Diccionario de la Falange

A

 



 

Academias

Franciscanismo

Academia breve

Foxá

Acción catalana

Hedilla y Franco

Acción y pensamiento

Hedilla, Jefe Nacional

Acción política

Hermanos

Acción española

Hundidor

Acción popular

JAP

Acnp

Jerarquía

Acta de constitución de F.E.

José Antonio prohibido

Actitudes

La Falange sin cabeza

Acto fundacional

La política de Franco

Adán García, José María

Lego

Adsuara, Eduardo

Luceros

Adivinación

Mando único

Adsuara, Juan

Matrimonio

Afiliación

Ministro

Agraria, Reforma

Minoría inasequible al desaliento

Agrarismo

Miquelarena

Agricultura

Monarquía y Falange

Agresiones

Motocicleta

Aguado Hernández, Emiliano

Movimiento

Aguafiestas

Or's d, y el uniforme

Aguinaga, Enrique de

Otro testamento de José Antonio

Aguirre Bellver, Joaquín

Pan

Agustí, Ignacio

Pantano

Aizpurúa, José Manuel

Paralelismos

Albergues

Peinado

Alcañiz, teruel (mitin de)

Pemán-Miguel

Alcazar de toledo

¡Que país Miquelarena!

Alcocer, josé luis

Quinta columna

Alcubierre, gesta de

Quinta del SEU

Alegría

Prieto

Aleixandre, vicente

Por Dios y por España

Alemania, liberación de José Antonio y de Hedilla

Regionalismo

Alfaro, José María

Riada

Alférez

Rodezno

Alianza de intelectuales fascistas

Ruiz Alonso

Alcántara, Manuel

Ruiz Jiménez

Alicante

Señorito

Almagro Bosch, Martín

Socorro Azul

Alonso del Real, Carlos

Solís

Alonso Urdiales, Román

Tumba del fascismo

Altabella, José

Unamuno

Alto de los Leones

Unamuno - entierro

Alto de los Leones (canción)

Unamuno - Azaña

Álvarez, Miguel

Unamuno - Canallas

Álvarez Abellán, Santiago

Unificación horizontal

Alzamiento

Tuteo

    Documento: José Antonio y el Alzamiento

Unamuno - hombre anuncio

Alzamiento socialista

Unidad

Amamos a España

Valor

Amargura

Veraneo

Ambivalencia Ángeles con espadas
Ambulantes, cátedras Aniquilación de la Falange
Amestoy, alfredo Ansaldo, juan antonio
Ametralladora, la Anti
Anarquismo Anticipación
Andino Nuñez, José Antifalange
ANECDOTARIO DE LA FALANGE Antón, josé

Abrigo

Año 2000

Abstinencia

Aparicio lópez, juan

Aceite de ricino

Apertura sindical

Antifascista

Aranda, general

Aranda

Aranguren lópez, josé luis

Arrese

Arce, carlos de

Atuendo

Areilza, josé maría

Azaña y Franco

Argamentería, rodolfo

Banco azul

Argaya Roca, Miguel

Bandera

Argentina

Brazo en alto

Arrese, José Luis de

Brigada del amanecer

"Arriba", periódico de la Falange

CAFE

arriba España

Caídos

arroita-jauregui, marcelo

CAMARADA

Arte de la Falange

Cambios

Nuestro arte

Carande

Aguiar, José

CEDA y Alzamiento

Aguirre del Castillo, Mª Teresa

Checa

Aizpurúa, José Manuel

Chulos

Alvárez Ajuría, Matías

Calvo Sotelo

Bertuchi

Camisa Vieja

Caballero, José

Cara al Sol

Cabanas Erauski, Juan

Cartera de agricultura

Cobreros Uranga, Vicente J. Mª

Castigos

Cossío, Pancho

Cela

Díaz Daniel Vazquez

Celos

Exposición Nacional

Censura

Goñi, Lorenzo

Centuria

Ors, Víctor d'

Clero

Escuela de Madrid

Comida

Ponce de León, Alfonso

Cuernos

Sáenz de Tejada, Carlos

Clero

Segrelles, José

Derechas e izquierda

Zuloaga, Ignacio

El "Ausente"

La pintura española y el 18 de julio

El hombre medio

Artesanía

Elecciones

Asistencia social

Elecciones (coplilla)

Asesinato

Enchufados

Asociaciones políticas

Era azul

Asturias, revolución de

Escuadrista

Asúa, Jimenez

Estilo

Atentados a Franco

Falange

Atentados José Antonio

Falanges, los

Autarquía

Falangio

Ausente, el

Failangistas o Faicistas

Autenticidad

FEA

Autonomías

Foxá

Autoridad

Fuego

Auxilio azul

Galarza

Auxilio social

Girón

Ayala, Francisco

Girón y el aceite de ricino

Azaña Díaz, Manuel

Gredos

Aznar, Manuel

Falconde, Consejero

Aznar, Gerner, Agustín

Flecha

Aznar, José María

Flechas azules

Azorín, Martínez Ruiz, José
   

sugerencias y colaboraciones: diccionario@plataforma2003.org

 

 

academias

La Falange creó diversas academias para la formación de su personal directivo. La primera de ellas, como consecuencia de la guerra, fue la destinada a la formación de oficiales de las milicias en Salamanca, Sevilla, Vitoria, etc. Estas academias, de acuerdo con Manuel Hedilla y con el permiso de Franco, solicitaron del embajador alemán la petición a Berlín del envío de un grupo de instructores que hablaran español para encargarse de la formación de los jefes de centuria de las milicias (centurias = unidades equivalente a las compañías del Ejército). El mismo embajador, proponía que este grupo estuviera al mando del comandante de Caballería Von Issendorff. El grupo llegó en enero de 1937, aunque hasta marzo de este mismo año no se concedió el permiso para que el grupo de profesores alemanes iniciaran su actuación. La primera academia fue la de Sevilla, donde comenzaron los cursos a primeros de febrero de 1937, con asistencia de unos cincuenta alumnos, a los que se impartía formación por miembros de la "Primera Línea", junto con los instructores alemanes, llegados por vía marítima a la capital andaluza. Al mando del grupo venia el primer teniente Peter Bozung y como adjunto Joachim von Knoblach y otros oficiales.

En el mes de marzo inició su funcionamiento la Academia de Jefes de Centuria en la Academia Nacional de la localidad de Pedro Llen (Salamanca), emplazada en una finca de reses bravas situada en el pueblo de Las Veguillas. De aquí salieron cincuenta cadetes para intervenir en los sucesos que se produjeron en la dirección de la Falange con ocasión de la Unificación, decretada por el general Francisco Franco el 19 de abril de 1937. El último de estos centros puestos en funcionamiento fue el de Zaragoza, si bien todos ellos fueron clausurados a raíz del Decreto de Unificación.

Las enseñanzas que se impartían en las Academias de Oficiales eran: Instrucción en orden cerrado, táctica de combate por escuadras, sección y compañía, tiro, táctica, topografía y ordenanzas militares. Los profesores, al parecer, fueron incorporados a las Academias de Alféreces Provisionales del Ejército, a partir de la supresión de estos centros.

Inicialmente, se formaron nuevos equipos de instructores para que actuaran en nueve ciudades, tales como Toledo, Cádiz, Málaga, Cáceres y La Coruña, además de otras que se fueran creando en otras ciudades. pero estos no llegaron a funcionar

. . .

Finalizada la guerra se crearon diversos centros de formación: en Madrid, la Academia Nacional de Mandos e Instructores, bajo la denominación de "José Antonio". En ellas se formaron veinte promociones de Oficiales Instructores e Instructoras Generales de la juventud, cuya misión era impartir la formación política y la educación física en todos los centros de enseñanza, de trabajo y núcleos rurales, así como la destinada a las unidades del voluntariado juvenil de la Falange. Fueron éstas instituciones modélicas. En el caso de los varones, el centro, instalado en Madrid, fue creado y dirigido desde su fundación por Alberto Aníbal Álvarez, con un gran plantel de profesores, entre los que destacaron Anselmo Romero Marín, Carlos Alonso del Real, Antonio Castro, Jorge Jordana de Pozas ... Este último, nombrado director posteriormente, configuró el centro con una plural dimensión intelectual y universitaria, que elevó la entidad de los estudios allí realizados. Fueron muchos los países que se interesaron por esta experiencia y la impronta formativa que imprimió en sus planes de estudio. Se cuenta que el propio Fidel Castro, que conoció el centro por sus textos y referencias de ex - alumnos, afirmó que España había transformado el nervio y el talante de su juventud, gracias a la acción de estos mil hombres, los oficiales instructores, en su proyección sobre la juventud española.

Por su parte, la Sección Femenina, con el nombre de "Isabel la Católica" creo su escuela de Instructoras Generales y especialistas - divulgadoras, enfermeras, monitoras, etc - en el Castillo de la Mota, en Medina del Campo (Valladolid), y posteriormente en el Pardo y las Navas del Marqués. Asimismo mantuvo una gran diversidad de centros de formación, escuelas de enfermeras, de divulgadoras rurales, de Magisterio, etc. en diversos lugares de España, cuyo centro modelo fue el que se estableció en la Ciudad Universitaria de Madrid, bajo al advocación de "Ntra. Sra. de la Almudena".

La Organización Sindical del Movimiento mantuvo durante años de su vigencia la Escuela Sindical Nacional, bajo la dirección de Navarro Rubio, Poveda Ariño, Sánchez Creus, Martines Fernández, Campoy García, etc. de la que dependerían las Escuelas Sindicales de cada provincia, en las que se formaban como sindicalistas los dirigentes, enlaces y jurados sindicales de las empresas, así como de sus cuadros dirigentes, acción que alcanzó a más de treinta mil dirigentes de trabajadores en cada curso.

