Diccionario de la Falange

C

 

 

Caballería Garcia, Francisco de la

Censura

Cabanas Erauskin, José

Chamorro García, José

Cabanas González, Nicolás-José

Chulo

Cadenas y Vicent Vicente de

Churchill y la Falange

Callosa y Crevillente

Cierva, Ricardo de la
Campmany y Díaz de Revenga, jaime Cisneros Laborda, Gabriel F.
Canje, intentos de Ciudad azul, la
Cantarero del Castillo, Manuel Checas
Cádiz C.N.T.
Caído, primer Cine de la Falange
Caídos

Rojo y Negro

Caídos, telón de los

Documentales

Caídos, Valle de los

Cinematografía extranjera

Calderón de la Barca, Teatro de

Las películas de la postguerra

Calvo Serer, Rafael clandestinidad
Calvo Sotelo, José Clase social
Camarada Claudel Paul
Camarada el (canción) Código del militante
Camaradería Colegios mayores universitarios
Camisa azul Colegios menores
Camisa vieja Colonización
Campamentos Comedia, Teatro de la
Capital/capitalismo Comunidad
Capital financiero Comunismo
Capitalismo Comunista
Capitalismo (acumulación) Conde, Francisco Javier
Capitalismo español Conde Soladana, Pedro Pablo
Cara al Sol Condecoraciones y distintivos
Cara al Sol (himno falangista) Congreso de la Falange
Caralt Borrell, Luis de Conjura de salamanca, la
Carceller Segura, Demetrio Conquista del Estado
Cárceles Conquista del Estado (dogmática)
Cárcel Modelo CONS
Careaga y Basabe, Pilar Consejo Nacional
Carlistas Consejo Nacional de FET y de las JONS
Carrero Blanco, Luis Conspiración falangista
Carrillo Santiago Constitución
Castillo, Teniente Convenios colectivos sindicales
Carta a un militar español Convivencia
Carta de José Antonio a Franco Cooperativismo
Cataluña Cordero Torres, José Mª
catolicismo Corona de Sonetos
Carteles de guerra Coros y danzas
Castiella y Maíz, Fernando Mª Correa Veglison, Antonio F. de
Castilla Corporativismo
Castro Delgado, Enrique Cortes españolas
Castro Villacañas, Antonio Cortés González
Castro Villacañas, Demetrio Costa, Emilio
Cataluña Covaleda
Cátedras Crédito
Cátedras de la Falange Crespo, Alberto
Católica, Iglesia Crítica
Catorce de abril Cronología de la Falange
Caudillaje Cossio, Pancho
Caudillo Cruz y Raya
Cazaña Palanca, Ramón Cruzada, la
CEDA Cuatro de marzo
Cela Trulock, Camilo José Cuatro Vientos
Celo falangista Culpas de la Falange
Chacel, Rosa Cultura - Cultura política
Cenas de Carlomagno Cunqueiro, Álvaro
   
sugerencias: diccionario@plataforma2003.org

 

 caballería garcía, francisco de la

Nació el 20 de noviembre de 1925 en Madrid y falleció en la misma capital en 1997. Abogado y Director de la Obra Sindical Nacional de Cooperación de la Organización Sindical. Jefe de Administración del Cuerpo Técnico de Estadística y Colocación. Fue Delegado Provincial de Asociaciones de Madrid. Procurador en Cortes elegido por la Comisión Permanente del Congreso Sindical. Tras la transición, continuó liderando el movimiento cooperativo español al frente de la Confederación Española de Cooperativas.

cabanas erauskin, josé

José Cabanas Erauskin nació en Asteasu, Guipúzcoa, en 1907 y falleció en 1979. Hijo de Angel Cabanas Oteiza, heredó de su padre la vocación artística y viajera. Estudió en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, de Madrid. Amplió estudios en París y Roma, tomó contacto con las vanguardias, especialmente el surrealismo, trabando relación y amistad con Pancho Cossío. En Roma, conoció a Sánchez Mazas, quien le introdujo en la ideología falangista. En 1939, con el arquitecto Aizpurúa, organizó la Exposición de Arquitectura y Pintura Moderna de San Sebastián, y pintó el cartel de la muestra. También celebró ese mismo año una Exposición individual en Buenos Aires. Militó en Falange Española, colaboró en el diario "Arriba" y otras publicaciones. Durante la guerra fue director del Departamento de Música y Arte de la Delegación Nacional de Prensa y Propaganda, de FET y de las JONS, realizando algunos de sus carteles. En uno de ellos reproduce un puño con las cinco flechas y un fusil al fondo, con una leyenda que dice "¡Por las armas, la Patria, el Pan y la Justicia!". Finalmente, fijó su residencia en Chile y Perú, falleciendo en Lima en 1979. (Ver "El Arte de la Falange")

u Cultura, Arte, Propaganda, Carteles.

cabanas gonzález-nicolás, josé

Nacido en Manzanares, Ciudad Real, se afilió al Frente de Juventudes y se comprometió en la Universidad con la Falange militante. Su opinión sobre la Falange se encuadra dentro de la frustración general de su generación, tal como reflejan estas palabras:

"Falange Española de las JONS desapareció como organización política autónoma el 19 de abril de 1937. Sus ideas, sus palabras, sus símbolos y gestos lo han sido casi todo para el Movimiento Nacional; pero sus más sustanciales proposiciones revolucionarias han sido desestimadas en el campo de las realidades económicas, sociales y políticas. La Falange como espíritu no ha muerto. Quedan los cientos de miles de falangistas, que repartidos por toda España, están en plena forma política y aguardan esperanzados el futuro." (Veyrat y Navas ob cit. p. 61)

cadenas y vicent, vicente de


Falangista de la primera hora, formó parte del grupo de Aizpurúa. Dirigió el semanario clandestino No importa, que sirvió de enlace a los falangistas de Madrid, perseguidos y acosados por el Frente Popular. Amenazado de muerte huyó de Madrid y se refugió en Fuenterrabia, tras el Alzamiento pasó a Francia y, desde allí, se trasladó a la zona nacional. Hedilla le nombró Delegado Nacional de Prensa y Propaganda. Seguidamente, se decantó como falangista antifranquista. Se refugió en Italia y regresó a España donde se dedicó a su actividad profesional, la Heráldica, de la que escribió infinidad de obras.

callosa y crevillente

El domingo 19 de julio, muy de mañana, sesenta y siete falangistas de la Vega Baja del Segura, principalmente de Callosa, con escaso armamento y al mando de Antonio Maciá (hermano de José María, jefe provincial de la Falange, detenido en la prisión) se dirigen a Alicante para unirse a los militares y liberar a José Antonio. Iban en dos camiones y un automóvil. Se detienen a unos cinco kilómetros. Maciá se adelanta en automóvil para unirse a los tenientes Pascual y Luciáñez en el cuartel pero no se les permite la entrada. El plan ha sido descubierto. En los "Doce puentes", 400 Guardias de Asalto, mandados por el teniente Maset, cercan a los falangistas. Hay un tiroteo, mueren tres de éstos, la mayoría son detenidos, algunos - como Maciá - logran huir. El 12 de septiembre, 50 de ellos serán fusilados.
Ese mismo día, otro grupo de falangistas procedentes de Crevillente se dirigen a Alicante. A las dos de la tarde han recibido la orden de salir para la capital. Van en grupos, en automóvil y en ferrocarril. A las 9 de la noche se agrupan todos en los alrededores de la plaza de Benalúa, junto al cuartel. Se encaminan a las puerta de entrada, y el jefe de la expedición le dice al oficial de guardia que están allí prontos para recibir armas y órdenes. El oficial les dice: "No les puedo dejar pasar, porque el levantamiento armado ha fracasado en Alicante y, de entrar aquí, peligrarían no sólo sus vidas, sino también las de muchos de los que están dentro..." .

campmany y díaz de revenga, jaime

Escritor, poeta y periodista brillante, nació en Murcia en 1925 y falleció en Madrid en 2005 . Fue secretario de Adolfo Muñoz Alonso, colaborador de "Arriba y "Juventud". Autor de un emotivo articulo titulado "Camisas azules", por el que se le rindió un gran homenaje. Procurador en Cortes por la provincia de Murcia, corresponsal de la prensa del Movimiento en Roma, accedió a la dirección de "Arriba". En escritos y conferencias manifiestó su fe nacionalsindicalista y joseantoniana. Fundó el semanario "Época", revista en la que integró a varios escritores de la Falange, y finalmente fue columnista destacado de ABC, autor de éxito y colaborador de radio. La Academia de la Lengua rechazó a Campmany - como a tantos escritores de la Falange - pese a las peticiones que se realizaron en este sentido desde numerosas instancias culturales y profesionales.

canje, intentos de


"En septiembre de 1936, el escritor falangista Eugenio Montes y el político republicano Miguel Maura inician desde París la operación de canjear a José Antonio. El canje se está utilizando con cierta frecuencia. A través de Sánchez Román llega la petición a Indalecio Prieto. En principio Prieto fija el intercambio de José Antonio por treinta presos en manos de los sublevados y el pago de seis millones de pesetas. Montes viaja a Burgos para conseguir la aprobación de los generales de la Junta de Defensa. Mola y Franco están de acuerdo. Cuando Sánchez Román vuelve a conectar con Prieto, éste le informe que el plan es imposible porque los anarquistas (Sic), que controlan la cárcel, jamás entregarán al prisionero". (Pecharromán ob. Cit. p. 507)

. . .
 

Un hijo del presidente Largo Caballero, está preso e incomunicado en Sevilla, en la misma cárcel que comparte con Arthur Koestler, capturado por las nacionales en la captura de Málaga. Desde París, Eugenio Montes propone a la Junta de Burgos el canje de José Antonio por el hijo de Largo Caballero. La Junta de Defensa Nacional aprueba el canje. Cuando el asunto llega al Gobierno republicano presidido por Largo Caballero - y al que su hijo preso le ha escrito en este sentido - José Giral, ministro sin cartera, expone la operación y parecer favorable. No hay acuerdo y se decide no tramitar la propuesta. (Largo Caballero no participó en la reunión)

cantarero del castillo, manuel

Nacido en Málaga en 1926, es abogado, sociólogo, periodista y marino mercante. Miembro de la Organización Juvenil de Falange desde 1938, fue Director del semanario "Juventud", consejero nacional del Movimiento, fundador y presidente de la Agrupación de Antiguos Miembros del Frente de Juventudes. Autor de un libro polémico "Falange y socialismo" (Dopesa, 1973), que pretendió una aproximación entre ambas doctrinas y que fue contestado en sectores falangistas y socialistas. Este planteamiento sirvió de fundamento ideológico al partido que Cantarero fundó en 1974, Reforma Social Española, de contenido y estilo socialdemócrata, que participó en las primeras elecciones en la transición. Es autor de "Educación y nueva sociedad" (1962), "Compromiso social del desarrollo económico" (1963), "Tragedia del socialismo español" (1970) "Ideas actuales" (1970) y "Falange y socialismo" (1973, etc. Reforma Social Española se adhirió a Alianza Popular, que dirigió Fraga Iribarne, con cuya formación resultó elegido eurodiputado.

cádiz

El paso del Estrecho de Gibraltar - punto clave para el éxito del Alzamiento - por las primeras formaciones de tropas marroquíes, fue organizada , iniciada y, en parte, realizada por el teniente de navío José de Mora Figueroa, jefe de la Falange gaditana, con dos faluchos, en medio de grandes peligros debido a la vigilancia de la flota republicana. De esta hazaña surgió un romance, del que recogemos esta parte:

"Un Teniente de Navío
es jefe del Primer Tercio.
Llevan anclas los guiones.
Dos serpientes de oro viejo
juegan en las bocamangas
con anillos y reflejos.
Dos yugos de plata nueva
y un tercer yugo flechero
son cinco flechas de sangre
sobre la sangre del pecho.
¡Honra de la Vieja Guardia
Capitán del Primer Tercio!"

u Guerra, Alzamiento, Falange.

caídos

"Hay una cifra escalofriante - 22.722 muertos -que expresa por sí sólo la densidad numérica de la aportación de la Falange a la guerra, pero también el corajudo y abnegado espíritu de esta participación. Esos veintidós mil caídos nuestros prueban con patético e inolvidable testimonio que la Falange buscó en la guerra los puestos de mayor riesgo, las empresas en que la victoria se daba a cambio del más generoso y largo sacrificio" (Vicente de Lucas "La Nación", nº 368, 15.IV.2002)

. . .
 

"... yo invito al señor Hernández Zancajo (Fiscal de la prensa) a que cuente un caso sólo, con sus nombres y apellidos, (de víctimas de la violencia falangista). Mientras yo, en cambio, le digo a la Cámara que a nosotros nos han asesinado un hombre en Daimiel, otro en Zalamea, otro en Villanueva de la Reina y otro en Madrid, y está muy reciente el del desdichado capataz de venta del periódico F.E.; y todos estos tenían nombre y apellidos, y de todos estos se sabe que han sido muertos por pistoleros que pertenecían a las Juventudes Socialistas o recibían muy de cerca sus inspiraciones. Estos datos son ciertos." (O. C. Pag. 147)

. . .

"La Falange Española la quiere profundamente (la verdad), la defiende con su sangre; diecisiete hombres jóvenes han caído ya por ella, y cuando los españoles entregan su vida con tal generosidad, estad seguros que la causa es sublime y su triunfo indudable", (O.C. pag. 486)

. . .

"Y por eso esta juventud nuestra, como por obra de milagro, ha encontrado una vena de heroísmo y de valor que se hallaba como escondida, como soterrada muy honda, y sale de su casa con un temple que supera al mejor temple antiguo. Aquí tenéis la lista, en la que figura Matías Montero, el fundador del Sindicato Católico de Estudiantes, que aún sabiendo que estaba amenazado de muerte, no varió siquiera el itinerario para ir a su casa. Jesús Hernández, un niño de quince años. Le dispararon por la espalda un tiro, y en la Casa de Socorro, cárdeno, en el delirio ya de la agonía, todavía pudo cantar entre dientes la vieja canción de las JONS: "quiero una muerte española..."
Y este Manuel Carrión, gerente de un hotel en San Sebastián. ¿No os lo imagináis, tranquilo, dulce, pacífico, con una habilidad extraordinaria para el desempeño de su profesión? Tenía que ser modelo de complacencia, de delicadeza. Pero un día sintió la llamada de lo heroico y redactó unas hojas en vascuence y en castellano, y salió a repartirlas por las calles. Se le amenazó de muerte, y un día le dieron un tiro, por la espalda. Murió sin conceder la menor importancia a la vida. Solo le interesó el triunfo del ideal por el que derramaba su sangre.
Así los muertos y los vivos. Hoy tenemos en Sevilla trece camaradas presos, y uno de ellos, uno que cuando murió Manuel García, alegre, haciendo cara al enemigo, le cogió en sus brazos para que las turbas no lo mutilaran, y dando traspiés, cayéndose una vez y levantándose otra, pudo llegar a un lugar seguro, y entonces, dándole un beso en la frente, le dijo:"¡Arriba España!" (O.C. pag. 625-526)

. . .

" Señores diputados, escuetamente : en la noche de anteayer han sido asesinados en Sevilla dos muchachos de la Falange. Se llamaban Eduardo Rivas y Jerónimo de la Rosa. ¿Señoritos fascistas? El uno, un modesto pintor; el otro un humilde estudiante y empleado de ferrocarriles ¿Se alistaron a la Falange para defender al capitalismo? ¡Qué tenían que ver ellos con el capitalismo! Si acaso padecerían alguno de sus defectos. Se alistaron a la Falange porque se dieron cuenta de que el mundo entero está en crisis espiritual, de que se ha roto la armonía entre el destino de los hombres y el destino de las colectividades. (...) La Falange puede decir que ni una sola vez se le ha probado una agresión. Un día muere un obrero alistado a la Falange; la ciudad entera señala como inductor del asesinato al partido comunista; no se cierra un solo Centro comunista, ni se impone una sola sanción a ningún comunista conocido, no ocurre nada. (...) Pero a los pocos días, cuando ya van dos o tres agresiones contra los de la Falange, reciben unos tiros unos cuantos comunistas en la puerta de su Centro. Sin más averiguaciones, el gobernador civil encarcela a los que presume autores - presunción que ante los tribunales se ha destruido -, a quince de los dirigentes de la Falange, e impone a cada uno de ellos una multa de 5.000 pesetas y acuerda la clausura de todos los centros de la provincia. Era tan injusta la multa, que el señor ministro de la Gobernación, a la sazón don Manuel Portela Valladares, sólo por una conversación mantenida conmigo, revocó la multa de todos y mandó ponerlos en libertad." (O.C. pag. 694)

. . .

" Y también entre los vencedores había muchos muertos que recordar. ¿Quién podía olvidar los trece obispos asesinados, al frente de un ejército de 6.000 eclesiásticos muertos? El exuberante Sanjurjo, el conspirador Mola, el brillante Calvo Sotelo, José Antonio Primo de Rivera con todo su encanto; Onésimo Redondo, el "fascista" de Valladolid; Ledesma, con su peinado hitleriano; el excentrista Maeztu; el filósofo carlista Pradera, todos habían muerto y habían muerto violentamente. Ninguno de los partidos había sufrido un número de victimas tan grande entre sus dirigentes como la Falange" (Hugh Thomas, "Historia de la guerra civil". Ed. Grijalbo, Barcelona, 1976.. p. 996)

. . .
 

Relación de caídos en los tres primeros años de existen (1933-1936):

José Ruiz de la Hermosa, Juan Jara, Tomás Polo Gallego, Francisco de Paula Sampol Cortés, Matías Montero y Rodríguez de Trujillo, Angel Montesinos Carbonell, Jesús Hernández Rodríguez, José Hurtado García, Francisco Marcano Gartúa, Juan Cuellar Campos, Manuel Carrión Damborenea, José Montes Campal, Alvaro Germán Gutiérrez, Jesús Saiz Hierro, Francisco Díaz García, Eleuterio López, José García Vara, Carmen Pérez Almeida, Manuel García Míguez, Juan Pérez Almeida, Miguel Soriano Jiménez, Enrique Moyano, José María Suárez López, Antonio Corpas Gutiérrez, Eduardo Rivas López, Jerónimo Pérez de la Rosa, José Alcázar Torrero, Luis Collazo Campos, José Molina, Víctor Álvarez Jauría, José Díaz García, Antonio Díaz Molina, José Rodríguez Santana, José Urra Goñi, Ramón Faisán, Higinio Sepúlveda Verdugo, Tomás Villanueva, Ramón Perea, Pedro Cutillas Sánchez, Jesús Martínez Eraso, Martín Martinez de Espronceda, Manuel Rodríguez Jimeno, Andrés Sáenz de Heredia, Máximo Inclán Bravo, José Fierro Herrera, Rafael León, Secundino Esperón, José Olavarrieta Ortega, Francisco Gutiérrez Rivero, Pascual López Gil, Martín Ávarez Hernández, Manuel Rodríguez Mantero, Pedro Cea Gutiérrez, Amadeo Pico Rodríguez, Manuel Panadero Martínez, Jacobo Galán, Miguel Arriola, Claudio Fernández, José Valencia Marciel ...


u Servicio y sacrificio, Muerte, Estilo, Violencia.


caídos, valle de los

Monumento memorial de los Caídos por España sin distinción de procedencias, que dieron su vida durante la guerra, construido por personal decisión de Francisco Franco, con las aportaciones de las Falanges en el Exterior al Alzamiento, que se levanta en la sierra de Guadarrama, próximo a El Escorial. Hoy es uno de los centros de peregrinación y destino turístico de primera clase en España. Allí se encuentran enterrados José Antonio Primo de Rivera y Francisco Franco. En la construcción participaron voluntariamente algunos presos políticos (no llegaron al 10 % de los que allí trabajaron), que redimieron así parte del tiempo de sus penas y percibieron un sueldo durante el tiempo de trabajo.

Ha trascendido que recientemente, el gobierno socialista que preside José Luis Rodríguez Zapatero desde el 14 de marzo de 2004, se propone clausurar o transformar en otros usos este santuario-monasterio, a fin de borrar todo rastro de su origen y finalidad, lo que ha sido considerada como una afrenta más de este gobierno a la memoria histórica de España y una traición a los propósitos de reconciliación nacional, con que se consensuó la transición política en 1977.

u Guerra, Paz, Falange.

caído, primer

"El día 11 de Octubre de 1934 fue apuñalado en Daimiel (Ciudad Real) el que sería el primer caído de la Falange. Se llamaba José Ruiz de la Hermosa, un humilde estudiante que pertenecía a las JONS, y que estuvo con Ledesma Ramos en el mitin de la Comedia. Cuando tiempo más tarde se confeccionó una lista con los falangistas caídos, José Antonio recomendó que no se olvidaran de este joven, y le pusieron como el primer caído. Aunque Falange todavía no existía cuando fue asesinado, se le atribuyó este honor. "Pero "vino, oyó, cayó y murió", apuñalado durante la celebración de un mitin socialista. "Tenía la madera de ser de los mejores" (Carlos Arce "José Antonio, biografía". Editorial ATE. Barcelona, 83 p. 194)

caídos, telón de los

"En el mitin del cine Madrid, por primera vez, la Falange se presenta con una escenografía propia. Es el propio José Antonio quien la describe en el número de "Arriba" del 23 de mayo. Todo el fondo del escenario estaba cubierto por un gran telón negro. En el centro, un inmenso emblema en rojo del yugo y las flechas. En los laterales, dos columnas con la lista de los caídos, dieciocho hasta ese día, en letras de oro. Entre el telón y una larga mesa para la Junta Política, un zócalo de banderas sostenida por militantes, con el guión de Madrid en el centro y en las dos alas las banderas rojinegras traídas por las organizaciones provinciales. Focos potentísimos de luz iluminan el fondo de salón, El diseño fue obra del arquitecto vasco José Manuel Aizpurúa, jefe Nacional de Prensa y Propaganda de Falange Española", asesinado en 1936. (O.C. pag 692)

"calderón de la barca" , teatro de

Importante coliseo, actualmente lugar histórico de la Falange en Valladolid, en el que se celebró el 4 de marzo de 1934, el acto de la fusión entre las JONS, fundada por Ramiro Ledesma y Onésimo Redondo, y la Falange Española, de José Antonio.

u Historia, FE DE LAS JONS, Violencia.


calvo serer, rafael

Catedrático de Universidad y escritor, miembro numerario del Opus Dei, que intento con su oposición al grupo de Laín Entralgo, publicando el libro "España, sin problema", en respuesta al de aquel "España como problema", y partidario de la "Tercera Vía", para lo que se alió con Santiago Carrillo, secretario general del Partido Comunista. Fue director del diario "Madrid" en las postrimerías del Régimen, creando situaciones difíciles al gobierno, que decretó su supresión. Acogió a numerosos escritores y periodistas comunistas y de la oposición de izquierdas. El 11 de noviembre de 1971, Calvo Serer escribió un artículo -carta en el diario parisino "Le Monde", titulado "Yo también acuso", parafraseando al conocido y repetido "Yo acuso" de Zola, en relación con el asunto Dreiffus. En este escrito, entre otras cosas, explicaba que se le había planteado la alternativa de aceptar como director de su periódico a José Maria Alfaro - de quien llegaba a decir, nada menos, que era el autor de la letra del Cara al Sol, himno de la Falange -, o cerrarlo. También lanzaba acusaciones contra Luis Valls, y el Banco Popular, a los que acusaba de haber urdido, con Carrero Blanco, López Rodó y Luis Valero, un plan para privarle de la dirección del periódico, pretendiendo mezclar además a Gonzalo Fernández de la Mora en el "complot".

calvo sotelo, josé

(1893-1936) Político, Ministro y Jefe de Acción Española. Nacido en Tuy, doctor en Derecho, profesor y abogado del Estado. Figura destacada de la vida española. Catedrático de la Universidad Central, fue diputado, gobernador civil de Valencia y con Miguel Primo de Rivera, director de Administración local y Ministro de Hacienda, con avanzados presupuestos con lo que se crearon 6.000 escuelas nuevas. Tuvo que huir cuando se implantó la República y regresó en 1934, como líder del Bloque Nacional, desde donde realizó una política de oposición al Frente Popular, que fue lo que indujo a la policía republicana su asesinato el 13 de Julio de 1936, acto que aceleró el levantamiento nacional contra la República. José Antonio se opuso a su ingreso en Falange Española, a causa de su actitud hacia su padre, don Miguel Primo de Rivera

. . .
 

"Ese fue un crimen sin precedentes -el de Calvo Sotelo, jefe de la oposición parlamentaria - en la historia de un gobierno parlamentario europeo, pero para aquel entonces la República española había cesado ampliamente de ser un Estado constitucional. El asesinato de Calvo Sotelo fue para España el equivalente del caso Matteotti en Italia, doce años antes. Este último precipitó la plena instauración de una dictadura fascista; el primero precipitó el comienzo de la guerra civil". (Payne, ob. cit. p. 333)

. . .

Una tarde estaba José Antonio trabajando en su despacho, al que entró uno de los hermanos Peláez para decirle que acababa de tener una conversación muy interesante con Calvo Sotelo sobre la Falange. José Antonio, sin levantar los ojos del papel en que escribía, le preguntó: "¿Sí?...¿Y qué te ha dicho?" "Que le gusta mucho nuestro ideario, pero que no le gusta nada nuestra violencia"- José Antonio, sin dejar de escribir, repuso secamente. "Puedes decirle que a mí tampoco me gustan los hombres vulgares". (Ximénez de Sandoval op. cit. p.356 (Nota)

u Historia, Acción Española. Falange.

camarada

Viene de "cámara", por dormir en un mismo aposento. Se refiere a la persona que comparte una misma ideología, generalmente política. De aquí, proviene "camaradería", que denota amistad o relación cordial que mantienen entre sí los buenos camaradas.
Fue el tratamiento dispuesto entre los afiliados a la Falange Española, junto con el tuteo, que se estableció para acentuar el talante popular y directo entre los miembros del movimiento.

camarada, el (canción)

Procedente de la primera época de F.E. en recuerdo y homenaje al camarada caído. Es una adaptación de la canción alemana "Ich hatt' einen kameraden", cuyo autor fue Ludwig Uhland (1787 - 1862). Escrita en 1909, se hizo famosa en el resto del mundo durante la Segunda Guerra Mundial, a pesar de tener ya entonces casi 150 años de antigüedad. De las dos versiones que existen, recogemos en primer lugar, la aparecida en el "Cancionero Juvenil" de 1975.

"Yo tenía un camarada,
¡Entre todos el mejor!
Siempre juntos caminábamos,
siempre juntos avanzábamos,
al redoble del tambor.
Cerca suena una descarga,
-¿Va por ti o va por mi?
A mis pies cayó herido
el amigo más querido
y en su faz la muerte vi.
El me quiso dar la mano
mientras yo el fusil cargué.
Yo le quise dar la mía
y en su rostro se leía:
-¡Por España moriré!
¡Gloria!¡Gloria!
¡Gloria y victoria!
Con el cuerpo y con el alma,
con las armas en la mano,
por la Patria.
Nuestros cantos, que vuelan,
el viento los lleva por ahí,
que en España, que en España.
empieza a amanecer

camaradería

"La Falange es una comunidad de españoles unidos en un permanente acto de servicio, cuyo cumplimiento se jura voluntariamente y que a todos reviste de igual dignidad.
El falangista por tanto ha de sentirse unido a todos sus compañeros por el vínculo de la "camaradería", no impuesta ni recibida, sino elegida y jurada. Y a la que hay que ser fiel, en todo momento y en toda vicisitud, "Juro vivir en Santa Hermandad con todos los de la Falange y prestar todo auxilio y deponer toda diferencia siempre que me sea invocada esta Santa Hermandad" (Julián Pemartín, "Teoría de la Falange" . Ediciones de la Sección Femenina, Madrid, 1957 p. 32 )

u Estilo, Hombre, Doctrina.

camisa azul

Uniforme de Falange Española de las JONS, desde el primer Consejo Nacional celebrado en Madrid a primeros de octubre de 1934. Alguien propuso la camisa negra, pero pareció a todos demasiado mimetismo fascista. Ruiz de Alda y Luys Santamarina defendían el color azul mahón. Un militar, como Aguilar proponía una prenda azul o gris desvaído, para que no se descubriera sobre el terreno en caso de guerra. Giménez Caballero propuso una blusa castellana. Fue el propio José Antonio el que dirimió la discusión imponiendo el color azul mahón.

. . .

"Tras ser elegido José Antonio primer Jefe Nacional se pasó a determinar la prenda de uniforme. Menudeaban las discusiones, pero allí estaba Luys Santamarina con una camisa azul de mecánico y José Antonio, con "aquel ímpetu de los grandes ocasiones, forrado de cortesía, pero inapelable", dijo: "Basta ya. Puesto que me habéis elegido Jefe honradme con vuestra confianza, va a ser esta la primera determinación de autoridad que adopto...Precisamos un color neto, serio y proletario. He decidido que nuestra camisa sea azul mahón. Y no hay más que hablar". (Carlos Arce, ob. cit. p. 235)

"A la mañana siguiente de tomar esta decisión, José Antonio la vestía, comprada en "casa Papá Navas", cuando fue al Ministerio de Gobernación para ofrecer la Falange para acometer contra la insurrección separatista de Cataluña y para que fuera autorizada una manifestación en apoyo a la unidad de España. Las camisas costaban 9 pesetas, los cordones de jefe, 4 pts, y la hebilla del correaje, 2 pts. Cinturones y correajes eran fabricados por Fábrica de Curtidos de España (Información recogida de un albarán correspondiente a abril de 1935)

. . .

"La camisa azul, con el saludo brazo en alto, a la romana, es el signo universal que la Falange ha aportado a esta resurrección nacional e imperial de España.
Símbolo universal la Camisa de Falange. Como lo fue la toga en tiempos de los cesáreos. Como el hábito monacal militante en los tiempos medievales. Y como después pretendieron serlo en los tiempos de la Ilustración: la casaca. En los del liberalismo, el frac. Y en los del socialismo marxista, el mono de trabajo.
La camisa ha pasado a representar en la nueva Universalidad Católica que defiende la Falange, no una prenda interior, sino un ropaje exterior. En vez de una ropa vergonzante (íntima); un vestido; un todo; un traje totalitario. Afirmador y agresivo..". (Ernesto Giménez Caballero, ABC de Sevilla, 30/VI/37)

 . . .

"El 30 de septiembre de 1966, imitando en esto a los grupos de la Unión Española, se organizó un homenaje a Jaime Campmany, un brillante periodista que había publicado un articulo titulado "Camisa Azul", que era un canto a la pura Falange primitiva. El acto generó una gran tensión emocional, porque la nostalgia empujaba a señalar responsables del decaimiento; algunos asistentes injuriaron a Fernández Cuesta; hubo canciones burlescas y gritos que podían calificarse de subversivos. A raíz de este acto, Girón decidió escribir directamente a Franco (18 de Octubre de 1966) explicándole su pensamiento y también sus agravios. La libertad de prensa sirvió para desconcertar e irritar a los enemigos porque no pudieron demostrar que existiese algo sucio en el Movimiento, como ellos pretendían. Pero el Régimen se encontraba a su juicio en peligro y no podían salvarlos ni los viejos cuadros del conservadurismo, que hablaban del "crepúsculo de las ideologías" - alusión a Gonzalo Fernández de la Mora, autor de un discutido libro con este título evidente alusión a Laureano López Rodó o a Ullastres y Navarro Rubio - que piensan que es posible desbancar al marxismo con medidas puramente económicas. Tenían que ser los hombres del Movimiento, los que creían en la política, quienes salvasen el Régimen. Para ello le parecía necesario utilizar todos los medios del comunicación del Movimiento para oponerse a "El Alcázar"- por entonces en manos de una editora crítica del sistema, y el diario "Madrid", bajo la dirección de Calvo Serer. "Comprobada la presencia de una gran deserción, por abandono y desanimo, entre los periodistas, sólo Jaime Campmany seguía, aunque vigilado, en la brecha", al decir de Luis Suárez, (Ob. cit. p. 837).


u Historia. Falange. José Antonio.

camisa vieja

Título de honor dentro de la Falange Española a cuantos pertenecieron a la Falange antes de las elecciones del 16 de Febrero de 1936, fecha del asalto al poder por el Frente Popular, de inspiración marxista. Oficialmente, tales militantes recibieron el titulo, de origen napoleónico, de "Vieja Guardia".

u Historia. Falange, José Antonio.

campamentos

Los campamentos fueron instituciones educativas de la juventud desarrolladas y perfeccionadas por la Falange, con un claro sentido de modernización del sistema educativo. Actividades de Tiempo libre, Ocio, Animación, Cultura, Deporte, Espiritualidad, etc. constituían el contenido de los programas realizados en estas "ciudades de lona", esparcidas por los lugares, seleccionados entre los más bellos de la geografía española, en los que se formaron más de dos millones de jóvenes españoles desde 1937 a 1976. Los campamentos se graduaron por edades y por especialidades. Una mayor parte de ellos, desde los primeros años de los participantes, se orientaban hacia la formación como mandos - jefes de escuadras, falanges, centurias, grupos ... -, especialistas en formación, deportes, cultura, montañeros, científicos, subacuáticos, musicales, artísticos, náuticos, aeromodelistas, etc. Se celebraban intercambios con las juventudes extranjeras, albergues de invierno y vacaciones, marchas por etapas, exploraciones y travesías, turismo juvenil, campos de trabajo, y otras muchas iniciativas que cautivaron a cuantos conocieron esta experiencia de formación integral realizada por la Falange. Actividades que en su mayor parte continúan realizándose por instituciones y empresas particulares.
. . .
Por su parte, la Delegación Nacional de la Sección Femenina, del SEU, la Organización Sindical y Auxilio Social de la Falange desarrolló una acción paralela de formación con sus afiliados y simpatizantes durante las vacaciones , en forma de albergues, preventorios, ciudades y residencias sindicales, donde movilizaros centenares de miles de participantes en sus actividades.

capital/capitalismo

El tema del capitalismo fue para la Falange inicial una cuestión central en su doctrina y en sus proclamas, pues constituyó el caballo de batalla, de la gran polémica del siglo, mantenida no siempre con simples palabras entre la izquierda revolucionaria y la economía clásica, aliada en este caso con las clases conservadoras. La crisis del 29 planteó la cuestión de la decadencia del sistema. También favoreció la controversia el atraso secular de las clases desfavorecidas españolas y los fracasos de la economía liberal que arrojaron al abismo más profundo a millones de seres a partir de la indicada crisis de 1929, que llegaría años después a la España enfebrecida de la II República.
Pese a todo, transcurrida la II Guerra Mundial y la desaparición por su fracaso de la economía capitalista de Estado de la Unión Soviética y otros países, el capitalismo perdura con otro rostro, una vez moderada su agresividad y recortada su efecto perverso, con conquistas de algunas causas sociales importantes, en favor del bienestar de los trabajadores. Pero la polémica perdura, esta vez, por los estragos que el capitalismo por causa en los países del "tercer mundo", sumidos en su mayor parte, en niveles de infrahumanidad bien conocidos. Con este enfoque, resulta obligado reproducir en que términos se pronuncian nuestros fundadores sobre este fenómeno.

