dejan de ser objetivas y pasan a ser trascendentales - en sentido kantiano - a intencionalidades voluntaristas de la colectividad. Al carecer el Estado de una finalidad intrínseca, las fuerzas sociales se disputan la reducción de los libros canónicos de la verdad, de la justicia, de la bondad y... de la existencia o negación de Dios. Para un Estado de tipo liberal lo accidental es siempre lo que prevalece. Por eso no combate, sino que esquiva. No cree tener razón y por eso no acomete resueltamente a los que quieren derribarlo. Se limita a agotar su languidez como si fuera vida". (O.C.. p. 575) (A. Muñoz Alonso, ob. cit. 123).

Estado. Capitalismo. Nacionalsindicalismo.

estado nacionalsindicalista

"Si se acierta con la instrumentación de las estructuras básicas de la sociedad - Familia, Municipio y Sindicato - para que ejerzan con autenticidad representativa su participación en las tareas del Estado, el Estado moderno habría encontrado la clave interpretativa de su evolución y la justificación de su autoridad inapelable en el orden humano de la convivencia. Que fue, en definitiva, la aspiración suprema del pensamiento de José Antonio y el motor de las decisiones que adoptó ante los demás y ante la muerte. Estado que garantice el bien del pueblo (O.C. 54, 345), que asegure la dignidad y el trabajo (O.C. 338, 340), que sirva al destino de la Patria (O.C. 338, 345, 20, 114), que coordine los destinos particulares (O.C. 59, 368), que respete y favorezca el desarrollo de las unidades básicas de la convivencia, sin ser esclavo de intereses de grupos o de clases (O.C. 345, 346, 381), y que sea depositario del poder (O.C. p. 54), con una misión intransferible de servicio". (O.C. 338 y 367) (A. Muñoz Alonso, ob. cit. p. 158).

Estado. Norma Programática. José Antonio.

estado e iglesia

Un tema fundamental de la política es la relación entre el Estado y la Iglesia, origen de no pocos conflictos. En la actualidad, se viene realizado una separación clara entre ambas instituciones, lo que no excluye una cierta colaboración en cuestiones que afectan a las dos, en un régimen de plena libertad en cada uno de sus campos. En países bajo sistemas comunista y teocráticos, aunque se proclama en sus constituciones la libertad de conciencia y la libertad religiosa, las condiciones en que viven los que no comparten estas ideologías es de constante persecución y acoso.

Iglesia. Estado. Norma Programática.

ética

"El profundo catolicismo de Primo de Rivera le conduce inexorablemente a la materialización de una ética del quehacer, una "ética material a priori", en la línea inaugurada especialmente por la filosofía de los valores de Max Shéller" (Argaya, ob cit.p. 35) "Nuclear en su pensamiento es el concepto de servicio por encima de todo, "entendido como sacrificio, accesis, abnegación, renuncia, solidaridad, disciplina; servicio como "misión", como "vocación", como "destino", que habrá de ser del todo irrevocable" (Argaya. Ob cit. pág 13), y enlazado con el citado rigor, que lleva Primo de Rivera a convertir a la felicidad en el "elemento motor de la acción moral", sometido, no obstante al "empeño barroco de la penitencia" (Argaya. Ob. cit. p.39). Así se explica que para él no constituya "solo un resorte estético, sino el verdadero reflejo de una entraña, de modo que no es posible entender sinceridad de entraña sino bien explicitada por "su " estímulo, el que le corresponde y ninguno otro" (Argaya, Ob. cita. 38) (Álvaro de Diego, "Arrese..." ob cit.p. 29)

Iglesia. Religión. Nacionalsindicalismo.