Junto a esta acción, hay que añadir la actividad desplegada por el Sindicato Español Universitario, con sus Colegios Mayores y Residencias, y la que tanto el Frente de Juventudes como la Sección Femenina fue desarrollando con los Colegios Menores por toda España

. . . .

El 2 de septiembre de 1941 se publica el Decreto firmado por el Caudillo creando las Academias Nacionales del Frente de Juventudes, cuyo preámbulo dice así:

"Como tarea primordial e ineludible de nuestro Movimiento hemos de considerar la Formación Política, Física y Premilitar de las generaciones que habrán de ser continuadoras del esfuerzo y sacrificio que España precisa para la total realización de su destino. Encomendada al Frente de Juventudes esta labor es necesario crear los instrumentos que la realicen. A tal necesidad corresponde la creación de una Academia Nacional, según preceptúa el artículo 28 de la Ley del Frente de Juventudes del 6 de diciembre de 1940, de donde salgan, en su día, los cuadros de Instructores y Mandos que puedan acometer esta magna empresa de formar en el espíritu vivificador del Movimiento a la Juventud española. En su virtud, DISPONGO: Art. 1 Se crean las academias Nacionales José Antonio e "Isabel la Católica", que se encargarán de la formación de Mandos e Instructores del Frente de Juventudes". El 19 de febrero de 1942, el Mando Nacional del Movimiento, a propuesta del Ministro Secretario General de FET y de las JONS, mediante el Decreto correspondiente, firmado por el Jefe Nacional Francisco Franco, dispone: "Por imperativo de urgencia y para cumplir las misiones encomendadas por Ley de 6 de diciembre de 1940 al Frente de Juventudes, se establece la apertura de cursos en las Academias Nacionales de Mandos e Instructores "José Antonio" e "Isabel la Católica", con la finalidad de "capacitar doctrinal y prácticamente a los Instructores que atenderán a la especial y delicadísima misión de formación de la juventud".

u FET y de las JONS, Sección Femenina, Frente de Juventudes

academia breve

Ninguno de los factores de la cultura fue descuidado por la Falange, y en especial el arte. El Movimiento se ocupó del fomento, desarrollo y organizó Exposiciones Nacionales, como la que se convocó en Valencia, que atrajo la participación de la mayor parte de los pintores españoles. También se ocupó de promover encuentros, como el que se recoge en el siguiente texto:
 

"En 1942 fundó Eugenio D'Ors la Academia Breve de Crítica de Arte, compuesta por once miembros. El año siguiente presentó en la Sala Biosca su primer Salón de los ONCE y en 1954, pocos meses antes del fallecimiento del ilustre escritor, el undécimo que fue, además, el último" (Carlos Arean, "Arte joven en España", Publicaciones Españolas, Madrid, 1971, p. 8,)

u Arte, Cultura, Aizpurúa.

acción catalana

Acción Catalana fue un partido que surgió en la escena política en 1922, como una rama desprendida de la Lliga, con un marcado carácter nacionalista, formada por republicanos independentistas. A través de su periódico "La Publicitat". Sus dirigentes más destacados dieron a conocer su postura ante la realidad política del momento. Estos fueron d'Oliver, Rovira i Virgili, Pi i Sunyer y Bofia y Matas. Este partido no tuvo suficiente capacidad para oponerse a la Dictadura de Primo de Rivera, y en 1927 se dividió en dos facciones: Acción Republicana, cuyo líder fue Rovira y el resto del partido. Ambas formaciones volvieron a unirse en Acción Catalana Republicana en plena segunda República. No obtuvieron ningún éxito en las elecciones, aunque algunos de sus dirigentes llegaron a formar parte de la Generalidad. Otros crearon Unión Democrática de Cataluña, que sobrevive actualmente coaligada con Convergencia, dirigida por Durán Lérida. Este partido en 1936 formó parte del Frente Popular.
 

u Partidos, Cataluña, Democracia.

acción y pensamiento

La polémica sobre la significación de los intelectuales en la política ha sido permanente. Se originó a raíz de la posguerra sobre el compromiso del intelectual con el destino colectivo de los pueblos, que contribuyó a definir la responsabilidad social del hombre. José Antonio aborda el tema en el "Homenaje y reproche a Ortega y Gasset" "Obras Completas" Delegación Nacional de la Sección Femenina. Madrid, 1970,p. 745). Por su parte, Ramiro Ledesma Ramos distingue la diversa condición del intelectual ante la política. Afronta el problema desde la distinta posición en que se legitima la actuación del hombre de pensamiento, según sea su vocación personal, considerando su actitud como profesional, distinto al papel que juega en la historia el hombre de acción.

"La política - afirma Ledesma - no es actividad de intelectuales, sino de hombres de acción. Entiendo por intelectual el hombre que intercepta entre su acción y el mundo una constante elaboración ideal, a la que al fin y al cabo supedita siempre sus decisiones. Tal linaje de hombre va adscrito a actividades muy específicas, que no es difícil advertir y localizar. Así el profesor, el hombre de ciencia, de letras o de pensamiento. Y esas otras zonas adyacentes, que corresponden a los profesionales facultativos. Entiendo por hombre de acción, en contraposición al intelectual, aquel que se sumerge en las realidades del mundo, en ellas mismas, y opera con el material humano tal y como éste es". (Ramiro Ledesma Ramos. "Antología", de Antonio Macipe López, p. 260. FE, Madrid, 1942.)

u Acción, Intelectuales, Ortega y Gasset

acción política

Acción es el ejercicio de una potencia, el efecto de hacer, postura, ademán..., en estos términos define la Real Academia Española el significado de este término. Cuando se añade la expresión política, la cuestión entonces se entiende como contienda entre fuerzas de signo contrario. La palabra acción ha sido empleada en momentos históricos con este sentido, a partir de su aparición en Francia, inspirada por Charles Maurrás. José Antonio, en su capacidad de síntesis, señaló que "La acción sin el pensamiento es pura barbarie", lo que sirvió de consigna igualmente en sentido contrario, que consideraba que el pensamiento sin la acción - en la pugna política - era pura entelequia. Ramiro Ledesma Ramos, en su "Discurso a las juventudes de España" ("Antología", ob. cit. p. 122) fue terminante al indicar que "Las juventudes españolas, como sujetos históricos de la revolución nacional, tienen sobre todo que elegir, sin posibilidad de opción, como campo y teatro de su presencia, éste: la acción política. Y ello, nunca para incrustarse en sus banderas actuales ni para servir lo más mínimo los problemas que en ella se planteen, sino con esta doble finalidad: primera, apoderarse de las zonas rectoras, donde en realidad se atrincheran los poderes más directamente responsables de la inercia hispana; segunda, acampar en el seno mismo de las eficacias populares, en el torbellino real de las masas. No es, pues, en la ciencia, en la religión, en la sabiduría profesional, en el culto doméstico, en el deporte, donde la acción y la presencia de las juventudes debe manifestarse en esta coyuntura anómala de la Patria: es en la acción política".

. . .

"Las juventudes son, asimismo, como sector social, las únicas que imprimen a la acción directa, no un sentido particularista, de exacerbación y desorbitación de una clase, sino el carácter íntegramente nacional y humano, la justificación profunda de su violencia para con los valores parásitos y para con los intermediarios provistos de degradación.

La acción directa garantizará a nuestras juventudes su liberación de todo mito parlamentarista, de todo respeto a lo que no merece respeto, de toda prosternación ante ídolos y falsos. Pues se verá siempre en peligro, al aire, en plena vida ascética y de gran dimensión emocional, de gran potenciación histórica.

En la práctica de la acción directa se efectúa además, algo que en nuestra Patria es urgentísimo: la posible aparición y selección de las nuevas minorías rectoras, procedentes de las masas, surgidas de ellas, y substituidoras por propio y auténtico derecho de conquista, de las minorías tradicionales o procedentes de los partidos y sectas políticas dominantes.
La acción directa no es siempre ni equivale a la violencia armada. Es, en primer lugar, la sustentación de una actitud de ruptura, de una moral de justicia rígida contra la decrepitud o la traición de una confianza plena, totalitaria, en la que se incorpora y trae" (Ramiro Ledesma, Antología, p. 124)

La acción directa no es siempre ni equivale a la violencia armada. Es, en primer lugar, la sustentación de una actitud de ruptura, de una moral de justicia rígida contra la decrepitud o la traición de una confianza plena, totalitaria, en la que se incorpora y trae" (Ramiro Ledesma, Antología, p. 124)

. . .

"El hombre de acción, el político, se identifica con el pueblo. Nada le separa de él. No aporta orbes artificiosos ni se retira a meditar antes de hacer. Eso es propio del intelectual, del mal político. Precisamente el tremendo defecto de que adolece el sistema demoliberal de elecciones, en el que el auténtico político, el hombre de acción, queda eliminado de los éxitos. En su lugar, los intelectuales - y de ellos los más ramplones y mediocres, son los abogados - se encaraman en los puestos directivos. El sistema político demoliberal ha creado eso de los programas, falaz instrumento de la más pura cepa abogadesca.