. . .

"Los grandes beneficios obtenidos por los industriales pasaron a ser utilizados, en forma de capital financiero, por las nuevas empresas a que obligaba el desarrollo de la producción, la amplificación de las antiguas y la adquisición del utillaje necesario, cada día más costoso. El capital financiero disponible resultaba insuficiente, y entonces se incrementaron las grandes sociedades anónimas y las disponibilidades financieras procedentes de las numerosísimas fortunas privadas, tanto de las hechas y surgidas en el proceso mismo de la industrialización, como de las antiguas fortunas estáticas, vinculadas a la tierra". (Ramiro Ledesma Ramos, ob. cit. p. 183)

. . .

"El Capital - y antes he empleado bastante tiempo en distinguir el capital de la propiedad privada - es un instrumento económico que tiene que servir a la economía total y que no puede ser, por tanto, el instrumento de ventaja y de privilegio de unos pocos que tuvieron la suerte de llegar antes" (O.C.p.509)

capital financiero

"Imaginad un sitio donde habitualmente se juegue a algún juego difícil. En esta partida se afanan todos, ponen su destreza, su ingenio, su inquietud, hasta que un día llegue uno más cauto que ve la partida y dice: "Perfectamente, aquí unos ganan y otros pierden; pero los que ganan y los que pierden necesitan para ganar o perder esta mesa y estas fichas. Bien, pues yo, por cuatro cuartos compro la mesa y las fichas, se las alquilo a los que juegan y así gano todas las tardes". Pues esto, que sin riesgo, sin esfuerzo, sin afán ni destreza, gana con el alquiler de las fichas, este es el capital financiero". (O.C.p.709)


capitalismo

"Repudiamos el sistema capitalista, que se desentiende de las necesidades populares, deshumaniza la propiedad y aglomera a los trabajadores en masas informes, propicias a la miseria y a la desesperación. Nuestro sentido espiritual y nacional repudia también el marxismo. Orientaremos el ímpetu de las clases laboriosas, hoy descarriadas por el marxismo, en el sentido de exigir una participación directa en la gran tarea del Estado nacional" (Punto X de la Norma Programática)

.. .. .. .. ..

capitalismo, (acumulación)


El capitalismo es la acumulación incesante de capital, medios de producción, poder de decisión, concentración de empresas, enriquecimientos injustos y alianzas con el poder político para garantizar sus fines. Para Marx, su principal característica es la compra y venta de la fuerza del trabajo considerada como mercancía, que domina una minoría, lo que significa la explotación de los trabajadores, que se apropia de las rentas del capital y con las plusvalías que aquellas generan.
Modernamente al capitalismo se le aplican controles y frenos que limitan su voracidad, con lo que el capital se somete a normas estrictas de competencia, a fin de evitar los monopolios. Hoy se considera que la economía de mercado, tal como se encuentra articulada, aumenta las desigualdades entre las sociedades avanzadas y las subdesarrolladas. Y también se considera que el afán por los bienes materiales esta conduciendo a la humanidad a un materialismo, que desprecia toda espiritualidad.

. . .

"Repudiamos el sistema capitalista, que se desentiende de las necesidades populares, deshumaniza la propiedad privada y aglomera a los trabajadores en masas informes, propicias a la miseria y a la desesperación.
Nuestro sentido espiritual y nacional repudia también el marxismo. Orientaremos el ímpetu de las clases laboriosas, hoy descarriadas por el marxismo, en el sentido de exigir su participación directa en la gran tarea del Estado nacional" (Punto X de la Norma Programática)

. . .

Es necesario ante todo despejar el terreno de las definiciones de capitalismo más difundidas, aunque superadas; las que según las cuales el capitalismo es un sistema económico en el cual la propiedad de los medios de producción es privada; las inversiones son decididas por los privados; los precios, la producción y la distribución de los bienes se determinan mediante mecanismos del llamado libre mercado.

Tal capitalismo no existe mas, porque sobre todo - en la medida diversa y con diversos mecanismos - el Estado concurre a determinar e incluso a imponer inversiones y precios, opciones productivas, sistemas de distribución. Además el Estado es propietario, total o parcialmente, de todos o parte de los medios de producción. En los Estados Unidos, cuna y guía del capitalismo, el Pentágono - o sea el Ministerio de Defensa - es el más colosal empresario e inversor, y su política condiciona lo que se llama "defense prosperity". El libre mercado ha sido y es, el más falseado y distorsionado, tal como practica el capitalismo.

Se debe distinguir entre capitalismo y capital. El capital es un instrumento económico necesario, con reglas propias de conservación y de acumulación; el capitalismo es la degeneración y la perversión del uso del capital, elevado a sistema.

Se debe pues rechazar la identificación entre capitalismo y sociedad burguesa, porque en las sociedades comunistas existe un capitalismo de Estado no menos perverso.

Se debe incluso rechazar la ecuación capitalismo - búsqueda del beneficio de empresa. Existe un capitalismo privado clientelar y asistido que obtiene ganancias incluso de las pérdidas de las empresas, y de otra parte existe un capitalismo estatal que trata solamente de maximizar la producción por razones políticas y de poder o de agigantar sus dimensiones con fines de poder.

Esta superada ya la personificación del capitalismo con el "patrono", en el momento en que surgen siempre mas difusamente las "tecnoestructuras".

Se puede decir en definitiva, que lo que ocurre bajo el nombre de capitalismo es como lo que F.E. contrapone y tiende a superar con la propia alternativa orgánica, o sea un sistema económico en el cual el capital y sus resultados sean considerados como fines y no como medios, para lo cual el hombre y la sociedad son servidos por ellos.

Perversión y degeneración capitalistas se han hecho más nefastas con el desarrollo multinacional del capitalismo; con la distribución a escala internacional del trabajo, con las relaciones de interdependencia económica entre naciones a diverso nivel de desarrollo, entre las cuales se produce las que obtienen un desarrollo avanzado y las subdesarrolladas.

El comunismo ha perdido el desafío con el capitalismo, tanto porque donde disponen de poder ha recurrido al capitalismo de Estado, tanto porque no ha sabido asegurar a los propios súbditos un bienestar igual al conseguido por los ciudadanos de los Estados considerados capitalistas, añadiendo a la explotación, la alineación y la miseria.

El socialismo marxista es todavía leal a la mitología de la estatización, la cual, donde es total, llega a los resultados obtenidos por el "socialismo real" comunista, y donde es parcial, da lugar a una economía mixta, en la que al capitalismo privado se añade el capitalismo público de partido.

El socialismo a-marxista se limita al intento de gestionar el capitalismo; ni racionaliza en parte los éxitos, ni elimina la praxis, ni la lógica (Ver Socialismo)
El liberalismo, con su "laissez-faire, laissez-passer", ha sido rechazado por los capitalistas, antes incluso de ser abatido por los anticapitalistas, desde el momento que ha sido el capitalismo, a finales del VIII, a pedir la intervención y el auxilio del Estado, para la propia supervivencia y para superar los problemas que han encontrado (Ver Liberalismo)
Solo en la alternativa orgánica (Ver Democracia Orgánica) donde el capitalismo se disuelve, sin que el capital sea vaciado de su capacidad de crear riqueza y bienestar para la entera comunidad nacional.

. . .

"¿Sabéis en la época de prosperidad de los Estados Unidos, en la mejor época, desde 1922 hasta 1929, en cuánto aumentó el volumen total de los salarios pagados a los obreros? Pues aumento en el 5 por ciento. ¿Y sabéis, en la misma época, en cuanto aumentaron los dividendos percibidos por el capital? Pues aumentaron en el 86 por ciento. ¡Decid si es una manera equitativa de repartir las ventajas del maquinismo!" (José Antonio, Conferencia en el Círculo de la Unión Mercantil de Madrid, O.C. p. 487)

. . .

"Las personas que suponen que el sistema capitalista está en quiebra, en sus últimas manifestaciones, entienden que este régimen capitalista tiene que dar paso a una de estas soluciones: o bien a la solución socialista, o bien a la solución sindicalista. Poco más o menos, los socialistas entregan la plusvalía, es decir, el incremento del valor del trabajo humano, a la colectividad organizada en Estado. En cambio, el sistema sindicalista adjudica esta plusvalía a la unidad orgánica del mismo trabajador. Se diferencian los dos del sistema capitalista actual, en que esta la adjudica al empresario, al que contrata el trabajo" (Del interrogatorio ante el Tribunal Popular de Alicante, el 12 de Noviembre de 1936, recogido en "Frente a Frente")

. . .

"El sistema capitalista ha hecho que cada hombre vea en los demás hombres un posible rival en las disputas furiosas por el trozo de pan que el capitalismo deja a los obreros, a los empresarios, a los agricultores, a los comerciantes, a todos lo que, aunque no lo creáis a primera vista, estáis unidos en el mismo bando de esa terrible lucha económica; a todos, aunque a veces andéis a tiros entre vosotros". (O.C. pag. 710)

. . .

"¿Qué hacer? No vamos a resignarnos con la continuación del régimen capitalista. Hay una cosa de toda evidencia: la crisis del sistema capitalista y sus estragos, ni siquiera atenuados por el comunismo. ¿Qué hacer, pues? ¿Estamos en un callejón sin salida? ¿No hay solución para el hambre de paz y justicia de las masas? ¿Tendremos que optar entre la desesperación del régimen burgués y la esclavitud de Rusia?" (O.C. pag 737)

. . .

" Si llega a triunfar la ola roja, ¿Quiénes hubieran sido sus víctimas? ¿Los grandes capitalistas? Ciertamente, no; el gran capitalismo es internacional; cuando recibe un golpe en un país, cubre sus pérdidas con lo que en otros países gana" (O.C. pag. 752)

u Doctrina, Liberalismo, Marxismo

capitalismo español

"España posee un capitalismo rudimentario - traidoramente rapaz - que rehuye todo riesgo y vive en absoluto al margen de toda idea de servicio a la economía nacional española. Nuestra economía no es libre, es decir, esta impedida de adoptar las formas y de seguir las rutas que más convienen a su propio avance y al bienestar general de todo el pueblo. Tanto la explotación industrial, como la minera y la agrícola, tienden menos a vigorizar nuestra realidad económica que a servir las deficiencias y huecos de las economías extranjeras, principalmente la de Inglaterra. Desde hace medio siglo o más, durante el periodo en que ha tenido lugar la expansión económica imperialista, España no ha sido libre de orientar su economía, y se ha visto obligada a servir las conveniencias de otros pueblos. El trabajador español, el campesino, el industrial, todo el pueblo, en fin, han laborado en condiciones pésimas y han sufrido las consecuencias de la falta de libertad de España" (Ramiro Ledesma Ramos. Ob.cit. p. 190)

. . .

"El proceso de hipertrofia del capitalista no acaba más que de dos maneras: o interrumpiéndolo por la decisión heroica incluso de algunos que participan en sus ventajas o aguardando la catástrofe revolucionaria que, al incendiar el edificio capitalista, pegue fuego, de paso, a inmensos acervos de cultura y de espiritualidad. Nosotros preferimos el derribo al incendio, y estamos seguros de que ese derribo - que al alumbrar las nuevas formas de vida colocará a la cabeza del mundo a la primera nación que lo logre... es en España más fácil que en parte alguna, porque apenas tropieza con un gran capitalismo industrial, que es el más difícil de desarticular rápidamente." (O.C. pag. 848)

. . .

" He aquí una grande y bella tarea para quienes de veras consideran a la Patria como un quehacer: aligerar su vida económica de la ventosa capitalista, llamada irremediablemente a estallar en comunismo; verter el acervo de beneficios que el capitalismo parasitario absorbe en la vida red de los productores auténticos, ello nutriría la pequeña propiedad privada, libertaría de veras al individuo, que nos libre
cuando está hambriento, y llenaría de sustancia económica a las unidades políticas verdaderas: la familia, el Municipio, con su patrimonio comunal rehecho, y el Sindicato, no simple representante de quienes tienen que arrendar su trabajo como una mercancía, sino beneficiario del producto conseguido por el esfuerzo de quienes lo integran" (O.C. pag 842)

. . .

"El capitalismo, allende las fronteras, tuvo una época heroica, de esplendor; había impulsado con brío gran cantidad de riquezas y de iniciativas; pero el capitalismo español fue raquítico desde sus comienzos; desde sus principios empezó a claudicar con los auxilios estatales, con los auxilios arancelarios. Nuestra economía estaba más depauperada que casi ninguna; nuestro pueblo vivía más miserablemente que casi ninguno. No os tengo que decir nada de esto, después de lo que habéis oído a los camaradas que me han precedido en el sitio. Gran parte de la tierra española, ancha, triste, destartalada, huesuda, como sus pobladores, parece no tener otro destino que el de esperar a que esos huesos de sus habitantes se le entreguen definitivamente en la sepultura". (O.C. pag. 563)

cara al sol

Himno de la Falange, la letra es de José Antonio Primo de Rivera y un grupo de poetas falangistas, y la música, de Juan Tellería. Fue compuesto en el restaurante OR - KOMPON, de Madrid, por un grupo de fundadores entre los que se encontraban Agustín de Foxá, Dionisio Ridruejo, José Maria Alfaro, Pedro Mourlane y algunos otros. El texto es el siguiente:

Cara al sol con la camisa nueva
qué tu bordaste en rojo ayer,
me hallará la muerte si me lleva
y no te vuelvo a ver.
Formaré junto a mis compañeros
que hacen guardia sobre los luceros,
impasible el ademán,
y están presentes en nuestro afán.
Si de dicen que caí,
me fui al puesto que tengo allí.
Volverán banderas victoriosas
al paso alegre de la paz
y traerán prendidas cinco rosas
las flechas de mi haz.
Volverá a reir la primavera
que por cielo, tierra y mar se espera.
Arriba escuadras a vencer
que en España empieza a amanecer.

La melodía proviene de un antiguo aire vasco aportado por Juan Tellería. La letra es un canto a la vida en clave del ideal de servicio. La Falange es el compromiso con lo sueños del amor y de Dios, simbolizado en los luceros. Al final está la victoria, en el vuelo de las banderas y la conquista de la paz.

cara al sol (himno falangista)

COMO NACIÓ LA CANCIÓN DE LA FALANGE

"La echábamos de menos al final clamoroso de los todos los mítines, cuando la voz de José Antonio se apagaba entre aplausos.
La presentíamos, casi la amábamos sin conocerla. Varias veces habíamos dicho al Jefe al termina un discurso.
- Figúrate cómo prolongaríamos la emoción, si una banda nuestra tocase ahora una canción de guerra.
El nos tranquilizaba:
- Os prometo que tendremos una canción pronto.
José María Alfaro, poeta de las primeras horas de la Falange, componía y destruía estrofas. Era uno de los más entusiastas de la idea. Nos leía trozos revueltos con estrofas imperiales. ¿Te acuerdas José Maria de aquella que escribiste, de amarga profecía, que yo quise incorporar a nuestro himno no nacido?
"Dónde está el Capitán... Nadie lo sabe;
"Del Arlanzón al Duero se ha perdido".
En la casa del Marqués de Bolarque, en aquel cuarto de música de suave penumbra con exangües mascarillas de los grandes maestros alemanes, Juan Tellería tocó una tarde una canción alegre y decidida; Bolarque y Miquelarena hicieron unos proyectos de estrofas.
Días después, fuimos a cenar con José Antonio a "Or - Kompon", restaurante vasco situado en la calle de Miguel Moya.
Era una especie de cueva con acuarelas de Guipúzcoa en los zócalos, carros de bueyes rojos con lana sobre el testuz, caseros de boina, frontones, maizales y curas con paraguas bajo los cielos plomizos de Loyola.
Estábamos, además de José Antonio, el maestro Juan Tellería, Luis Bolarque, don Pedro Mourlane Michelena, Rafael Sánchez Mazas, José Maria Alfaro, Agustín Aznar y Dionisio Ridruejo.
El tema de la conversación de aquella noche fue el teatro y la música. Se comentó "El joven piloto", zarzuela de Luis Bolarque y de Jacinto Miquelarena.
Había gran jaleo de vasos,; los mozos trajeron chacolí, sidra y bacalao; alguien dijo:
- Vamos a hacer una sangría.
Después de la cena, el maestro Tellería se puso al piano. Tocaba pasodobles y tangos.
- Oye. Toca eso que hiciste el otro día.
Sonó una música enérgica, alegre y guerrera.
- ¿Te gusta José Antonio?
- Esta bien. ¿A ver cuántos poetas hay aquí?
Nos contó, añadiendo.
- Vamos a hacer un himno para que lo canten los chicos.
Un mozo trajo unas cuartillas y nos desperdigamos por las mesas.
Bolarque, con su fino oído musical, hacia los "monstruos", es decir, las estrofas sin sentido que llenaban la música y que luego había que sustituir con otras poéticas. Recuerdo que uno de ellos era:
"Adiós, adiós, el Capitán se va"
Trazó el plan José Antonio.
- Nuestros muchachos exigen una canción alegre, de guerra y de amor, pero exenta de odio. No ha de ser ni engolada ni solemne. En la primera parte debemos hablar de la novia, luego, de la muerte, haciendo una alusión a la guardia eterna de las estrellas, y después algo sobre la paz y sobre la victoria.
Con su voz caliente, un poco usual, nos recitó media estrofa que ya traía pensada:
"Traerán prendidas cinco rosas,
las cinco flechas de mi haz"
El músico, despeinado, golpeaba las teclas. Yo escribía en una mesa entre las migas de pan y las peladuras en espiral de la fruta. Quise poner un arranque brioso.
"De cara al sol con la camisa nueva
que me bordaste ayer".
José Antonio y Rafael Sánchez Mazas hicieron algunas modificaciones. Se suprimió la preposición "de" y se puso "camisa nueva" por necesidades de la rima.- En el segundo verso se añadieron las palabras "tú", que daba energía y perfilaba la idea de la novia, y "en rojo" porque resultaba corto ese verso.
Hubo una larga pausa. Todos meditaban sobre las cuartillas y algunos mordían el lápiz y miraban al techo. Al fin se nos acercó Dionisio Ridruejo leyéndonos un papel arrugado. Había modificado una idea y un verso de José Antonio y añadido el verso completo.
"Volverán banderas victoriosas
Al paso alegre de la paz"
No fue tan fácil capturar "alegre". En los primeros papeles (que Bolarque conservó hasta la revolución) aparecían tachados los adjetivos "recio" y "fuerte".
No recuerdo exactamente quien lo propuso. Únicamente sé que, cuando quedó flotando en el aire, hicimos el ademán de cogerlo con la mano. Eso era. Alegre tenia que ser el paso de la paz.
- Eso, eso es, magnífico.
Aznar, que vigilaba la puerta, preguntó por José María.
-Está arriba, en la barra. Voy a buscarle.
No salía de la segunda estrofa. A mí me resultaban barrocos todos los intentos basados en centurias formadas sobre nubes y desfiles pálidos de muertos.
Bajó Alfaro y nos recitó una estrofa de la sonrisa de la primavera.
"Volverá a reir la primavera
y será la vida, vida nueva"
Eran las dos y media de la madrugada. Encendí un pitillo, algunos querían marcharse, pero Agustín Aznar y Luis Aguilar vigilaban la puerta.
- De aquí no sale nadie.
Campanudo y taciturno, don Pedro Mourlane, el canciller, como le llamaba José Antonio en las cenas de Carlomagno, tachaba con una línea de lápiz el segundo verso, que ya no iban a repetir los camaradas, y escribía con letra menuda unas palabras. Preguntó:
- ¿No os gusta mas esto?
"Que por cielo, tierra y mar se espera"
Todos aprobamos unánimes y le felicitamos.
José María Alfaro acababa de encontrar la gran palabras decisiva, la promesa del amanecer de España. Escribió al lado de José Antonio:
"Arriba escuadras, a vencer,
que en España empieza a amanecer"
Impaciente propuso Bolarque:
- Aunque el himno está incompleto, vamos a cantarlo:
José Antonio se frotaba infantilmente las manos y nos agrupamos todos alrededor del piano.
Se abrieron los primeros compases. Comenzamos a cantar. La música sonaba vibrante; eran voces juveniles que invocábamos a la muerte y a la victoria; nos poníamos firmes inconscientemente y levantábamos el brazo.
Era que estaba allí el himno arrebatándonos, sorprendiéndonos a nosotros mismos, vivo ya, independiente, desgajado de sus autores.
En los ojos de José Antonio brillaba una luz de entusiasmo velada por una ligera tristeza. Le parecía escuchar en la apartada calleja las pisadas rítmicas de sus camaradas que marchaban hacía un frente desconocido, en tierra, en el mar y en el aire, aquellas palabras que hacia unos minutos sobre el papel no eran nada y que ya no pertenecían a los poetas.
Comentaba José Antonio, todavía enardecido:
- Ha quedado estupendo.
Añadía:
- Le haremos cantar en la calle de Alcalá con acompañamiento de pistolas.
Exaltaba Rafael.
- Esto es lo bueno, lo popular, los consonantes fáciles;"llueva" con "nueva".
Aludía a los dos versos de la primera estrofa.
Flotaba sobre las mesas el humo denso de los pitillos. Salimos de "Or- kompón". Hacía frío aquella noche. Subimos por Alcalá, entre faroles, levantándonos los cuellos de los abrigos.
Al día siguiente en el despacho de mi padre -espadas, cotas de malla, viejos libros ilustrados por Gustavo Doré - encontré yo la estrofa de los caídos. José Antonio había interpretado poéticamente el más allá por medio de las estrellas. Fui fiel a su idea, pero, por razones métricas, escribí, en lugar de estrellas, "luceros". Me quedó así la estrofa:
- "Si caigo aquí, tengo otros compañeros
que montan ya la guardia en los luceros.
Impasible el ademán
y están
presentes en nuestro afán."
Fui por la noche a buscar a José Antonio y se la leí. Como la estrofa resulta corta con relación a la música, añadió él estos tres versos.
"Si te dicen que caí
me fui
al puesto que tengo allí"
Le hice un reparo.
- Dos veces "caí" no me gusta.
- Tienes razón.
Entre los dos la modificamos y escribimos:
"Formaré junto a mis compañeros
Que hacen guardia sobre los luceros".
Acabábamos de hacer la Canción de la Falange. Bajamos los dos por la calle de Olozaga y me despedí de José Antonio.
Tardé varios días en volverle a ver. Por la Gran Vía pasaban grupos de gentes que salían del cine Avenida Acaba de estrenarse la película "La Bandera".
Había neblina en torno de los faroles.
Todo eso sucedía exactamente el cuatro de diciembre de 1935".

Agustín de Foxá

. . .

"(En la versión de la creación del Himno de Falange, dada por Ridruejo a Bravo, se afirma que el himno pudo perderse, de no haber sido porque la camarada Angelita Ridruejo guardaba una copia del original regalada por Pilar Primo de Rivera. He de hacer constar que al estallar el Movimiento nacional existía una edición de 20.000 copias del disco original, ejemplares grabadas clandestinamente en Madrid y que había empezado a repartirse en los primeros días de julio. Los gastos de esta edición los costeó el gran recitador José González Marín, y se ocuparon de hacerla y repartirla - con autorización expresa de José Antonio - los camaradas Aurora Jauffret, "La Goya", y Tomás Borrás. Se había intentado por Cadenas hacer el disco, pero la casa Ureña, de Madrid, no se atrevió a lanzarlo - después de impresionado - en pleno periodo del Frente Popular. Cadenas, que amenazado de muerte tuvo que marchar de Madrid a Fuenterrabía, estaba en tratos con una casa francesa al estallar el Movimiento. Unos ejemplares de la edición primera, que yo tenía, se difundieron rápidamente por Mallorca. Y por las radio de todas las ciudades adictas se oyó, mejor o peor cantado, el "Cara al Sol" desde los primeros días. En Palma, donde yo me encontraba, se cantó a las nueve de la mañana del glorioso domingo 19 de julio" (Ximénez de Sandoval op. cit. p.375 (Nota))

u Música, Cultura, Poesía.
 

caralt borrell, luis de

Editor nacido en Barcelona en 1916. Licenciado en Derecho. Huyó a zona nacional al iniciarse el Alzamiento. Alistado en la 1ª Centuria de la Falange Catalana "Ntra. Sra. de Montserrat". Desde la Academia de Llen se desplazó a Salamanca para apoyar a Hedilla. Tras la Unificación vuelve al frente. En 1937 alcanza el grado de oficial provisional de infantería. En 1939 es nombrado inspector nacional de Excombatientes. En 1942 formó parte de la escisión falangista ORNS de Eduardo Ezquer, líder falangista extremeño. En 1949 fue teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, cargo que ocupa hasta 1952. Fundador de los Círculos José Antonio de la Ciudad Condal y director de la editorial que lleva su nombre y que, con posterioridad, se convirtió pronto en bandera del antifranquismo.

carceller segura, demetrio

Ingeniero textil, nació en 1894. No consta que tuviera antecedentes falangistas, según declaración del propio Manuel Valdés. Después de la guerra, ocupó varios puestos en el Movimiento y en el Consejo Nacional. Llegó a ser Ministro de Comercio. Falleció en 1968.

cárceles

En todas las cárceles de la zona republicana fueron recluidos falangistas, aunque las principales por el número y el rango de los mismo fueron las cárceles Modelo de Madrid, de donde salieron para su ejecución Ramiro Ledesma Ramos, Julio Ruiz de Alda, Fernando Primo de Rivera y otros muchos, y la Cárcel de Alicante, donde fue juzgado y asesinado José Antonio Primo de Rivera, tras una parodia de proceso.

La cárcel modelo de Madrid fue el más tristemente célebre establecimiento penitenciario de la República. En ella se internaron a miles de españoles, muchos de ellos ametrallados y asesinados en sus patios, otros ejecutados en sus dependencias, los más llevados a Paracuellos de Jarama, Aravaca o las tapias de los cementerios donde eran sacrificados salvajemente.

Miguel Primo de Rivera, hermano de José Antonio, relata su experiencia en aquel centro:
"Muy pocos días después del triunfo del Frente Popular en las elecciones de febrero de 1936, José Antonio, igual que toda la Junta Política y que todos los hombres más destacados del partido, fue encarcelado. Las detenciones y órdenes de prisión, lo mismo en Madrid que en el resto de España, se hacían por mandado del Gobierno y el tiempo pasaba sin que los detenidos (que ya eran muchos miles en España, fuesen siquiera interrogados por los jueces). Falange Española era una organización legal. Y por sentencia del Tribunal Supremo de Justicia declaró en escrito razonado y valiente que la Falange existía perfectamente dentro de la ley.
A pesar de ello, repito, no sólo con encarcelamientos, sino con toda clase de persecuciones se pretendía ahogar en dolor y pobreza a los hombres que a costa de todos los sacrificios estaban abriendo para España el camino del Imperio.
No quiero insistir en el comentario de aquella situación y de aquel tiempo. Los hechos son tan claros y están tan cerca que todo el que sienta alguna inquietud española los conoce.
Me limitaré a narrar la historia de mi hermano desde que yo fui su compañero de cárcel hasta su muerte. Y en esto, nuestra prisión conjunta empieza cuando a mi (enviado por José Antonio a Cuenca en compañía de Garcerán, Barroso y Tito Menéndez) me detuvieron por el hecho de representar a mi hermano (encarcelado) en las elecciones para diputados que había de celebrarse en dicha capital. La noche del 30 de Abril del 36, después de turbulentos sucesos organizadas por las milicias socialistas que Prieto llevó a Cuenca, fui detenido y enviado a Madrid, en compañía de veinte excelentes camaradas, también detenidos y todos destinados a llenar las celdas de la cárceles, donde tal vez encontraron la muerte...
El 1º de mayo estábamos en la cárcel modelo de Madrid, después de bastantes horas de incomodidad en los sótanos de la Dirección General de Seguridad. Y por la tarde de ese mismo día fui enviado a la llamada galería de políticos de dicha cárcel y entré a formar en el grupo de los que la ocupaban. ¡Honrosa compañía la de aquellos hombres de la Falange! Los hombres que ocuparon las primeras trincheras de la primera vanguardia española estaban allí y el gobierno de la república me castigaba con el honor de compartir con ellos la prisión.
Algunos cayeron en la empresa". (Ximénez de Sandoval, ob. cit. p.445)

. . .

El primer día, sus hermanas enviaron a José Antonio el almuerzo de su casa. José Antonio lo rechazó, diciendo: "Las almas, como los cuerpos, se forjan en el sacrificio. No olvidar que de señoritos no tenemos más que nuestro señorío". (X.S. op. citp.447)

. . .

Una vez le anunciaron la visita de un personaje, mientras se preparaba para jugar : " Decís que no estoy", exclamó, rápido, entre la hilaridad de todos." (X.S. op. cit. p.450)

u Represión, República, Cárceles.

careaga y basabe, pilar

Ingeniero industrial, alcaldesa de Bilbao. Procuradora en Cortes. Detenida en Bilbao en 1936, fue encarcelada en la prisión de Larrinaga y luego en el convento de los Ángeles Custodios, hasta el 11 de septiembre del mismo año, en que fue canjeada con un grupo de 150 personas por intermedio de la Cruz Roja Internacional. Trasladada a la zona nacional. Se incorporó en Valladolid a la columna que se emplazó en el frente de Madrid, donde fue delegada de Frentes y Hospitales; contribuyó a organizar la asistencia a las fuerzas combatientes en la Casa de Campo y Ciudad Universitaria. Una vez liberado Madrid, abrió los comedores y centros de refugio de Auxilio Social.

carlistas


Partidarios del Carlismo, movimiento propulsor de la legitimidad de los descendientes de Don Carlos V, hermano de Fernando VII, que falleció en 1933. Mantuvieron varias guerras en el siglo XIX contra los liberales, partidarios de la hija del rey, Isabel II, entonces una niña. Los carlistas eran fieles a un fondo de doctrina caracterizado por el respeto a los fueros históricos y las tradiciones. Su líder principal en la guerra civil fue Manuel Fal Conde. Otros carlistas famosos fueron el Conde de Rodezno y Victor Pradera, que se manifestaron partidarios de una aproximación al rey Alfonso XIII. Su lema fue "Dios, Patrias y Rey", su himno el "Oriamendi", y les identificaba la boina de color rojo. Contaban con una estructura militar, con oficiales e incluso academias militares (esta fue al parecer la causa de la expulsión de España de Fal Conde decretada por Franco). La fuerza principal de este movimiento estuvo en Navarra. Durante la guerra formaron, junto a las valerosas banderas de la Falange, los no menos ardientes y combativos Tercios de Requetés. Su organización todavía perdura.

u Guerra civil, Carlismo, Milicias.

carrero blanco, luis

(1903, Santoña (Santander) - 1973 (Madrid). Marino, Capitán General de la Armada, Vicepresidente del Gobierno español, fue asesinado por ETA. Militar de vocación y político por obligación ante una coyuntura histórica irrevocable. Tomó parte en la guerra de Marruecos (1924-26) y en la guerra civil (1936-1939) Consejero nacional del Movimiento, en 1040 se hizo cargo de la subsecretaria de la Presidencia del Gobierno, que desde 1951 ocupó con el nivel de ministro. En 1966 ascendió a almirante y en 1967 fue nombrado vicepresidente del gobierno, cargo con el que fue confirmado con ocasión del reajuste ministerial de octubre de 1969. En junio de 1973 fue nombrado presidente del Gobierno y el 20 de diciembre del mismo año murió en el atentado perpetrado por la banda terrorista Eta - militar. Políticamente fue "hombre del Movimiento" sin decantarse por ninguna de sus formaciones. Mantuvo actitudes de oposición contra Falange Española en relación con su legítima aspiración a la preeminencia en el poder, justificada por la mayor aportación al Régimen que ninguna otra fuerza política. Personificó un enfrentamiento en las fases conocidas como "el caso Matesa" y "la ley sindical del ministro Solis", de las que el grupo falangista resultó mal parado, por su postura aperturista. En su biografía se destacan perfiles de una sólida personalidad intelectual y humana. Carrero fue desde 1940 una eminencia gris detrás de Franco y, para muchos españoles, con una incógnita nada clara, pues no ser explicaba como un político podía ser modesto, silencioso, trabajador y tan inteligente que, en sus años taciturnos de adolescencia, sus parientes le llamaban en broma "Elefante Blanco". Nunca quiso brillar. Pero no correspondía al modelo corriente de los políticos. Pero sus informes, leídos a treinta años de distancia, causan admiración. Únicamente las personas que conocían de cerca de él, estaban en condiciones de apreciar sus cualidades.

carrillo, santiago

(1915 - ) Dirigente comunista. Se le imputan graves responsabilidades en el genocidio de Paracuellos del Jarama, como titular entonces de Orden Publico en Madrid. Pasado mas de medio siglo, en 1996, declaró sobre José Antonio en "Juez y parte, 15 retratos españoles", Ed. Plaza-Janés. Barcelona, pp. 95 y 101).