eurocomunismo

El eurocomunismo fue el intento de determinados grupos marxistas y de católicos de aproximar posiciones sociales y políticas, apoyándose en las experiencias que se venían produciendo en determinados países como Polonia. Esta tendencia tuvo buen acogida en grupos contestatarios del clero español, como fue el caso del Padre Llanos, que se dejo seducir por el comunismo, hasta proclamar la necesidad de llevar la Santa Sede a Moscú. Ricardo de la Cierva, testigo de excepción de este movimiento, lo explica de la siguiente forma: "... el eurocomunismo surgía, antes que en el partido comunista, en el seno de la Iglesia Católica, y con la sorprendente colaboración de varios sacerdotes (P. Llanos, Diez Alegría, Jiménez de Parga), monjas (Fraga) y seglares (Miret, el reciclado P. Osés, el también ex - jesuita García Salve), muchos de los cuales pertenecían a familias de la alta burguesía y habían militado en medios próximos al fascismo de Cruzada. ¡Qué interesante fenómeno de drama personal, de mala conciencia social y de clase, esta emigración de hijos de la derecha eterna a las filas que años antes creían diabólicas...! El caso es que el P. Mariano Gamo, antiguo fervoroso fascista de las filas del Frente de Juventudes, trabajador de la construcción, ex -preso en Zamora, creó una de las comunidades de base más radicales en su parroquia de Moratalaz, desde donde ha provocado más polvareda al arzobispo de Madrid que todo el clero restante de la capital..." (Ricardo de la Cierva, ob cit p .156.)

Europa. Comunismo. Iglesia.

estado de bienestar

El Estado de bienestar es un concepto moderno, que surge en el siglo XIX, como respuesta a los problemas del capitalismo. El avance económico, técnico y científico tuvo en este periodo un desarrollo, que solo benefició a una determinada clase, dejando al margen de toda mejora a la mayor parte de la población. El trabajo era considerado como una mercancía, que podía comprarse a cualquier precio, según las condiciones del mercado, lo que dejó a la intemperie "masas hambrientas y desesperadas", que presionaron sobre el poder, para conseguir ir implantando aquellas reivindicaciones de una vida justa, que fueron dando forma a la aspiración a la necesidad de llegar a un Estado de bienestar para todos. Las masas, por impulso de lo que se ha calificado como "la revolución de las expectativas crecientes", fueron obteniendo mejoras en la regulación de su trabajo y su salario, el acceso a la vivienda digna, la escuela, la salud, la igualdad de oportunidades, etc. conseguido a través de una lucha principalmente la huelga, llegándose a la conquistad la seguridad social, el empleo, sistema fiscal reedistributivo, pensiones de invalidez y jubilación, protección a la familia, etc. El Estado de bienestar es el que consigue todas estas conquistas, de manera que todos los miembros de la comunidad puedan disponer de los medios de realización personal, social y familiar básicos de acuerdo con la dignidad humana y sus derechos reconocidos. Poder disfrutar de lo que hace felices a los hombres: la garantía de los derechos que se les reconoce en las constituciones modernas, los llamados Derechos Fundamentales de la persona inscrita en la Declaración Universal de los Derechos del Hombre.
El Estado de bienestar en un sistema que permita unos mínimos de posibilidades a todos en cuanto a lograr una mejoría en las condiciones básicas de vida, como la salud, la alimentación, la educación, la cultura, el empleo, el salario, la vivienda, o sea una mejora constante de la calidad de vida.

Sociedad. Seguridad Social. Estado nacionalsindicalista.

estafeta literaria

Con el fin de mantener la continuidad cultural y llenar el vacío creador producido por la guerra y el exilio, Juan Aparicio, promovió la aparición de diversas publicaciones, entre ellas, "La Estafeta Literaria", que sirvió para recuperar el espacio cubierto en su tiempo por "La Gaceta Literaria", creada por Giménez Caballero, para integrarse en la vanguardia durante le preguerra y en al que el propio Aparicio y tantos otros escritores de la Falange colaboraron intensamente.