El hombre de acción no puede ser hombre de programas. Es hombres de hoy, actual, porque la vida del pueblo palpita todos los minutos y exigen en todos los momentos la atención del político" (Ramiro Ledesma, ob cit., p.261)

u Revolución, Acción española, Reforma.
 

acción española

Partido de la derecha monárquica organizado por Ramiro de Maeztu en 1931, con carácter autónomo. Según uno de sus escritores más lúcidos, Gonzalo Fernández de la Mora, puede definirse al partido A.E. como un movimiento católico, iusnaturalista e hispánico. Este autor niega la influencia del maurrasismo francés en la corriente española, que él califica como teológica, propagando la idea del Estado confesional, según el modelo británico, y establece una cierta relación entre catolicidad e hispanidad para explicar el pasado español y desarrollar el futuro. Escribe así el conflicto planteado con la II República: Y lo que los sectores dominantes de la II República opusieron, sobre todo los del azañista Frente Popular, no fue sólo el Estado neutro o laico, sino el descristianizador, como se demostró con la quema de conventos y la discusión de la Constitución de 1931 hasta el holocausto religioso en la zona republicana. Se enfrentaron dos dogmatismos, el católico y el anticatólico, no un fideísmo contra un racionalismo.

El carácter nacionalista de A.E. consiste en la afirmación de una identidad contrapuesta a la de otras nacionalidades. Su ideal es la Hispanidad, que no es ni nacionalista ni imperialista. El Alzamiento de 1936, fomentado por Acción Española, no fue dirigido contra la forma republicana de gobierno, tampoco contra las libertades y el mercado, fue contra el marxismo. La tensión fue tan virulenta que desde el lado marxista se asesinó a todos los hombres de A.E. que no pudieron escapar, como a Ramiro de Maeztu, Victor Pradera, Zacarías García Villada, Antonio Bermúdez Cañete, Javier Reina, Álvaro Alcalá Galiano, Federico Santander, García de la Herrán, Pedro Muñoz Seca, etc.

Fue también una organización de intelectuales monárquicos, alfonsinos y carlistas, que editaron una revista homónima a partir de Diciembre de 1931, muy influida por la "Action française", de Charles Maurras, y con la que, antes de la fundación de Falange Española, José Antonio mantuvo algunos contactos por razones de su procedencia.

. . .

El fundador de este movimiento fue Eugenio Vegas Latapié, que se opuso férreamente a la República. De aquí que apoyara el "golpe de estado" de 10 de agosto de 1932, de clara inspiración monárquica, que dirigió el general Sanjurjo y entrara a participar en Renovación Española, el partido monárquico que en 1933 obtuvo en las elecciones 13 diputados. Ante el triunfo del Frente Popular se decantó al lado del Alzamiento, que se inició a partir del asesinato el 13 de julio de 1936, del jefe de Renovación Española, José Calvo Sotelo, detonante de la contienda española que estalló el 18 de ese mismo mes.

u Iglesia católica, Norma Programática, Monarquía.

acción popular

Partido político de inspiración católica creado en 1931 por Ángel Herrera Oria para unir a los monárquicos, conservadores y católicos. Entre otros se integraron Antonio Goicoechea, el conde de Vallellano, José María Pemán. Pasó a llamarse Acción Popular cuando el gobierno prohibió que utilizara el término Nacional, que el Estado reservaba para las empresas nacionales y estuvo dirigido por José María Gil Robles. En 1933 se fusionó con otros partidos de las derechas para constituir la CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas), que mantuvo enfrentamientos con José Antonio y con la Falange, en especial en los momentos de mayor tensión política electoral, con ocasión de las elecciones de febrero de 1936, en la que resultó triunfante el Frente Popular, coalición de izquierdas, que se enfrentó con el Bloque Nacional de la derecha.

u Acción española, CEDA, Derecha, Monarquía

acnp

Los comentarios de algunos críticos extranjeros, como es el caso entre otros de Paul Preston, se han inclinado por entender la vida española desde una perspectiva puramente teórica y retórica. La neurosis antifascista que compartían y comparten todavía les llevó al extremo en sus análisis de la realidad a parcializar sus observaciones. Tal es el caso del juicio que emiten sobre la rivalidad entre falangistas y católicos en la España de la posguerra.

"Inmediatamente después de la guerra civil, la rivalidad para la hegemonía falangista dentro del movimiento sería la de los católicos de la Asociación Nacional de Propagandistas Católicos (ACNP), encabezada por el excedista y presidente de Acción Católica, Alberto Martín Artajo. Las relaciones entre la Iglesia y el Estado fueron algo tensas hasta 1972. La jerarquía eclesiástica recelaba de la retórica estatista de la Falange, los falangistas a su vez envidiaban la influencia católica en la prensa, la educación e incluso en la banca y la influencia política de la Iglesia. Muchos "propagandistas" ocupaban puestos clave en bancos y en el INI, conjunto de empresas del Gobierno. Como la Falange, la ACNP también aportó una importante proporción de los gobernadores civiles. Controlaban varios diarios y en 1939 creó el influyente Consejo Superior de Investigaciones Científicas, en concurrencia con el OPUS DEI. Precisamente esa influencia en el seno de la sociedad civil es lo que contrariaba a los falangistas." (Paul Preston "La política de la venganza". Península. Barcelona 2004 pp. 247-248.)

u Iglesia, Derecha, Falange.

acta de constitución de F.E.

Tras la celebración el 29 de Octubre de 1933 el acto fundacional de Falange Española, en el Teatro de la Comedia, se constituyó formalmente como partido días más tarde en una reunión celebrada en Madrid, levantándose el acta para regularizar la legalización de esta formación. El texto del acta de esta reunión es la siguiente:

"En Madrid, a dos de noviembre de 1933, reunido el núcleo iniciador de Falange Española en el domicilio de dicha entidad, calle de Torrijos, numero 46, principal A, y habiendo transcurrido el plazo de ocho días determinado en el artículo 4 de la Ley de Asociaciones de 30 de junio de 1887, acordó dicho núcleo lo siguiente:

1º. Constituir la entidad "Falange Española".
2º. Nombrar la siguiente Junta Directiva:

Comité de Mando.- Don Julio Ruiz de Alda, don Alfonso García Valdecasas y don José Antonio Primo de Rivera.
Delegado de Estudio.- Don Rafael Sánchez Mazas.
Delegación de Organización local.- Juan Martínez Cabezas.
Secretario.- Don Eliseo García del Moral y Bujalance.
Tesorero.- Don Ramón Ayza.
Vocales.- Don Agustín Escudero, don Antonio Bouthelier Espasa y don Mariano García.
El Secretario
Fd. Eliseo del Moral.
Por el Comité de Mando como Presidente,
Fd. Julio Ruiz de Alda

(De "Informaciones", 2 de noviembre de 1933. Proporcionada por Francisco Martínez Soto)

u Acto fundacional, José Antonio Primo de Rivera, Ruiz de Alda

actitudes

Tanto José Antonio Primo de Rivera como Ramiro Ledesma Ramos advierten contra la tentación del desmayo en la acción política. Entienden que hay que adoptar una recia y valiente actitud para resistir al desencanto por la adversidad.

"Si algunas veces me acometió la duda de si los veteranos de la Falange llegaron a dirigir España, en cambio no dudé nunca de que regirán los muchachos que han descubierto en la Falange su verdadera actitud ante España" (José Antonio. "Obras Completas" D.N. de la Sección Femenina, Madrid, 1974. Pág. 282) Ramiro Ledesma escribe con mas rotundidad: "No hay escepticismo peor ni doctrina más perniciosa e impotente para las juventudes que el caer en el apartamento, la desilusión y el desprecio inactivo por las modificaciones y eficacias del linaje político. Quienes los adopten se condenan sin remisión a un limbo permanente, a una eterna infancia de imbéciles y de castrados. La primera preocupación estratégica es pues la creación de un órgano de acción política, bien acorazado para resistir a las sirenas, para desapreciar los contubernios y para dar el golpe definitivo al artilugio de los partidos en que se basa y apoya el Estado vigente. A la política, pues, no es papel de rivales de estos o aquellos partidos, sino en rivalidad permanente y absoluta con el sistema entero. Política contra los políticos. Política contra los partidos". (R. Ledesma Ramos. Ob. Cit p. 123.)

u Estilo, Revolución, Código del militante, Juventud.

acto fundacional

El 29 de Octubre de 1933, se celebró en el Teatro de la Comedia de Madrid, el acto fundacional de Falange Española, en el que intervinieron José Antonio Primo de Rivera, Julio Ruiz De Alda y Alfonso García Valdecasas. En él se expuso la doctrina del nuevo partido, basado en el humanismo, el personalismo, el sindicalismo y el sentido nacional propio de la cultura española. Se rechazan el liberalismo y el marxismo, como doctrinas extrañas y ajenas al espíritu y la tradición de España, a la que se define como proyecto colectivo en claves de su unidad, su grandeza y su libertad. En este acto quedaron afirmadas las bases doctrinales de la Falange, mediante la radical incompatibilidad con las derechas y las izquierdas, que Ortega y Gasset había definido en España Invertebrada, como una hemiplejia moral, situándose por encima de tales desviaciones.

Sobre el acto fundacional, Adolfo Muñoz Alonso escribió un lúcido y completo ensayo en su obra "Un pensador para un pueblo", ("Un pensador para un pueblo",Editorial Almena, Madrid, 1971 p. 29), en el que, entre otras afirmaciones, dijo: "En este discurso fundacional, la política era considerada como ciencia, arte, estrategia y poesía de lo irrenunciable. Obedecía a un imperativo moral, entender así la política en España, en octubre de 1933" .