"Cuando un hombre muere con dignidad por sus ideas, por muy opuestas a las de uno que esta sean - y para mi las de José Antonio Primo de Rivera lo eran mucho - , merece un punto de respeto. Si hay gentes que varias décadas más tarde, no siendo fascistas, tratan con respeto su figura y hasta intentan encontrar eximentes a su política, hasta llegar a considerar que no era un fascista, es porque José Antonio murió joven, fusilado, y se convirtió en un mito romántico porque no tuvo ninguna oportunidad de estar presente en los casi cuarenta años de dictadura.
¿Qué hubiera sucedido si la República le canjea como hizo con Fernández Cuesta y alguno de sus correligionarios de Falange o hubiera conseguido evadirse como Serrano Suñer ¿se hubiera modificado la historia?
A sus treinta años, José Antonio no deseaba morir; postura lógica en una persona sana y vital; pero asumió su fusilamiento con entereza y serenidad..." (Aguinaga y G. Navarro, ob. cit. p. 117)

castillo, teniente

Al anochecer del día 12 de julio de 1936, el teniente de asalto José Castillo sale de su casa en compañía de su esposa y se despiden. A los pocos pasos Castillo es asesinado por un grupo falangista o carlista, que nunca fue distinguido ni detenido. Castillo era instructor de las Milicias Antifascistas Obreras y Campesinas del PSOE. El 16 de abril se había distinguido en la disolución violenta del entierro del alférez Reyes en la plaza de Manuel Becerra. En la disolución hirió gravemente al estudiante tradicionalista José Luis Laguna. Se trata de una venganza política. El cadáver del teniente es llevado al cuartel de Pontejos, junto al Ministerio de Gobernación, en donde se instala la capilla ardiente y es velado por sus compañeros de armas y militantes de izquierdas la noche del 12 al 13.
El 13 de julio se ejecuta la represalia. Esta se decide en el cuartel de Pontejos y la víctima será de primer rango. Sobre la una de la madrugada del día 13 sale de Pontejos, en la camioneta número 17, un grupo de guardias de asalto y cuatro jóvenes socialistas; va su frente el Capitán Condes, de la Guardia Civil. Se dirigen al domicilio de Calvo Sotelo, el líder monárquico del Bloque Nacional, en Velázquez 89, lo detienen, lo asesinan en el mismo camión y lo dejan en el cementerio del Este. Cuando el socialista Julián Zugazagoitia, director del periódico "El Socialista", se entera del crimen exclama: "Ese atentado es la guerra" (Adriano Goméz Molina, ob. cit.)

carta a un militar español

Desde la cárcel envió el Jefe de la Falange, con fecha del 4 de mayo, su famosa "Carta a un militar español", lúcido y emocionante llamamiento a la sublevación, justificada por ir contra un Gobierno que estaba en manos de traidores, y porque los militares no podían permanecer indiferentes cuando lo que se litigaba era "la existencia misma de España como entidad y como unidad". Esta carta, a diferencia de la de 1934, ya comentada, no estaba dirigida personalmente al general Franco, pero me parece indudable que José Antonio, al redactarla, pensaba en él como símbolo y ejemplo de cuantos creían que su honor y su conciencia les impedía rebelarse contra un Gobierno legalmente constituido. Que las razones expuestas por José Antonio movieron el corazón y el cerebro de muchos militares españoles lo demuestra, además de cuanto sucedió en torno al 18 de Julio, los argumentos utilizados por Franco el 2 de abril y el 19 de julio de 1937 para justificar el Alzamiento Nacional y su participación personal en el mismo. Primero en el Diario de Burgos, mediante un carta dirigida a José María Gil Robles, su antiguo ministro de la Guerra, explicaba cual era la razón de que en 1936 hubiera adoptado una postura radicalmente contraria a la mantenida en 1935: el Ejército "puede alzarse cuando causa tan santa como la de la Patria está en inminente peligro, pero no puede hacerlo para apoyar o sostener un determinado partido político. Pocos meses después explicitaría más y más su criterio por medio de unas declaraciones al ABC de Sevilla: "Al Ejército no le es lícito sublevarse contra un partido ni contra una Constitución porque no le gusten, pero tiene el deber de levantarse en armas para defender a la Patria Cuando está en peligro de muerte. En ambos casos Franco utilizaba, en síntesis, los mismos argumentos que José Antonio había razonado en su carta." (Antonio Castro Villacañas,"José Antonio y Franco" Revista de la F.N. Francisco Franco. Madrid, Octubre 2001)

u Ejercito, Guerra, Alzamiento.

carta de josé antonio a franco

Madrid, 24 de septiembre de 1934.-
 

Mi general:

Tal vez estos momentos que empleo en escribirle sean la última oportunidad de comunicación que nos quede; la última oportunidad que me queda de prestar a España el servicio de escribirle. Por eso no vacilo en aprovecharla con todo lo que, en apariencia, pudiera ella tener de osadía. Estoy seguro de que usted, en la gravedad del instante, mide desde los primeros renglones el verdadero sentido de mi intención y no tiene que esforzarse para disculpar la libertad que me tomo.

Surgió en mí este propósito, más o menos vago, al hablar con el ministro de Gobernación hace pocos días. Ya conoce usted lo que se prepara; no un alzamiento tumultuoso, callejero, de los que la Guardia Civil holgadamente reprimiría, sino un golpe de técnica perfecta con arreglo a la escuela de Trosky, y quien sabe si dirigido por Trosky mismo (hay no pocos motivos para suponerlo en España). Los alijos de armas han proporcionado dos cosas: de un lado la evidencia de que existen verdaderos arsenales, de otro, la realidad de una cosecha de armas risible. Es decir, que los arsenales sigan existiendo. y compuestos de armas magníficas, muchas de ellas de tipo más perfecto que las del Ejército Regular. Y en manos expertas que, probablemente van a obedecer a un mando peritísimo. Todo ello dibujado sobre un fondo de indisciplina social desbocado (ya conoce usted el desenfreno literario de los periódicos obreros), de propaganda comunista en los cuarteles y aun ante la Guardia Civil, y de completa dimisión, por parte del Estado, de todo serio y profundo sentido de autoridad. (No puede confundirse con la autoridad esa frívola verborrea del ministro de Gobernación y sus tímidas medidas policíacas, nunca llevadas hasta el final) Parece que el Gobierno tiene el propósito de no sacar el Ejército a la calle si surge la rebelión. Cuenta, pues, con la Guardia Civil y con la Guardia de Asalto. Pero por excelentes que sean todas estas fuerzas, están distendidas hasta el límite al tener que cubrir toda el área de España en la situación desventajosa del que, por haber renunciado a la iniciativa, tiene que aguardar a que el enemigo elija los puntos de ataque. ¿Es mucho pensar que en lugar determinado el equipo atacante pueda superar en número y armamento a las fuerzas defensoras del orden? A mi modo de ver, esto no es ningún disparate. Y seguro de que cumplía con mi deber, fui a ofrecer al ministro de Gobernación nuestros cuadros de muchachos por si llega el trance quería dotarlos de fusiles (bajo palabra, naturalmente, de inmediata devolución) y emplearlos como fuerzas auxiliares. El ministro no se si llegó siquiera a darse cuenta de lo que le dije. Estaba tan optimista como siempre, pero no son con el optimismo del que compara conscientemente las fuerzas y sabe las suyas superiores a las contrarias, sino con el de quien no se ha detenido en ningún cálculo. Puede usted creer que cuando le dije acerca del peligro las consideraciones que le he hecho a usted, y algunas más, se le transparentó en la cara la sorpresa de quien repara en esas cosas por primera vez.
Al acabar la entrevista no se había entibiado mi resolución de "salir a la calle con un fusil a defender a España", pero si iba ya acompañada de la casi seguridad de que los que saliéramos íbamos a participar dignamente en una derrota. Frente a los asaltantes del Estado español probablemente calculadores y diestros, el Estado español, en manos de aficionados, no existe.

Una victoria socialista, ¿puede considerarse como mera peripecia de política interior? Sólo una mirada superficial apreciará la cuestión así. Una victoria socialista tiene el valor de invasión extranjera, no sólo porque las esencias del socialismo, de arriba abajo, contradicen el espíritu permanente de España; no sólo porque la idea de patria, en régimen socialista, se menosprecia, sino porque de modo concreto el socialismo recibe sus intrucciones de una Internacional. Toda nación ganada por el socialismo desciende a la calidad de colonia o de protectorado.

Pero además, en el peligro inminente hay un elemento decisivo que lo equipara a una fuerza exterior; este, el alzamiento socialista va acompañado de la separación, probablemente irremediable, de Cataluña. El Estado español ha entregado a la Generalidad casi todos los instrumentos de defensa y le ha dejado mano libre para preparar los de ataque. Son conocidas las concomitancias entre el socialismo y la Generalidad. Así, pues, en Cataluña la revolución no tendría que adueñarse de poder: lo tiene ya. Y piensa usarlo, en primer término, para proclamar la independencia de Cataluña. Irremediablemente, por lo que voy a decir. Ya sé que, salvo una catástrofe completa, el Estado español podría recobrar por la fuerza el territorio catalán. Pero aquí viene lo grande, es seguro que la Generalidad, cauta, no se habrá embarcado en el proyecto de revolución sin previas exploraciones internacionales. Son conocidas sus concomitancias con cierta potencia próxima. Pues bien, si se proclama la República independiente de Cataluña, es nada inverosimil, sino al contrario, que la nueva República sea reconocida por alguna potencia. Después de eso, ¿cómo recuperarla? El invadirla se presentaría ya ante Europa como agresión contra un pueblo, que, por acto de autodeterminación, se había declarado libre. España tendría frente a sí, no a Cataluña, sino a toda la anti-España de las potencias europeas.

Todas estas sombrías posibilidades, descarga normal de un momento caótico, deprimente, absurdo, en el que España ha perdido toda nación de un destino histórico y toda ilusión por cumplirlo, me ha llegado a romper el silencio hacia usted con esta larga carta. De seguro, usted se ha planteado tema de meditación acerca de si los presentes peligros se mueven dentro del ámbito interior de España o si alcanzan la medida de las amenazas externas, en cuanto comprometen la permanencia de España como unidad.

Por si en esta meditación le fuesen útiles mis datos, se los proporciono. Yo, que tengo mi propia idea de lo que España necesita y que tenía mis esperanzas en un proceso reposado de madurez, ahora, ante lo inaplazable, creo que cumple con mi deber sometiéndole estos renglones. Dios quiera que todos acertemos en el servicio de España.

Le saludo con todo afecto, José Antonio Primo de Rivera.

u Alzamiento, Guerra civil. Falange. Franco.

cataluña

"La rebelión de Cataluña fue lo más grave que ocurrió el 6 de octubre. Para apreciar la responsabilidad de Azaña no basta con medir los pasos de Azaña en Barcelona durante los días que precedieron a la subversión, que sólo aportarían indicios vehementes de criminalidad, nos es suficiente con volver los ojos a su escrito galeato "Mi rebelión en Barcelona" (...) En un discurso del que forman parte, como incisos reveladores, los gritos de la multitud, que lo entendió como una declaración oficial y personal de soberanía autonomista, más elevado e independiente que la autonomía derivada de las organizaciones del Estado. Es una alocución de separatismo estatal y nacional, salvando el orador con escasa fortuna retórica o la evidente, la evidente precipitación en el delito de lesa Patria. Es el discurso de un hombre que usa de su talento, de su frialdad y de su inteligencia, para defender en su día si fuera necesario ante el Tribunal de Garantías Constitucionales, pero no ante el Tribunal de la Patria. El juego oratorio con las palabras Cataluña, España, República, Justicia, Libertad, Autonomía, Personalidad de los pueblos le permite desmembrar a la Patria, salvándose el orador únicamente ante la hermenéutica textual de los gramáticos" (A. M. Alonso, ob. cit. p. 84 y 85

. . .
 

"Estos minutos optimistas que España vive no logran, sin embargo, interesar a las figuras directoras de una región hispánica: Cataluña. En su anacrónica ceguera se empeñan en condenar la ineficacia a nuestro pueblo. Quieren su vida opuesta, royendo nuestro prestigio histórico e impidiendo el futuro de España. Se basan en románticos anhelos y representan la época caduca. Son la reacción, la voz vieja. España debe obligarles a ir hacia delante, a abandonar sus lamentos infecundos" (Ramiro Ledesma Ramos, ob cit p. 148)
 

. . .

"En la Generalidad de Cataluña dominaba la Ezquerra, que había triunfado en unas elecciones celebradas después del 18 de noviembre y con resultado contrario. (1934) A fines de junio, el Tribunal de Garantías, aceptando una impugnación del Gobierno, anuló la ley de Cultivos votada por el "Parlamento" catalán. "La Generalidad - dijo "FE" - declaró abiertamente que menospreciaba la sentencia del Tribunal. Presidía entonces el Gobierno de Madrid un Sr. Samper, radical inventado por la CEDA para soslayar la presencia de Lerroux en la Presidencia. Su posición ante el acto de franca rebeldía de los separatistas catalanes de cobardía, indecisión y falta de sentido político. Con esta tibieza en la defensa de la ley - de lo que entonces era ley - se animaron a los que prepararon el 6 de febrero. Falange, en un artículo de José Antonio, lanzó su consigna frente al hecho rebelde. "Hay que aplastar la rebeldía". Los diputados de la CEDA, en cambio, a sabiendas de que se preparaba un compromiso indigno para la soberanía y la autoridad del poder central, dieron un voto de confianza a Samper, no obstante que el Gobierno de este llevaba más de un mes mostrando su debilidad y su falta de decoro frente a los separatistas que con aquel pretexto de la ley de Cultivos, más que favorecer a los rebbasaires, intentaban crear dificultades al Gobierno de Madrid apoyados por las izquierdas del resto de España y por los socialistas. Falange imprimió hojas clandestinas, celebró en Madrid una ruidosa manifestación ilegal contra Companys, y no obstante la persecución a que estaba sometida, convocó al país, mostrando lo que fue siempre un postulado esencial de sus existencia: la defensa de la unidad de la patria y la hostilidad implacable a todo separatismo de izquierdas o de derechas. " (Francisco Bravo, "Historia de la Falange, Editora Nacional, Madrid, 1940, p. 51).

Por muchas razones, Cataluña siempre estuvo presente en el pensamiento de José Antonio y el grupo intelectual fundador de la Falange. La relación de José Antonio con Cataluña procede de su conocimiento de la región por su residencia familiar durante varios años. También por la importancia cultural y económica de la misma y por la problematicidad de su posición en España, que culminó con la declaración de una República propia, escindida políticamente en 1936. De todo ello derivan los siguientes textos:

"Nosotros amamos a Cataluña por española, y porque amamos a Cataluña más española cada vez, como al país vasco, como a las demás regiones" (O.C. pag. 110).

. . .

"Aquí no nos burlamos de la bella lengua catalana ni ofendemos con sospechas de mira mercantil los movimientos sentimentales - equivocados gravísimamente, pero sentimentales, de Cataluña-. Lo que sostenemos aquí es que nada de eso puede justificar un nacionalismo, porque la nación no es una entidad física individualizada sin accidentes geográficos, étnicos o lingüisticos, sino una entidad histórica, diferenciada de las demás en lo universal por su propia unidad de destino" (O.C. pag. 285).

. . .

"En un momento así presentan su ultimátum los separatistas de Cataluña. Hasta hace un par de semanas creíamos en la posibilidad de que las Cortes rechacen con indignación ese Estatuto, que equivale a una desmembración del territorio nacional. Hoy nos tememos que el crimen histórico sea consumado y que los traidores, de espaldas a los intereses de la Patria, firmen la disolución de nuestro pueblo. Porque es preciso llevar a la conciencia de todo español que no se trata de una simple autonomía regional dentro del Estado, sino de reconocer una nacionalidad, una soberanía política frente a la soberanía española. El Estatuto se despoja tan sólo de las atribuciones molestas y acumula para el Estado (¡¡) catalán el control de todo lo que constituye la actividad fecunda de un pueblo: Enseñanza, Justicia, Tributación, Poderes gubernativos, incluso el Ejército, pues no se olvide su reclamación de que se nutran de catalanes los regimientos de Cataluña (Tábores de policía indígena, como si dijéramos, al mando de oficiales españoles". (Ramiro Ledesma Ramos, ob. cit. P. 44)

. . .

"Cataluña es muchas cosas más profundas que un pueblo mercantil; Cataluña es un pueblo profusamente sentimental, el problema de Cataluña no es un problema de importación y exportación, es un problema dificilísimo de sentimientos. Pero también es torpe la actitud de querer resolver el problema de Cataluña reputándola de artificial. Yo no conozco manera más candorosa, y aún mas estúpida de ocultar la cabeza bajo el ala, que la de sostener que ni Cataluña tiene lengua propia, ni tienes costumbres propias, ni tienes historia propia, ni tiene nada" (O.C. p. 283).

. . .

"Me parecía a mi entonces (y de entonces estoy hablando) que Cataluña podía soportar muy bien la revocación del Estatuto de autonomía pero no la interdicción o el despojo de sus pertenencias fundamentales, como la lengua o el estilo de vida (…) Tales ideas habían sido aprobadas en su más alto nivel por el Ministerio del Interior al que mis servicios pertenecían, y por la Secretaria General del Partido, a la que voluntariamente se consideraban religados.
Pero pronto resultó patente que aquellas buenas disposiciones no representaban una política general del gobierno (…) "… nada de usar el catalán - los camiones que llegaban cargados de manifiestos y folletos en esta edición habían sido secuestrados - nada de organizar actos políticos o sindicales, nada de sardanas o aplecs populares. Barcelona había sido una ciudad pecadora y religiosamente desasistida y lo que había que hacer, durante semanas enteras, era organizar misas de campaña en todas partes y actos religiosos expiatorios. A esto sólo se debía añadir la apertura al publico un par de checas de fantasía truculante, montadas en la ciudad por los técnicos rusos". (Dionisio Ridruejo, "Casi unas memorias". Planeta, 1968. p. 168).

catolicismo

"A falta de una doctrina nacional ambiciosa y de unas fuerzas robustas a su servicio, hemos traído y tenemos en España un factor político de carácter religioso, el ingrediente católico. Pero el catolicismo, como toda religión, es sólo un estimulante eficaz de lo nacional, y puede quizá servir a lo nacional cuando es la religión de todo el pueblo, cuando la unidad religiosa es efectiva. Por eso en el siglo XVI español, el catolicismo actuó como potenciador de la expansión nacional, y como instrumento rector de la vida política. La situación ha cambiado. Hoy el catolicismo no influye sino en una parte del país, y comprende además en su seno una gran porción de gente desprovista de espíritu nacional brioso. En esas condiciones, y si la dirección de las masas católicas no está en manos de patriotas firmísimos, el factor religioso y católico en la España actual puede muy bien, no ser eficaz para su visible vigorización española, sino hasta convertirse en un instrumento de debilidad y de resquebrajamiento. Esto es lo cierto, y lo demás vacua palabrería tradicionalista." (Ramiro Ledesma, ob.cit. p.241.)

. . .

"Cuando José Antonio vivía, el catolicismo, en su cobertura humana y transitoria, aun no había pasado por los dos fuegos purificadores de nuestra guerra y de la guerra mundial, y, por lo tanto, estaba menos esencializado que hoy, menos cercano a su hueso profundo. Desde 1936 la evidencia de lo sobrenatural como único principio fundamentador de la vida se nos vino metiendo en el alma a golpes de dolor, y ahora podemos enraizar en este suelo nuestras posturas colectivas y políticas mucho mejor que nuestros hermanos mayores. Hoy podemos ser católicos, no sacristanes - y poseer a la par todas aquellas virtudes de gallardía, conciencia viva de lo temporal e intransigencia que hasta hace poco parecían ser monopolio del mal, o cuando menos, difíciles de vivir dentro de una religiosidad cálida.(...) A la luz de estos contrastes nos explicamos ciertas aparentes anomalías en la obra de José Antonio: por ejemplo, el hecho de que en filosofía fuera kelseniano, cuando toda su obra y su modo de ser piden a gritos una profesión iusnaturalista. El clasicismo innato de José Antonio se vió tentado por la perfecta y fría lógica del creador de la teoría pura del derecho, y se adscribió a ella en une ejercicio de higiene mental, sin percatarse -no estaba todavía el momento histórico maduro para tanto - de la insoluble contradicción existente entre ella y el iusnaturalismo cristiano y de la imperiosa necesidad de acudir por alguna vía a éste para cimentar el edificio jurídico. Vivimos, pues - esto es lo que interesa señalar - en un tiempo distinto al de José Antonio - distinto en mucha parte porque él lo abordó con su muerte. Hoy hay en España un alarmante desconocimiento de este hecho elemental, e incluso a veces, por parte de determinados reductos de integrismo delirante, se llega a creer traición al constatarlo; a creer traición tomar en cuenta el calendario y no fingir que por un milagro como el de Josué se ha detenido el sol en el espacio. De José Antonio hemos aprendido que la política, para no irse al diablo, debe tener una estructura dogmática, pero no el luminoso sentido histórico con que el encarno es la fe. Y ocurre que todo el que quiera operar sobre la realidad colectiva - acertar con a las palabras capaces de levantar en vilo a una generación - necesita ser algo más que monótono afirmador de dogmas: necesita escrutar el horizonte de problemas propios de la hora, e incluso sacarlos a la luz si aun están latentes. El que no vea problemas escritos en las alas del tiempo - problemas espirituales, no sólo obvias dificultades administrativas - será capaz de dar soluciones inmovilizadoras. Esta es, junto a la afirmación de la estructura orgánica de la política, la otra lección que José Antonio nos da y que urgentemente debe aprender nuestra juventud" (Rodrigo Fernández - Carvajal, revista "Alférez", octubre 1947, Madrid.)

carteles de guerra

Fueron muchos los artistas españoles, de una y otra parte, los que aportaron su creatividad e imaginación, con la confección de carteles de propaganda de la guerra. En la zona republicana, participaron en esta actividad nombres como Picasso, Miro, Bardasano, etc. y para la zona nacional Saenz de Tejada, Valverde, Cabanas, Caballero, etc.

El que más intensamente participó en esta tarea fue Carlos Saénz de Tejada y de Lezama, que aportó toda su experiencia en este género artístico, por su anterior colaboración como ilustrador de calidad en "La Libertad", "Blanco y Negro", "La Esfera", "ABC", y la "Revista de Occidente". Trabajo en revistas internacionales, como "Harpers", "L'Ilustration" y "London News". Su obra mas reconocida en la que desarrolla cada una de las estrofas del himno de la Falange, "Cara al sol"
(Ver "Arte y Falange")

castiella y maíz, fernando maría

(1907 - 1976) Catedrático de Derecho Internacional. Vicepresidente de la Confederación de Estudiantes Católicos. Amplió estudios en París, Cambridge y Ginebra. Diplomado en Altos Estudios Internacionales por la Sorbona y por la Academia de Derecho Internacional de la Haya. Fue periodista en la redacción del periódico católico "El Debate". Se incorporó como oficial de Estado Mayor al Ejército nacional. Al terminar la guerra se reincorporó a la cátedra y fue nombrado miembro del Tribunal Permanente de Arbitrajes Internacionales de La Haya. Afiliado a FET, pasó a ser miembro de la Junta Política y de su Consejo. Fue voluntario a la División Azul, Delegado de la Falange Exterior y Director del Instituto de Estudios Políticos. En 1948 es nombrado Decano de la recién creada Facultad de Ciencias Políticas y Económicas de Madrid. A partir de los años 51 ocupa varias embajadas y es nombrado Ministro de Asuntos Exteriores entre 1957 y 1969, año en que se decreta el cierre de la verja con Gibraltar. Escribió con Areilza "Reivindicaciones de España" Instituto de Estudios Políticos, 1941 y otros textos.

castilla

La Falange tuvo su mayor implantación en Castilla. Onésimo Redondo pedía que saliese de Castilla "la voz de la sensatez racial", ya que no sentía "el despejo suicida de los países litorales", ni estaba "enloquecida por el ansia de justicia social que consume a la España del Sur". Solo en Castilla "el pueblo siente la responsabilidad del vivir nacional, como nación que fundió e hizo la España grande".

. . .

"Y así, nosotros hemos tenido que llorar en el fondo de nuestra alma cuando recorríamos los pueblos de esa España maravillosa, esos pueblos en donde todavía, bajo la capa más humilde, se descubre gentes dotadas de una elegancia rústica que no tienen un gesto excesivo ni una palabra ociosa, gentes que viven sobre una tierra seca en apariencia, con sequedad exterior, pero que nos asombra con la fecundidad que estalla en el triunfo de los pámpanos y los trigos Cuando recorríamos esas tierras y veíamos esas gentes, y las sabíamos torturadas por pequeños caciques, olvidadas por todos los grupos, divididas, envenenadas por predicaciones tortuosas, teníamos que pensar de todo ese pueblo lo que él mismo cantaba del Cid al verle errar por campos de Castilla, desterrado de Burgos:

¡Dios, qué buen vasallo si oviera buen señor!

(Fragmento del discurso del Teatro de la Comedia, de Madrid, de 29 de Octubre de 1933, fecha de la fundación de Falange Española)

 . . .

"Y sobre esta tierra absoluta, el cielo absoluto.

El cielo azul, tan sin celajes, tan sin reflejos verdosos de frondas terrenas, que se dijera que es casi blanco de puro azul. Y así Castilla, con la tierra absoluta y el cielo absoluto mirándose, no ha sabido nunca se una comarca; ha tenido que aspirar, siempre, a ser Imperio. Castilla no ha podido entender lo local nunca. Castilla sólo ha podido entender lo universal, y por eso Castilla se niega a si misma, no se fija dónde concluye, tal vez porque no concluye ni a lo ancho ni a lo alto. Así Castilla, esa tierra esmaltada de nombres maravillosos - Tordesillas, Medina del Campo, Madrigal de las Altas Torres... - , esa tierra de Chancillería, de ferias y castillos, es decir, de Justicia, Milicia y Comercio, nos hace entender como fue aquella España que no tenemos ya, y nos aprieta el corazón con la nostalgia de su ausencia". (O. C. pp. 189-190)

castro delgado, enrique

(1903-1965) Dirigente comunista español. Se pronunció sobre José Antonio con estas palabras:

"Supo crear una mística.- (El Partido Comunista) no se dio cuenta que una nueva fuerza política estaba creciendo en el país. Una fuerza política cuya raíz era la impotencia española, no tanto por el fracaso de la revolución y de la contrarrevolución sino por el fracaso de España misma, por su impotencia para organizar su vivir y su creer. Su jefe, José Antonio Primo de Rivera, hijo del viejo dictador al servicio de Alfonso XIII, que murió de vejez y de pena en Francia, era en realidad, desde su punto de vista, la protesta contra lo que él llamaba la catástrofe nacional, contra la mediocridad de una vida sin horizontes, contra el enanizarse constante de España.

Apoyándose en esto, frente a la desnacionalización desespañolización de los partidos obreros que no había sabido tocar este resorte emotivo de las masas, frente a la romántica estupidez de los partidos republicanos supo crear una mística y con ello atraer a no pocas gentes". ( E. Aguinaga y G. Navarro, ob-cit. p. 122)

castro villacañas, antonio

Abogado y periodista, nacido en Alcalá de Henares, se licenció y doctoró en Derecho en la Universidad de Madrid. Amplió estudios en París. Perteneció a las Falanges Juveniles, miembro de los seminarios de formación y Director del Seminario Central. Ocupó varios cargos en el Movimiento como Delegado Nacional de Prensa, Director de la Obra de Educación y Descanso, Presidente del Sindicato Nacional de Prensa, Radio y Televisión y Director del Instituto de Estudios Sindicales. Fundador de Plataforma 2003 y autor de diversos libros y textos de formación.

castro villacañas, demetrio


Poeta y periodista, formó parte del grupo "Garcilaso", colaborador de diversas revistas y diarios y secretario de redacción de la revista "Escorial". Voluntario a la División Azul. Es autor de diversas obras poéticas, como "Elegía a los muertos lejanos" (1941) "Donde el sol comienza" (1949), etc.

cátedras

"Por tercera vez en 1940 se planteaba la cuasi obligación de conquistar antes las muchas cátedras vacantes para imprimir una orientación específica, unilateralmente definida, a la enseñanza superior en España. De la misma manera que los jesuitas directores de Congregaciones Marianas en julio, o que Fernando Martín Sánchez Juliá en septiembre, ahora, en noviembre de 1940, Pedro Laín Entralgo repetía la misma consigna (Opositar a las cátedras vacantes por el exilio). En cualquier caso, como puede comprobarse, la urgencia de hacerse con las cátedras universitarias era un sentir común". (Gonzalo Redondo, "Cultura..." p. 355).

católica, iglesia

"Nuestro movimiento incorpora el sentido católico - de gloriosa tradición y predominante en España - a la reconstrucción nacional.

La Iglesia y el Estado concordarán sus facultades respectivas sin que se admita intromisión o actividad alguna que menoscabe la dignidad del Estado o la integridad nacional" (Punto XXV de la Norma Programática).

...

"La interpretación católica de la vida es, en primer lugar, la verdadera; pero es, además, históricamente, la española.

Así, pues, toda reconstrucción de España ha de tener un sentido católico.

Esto no quiere decir que vayan a renacer las persecuciones religiosas contra los que no lo sean. Los tiempos de las persecuciones han pasado.

Tampoco quiere decir que el Estado vaya a asumir directamente funciones religiosas que corresponden a la Iglesia, con daño posible para la dignidad del Estado o la integridad nacional.

Quiere esto decir que el Estado se inspirará en el espíritu religioso católico tradicional en España y concordará con la Iglesia consideraciones y el amparo que le son debidos."(Nota recogida en "FE", en respuesta a la afirmación de Gil Robles en las Cortes de que "La Falange no es católica")

"Aspecto preeminente de lo espiritual es lo religioso.

Ningún hombre puede dejar de formulárselas eternas preguntas sobre la vida y la muerte, sobre la creación y el más allá.

A esas preguntas no se les puede contestar con evasivas; hay que contestar con la afirmación o con la negación.

España contestó siempre con la afirmación católica.

La interpretación católica de la vida, en primer lugar, es la verdadera; pero es además, históricamente, la española.

Por su sentido de Catolicidad, de Universalidad, ganó España al mar y a la barbarie continentes desconocidos. Los ganó para incorporar a quienes los habitaban a una empresa universal de salvación.

Así, pues, toda reconstrucción de España ha de tener un sentido católico. (Puntos Iniciales de F.E. O.C. pp. 92-93)

u Religión, Estado, Doctrina, Catolicismo.

. . .

Bravo Martínez aseguró que la redacción de este punto sobre la Religión Católica fue uno de los más debatidos. "Integraban Falange hombres de todas las tendencias y orígenes. Muchos de la Vieja Guardia eran agnósticos o indiferentes en materia religiosa. Otros, en cambio, profundamente católicos. Era necesario reconocer la espiritualidad y el valor histórico del catolicismo español, incorporándolo a la reconstrucción nacional, dejando a salvo el totalitarismo del Movimiento y sus aspiraciones a que la función del Estado se desenvolviese con plenitud de autoridad".

La redacción del punto 25 provocó la dimisión del Marqués de la Eliseda, quien declaró que la causa era la actitud adoptada por el partido con relación a la Iglesia, similar a la postura adoptada por la "Action Française", explícitamente condenada por el Vaticano como herética.

. . .