Prensa, Intelectuales, Cultura.

estado de derecho

El Estado de Derecho es aquel que se rige por las leyes y se aplica no sólo a los particulares sino a los que gobiernan las naciones a todos los niveles. "La Ley es igual para todos", es este uno de los lemas del Estado de Derecho. Esta es la condición necesaria esencial de la vida política, la que regula el valor supremo de la vida en común, la libertad, garantizada por una representación legitima y una justicia aplicada sin distinciones de clases, sexos, credos, razas, etc. En la medida que le fue posible, la Falange consiguió orientar durante el régimen de Franco el desarrollo de las Leyes Fundamentales del Estado, mediante la intercalación de los principios de su doctrina en los textos que se fueron elaborando: Fuero del Trabajo, Ley de Cortes, Ley de Sucesión, Ley de Principios del Movimiento, Fuero de los Españoles, Ley Orgánica del Estado....

Estado. Derecho. Constitución.

estatuto

La proclamación durante la II República de los Estatutos de Cataluña y Vascongadas originó tumultuosas protestas en el Parlamento y en los círculos políticos, que no dieron entonces - ni en los momentos actuales - con las soluciones adecuadas a las justas pretensiones de los autonomistas. La debilidad de los gobiernos estuvo a punto de ceder en la pretensión del separatismo y llegar a cuartear la nación española. José Antonio mantuvo entonces una actitud gallarda, en la manifestación de la Puerta del Sol de Madrid. Su ideal estaba claro en su mensaje: "Cuando una región está ganada por entero para la conciencia de la unidad de destino de la Patria, no importa que técnicamente sus organismos de administración se monten de una manera o de otra; pero cuando en una región perdura el sentimiento de insolidaridad con la unidad de destino de la Patria, entonces no se le puede entregar un Estatuto, porque el Estatuto es una herramienta para aumentar el poder de secesión" (O.C. p. 871).

Separatismos. Unidad de Destino. Nación.

estatutos de F.E.T. (1937)

Los Estatutos de FET y de las JONS, una vez decretada la Unificación de las fuerzas políticas que participaban en el Alzamiento, constituyó una necesidad, a la que se atendió por la Junta Política: "El 5 de agosto de 1937, la Junta Política aprobó los Estatutos de F.E.T. y de las J.O.N.S., elaborados por su secretario general, Ramón Serrano Suñer, quien de este modo cobraba protagonismo político. Franco los promulgó con su firma. El Movimiento, en cuanto a organización, incluiría tres clases de miembros activos: militantes, que eran todos los afiliados a las agrupaciones políticas existente en el momento de la Unificación (un modo de fundir "camisas viejas" con "camisas nuevas" y con "tradicionalistas"); militares, puesto que todos los generales, jefes, oficiales y clases del Ejército, en activo, eran considerados miembros de pleno derecho), y adheridos, que nuevamente se inscribieran y a los que se exigiría acreditar capacidad de servicio antes de convertirles en militantes. Fuera de estos Estatutos, e imitando al partido nacionalista alemán, se intentó - y se llevó a cabo, con resultados que aun perduran - crear también una Falange del exterior para agrupar a todos los españoles residentes en el extranjero". (Luis Suárez, "Franco", Rialp. Madrid, 2005, p. 95)

Movimiento. Administración. Falange Española.

esterilidad

José Antonio no se cansa de fustigar a la República, sobre todo, por su inoperancia política, que fue lo que motivo su desprestigio y su fracaso. Ninguna de las fuerzas protagonistas pudieron sentirse satisfechas de aquella experiencia. Así lo manifiesta José Antonio: "Nosotros, frente a la defraudación del 14 de Abril, frente al escamoteo del 14 de Abril, no podemos estar en ningún grupo que tenga, mas o menos oculto, un propósito reaccionario, un propósito contrarrevolucionario, porque nosotros, precisamente, alegamos contra el 14 de Abril, no el que fue violento, no el que fue incómodo, sino el que fuese estéril, el que frustrase una vez más la revolución pendiente española" (O.C. p. 568).

Republica Española. Revolución. Reforma.


estilo

"Ahora se nos habla mucho contra el estilo; se nos dice que nadie que hizo nada grande se dio cuenta de que tenía estilo. ¿Y qué importa que no se diera cuenta? Lo importante era tenerlo; en eso el estilo es como lo que Goethe llamaba la idea de su existencia; es la forma interna de una vida que, consciente o inconscientemente, se realiza en cada hecho y cada palabra" (O.C.p. 417).