José Antonio, con posterioridad, señaló que "El acto de la Comedia, del que se ha hablado aquí esta mañana varias veces, fue un preludio. Tenía el calor, y si queréis la irresponsabilidad de la infancia". (O.C. p.55)

 


Ximénez de Sandoval, en su "Biografía apasionada", recoge diversos aspectos del ambiente creado por el acto y la actitud de las autoridades de orden público ante el mismo:

"La Dirección General de Seguridad montó un extraordinario servicio de vigilancia en el teatro y en los alrededores del mismo. A la puerta de la "Comedia" estaban varios agentes de Policía y Oficiales y guardias de Seguridad. En la plaza de Canalejas y en la de Santa Ana se situaron carros de Asalto, cuyas fuerzas se repartieron por las citadas plazas y entradas de las calles de Sevilla, Carrera de San Jerónimo, Cruz, Príncipe, Visitación, Prado, Huertas y plaza del Ángel. También las entradas de algunas calles había parejas de guardias de Seguridad a caballo. En algunos portales y paseando por las calles citadas se veían numerosos agentes de policía. Se disolvieron algunos cacheos y detenciones de sospechosos, con incautación de porras y pistolas". (Felipe Ximénez de Sandoval, "José Antonio. Biografía apasionada". Editorial Bullón. Madrid, 1963. p. 94 (Nota)

Alfonso García Valdecasas, uno de los oradores entendía que "Se ha dicho que esto es un acto fascista, y yo digo que en siendo españolísimo, que le llamen lo que quieran. Que con lo fascista, que es una experiencia extranjera, podremos tener todas las afinidades, y todas las coincidencias que en un futuro resulten; pero que nosotros, españoles, no queremos vivir de fórmulas extranjeras, y que no queremos exponernos a que eso del fascismo sea una fórmula más. No queremos descubrir la autenticidad de nuestro ser. No existen recetas universales; no existen panaceas de salvación para los pueblos, los pueblos han de salvarse por sí mismos, descubriendo su propia verdad.

Nosotros, con nuestra voluntad dura, con nuestro pensamiento firme y apasionado, queremos descubrir la verdad y la grandeza españolas, y si lo hacemos volverá a haber esperanza en España. Porque son siglos, quizás, los que lleva España de vivir sin esperanza o con muy débil esperanza. Durante siglos las generaciones españolas no han hecho sino un repliegue constante ante los ataques del enemigo

. . .

Julio Ruiz de Alda dijo en su intervención: "La revolución no se ha hecho y fatalmente tiene que hacerse. Vamos camino de la anarquía, y tendrá que venir una reacción, una revolución que tendrá el carácter de reacción. Lo hará el proletariado o lo haremos nosotros. Lo primero que tenemos que hacer es cambiar el espíritu de la mayor parte de los españoles; cambiar el concepto de la vida que hoy se tiene.(...) ¡Jóvenes españoles: nos tenemos que lanzar a la reconquista de España, tenemos que volver a conquistarla para darle la personalidad que hoy no tiene! Siempre que se habla de acrecentar espiritual y materialmente la nación, nuestros enemigos nos echan en cara que somos imperialistas y queremos la guerra. No es verdad.. Lo saben ellos mismos..." (Felipe Ximénez de Sandoval. "José Antonio. Biografía". Tercera edición, 1963. Editorial Bullón, Madrid, pág. 91 y sg.)

. . .

José Antonio estableció la posición exacta del nuevo movimiento en el espacio político español de aquel tiempo, indicando que "El movimiento de hoy, que no es de partido, sino que es un movimiento, casi podríamos decir un antipartido, sépase desde ahora, no es de derechas ni de izquierdas. Porque, en el fondo, la derecha es la aspiración a mantener una organización económica, aunque sea injusta, y a izquierda es, en el fondo, el deseo de subvertir una organización económica, aunque al subvertirla se arrastren muchas cosas buenas...(...) Nuestro movimiento por nada atará sus destinos al interés de grupo o al interés de clase que anida bajo la división superficial de derechas e izquierdas." (O.C. p.61 y sg.)

. . .

Tomás Borras comenta el ambiente creado por la convocatoria del acto fundacional, con estas palabras: "Ha entrado en la Comedia público de corbata y decente trajeo, con operarios, espías, obreros represaliados por los redentores de los obreros, estudiantes, antiguos "Unión Nacional", upetistas, mujeres, compañeros de universidad, militares, periodistas y ese otro indefinido que se llama "gente". Está llena la sala no con aglomeración sino cada uno en su localidad. En el escenario, la mesa que presidirá Narciso Martínez Cabeza. Mesa desnuda, simple, de guardarropía, cubierta de lienzo oscuro. Las diablas están encendidas; cae sobre la mesa una luz escenográfica.
"José Antonio ha llegado en su coche, que va a conocer el impacto de los atentados. Pilar va con él, y su otra hermana, Carmen, que pasan al palco. El coche queda en Santa Ana, custodiado por los centinelas del "M.E.S.". Los cuatro actores del drama histórico ocupan su puesto. Narciso tiene a su lado al comisario de policía; Valdecasas, cara de niño, menudo, nervioso; Ruiz de Alda, talla en musculada piedra, ancho, macizo, sonriente. Junto a Valdecasas, José Antonio, juvenil, elegante, esbelto, ojos pensadores. Enrojece su rostro: se le ha olvidado el guión de cuanto preparó con su minuciosidad temperamental de amigo de la exactitud y escrupuloso en cuestiones de estilo. Ha de improvisar. ¿Y cómo se improvisa? Detrás de la mesa, un haz de amigos y seguidores. Todavía no se llaman camaradas". (T. Borras, "Ramiro Ledesma Ramos, Ed. Nacional, Madrid, 1971. pp. 438-439)

u Acta fundacional, Falange Española, José Antonio.

adán garcía, josé maría

Nació el 19 de octubre de 1931, en Segorbe, Castellón. Abogado. Consejero Nacional del Movimiento por la provincia de Valencia. Autor de varias obras de pensamiento político. Miembro del Instituto de Estudios Políticos y Gobernador Civil y Jefe Provincial del Movimiento de Logroño. Fue asesor jurídico de Altos Hornos de Sagunto y desempeñó en Valencia diversos cargos sindicales. Actualmente ejerce su profesión de abogado en Valencia, colabora en diversas publicaciones y pertenece a Plataforma 2003, Asociación creada en memoria del Fundador José Antonio Primo de Rivera.

adsuara, eduardo

Eduardo Adsuara, nacido en Valencia en 1928 y fallecido en Madrid en 2001, escritor, médico y conferenciante, especializado en técnicas de síntesis y psicología, fue agregado laboral a la embajada de España en Perú y colaborador en diversas publicaciones y diarios. Incorporó a las metodologías del empleo, gran parte de las modernas tesis extranjeras. Sobre José Antonio señaló el perfil del humanismo personalista de su doctrina y pensamiento, con el siguiente texto:

"Montar un orden político sobre el individuo es lo que hizo Juan Jacobo Rousseau, a quien justamente José Antonio llamó "un hombre nefasto". Rousseau, en efecto, fue el padre del individualismo político; como Marx, a su vez, fue el padre del socialismo político. Y escribo lo de "político, porque el individualismo y el socialismo son humanismos parciales que arrancan de una concepción deshumanizada del hombre.¿Cómo puede José Antonio pretender montar un nuevo orden, un nuevo Estado, sobre los pilares viejos y sesgados de un mero substratum físico y biológico? Aunque él nunca lo dijo, hay que decir -clara y rotundamente - que el humanismo que fundamenta su pensamiento político es el humanismo personalista. Este humanismo personalismo (esta concepción del hombre como persona) es el eje de toda su filosofía política. Este es, a mi juicio, el gran hallazgo, la gran novedad política de José Antonio. Esto es lo perenne de su pensamiento; aunque él mismo lo ignorara. Todo lo demás, o es consecuencia directa de ella, o es mera anécdota circunstancial y caduca. El nombre de José Antonio se inscribe, pues en las Historia de las Ideas Políticas, como el padre de la revolución personalista, frente a las otras dos grandes revoluciones: la individualista de Rousseau y la socialista de Marx. Una "revisión de José Antonio" supone, en mi opinión, mucho más que una "actualización": supone desentrañar su pensamiento para - con ánimo de adivinación - decir lo que él debía haber dicho, aunque no lo dijo nunca. Es, incluso, contradecir muchas de las cosas que realmente dijo. Esto es lo verdaderamente joseantoniano; lo otro no pasa de ser sino mero "joséantonismo" ("Revisión de José Antonio", en "Altar Mayor" (revista), nº 51, Madrid, enero-febrero 1998)

u Personalismo. Doctrina. Nacionalsindicalismo.

adivinación

Para José Antonio y los fundadores construir el futuro era una obra de síntesis entre tradición y progreso. Una tradición condensada en valores extraídos de las esencias de la historia y la cultura españolas, que se proyectaban al futuro, mediante un especial sentido de interpretación de las constantes históricas. A esto llamaba el fundador el sentido de adivinación, no de copia del pasado. A este respecto, señaló: "Entre una y otra de esas actitudes se nos ocurrió a alguno pensar si no sería posible una síntesis de las dos: de la revolución - no como pretexto para echarlo todo a rodar, sino como ocasión quirúrgica para volver a trazar todo con un pulso firme al servicio de una norma - y de la tradición - no como remedio, sino como sustancia; no con ánimo de adivinación de lo que harían nuestros antiguos, sino con ánimo de adivinación de cuanto harían en nuestras circunstancias. Fruto de esa inquietud de unos cuantos nació la Falange. Dudo que ningún movimiento político haya venido al mundo con un proceso interno de más autoridad, con una elaboración más severa y con más auténtico sacrificio por parte de sus fundadores, para los cuales - ¿quién va a saberlo como yo? - pocas cosas resultan más amargas que tener que gritar en público y sufrir el rubor de las exhibiciones". (O. C. Pag. 647)

u Estilo. Vocación. Política.

adsuara, juan

Escultor del monumento a José Antonio en la Ciudad Universitaria de Madrid.