"(José Antonio)... Veía en el catolicismo, no el formal que calificaba de demasiado "oficial", sino en la doctrina, una interpretación verdadera y exacta de la existencia misma. Por eso llegó a decir en una ocasión que no podía exigirse ser católico para formar parte de Falange pero que era muy difícil que perseverara en ella quien no tuviera esta condición". (Luis Suárez Fernández, ABC, Madrid, 23 de abril de 2003).


catorce de abril  (Proclamación en esta fecha de 1931 de la II República)

"Cada vez que ha parecido entreverse el resurgimiento de una común aspiración nacional, pronto lo ha frustrado la pugna de unos partidos contra otros. La última vez fue el 14 de abril de hace tres años; entonces, a costa de la pérdida -lamentable para muchos - de una institución milenaria pareció levantarse a los ojos de casi todos una coyuntura de alegre esperanza colectiva. El movimiento del 14 de abril era, en apariencia, portadora de las dos cosas que España necesita apremiantemente: un optimismo nacional integrador de todos en la fe de un mismo destino, y una justicia social rectificadora de las condiciones inhumanas de vida en que vegeta gran parte de nuestras gentes proletarias.

Pronto se apartaron los Gobiernos del primero de esos principios. Lo que pudo ser un régimen nacional se convirtió en régimen de secta, inhospitalario y rencoroso. Y apenas terminada esa época, cuando el Gobierno Lerroux y las derechas que le asistían anunciaban poner fin a la política de secta, no hicieron otra cosa que frustrar del todo el otro punto esencial de la República: el de la justicia social. La República en manos del Gobierno Lerroux vino a convertirse en un régimen burgués idéntico al que imperaba en 1921.

Ha sido inútil que Falange Española de las JONS alzara su voz reiteradamente contra un sistema político que juega con la Patria en una contradanza alternativa de derechas e izquierdas. Ha sido inútil repetir que el destino y el interés patrios son siempre los mismos y no pueden mirarse desde la derecha ni desde la izquierda, sino en toda su integridad. Pese a tales predicaciones, los partidos de izquierda se han esforzado en calumniarnos, presentándonos, a sabiendas de que mentían, como defensores de un sistema capitalista que consideramos detestable, y las gentes de derechas han preferido agruparse alrededor de los jefes que presentaban programas más cómodos, aunque sacrificasen a la comodidad de tales programas toda emoción juvenil, española y profunda" (O.C. 221-224)

"Una Revolución nacional, el 14 de abril, tenía que haber representado para España la garantía de que precisamente todo lo que la vieja Monarquía ya no garantizaba iba a ser mediante ella posible: tenía que representar, frente a los tirones separatistas de Cataluña y Vasconia, la unificación efectiva de todo el pueblo. Frente a las dificultades en que se debatía la Monarquía para que tuviese España un Ejército popular y fuerte, su creación fulminante. Frente a la dispersión moral de los españoles, su unificación en el culto a la Patria común. Frente a un régimen agrario de injusticia inveterada (no se olvide que los terratenientes, como hemos dicho y repetido, habían sido desde muy antiguo el sostén único de las viejas oligarquías), la liberación de los campesinos y la ayuda inmediata a todos los pequeños agricultores. Frente a una industrialización de signo modesto, un plan gigantesco y audaz para la explotación de las industrias eléctricas y siderúrgicas. Frente a la despoblación del país, una política demográfica con tendencia a duplicar la actual población de España. Frente al paro y la crisis, la nacionalización de los transportes, la ayuda a las pequeñas industrias de distribución y el incremento rápido del poder adquisitivo del pueblo. Frente a una España satélite de Francia e Inglaterra, una política internacional vigorosa y firme, de independencia arisca. Eso hubiera sido una Revolución nacional, y todo lo contrario que eso fue, sin embargo, el 14 de abril de 1931". (Ramiro Ledesma Ramos ob. cit p. 143.)

. . .

caudillaje

"Delimitando el concepto, Conde "iniciaba una desesperante pero eficaz costumbre interpretativa del régimen: envolver en circunloquios exactamente lo contrario a lo que normalmente debería entenderse" (La Cierva. "Historia del franquismo", pág., 20) En este sentido matizaba, como primera nota distintiva del caudillaje, que "acaudillar es, ante todo, mandar legítimamente: se ajusta a derechos (principios inmutables) y no se justifica en la fuerza, sino en la aceptación, porque "lo que define y califica al caudillaje es el derecho de exigir y postular en grado extraordinario la creencia real en su legitimidad". La segunda nota rezaba que "caudillaje no es sinónimo, sino contrapunto de dictadura". (Javier Conde, "Introducción jurídica al caudillaje" Instituto de Estudios Políticos, Madrid, 1942, pág 15).

. . .

"En contraposición a épocas pasadas en que el caudillo engendraba el nuevo sistema político, en el Estado totalitario era el régimen el que reclamaba naturalmente al caudillo.

Caudillo no quería decir en ningún caso, déspota, tirano, dictador, pues - señala Costa y Beneyto en afortunada finta dialéctica que recuerda a las que Conde efectuará para definir el caudillaje como el "contrapunto" de la dictadura - no tiene súbditos, sino séquitos; no obra según su voluntad caprichosa, sino con la clara conciencia de ser "poder ético al servicio del Estado". Los autores diseccionaban las figuras del Duce italiano, el Führer alemán, el caudillo turco, el falso caudillo ruso (en realidad, un tirano que mandaba por el temor que infundía), así como la disyuntiva del caudillaje en Brasil y Portugal, con sus resabios liberales.

En el caso español, se limitaba a constatar que "no existe todavía una doctrina sobre el caudillo español, pero esto se va perfilando sobre los conceptos de la unión carismática. (...) De este modo, el caudillo no está limitado por la fuerza, ni estructura exterior alguna". El gran antecedente del caudillaje moderno lo constituiría la monarquía germano-visigótica: el rey de la España de la Reconquista concentraba el poder, al modo del moderno Caudillo Franco". (Juan Beneyto y J. M. Costa , "El partido. Estructura e Historia del Derecho Público totalitario, en especial referencia al régimen español". Atheneum, Zaragoza, 1939, pág. 147)

caudillo

La expresión "caudillo" figura en la historia desde tiempos inmemoriales. Se entiende como sistema de mando y forma de liderazgo político y militar basado en las supuestas atribuciones míticas de una figura, al que se considera atribuido de condiciones excepcionales para realizar grandes empresas. El término surgió en el curso de las guerras de independencia de la América española en el primer cuarto del siglo XIX. Entre las clases de caudillos que se produjeron entonces, los hubo populistas, oligarcas, civiles, militares...La teoría del caudillaje fue defendida en España por el profesor Javier Conde, uno de los intelectuales falangistas que intervino en la construcción teórica del régimen de Franco. En los años treinta fue pródigo en este tipo de calificaciones de las formas de caudillaje en Europa: Führer, Duce, Padre...

. . .

El término "caudillo" se aplicó a la figura de Francisco Franco, a raíz de su proclamación como Jefe de Estado, siguiendo la costumbre de la época en determinados países. También se utilizó aplicado a Onésimo Redondo, al que se le llamó "caudillo de Castilla". Su empleo fue decayendo con el tiempo.

cazaña palanca, ramón

Constructor, nacido en Valencia en 1895, afincado en Melilla, colaboró activamente con el Alzamiento, y con la preparación de varias centurias de Falange, que fue el germen de la célebre Bandera de Marruecos y otras unidades al servicio del gobierno del protectorado. Fracasó en su intento de canje de José Antonio por las hijas del general Miaja.

C.E.D.A.

Confederación Española de Derechas Autónomas, partido liderado por Gil Robles, que manifestó una gran incapacidad para entender el momento histórico y la gravedad del futuro inmediato que se preparaba para España. Tampoco entendió a la Falange, como superación de la fragmentación territorial y espiritual de la nación en el abismo de las "Dos Españas".

. . .

"Mientras él (José Antonio) ataca cada vez de forma más dura la política Ceda-Radical, la coalición gubernamental replica con censura, suspensión de publicaciones, clausura de sedes y rechazando legalizar secciones provinciales.
El movimiento falangista nunca fue visto con buenos ojos por parte del gobierno republicano - escribe Álvarez Puga - "ni por las mismas fuerzas de derechas". (Álvarez Puga, ob. cit pag. 23.)

. . .

"El principal partido derechista - decía José Antonio - "tras la cortina, promueve nuestras persecuciones. Las gentes de la CEDA son maestros en la insidia, no hay órgano mejor que sus periódicos para recoger y divulgar cuantas falsas especies pueden perjudicarnos". (Pio Moa "Los mitos de la guerra civil" La esfera, Madrid, 2003. p. 122).

cela trulock, camilo josé (1.916 - 2002)

Escritor, Premio Nóbel de Literatura y Premio "Cervantes", en 1995, El Rey Juan Carlos le otorgó el título Marqués de Iria Flavia. Cela inició su obra con la novela "La familia de Pascual Duarte" (1942), una provocativa y desgarrada obra que llenó la vida de la novelística española de un realismo desesperado y violento, que contrastó con la atonía de la literatura hasta la aparición de la generación de los sesenta, que arranca en Sánchez Ferlosio, con "El Jarama", Goytisolo, Hortelano, etc.. Cela militó en la Falange, fue censor de régimen, al tiempo que escribía su extensísima producción literaria, en la que sobresalen "La colmena", "San Camilo" y los libros de relatos como "Viaje a la Alcarria", etc. Por sus gestos histriónicos se le ha considerado figura muy controvertida y polémica. Fue senador del Reino, designado por Juan Carlos l, intervino en la corrección del texto constitucional y fue elegido académico de la Real de la Lengua Española.

. . .

"Triunfó porque estaba señalado por Dios.- (...)" Tened ánimo muchachos. Esto es un momento nada más. Vamos a una vida mejor.

Estaba serenamente y ligeramente pálido.

Era su última gran ocasión. Triunfó porque estaba señalado por Dios.

¡Tened ánimo, muchachos! Morimos por España.¡Arriba España

. . .

En el castillo de Santa Bárbara dos presos conversan. Ante ellos - capa de fanfarria pintado, levemente, el remordimiento - un miliciano pasea. Viste abrigo de corte inglés, de color gris ceniza.

- ¿Conocías a José Antonio?

- Si.

- ¿No recuerdas ese abrigo?

- La prenda fue el guante de desafío que supieron recoger. El reto que les sirvió para tapar sus carnes." Camilo José Cela en honor a José Antonio. ( Aguinaga y G. Navarro, ob.cit. pag. 127/128)

. . .

Texto del escrito de Camilo José Cela, proponiéndose como investigador (censor) del régimen:

"Excmo. Sr. Comisario General de Investigación y Vigilancia:

El que suscribe, Camilo José Cela y Trulock, de 21 años de edad, natural de Padrón (La Coruña) y con domicilio en esta capital, Avd. de la Habana, 23 y 24) Bachiller universitario y estudiante del Cuerpo Pericial de Aduanas, declarado inútil total para el Servicio Militar por el Tribunal Médico de Logroño, en cuya plaza estuvo prestando servicio como soldado del Regimiento de Infantería de Bailén (nº 24), a V.E, respetuosamente expone:

Que queriendo prestar un servicio a la Patria adecuado a su estado físico, a sus conocimientos y a su buen deseo y voluntad, solicita el ingreso en el Cuerpo de Inspección y Vigilancia.

Que habiendo vivido en Madrid y sin interrupción durante los últimos 13 años, cree poder prestar datos sobre personas y conductas, que pudieran ser utilidad.
Que el Glorioso Movimiento Nacional se produjo estando el solicitante en Madrid, de donde se pasó con fecha 5 de octubre de 1937, y que por lo mismo cree conocer la actuación de determinados individuos.

Que no tiene carácter definitivo esta petición, y que se entiende solamente por el tiempo que dura la campaña e incluso para los primeros meses de paz si en opinión de sus superiores son de utilidad mis servicios..." (sigue) (Miguel Ángel Marrero, "La Nación" 13/26 de febrero de 2002).

. . .

"Por dichos periodistas "menores" nos enteramos que también don Camilo fue falangista, censor y delator, pero dicho de pasada y sin darle la menor importancia. Ahora como tantos otros tenia ya ganado plenamente "la patente democrática", y toda su vida anterior no importaba, como ocurre en la Legión..." (Carlos Pérez de Tudela, "La Nación" (15/26 de febrero de 2002).

celo falangista

En abril de 1942 -en el curso de la consolidación del régimen de Franco y la eliminación de los falangistas históricos - se produjo la exclusión del partido por su exceso de celo de Ximénez de Sandoval.

Según Serrano Suñer "esta muerte de la vieja Falange provocó una desbandada general" y causó sobre todo la disolución del grupo de aquellos intelectuales falangistas de primera hora que se habían reunido en torno de la figura de José Antonio.

Entonces comenzó también, en realidad, la realidad del grupo intelectual que (...) había constituido, en el Ministerio que yo regentaba, Dionisio Ridruejo, Antonio Tovar, Torrente Ballester, Martín de Riquer, Pedro Laín, Ignacio Agustí, Luis Felipe Vivanco, Samuel Ros, José Ramón Masoliver, Edgard Neville, pintores y cineastas, etc." (Ramón Serrano Suñer, "Entre el silencio y la propaganda. La Historia como fue. Memorias". Barcelona, Planeta, 1977, pg. 187)

chacel, rosa (1898-1994) Escritora.

"Ayer, al pasar por los puestos de libros del Cabildo, vi unos cuantos libros españoles, de la España actual... ¡Lagarto, lagarto! Sin embargo, me compré nada menos que las "Obras Completas de José Antonio". Hacia mucho tiempo que quería leerlas y ayer era verdaderamente inoportuno porque tenía que terminar lo de las Mujeres Ejemplares, pero llegué a casa y me leí de un golpe trescientas páginas. Es increíble.

Dos cosas son increíbles: una, que todo eso haya podido pasarme inadvertido a mi, en España, y otra, que España y el mundo hayan logrado ocultarlo tan bien. Porque no me extraña que llegasen a matarle; estaba hecho para eso; pero que, después de muerto, se haya hecho el silencio sobre su caso... Era difícil y expuesto, por la gran confusión en torno. Por el contrario, los gitanillos, las faldas de volantes, los toritos bravos y todo el puterío sublimado extendiendo por el mundo una España histriónica era vivificante para la cosecha de turismo..." ("Alcancía (Ida)", Seix Barral, Barcelona, pp. 69-70).

cenas de carlomagno

"Las "Cenas de Carlomagno" se celebraban en el Hotel París, de Madrid, por diez o doce comensales seguramente vestidos de etiqueta. Mourlane, Miquelarena, Sánchez Mazas, José Antonio y algún otro. "Un sillón sobre el que se echaba una piel de corzo, como homenaje al invitado que no vendría -recuerda Miquelarena - presidía estas famosas "Cenas de Carlomagno". Se mandaba hacer fuego de leña en la chimenea, y sobre el mantel, impecable y muelle, por el grosor del muletón, tres candelabros con sus velas correspondientes iluminaban el convite...". Estaba claro que aquello equivalía a una protesta contra la Puerta del Sol, zoco de las peores pasiones políticas y de las más viles, lanzado desde el mismo borde de aquel asfalto para limpiabotas, para flamencos, para cafés con consumidores de "solitario" y para periodistas del "Heraldo". (Samuel Ros, "Revista "Jerarquía", 1939).


censura

La concesión del Premio Nacional de Literatura "José Antonio Primo de Rivera", en 1943, a la novela de Rafael García Serrano "La fiel infantería" constituyó un escándalo que repercutió en la organización de los servicios de prensa del nuevo Estado. Este premio lo otorgaba la Vicesecretaria General de Educación Popular, dirigida por Gabriel Arias Salgado. Lo consiguió García Serrano, en competencia con "La familia de Pascual Duarte", que Camilo José Cela había publicado a finales del año 1942 y que durante el año siguiente había sido un gran éxito de venta. Apenas se hizo público el galardón, el arzobispo de Toledo, Plan y Deniel, publicó en su Boletín un decreto - 3l / 15 de enero - que terminaba con estas palabras: "Por todo ello, la lectura de esta novela resulta muy nociva para la juventud, debilitando su fe, su pureza y la moralidad de entonces; por lo cual, así lo declaramos y denunciamos oficialmente, cumpliendo nuestros deberes pastorales".

La Vicesecretaría de Educación Popular, a la vista de tal reacción, ordenó la recogida de ejemplares de la novela de todas las librerías, prohibiendo publicar nuevas ediciones sin corregir.

La novela se publicó íntegramente en 1973.

. . .

El apasionamiento de Ximénez de Sandoval le costó a su autor tener que eliminar diez páginas de su biografía de José Antonio, debido a la actuación del censor, también novelista, Darío Fernández Florez, que consideró que tales páginas se referían a los choques que José Antonio mantuvo con Ramiro Ledesma y con Calvo Sotelo. (Manuel Luis Abellán, "Censura y creación literaria, 1939-1976), Barcelona, 1980, Ed. Planeta, p. 158)


chamorro garcía, josé

Militar, fue nombrado por Hedilla Delegado del Servicio de Información y jefe provincial de Ávila. Se opuso a la unificación participando en la manifestación que se organizó en San Sebastián con este propósito, que fue abortada por la policía de Franco. Es detenido y condenado a prisión perpetua, cumpliendo el castigo en la prisión navarra de San Cristóbal. Fue el último del grupo Hedilla que salió de la cárcel.

chulo

"El nombre de José Antonio permanece mayoritariamente desconocido fuera de España sesenta años después de su muerte, pero dentro de ella pocos nombres han suscitado tanta pasión en los medios políticos. Santo, mártir, gangster, chulo con aires de proxeneta, defensor de la cristiandad, salvador de España, testaferro del capitalismo, espía del fascismo italiano..., tales son los calificativos que le atribuyen con frecuencia las plumas más diversas" (Arnaud Imatz , ob cit.p.10).

. . .

"Herbert R. Southworth describe la personalidad de José Antonio, como "quien posee más de un rasgo de chulo bajo un elegante barniz" y le niega la cualidad de intelectual serio" ("Antifalange")

Para Max Gallo y J.F. Revel fue "un agente pagado por la Embajada de Italia en Paris".

Ian Gibson no solamente "no es un pensador original, sino que "todo lo ve blanco y negro",y su modo de actuar "se aproxima al comportamiento de un gangster de Chicago" ("En busca de J.A.") (Arnaud Imatz, ob cit 12).

churchill y la falange

Existe una carta del primer ministro británico, Winston Churchill, en respuesta a la que Franco le escribió el 18 de octubre del año anterior (1944), aunque a sus manos hubiera llegado con más de un mes de retraso. El estilo de la contestación era un tanto seco y desabrido. Si agradecía y manifestaba compartir los deseos de Franco de una mejora sustancial de las relaciones entre el Reino Unido y España; si aseguraba no olvidar la ayuda que los aliados habían recibido del Generalísimo tanto en 1940 como en 1942, su respuesta era más bien un memorial de agravios contra el régimen español. El "premier" británico insistía particularmente en que:

".... el gobierno de su majestad no puede pasar por alto la historia pasada del gobierno español ni la actividad continuamente hostil del Partido Falangista, reconocido oficialmente como la base de la actual estructura política de España, ni el hecho de que la Falange ha mantenido estrechas relaciones con el partido nazi dictatorial de Alemania y con los fascistas italianos".

. . .

"Churchill, por ejemplo, llegó a sostener una amigable conversación con el embajador republicano Azcárate, en la que manifestó simpatía por la República, después de una cena en la embajada soviética. La conversación de Churchill a la causa de la República se debió a la influencia de su yerno, Duncan Sandys, que estuvo en Barcelona en la primavera de 1938. Pero el republicanismo de Churchill siempre fue realista. Por ejemplo, en cierta ocasión, dijo a un periodista de Buenos Aires: "Franco tiene toda la razón de su parte, porque ama a su patria. Además Franco está defendiendo a Europa contra el peligro comunista, si desea usted expresarlo así. Pero yo (...) yo soy inglés y prefiero el triunfo de la mala causa. Prefiero que gane el otro bando porque Franco podría ser un estorbo para los intereses británicos" (La nación" de Buenos Aires, 14 de agosto de 1938, citado por Hugh Thomas en su ob. cit., p. 882) Con posterioridad, en vísperas del desembarco aliado en el Norte de África en la II Guerra Mundial, Churchill prometió a Franco, a cambio de su neutralidad, apoyo total a su régimen y a sus reivindicaciones.

cierva, ricardo de la

(1926) Historiador, Catedrático, Ministro de Cultura. Autor De numerosos libros de su especialidad, "Historia contemporánea", ocupa una posición predominante en la la línea centrista de interpretación histórica, frente a la tergiversación persistente de lo que se ha dado en llamar línea progresista, de la que ha esclarecido con la verdad su visión del tormentoso pasado español de los años treinta. Sobre José Antonio señaló: "Vigencia misteriosa.- Yo soy un historiador español, no un militante político, pero si alguien, por hablar aquí, por hablaros de José Antonio aquí, me confunde con vosotros, con vuestra fidelidad y vuestra esperanza, me hace un gran honor. De todo este incidente turbio y desbaratado (la calumnia histórica de Max Gallo) queda a plena luz una verdad; la vigencia misteriosa de José Antonio Primo de Rivera cara al presente y al futuro de España; la virtualidad política de este protagonista de nuestra historia contemporánea, cuyo recuerdo, más de treinta años después, pude ser un peligro..." ("José Antonio Primo de Rivera, desde el futuro", conferencia del 29 de Octubre, en la Casa de la Cultura, Sucesors de Nogués, Murcia, 1970, p.11).

cisneros laborda, gabriel fernando

Nacido en 1940, es abogado, diputado en Cortes. Fue formado en las Falanges Juveniles de Franco y promovido como Delegado Nacional de Juventudes por Torcuato Fernández Miranda. Fue consejero nacional por Soria, fue uno de los inspiradores del discurso de Arias Navarro, conocido con el titulo "El espíritu del 12 de febrero" Defensor de la apertura política, se alinea con Adolfo Suárez y Rodolfo Martín Villa al frente del Movimiento que hace la transición democrática española. Ha ocupado diversos cargos dentro de la Unión del Centro Democrático y posteriormente en el Partido Popular. Sufrió un grave atentado de la ETA el 3 de julio de 1979. Su interpretación de José Antonio es esta:

"Desde él.- Lo que he dicho, digo y diré siempre es que mis primeras inquietudes políticas se suscitaron en el marco del Frente de Juventudes; que fue en él donde tuve la ocasión de mi primer contacto apasionado con la figura y la obra de José Antonio, y, desde él y a su través, con todo el pensamiento crítico sobre España. Ni sería como soy ni pensaría como pienso, sin reconocer y enorgullecerme de estas realidades biográficas...." ((López Castillo "Gabriel Cisneros y su drama político", en "Nuevo Diario", Madrid, 21 de octubre de 1973. Julián Cortés Cavanillas, "Conversaciones con Gabriel Cisneros, en "ABC" (diario), Madrid, 10 de octubre de 1972)

ciudad azul, la

Proyecto de nuevo urbanismo, inspirado en los principios de la doctrina falangista y acoplando las tendencias de la época a la reconstrucción posbélica.

"También se adapta al terreno la ordenación del plan de la ciudad, sacando el máximo partido de sus desigualdades. (Y en esto seguimos a los griegos y a los medievales). En cambio, en las vías fundamentales tendemos siempre a la recta o al sistema en ronda. Aquí perspectivas abiertas, allí cerradas. Sobre todas las perspectivas, dominan la ciudad las siluetas de dos torres: la Casa de la Falange, de Propaganda, de la Victoria o del Movimiento - como quiérase llamarla - y la de la Iglesia, suben al cielo en armónica y doble afirmación de que es necesario dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios..

La primera está en la Plaza Mayor, la segunda en sus inmediaciones. Junto a estas dos masas verticales, la primera extendida en lo alto, la segunda apuntada, sobresalen también como elementos fundamentales del centro cívico - y del conjunto urbano en general - dos edificios que se enfrentan en la Plaza: la Casa del Gobierno y la Casa de la Falange y su "arengario". Masas alargadas estas últimas contrastando con la torre que se yergue a su lado; si próximamente cúbica la primera, en oposición ambas con las formas más oblicuas de la tercera fábrica principal, la de la Iglesia, cuya torre, en ritmo más ascensional, acompaña." (Victor D'Ors "Confesión de un arquitecto" Revista FE, nº 2. 1938, Pamplona)

checas

Prisiones de las milicias y partidos de izquierdas que funcionaron en diversas ciudades de la zona republicana, siguiendo el modelo soviético, como verdaderas antesalas del fusilamiento al margen de toda legalidad. De estas prisiones salieron los miles de españoles, entre ellos, centenares de falangistas, para ser fusilados sin proceso alguno en Paracuellos, Aravaca y otros puntos de la periferia de Madrid, Barcelona, Valencia, etc., donde la autoridad de la Republica española dispuso su ejecución. Funcionaron con más intensidad en Madrid, Barcelona y Valencia. (Consultar a César Vidal, "Las checas de Madrid, Ed. Anaya- Munih, Madrid, 2003).

C.N.T

Confederación Nacional de Trabajadores, de inspiración anarquista, fue la mayor central sindical obrera de España, con más un millón de afiliados. Fue absorbida políticamente por la FAI (Federación Anarquista Ibérica)

. . .

"Hace unos años hubo unos contactos entre CNT y el sindicalismo oficial, y precisamente yo fui uno de los elegidos para esa toma de contacto. Algunos dirigentes de la CNT se habían dado cuenta de que era preciso hacer un esfuerzo de integración con el sindicalismo oficial. Pienso que por dos razones; una, porque estar muchos años fuera de la legalidad no es fértil, otra, porque la aportación de vida del ideario de CNT podría animar al dirigentismo sindical. Por su parte, a los dirigentes del sindicalismo oficial le interesaba conocer el nuevo estilo del sindicalismo, y así, de un modo informal, se eligieron cinco personas por cada bando para el diálogo.

Todo acabó cuando en la redacción de un documento que podría ser una base para relaciones sucesivas. Estábamos de acuerdo en los principios de unidad obrera, separación de obreros y empresarios (aunque manteniendo al mismo tiempo el congreso sindical mixto), y naturalmente independencia respecto al Gobierno y respecto al Movimiento." (Emilio Romero. "Conversaciones en Madrid", de Salvador Paniler. Ed. Kairos. Barcelona, 1969. p. 105).

cine de la Falange

En todos los países se tuvo conciencia en la década de los treinta de la importancia del medio cinematográfico, así como de los demás medios de comunicación, con fines de propaganda y de la formación del consenso. Seguramente fue la Unión Soviética la que inició esta supeditación del cine a la política, donde el volumen de la producción cinematográfica fue más intenso, así como la intervención del Estado en la industria. Cada país - y no solamente las llamadas dictaduras totalitarias fascistas o marxistas - dio un tratamiento con una mentalidad propia, acorde con sus objetivos políticos, lo que produjo un tratamiento asimétrico.

La Guerra Civil española ha sido uno de los acontecimientos que más tinta y materiales audiovisuales ha generado. Sin embargo, se ha producido un fenómeno paradójico. De los más de 600 títulos conservados en la Filmoteca Española, 460 corresponden al bando republicano y solo 126 al que ganó la guerra. Aparecen como no localizados 227 títulos republicanos, 35 nacionales y solo 6 nacionalistas. En relación con la producción que podemos calificar falangista, solo hay constancia de 12 referencias. José Antonio Primo de Rivera en versión de documentales, casi todas ellas necrológicas, de las cuales, cinco son de procedencia extranjera. Solamente existe un film dramático o de ficción que trata de reflejar la participación de la resistencia falangista en el Madrid republicano durante la contienda: ROJO Y NEGRO, dirigida por Carlos Arévalo a finales de 1941 y principios de 1942 y producido por CEPICSA. Estrenado en el cine Capitol el lunes 25 de mayor de 1942, a las tres semanas desapareció misteriosamente de las carteleras, pues fue prohibido gracias a las presiones de altas instancias del poder, al parece militar. A mediados de los años noventa apareció una copia de este film en los antiguos locales de la productora madrileña. La Filmoteca Española la exhibió, con gran éxito, en un ciclo sobre cine de posguerra. La presencia y visionado del film en certámenes cinematográficos y facultades universitarias ha sorprendido siempre gratamente a los espectadores.

El Alzamiento nacional impidió el desarrollo de lo que se calificó entonces como un "cine falangista". Solamente algún intento creador como "Rojo y Negro", y documentales sobre determinados momentos de la contienda, de los que damos cuenta en esta sección, es lo que, en vida de la Falange, dio de sí este objetivo fallido.

. . .

"Rojo y Negro",

dirigida por Carlos Arévalo a finales de 1941 y principios de 1942 - asegura José Lorenzo García Fernández, uno de los más importantes estudiosos del cine de la Falange - fue el único film dramático que recoge la experiencia de la quinta columna falangista en el Madrid rojo durante la guerra civil. Fue producida por CEPICSA y estrenada el lunes 25 de mayo de 1942, cuando regresó la primera expedición de la División Azul que luchaba en Rusia. La película fue retirada de la cartelera por presión de las alturas, a las tres semanas de su estreno y desapareció sin explicaciones de los circuitos exhibidores. En 1990 apareció una copia en los locales de la productora y la Filmoteca Española la exhibió, con gran éxito, en un ciclo de cine de posguerra. ROJO Y NEGRO ha sido presentado en varios festivales y cine- clubes con acogida muy favorable. Carlos Fernández Cuenca, critico de Arriba, escribió sobre este film: "Sin duda, el único film de auténtica concepción falangista que se ha realizado, desde la alusión en el título de los colores de la bandera de Falange Española hasta la declarada filiación de la protagonista y de sus camaradas a los ideales y a las conductas que la acción exalta. Quizá el valor predominante que, en la consideración histórica, deba reconocerse a esta película es el hecho de ser uno de los primeros testimonios cinematográficos en que aparece el concepto de resistencia; resistencia antimarxista, claro está, pero no inferior en autenticidad ni en intensidad a la resistencia antifascista que después veríamos reflejada en muchas producciones italianas, alemanas, soviéticas, checas, polacas, etc."

La ficha técnica de esta producción es esta:

"ROJO Y NEGRO" (1942). Argumento, guión y dirección: Carlos Arévalo.
Productora: CEPICSA (Compañía Española de propaganda industrial y Cinematográfica, S.A.)
Interpretes: Conchita Montenegro, Ismael Merlo, Quique Camoiras, Luisita España...
Música: Juan Tellería.
Supervisión artística: José Mª Alfaro.
Fotografía: Enzo Riccione y Alfredo Fraile (interiores), Pérez Cubero (exteriores)
Montaje: Mariano Pombo.
Jefe de Producción:Fernando Royo.
Decorados: Antonio Simont.
Estudios de rodaje: Chamartin.
Laboratorios: Madrid Film.
Duración: 78' más unos minutos de colas de sonido.
Estrenada en el cine Capitol de Madrid el 25 de mayo de 1942.
Director: Carlos Arévalo (1906-1960)

Arévalo nació en Madrid. Su vida artística comenzó con los estudios de escultura en la Academia de Bellas Artes de San Fernando. En 1953 ocupó la cátedra de escultura de la Escuela de Artes y Oficios. Rueda varios cortometrajes desde 1939. El más conocido es "Ya viene el cortejo" (BN) (1939) autor también del guión, basado en el poema homónimo de Rubén Darío. Los versos son recitados por Rafael Gil y la producción corre a cargo de Juan de Orduña. Fortunato Bernal será el ayudante de dirección. Su film mas conocido es "Harka" (1941). Otras producciones son "Siempre mujeres" (1942), "Arribada forzosa" (1943), "Su última noche" (1945), "Hospital general" (1956), "Un americano en Toledo (1957), "Los dos rivales" (1959) "Misión en Marruecos" (1959) . ..

. . .

DOCUMENTALES:

"Caudillaje"

Imágenes de Franco en diversas manifestaciones de su función como jefe de Estado, en especial rodeado de una escenografía castrense y falangista, como son las que corresponde a un homenaje a la bandera de España en Sevilla; el asedio y la liberación del Alcázar de Toledo; la toma de posesión de Franco de la Jefatura del Estado en Burgos; desfiles militares y de las milicias falangistas y carlistas; discursos del Caudillo, evocación de José Antonio y de Raimundo Fernández Cuesta (9 minutos).

"Respaldo internacional"

Presentación de las cartas credenciales de los embajadores de Alemania, Italia, Japón, Portugal, Francia y Vaticano al Jefe del Estado, Francisco Franco (6 minutos).

"Los niños y la guerra"

El niño es el protagonista de este gran reportaje de la España en guerra, en la que se recogen todas las medidas que se dispusieron de protección a la infancia, la educación, la distribución de alimentos, el ocio, mensajes navideños y la intensa labor realizada por Auxilio Social, en especial sobre los hijos de los enemigos.

"La victoria"

La alegría por la paz y las manifestaciones que en todas las capitales y pueblos de España se producían ante la llegada de este momento tan esperado después de tres años de lucha. Aquí se ven las imágenes impresionantes de la recepción del pueblo a la entrada de las tropas nacionales, en especial en Barcelona y Madrid, el desfile de la victoria en Madrid y el discurso de Franco ante el comienzo de una era de paz.

"Prisioneros de guerra"

Departamento Nacional de Cinematografía, 1938. d.g. cm. Manuel Augusto García Viñolas. F. Enrique Guerner. MO. Y vos : Joaquín Rei .; S. Fernando Bernaádez.