.. .. .. .. ..

"La definición del estilo en general, de nuestro estilo en particular, viene decisivamente simplificada por tres penetrantes aciertos intuitivos de José Antonio. Dijo una vez: "Tenemos un sentido permanente ante la vida y ante la historia, y ese sentido nos da las soluciones ante lo concreto" .Otra definió al Nacionalsindicalismo como "un modo de ser". Por último, designó con el nombre de nuestro Movimiento a la comunidad de españoles dotada de sentido, de la cual fue un soplo germinal. Modo de ser, sentido, movimiento -reductible en última cuenta al tiempo, según el "tempus est numerus motus" aristotélico-tomista: todo ello nos conduce de la mano a la más profunda y más radicalmente humana entre las filosofías de hoy; a la metafísica de Heiddeger. "La elaboración concreta del sentido del ser es el designio de mi obra" dice al comenzar "Sein und Zeit". Pero el ser de las cosas, mi mismo ser hombre no son inmediatamente apresables. En cuanto a mi ser de hombre, si no admito inicialmente un Verbo sobrehumano, no sé nada con certeza; sólo sé que inquiero acerca de él, que intento entender o comprender de él. Este inquirir acerca de , estos entender o comprender de, son momentos constitutivos de mi pregunta por el ser, son modos de ser de lo que es, y ahora, en cuanto yo interrogo por mi propio ser, de mi mismo. Ese algo que es que nosotros mismos - hombres - somos, ya que, entre otras, tiene la posibilidad de ser de la pregunta, es designado por Heiddeger con el término "Dasein", estancia. Y la estancia que sitúa ante el ser y comprende el suyo propio, existencia- No es esta ocasión de seguir paso a paso la analítica de la estancia que hace Heiddeger. Sólo me interesa señalar sus hitos fundamentales, que marcan también el camino del estilo. Ser, estancia, existencia valen tanto, en un primer estrato analítico, como ser-en-el-mundo. Otro paso ulterior nos da la abyectividad (Geworfenheit) de la estancia; esto es, el hecho de que mi estancia, mi ser interrogante, sea arrojado en las raíces misma de su existencia, no depende de sí; como de sí mismo decía Hoederlin, "lanzado de roca en roca". Por fin, la analítica de la estancia nos lleva a la temporalidad. Estancia es temporalidad, dice Heiddeger·." (Pedro Laín Entralgo "Meditación apasionada sobre el estilo"Jearquia, octubre 1927).

. . .

"Es un axioma nuestro, convertido en palabra de orden por la esfera de mando, el que dice: "Entrar en nuestras filas es, ante todo, afirmar un modo de ser". En primer lugar, nuestra doctrina se refiere al ser, a la esencia, antes que al vivir, a la existencia. De aquí nuestra oposición radical al socialismo y a toda interpretación materialista o ético - utilitaria, venga de la derecha o de la izquierda, cuyo principio básico suele referirse a lo que todavía está por debajo de la existencia: a la subsistencia, que no es sino subexistencia. Si hay una teoría del heroísmo puro, es la que dice: Dar la existencia por la esencia. Una perfecta, lúcida subordinación de la existencia, o sea, de la vida a la esencia, o sea, a la idea, exigen inmediatamente una forma, un estilo, que se contraen por medio de un hábito, de una imitación y de un ritmo. Esta imitación y este ritmo - de naturaleza poética - tienden a crear y fijar incesantemente un rito, una liturgia; como la costumbre tiende a fijar incesantemente un derecho" (Rafael Sánchez Mazas "Fundación Hermandad y Destino. Ediciones del Movimiento, Madrid, 1957).

. . .