"Adsuara - vestido de gris -es este levantino que parece tallado a gubia de pulcritud, de austera sencillez. Gran maestro de las tallas en madera, de concepciones hondas y claras. En su estudio, con labor admirable de obras místicas, nos habla de su José Antonio, escultura en la que - ya pequeño boceto - se ve que ha logrado expresar verdaderamente la mística del joven héroe.

-¿Le conoció usted?

-Si; y le recordaba muy bien. No obstante, mi obra ha tenido una concepción ideal.

Adsuara trae a nuestra presencia un libro de esculturas italianas.

- Los artistas siempre buscamos algún punto de contacto con los maestros geniales. Mi estatua de José Antonio la hallé en su espíritu, en la figura valerosa y santa del San Jorge de Donatello, que se guarda en el templo de San Miguel de Florencia."

(Texto de Emilio Fernández de Asensi, "El futuro esplendor de la Ciudad Universitaria", en "Fotos" (semanario) Madrid, 29 de junio de 1946. Citado por E. Aguinaga y G. Navarro, "Mil veces José Antonio". Ed. Plataforma 2003. Madrid, 2004. p. 34)

u La Falange y el Arte. Estilo. Historia.

afiliación

Sobre el número de afiliados a FET y de las JONS, el historiador norteamericano Stanley G. Payne, con un sentido artificial y cáustico que no casa con la nobleza que imprime a su obra sobre la Falange, da cifras algo distintas a las conocidas: "En 1939, la organización de FET afirmaba tener aproximadamente 650.000 miembros masculinos activos. La mayorías de los jóvenes en edad de trabajar que deseaban mejorar en el campo de la política, obtener un empleo estatal, o profesar en los distintos campos de la actividad profesional o económica hallaron que la pertenencia a Falange era un expediente útil, y el número de miembros de la FET continuaría creciendo aún durante tres años, hasta alcanzar el punto culminante de 932.000 en 1942 (...) En general, la organización FET y de las JONS se sentía satisfecha con un número de miembros nominalmente elevados pero escasamente movilizado y básicamente pasivo". (Stanley G.Payne, "Franco...", p. 90)

. . .

Un periodista francés, Paul Guitard, envió una crónica a su periódico L'emancipation National, de París, que se recogió en el diario Unidad, de San Sebastián, el 1 de Abril de 1937, en la que afirmaba:"Al empezar la revolución el 18 de julio de 1936 había en España unos 20.000 falangistas. Hoy son más de dos millones, a la cabeza de los cuales se halla actualmente Manuel Hedilla, jefe de la Junta Provisional del Mando".

. . .

Sobre la afiliación a la Falange se han producido confusiones, motivados por la improvisación en el reclutamiento y los fallos en la movilización en un teatro de guerra. Hay que considerar que las milicias de la Falange, en los diversos tramos de la contienda, superó los 200.000 combatientes; la segunda línea, que se ocupó de servicios de logística, información, vigilancia, recuperación y orden público, igualó a esta cifra; las mujeres que incorporó la Sección Femenina a Frentes y Hospitales, Asilo, Auxilio Social, etc.. llegó a las 400.000 voluntarias; las juventudes, que se ocuparon de otros servicios, como la animación, enlace, formación, etc. rebasó los 300.000; y otros contingentes, como los que se crearon al servicio de los combatientes, totalizó prácticamente, en muchos lugares próximo a los frentes, que se ocupaban de la acogida, alojamiento y manutención de unidades, refugiados, desplazados, etc. La estadística concuerda con la estimación del periodista francés, con mayor exactitud que las que comenta Payne, que aquí escribe, según parece, nada más que de oído.

u Guerra civil, Banderas de Falange, Hedilla,

agraria, reforma

La Ley de Reforma Agraria republicana de 1932 constaba de 23 bases y contenía el mecanismo de la reforma, que perseguía la distribución de las tierras y el asentamiento en ellas de los campesinos.

Para la aplicación de la ley se creó el Instituto de Reforma Agraria (IRA), del cual dependían las juntas provinciales y las comunidades de campesinos. Se consignó al Instituto un crédito anual de 50 millones de pesetas y se le autorizó la emisión de deuda pública especial.

Las tierras declaradas expropiables figuraban detalladamente enumeradas en la base quinta de la ley, exceptuándose de esta relación las tierras comunales, la superficie forestal y la de pastos. Pueden resumirse así las tierras expropiables: las ofrecidas voluntariamente; aquellas sobre las que, en el momento de su transacción, ejerciese el Estado el derecho de retracto; las del Estado, Provincia o Municipio como propiedad privadas; las compradas con fines especulativos; los señoríos jurisdiccionales; las incultas y mal cultivadas, las no regadas pudiendo haberlo sido; las situadas a menos de 1.500 metros de los pueblos en determinadas circunstancias; parte de las de un solo propietario que representasen mas del 20 por 100 líquido imponible del término municipal; las explotadas sistemáticamente en régimen de arrendamientos; las mayores de determinado número de hectáreas, según las especificaciones hechas por las juntas provinciales de reforma agraria para secano y regadío. Con todas estas tierras se inició la confección de un inventario que fue la base de toda la actividad de la reforma, que consistía esencialmente en la expropiación de tierras para su redistribución entre los obreros agrícolas.

Lo realizado no correspondió, ni con mucho, a las esperanzas que los campesinos habían puesto en la aplicación de la ley. Se había previsto un mínimo de 60.000 campesinos asentados por año y resultó que en más de dos años, el total no llegó ni a 12.500.

. . .

Ante el fracaso de este proyecto de la izquierda, José Antonio denunció en repetidas ocasiones esta mentira de los responsables en sus discursos y escritos, recogiendo en la Norma Programática un esbozo de lo que la Falange Española se comprometía a realizar en esta reivindicación histórica de los campesinos españoles: "Se os ha engañado tanto con palabras más o menos bellas, que ya casi da vergüenza acercarse a vosotros con nuevas palabras. Hay tantos agrarios por ahí sueltos de espaldas a vuestra angustia, que tenéis razón para desconfiar de todo el que viene a recordároslo. Estáis hartos de política. Pero todo el asco que se os ha metido en el alma no impide que sigáis en vuestro puesto, callados y sufridos, bajo la helada y bajo el sol, siendo el soporte económico de España y la guarda duradera y profunda de sus esencias nacionales" ("O.C.", pag. 683)

. . .

El capitalismo rural consiste en que, por virtud de unos ciertos títulos inscritos en el Registro de la Propiedad, ciertas personas que no saben tal vez dónde están sus fincas, que no entienden nada de su labranza, tienen derecho a cobrar una cierta renta a los que están en esas fincas y las cultivan". ("O.C., pag. 7)

. . .

"Hay que empezar en España por designar cuáles son las áreas habitables del territorio nacional. Estas áreas habitables constituyen una parte que tal vez no exceda de la cuarta de ese territorio; y dentro de esas áreas habitables hay que volver a perfilar las unidades de cultivo. No es cuestión de latifundios ni de minifundios; es cuestión de unidades económicas de cultivo. Hay sitios donde el latifundio es indispensable -el latifundio, no el latifundista, que éste es otra cosa -, porque sólo el gran cultivo puede compensar los grandes gastos que se requieren para que el cultivo sea bueno. Hay sitios donde el minifundio es una unidad estimable de cultivo; hay sitios donde el minifundio es una unidad desastrosa. De manera que la segunda operación, después de determinar el área habitable y cultivable de España, consiste, dentro de esa área, en establecer cuáles son las unidades económicas de cultivo". (O.C., pag. 633)

. . .

"El campo español hay que enriquecerlo y hay que ir a la reforma social de la agricultura, hay que cuidar los bosques, y para ello ¿es precio meter el arado en todas las tierras? No. Lo que es preciso es trasladar a la gente labriega y trabajadora a tierras fértiles, donde su labor fructifique y donde se dediquen incluso a la ganadería, otra riqueza española perdida. Hay que hacer un trabajo enorme. Hay que hacer que los pueblos de España tengan luz, pan y vestidos abundantes. Hay que hacer todo eso y hacerlo incluso revolucionariamente. Habrá que respetar poco algunas veces leyes establecidas, pero lo que hay que hacer es trabajar, trabajar afanosamente. Toda la generación contemporánea tiene faena prolija". (O.C., pág 361)

u Norma Programática, Agrarismo, Onésimo Redondo.

agrarismo

Onésimo Redondo Ortega, precursor de la Falange y fundador en Valladolid de las Juntas Castellanas de Actuación Hispánica, que se fusionó con La Conquista del Estado, de Ramiro Ledesma Ramos, dispensó una atención profunda y especial a los temas del campo, creando el Sindicato Remolachero e impartiendo la doctrina de la reforma agraria desde una perspectiva castellano leonesa. del partido y del grupo que usufructúa el prestigio y el nombre de agrario.

u Onésimo Redondo, Reforma agraria, Agricultura, Norma Programática.

agricultura

El Punto XVIII de la Norma Programática de Falange Española establece las pautas esenciales del proyecto de reforma agraria, que dice lo siguiente:

"Enriqueceremos la producción agrícola (reforma económica) por los medios siguientes:
Asegurando a todos los productores de la tierra un precio mínimo remunerador.
Exigiendo que se devuelva al campo, para dotarlo suficientemente, gran parte de lo que hoy absorbe la ciudad en pago de sus servicios intelectuales y comerciales.
Organizando un verdadero Crédito Agrícola nacional, que al prestar dinero al labrador a bajo interés con la garantía de sus bienes y de sus cosechas le redima de la usura y del caciquismo.
Difundiendo la enseñanza agrícola y pecuaria.
Ordenando la dedicación de las tierras por razón de sus condiciones y de la posible colocación de los productores.
Orientando la política arancelaria en sentido protector de la agricultura y de la ganadería.
Acelerando las obras hidráulicas.
Racionalizando las unidades de cultivo, para suprimir tanto los latifundios desperdiciados como los minifundios antieconómicos por su exigüo rendimiento".