Documental cortometraje de Enrique Guerner (Heinrich Gaeertner) sobre la rehabilitación de los brigadistas internacionales hechos prisioneros. Muestra la vida de los heridos y mutilados en los sanatorios de Liérganes y el palacio de Lerma, y sus trabajos en talleres, fabricas y diversas obras públicas. (20 MINUTOS)

"La liberación de Barcelona"


Departamento Nacional de Cinematografía, 1939. CM. y voz: Antonio de Obregón.

Destaca las imágenes de la ciudad y de las gentes acogiendo con entusiasmo a los soldados victoriosos y otras de reparto de alimentos, y se completa con el desfile de la Victoria que presidió Franco. (10 minutos).

"El desfile de la Victoria en Valencia"

Cifesa, 1939. D.G. CM: Luis de Armiñán. F. Alfredo Fraile. MO. Antonio Martinez. E. Lisboa Films. (Lisboa).

"La liberación de Madrid"

Departamento Nacional de Cinematografía, 1939.Madrid cayó el 28 de Marzo, imágenes de Madrid con anterioridad al Alzamiento y otras del Madrid rojo. La rendición del mando del sector de la Ciudad Universitaria y la entrada de las tropas nacionales entre grandes aclamaciones de la población civil. Aspectos de la ciudad con banderas y colgaduras, con un ambiente de fiesta y entusiasmo por la paz y la victoria. (10 minutos).

"El gran desfile de la victoria"

Departamento Nacional de Cinematografía, 1939. F. Operadores del equipo del Departamento. Voz: Ignacio Mateo.

El 19 de mayo se celebró el magno desfile de la Victoria, en Madrid, con la participación de todas las unidades combatientes que participaron en la guerra. Se celebró en el magnifico escenario del Paseo de la Castellana, Recoletos y el Prado, engalanado como no lo estuvo nunca en la celebración de otros fastos históricos. El desfile se puso en marcha con la llegada a la tribuna de autoridades del Caudillo, acompañado del general Saliquet. Madrid entero estuvo vitoreando el paso de las tropas y la presencia del jefe del Estado.

"La Falange en las trincheras"

Un film documental que relata la participación falangista en los acontecimientos bélicos de la guerra civil española.

Narra la gesta del Cuartel de la Montaña, del Alcázar de Toledo, del Alto de los Leones, de la Sierra de Alcubierre, de Belchite y, en general, de todos los escenarios de guerra, pues en todos intervinieron mayoritaría , y a veces exclusivamente, las milicias de la Falange.

OTROS DOCUMENTALES

"Asturias para España" (1937; ""Santander para España", "Oviedo" (1936, "Bilbao" (1937), con la ruptura del famoso "Cinturón de hierro, filmado por Ricardo Torres) "Con la brigadas navarras" (1937), de Fernando Delgado, con el desfile de la victoria en Pamplona; "Frentes de Aragón", de Andrés Pérez Cubero, sobre la vida cotidiana de los combatientes antes de la duras batallas de Teruel; "Derrumbamiento del ejército rojo" (1938) largometraje de Antonio Calvache, recogiendo con detalle las batallas de Teruel; y "La gran victoria de Teruel"(138) mediometraje de Alfredo Fraile que sigue la totalidad de las operaciones militares.

La última batalla del Ebro fue filmada por Manuel Aznar bajo la supervisión de Antonio de Obregón.

CINEMATOGRAFÍA EXTRANJERA

"O caminho de Madrid"

Contreiner 1936 D.F. MO. Aibal Contreiras. (60 minutos) Largometraje destinado principalmente a los países de América sobre el avance de las tropas nacionales hacia Madrid, incluyendo la toma de Badajoz y Toledo.

"Las organizaciones falangistas en Palma de Mallorca"

Instituto Nacional Luce, 1936 (Italia) Reportaje sobre los centros de preparación para el Alzamiento militar y otras escenas de la movilización para la defensa de la isla, con el fracaso de los intentos de desembarco republicano.

"Duo volti della Spagna"


Instituto Nacional Luce, 1936 (Italia) Recoge las terribles escenas de los asaltos e incendios de iglesias, monumentos y museos anteriores al Alzamiento, exaltando el pasado católico de España. Además de este film, la industria italiana se ocupó de la toma de Málaga y Gijón, así como del asedio de Madrid.

"Arriba Spagna"

Instituto Nacional Luce, 1936, Italia. (15 minutos) Estampas del comienzo de la contienda, los desastres causados por la Republica y el terrorismo rojo.

"Verso Madrid"

Instituto Nacional Luce, 1937 (Italia) Documental que recoge el imparable avance sobre Madrid de las tropas nacionales, tanto por el Norte como por el Sur.

"Kameraden auf see"

Film alemán, D. Heinz Paul. Lagometraje en el que se argumenta que la guerra de España es la consecuencia de una insurrección comunista contra el gobierno legal, a través de una peripecia dramática: el hundimiento de un buque alemán por los comunistas, quienes matan a su capitán. Posteriormente es liberado por al marina alemana.

"Romancero marroquí"


CEA, 1938´1939. D. Carlos Velo y Enrique Domínguez Rodino. P.G. E. D.Rodino. F. Ricardo Torres y Cecilio Paniagua. M. Norbert Schultez. S. León Lucas de la PEÑA. MO. Ricardo Torres y Kleinow.

Exaltación de la heroica participación de los marroquíes en la guerra de España, en la que intervino la industria alemana.

"Fury over Spain"

Modern Film Corporation, 1936 (Estados Unidos)

Documental anónimo, en el que se exalta el "paraíso de la zona nacional" sobre "el infierno de la zona roja". Al parecer fue realizado con materiales que prestó Joaquín Reig.

"Spanien, 1938"


Largometraje sobre la intervención alemana en la guerra de España, en especial sobre la preparación de centros de formación dirigido por instructores alemanes y algunas escenas bélicas.

"I fidanzati della morte" (Los novios de la muerte)

Editoriale Aeronáutica e Instituto Nazionale Luce, 1938, Italia.(32 minutos) Es el titulo mas importante de esta época, dirigido por Romolo Marcelini, que posteriormente realizó "Inviati speciale". Exalta las hazañas de los aviadores italianos, tripulando los Fiat CR-32.

"No pasarán"

Instituto Nazionale Luce.(91 minutos) Largometraje realizado para informar de la participación italiana en la guerra de liberación española, relatando la importancia de unas determinadas victorias nacionales.

"Voluntari"

Instituto Nazionale Luce. 19387, Italia.(47 minutos)Mediometraje sobre las tropas italianas en la guerra de España, tanto en las operaciones militares como en la retaguardia confraternizando con la población española.

"Bataglia del'Ebro"

Instituo Nazionale Luce, 1938, Italia.

Reportaje sobre las acciones bélicas que se sucedieron en la batalla del Ebro, decisiva para la finalización de la guerra y la llegada de la paz a España.

"Carmen fra i rossi" (Frente de Madrid)

Film Bassoli, 1939. D. Edgard Neville, A.D José Martín y Guy Simor. F. Jan Stallich y Francisco Izarelli. DC. Guido Fiorini. M. Enzio Carabella. S. Ettore Foni y Usigli. MO. Fernando Tropea y Sarta Ontañon. E. Cinecitta (Roma) (95 minutos)

Intérpretes: Amparo Rivelles, Conchita Montes, Juan de Landa, Blanca de Silos, Crisanta Blanco, Manuel Miranda, Luis López Estrada, Argimiro Guerra, Calixto Bertramo, Manuel Morán, Carlos Muñoz, Angel Marrero, José Martín, Miguel S. Del Castillo, Manuel Gasset, Alfredo Herrero, Joaquín Soriano, Anita Farra, Eugenio Duse, Livia Minelli, Mimi Muñoz, Maria C. De la Peña, Luis Solano, Rafael Gasset, Ramón Sainz de la Hoya, Gil de la Vega, Mario Molfesi, Nino Eller, Augusto Modacci...
Esta película se preparó con dos finales: una para el público italiano y otra para el español. La cinta se estrenó en 1940.

Cuenta la historia de una muchacha, próxima a su boda, se ve detenida y su novio combate con los falangistas. Ella pasa información al bando nacional hasta que es descubierta. Su novio muere en el frente. Junto a un combatiente comunista. Esta situación no gustó al mando nacional y lo cortó, lo que molestó a Neville.

"España una, grande y libre"

Instituto Nazionale Luce, 1939, (10 minutos) Caida de Madrid, se descubren salas de tortura en las checas de la ciudad, durante el periodo republicano, checas dirigidas por policías soviéticos.

"Assedio di Barcellona"

Instituto Nazionale Luce,1939. (9,minutos). Documental sobre el ataque de las tropas nacionales a Barcelona y la entrada de las tropas en la ciudad.

"Occupazione di Madrid"

Instituto Nazuionale Luce, 1939, (13 minutos) La entrada de los soldados nacionales en Madrid y emocionantes escenas de la población que acogen con gran jubilo a las tropas de Franco.

"Arriba España"

Instituto Nazionale Luce, 1936 . Aunque con el mismo titulo que el realizado en 1937, el contenido es distinto y recoge escenas de los falangistas y su relación con los combatientes italianos, con los que formaron unidades mixtas de combate. Muestra la preparación de la fuerza aérea.

"In kampf gegen den Weltfeind"

Alemania, 1939. Largometraje conocido por su titulo en español "La legión Cóndor". Es uno de los films nazis más importantes. Como todos, los de un lado y los de otro, eran películas de propaganda. Estuvo dirigida por Jarl Ritter que dotó de gran calidad al film, destinada sobre todo al público alemán. La primera parte recoge sucesos de guerra, por orden cronológico y la génesis se debe al XI Congreso Comunista de 1920, en el que se anunció que la próxima revolución comunista se produciría en España.

Se repasa las violencias cometidas durante la II República, como asesinatos, saqueos, incendios de iglesias, etc.. En la segunda parte, se hace un repaso a la preparación militar de la fuerza aérea alemana, y se termina con el retorno de la Legión Cóndor, primero en Hamburgo, donde la recibió Goering, y la segunda en Berlin, con la presidencia del propio Adolfo Hitler.

LAS PELÍCULAS DE LA POSTGUERRA


"L'assedio dell'Alcázar"

Bssoli Films, 1940 (Italia - España). D. Augusto Genina. A.G. Augusto Genina, Alessandro de Stefani y Pietro Cporilli. Dg. ITALIANOS: Edoardo Antono. DG. Españoles: Fernando Fernández de Córdoba. AD. Primo Zeglio y Alberto Bergelesi. Asesoramiento militar e histórico: Coronel José Carvajal y Teniente coronel Ricardo Villalba, F-Jan Stallich, Francisco Izzarellii y Vincenzo Seratrice. DEC. Gastone Medin. M. Antonio Veretti. S. Giacomo Pitzorno. MO. Fernando Tropea.

Intérpretes: Mirelli Balin (Carmen Herrero) Fosco Giachetti (Capitán Dávila) Rafael Calvo (Comandante del Alcázar) Aldo Fiorelli (Francisco) Silvio Bagolini (Pablo) Carlo Tamberlani ( Capitan Aguado) Guido Notari (Comandante Villanueva) Gugliemo Sinaz (Diputado republicano), Carlos Muñoz (El hijo de Moscardó) Giovanni del Cortivo (Grneral republicano) Carlo Duse (Comandante Rojo) Adele Caravaglia (Tía Dolores) Orestes Fade (sacerdote) Nino Crisman (Ayudante) Angelo Dessy (Miliciano), Eugenio Duse, Ugo Sasso, Vascoi Creti, Giovanni Preti, Carlos Bressnan, Higinio Armill, Ciri Beerardi, Checo Rissone, Alfredo Petroni, Luigi Pastore, Felice Romano, Mario Calambassi, Franco Barci, Rolando Mazzotti, Giulio Tomassini, Anita Farra, Enza Vesconi, Tullio Tomadoni, Enrico Gozzo, Mario Ersanilli, Aedo Galván.
El argumento es la transcripción lineal de la historia del Alcázar de Toledo, de su asedio y de los sucesos que dentro y fuera de esta fortaleza se produjeron durante los 72 días que duró la gesta. Una hazaña más cerca, se ha dicho de la leyenda, que de la historia.


"Via vía en las tierras de España"

Departamento Nacional de Cinematografía, 1940. D.José Luis Saénz de Heredia. Imágenes de la guerra para ilustrar diversas estaciones del Vía Crucis de Cristo hacia el Calvario. Una metáfora comparada con la ruta del pueblo español bajo el yugo de la barbarie marxista.

"L'uomo della legiones"

Duro Films - Stella Films, 1940 (Italia-España) Intérpretes: Roberto Rey, Pastora Peña, Juan de Landa, Mario Ferrari y Carlo Ninchi.

Un film sobre la amistad sincera y viril, a través de la rivalidad amorosa de dos venecianos. Uno de ellos marcha voluntario a la Legión Española, para luchar cn los nacionales, al que al final la muchacha prefiere de los dos. El film se realiza con materiales filmados por el propio realizador en otras ocasiones.

"El crucero "Baleares"


Radio Films, 1941. D. Enrique del Campo. Intérpretes, Roberto Rey; Marta Ruel, Tony D'Algy, Manuel Morán, Pablo Alvarez Rubio, Manuel Kayser, Juan Espantaleón, Julia Pacheco, Fred Galiana, Joaquín Beguia, Antonio Riuquelme, Manuel Miranda y Enriqueta Nezzi.

Se narra la historia del crucero "Baleares", hundido en el Mediterráneo por la flota republicana. Toda la tripulación canta el "Cara al sol" mientras el barco se hunde. Sin saber la causa, la película fue prohibida la víspera de su estreno.

"Escuadrilla"

Productores asociados. S.A. 1941. D. Antonio Román. Interpretes: Alfredo Mayo, Luchy Soto, Conchita Tapia, Raúl Cancio, Rafael Pando, Luis Arroyo, Carlos Muñoz, José Masi, Julio Rey de las Heras, Pablo Álvarez Rubio, Manuel Morán, Eva López, Luis Latorre, Joaquin Bergia, Gracia de Triana y J. Amarillo.

Relata la historia de los aviadores nacionales, a través de una historia de amor entre una muchacha que cambia su favor hacia los pretendientes nacionales, representado por Alfredo

"Porque te vi llorar"

P.O.F. para Cifesa, 1941. Director Juan de Orduña.- Intérpretes: Pastora Peña, Luis Peña, Manuel Arbó, Rafael Satorres, Eloisa Muro, José Maria Seoane, Domingo Ribas, Paquito Ruis, Alejandrina Caro, Fernando Aguirre, Maria Saco, Maruja Asquerino.

Es la historia de una muchacha violada por un miliciano, una de las numerosas secuencias que se repitieron tristemente a lo largo de la contienda.

"Raza"

Chancillería del Consejo de la Hispanidad, 1941. D. José Luis Sáenz de Heredia. Autor : Jaime de Andrade (Pseudónimo de Francisco Franco). Intérpretes: Alfredo Mayo, Ana Mariscal, José Nieto, Blanca de Silos, Rosina Mendia, Pilar Soler, Julio Rey de las Heras, Luis Arroyo, Raúl Cancio, Manuel Arbó, Juan Calvo, Vicente Soler, Fernando Fresno, Antonio Armet, Pablo çAlvarez Rubio, Fulgencio Nogueras, Domingo Ribas, Manuel Soto, Pablo Hidalgo e Ignacio Mateo. Fue dirigida por José Luis Sáenz de Heredia.

El argumento pretende exaltar el valor de la familia tradicional y sus valores de la misma a través del tiempo. Uno de los miembros de la familia resulta ser una "oveja negra" y se pasa al lado republicano. La película tuvo un gran éxito.

"Rosa de Africa"

Ufisa, 1941. Director: José López Rubio. Intérpretes: Maruja Romás, Rafael Medina, Manuel Morán, Manuel Dicenta, Ana Maria Quijada.

Cuenta la vida del soldado que marcha a la guerra, dejando a su amor sin avisarla de su decisión.

"Boda en el infierno"

Hércules Film S.A. 1942. Director: Antonio Román. Intérpretes: Conchita Montenegro, José Nieto, Tonu Agly, Manuel Morán, Conchita Tapia, Juan Calvo Irene Caba Alba, José García Luengo, Luis Latorre.

Una difícil mujer, Conchita Montenegro, da la dificultad de una joven rusa, protagonista de un chantaje Se casa con un capitán español para huir del país después de haber asesinado a un comisario político que pretendía violarla.

"¡A mi la Legión!"

Director: Juan de Orduña. Interpretes: Alfredo Mayo, Luis PEÑA, Pilar Soler, Miguel Pozanco, Manuel Arbó Rufino Inglés y Fred Galiana.

El tema no es mas que una exaltación de la vida en la legión y la camaradería entre unos y otros, que aquí se centra en el falangista Alfredo Mayo.


"Inviati speciali"

Litoria-c.i.f., 1943 (Italia)
Director Romualdo Marcellini. Intérpretes: Dorotea Wieck, Otello Toso, Mauricio D'Ancora.

Cuenta la aventura de un amor imposible de un corresponsal de guerra italiano, que resulta salvado de la muerte por una espía roja de las Brigadas Internacionales, de la que se enamora. Después la encontrara en la guerra mundial, herida por un tanque, y los dos viven una final trágico.

"El santuario no se rinde"

Valencia Film.- Terramar Film, 1949.
Dirctor: Arturo Ruiz Castillo. Intérpretes: Alfredo Mayo, Beatriz de Añara, Tomás Blasco, Mary Lamar, Antonio Casas, José Maria Lado, Eduardo Fajardo, Fernando Fernández de Córdoba, Angel de Andrés, Arturo Marín, Rafael Bardem, Casimiro Hurtado...

Es una réplica a "Sin novedad en el Alcázar", con referencia a otro asedio, el del Santuario de Ntra. Sra. de la Cabeza, en Sierra Morena, un asedio que duró nueve meses a principios de la guerra. El asedio, en este caso, fue a favor de los republicanos, que fusilaron a todos los resistentes, empezando por el capitán Cortés.

"Balarrasa"


Aspa Films, 1950. Director José Antonio Nieves Conde. Intérpretes: Fernando Fernán Gómez, Maruja Rosa Salgado, Dina Sten, Luis Prendes, Jesús Tordesillas, Maruchi Fresno, José Maria Rodero, Manuel Morán, Julia Caba Alba, José Bódalo, Gerard Tichy.

Un capitán de la Legión siente la vocación sacerdotal de repente, al ganar una apuesta con un compañero que muere por él en el frente. Sufre una crisis de conciencia, se hace sacerdote y marcha de misionero a Africa.

"Servicio en el mar"

Agriupacine - Filmofono, 1950 Director Luis Suárez de Lezo. Intérpretes. Enrique Guitart, Dina Sten, Antonio Casal, Tony Leblanc, Fernando Sancho, Rafael Calvo, Mercedes Muños Sanpedro, José Isbert, Rafael Bardem,Nati Midstral....

Un comandante de un submarino de la zona nacional tiene que bombardear un mercante cargado de armas con destino a la zona republicana. Sabe que su mujer se ha embarcado en él. Lo hunde. Sin embargo, su mujer no llegó a embarcarse en aquel mercante.

"Cerca del cielo"

Columbia Films, 1951. Director Domingo Viladomat. Intérpretes: Padre Venancio Marcos, José Maria Seoane, Guillermo Marín, Raúl Cancio, Carlos Casaravilla, Gerard Tichy.

Es la historia de la batalla de Teruel, el proceso y ejecución del obispo Polanco, por las milicias republicanas. El obispo se había negado a abandonar la ciudad cuando los republicanos fueron acercándose.

"La patrulla"

Ansara Films - J.A. Poves, 1954. Director Pedro Lazaga. Intérpretes: Conrado San Martín, José Maria Rodero, Marisa de Leza, Julio Peña, Elvira Quintilla,, Tomás Blanco, Vicente Parra,

Cuatro compañeros patrulla en el Madrid recién liberado y uno de ellos muere de un disparo que realiza un emboscado. Con la paz deciden reunirse diez años después y regresan a sus destinos. Se alistan en la División Azul, de la que narra sus hazañas.

"El frente infinito"

Ediciones Cinematográficas Argemí, 1956. Director Pedro Laaga: Intérpretes: Adolfo Marsillach, Gerard Tichy, Josefina GÜEL, Miguel Fleta,.

Se cuenta la historia de un sacerdote que llega de capellán a una unidad en el frente. El contacto le permitirá conocer los valores de un hombre en circunstancias extremas. Hay una peripecia amorosa con una enfermera y una boda al final de la guerra.

"Con la vida hicieron fuego"

Basco Film, 1957. Dirección Ana Mariscal. Interpretes: Ana Mariscal, Jhorge Rigaud, Roberto Rey, Rafael Barredme...

Un héroe nacionalista ha emigrado a América y se ha enriquecido. La protagonista sacrifica su amor por sus semejantes.

"Héroes del aire"

Arturo González, 1957. Director: Ramón González. Interpretes: Alfredo Mayo, Lina Rosales, Maria Piazzai, Enrique Núñez, Tomás Blanco, Carlos Casaravilla.

Un accidente en la guerra y un chantaje forman la trama de este film. Un aviador lleva a cabo una misión secreta en tierras enemigas. Conoce a una guapa muchacha, viuda de guerra, y al terminar ésta se casa. Ignoran que el marido vive y que se presentará con exigencias monetarias, que se resuelve felizmente para todos

"La fiel infantería"

Agata Films, 1959. Director Pedro Lazaga. Interpretes: Analia Gadé, Tony Leblanc, Arturo Fernández, Laura Valenzuela, Ismael Merlo, Maria Mahor, Jesús Puente, Enrique Avila, Paloma Valdés, Juan Riquelme, Maria Fernanda Ladrón de Guevara, Juan Calvo, Tomás Blanco, Fernando Sánchez Polack...

Basada en la novela de Rafael García Serrano, el gran escritor de la Falange, al que se le prohibió por la censura por el trato que dio a la guerra. La película es el intento de hacer un homenaje a cuantos combatieron en la guerra, fuera el bando que hubieran elegido.

"La paz empieza nunca"

Cifesa, 1960. Director León Klimovsky. Intérpretes: Adolfo Marsillac, Conchita Velasco, Carmen de Lirio, Manuel Alexandre.

La película narra el comienzo de la guerra en 1936. A través de cuatro falangistas amigos que se dispersan durante la contienda, cuenta una serie de sucesos que se dieron en la posguerra.

"Los ojos perdidos"

Estela Films S.A. 1966. Director Rafael Garcñía Serrano. Interpretes: Jesús Aristu, Dianik Zurakovska, Manuel Zarzo, Manuel Tejada, y Angela Rhu.

Película netamente falangista, en la que García Serrano colaboró en el papel de un alférez provisional en el San Sebastián de 1937, en una historia de un amor de urgencia, que termina con la muerte del soldado.

"Canciones para después de una guerra"

Turner Films, 1971.Director Basilio Martín Patino.- Recoge una serie de canciones, himnos y cantos populares, que reflejan los estados de animo de los combatientes y del pueblo en las distintas fases de una guerra, en la que cantar fue una de las únicas alegrías posibles.

clandestinidad

El 19 de marzo de 1936, José Antonio redacta una circular reservada para los jefes que dice: "Primero. Se procederá a la organización clandestina, conforme al sistema celular de la Falange. Segundo: La sustitución inmediata de los jefes presos, apelando a la base, conforme al sistema de renovación de las JONS. Tercero: La revisión, uno por uno, de los elementos y la movilización de toda la Falange. Cuarto: El encuadramiento por distritos, zonas, sectores, localidades y JONS. Quinto: La reorganización de la primera línea. Sexto: La incorporación del SEU a la Milicia y su encuadramiento en la Primera Línea. Séptimo: Pasar a la ofensiva. Octavo: Procurar armas y medios de transporte.
Para una mayor eficacia en la reorganización clandestina, José Antonio designa responsable de la coordinación a su hermano Fernando que tiene libertad de movimientos. El papel de Fernando Primo de Rivera se truncará al ser detenido el 13 de julio. Será asesinado en una de las sacas de agosto. (O.C. pág. 95).

. . .

A raíz de la persecución que sufrió la Junta Política por el Gobierno del Frente Popular, que encarceló a todos sus miembros, Falange pasó entonces a la clandestinidad si bien no faltaron ayudas. Bravo Martínez afirma que "fue tal la confianza que se puso en los nacionalsindicalistas, que hasta las bolsas avarientas de los ricachos se entreabrieron un poco para ver si con unas monedas los "camisas azules" podían adquirir armas y hacer frente a los rojos, dueños y tiranos de la calle".

Clausurados los centros cada vez se hacían más difíciles las reuniones. Algunos falangistas, ante las dificultades que se avecinaban, desertaron. Empezaban los tiempos de sacrificio.

No obstante la detención del jefe de la Falange en la cárcel Modelo, el mando efectivo del partido continuó estando en sus manos. Manuel Valdés refiere cómo "no existía punto político, por díscolo que éste fuera, que no estuviese en conocimiento del jefe".

Firmada por Alejandro Salazar, secretario general interino, se dirigió a los jefes provinciales una circular "sobre la actitud que deberían adoptar al ser requerida la Falange por los mandos militares para auxiliar a la fuerza armada en caso de alteración grave del orden público en estos días". Se decía en el escrito que, ordenada por el jefe nacional, la actitud "ha de ser completa y leal ayuda en los servicios que se le encomienden".

Sin embargo, se recalcaba que era imprescindible "para esa actuación la de que nuestra fuerza intervendrá en todo momento con absoluta independencia del resto de las fuerzas civiles que para estos servicios se utilicen".

"Los militantes de Falange - seguí la citada circular - deberán actuar en todo momento bajo las órdenes inmediatas de sus jefes regulares, sin emitir intromisiones de mando que no provengan de las fuerzas militares e Institutos armados. Los jefes provinciales a los que estos días se les requiera y que no lo hayan comunicado aún a la secretaria general, deberán hacerlo inmediatamente".

En otra carta, fechada el 21 de marzo de 1936, se completaban las instrucciones a los miembros del partido. Daba las siguientes consignas a los afiliados:

  1. No perder de ninguna manera el contacto con los jefes de las JONS a los que infundirás ánimos y les darás la sensación de que la Falange, pese a las persecuciones que sufre, está tensa y dispuesta, como siempre, al combate.

  2. Es necesario no perder el contacto con los camaradas presos y ayudarles en la medida de vuestras fuerzas.

  3. Mandarás, con toda urgencia, un informe detallado de los camaradas encarcelados, haciendo constar si hay presos gubernativos o procesados y por qué causas.

  4. Controlarás las nuevas altas que se causen en la Falange, cuidando de que no se desborden los cuadros de mando.

  5. En esta época de clandestinidad procurarás no perder los enlaces con los mandos a tus órdenes darás cuenta a la secretaria nacional de cuantas incidencias se produzcan en esa provincia".

Una nota curiosa que revelaba la provisionalidad de los domicilios de la Falange, clausurados en su mayoría, en aquellos momentos: toda la correspondencia debería dirigirse al apartado 546" (Eduardo Álvarez Puga op.cit. p.104-105).

clase social

La noción de clase social es producto del "socialismo científico", sucesivamente perfeccionado por el leninismo. Ella divide la sociedad en dos clases: burguesía y proletariado; la primera detenta el capital; el segundo, la fuerza del trabajo. Patronos y obreros; los dominantes y los dominados, en perpetuo antagonismo (lucha de clases), que seria el factor de la historia (materialismo histórico)

En realidad no existe la clase social definible y reconocible, cerrada y estática, creada por la predicación ideológica, que atribuye a determinados grupos y estratos sociales la convicción de una comunión de intereses, definidos de clase, afirmándolos.

En la concepción de F.E. la noción de clase está superada por el concepto de categoría y por la distinción entre productores (trabajadores y dadores de trabajo) y parásitos, en la perspectiva del Estado nacional de trabajadores, en el cual no habría puesto para estos últimos. La lucha de clases esta disuelta por la colaboración sindical entre portadores de capital y trabajadores, por efecto de la cual no es sólo el capital el que genera fuerza de trabajo, sino el trabajo que concurre a generar capital.

En la propuesta de F.E. no hay una "sociedad de clases" contrapuestas, sino una "sociedad de roles y de competencias", orgánicamente integradas y participantes.

... ... ... ... ...

"Hay que tratar la cuestión profundamente y con toda sinceridad, para que la obra total del Estado sea también obra de la clase proletaria. Lo que no se puede hacer es tener a la clase proletaria fuera del Poder. Esto es un hecho decisivo. La clase proletaria, en sus luchas, ha ganado su puesto en el Poder, y querer dejarla de nuevo a la puerta de la gobernación es totalmente imposible" (O. C. P. 161)

. . .

"Es evidente que una de las finalidades de la revolución nacional es y tiene que ser la nacionalización de los trabajadores, es decir, su incorporación a la empresa histórica que España representa. Mientras más amplia y vigorosa sea la sustentación del Estado nacional, más firmeza y eficacia habrá en su norte histórico.

Si las juventudes angustiadas y sensibles a las desgracias de España emprenden una acción enérgica en pro de su fortaleza y liberación, tienen que buscar con más insistencia que otros los apoyos y colaboraciones de una parte - lo más amplia que puedan - de la clase obrera, de los asalariados, de los pequeños agricultores y, en fin, de esa masa general de españoles en constante y difícil lucha con la vida". (Ramiro Ledesma Ramos, "Antología", Ediciones de F.E. 1942.)

claudel paul

"En su fantástica "Oda a los mártires de España" (Gallimard, París 1967) Claudel compara la persecución contra la iglesia española a las de Diocleciano, Nerón y Enrique VIII, a las de Robespierre y Lenín, que no alcanzaron, dice el poeta, un odio semejante. Y a la actitud de Voltaire, Renán y Marx, que no llegaron a tal abismo de aberración histórica. Claudel invoca a la "Santa España, en el extremo de Europa, cuadro y concentración de la fé, baluarte de la Virgen Madre".

El verso más famoso y repetido en todo el mundo, fue éste: "Onze évéques, seize mille prêtes massacrés et pas une apostasie" (Once obispos, dieciséis mil sacerdotes asesinados, sin una apostasía) (Ricardo de la Cierva, "Oscura rebelión en la Iglesia" Plaza Janés, Barcelona, 1987 p. 214) (Consultar "Cuaderno de poesía").

código del militante

  1. La milicia es una orden religiosa, sus tres votos son de obediencia, de patriotismo y de espíritu de sacrificio. Se ingresa en ella voluntariamente, pero no podrán convivir los tibios ni los transeúntes. Hacerse militante de Falange es entregar todos los actos útiles de la vida para un servicio sagrado: el de España.

  2. El militante tendrá siempre presente, que la prisión, las heridas y aún la misma muerte, son meros actos de servicio.

  3. El duro y penoso servicio de la Primera Línea es un honor, no una carga; sólo servirán en ella los que se hagan acreedores a tal honor.

  4. El valor es una cualidad tan imprescindible y propia de todo Militante, como la honradez y la lealtad. Sólo alardean de valientes aquellos que no lo son. Ningún Militante, por lo tanto, exhibirá extemporáneas muestras de valor.

  5. Siendo Voluntario al servicio de la Primera Línea, el Militante por lo tanto queda obligado a cumplir lo que se le ordene sin discusión. El encuadramiento en las milicias obligue al acatamiento, obediencia y sumisión total a las Jerarquías Militantes en ella establecidas.

  6. El Militante nunca deberá actuar por iniciativa propia, las órdenes emanadas de los Jefes llegados al mando por méritos contrastados son siempre buenas, y desde luego, mejor que las ocurrencias personales.

  7. El Militante acomete las empresas con constancia alegre y deportiva, pero en las situaciones públicas y muy especialmente en los actos de propaganda habrá de revestirse de seriedad imperturbable, y tendrá siempre en cuenta que no basta cumplir una orden, sino que es preciso cumplirla con el mayor valor y entusiasmo.

  8. El Militante deberá anteponer siempre el servicio de la Falange a cualquier diversión y entretenimientos y queda obligado a acudir a cualquier hora del día o de la noche a toda actuación que se le ordene. Sólo se justificará su falta una causa grave y comprobable.

  9. Los méritos de los Militantes no habrán de hacerse públicos por suponerse a todos capaces de ellos, pero si las faltas, para escarmiento del que las cometiere.

  10. El Militante debe partir del principio de que nadie, empezando por él mismo, debe saber las actuaciones, más que los que requiere necesariamente su actividad, y bajo ningún concepto comunicará a un tercero ningún informe sobre ellas.

  11. Se abstendrá de toda conversación que demuestre tibieza o desagrado del servicio, duda de los Jefes o sentimiento de la fatiga, que exige lo que voluntariamente aceptó.

  12. Evitará las exclamaciones y gestos que puedan confundir las huestes de la Falange con las mercancías aduladoras del estilo liberal, y gritará sus ARRIBAS cuando en un ambiente hostil o desconocido pueda interpretase su silencio como falta de convicción o exceso de prudencia.

  13. Acudirá en todo momento y sin la mejor vacilación al socorro del camarada en peligro, aún cuando en ello arriesgue su propia vida.