"Dicho en términos distintos, España tiene entraña y estilo. Tiene un modo irreductible de ser que se aprecia en su lengua, en su raza, en su acervo cultural, en su música y sus costumbres, pero ese modo de ser, aún con toda la gama de realidades predichas que le caracterizan, nos sería nada sin un estilo. Es el estilo el que enlaza aquellos principios que Ortega llamaba "estáticos, fatales, rígidos, inertes" con lo universal. En definitiva lo que hace a una Nación no es lo espontáneo sino lo histórico, no lo nativo sino lo universal, teniendo siempre en cuenta que José Antonio no niega nunca, como elementos constitutivos de la patria, a la raza y el idioma, si se los dejara librados a la buena de Dios se volverían incluso contra si mismo" (Valentín Gonzalo Massot ob. Cit.)

. . .

"Entraña y estilo, he aquí lo que compone a España"

. . .

"La tragedia de España acaso haya consistido en que sus entrañas y su estilo fueron separadas por la capa falsa, chabacana, decadente, de lo "castizo". Lo "castizo" no es lo popular. Es popular, ritual y profunda, como decía Rafael Sánchez Mazas, la tradición de natalicios, lunas de miel, hogares e instituciones que este café de San Isidro y esta calle de Toledo; pero no es popular aquel Madrid de Fornos y la cuarta de Apolo, ni aquel provincianismo de tute y achicoria y ese cante flamenco que se pronuncia en andaluz y ha sido inventado entre Madrid y San Martín de Valdeiglesias".

Doctrina, Hombre, Poesía.

estrada, josé luis de

Poeta, escritor, fue jefe provincial de FE de las JONS en Málaga. Le sorprendió el Alzamiento en zona republicana y pasó en prisión toda la guerra. Al finalizar la misma, actuó en la jefatura adjunta de la jefatura de FE en Madrid, con Manuel Valdés. Salvó a Jacinto Benavente, por quien sentía una gran admiración, al finalizar la contienda. Publicó su primer libro de poemas "Llanto de cautiverio", en 1.939. Participó en el equipo sindical que reemplazó al de Salvador Merino, al ser éste destituido. Otras obras suyas fueron "Intimidad" (Madrid, 1939), "Fuente de oro" (Madrid, 1940) y "Corte y cortijo" (Madrid, 1942)

Cultura, Poesía, Sindicalismo.

estraperlo

Escándalo formado durante la República por causa de la concesión de un sistema de lotería que resulto ser un fraude que involucró a algún miembro del gabinete de Lerroux. Los juegos de azar estaban prohibidos. Unos extranjeros de moralidad dudosa se afanan, desde la primavera de 1934, por conseguir el uso en España de un tipo de ruleta. Se llama Strauss y Perl. Buscan intercesores influyentes para explotar el invento y terminar contactando con cargos menores del Partido Radical y con un sobrino de Lerroux. La competencia corresponde al Ministerio de Gobernación, regido en esas fechas por el radical Salazar Alonso. Hay algunos regalos - dos relojes, unos billetes del tren, un almuerzo -, "truhanería barata", en frase de José Antonio. Al final, el invento se prohíbe. Y entonces Strauss, en el verano del 35, intenta el chantaje a Lerroux. El tejemaneje viene de atrás y es conocido por Azaña y por el presidente Alcalá Zamora. Cada uno de ellos, por razones distintas, juegan a utilizarlo para destruir a Lerroux. Pero el disparo de salida para el escándalo lo dará Alcalá Zamora, que comunica al Parlamento la denuncia que le ha hecho llegar Strauss. El escándalo es enorme. El negocio en sí y el soborno es de escasa monta -. Romanones dice que se trata "de un asunto de calderilla" - pero se transforma en una bomba contra los radicales - con fama de corruptos - y el Gobierno radical - cedista. Tras el trámite parlamentario, dimite Lerroux como ministro de Estado. En el debate, la fuerza atacante no es la izquierda que permanece en silencio sino la derecha monárquica y José Antonio. "No podremos sentirnos solidarios de aquellas gentes que han habituado a sus pulmones y a sus entrañas a vivir en los climas morales donde puede florecer "estraperlos". (O.C. p. 714).