. . .

El Punto XIX señala los aspectos sociales de la reforma, que se proponen como:

"Organizaremos socialmente la Agricultura por los medios siguientes:

Distribuyendo de nuevo la tierra cultivable para instituir la propiedad familiar y estimular enérgicamente la sindicación de los trabajadores.

Redimiendo de la miseria en que viven a las masas humanas que hoy se extenúan en arañar suelos estériles y que serán trasladadas a las nuevas tierras cultivables"

. . .

Y finalmente, el Punto XX, expresa la voluntad de llevar a cabo esta tarea, mediante actuaciones como:

"Emprenderemos una campaña infatigable de repoblación ganadera y forestal, sancionando con severas medidas a quienes la entorpezcan e incluso acudiendo a la forzosa movilización temporal de toda la juventud española para esta histórica tarea de reconstruir la riqueza patria".

u Norma Programática, Revolución, Reforma agraria, Agrarismo

agresiones

Desde su aparición en la escena política, Falange Española hubo de padecer la agresión y la violencia de los grupos extremistas: comunistas, anarquistas, socialistas..., que entendieron que F.E. pretendía contraponerse en su ideario, como fuerza movilizada por la reacción conservadora. Una muestra de esta actitud fue el asesinato de Matías Montero, primer estudiante caído de la Falange, en cuyo entierro José Antonio pronunció estas palabras:

"Aquí tenemos, ya en tierra, a uno de nuestros mejores camaradas. Nos da la lección magnífica de su silencio. Otros, cómodamente, nos aconsejarán desde sus casas ser más animosos, más combativos, más duros en las represalias. Es muy fácil aconsejar. Pero Matías Montero no aconsejó ni habló: se limitó a salir a la calle a cumplir con su deber, aun sabiendo que probablemente en la calle le aguardaba la muerte. Lo sabía porque se no lo tenían anunciado. Poco antes de morir, dijo: Sé que estoy amenazado de muerte, pero no me importa si es para bien de España y de la causa. No pasó mucho tiempo sin que una bala le diera cabalmente en el corazón, donde se acrisolaba su amor a España y su amor a la Falange.

¡Hermano y camarada María Montero y Rodríguez de Trujillo! Gracias por tu ejemplo.

Que Dios te dé su eterno descanso y a nosotros nos niegue el descanso hasta que sepamos ganar para España la cosecha que siembra tu muerte. Por última vez: Matías Montero y Rodríguez de Trujillo.

(Todos contestan: "¡Presente!")
¡Viva España!
(Todos contestan: "Viva")
(Palabras pronunciadas por José Antonio el 10 de febrero de 1934, en el entierro de Matías Montero) (O.C. p. 157).

. . .

En febrero de 1934, un líder estudiantil falangista, Matías Montero, fue asesinado en la calle Mendizábal de Madrid, probablemente por el mismo que dispararía en la nuca a Calvo Sotelo, según I. Gibson. Siguieron otros muertos y heridos, y algún nuevo atentado contra José Antonio y otros dirigentes y militantes. El fundador declaró al respecto: Una represalia puede ser lo que desencadene en un momento dado (...) una serie inacabable de represalias y contragolpes. Antes de lanzar así sobre un pueblo el estado de guerra civil, deben los que tienen la responsabilidad del mando medir hasta dónde se puede sufrir y desde cuando empieza a tener la cólera todas las excusas. Pero el ansia de venganza era incontenible, y finalmente se creó un cuerpo especial, la Falange de la sangre para replicar a los atentados." (Pío Moa, "Los mitos de la guerra civil", Ed. La esfera. Madrid, 2003. p. 125)

u Caídos, Violencia, Fascismo.

aguado hernández, emiliano

Escritor y profesor, nació en Cebolla (Toledo) (1907 - Madrid,1979). Estudió Derecho y Filosofía y Letras en la Universidad Central de Madrid. Fundador de las J.O.N.S. Profesor universitario y escritor. Formó parte de redacción de La Conquista del Estado y en la revista JONS. Se apartó en 1935 del compromiso político con la Falange, volviendo a la colaboración activa al finalizar la guerra, como redactor de Pueblo. Autor de La doctrina nacionalsindicalista (1939), "Ramiro Ledesma Ramos, fundador de las JONS" (1941), y otras de carácter histórico y literario, que mantienen su nombre y su obra en un alto nivel de estimación intelectual. Sobre José Antonio señaló:

"Ejemplo personal: José Antonio, con vocación de hombre de libros, inseguro de sí mismo, como todos los que meditan sobre lo que les rodea, y colocado por su nombre y su historia en el campo de los defensores de la tradición, supo dar a su movimiento lirismo y ejemplo personal. Tanto que, cuando el día 20 de noviembre fue asesinado en la cárcel de Alicante, su movimiento, Falange Española de las J.O.N.S., cantera de soldados, políticos, estadístas y soñadores, devino en silencio atroz.

Desde que la descarga del piquete convirtió el patio de la cárcel en silencio, Falange, silencio también, dejó pasar todas las cosas de la vida española sin protesta, sin iracundia, a cumulando elogios, alabanzas y justificaciones sin tasa sobre todo lo que ocurría en el "stablishment".José Antonio, como Cánovas, como Maura, como Canalejas y como Azaña, inventó y deshizo su movimiento. Es como si entre nosotros no contasen nada los partidos que se agrupan en torno a los hombres y tuvieran los hombres que crearlos para dar la medida de su estatura" ("Don Manuel Azaña Díaz", Sarpe, Madrid, 1986 p. 280)

aguafiestas

La Falange somete a la crítica la situación de España y manifiesta su perplejidad ante el grado de descomposición a que ha llegado una de las naciones que alcanzaron las más altas cotas de la prosperidad en el mundo. Los separatismos, la lucha de clases, la división cainita de los partidos han degradado la imagen de España sumiéndola en el caos a que llega en el curso de la II República. José Antonio señala cual debe ser la postura de los militantes ante esta realidad decadente: "Es necesario que seáis los aguafiestas de España; que cada uno os convirtáis en un aguijón para hacer ver a todos que no nos resignamos con semejante estado de cosas. Esta es nuestra tarea y para ella es preciso reclamar un primer puesto" (O.C., pag. 627)

uActitud, Código del militante, Patria.

aguinaga, enrique de

Catedrático de la Universidad Complutense, Periodista y escritor, Cronista oficial de la Villa de Madrid y académico de la Real de Doctores. Fue redactor de Arriba y escritor político, entre cuyas obras figura como coautor de la obra "Sobre José Antonio" (Ed. Barbarroja, Madrid, 1997) y "Mil veces José Antonio" (Ed. Plataforma 2003, Madrid, 2004) con Emilio G. Navarro. Ha recibido a lo largo de su carrera los Premios Nacional de Periodismo, Luca de Tena y Rodriguez Santamaría, este último por la labor desarrollada durante toda su vida profesional. Es autor del importante "Informe sobre la Falange de José Antonio" (1972), considerada como una de las mejores síntesis sobre el movimiento político nacionalsindicalista. Actualmente es catedrático emérito de la Universidad Complutense, escritor, conferenciante y director del Master de Periodismo del diario ABC de Madrid. Está considerado por la crítica como el primer especialista español sobre la figura de José Antonio Primo de Rivera, junto con el profesor Adolfo Muños Alonso, autor del importante libro "Un pensador para un pueblo", Editorial Almena, Madrid, 1968. Recientemente ha escrito con Stanley G. Payne, escritor e investigador norteamericano, especializado en la Historia de la Falange, un importante estudio comparado sobre la figura y la obra de José Antonio Primo de Rivera, en el que Aguinaga ha escrito:.

"Ya es tiempo de liberarle de su secuestro.- Si la propuesta capital de José Antonio fue la síntesis y particularmente la síntesis de derecha e izquierda, hay que admitir su fracaso; pero en la estela de ese fracaso estamos viviendo, como vivimos de las resultas de tantos fracasos admirables.

Ya es tiempo de liberar a José Antonio de su secuestro. Ya es hora de transferirlo a todos los españoles como patrimonio general, sin manipulaciones, sin ataduras históricas, para una nueva confrontación en libertad, que nos pueda dar el valor actual de su pensamiento, el valor de su persona.

Patrimonio de todos los españoles tiene que ser la síntesis de José Antonio, su conciliación esencial que no sólo está dialécticamente en la superación de dicotomías familiares, sino que se hace monumento de hombría al borde de la muerte: "Ojalá fuera la mía la última sangre española que se vierta en discordias civiles. Ojalá encontrara en paz al pueblo español, tan rico en buenas cualidades entrañables, la Patria, el Pan y la Justicia". (Aguinaga y Navarro, "Mil veces José Antonio", Ed. Plataforma 2003, Madrid, 2004. p. 36)

. . .

A Enrique Aguinaga se debe la recuperación del siguiente texto:

Abrazo sublime.- Tras la tremenda conmoción de sentirse condenado a muerte, al principio de la vida, José Antonio se rehace y, sonriente, anima a sus hermanos: "Están salvados". Es entonces cuando José Antonio tiene un gesto sublime que, a falta de una explicación inmediata, queda inadvertido. Comunicada la sentencia, José Antonio sube al estrado y abraza al presidente, el magistrado Iglesias del Portal.