  14. Servir será virtud esencial en el Militante, y servir con alegría en el puesto que se le designe, sin orgullo ni ambición de mando.

colegios mayores universitarios

Centros creados por el Sindicato Español Universitario y la Sección Femenina de FET y de las JONS en todos los distritos y poblaciones donde funcionaban Universidades o Escuelas Superiores Técnicas, con el fin de completar la formación humana, social y cultural de los estudiantes. El régimen de funcionamiento, inspirados en los Colegios Mayores de los siglos XV y sucesivos, tenía carácter residencial, donde se fomentaba la relación y convivencia entre los universitarios que seguían distintas trayectorias profesionales. En los cambios registrados durante la transición política de 1975, estos centros pasaron a la Administración educativa.

colegios menores

"En España, desde 1951, existieron los Colegios Menores de Juventudes (sesenta centros). Algunos, los de Toledo, Málaga, Los Corrales de Buelna, Guecho, Castellón, etc. se mantuvieron, en fase de liquidación, hasta 1981, por ser, a la vez Centros de Enseñanza reconocidos, según la legislación vigente, que impartían enseñanzas.
Estas novedosas y originales instituciones, a lo largo de veinticinco a treinta años, intentaron contribuir a paliar los problemas del acceso a las enseñanzas medias (Bachillerato, Magisterio, Comercio, Formación Profesional y similares) de un número considerable de jóvenes españoles cuya desgracia, consistía en vivir en núcleos urbanos alejados de la capital, pues sólo allí era donde radicaban los escasos centros oficiales de enseñanza media existentes en el país. (Consultar a Juan Alonso Beighau, "Historia de los colegios menores de juventudes", ob cit p. 12).

. . .

"En los Colegios Menores, al igual que en los Campamentos, se ofrece una verdadera síntesis del Frente de Juventudes, puesto que en ellos se realizan armónicamente tres propósitos fundamentales: de formación, asistencia y relación humana, orientados hacia el servicio a España.

En las horas de estudio y de ocio, en los actos rituales y hasta en la relación individual, hay en los Colegios Menores un suave, pero constante principio rector, que va inculcando en sus alumnos un profundo sentido de responsabilidad social y de fidelidad hispánica, hasta lograr en ellos el hombre apto para las tareas civiles que demanda el futuro de nuestra Patria.

Poco a poco, silenciosa y tenazmente la Delegación Nacional de Juventudes ha ido fundando estos Colegios, allí donde la necesidad se unía a la llamada de la simpatía y el ofrecimiento de apoyo". (Jesús López Cancio, Delegado Nacional de Juventudes, en su Intervención recogida en "Historia de los Colegios Menores de Juventudes", ob. cit p. 28.)

colonización

"Masas enteras habrán de ser trasladadas a las tierras cultivables, que habrán de ser objeto de una profunda reforma social de la agricultura: enriquecimiento y racionalización de los cultivos, riego, enseñanza agropecuaria, precios remuneradores, protección arancelaria a la agricultura, crédito bancario, y de otra parte, patrimonios familiares y cultivos sindicales. Esta será la verdadera vuelta a la Naturaleza, no en el sentido de la égloga, que es el de Rousseau, sino en el de la geórgica, que es la manera profunda, severa y ritual de entender la tierra" (O.C. pag. 426)


comedia, teatro de la


Teatro de Madrid en el que se celebró el acto fundacional de Falange Española el 29 de Octubre de 1933, con la intervención de Alfonso García Valdecasas, Julio Ruiz de Alda y José Antonio Primo de Rivera.

. . .

"Se levantó, por fin, Primo de Rivera. Era un muchacho joven, guapo, agradable. Tenía la voz un poco nasal y exponía las ideas con justeza jurídica. Usaba metáforas brillantes. Se notaba en él cierta timidez y pudor, ante los grandes espectáculos.

Atravesaban el murmullo sus primeras palabras,

"Cuando en marzo de 1762 un nombre nefasto llamado Juan Jacobo Rousseau..."

Se percibía el silencio. Aquel muchacho empleaba un lenguaje nuevo, desconocido.

Decía que romper las urnas era su más noble destino, que la Patria era una unidad de destino en lo universal y que por defenderla había que emplear la dialéctica de las pistolas, que los pueblos eran movidos por los poetas. Añadía que era candidato sin fe ni respeto.

El público le ovacionaba.

¿Qué eran aquellas palabras altas y nobles en medio de la España oficial de las dietas, los Diputados y las comisiones?

Le interrumpían:
¡Viva Castilla!

¿Pero era verdad todo aquello?

José Félix y Pedro Otaño se miraban sonrientes. Experimentaban esa alegría del hombre que se aproximaba a la Verdad.

-Habla muy bien.

-Sobre todo dice cosas nuevas.

Y el orador continuaba.

"Nuestro sitio está al aire libre, bajo la noche clara, arma el brazo, y en lo alto las estrellas".

Decía aquello entre las zafiedades de Rocha y Guerra del Río, de las petulancias de Jiménez de Asúa, de toda una inmundicia de navajeo, habilidades, quoruns, votaciones de sorpresa, martingalas, estadísticas y ficheros.

"Sentimos el amanecer en la alegría de nuestras entrañas".
Le ovacionaban puesto en pie. Valdecasas leyó las adhesiones.

Gritó uno desde las localidades altas.

-¡No se ha leído la adhesión del doctor Albiñana!.

Se hizo constar que era un olvido. Los oradores detrás de la mesa, con su tapete colorado, y extendieron el brazo por primera vez. El público les imitó, alguno titubeando, con esa sonrisa escéptica de Madrid hacia las cosas grandes.

José Félix no quiso levantarlo. Pedro Otaño, rígido, lo extendía seguro. Tenía lágrimas dentro de los ojos.

Comentaban en la calle del Príncipe, entre los "autos" y las tiendas de ópticos. Pasaban grupos que salían de la Academia de baile de Jorge Hay.

José Félix disimulaba sus sentimientos.

- No está mal. Sobre todo, no ha dicho cosas vulgares.

Pedro se exaltaba:

- Ha estado formidable. Esto es lo que soñamos el 14 de abril."

(Agustín de Foxa "Madrid de corte a checa" Librería Internacional. San Sebastián, 1938 p. 162-163)

. . .

"El acto de la Comedia del que se ha hablado aquí esta mañana varias veces, fue un preludio. Tenía el calor, y si queréis, la irresponsabilidad de la infancia" (O.C. pag. 31)

. . .

"En este discurso fundacional, la política era considerada como ciencia, arte, estrategia y poesía de lo irrenunciable. Obedecía a un imperativo moral, entender así la política en España, en octubre de 1933.
(Muñoz Alonso "Un pensador para un pueblo". Almena. Madrid, 1971 p. 29)

. . .

comunidad

"Debemos ir pensando en que una comunidad bien regida no puede considerar a los obreros como una clase con la cual se regatea desde el Poder, sino como una de las unidades integrantes del común destino de la Patria. Antes que nada, de una vez, hay que proporcionar a todos cuantos conviven en un pueblo un mínimun humano y digno de existencia- Y eso no por limar las uñas al peligro revolucionario, sino porque es profundamente justo" ("José Antonio intimo" "Espitolario y Textos biográficos" p. 274)

comunismo


Marx y Engels en el "Manifiesto comunista", publicado en 1848 establecieron las bases para el acceso al Estado comunista, mediante una revolución del proletariado, para abolir la propiedad privada y establecer la dictadura de los trabajadores, que daría paso a la sociedad comunista.

Lenín en su folleto "¿Qué hacer?", que se ha considerado como el acta de nacimiento del bolchevismo, marcó la estrategia a seguir a principios del siglo XX. Fundó el partido, con rigurosa disciplina y normas severísimas a seguir, con lo que creó un ejercito de activistas implacables dispuestos a destruir el Estado burgués.

Según este líder, el partido es el sujeto de la historia que hay que seguir como algo sagrado. Le sucedió en el poder Stalin que dirigió a Rusia e incorporar tras la Segunda Guerra Mundial a toda la Europa del Este y parte de Asia, Cuba y parte de África.

El comunismo ha buscado - busca aún por otras vías - implantar la sociedad sin clases y de propiedad colectiva de los bienes de producción, utilizando la violencia revolucionaria o la coexistencia con los sistemas políticos y siguiendo los procesos de participación democrática.

Tras la caída del "muro de Berlín" en 1990 se manifestó la falsedad de un desarrollo desquiciado, que supuso el desmontaje de la estructura comunista.

Por comunismo, después de la Revolución rusa (1917), se debe entender la ideología y el movimiento inspirado por el marxismo-leninismo, que postulan la "dictadura del proletariado" (ejercitada por el partido comunista) y que tiene como visión teleológica la sociedad comunista (fase inmediatamente antecedente sería la sociedad socialista); en la cual desaparecen las clases (la propiedad de los medios de producción pasa a los trabajadores, se extingue el Estado y " cada uno da según sus capacidades, y a cada uno se le da según sus necesidades".

El XXII Congreso (1961) previó que Rusia soviética entraría en la fase final comunista en 1980.

La ideología comunista es atea, materialista, historicista, determinista, dialéctica, clasista, colectivista y se inserta en las filosofías del devenir.

En el plano moral, para el comunismo es bueno todo lo que favorezca su causa (el criterio de utilidad solo lo establece el partido), y malo, lo que perjudica.

En la teoría y en la praxis comunista, el partido es la conciencia y la inteligencia del proletariado, es único titular del poder estatal, no admite diversas opciones políticas y ninguna alternancia de clases dirigentes en el Estado.

Principio fundamental de los partidos y de los regímenes comunistas es el del "centralismo democrático", por efecto del cual las decisiones adoptadas por el grupo dirigente vinculan imperativamente a la generalidad de los inscritos en el partido y de los ciudadanos. Formalmente la "base" concurre a las decisiones del "vértice" con la iniciativas y las discusiones, pero una y otra son admitidas solamente en el ámbito de las directivas del "vértice", fuera de las cuales son consideradas "fraccionamiento" o "desviacionismo" y como tales reprimidas.

No basta ser comunistas para "participar", sino que es necesario además ser comunista ortodoxo, allí donde la ortodoxia esta establecida por el grupo dirigente del partido y, en la esfera del imperio soviético, por el grupo dirigente de Moscú.

Tras la caída del "Muro" y de los regímenes comunistas de Rusia y los países de la Europa del Este se han puesto en marcha procesos de democratización que avalan la certeza de un próximo final del comunismo como experiencia en los países en que todavía se mantiene.

. . .
 

"Y esta dictadura comunista tiene que horrorizarnos a nosotros, europeos, cristianos, porque ésta si que es la asunción del hombre: esto si que es la ausencia del hombre en una inmensa masa amorfa, donde se pierde la individualidad, donde se diluye la vestidura corpórea de cada alma individual y eterna". (O.C., p. 562).

. . .

"Solo quienes mantengan una idea equivocada de Dios, o su Dios sea equívoco, pueden encontrar posibilidades de contacto o de maridaje entre marxismo y Religión. El hecho de que Dios sea un transterrado en la praxis de muchos cristianos, no invalida la absoluta imposibilidad teísta del marxismo ortodoxo. Por lo demás, la intrahistoria del marxismo ofrece un testimonio irrecusable de su irreligiosidad militante, agravada - y no precisamente suavizada -, por cierta tolerancia ocasional y puramente verbal de carácter táctico, que, dicho sea de paso, pone al descubierto la arreligiosidad intrínsica del sistema. No se trata ya del Informe presentado en noviembre de 1963 a la comisión ideológica del Partido Comunista de la Unión Soviética por su Presidente Ilichev, en el que se declara como un deber primario del marxismo combatir activamente a la Religión mostrando la oposición radical con la ciencia acelerando así la victoria de la concepción científica del marxismo-leninismo, fundamentalmente opuesta a la Religión, que sofoca el pensamiento creador de los hombres; es la historia de los XXIII Congresos del Partido la que ofrece el testimonio reiterado de la incompatibilidad entre religión y marxismo.

Cuando filósofos marxistas promueven o aceptan el diálogo con pensadores cristianos, no es sobre la base de una posible revisión, sino con el empeño de comprobar hasta qué punto puede el marxismo conllevarse con el cristianismo en la lucha ideológica emprendida para la total edificación marxista del mundo. Es una especia de tregua de la potencia vencedora con los vencidos irresolutos en su fe. Los principios inalterables de los filósofos marxistas - me refiero a Garaudy - , no consiente alimentar esperanza alguna, aunque entusiasme a algunos profesionales del diálogo la recepción atenta de sus discursos. El hecho de que el marxismo y cristianismo funden la posibilidad en cuestiones de hecho, deja intacto en un plano fáctico¸ y no sólo teorético, la irreligiosidad militante al enjuiciar la obra de Teilhard de Chardin, de quien afirman que, pese a sus esfuerzos, cae en la confusión, en la superficialidad y en el absurdo (sic) al proclamar a Dios como realidad suprema y absoluta, ya que "es imposible conciliar la ciencia con la religión". (Adolfo Muñoz Alonso opc. Cit.p . 200-201)

. . .

Para José Antonio, el socialismo comunista equivale, tanto doctrinal como en su praxis, a la "invasión de los bárbaros". Supone la versión infernal "de un mundo mejor", por cuanto entraña:

1. Interpretación materialista de la vida y de la Historia.
2. Sentido de la represalia y revanchismo revolucionarios.
3. Proclamación del dogma de la lucha de clases.
4. Visión de la Historia como un juego de resortes económicos.
5. Negación y supresión absolutas de toda espiritualidad trascendente.
6. Negación de la Patria.
7. Prescendencia de toda estimación del hombre como valor espiritual.

El socialismo marxista representa - para José Antonio - la cancelación del socialismo humanista, redentor y personalista, que queda subordinado en unas categorías extrañas a las aspiraciones del ideal que la habían promovido.

. . .

"Un hijo del general Primo de Rivera, José Antonio, había fundado la Falange Española, organización fascista (sic). Valiente, inteligente e idealista, sobraba en José Antonio para ser dictador, un humorismo agudo e irreprimible; pero opinaba que, por ser inevitable el triunfo final del comunismo, convenía ir hacia él por la vía autoritaria del fascismo. Esta opinión, que naturalmente no hacía pública, pero que nos consta haber sido suya, prueba que, a diferencia de la inmensa mayoría de sus secuaces, José Antonio no tenía pelo de tonto, ya que el fascismo ha demostrado fuerte tendencia al comunismo en economía y el comunismo, fuerte tendencia al fascismo en política." (Salvador de Madariaga, "España". E. Losada, Buenos Aires, 1944, p. 515)

u Política. Ideología. Marxismo

comunista

"Contra la avalancha comunista no valen razones. Son cerebros estrechos y fanáticos que obedecen sus consignas sin discusión. El Estado vigente es incapaz de presentar batalla a un enemigo así que juega con la táctica de llevar a sus últimas consecuencias las timideces de aquél. De aquí que la tarea de abatir las líneas comunistas corresponda a grupos adversarios, al margen de toda acción oficial, que posean firmeza y coraje suficiente para responder en todos los terrenos a las provocaciones antinacionales de los rojos" (Ramiro Ledesma Ramos. "Antología". Ediciones de F.E., 1940p. 169)

conde, francisco javier


Nacido en Burgos en 1908. Catedrático de Derecho Político de la Universidad Complutense, embajador de España en Manila y en Bonn. Fue Consejero Nacional del Movimiento y director del Instituto de Estudios Políticos del Movimiento, sucediendo a Castiella en este puesto. Cesó en 1956 tras la designación de Arrese como Secretario General del Movimiento. Escribió obras de contenido jurídico - político, de gran importancia. En ellas desarrolló el sentido jurídico del caudillaje, sobre la legitimidad del Estado y formuló una conexión esencial entre el pensamiento de Ortega y de José Antonio en relación con el concepto de nación. En este aspecto, comenta Adriano Gomez Molina: "En 1939, Conde estudió la nueva idea española de nación a la luz de las definiciones de José Antonio. Como corresponde a su pericia intelectual realizó un trabajo atractivo y sugerente. La médula del ensayo estaba en el "término profundo y misterioso: destino. Despierta el vocablo mil resonancias, unido está a los más íntimos repliegues de nuestra manera de ver el mundo, clavado, por decirlo así, en la misma entraña del pensamiento occidental". La conclusión del profesor es la de que el vocablo "se acoge de lleno es, pues, ante todo, una manera católica de ver el hombre" (Francisco Javier Conde "Escritos y fragmentos políticos", IEP, Madrid, 1974)

Cuando Conde avanza en el estudio y llega al meollo de la cuestión, a la determinación del "destino" de la patria española - no en el pasado - en el momento en el que escribe, en 1939, la noción se nos queda flotando" (A. G. Molina ob. cit p. 105.)

conde soladana, pedro pablo

Nació en Castronuño, Valladolid, en 1940. Obrero metalúrgico, compaginó su trabajo con la carrera de Derecho y Sociología. En 1967 tomó contacto con Manuel Hedilla y pasó a formar parte del FNAL (Frente Nacional de Alianza Libre). Afiliado a la Confederación de Trabajadores Sindicalistas, se movió en el ámbito laboral, por lo que fue detenido y encarcelado varias veces hasta ser despedido temporalmente de su trabajo en Fasa-Renault. Fue elegido en mayo de 1976 presidente de la Junta de Mando de FE de las JONS, que se constituyó como Falange Auténtica, a propuesta de Narciso Perales. Se retiró de la política pasando a ejercer como periodista, colaborando en diversos diarios y revistas. Es autor de FE de las JONS (Autentica) Bilbao, Ediciones Albia, 1977 "Testimonio y desencanto" (Oviedo TARFE, 1996).


Condecoraciones y distintivos

Jerarquías

Jefe Nacional Tres luceros en oro
Secretario General Tres luceros en plata
Vicesecretarios Generales Tres luceros en rojo
Consejeros Nacionales Dos luceros en oro
Delegados nacionales Dos luceros en rojo
Secretarios nacionales Dos luceros en verde
Jefes Provinciales Tres yugos en oro
Delegados Provinciales Tres yugos en rojo
Jefes de Centuria Tres flechas en plata
Jefes de Falange Dos flechas en plata
Jefes de escuadra Una flecha en plata
Herido de guerra Un aspa en plata

Condecoraciones

Palma de oro Jefes nacionales
Palma de plata Méritos heroicos
"Y" de Oro Sección Femenina
Medalla de la Constancia Frente de Juventudes
Mérito sindical Sindicatos
Excautivos Medalla
Excombatientes Medalla
Vieja Guardia Medalla

congreso de la falange

Iban a cumplirse, en octubre de 1953, veinte años desde la fundación de la Falange Española. Franco autorizó y, probablemente, estimuló la celebración de un gran congreso, reclamando para sí el discurso de clausura. Para Falange Española se trataba de demostrar si estaba en condiciones de asumir el protagonismo de la democracia orgánica, tan escasamente definido todavía, y de impulsar el movimiento que había de convertirla en realidad. Pude considerar, en definitiva, como una oportunidad perdida (...) El congreso de la Falange en el que Raimundo Fernández Cuesta, superviviente del acto fundacional de la Comedia, se mostró excesivamente preocupado por los proyectos de tercera fuerza enunciados por Calvo Serer, se inició el 2 de octubre de 1953, con un discurso de Eugenio Montes que argumento en torno a la calificación de fascismo que los enemigos de Falange se empeñaban en seguir utilizando contra ésta. José Antonio - recordaba el orador - había explicado como Falange no era fascista, sino otra cosa, y esa otra cosa, integrada en un modo de ser serio y trágico al mismo tiempo, consistió en "ser" español. La nueva generación, allí representada sería la encargada de llevar adelante el proyecto. Nada de segundas o de terceras fuerzas sino la unidad integradora del Movimiento. Pero lo cierto es que aquella integración faltaba entonces.

El día 23 de octubre de 1953 tuvo lugar la ceremonia de clausura del Congreso de Falange. No era unos cuantos cientos de personas, como en 1933; se dijo que 150.000 falangistas de uniforme llenaban el estadio "Santiago Bernabeu" de Madrid. En su discurso, Fernández Cuesta habló de 120.000. Franco presidía. En sus manos, como una oferta esta la Falange que, frente a las vacilaciones incluso de algunos de sus miembros, se había negado a "licenciar honrosamente", estaba el éxito que había alcanzado en el orden internacional. Apenas unas semanas antes había creado la Ensidesa, en Avilés, no porque la producción de acero tuviese la misión única de producir dividendos sino porque como él mismo dijo, un país que no produce su propia energía y su propio acero se verá más pronto o más tarde sometido al colonialismo. Entre las 23 conclusiones del Congreso que entonces fueran leídos, figuraba esto: "Bajo ningún pretexto consentirá Falange Española la ilegítima actuación de camarillas que pretendan mermarle su condición de única inspiradora del Estado".

Franco cerró el acto con un discurso en el que dijo que "La Falange está por encima de las contingencias, flanqueando y respaldando la fuerza constituyente de nuestro Ejército". Luego vino la consigna de que le incumbía ahora "dar nueva forma a permanentes principios". (En 1964, al publicarse la antología de los discursos de Franco, por encargo del entonces ministro Fraga, este de 1953, fue suprimido).

conjura de salamanca, la

"Se me dice que he traicionado a la Junta de Mando al convocar el Consejo Nacional.

Pues bien, el Consejo Nacional creó la Junta de Mando, y quienes traicionaron a la Junta, al Consejo y a la Falange son los que toman una determinación facciosa, disolviendo un organismo, como la Junta, que solo puede disolver y transformar quien legítimamente la creó.

Mientras los conjurados al decir que yo he tratado de hurtar nombres al Consejo y añadir otros de supuestos partidarios míos. Yo ignoro que ni uno solo se pueda citar. Precisamente he llevado mi delicadeza al extremo de no querer convocar a los camaradas jefes de servicios nombrados por mi con arreglo a las atribuciones que me disteis en el Segundo Consejo. Mientras igualmente al decir que yo tratado de impedir la venida a Salamanca del camarada Martín Ruiz Arenado y de otros de Andalucía. Precisamente, si vienen, lo hacen gracias a mi, que gestioné su viaje tan pronto como me enteré de las órdenes del mando militar contrarias a todo desplazamiento de camaradas a Salamanca.

Estos son, camaradas, mis descargos." (Manuel Hedilla, "Testimonio", pag. 486-491).

conquista del estado, la

"Dos meses antes de proclamarse la II República se difundió el "Manifiesto Político de la Conquista del Estado, redactado en sus líneas fundamentales por Ledesma Ramos. Los firmantes de este Manifiesto fueron Ramiro Ledesma Ramos, como Presidente; Juan Aparicio López, como Secretario; Ernesto Jiménez Caballero, Ricardo de Jaspe, Manuel Souto Vilas, Antonio Bermúdez Cañete, Francisco Mateos González, Alejandro M. Raimundez, Ramón Iglesias Parra, Antonio Riaño Lanzarote y Roberto Escribano Ortega. Comenzó su área fundacional invocando para "intervenir en la acción política de un modo intenso y eficaz" el sólo título de poseer "una noble y tenacísima preocupación por las cuestiones vitales que afectan al país", su conducta "nace de cara a las dificultades actuales" y representas "la voz de estos tiempos". Pero en realidad Ledesma se levanta sobre el problema de su tiempo, y siente en primer lugar "la gran angustia de advertir como España - el Estado y el pueblo español - vive desde casi tres siglos en perpetua fuga de sí misma, desleal para con los pecualiarísimos valores a ellas adscritos, infiel a la realización de ellos y, por tanto, en autonegación suicida, de tal gravedad que la sitúa en las lindes mismas de la descomposición histórica". Es la angustia de tres siglos la que siente Ledesma y, por tanto, la angustia de la Patria" (Antonio Macipe López, "Ramiro Ledesma Ramos, (Ptólogo, Antología. Ediciones FE, Madrid, 1942, p.10)


"Conquista del Estado" (Dogmática)

"Nuestra Dogmática, a la que seremos leales hasta el fin, es ésta:

  1. Todo el poder corresponde al Estado.

  2. Hay tan sólo libertades políticas en el Estado, no sobre el Estado ni frente al Estado.

  3. El mayor valor político que reside en el hombre es su capacidad de convivencia civil en el Estado.

  4. Es un imperativo de nuestra época la superación radical, teórica y práctica del marxismo.

  5. Frente a la sociedad y al Estado comunista oponemos los valores jerárquicos, la idea nacional y la eficacia económica.

  6. Afirmación de los valores hispánicos.

  7. Difusión imperial de nuestra cultura.

  8. Auténtica colaboración de Universidad Española. En la Universidad radican las supremacías ideológicas que constituyen el secreto último de la ciencia y de la técnica. Y también las vibraciones culturales más finas. Hemos de destacar por ello nuestro ideal en pro de la Universidad magna.

  9. Intensificación de la cultura de masas utilizando los medios más eficaces.

  10. Extirpación de los focos regionales que den a sus aspiraciones un sentido de autonomía política., Las grandes comarcas o confederaciones regionales debidas a la iniciativa de los municipios, deben merecer, por el contrario, todas las atenciones. Fomentaremos la comarca vital y actualísima.

  11. Plena e integral autonomía de los municipios en las funciones propia y tradicionalmente de su competencia, que son las de índole económica y administrativa.

  12. Estructuración sindical de la economía. Política económica objetiva.

  13. Potenciación del trabajo.

  14. Expropiación de los terratenientes. Las tierras expropiadas se nacionalizarán y serán entregadas a los municipios y entidades sindicales de campesinos.

  15. Justicia social y disciplina social.

  16. Lucha contra el farisaico caciquismo de Ginebra. Afirmación de España como potenciar internacional.

  17. Exclusiva actuación revolucionaria hasta lograr en España el triunfo del nuevo Estado. Métodos de acciones directa sobre el viejo Estado y los viejos grupos políticos-sociales del viejo régimen". (R. Ledesma Ramos, ob. cit. p. 33 y s.)

u Doctrina, Historia, Revolución.

C.O.N.S.

Central Obrera Nacionalsindicalista, organización sindical de Falange Española, fue salvajemente perseguida por las centrales de izquierdas, hasta lograr su desaparición gracias a la colaboración negativa que prestaron los empresarios, hostigados por el miedo a que fueron sometidos por las organizaciones marxistas. La historia de la Central Obrera Nacional Sindicalista fue una creación de aquellos afiliados a la Falange que procedían de formaciones de la izquierda reivindicativa y revolucionaria. Se fundó el 4 de junio de 1934 por sugerencia de Ramiro Ledesma. Los Estatutos de la CONS fueron redactados por Olcina y Orellana y se domicilio en la misma sede de FE de las JONS, en Marqués del Riscal, 16 de Madrid. El primer triunviro estuvo formado por Nicasio Álvarez de Sotomayor, que procedía de CNT; Guillén Salaya que, al igual que el anterior, era afiliado a CNT y Manuel Mateo, que era militante del Partido Comunista. Los primeros sindicatos fueron los de Artes Gráficas, Hostelería y Metalurgia. José Antonio evitó una escisión de la CONS al separarse Ramiro Ledesma. En un vibrante discurso, José Antonio, ante 400 obreros afiliados permanecieron dentro de FE de las JONS. Con la escisión de Ramiro, también causaron baja Sotomayor y Salaya.

consejo nacional

"Históricamente, importa precisar los nombres de los consejeros nacionales en el mes de octubre 1934 y en 1935. En 1934, por su condición de jefes de servicios, eran consejeros Emilio Alvargonzález, Emilio Rodríguez Tarduchy, Luis Arredondo, Manuel Valdés Larrañaga y Nicasio Alvarez de Sotomayor. Por las regiones y provincias: José Sainz Nothnagel - montañés - pero por su vecindad en Toledo, representantes de Castilla la Nueva, Palma por Castilla la Vieja; Alfonso Bardají, por Extremadura, donde había fundado la Falange; Rafael Palmi por Valencia; Vicente Navarro, por Murcia; Roberto Basas Figa, por Cataluña; Jesús Moro Sevilla, por Aragón; Felipe Sanz Paracuellos, por Vasconia; Pedro García de Hoyos, por León; José Cederrón del Valle, fundador asimismo, por Galicia; Antonio Nicoau, por Baleares; Francisco Guerrero, por Canarias y Laureano Salamanqués, por Marruecos.

El triunvirato ejecutivo designaría a los consejeros nacionales por Navarra y Asturias.

La Junta de Mando designó a los siguientes consejeros: Luis Gutiérrez Santa Marina -montañés avecindado en Barcelona - ; Francisco Rodríguez Acosta y Azqueta; Francisco Bravo; Javier Martinez de Bedoya - afectado en enero de 1935 por la exclusión de varios jonsistas; Manuel Illera - montañés; Ernesto Jiménez Caballero - también fuera de la disciplina falangista desde 1935; José María Alfaro Polanco, Juan Aparicio López - excluido con un grupo jonsista rebelde -, Manuel Groizard - al que José Antonio separó de la Falange por cuestiones disciplinarias; José Miguel Guitarte; Eduardo Ezquer, José Antonio Martín, Jesús López Suevos, Antonio Ruiz Castillejos, José María de Areilza, Vicente Gaceo y Luis Aguilar.

Algunos de los mencionados, no asistieron a las reuniones de octubre de 1934, los consejeros nacionales elegidos por las JONS fueron: Onésimo Redondo, Julio Ruiz de Alda, Jesús Muro Sevilla, Roberto Basas Figa, Daniel Buhigas, Leopoldo Panizo, Salvador Blasco, Augusto Barrado, José Andino, José Sainz Nothnagel, Martín Ruiz Arenado y Domingo Lozano.

Por el jefe nacional fueron designados: Manuel Hedilla, Rafael Sánchez Mazas, Vicente Navarro, José Moreno, Celso García Tuñón, Jesús López Suevos, Luis Gutiérrez Santa Marina, Francisco Rodríguez Acosta, Francisco Bravo, Manuel Illera, José María Alfaro, José Miguel Guitarte, Vicente Gaceo, Luis Aguilar, Alejandro Allanegui, Andrés de la Cuerda, Fernando Meleiro, Narciso Martinez Cabeza, Agustín Aznar Gerner, Ricardo Nieto, Federico Servet, José Luna Meléndez, Juan Francisco Yela, Enrique Esteve, Sancho Dávila Fernández, Miguel Merino Ezquerro, Rogelio Vignote, José Maciá, Luis Batllés y Eduardo Ezquer. Este último fue separado de la Falange a primeros de 1936, por disposición de José Antonio. Agustín Aznar Gerner, que actuó como jefe nacional de Milicias testimonia: "Puedo asegurar que José Antonio estaba descontento con Ezquer, meses antes de que decidiera separarle de la Falange. El estilo de activista de Ezquer no era, ciertamente, falangista. Tuvo desplantes y actitudes incompatibles con nosotros. Se pasó a las filas monárquicas -las del Bloque Nacional - dando su nombre para las elecciones del 16 de febrero de 1936. Pretendió utilizar su condición de falangista al servicio de intereses que no eran los nuestros. Jose Antonio lo excluyó. Lo que es cierto acerca de un desplante de Ezquer, detenido por ser agente monárquico, en la cárcel de Modelo de Madrid, lo desconozco. Dudo de que se produjera... Lo que sé es que subsistió la exclusión...

Ya empezada la guerra, Ezquer acudió a Salamanca, para pedirnos, a los mandos, que le permitiéramos militar en la Falange. Lo suplicó una y otra vez, pero no lo consiguió.

Al Consejo de noviembre de 1935, dejaron de asistir: Martín Ruiz Arenado, Raimundo Fernández Cuesta, Vicente Navarro, Jesús López Suevos, Luis Gutiérrez Santa Marina, Francisco Rodríguez Acosta, Manuel Illera, Ricardo Nieto, Juan Francisco Yela y Miguel Merino.

Como secretario general y jefes de servicios, pertenecían al Consejo, Raimundo Fernández Cuesta, Manuel Valdés Larrañaga, Manuel Mateo, Emilio Alvargonzález, José Manuel Aizpurúa, Alajandro Salazar, Augusto Barrado y Gregorio Sánchez Puertas.

Estatutariamente, el Consejo Nacional debía cesar en el mes de noviembre de 1936, al igual que la Junta Política."(Maximiano García Venero "Falange en la guerra de España y Hedilla". Ed. Ruedo Ibérico,Paris, 1967, p. 77 y s.).

. . .

consejo nacional de FET y de las JONS

"La composición del I Consejo Nacional de FET y de las JONS era ecléctica. La primera en ser nombrada fue Pilar Primo de Rivera, seguida del Conde de Rodezno y el monárquico alfonsino José María Pemán, por este orden. Serrano Suñer sólo fue nombrado en vigésimo lugar. De los cincuenta miembros, un máximo de veinte podría ser considerados auténticos falangistas (bien camisas azules o neo - falangistas serios) mientras que trece eran carlistas, cuatro monárquicos y siete (más tarde seria ocho) militares con mando" (Payne, ob. cit. p. 440).

conspiración falangista

"Un tanto al margen de la incierta existencia de la FEA (Falange Española Auténtica) se habían hecho varios intentos de crear grupos clandestinos de oposición falangista. Durante 1937 y 38, Patricio González de Canales, un joven militante camisa vieja de Sevilla, que tenia un alto cargo en las publicaciones falangistas (y más tarde en la Administración comercial del Estado),había tratado, sin éxito, de formar una pequeña red enigmática llamada "Falange Autónoma". En 1939, los camisas viejas, Narciso Perales, Tito Meléndez y Eduardo Ezquer (un exjefe provincial de Badajoz que fue expulsado de FET en noviembre de 1937) fueron arrestados bajo la acusación de tratar de formar su propia "Falange Auténtica", si bien sólo Ezquer - intrigante y conspirador inveterado - permanecería largo tiempo en la cárcel" (Tratado por Ellwood en "Prieta las filas", pp. 204-205, y en R. Ibáñez "La oposición falangista al régimen de Franco" (1939 - 1975), en el Congreso de jóvenes historiadores y geógrafos, Actas. Madrid, 1990. pp. 625-637).