Corrupción, República Española. Lerroux.

estudiantes

José Antonio siente muy honda la cercanía de los estudiantes. Después de una convivencia formativa, se dirige a ellos con estas palabras: "¿Cual habrá sido la impresión de cada uno de vosotros, camaradas estudiantes, al regresar a vuestras cosas, acabado el curso? Durante muchos meses habéis vivido a diario la tensa existencia de la Falange; habéis llegado a entender la vida al través de una actitud completa, de un sentido total, aplicable a lo grande y a lo menudo; vuestra apostura se ha hecho al garbo de la camisa azul; habéis adquirido un vocabulario inconfundible. Y ahora volvéis a vuestras casas, en el campo, en la costa, en las pequeñas ciudades de provincia. Algunos hallaréis que el aliento de la Falange ha llegado hasta vuestras casas, y que en ellas vuestro lenguaje no disuena. Pero muchos, probablemente los más, chocaréis con una cosa impalpable que os hará sentiros como forasteros en el contorno de vuestra infancia. Acaso habíais imaginado que, al compás de vuestro crecimiento interior, descubrís que no, que todo sigue, allá, en los lugares nativos, tal como estaba antes que empezara para vosotros la gozosa iniciación de la Falange" (O.C. p. 617)

Universidad. Servicio. Juventud.

estudio

"España necesita con urgencia una elevación de la media intelectual: estudiar es ya servir a España" (O.C. p. 697) La consigna esencial del Sindicato Español Universitario (SEU) fue la "Estudio y acción".

Universidad. Servicio. SEU.

expropiación forzosa

"El Estado podrá expropiar sin indemnización las tierras cuya propiedad haya sido adquirida o disfrutada ilegítimamente" (Punto XXI de la Norma Programática)

Agraria reforma. Propiedad privada. Revolución.

europa

"Tenemos voluntad de Imperio. Afirmamos que la plenitud histórica de España es el Imperio.

Reclamamos para España un puesto preeminente en Europa. No soportamos ni el asilamiento internacional ni la mediatización extranjera.

Respecto a los países de Hispanoamérica, tendemos a la unificación de la cultura, de intereses económicos y de poder. España alega su condición de eje espiritual del mundo hispánico como título de preeminencia en las empresas universales." (Punto III de la Norma Programática)

.. .. .. .. ..

"Y entonces mirad qué dos perspectivas para Europa: de una parte, la vecindad de una guerra posible; Europa, desesperada, desencajada, nerviosa, acaso se precipite a otra guerra, de otro lado, el atractivo de Rusia, el atractivo de Asia, porque no se olvide el ingrediente asiático de esto que se llama el comunismo ruso, en el que hay tanto o más de influencia marxista germánica, influencia típicamente anarquista, asiática" (O.C. p. 502)

. . .

"Ortega y Gasset percibió desde su mirador la nueva laborización del mundo europeo que se avecinaba: militarismo contra pacifismo; jerarquía contra democracia; estado fuerte contra liberalismo; huestes ejemplares (milicias imperiales) contra ejércitos industrializados; amor al peligro frente a espíritu industrial; política internacional y ecuménica frente a nacionalismo en política interior; vuelta a primacías medievales frente a insistencia en valores individualistas, humanistas. Y, sobre todo, capitanes máximos, responsables y cesáreos que asumiesen la tragedia heroica que eludieron constantemente la noble tarea de gobernar mundos" (E. Giménez Caballero "Genio de España". Ed. "La Gaceta Literaria", Madrid, 1932. pág 107-108)

. . .

José Antonio pronunció el discurso más importante de su campaña electoral en el cine Europa de Madrid el 2 de febrero. En el texto resalta el análisis del programa del Frente Popular, en el que advierte las contradicciones entre su conservadurismo en lo social y la demagogia que arrastra del primer bienio. Clama por un socialismo revolucionario, utilizado por la corriente burguesa del socialismo, a fin de conseguir el poder. José Antonio señala que el programa "es la avenida impetuosa de un orden destructor de la civilización occidental y cristiana; es la señal de clausura de una civilización que nosotros, educados en sus valores esenciales, nos resistimos a dar por caducada".
En el programa de las derechas no ve mas que reserva defensiva y temor, como apunta la política agraria, con la angustia del paro, la cicatería militar, la crisis de la escuela y la templanza con los separatismos. Califica al Frente Nacional de Gil Robles de simulacro, pues "aunque triunfaran en España todas las candidaturas socialistas, vosotros, padres españoles, a cuyas hijas van a decir que el pudor es un prejuicio burgués; vosotros, militares españoles, a quienes van a decir que la Patria no existe; que vais a ver a vuestros soldados en indisciplina; vosotros, religiosos, católicos españoles, que vais a ver convertidas las iglesias en museos de los sin Dios; vosotros, ¿acataríais el resultado electoral? Pues la Falange tampoco..." ( O.C. p. 925.)