Este abrazo no consta en la crónica de Costa ni en las biografías de Ximénez de Sandoval, Payne, Gibello, Gibson, Gómez Molina o Gil Pecharromán ni en los libros dedicados al proceso por Bravo, Mancisidor, Del Rió y Pavón. El primer indicio es el testimonio directo de Margarita Larios que, a los seis años, recuerda como recibió José Antonio la sentencia: Se dirigió al presidente del Tribunal y estuvo hablando unos minutos, aparte, con él.

El abrazo había quedado oculto para siempre, si no hubiera sobrevenido el testimonio irrecusable de las hijas de Iglesias Portal que, con fecha 30 de enero de 1955, desde México, escriben a Miguel Primo de Rivera, entonces embajador de España en Londres. La carta, al pie de la letra, empieza así:

"Muy distinguido señor:

Aunque personalmente no tenemos el gusto de conocerlo, nos atrevemos a dirigirle esta para que atienda a nuestra súplica. Nosotras somos hijas del magistrado del Supremo que, como Vuestra Excelencia bien sabe, por desgraciadas circunstancias estuvo presente y formó parte del tribunal en el que fue juzgado vuestro hermano José Antonio, q.e.p.d. Si vuestra excelencia estuvo presente en el juicio, recordará que al terminarse y comunicarle la sentencia, su hermano subió al estrado y abrazó a nuestro padre y le dijo que sentía el mal rato que por su causa estaba pasando, pues no sé si sabrá que mi padre y él eran buenos amigos."

La carta continúa con la petición de las hijas para que Miguel interceda a favor de la repatriación de su padre. En su contestación, Miguel da fe del abrazo y noblemente, haciendo honor al gesto de José Antonio, asume las gestiones que consiguieron el regreso del magistrado. Así, Iglesias del Portal acabó su vida en paz, en 1969, en Aguilar de la Frontera (Córdoba)

"Se comprende - escribe Sáenz de Heredia - que quien es capaz de pensar, en ese trance, en el mal rato que está pasando uno de los que le condenaban; que le comprende, le perdona y le abraza, tiene que estar nimbado por un halo sobrenatural, visible y penetrante hasta para aquellos que entraron predispuestos y salieron confusos."

El abrazo de José Antonio , como consuelo de la amargura de quien le acaba de condenar a muerte, cuando no caben fingimientos, excede cualquier ponderación vulgar y demuestra la grandeza de alma.

Frente a la falacia de quienes, a diario, flamean la conciliación nacional y se obsesionan sañudamente en la condena de lo reconciliable, el abrazo de José Antonio es el primer monumento de la reconciliación de España. Ante, en el mes de agosto, se había ofrecido como mediador para terminar la guerra. En su informe, en el juicio de Alicante, explicó como de lo nacional y de lo sindicalista hacemos una síntesis capaz de superar las ideologías en conflicto. E inmediatamente, después, cierra su testamento con la admirable invocación: ¡Ojalá fuera la mía la última sangre que se vertiera en discordias civiles!".

"El gobierno republicano - escribe Bartolomé Mostaza - al montar el proceso ilegal contra la nobilísima persona de José Antonio Primo de Rivera, se sentencio y condenó a sí mismo, degradándose a verdugo de la "tercera España", la de la síntesis y de la conciliación".

El deslumbrante, escalofriante, abrazo de José Antonio en aquel trance supremo, no es solo un relámpago. Es la iluminación de la trayectoria de su pensamiento en la búsqueda permanente e infatigable de la síntesis.

En esa búsqueda, que subyace, como el mismo José Antonio, sean todas las condenas y resistencias el estimulo de nuestra propia reconciliación. Las prohibiciones, proscripciones, marginaciones, tergiversaciones, silencios, censuras y desdenes que han sofocado o han intentado sofocar el centenario de José Antonio (¡Qué alma más limpia!, según Thibon) son el miedo al deslumbramiento (¡Deslumbrante! ¡Deslumbrante!, repetía Rosa Chacel) (Citado por Enrique Aguinaga y González Navarro, ob cit. p. 37)

u Falange, José Antonio, Historia.

aguirre bellver, joaquín

Escritor y periodista, nació en Madrid en 1929. Estudio en la Escuela Oficial de Periodismo y fue redactor del diario "Madrid" y Redactor Jefe de "Pueblo". Prestigió la crónica parlamentaria, como redactor en las Cortes Españolas durante varios años y fue autor de varias obras literarias y de actualidad. Sobre José Antonio su pronunciamiento fue tajante sobre su capacidad de síntesis política.

"Estilo.- Vigilante de la gloria y del dolor de su pueblo, José Antonio es, además de político, por encima de toda política, estilo. La hora trágica de España moderna, comprende, allá en su misma entraña,, que no basta con entregarle palabras de emoción al viento, ni bastan los gestos crispados sobre el amor, las armas y la ira. Tampoco es suficiente el gran esfuerzo de la síntesis de caminos intelectuales. Tampoco la entrega generosa de la vida.. Se hace necesaria encarnar la existencia de estilo, con la dialéctica indeleble de un modo rigurosamente joven y rigurosamente clásico de estar viviendo por encima de la vida". (Carta a las juventudes de España", en "Arriba" (diario), Madrid, 20 de noviembre de 1966)

u Estilo. Dialéctica. Síntesis.

agustí, ignacio

Escritor barcelonés, fundador de la Falange catalana (Llisa de Vall, Barcelona1913- Barcelona 1974) tiene en su haber una de las más importantes obras narrativas contemporáneas sobre la historia de Cataluña y de España. Vieja Guardia de la Falange catalana, autor de numerosas novelas históricas, como "Mariona Rebull", "El viudo Rius", "Desiderio","19 de Julio" y "Guerra civil", en las que dejó claros testimonios de la presencia y actuación de la Falange catalana. Formó grupo con Masoliver, Fontana, Vergés, Santamarina, etc. de la promoción falangista que promovió la creación de la revista y la editorial Destino y del Premio Nadal, que surgió en tiempos de la guerra civil en la ciudad de Burgos, entonces capital de la España nacional. Su proximidad a José Antonio le le "inspiró las siguientes opiniones sobre el Fundador:

"Fue un precursor, un adelantado, que a la oportunidad de su dialéctica añadió el planteamiento transparente y directo de la problemática española en términos que hoy están más vivos que nunca. El texto de su discurso en el teatro de la Comedia es verdaderamente el índice completo y augural de los temas que han de elevarnos a una España vital, moderna, expansiva y comprensiva de todos sus altos valores en lo espiritual, como en lo económico y lo social" ("Radio Nacional de España, "Ultima hora de la actualidad", 20 de noviembre de 1962)

. . .

Agustí fue uno de los poetas de la Falange que colaboró con un soneto en la Corona en homenaje a José Antonio, con este importante poema:

A la muerte de José Antonio

"Torbellino de luna entre las redes,
paraninfo mortal de las palmeras,
gaviotas del mástil prisioneras,
súbita mar, que las espumas cedes.

¡Oh litoral! Tu soledad concedes
a quien angustia con la suya, enteras
tiernas falanges, pubertades fieras,
entre el cañón y el olivar paredes.

Antes de huir a la estrellada cita,
por tu pulso arrancada de lo inerte
la brisa retorcióse, manuscrita.

Ya hasta el final, mientras mi noche dura
si puso Dios palmeras en tu muerte
circundarán cipreses mi ventura".

(De la "Corona de sonetos en honor de José Antonio") Fuerza Nueva Editorial, Granada, 1975)

u Cultura, Poesía de la Falange, Vieja Guardia

aizpurua, josé manuel

Fundador de la Falange. Arquitecto. José Manuel Aizpurúa, nació en San Sebastián en 1904. Estudió en la Escuela de Arquitectura de Madrid en 1921; carrera que terminó brillantemente en 1927. primeras figuras españolas representantes del racionalismo vasco. Participo en diversos congresos internacionales de Arquitectura en Frankfurt en 1929 y en Bruselas, en 1930. Organizó con Juan Cabanas la Exposición de Arquitectura y de Pintura Moderna en San Sebastián en 1930. Amigo personal de Federico García Lorca y de Pablo Picasso, se le consideró miembro de la Generación del 27. Desempeño una activa contribución cultural y política en la Falange fundacional. Su nombre pertenece a la generación postergada, especialmente en su región de origen. Su vida profesional fue breve pero fecunda. Sólo ejerció su profesión nueve años, en los que dejo realizada una importante obra elogiada dentro y fuera de Esaña por las principales figuras de la especialidad. En 1936 fue fusilado por las milicias vascas junto a las tapias del cementerio donostiarra. Aizpurúa pertenecía a la Junta Política de la Falange desde 1934, en la que ejercía como Delegado Nacional de Prensa y Propaganda; fue el diseñador del diario Arriba. Como arquitecto construyó el Club Náutico Euzko-Pizkondo, de San Sebastián y el Ateneo Mercantil de Valencia; diseñó los café Madrid, Yacaré y Sacha, el Museo de Arte Moderno de Madrid, el nuevo hospital y el ensanche de Amara, así como otros muchos edificios que dan cuenta de la genialidad de su autor. Defensor de una cultura vasca, presentó en España la obra de Pablo Picasso y de Juan Gris. Gaya Nuño dijo de él en su relación con el Club Náutico "Era y es una maravilla absoluta, con su traza de barco anclado. No se trata de un mero deseo de simbolizar, sino de adaptar las formas dinámicas de una embarcación, presumida veloz, a una estructura tectónica, precisamente al borde del mar, lo que hacia participar al felicísimo hallazgo de dos talantes, el del navío anclado y de pabellón de tierra firme. Y no hay que olvidar el verdadero refinamiento de que se revistió cada detalle". Santiago Amón, en 1969, dijo en su sección de Crítica de arte en el diario El País, de Madrid: "Aizpurúa es uno de los arquitectos contemporáneos que ha plasmado con mayor lucidez un lenguaje verdaderamente arquitectónico, fundamentado necesariamente en el pensamiento y en la abstracción. Un edificio de Aizpurúa es, ciertamente, bello de ver y amable de habitar: la elegancia de trazo manifiesto... La simple contemplación de un diseño de Aizpurúa es un verdadero espectáculo de unidad y de lucidez.... Es el príncipe del racionalismo de la arquitectura española...".