. . .
 

"Hacia finales de 1939 un pequeño grupo se reunió en cada del coronel Emilio Rodríguez Tarduchy, un veterano de la Unión Patriótica de Primo de Rivera, la UME de 1933 y de la primera Falange. Se formó allí una Junta Política clandestina, con Tarduchy como presidente y teniendo como secretario a González Canales, cuyo cargo en FET le permitía viajar libremente. Otros siete u ocho camisas viejas, en representación de varios sectores pequeños de veteranos del partido, formaban el resto fluctuante de los miembros de la Junta. Su más codiciado aliado habría de serlo el general Yagüe, muy unido a José Antonio Girón de Velasco y a otros elementos de la organización falangista de ex - combatientes, y que se negó a actuar directamente contra Franco insistiendo en que la Falange tenia que cambiar el régimen desde dentro. Aunque más tarde los conspiradores proclamaron que habían conseguido el apoyo de varios miles de falangistas en diversas partes de España, es indudable que lo ocurrido resultó bastante tenue en conjunto ya que los conspiradores carecían por completo de influencia entre los detentadores del poder" (Payne, ob. cit. pp. 519-520).

constitución

Es la superley del Estado; la ley suprema del ordenamiento jurídico, con la cual las demás normas (ordinarias) deben ser compatibles y coherentes.

Es una Constitución "rígida" en cuanto para modificar, todo o parte de ella, están previstas medidas más complejas respecto a las necesarias para las leyes ordinarias.

La actual Constitución española fue aprobada por las Cortes en sesiones plenarias del Congreso de los Diputados y del Senado el 31 de Octubre de 1.978. Fue ratificada por el pueblo español en referéndum el 6 de Diciembre de 1978. Y fue sancionada por el Rey ante las Cortes el 27 de Diciembre de 1978. Fue publicada en el Boletín Oficial del Estado el 29 de Diciembre de 1978.

En su preámbulo se dice: "La Nación española, deseando establecer la justicia, la libertad y la seguridad y promover el bien de cuantos la integran, en uso de su soberanía, proclama su voluntad de: Garantizar la convivencia democrática dentro de la Constitución y de las leyes conforme a un orden económico y social justo; consolidar un Estado de Derecho que asegure el imperio de la ley como expresión de la voluntad popular; Proteger a todos los españoles y pueblos de España en el ejercicio de los derechos humanos, sus culturas y tradiciones, lenguas e instituciones; promover el progreso de la cultura y de la economía para asegurar a todos una digna calidad de vida; establecer una sociedad democrática avanzada y colaborar en el fortalecimiento de unas relaciones pacíficas y de eficaz cooperación entre todos los pueblos de la Tierra"

u Derecho. Estado. Política.

convenios colectivos sindicales

"Esta tarea de fecundo entendimiento me lleva a hablaros de los convenios colectivos sindicales, que llegan a la Administración cuando han sido ya negociados. La Ley de 1958, que los regula, surgió en vísperas de la llamada estabilización económica, por lo cual dichos convenios sólo comenzaron a multiplicarse en torno a 1960. Desde entonces se han concertado nada menos que 6.750, que afectan a cerca de millón y medios de empresas, con 5.300.000 trabajadores, lo cual revela que las normas de los convenios afectan hoy al 80 por 100 de la población asalariada, con 3.469 convenios vigentes el 312 de diciembre pasado.

Sólo en 1965 han sido aprobados 932 convenios nuevos, que afectaron a 345.000 empresas, mientras que las normas de obligado cumplimiento sólo fueron 126 para 43.106 empresas, o sea menos de una séptima parte. Brindo estas cifras como prueba de que nuestros Sindicalismo es la auténtica clave de la vida social y de la problemática laboral de España. Cierto es que cada convenio rechazado es siempre noticia, y de los aprobados poco se habla". (J.Solís Ruiz, "Sindicalismo 67/68". Ediciones Populares, Madrid, 1969. p. 55).

convivencia

"Esto no es sólo una tarea económica; esto es una alta tarea moral. Hay que devolver a los hombres su contenido económico para que vuelvan a llenarse de sustancia sus unidades morales, su familia, su gremio, su Municipio, hay que hacer que la vida humana se haga otra vez apretada y segura, como fue en otros tiempos" (O. C. pág. 876)

cooperativismo

"Las cooperativas cumplen un fin, restringido en cuanto ámbito y ciclo, pero universal en cuanto a su naturaleza en la sociedad que se avecina, constituyendo núcleos laborales. La cooperación no necesita, de suyo, otra burocracia que la imprescindible para que pueda ser una realidad defendible, legal, administrativa, social y política, frente al anarquismo o a unidades superiores absorbentes. La defensa de una cooperativa frente a unidades superiores no consiste en considerarse aislada de ellas, sino justamente en quedar integrada, de tal forma que no se altere la unidad auténtica de lo que la cooperativa es. Ninguna entidad laboral auténtica puede sentirse minimizada por estar integrada, como lo estuvo en España, en la Organización Sindical Española de F.E.T. y de las J.O.N.S.

Las cooperativas no pueden reducirse, sean del grado que sean, a facilitar y perfeccionar el desarrollo de la actividad de sus asociados, sino que han de influir en el perfeccionamiento y progreso de la realidad sobre la que operan las propias cooperativas.

Las cooperativas tienen que constituirse como un movimiento que obligue a la reforma de algunas estructuras de las que han surgido estas cooperativas.

La primera función la realiza la cooperativa teniendo en cuenta y dando conciencia a sus miembros de que no es la defensa exclusiva de unos intereses puramente materiales los que cumple, sino que es una distribución racional del trabajo, que responda a la auténtica dignidad de ser hombres.

La cooperativa tiene que esclarecer o resolver unos problemas auténticamente humanos. La cooperación representa la germinación o la racionalidad elemental de la primera fórmula comunitaria de la vida laboral de los pueblos.

Las cooperativas, en su crecimiento progresivo de estructuración y autonomía, ¿representan un peligro para la libertad en unidad del sindicalismo español? Las cooperativas pueden representar el elemento germinal más limpio para conservar la unidad sindical. Libertad sindical no se opone a unidad. En esa unidad no solo se organizan los hombres, sino que se estructura la propiedad comunal. El Sindicato asume la defensa de las unidades sindicales menores. Las cooperativas pueden ser la base laboral humana del sindicalismo y de su futuro. Las cooperativas son unas comunidades con fines específicos nacidos de las exigencias mismas de la producción, en todas sus fases, y deben convertirse en el elemento vivo de la Organización Sindical. Son ellas, justamente, las que afianzan la unidad sindical.

Las cooperativas, como fenómeno racional primigenio de la comunidad laboral, pueden ser elementos nucleares de la sociedad sindical. La Organización Sindical estaría así constituida fundamentalmente por unas asociaciones primarias, laborales y humanas. Esto seria el primer fenómeno comunitario de una sociedad laboral, sin socialismos ideológicos y, sin embargo, fuertemente social.

El Estado - siguiendo el pensamiento de Adolfo Muñoz Alonso - podrá entonces dedicarse a cumplir las misiones esenciales que le son propias, dando paz a aquellas otras misiones que pueden y deben llevar por sí mismas las asociaciones y, en el caso concreto del mundo laboral, las cooperativas. El Estado asumirá las funciones propias del mismo, y lo hará en la medida en que se apoya justamente en esas instituciones, que culminan en el sindicalismo, formado por individuos en unidades de cooperación. El Estado será el que coordine los fines, con la mira puesta en el bien común nacional.

cordero torres, josé maría,

Abogado, profesor y periodista. Nació en Almería en 1909 Y falleció en Madrid en 1977. Coincidió con Ledesma Ramos y se afilió a las JONS y dirigió la sección de política internacional de la Revista " La Conquista del Estado". Fue ayudante de la cátedra de Derecho Internacional de la Universidad de Madrid. Tras la guerra, escribe diversos textos como "La misión africana de España (Madrid, Vicesecretaria de Educación Popular, 1941); "Tratado de Derecho Colonial español Editora Nacional, Madrid, 1941) "Aspectos de la misión universal de España" (Vicesecretaria de Educación Popular, Madrid, 1942 "Organización del Protectorado español" (1943) y otros.

corona de sonetos


En sincronía temporal y simbólica con el traslado, los servicios de propaganda, había editado en 1939 una "Corona de Sonetos en honor de José Antonio Primo de Rivera". Con estética tipográfica muy pulcra recoge el homenaje de un grupo de escritores a la gloria del fundador de la Falange. Lleva una dedicatoria en latín del profesor Antonio Tovar, con resonancia de lápida clásica. No es sólito, en España, este homenaje de poetas agrupados dedicado en exclusiva a un protagonista de la etapa política que terminó con la Guerra Civil.

En los sonetos - todos movidos por la admiración - pueden distinguirse los creados por poetas de oficio y los de los poetas ocasionales. Entre los primeros, que son la mayoría, descuella los nombres de Manuel Machado, Gerardo Diego, Eduardo Marquina, Eugenio Montes, Leopoldo Panero, José María Pemán, Luis Rosales, Dionisio Ridruejo, Adriano del Valle y Luis Felipe Vivanco .

coros y danzas

"La Sección Femenina de la Falange halló un instrumento de propaganda más efectivo en el estímulo y la promoción de los bailes y los cantos populares, Los Coros y Danzas. Se trataba de un buen ejercicio que tenía, además, una dimensión cultural y nacionalista. La actividad de mujeres y muchachas no se limitó a actuaciones en distintos espectáculos competitivos, a partir de 1940, el equipo recién fundado de divulgadoras recibió instrucciones para recuperar el folklore como parte de su trabajo en los pueblos. Se realizó una recogida nacional de canciones y bailes que fueron publicados a continuación. Ese fue el punto de partida para la creación de grupos de Coros y Danzas de organización local y regional que competían en campeonatos de la misma manera que los equipos deportivos y se prestaban también a demostraciones públicas de patriotismo. El ideario de Coros y Danzas sintonizaba con el deseo de José Antonio de ver dignificados los pueblos de España y valorizadas las tradiciones rurales. La buena forma física podía combinarse con el legado cultural y con una identificación con ciertos aspectos de identidad nacional". (Richmond Katheleen, ob.cit.p.68 y s.)

correa veglison, antonio federico de


Militar, nació en Comillas, Santander, formó parte con Juan Aparicio y Emiliano Aguado, del comité universitario de las JONS. Afiliado a Falange, en 1940 fue comisario de Información y consejero nacional. Más tarde fue nombrado jefe provincial de FET y de las JONS de Barcelona y gobernador civil. Fue cesado por haber confiscado unos cargamentos de alimentos para abastecer a Barcelona, cuando correspondían a otras provincias. Fue Delegado Nacional de Prensa del Movimiento. Falleció en Madrid en 1971.


corporativismo

El sistema corporativo establece la unidad de las personas de una comunidad en función de sus intereses. En el Derecho Romano se contemplaban diversas formas de corporativismo. En la Edad Media, los intereses profesionales configuraron un sistema de Gremios y Cofradías de dimensión municipal, comarcal, regional y nacional, como precedente de los actuales sistemas de sindicatos de clase. Desapareció en la Revolución Industrial en el siglo XVIII. La Encíclica Rerum Novarum, del Papa León XIII, preconizaba la constitución de "corporaciones profesionales", sistema que alcanzó su plenitud, como punto de partida del sistema, en el fascismo italiano.

. . .
 

"... el primer gran defecto del corporativismo pasaba por "el mantenimiento de los sindicatos horizontales de clase: sindicatos de obreros y sindicatos de patronos". Por el contrario, el nacional - sindicalismo salvaba la lucha de clases "aunando en un mismo sindicato a todos los elementos que intervienen en la producción de una misma cosa.(...) En el futuro, marxismo y capitalismo quedarán arrinconados. El corporativismo, demasiado próximo a ellos, quedará superado como un intento reaccionario, como un sistema de transición. Sólo a través de un régimen social y económico de producción tan exacto y tan justo como el nacional - sindicalista se levantará la España grande y el imperio. La justicia social de nuestro programa será una realidad con el sistema nacionalsindicalista, y con la justicia social vendrá el pan y la libertad del pueblo" (Martinez de Bedoya, Artículo publicado en el diario "Unidad", San Sebastián, 25.XI. 1936)


cortes españolas

Las Cortes son la representación el pueblo, encarnan la soberanía nacional. Toman esta denominación de la tradición medieval española. En otros países se conoce como, "Parlamento", "Estados Generales", "Dieta", "Congreso", etc.. En España, el Régimen instituyó este poder por medio de una Ley Fundamental del Estado de 1942,que se articulaba sobre la triple representación: el tercio familiar, el tercio sindical y el tercio municipal, a lo que se agregaban los consejeros nacionales del Movimiento, los designados directamente por el Jefe del Estado y otras representaciones, como las Universidades, Colegios Profesionales, Reales Academias, etc.

. . .

"Franco nunca había tenido intención de entregar todo el poder al partido, estaba decidido a que el gran órgano legislativo del Estado naciera fuera de éste, en cierto modo, en "aplicación de los criterios de equilibrada síntesis que había utilizado al formar Gobierno". Sin eliminar a la Falange, pero reduciendo su ámbito de acción, la cámara resucitaría la denominación tradicional de Cortes Españolas, de la que quedarían desterrados los partidos políticos. Lo que tampoco significaba, en modo alguno, sustituirlos por un partido único" (Luis Suárez, Francios Franco y su tiempo", t. III. P. 337 - 338).

. . .
 

"El proyecto de Cortes se elaboró en un momento en que mis relaciones con Franco eran escasas e incómodas por mi actitud crítica. (...) Fue preparado sin mi participación por la cohorte de aduladores y aclamadores, por los Arrese y demás de la hueste incondicional" (Heleno Saña, "El franquismo sin mitos", pag. 262).

. . .

"No creemos correcta la afirmación de Tusell de que se trataba de la "primera ley fundamental del Régimen". La Ley de Cortes sólo tuvo consideración de "fundamental" cuando así lo estableció el artículo décimo de la Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado de 26 de julio de 1947 y, en cualquier caso, no sería la primera en términos cronológicos, ya que ésta había sido el Fuero del Trabajo, de 9 de marzo de 1938 (Boletín Oficial del Estado, 27- VI - 1947) (Alvaro de Diego, ob cit. Pag. 151).

. . .
 

"Aprovechando la celebración del sexto aniversario del Alzamiento, (se produjo) un acontecimiento de indudable trascendencia: la primera definición institucional del Régimen. Tal cosa vino a significar la Ley de Cortes, de 17 de julio de 1942, que pretendió disipar toda duda acerca de cuál habría de ser el supremo órgano legislativo del Estado.
Hasta la fecha, dicha función parecía que iba a corresponderle exclusivamente al Consejo Nacional del Movimiento, lo que favorecía únicamente al Partido y, por tanto, despertaba las reticencias de monárquicos y militares.
No cabía duda, pues, que, con la creación de un organismo situado allende de las esferas del Partido, se buscaba acabar con la apariencia de monopolio que hasta entonces era disfrutado por los falangistas..." (Alvaro Ferrari, "La cultura..." ob. cit. p. 168).

. . .

Laureano López Rodó (Política..." p. 20) caracteriza de la forma siguiente esta ley: se volvía a las Cortes de carácter tradicional, con representación de los municipios, de las Provincias, de los Sindicatos y Colegios Profesionales, de las Universidades y Reales Academias, y el Consejo Nacional del Movimiento".

cortés gonzález, santiago, capitán

Al frente de un grupo de guardias civiles, falangistas y civiles el Capitán Cortés pasó a la historia al defender del acoso republicano, infinitamente superior en fuerzas y medios, el santuario de Santa Maria de la Cabeza, en Jaén donde inmortalizó una heroica resistencia hasta la pérdida de aquella posición. Tras una dura resistencia hubo de rendir la posición. El capitán Cortés fue fusilado sin que fuera recuperado de las graves heridas que sufrió durante el asedio. Una historia semejante a la del Alcázar de Toledo, que da la medida del valor y de la voluntad de lucha de grupos de españoles frente al avance del marxismo stalinista en España.

costa, emilio


(1881 - 1939) Director del periódico de Alicante "El Día". Fue represaliado por escribir y publicar esta crónica del proceso de José Antonio ante el Tribunal Popular que le condenó a muerte.

"Su informe es rectilíneo y claro.- Ajeno al hervidero de tanta gente heterogénea amontonada en la sala, José Antonio Primo de Rivera lee, durante un paréntesis de descanso del Tribunal, la copia de conclusiones definitivas del Fiscal. No parpadea. Lee como si se tratara en aquellos pliegues de una cosa banal que no le afectara. Ni el más ligero rictus, ni una mueca; ni el menor gesto altera su rostro sereno. Lee, lee con avidez, con atención concentrada sin que el zumbido incesante del local le distraiga un instante.


Aquellos papeles no son más que que la solicitud terrible del Fiscal de un castigo severísimo para el que los lee. Para él y para sus hermanos sentados más allá, con las manos cogidas, bisbeando un tierno diálogo inacabable que fisgan los guardias que los cercan.

Luego, apenas reanudada la sesión es ya el Fiscal quien lee aquellos pliegues monrrítmicamente, sin altibajos ni matices.


Primo de Rivera oye la cantinela como quien oye llover; no parece que aquello, todo aquello tan espeluznante, rece con él. Mientras lee el Fiscal, el lee, escribe, ordena papeles... Todo sin la menor afectación, sin nerviosismo.
Margarita Larios está pendiente de la lectura y de los ojos de su esposo Miguel que atiende, perplejo, a la lectura que debe parecerle eterna.

Lee, lee el Fiscal, ante la emoción del público y la atención del Jurado,

José Antonio solo levante la cabeza de sus papeles cuando, re- tirada la acusación contra los oficiales de Prisiones, los ve partir libremente entre el clamor aprobatorio del público.

Pero sólo dura un leve momento esta actitud con la que no expresa sorpresa, sino, quizás, vaga esperanza.

Inmediatamente comienza a leer reposada, tranquilamente sus propias conclusiones definitivas que el público escucha con intensa atención.

Informa el Fiscal. Es el suyo un informe difícil. Acumula cargos y más cargos deduciéndolos de las pruebas aportadas.

Margot se lleva su breve pañolito a los ojos que se llenan de lágrimas.

Miguel escucha pero no mira al Fiscal; sus ojos están pendientes del rostro de su hermano en el que escruta ávidamente un gesto alentador o un rasgo de derrumbamiento. Pero José Antonio sigue siendo una esfinge que solo se anima cuando le toca el turno de hablar en su defensa y en la de los otros dos procesados.

Su informe es rectilineo y claro. Gesto, voz y palabra se funden en una obra maestra de oratoria forense que el público escucha con recogimiento, atención y evidentes muestras de interés.

Los periodistas se acercaron al defensor de sí mismo y de sus hermanos. Eran periodistas de izquierdas y dialogaron brevemente del curso de los debates y de política.

- Ya habrá visto - dijo - que no nos separan abismos ideológicos. Si los hombres nos conociéramos y nos habláramos, esos abismos que creemos ver apreciaríamos que no son más que pequeños valles.

Luego ha venido la tortura para todos - público y procesados - de la deliberación del Jurado que ha durado horas y horas de incertidumbre.

Al fin, la sentencia.

Una sentencia ecléctica en la que el Jurado ha clasificado las responsabilidades según la jerarquía de los procesados.

Y aquí quebró la serenidad de José Antonio Primo de Rivera ante la vista de su hermano Miguel y su cuñada.

Sus nervios se rompieron.

La escena surgida la supondrá el que leyere.

Su emoción, su patetismo alcanzaron a todos". ( Aguinaga y G. Navarro, ob. cit. pa. 140/141)

covaleda

Pueblo de la provincia de Soria, al pie del Urbión, cuna del río Duero. Entre los inmensos pinares del patrimonio comunal de este pueblo, se encuentra emplazado desde los años cuarenta el Campamento Nacional del Frente de Juventudes. Ha funcionado hasta fecha reciente como escuela de formación de mandos juveniles, especializado en la preparación de los jefes de centuria, grupo y falange, tanto de las Falanges Juveniles de Franco como de la Organización Juvenil Española.

Millares de jóvenes españoles han pasado por este lugar emblemático de la geografía castellana, en el que se han formado generaciones de cuadros juveniles en la dirección de las juventudes españolas. Actualmente es utilizado por la OJE y otras instituciones diversas como centro de evocación hispánica.

Con anterioridad a este emplazamiento, fueron utilizadas otras instalaciones campamentales en Pamplona, para la celebración del Campamento Nacional Sancho el Fuerte, para la formación de los primeros dos mil jefes de centuria de las FF.JJ., en el verano de 1943, año del milenario de Castilla, que se celebró en Burgos, al que fue de marcha a pie desde Pamplona todo el campamento, para rendir honores al Jefe del Estado y asociarse al milenario.

Igualmente se utilizaron las instalaciones del Campamento Ordoño II, en Riaño, León, a partir de 1944, para la formación de mandos juveniles, así como el Campamento Emperador Carlos en el monasterio de Yuste, "Santa María del Buen Aire" en El Escorial, Mallorca, Granada, etc., donde se celebraban cursos nacionales, en los que se expedían los títulos oficiales, que les habilitaba para el ejercicio del mando de unidades juveniles y el acceso a otros niveles de responsabilidad.

u Frente de Juventudes, Organización Juvenil Española.

crédito

"Cuantas veces habéis tenido que acudir a los grandes instituciones de crédito a solicitar un auxilio económico, sabéis muy bien qué intereses os cobran, del 7 y del 8 por 100, y sabéis no menos bien que ese dinero que se os presta no es de la institución que os lo presta, sino que es de los que se lo tienen confiado, percibiendo el 1'5 o el 2 por 100 de intereses, y esta enorme diferencia que se os cobra por pasar el dinero de mano en mano gravita juntamente sobre vosotros y sobre vuestros obreros, que tal vez os están esperando detrás de una esquina para mataros". (O.C. pag 497)

crespo, alberto

Periodista, nació en 1916, fue voluntario falangista en la guerra con la Falange de Álava. Con Sotomayor visitó a Franco para proponerle la creación del Frente de Juventudes. Marchó voluntario a la División Azul. Toda su carrera periodística la realiza en la prensa del Movimiento, donde alcanza la categoría de Director de "Libertad", de Valladolid. Fue también corresponsal en Roma y en Bonn. Murió en 1989.

crítica

"No hay patriotismo genuino si no llega a través del camino de la crítica. Y os diré que el patriotismo nuestro también ha llegado por el camino de la crítica. A nosotros no nos emociona ni poco ni mucho, esa patriotería zarzuelera que se regodea con la mediocridad, con las mezquindades presentes de España y con las interpretaciones gruesas del pasado. Nosotros amamos a España porque no nos gusta. Los que aman a su Patria porque les gustan, la aman con una voluntad de contacto, de amor físico, sensualmente. Nosotros la amamos con una voluntad de perfección. Nosotros no amamos a esta ruina, a esa decadencia de nuestra España física de ahora. Nosotros amamos a la eterna e inconmovible metafísica de España". (O.C. pag. 559).

. . .

" Parece que podemos asegurar sin litigios previsibles que José Antonio Primo de Rivera entró en la realidad histórica de su Patria con espíritu crítico, que eligió con plena conciencia y responsabilidad el amargo camino de la crítica. Su dedicación no fue la respuesta a un análisis detenido de la situación, o se entregó a la política arrastrado por una vocación irresistible, sino que se vio forzado a intervenir por dignidad por decoro familiar, por elegancia espiritual, por hombría de bien". (A. M. Alonso, ob. cit. p. 22)

Cronología de la Falange

introducción

La Falange Española irrumpió en la vida pública, el 29 de octubre de 1933 con el acto celebrado en el teatro de la Comedia, de Madrid, en el que José Antonio trazó sus líneas ideológicas fundamentales.

Pero este primer acto vino precedido de una rigurosa y apasionada elaboración intelectual, en la que José Antonio, con un grupo de amigos, fue encontrando la orientación definitiva y las precisiones iniciales que la hicieron posible y oportuna.

La Falange Española, que hasta su fusión con las J.O.N.S. fue regida por un Comité de Mando, lanzó a la luz pública el semanario doctrinal "F.E.", cuyo primer número apareció el 7 de diciembre de 1933, y celebró un resonante acto de propaganda en Cáceres el 4 de febrero de 1934.
Los camaradas que durante estos tres meses cumplieron el acto de servicio de morir por España fueron Juan Grau (4 de diciembre), Tomás Polo Gallego (26 de diciembre), Francisco de Paula Sampol (11 de enero) y Matías Montero (9 de febrero). Todos ellos fueron muertos a traición.

. . .

La Falange Española de las J.O.N.S. comenzó regida por una Junta de Mando, hasta el mes de octubre de 1934, en que se adoptó el mando único, que encarnó José Antonio para siempre.

La organización jerárquica y directiva de la Falange Española de las J.O.N.S. estaba integrada por el Jefe del Movimiento, la Junta Política, el Consejo Nacional, el Secretario General, los Jefes de Servicio, los Jefes Territoriales y Provinciales, y las J.O.N.S., o sea, las organizaciones locales.

Noticia cronológica

Para la penetración en la juventud estudiosa y en las capas obreras, montó la Falange el S.E.U. (Sindicato Español Universitario) y la C.O.N.S. (Central Obrera Nacionalsindicalista)

El S.E.U. se creó, recién nacida la Falange, el 21 de noviembre de 1933, y desde entonces desplegó una continua actividad impetuosa, a veces en acción conjunta con la A.E.T. (Asociación de Estudiantes Tradicionalistas), hasta conseguir el indiscutible predominio en todas las Universidades de España.

A mediados de 1934, los Sindicatos de la Falange adquirieron importancia suficiente para ser reunidos en un Organismo, que José Antonio denominó Central Obrera Nacionalsindicalista y que consolidó definitivamente su personalidad cuando la revolución de octubre, durante la cual los obreros de los Sindicatos Falangistas consiguieron, contra la huelga general decretada por la U.G.T., victorias tan significativas como la salida del periódico "Informaciones", que pudo publicarse y venderse por el trabajo y la escolta de los obreros de la Falange.

A raíz de la fracasada revolución marxista, masas de obreros - la mayor parte de ellos procedentes de la U.G.T.-, acudieron a la C.O.N.S. que llegó muy pronto a reunir varios millares de camaradas, agrupados principalmente en los Sindicatos del Ramo de la Construcción, de Hostelería, de Artes Gráficas y de Alimentación.

La C.O.N.S., desde entonces, fue la prueba más viva y actuante de la Revolución Sindical que se proponía la Falange.

La actitud combatiente de vanguardia y de choque se mantuvo, desde el principio, por las formaciones de la Primera Línea, que aseguraban el orden en los actos de propaganda, protegían la venta de los periódicos y, cuando la alevosía del enemigo se hizo contumaz, ejecutaron las réplicas a las agrupaciones comunistas.

Para complemento y estímulo de todo este despliegue varonil, creó la Falange, en junio de 1934, y bajo la Jefatura de Pilar, hermana de José Antonio, la Sección Femenina, que, con abnegación continua y creciente, se dedicó a la asistencia de detenidos, a la colectas públicas y privadas y a realizar, por último, arriesgadas misiones de propaganda y enlace.

La propaganda oral ante el gran público, con predominio de estudiantes y obreros, fue realizada en una serie de actos a través de ciudades, pueblos y aldeas de España: Carpio de Tajo, Valladolid, Puebla de Almoradiel, Callosa de Segura, Fuensalida, Burriana, Salamanca, Zaragoza, Toledo, Corrales de Camora, Villagarcía, Daimiel, Jaén, Tordesillas, Zamora, San Adrián, Toro, Grado, Don Benito, Barcelona, Córdoba, Madrid, Oviedo, Huesca, Mota del Cuervo, Campo de Criptana, Málaga, Madridejos, Puertollano, Santander, Tuste, Murcia, Montoro, Sevilla, Briviesca, Alcañiz, Quintanar del Rey, Pola de Siero, Avila, Navia, Renedo de Piélagos, Torrelavega, Peralta, Pola de Laviana, Ciudad Real, Miajadas, Moraleja, Villacañas, Porcuna, Torredonjimeno, Coria, Belmonte, Huete, Torremocha, Logrosán, Yecla, La Guardia, San Martín de Montalbán, Navahermosa, Sanlúcar de Barrameda, Mula, Villaviudas, Barambio, Plasencia, Trujillo, Gijón, Medina del Campo, oyeron las palabras de José Antonio y de sus más próximos colaboradores, proclamando, con el nuevo lenguaje, conciso y ardiente, la verdad de España.

Con ocasión de algunos de estos actos, se registraron encuentros con las fuerzas marxistas, en todas estas colisiones la Falange quedó dueña del terreno y de la palabra.

Paralelamente a esta propaganda de masas, José Antonio se hizo oir de los demás sectores españoles. En el Círculo Mercantil de Madrid expuso su pensamiento económico en una conferencia dada el 9 de abril de 1935; para grupos intelectuales, pronunció conferencias como las tituladas: "Estado, individuo y libertad", en marzo de 1935, y "Derecho y Política", en noviembre del mismo año, y en el Parlamento, desde noviembre de 1933 hasta noviembre de 1935, mantuvo su ideología salvadora en cuantos asuntos afectaban al supremo interés de España, interviniendo, entre otras ocasiones, con motivo de los Estatutos catalán y vasco, en la discusión sobre la gestión económica de la Dictadura, en los debates sobre la Revolución de Octubre, la Reforma agraria, la Política internacional española y los profesionales extranjeros, y cuando se trataron en el Parlamento los escándalos del estraperlo y de Nombela.

La propaganda escrita se realizó primero en el semanario "F.E.", fundado, como hemos dicho, por Falange Española, y que, tras varias suspensiones gubernativas, fue prohibida definitivamente en junio de 1934; después por "Arriba", semanario que duró desde el 21 de marzo de 1935 hasta el 5 de marzo de 1936, en que también fue suspendido por el Gobierno, y, por último, la Falange lanzo el samario clandestino "No Importa", cuyo primer numero llevaba la fecha de 20 de marzo de 1936 y que pudo repartirse en tres ocasiones.

Por su parte, el S.E.U. publicó el semanario "HAZ" desde marzo de 1935 hasta febrero de 1936.

Al lado de esta propaganda periódica, la Falange lanzaba continuas emisiones de hojas volantes para divulgar sus postulados doctrinales o comentar la política del momento, y entre estos manifiestos descuellan el lanzado por José Antonio desde los calabozos de la Dirección General de Seguridad el 14 de marzo de 1936, y los dos dirigidos a los militares, el segundo de los cuales vio la luz el 4 de marzo de 1936.

En el orden de su propia formación y crecimiento, la Falange Española de las J.O.N.S. celebró dos Consejos Nacionales: el primero comenzó el 4 de octubre de 1934 y terminó el 7 de octubre, coincidiendo con el triunfo de las tropas de España sobre la traición separatista que se quiso perpetrar en Cataluña. Con tal motivo, José Antonio, recién elegido Jefe nacional, organizó y presidió una manifestación, y en la Puerta del Solo exaltó ante 20.000 españoles, que había ido congregando el exiguo desfile de los falangistas, la unidad de nuestra Patria.

El segundo Consejo se celebró en noviembre de 1955 y se clausuro con un solemne acto en el cine Madrid.

Desde que, tras alecciones de febrero de 1936, el Frente Popular se entronizó en el Poder, la Falange dirigió resueltamente su rumbo hacia la insurrección armada, desarrollando ininterrumpidamente los contactos con elementos afines del Ejército, que maduraron en el Alzamiento del 18 de julio.

Los camaradas que antes del 18 de julio cumplieron el acto de servicio de morir por España, alcanzaron, en número, la formación de una Centuria." (Julian Pemartin op .cit.p. 64).

. . .

Todos los demás acontecimientos, desde el Proceso a la Falange, el encarcelamiento de la Junta Política, el asesinato de José Antonio y del principal núcleo dirigente, hasta la Unificación, se recogen en esta obra, bajo las rúbricas respectivas.

La Cronología de la Falange, en sus principales trazos, se incluyen en la siguiente relación:

29 de octubre de 1933

Acto fundacional de la Falange Española en el Teatro de la Comedia de Madrid. Intervienen José Antonio, Ruiz de Alda y Alfonso García Valdecasas.

2 de noviembre de 1933

Firma del Acta de Constitución de Falange Española, como partido político.
Es asesinado José Ruiz de la Hermosa, primer caido de la Falange.

12 de noviembre de 1933

Intento de asesinato de José Antonio en un acto celebrado en San Fernando, Cádiz. Un pistolero de la izquierda disparó causando una muerte y varios heridos entre el público asistente. Una de las participantes resulto ciega a perpetuidad.