Nación. Imperio. Occidente.

europeismo

Es la aspiración antigua y siempre viva por la unidad de Europa, en la conciencia de una común conciencia y de destinos, de historia, de civilización y de tradiciones entre los europeos. El Nacionalsindicalismo concibe el propio europeismo en esta más vasta concepción, espiritual y moral, además de material; un europeismo no opuesto al concepto de Occidente, pero distinto respecto a ello y a ello conexo.

El carácter nacional propio de la ideología del N.S. no está en contradicción con el europeismo, porque el N.S. no considera la Nación como un dato particular y estático, sino como hecho espiritual dinámico, cuya natural tendencia es universal.

Individualidad (en este caso nacional) y comunidad (en este caso europea) no están en oposición, sino en recíproca integración y vivificación. Una comunidad que ignore la individualidad sería una abstracción, así como una individualidad que niegue un posible destino comunitario se condenaría a un inútil atomismo

En cuanto españoles, deseamos y queremos ser europeos. El N.S. concibe la Europa unida como comunidad política, además de económica, sobre base supranacional, una comunidad capaz de exprimir una propia voluntad sobre la escena mundial y de autodefensa. Eleva su ideal de "unidad de destino en lo universal" a la nueva Unión Europea.

En esta perspectiva, el N.S. ha aceptado los tratados constitutivos de la U.E., incluso aunque ellos tuvieran contenidos y funciones casi exclusivamente económicos, considerándolos - como en realidad se esta demostrando- como punto de partida y no de llegada del ideal unitario.

Órganos de la U.E. son el Parlamento europeo (con poderes todavía limitados),la Comisión (órgano supranacional, con funciones de instrucción y propuesta), el Consejo de Ministros (órgano intergubernativo con funciones decisorias).

Doctrina. Nación. Política. Historia.

exigencia

"Si una política no es exigente en sus planteamientos - es decir, rigurosa en lo intelectual - probablemente se reduce a un aleteo pesado sobre la superficie de lo mediocre" (O.C.. p.. 746)
? Servicio. Estilo. Política.

estrecho, paso del

"Sublevadas las clases y marinería de la Escuadra contra sus jefes y oficiales, fueron apresados y asesinados éstos. Como consecuencia de ello, el Ejército de África quedó aislado de la Península. Era absolutamente vital para el triunfo del Alzamiento pasar estas fuerzas a través del Estrecho. Pero ¿cómo? Algunos comedidos y prudentes comentaristas de los hechos tacharon de "temerario" al autor e iniciador de este heroico transporte de tropas por medios tan primitivos y arriesgados, burlando a la Escuadra, ya "roja", en su bloqueo del Estrecho con dos faluchos de 23 y 36 toneladas y 6 y 7 nudos de andar. Pero esta "temeridad" estaba avalada por Francisco Franco Bahamonde.

Del 21 al 22 de julio de 1936.

Era el 21 de julio por la mañana y aún se oían en Cádiz disparos hechos por los "rojos" desde algunas azoteas, más con el propósito de alarmar que otra cosa.

El Casino Gaditano era el cuartel general de la Falange desde el día 18, donde a las tres de la tarde nos concentrábamos los falangistas para salir a la calle, en el momento en que se declaraba el "estado de guerra" Por las fuerzas de la guarnición. Me encontraba encuadrando a los innumerables nuevos afiliados, ya que mi cargo era de jefe de Milicias, cuando vino a buscarme el Comandante de Caballería, Arsenio Martínez Campos, Marqués de Viesca. Le había sorprendido el Alzamiento en Cádiz y desde el primer momento se sumó a los sublevados. Vestido de paisano, sin ningún distintivo, con su fusil en la mano, le vimos multitud de veces aquella noche del 18 al 19 que pasamos poniendo cerco al Gobierno Civil, patrullando por las calles, apagando los incendios de la calle Columela y evitando otros, disolviendo al populacho que asaltaba las tiendas y tiroteándonos con los grupos rojos que desde algunos edificios y azoteas nos hacía fuego continuo. Esta falta de distintivo (todos los elementos civiles que se sumaron al Alzamiento llevaban brazalete rojo y negro de Falange confeccionado con antelación por nuestra Sección Femenina), casi le cuesta la vida a Martínez Campos en la mañana del 19, cuando ya habían desembarcado las fuerzas de Regulares de Ceuta. Había guardia de estas fuerzas distribuidas por las azoteas dominantes de la población para impedir el "paqueo", cuando apareció en una de ellas Martínez Campos, en busca de un "paco" que había creído descubrir desde otro edificio. Una de las guardias moras, al ver aparecer a un paisano sin ningún distintivo y con un fusil en la mano no quiso saber más, y le disparó una bala que le rozó una oreja. A pesar de su sordera, esta vez oyó o "sintió" el disparo y naturalmente le falto tiempo para esconderse de la vista del moro.

Y sigo con el relato.

Este comandante me pidió cinco falangistas voluntarios para con ellos trasladarse en dos faluchos a Ceuta, con objeto de transportar después fuerzas a la Península, ya que la situación se consideraba grave de no conseguirse el paso de fuerzas de Marruecos a España.(...)

Relata mi hermano a continuación nuestra marcha hasta el muelle escoltando a Varela, para esperar y proteger el desembarco de los Regulares, su afortunada herida durante el trayecto, la actitud expectante de los carabineros, poco después desarmados y cuyo jefe, el Teniente Coronel Jaso, hubo de ser fusilado posteriormente.

Martínez Campos me recomendó la mayor reserva y discreción, pues "el éxito de la empresa dependía del secreto con que se llevara a cabo", y me rogó que los falangistas fueran de toda confianza, ya que el asunto era arriesgado. Estos falangistas fueron los hermanos Carlos y Manuel Romero Abreu, Juan Arcusa y Francisco Martínez de Toledo ("Pacho"), jefe del SEU de Cádiz. "( José de Mora Figueroa "Datos para la Historia de la Falange Gaditana 1934 - 1939". Cádiz, 1974. p. 75 y sgs.) (Véase el descriptor Cádiz).

Historia, Cádiz, Guerra. Alzamiento.

ezquer gabaldón, eduardo

Poeta y agricultor extremeño, se afilió a la Falange en 1933, donde ostentó la jefatura local de Don Benito desde abril de 1934. Participó en numerosas acciones de respuesta contra las agresiones que sufrieron en aquella localidad los falangistas. Fue consejero nacional, jefe provincial y sustituido de sus cargos en 1935, por Luna y Carrasco. En 1940 fue detenido por sus actividades contra el régimen, contando con la colaboración del editor catalán Luis Caralt. Participó en actividades que fueron alejándole del Movimiento. Finalizó su actuación política como procurador en Cortes, por el Tercio Familiar. Murió en 1981.

. . .

Entre los planes de invasión de España por los alemanes, que estos preparan con el nombre de "Operación llona", se cuenta con una lista de camisas viejas dispuestos a protagonizar una acción contra Franco. Se barajan incluso los nombre de Yagüe y de Arrese, aunque se sabe que ninguno de los dos llega a acceder trato alguno en este sentido. "Nada sabemos, en cambio, de extremeño Ezquer, tras el que andará la policía española durante todo el verano de 1942 (Argaya, ob. cit. p. 54)


© Carlos Campoy © Plataforma 2003