16 de noviembre de 1933


José Antonio es elegido diputado por la provincia de Cádiz.

19 de diciembre de 1933

Discurso de José Antonio en el Parlamento sobre "El Estado totalitario" y, al día siguiente, contra la difamación de la Dictadura.

29 de noviembre de 1933

Discurso de José Antonio en Cádiz sobre las Cortes Constituyentes. Elegido diputado.

4 de diciembre de 1933

Es asesinado el falangista Juan Jara

7 de diciembre de 1933

Tras la prohibición y retirada de la edición por la censura republicana, el gobierno autorizó la aparición del primer número de FE, en el que publican los Puntos Iniciales de la Falange. Publicación de sus escritos "La victoria sin alas" y "¿Euzkadi libre?".

19 de diciembre de 1933

Discurso de J.A. en el Parlamento sobre "El Estado totalitario" y, al día siguiente, contra la difamación de la Dictadura.

26 de Diciembre de 1933

Es asesinado el falangista Tomás Polo Gallego.

4 de enero de 1934

Discurso sobre Cataluña en el Parlamento.

11 de enero de 1934

Escrito sobre "La gaita y la lira", en "F.E." número 2.
Es asesinado el falangista Francisco de Paula Sampol

17 de enero de 1934

Escrito sobre el Fascismo en "La Nación".

18 de enero de 1934

"El Parlamento visto de perfil" Supervivencias, FE, nº 3

1 de febrero de 1934

José Antonio habla en el parlamento sobre la Falange y la FUE (Federación Universitaria española).

4 de Febrero de 1934


Discurso de José Antonio. en Cáceres sobre la Falange.

10 de febrero de 1934

Cae asesinado Matías Montero por pistoleros marxistas en la calle Mendizábal de Madrid cuando vendía "FE".

13 de febrero de 1934

Acuerdo entre José Antonio y Ramiro Ledesma para la fusión de Falange Española y las J.O.N.S.

25 de febrero de 1934

Discurso de José Antonio en Carpio de Tajo, Toledo.

28 de febrero de 1934

Discurso en el Parlamento sobre "Los vascos y España". Proclamación de Falange Española de las J.O.N.S. por fusión de Falange Española con las Juntas de Ofensiva Nacionalsindicalista.

4 de marzo de 1934

Acto en el teatro Calderón de la Barca de Valladolid para presentar al nuevo partido. Participaron Onésimo Redondo, Julio Ruiz de Alda, Ramiro Ledesma Ramos y José Antonio.

8 de marzo de 1934

Es asesinado el falangista Ángel Montesinos.

10 de marzo de 1934

Palabras de José Antonio en el entierro de Ángel Montesinos, asesinado por pistoleros marxistas.

27 de marzo de 1933

Cae asesinado el falangista Jesús Hernández Rodríguez

11 de abril de 1934

Entrevista de José Antonio en ABC firmada por César González Ruano, sobre el atentado sufrido por José Antonio del que salió ileso.
Intento de fundar un diario con la colaboración de Manuel Aznar, José Félix de Lequerica y Rafael Sánchez Mazas.

6 de mayo de 1934

José Antonio inicia su viaje a Alemania, acompañado por Eugenio Montes, en el que se entrevista con Adolfo Hitler.

20 de Mayo de 1934

Discurso de José Antonio en Fuensalida, Toledo.

3 de junio de 1934

Concentración falangista en el aeródromo de Cuatro Vientos.

6 de junio de 1934

Discurso de José Antonio en el Parlamento sobre la Dictadura. Expulsión de Ansaldo. El parlamento contra José Antonio.
Cae asesinado el falangista José Hurtado García.

10 de junio de 1934

Cae asesinado el falangista Juan Cuellar

3 de julio de 1934

Enfrentamiento con Indalecio Prieto en el parlamento. Fundación de la Central Obrera Nacionalsindicalista (CONS)

19 de julio de 1934

Tras la publicación de quince números de FE, el gobierno decreta la suspensión definitiva del semanario, tras una dura batalla legal contra la censura y la persecución a que fue sometido por las autoridades de la República con la censura.

22 de julio de 1934

Discurso de José Antonio en Callosa de Segura, Alicante. (Miembros de aquella Falange morirían al pretender liberar a José Antonio de la prisión de Alicante).

13 de septiembre de 1933

Asesinato del jefe local de FE de San Sebastián, Manuel Carrión Damborenea.

24 de septiembre de 1934

Carta de José Antonio al General Francisco Franco, a la que éste no contestó.

4 de Octubre de 1934

Se inicia el primer Consejo Nacional de la Falange.

6 de octubre de 1934

El día 6 de ese mes se elige a José Antonio primer Jefe Nacional de Falange Española de las J.O.N.S., sustituyendo al triunvirato que formaba con Ramiro Ledesma Ramos y Julio Ruiz de Alda.

7 de octubre de 1934

En este Consejo se adoptó la camisa azul como uniforme del nuevo movimiento. Manifestación en apoyo del Gobierno tras la rendición de la Generalidad de Cataluña y el Estatuto de Independencia.

6 de noviembre de 1934

Discurso ante el parlamento sobre la Revolución española

14 de noviembre de 1934

Discurso de José Antonio en defensa de la Falange. Publicación clandestina de los 27 Puntos de la Falange.

30 de noviembre de 1934

El marqués la Eliseda, miembro del Consejo Nacional, abandona la Falange, por la actitud laica declarada en el Punto 25, sobre la Iglesia Católica.

16 de enero de 1935

Expulsión del partido de Ramiro Ledesma Ramos.

21 de enero de 1935

Acto de constitución del Sindicato Español Universitario (SEU) en Valladolid.

10 de febrero de 1935

Mitin en Salamanca, tras una entrevista con don Miguel de Unamuno, que asiste al acto. Conmemoración del I Aniversario de la muerte de Matías Montero.

24 de febrero de 1935

Homenaje a Eugenio Montes.

3 de Marzo de 1935

Primer Aniversario de la fusión de FE Y JONS en Valladolid. Discurso de José Antonio sobre "España y la barbarie".

21 de marzo de 1935


Discurso de José Antonio en el Parlamento de "Como se administra justicia".Aparece el primer número del semanario "Arriba"

2 de abril de 1935

Cae asesinado el falangista José García Vera.

7 de abril de 1935.

Discurso de José Antonio en Jaén.

9 de abril de 1935

Conferencia de José Antonio en el Círculo Mercantil e Industrial de Madrid: "Ante una encrucijada en la historia política y económica del mundo", que vaticinó el triunfo del comunismo y preconiza la vía autoritaria del fascismo

11 de abril de 1935

Cae asesinada la falangista Carmen Pérez Almeida.

11 al 16 de abril de 1935

Primer Consejo Nacional del S.E.U.

28 de abril de 1935

"Lo femenino y la Falange", palabras pronunciadas en Don Benito, Badajoz.

30 de abril de 1935.

Cae asesinado el falangista Manuel García Miguez

3 de mayo de 1935

Conferencia de José Antonio. sobre sindicalismo en Barcelona. Entrevistas con Ángel Pestaña y Diego Abad de Santillán.

4 de mayo de 1935

Cae asesinado Juan Pérez Almeida

12 de mayo de 1935

Discurso de José Antonio en Córdob

19 de mayo de 1935

Mitin en el Cine Madrid sobre la "Revolución Española".

26 de mayo de 1935

Discurso de José Antonio en Oviedo.

30 de mayo de 1935

Discurso de José Antonio en Campo de Criptana, Ciudad Real.

31 de Mayo de 1935

Cae asesinado el falangista Miguel Merino.

12 de junio de 1935

Caen asesinados los falangistas Enrique Moyano y José María Suárez López.

16 de junio de 1935

Reunión en Gredos con la Junta Política para decidir la participación de FE de las JONS en el Alzamiento Nacional.

21 de junio de 1935

Discurso de José Antonio en Málaga sobre "La Patria en ruinas".

22 de junio de 1935

Discurso de José Antonio en Toros de Madridejo.

23 de julio de 1935

Discurso en el Parlamento sobre la Reforma Agraria, que le vale el titulo de bolchevique entre las derechas.

8 de agosto de 1935

Cae asesinado el falangista Antonio Corpas Gutiérrez.

2 de octubre de 1935

Discurso de J.A. en el Parlamento sobre Política Internacional.

28 de octubre de 1935

Discurso de J.A., en el Parlamento sobre el "estraperlo".
Cae asesinado el falangista Antonio Cadenas.

31 de octubre de 1935

Reaparece el semanario "Arriba" en el que lanza un vaticinio sobre Azaña.

6 de noviembre de 1935

Cae asesinado el falangista Eduardo Rivas.

7 de noviembre de 1935

Cae asesinado el falangista Jerónimo Pérez de la Rosa.

10 de noviembre de 1935

Defiende ante el Parlamento a los muertos de la Falange.

15-16 de noviembre de 1935

Segundo Consejo nacional de Falange española de las J.O.N.S.

5 de diciembre de 1935

"La Política y el intelectual". Homenaje y reproche a D. José Ortega y Gasset. ("Haz", nº 12)

17 de noviembre de 1935

Mitin en el cine Madrid como clausura del Consejo Nacional.

22 de diciembre de 1935

Discurso de José Antonio en el frontón Betis de Sevilla sobre "Ni derechas ni izquierdas: España entera".

26 de diciembre de 1935

Clausura del Consejo Nacional del SEU.

29 de diciembre de 1935

Discurso de José Antonio en Quintanar del Rey, Cuenca

5 de enero de 1936

Discurso de José Antonio en Alcañiz, Teruel.

11 de enero de 1936

Discurso de José Antonio. en Ávila

12 de enero de 1936

La Junta Política lanza su manifiesto colectivo

19 de enero de 1936

Discurso de José Antonio en Cáceres sobre el tema: "Hay que hacer a España".

26 de enero de 1936

Discursos de José Antonio en Zaragoza y Santander.

2 de febrero de 1936

Discurso de José Antonio en el cine Europa de Madrid sobre "Ante las elecciones".

8 de febrero de 1936

Discurso de José Antonio en Sanlucar de Barrameda.

16 de febrero de 1936

Elecciones generales y triunfo del Frente Popular.

14 de marzo de 1936

Detención de José Antonio y de toda la Junta Política. Escribe desde el calabozo "¡No desmayéis!" . La Falange pasa a la clandestinidad.

16 de marzo de 1936

José Antonio ingresa en la cárcel Modelo de Madrid. Publicación del Boletín clandestino de Falange "No importa". Primer proceso en la cárcel, acusado de un supuesto delito de imprenta.

30 de abril de 1936

Segundo proceso y un tercero por injurias.

4 de mayo de 1936

Carta de José Antonio a los militares de España para contener la invasión de los bárbaros.

20 de mayo de 1936

Aparece el primer número de "No importa".

5 de junio de 1936

La Sala Segunda del Tribunal Supremo estudió el recurso presentado por la ilegalización de FE de las JONS, y tres días más tarde definió el carácter legal del partido. El Gobierno dispersó a los presos falangistas y José Antonio y su hermano Miguel fueron trasladados a la cárcel de Alicante y Aznar y Dávila a Vitoria

29 de junio de 1936

José Antonio escribe el manifiesto a la Primera Línea de Madrid sobre la colaboración de Falange con el Alzamiento.

13 de julio de 1936

Detención de Raimundo Fernández Cuesta y Fernando Primo de Rivera, junto con Julio Ruiz de Alda y encarcelados en la cárcel Modelo de Madrid. Asesinato de Calvo Sotelo, detonante del alzamiento en toda España

17 de julio de 1936

Ultimo manifiesto de J.A. a toda España. Alzamiento del Ejército en Marruecos.

18 de julio de 1936


Las milicias de Falange Española se incorporan al Alzamiento Nacional en toda España, como la mayor aportación civil prestada durante la guerra. Las fuerzas aportadas a la contienda, en banderas y centurias, superó en su inicio la cifra de 150.000 hombres. Las mujeres de la Sección Femenina contribuyeron al frente de los servicios de Frentes y Hospitales, Socorro Azul, Talleres, etc. con 400.000 voluntarias. La Segunda Línea, mas de 200.000 y la Organización Juvenil movilizó a mas de medio millón de muchachos en lo que se llamó la acción y "alegría de la retaguardia", aparte sus actuaciones formativas y de propaganda. También fue muy decisiva la actuación de la "resistencia" en Madrid y Barcelona - "Quinta columna de la Falange" - especialmente, positiva para el Alzamiento.

23 de julio de 1936

Muere Onésimo Redondo en una emboscada tendida en Labajos, Segovia, por un comando anarquista filtrado en la retaguardia.

23 de agosto de 1936

En la cárcel Modelo de Madrid son asesinados Julio Ruiz de Alda, Fernando Primo de Rivera y numerosos falangistas.

2 de septiembre de 1936

Manuel Hedilla es designado en Valladolid jefe provisional de la Junta de Mando de la Falange.

27 de septiembre de 1936

Liberación del Alcázar de Toledo, tras 72 días de asedio por los republicanos, y en cuya defensa participaron sesenta falangistas toledanos, de los que veinte resultaron muertos durante el asedio..

4 de noviembre de 1936

Se inicia un nuevo proceso ilegal contra José Antonio por colaborar en los preparativos de la rebelión contra la República.

19 de noviembre de 1936

José Antonio es condenado a muerte. El fundador escribe su testamento - un documento para la historia - pocas horas antes de morir.

20 de noviembre de 1936

José Antonio es fusilado en el patio de la prisión de Alicante, junto a otros falangistas y carlistas.

19 de enero de 1937

Se inaugura en Salamanca Radio Nacional de España dirigida por el profesor y escritor falangista Antonio Tovar.

28 de febrero de 1937

La España nacional decreta como himnos nacionales la antigua Marcha real, junto con el "Cara al Sol", de FE de las JONS y el "Oriamendi", de la Comunión Tradicionalista.

16 de abril de 1937

Franco decide la unificación de las fuerzas políticas que participan en la guerra. Los carlistas aceptan, aunque no mayoritariamente la fusión convencidos por el Conde de Rodezno. En el interior de la Falange la situación es más confusa. Aznar, Garcerán y Dávila expulsan a Hedilla de su despacho. Un grupo de hedillistas intentan detener a Dávila produciéndose un tiroteo, en el que resultan muertos dos falangistas, y todos son detenidos por orden de Franco.

18 de abril de 1937

El Consejo Nacional nombra a Manuel Hedilla jefe nacional de Falange.

19 de abril de 1936

Franco decreta la unificación de las fuerzas políticas que participan en el Alzamiento nacional, en especial entre carlistas y falangistas, con lo que nace Falange Española Tradicionalista y de las J.O.N.S. bajo la jefatura de Francisco Franco.

24 de abril de 1936

Hedilla renuncia a su puesto en la Junta Política de F.E.T. y de las J.O.N.S . recién creada, para el que es designado por Franco.

25 de abril de 1936


Hedilla es detenido, procesado y condenado a dos penas de muerte, que les conmuta el Jefe del Estado por reclusión perpetua.

2 de agosto de 1937

Hedilla ingresa en la cárcel de Las Palmas donde pasará cuatro años, sufriendo las más penosas condiciones carcelarias y el olvido de sus más allegados colaboradores y amigos. Posteriormente pasó siete años confinado en Palma de Mallorca, trabajando como administrativo de "Dragados y Construcciones S.A."
Con posterioridad, fueron eliminados sus antecedentes penales, cerrándose así uno de los procesos más vergonzosos y humillantes de la historia de la Falange.


Cossío, pancho

Nacido en Cuba (1898) y fallecido en Santander (1970). Francisco Gutiérrez Cossío, conocido pintor contemporáneo, fundador del jonsismo y posteriormente de la Falange de Santander. Pancho Cossío - tal era su nombre artístico - expuso con éxito en Francia e Italia. Al regresar de París conoció a Ramiro Ledesma Ramos y a José Antonio. "Fui yo -dijo- el que llevó a Santander el ruego de Ledesma Ramos de fundar una JONS, una sola. La idea de Ledesma era que se constituyera un grupo en el que la mayoría fueran deportistas. Alguna vez intervino como orador político en los mítines que se celebraban en Renedo, sede de Manuel Hedilla. Cossío confesó en cierta ocasión que fue José Antonio quien le encomendó atraerse a Ledesma Ramos a la Falange. Y fue uno de los que sugirió el nombre de Hedilla a José Antonio para desempeñar la Jefatura Provincial de Santander. Su currículo como pintor se inicia en la Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid y, paralelamente, en sus trabajos con Cecilio Pla. Entre 1922 y 1931 residió en París en contactó con los postcubistas. Fue primer premio en la Exposición Nacional de 1954 y medalla de honor en la de 1962. (Véase "Arte y Falange")

u Arte, Cultura, Falange

"cruz y raya"

Revista católica progresista (1933-1936) dirigida por José Bergamín y donde colaboraron Sánchez Mazas, Santa Marina, José A. Maravall, Luis Rosales y Luis Felipe Vivanco (sobrino del propio director), llamados a tener importancia en los años sucesivos en el núcleo intelectual y literario de la Falange.

cruzada, la

La jerarquía española de la Iglesia Católica calificó la Guerra Civil como una Cruzada, por la persecución y crímenes contra miles de personas por el simple hecho de profesar la fe católica. Fue la peor persecución religiosa de la historia, mayor que las de Roma o la de la Revolución francesa. El término Cruzada fue iniciada por los periódicos de la zona nacional. Hasta el año 1937, no lo emplearon las jerarquías católicas, a partir de la publicación de la Carta Colectiva de los obispos españoles sobre la guerra. La iglesia española apoyó el Alzamiento de forma colectiva debido a la persecución contra la Iglesia que desencadenó la Republica a partir, sobre todo, de la proclamación del Frente Popular, que dispuso el asesinato por las milicias de 13 obispos, 4184 sacerdotes y seminaristas, 2336 frailes religiosos y 283 monjas, así como infinidad de católicos seglares. En la Iglesia solo algunos sacerdotes nacionalistas vascos y catalanes fueron opuestos al bando nacional, no siendo procesados por su carácter de nacionalistas ni menos por su condición de clérigos, sino por su implicación y enfrentamiento personal en la guerra.

. . .

Durante el enfrentamiento que se produce entre Serrano Suñer y Arrese por el poder de la Falange, sucedió un conflicto entre falangistas a finales de 1941, a renglón seguido de la publicación en "Escorial" de un artículo de Dionisio Ridruejo que fustiga la utilización del termino "Cruzada" para referirse a la Guerra Civil. El texto es respondido de inmediato y agriamente por el histórico Yzurdiaga, director del diario "Arriba España" y de la revista "Jerarquía", con la colaboración de Sánchez Mazas, lo que motivó una contrarréplica de Lían Entralgo, que tomó partido en la polémica a favor de su camarada Ridruejo. La disputa se alargó durante meses, casi hasta mediados de 1942, y cada vez con mayor acritud.

. . .

"Cierto que había la Patria, y entre los precedentes religiosos del Alzamiento, la desvinculación de lo religioso y lo nacional que había establecido Ledesma Ramos y que probablemente pesó en quienes consideraron "peligroso error" la denominación de "Cruzada" y "la oratoria pseudofalangista desenfrenada..., falso ringorrango, apellidos carentes de adecuación". Los juicios eran de la revista "Escorial" y se debían a Laín Entralgo, a quien "Arriba España", de Pamplona, acusó de "refinada codicia maritainiana". Hoy sabemos que el Maritain "hereje" de sus contradictorios ha terminado en inspirador del Concilio. Pero vuelvo a recordar que hablo de hace doce años. La polémica tuvo lugar después de la guerra; el número de "Escorial" que la originó era de abril de 1941, la réplica, de enero del año siguiente. Y de lo delgado que se hilaba entonces es prueba que, el año antes, Laín había publicado Los valores morales del Nacional Sindicalismo donde, aunque con el discutible resultado que vimos, había intentado conciliar los valores religiosos y los nacionales que Ramiro Ledesma había separado tan enérgicamente..." (José Maria García Escudero, ob. cit. p. 1446)

u Iglesia, Caídos, Jerarquía.

cuatro de marzo

"El 4 de Marzo de 1934 significa el día de la "Unidad Falangista" con la fusión de Falange Española las J.O.N.S, celebrada públicamente en el Teatro Calderón de la Barca de Valladolid. Toda la militancia política de ambos movimientos, más de 4000 en total, se reunieron en el coso vallisoletano. En el escenario una gran bandera rojinegra con cinco flechas bordadas. Hicieron uso de la palabra Martínez de Bedoya, Gutiérrez Parma, Ruiz de Alda, Onésimo Redondo, Ramiro Ledesma Ramos y José Antonio Primo de Rivera. Este tuvo que imponerse en varios momentos, ya que sus palabras eran interrumpidas con grandes aplausos. Hubo incidentes en la calle y tuvo que intervenir la Guardia Civil y la de Asalto. Se produjeron varios heridos y resultó muerto el estudiante Angel Abella, asesinado con una barra de hierro. El propio José Antonio tuvo que repeler varias agresiones en la calle, resultando herido de bala el dirigente Vicente Gaceo. Desde entonces todos los años en esta fecha se celebra en Valladolid la conmemoración del aniversario".

En sus intervenciones, Martinez de Bedoya en primer lugar señaló en nombre de las Juventudes Universitarias; Gutiérrez Parma, en nombre de los obreros castellanos; Ruiz de Alda, como militar habló de la "lucha de clases" y denunció al Estado por inútil e ineficaz.

Onésimo Redondo expuso la situación de la Patria y dijo que se encontraba amenazada por la dictadura del proletariado que es la silueta del odio, de la sangre y del hambre que sufren los obreros.

Ramiro Ledesma Ramos dijo que "el primer peligro y el primer objetivo nuestro, es defender y conquistar la unidad de España, hoy quebrantada en la flamante Constitución oficial del Estado. Hoy las Cortes es la segunda rebanada con que el Estado vasco trata de darse a la Unidad de España."

José Antonio señaló "Aquí no puede haber aplausos, ni vivas a Fulano ni para Mengano. Aquí nadie es nadie, sino una pieza, un soldado en esta obra que es la nuestra y de España. Puedo asegurar al que me dé otro viva que no se lo agradezco nada. Nosotros no hemos venido a que nos aplaudan, sino que casi os diría que no hemos venido a enseñaros. Hemos venido a aprender".

Posteriormente José Antonio habló de la España partida, del separatismo, de la lucha de clases, del socialismo, de los imitadores y reaccionarios y, finalmente, habló de los programas. "¿Vosotros conocéis alguna cosa seria y profunda que se haya hecho alguna vez con un programa? ¿Cuándo habéis visto vosotros esas cosas decisivas, que esas cosas eternas, como el amor y la vida y al muerte, se haya hecho con arreglo a un programa? Lo que hay que tener es un sentido total de lo que se quiere, un sentido total de la Patria, de la vida, de la historia".

Cerró su discurso con una la lectura de una carta de la ciudad de Valladolid al Emperador Carlos en 1516".

(Selección de Vicente de Lucas en "La Nación", nº 356/357, del 12 de Diciembre de 2001)

Bases aprobadas sobre la fusión de JONS Y FE

  1. Creación del movimiento político Falange Española de las Juntas de Ofensiva Nacionalsindicalista. Lo fundan F.E. y J.O.N.S. reunidos.

  2. Se considera imprescindible que el nuevo movimiento insista en forjarse una personalidad política que no se preste a confusionismos con los grupos derechistas.

  3. Encaje de las jerarquías de F.E. y J.O.N.S.. Recusación de los mandos del nuevo movimiento de los camaradas mayores de cuarenta y cinco años.

  4. Afirmación Nacional. Sindicalista de un sentido de acción directa revolucionaria.

  5. El nuevo movimiento ha de ser organizado de modo preferente por los actuales jerarcas jonsistas de Galicia, Valladolid y Bilbao, y de acuerdo inmediato con las actuales organizaciones de F.E. en Barcelona, Valencia, Granada, Badajoz y sus zonas.

  6. El emblema del nuevo movimiento ha de ser el de las Flechas y el Yugo Jonsista, y la bandera, la actual de las JONS: Roja y Negra.

  7. Elaboración de un programa concreto Nacional-Sindicalista donde aparezcan defendidas y justificadas las bases fundamentales del nuevo movimiento: Unidad, acción directa, antimarxismo y una línea económica revolucionaria que aseguren la redención de la población obrera, campesina y de pequeños industriales.
    (Madrid, 13 de febrero de 1934.- Por F.E.: José Antonio Primo de Rivera.- Por JONS: Ramiro Ledesma.)

u Doctrina, Historia, FE.JONS

cuatro vientos

Como prueba de la preparación de las milicias por Ansaldo, éste ofrece una prueba de su eficacia. El domingo 3 de junio de 1934 hay una concentración de las mismas en Estremera, junto a Cuatro Vientos (entonces aeródromo militar de Madrid). Se concentran unos ochocientos escuadristas. La concentración es revistada por José Antonio, que dirige una arenga. Está declarado el "Estado de alarma". La concentración es ilegal. Son multados con 10.000 pesetas Primo de Rivera, Ruiz de Alda, Ledesma, Fernández-Cuesta y Ansaldo. La Guardia Civil interrumpe el acto y José Antonio declara ante el Juzgado de Guardia. La resonancia en la prensa fue muy alta. En "Luz", sobre todo, que dio un amplio y desmesurado reportaje bajo el titulo "Movilización fascista en pleno "Estado de alarma", con clara exageración de la realidad pero que tuvo gran repercusión en la opinión publica". (Adriano G. Molina, ob. cit.p. 74)

culpas de la falange


Muchos de los ataques que, con monocorde renuencia, resuena entre los alegatos de los parvenus a la gacetilla política, es sobre la responsabilidad política contraída por la Falange durante todo el Régimen. He aquí, resumidas "las culpas" imputadas a la Falange; un cuadro que denuncia la impostura de cuantos se aventuran en la critica con tan escaso bagaje histórico como menosprecio a su propio ridículo personal y profesional.

"No va a haber culpa ajena ni error cometido que no venga a recaer sobre la Falange, como si fuera el cómodo pararrayos de todas las responsabilidades. No habrá ocasión desperdiciada para quitarle competencia, regatearle lealtad o procurarle ataques solapados. Si nuestra política internacional está erizada de dificultades es porque la Falange se empeña en mantenerse en el poder. Si la economía nacional sufre las lógicas consecuencias de una guerra mundial y un bloqueo injusto es porque los sindicatos falangistas son incapaces de resolver nada. Si la educación tiene los lógicos fallos de todo sistema humano es por la intromisión de la Falange en sus tareas. Si hay incidentes en la Universidad es porque el SEU los promueve. Si en las fábricas, la culpa es de los enlaces sindicales. Si los campos no producen, la culpa es de las Hermandades. Si la distribución es mala es porque los productos los acapara la Falange. Si suben los precios es porque nosotros estamos metidos en todos los Bancos, en todos los monopolios y en todas las grandes empresas. Si los impuestos son muchos es porque la Falange demanda cada vez mayores presupuestos...¿para qué seguir, camaradas? ¡Cuántas veces mordíamos los puños de rabia y de paciencia, al comprender que teníamos que callar porque era el servicio que España y el Caudillo nos pedía?" (Jorge Jornada de Pozas. Discurso del 21 de junio de 1951 en la Academia José Antonio, reproducido como apéndice en el libro de José Luis Alcocer, "Radiografía de un fraude", Planeta, Barcelona, 1978, p. 231)

cultura

"La cultura se organizará en forma de que no se malogre ningún talento por falta de medios económicos. Todos los que lo merezcan tendrán fácil acceso incluso a los estudios superiores". ( Punto XXIV de la Norma Programática)

cultura política


Hay que precisar antes de nada que, según el nacionalsindicalismo, la cultura no debe sufrir cualificaciones de parte, si quiere ser verdaderamente cultura, o sea consciente búsqueda y libre elección del pensamiento. Pero en una época en la cual la mixtificación de las izquierdas alteran profundamente los valores de la inteligencia es indispensable que, en oposición a ellas, la política cualifique las propias opciones culturales, no solo para distinguirlas de las marxistas, sino sobretodo para un conjunto humano de creyentes que se puedan reconocer en ellas y combatir por ellas

La cultura política tiene connotaciones precisas e inconfundibles. Obviamente no hay posibilidad de trazar un cuadro completo, en tanto se trata de evitar en todo caso una esquematización errónea cuando se razona en términos especulativos. Nos limitamos por tanto a algunos aspectos de fondo.

En primer lugar, la cultura sostiene los valores eternos del espíritu, que son conservados y perpetuados en un incensante proceso de recuperación y de actualización. Entre ellos están Dios, la Patria, el Estado, la familia, la moral, el amor, la belleza, el mérito... Pueden mudar, pero los valores quedan inalterables en su esencia.

La cultura cree en los mitos y en los ideales como impulsos culturales y existencias de la historia. Exalta el sentimiento, el calor creativo de las pasiones, y por esto rechaza las filosofías que cierran el saber en los esquemas iluministas y racionales.

La cultura está por las grandes síntesis unificadoras del hombre y del universo. Entiende el hombre en su integridad, respeta las categorías interiores como insuprimibles e inviolables, y por ello promueve una restauración humanística que a la unitaria concepción del hombre reporte no solo la disciplina moral, sino también la búsqueda de la verdad.

La contraposición del humanismo al materialismo constituye la principal diferencia entre cultura en si misma, sin apelativos de parte, y la cultura de izquierdas.

Hombre integral es cultura de lo real; he aquí las bases sobre las cuales la cultura apoya el conocimiento del mundo y construye conceptualmente a si misma. Por eso rechaza los esquemas preestablecidos y las ideologías (ver este término) de diseño, luego desmentidas por la vida. Cree en el ser y contesta el sembrar. Se propone entonces como alternativa de la utopía (ver este término)

La cultura moraliza al Estado (ver este término) como valor moral e histórico, y no como sistema de poder. Es por tanto participativa a todos los niveles políticos y productivos. Se hace portadora de aquel "humanismo del trabajo" que el pensamiento joseantoniano exaltaba al concebir el mismo trabajo (ver este término) como cultura.

Contra el pesimismo de la filosofía y de la literatura moderna, la cultura tiene fe y por tanto esperanza, honra la belleza, el buen gusto, el orden... En el puesto del ocultamiento hacia lo inferior plantea la elevación del hombre: solicita la creatividad individual y la diversidad inventiva; siente la fascinación del misterio que esta en lo profundo de cada hombre. Se compromete en evitar que la obsesión tecnológica y mecanoteista disgregue la investigación científica y la conciencia artística del mundo interior. A la filosofía del sistema de marca marxista, contrapone la filosofía del hombre de matriz latina, cristiana y mediterránea.

u Ideología, Política, Falange

cunqueiro, álvaro

Escritor y periodista. Director de "El Faro de Vigo". Fundador de la Falange gallega, Álvaro Cunqueiro es uno de los más insignes escritores gallegos, autor de novelas y ensayos de calidad extraordinaria y alcance universal. Como parte del grupo de poetas fue requerido para participar en el homenaje a José Antonio con el siguiente soneto:

A José Antonio

Si por murallas, pasión nunca sabida,
voces proclaman tu carne como escena,
¿qué tu boca sin sed, de tierra llena,
responde a nuestro amor y enorme vida?
¿Escucharás siquiera la florida
rama de encina, por siglos tan serena,
o el vidrio que derrama en dura pena
peña sufriendo ríos sin medida?
Muerte cegó tus ojos y usó el frío
hierro en tus pies, cadenas destinadas
a privarte del aire y del rocío.
José Antonio, señor, yacen desesperadas,
olvido del invierno y del estío,
las naves mozas por tu canto armadas.

(De "La Corona de sonetos en honor de José Antonio". Fuerza Nueva Editorial, Granada, 1975)

"Fe.- Cuando veíamos llegar, en noviembre de 1939, por los caminos de España, el cuerpo mortal de José Antonio camino de El Escorial, hubimos deducir que no era un cortejo fúnebre aquel, sino más bien una revista de las milicias de España por su alumbrador y guía; dijimos que pocas manifestaciones tan ferozmente vitales se habrían visto como aquella manifestación funeral. Todo el ímpetu resurreccional de la estirpe española estaba allí. Fe en la inmortalidad del alma y en la resurrección de la carne; fe activa, eficaz, apasionada. Por la ancha y solitaria tierra manchega - uno de los más desnudos paisajes concebibles -, a punta de alba - un alba mortecina y fría que diluía el cielo en la tierra y la tierra en el cielo -, el entierro de José Antonio parecía haberse espiritualizado, haber trascendido, y avanzar, no como un aliento frío, sino como una llama, erecta y roja, que tenía algo de anunciación, de proclamación de un misterio - la carne resurrección - ya cumplido. Podía, de un momento a otro, con la imprevisión y la rapidez luminosa existencia, y, sobrenaturalmente, coexistir ambos, porque la fe que allí se hacía resurrección medraba como en mayo las mieses." ( "Desde un 20 de noviembre", en "Madrid" (Diario), 20 de noviembre de 1942).
 

 
arriba
 
arriba
 
arriba
 
arriba
 
arriba
 
arriba
 
arriba
 
arriba
 
arriba
 
arriba
 
 
arriba
 
arriba
 
arriba
 
arriba
 
arriba
 
arriba
 
arriba
 

© Carlos Campoy © Plataforma 2003

arriba