u Cultura, Arte. Junta Política. Caídos de la Falange.

albergues

Denominación a las convocatorias de cursos, seminarios, encuentros en régimen de internado en lugares emblemáticos de la geografía española, como Bergondo, Bañolas, Navacerrada, Marbella, etc. destinados a la formación de cuadros y militantes de todas las Secciones del Movimiento. Fue una actividad esencial de los departamentos de juventud, universitarios, organizaciones y asociaciones. En 1969 se definió "como actividad para brindar a niños en edad comprendidas entre los 10 y 17 años, en distintos turnos de acuerdo con su edad, en una duración de 21 años, la posibilidad de una vacación al aire libre, organizadas sobre tres puntos básicos: la vida en comunidad, la vida en libertad y la vida en la naturaleza. Se celebraron en todas las provincias y en régimen de intercambio con juventudes de varios países de Europa: en Chamonix, Francia; Colonia, Alemania; Geopeldstein, Austria, y Bogliarca, Italia.

Las instalaciones, que todavía cumplen una función formativa importante para la juventud, se integraron en la REAJ (Red Europea de Albergues Juveniles), cuyo funcionamiento se destina al fomento del turismo juvenil y la convivencia entre jóvenes.

alcañiz, teruel, (mitin de)

José Antonio Jiménez Arnau refirió en "Arriba" del 7 de diciembre de 1952, este interesante episodio del acto de Alcañiz, pueblo de la provincia de Teruel: "Alcañiz, villa aragonesa muy en manos del anarquismo, doctrina que, según es bien sabido tenia indudable curiosidad por el Movimiento que José Antonio capitaneaba y que también ese día atrajo una peligrosa proporción de espectadores "cenetistas" Veían los oradores, cuyos discursos fueron acogidos con lemas hiriente de los silencios, como la sangre de José Antonio iba hirviendo ante la multitud de un público que, las cabezas cubiertas, no tenía ni siquiera un asomo de respeto por los nombres de los primeros caídos de la Falange en distintos lugares de España. Cuando la ocasión le llegó a José Antonio, éste se levantó y vino a decir:

"- Si no fuera por ese juramente sagrado que conscientemente hicimos de no dejar que fuese estéril la sangre de nuestros primeros caídos, ciertamente no estaríamos aquí presenciando este espectáculo que, como españoles, nos abochorna y avergüenza. El espectáculo de gentes que no solamente llevan cargados los bolsillos de municiones y el alma llena de rencor, sino que se despojaron de esa mínima decencia y elegancia espiritual que impone el respeto a los muertos. No, ciertamente sin nuestro juramente no habríamos caminado largos kilómetros para enfrentar gentes capaces de permanecer con la boina o el sombrero delante de los nombres de quienes supieron dar la vida por España.

Apenas pudo terminar su párrafo José Antonio, pues aquellos anarquistas insultados, despojándose frenéticamente de las prensas con que tocaba su cabeza, empezaron a aplaudir frenéticamente al hombre que había sabido encontrar en su alma el único punto vulnerable. Haber empezando a hablar de Bakunin o de Marx no hubiera ayudado un increíble resultado que él alcanzó con solo referirse a lo que los anarquistas españoles sabían que era una indecente actitud".

Tras lo viril, lo tierno. Como después del acto hubo algún jaleo y detenciones de falangistas - uno de ellos el joven Joaquín Giménez Arnau, muerto gloriosamente más tarde por España -, José Antonio intervino con el juez para que fuesen puestos en libertad, amenazando incluso con que todos los camisas azules que le habían acompañado se quedarían en Alcañiz, cosa poco tranquilizadora para el orden publico, consiguió que se les liberase.
"Tardé en saber el hecho -dice Jiménez Arnau - algunos días, pero al serme conocido, me apresuré a entrevistarme con José Antonio para darles las gracias.
- ¿Gracias de qué?- me cortó él.
- De lo que hiciste por mi hermano.
- ¿Por tu hermano? - sonrió con un punto de timidez - Te equivocas. Si algo hice, lo hice por tu madre." (Ximénez de Sandoval, "José Antonio" Articulo en el diario Arriba, 7-XII-1952)

uHistoria, Estilo, José Antonio

alcazar de toledo

En el verano de 1936, al proclamarse el Alzamiento, un grupo de oficiales, cadetes y soldados, acompañados de guardia civil, falangistas y personal civil se refugió en el Alcázar de Toledo (entonces se encontraba instalada allí la Academia de Infantería), declararon el estado de sitio y se sublevaron contra el Gobierno al mando del coronel José Moscardó y resistió el feroz asedio de las tropas republicanas y las milicias desde el 18 de julio hasta el 27 de septiembre de aquel año, que fue liberado por las tropas del Ejercito de Franco, al mando del general Varela.

La gesta del Alcázar de Toledo asombró al mundo entero y se ha considerado, al margen de interpretaciones y pasiones partidistas, como un triunfo de valor humano a niveles heroicos extremos. En ella se han reflejado todos los valores del genio y de la tradición española. Un grupo insignificante de españoles defendió en el Alcázar de Toledo, durante 72 días, frente al ataque de miles de combatientes republicanos que trataban de conquistar la fortaleza. Los defensores - militares, guardias civiles, falangistas y otros, al mando del Coronel Moscardó, sostuvieron una bandera con gran sacrificio y abnegación. Entre ellos, se encontraba sesenta falangistas, al mando de los cuales figuraba Pedro Villaescusa, jefe Local de la Falange toledana, que murió en la defensa de la fortaleza. Durante el asedio, murieron veinte falangistas toledanos en el combate.

Agustín de Foxá, uno de los primeros poetas de la Falange transcribió así su emoción ante la gesta:

"Este Alcázar en ruinas pone en circulación caliente todos los vetustos tesoros.

Por ese arco entraron Alfonso VI con sus mesnaderos pero también el general Varela con sus soldados y milicias. Así nos unimos definitivamente a los muertos, y los resucitamos con nuestra muerte.

Con la alegre primavera de Falange ya viene el deshielo de las vitrinas. Ya corren en manantial vivo los cálices y las espadas, congelados antaño en medio de una raza morena con ojos entornados.

No queremos Merimées que vengan en cascabaleras diligencias a escribir "cosas de España", Cármenes y Escamillos de exportación.

Así , como es, queremos a España; con la fe intacta, aunque ardan todas sus iglesias románicas, con la sangre heroica aunque se derrumben todos sus alcázares.

Esta España empobrecida, pero gloriosa, es la nuestra.

Y es que preferimos la España sin oro pero rica en espíritu, porque en cada alcoba familiar vaga un pálido fantasma ausente a la España fenicia de la guerra y de la postguerra que vendía mulas y mineral de hierro mientras caían con los ojos parados de espanto todos los rubios muchachos de Europa.
Porque hemos conocido el dolor, sabemos de la hermosura de la ruina". (Agustin de Foxá, Revista "Vértice", abril de 1937 p. 14).

. . .

Pocos meses de la gesta del Alcázar, José Antonio se anticipó a lo que el 18 de Julio representó el Alzamiento Nacional, proponiendo organizar el levantamiento desde el Alcázar. Así lo relata uno de los protagonistas de la propuesta.

"...José Antonio entonces, inició una serie de contactos en respaldo de su ya expresada idea de que no existía más salida que un acto de rebeldía nacional.

A tal fin, nos encargó a José María Alfaro y a mi fuéramos a Toledo y propusiéramos al gobernador militar de la plaza, el entonces coronel Moscardó, a quien para nada conocíamos, que él con los cadetes de la Academia Militar, junto con la primera línea de la milicia de Falange de Madrid, se encerraran en el Alcázar y por radio lanzaran un llamamiento a los españoles para que se alzaran contra el Gobierno y la situación de España. Obedientes a su encargo, fuimos a la Ciudad Imperial, donde buscamos al jefe provincial de Falange en Toledo, José Sainz Notnagell, que era también jefe de la Oficina de Turismo, y le pedimos nos presentara al coronel Moscardó. Así lo hizo para lo cual nos trasladamos a la Escuela Militar de Gimnasia, en la Vega. Expusimos a Moscardó el objeto de nuestra visita, con una mezcla de audacia y temor, pues esperábamos lo rechazara o nos detuviera por conspiradores. Pero cuál no sería nuestra sorpresa cuando nos dijo que el plan le parecía magnífico, pero que no podía aceptar sin consultar previamente con una alta personalidad militar, que a tal fin tomaba el automóvil, se dirigía a Madrid, que le esperábamos en Toledo, y, por la tarde, al regresar, nos daría la respuesta.

En efecto, al llegar la tarde nos envió al despacho de Sainz, Zocodover, donde esperábamos, a su ayudante, entonces capitán o comandante, Carvajal, fallecido después de alcanzar la graduación de general, quien, de parte de Moscardó, nos dijo que la personalidad con la que había consultado (resultó ser el general Franco, a la sazón Jefe de Estado Mayor Central), aunque, conforme con el proyecto, no le parecía estaba suficientemente preparado ni el momento era el oportuno para llevarlo a efecto con éxito. Fue una premonición de lo que unos meses más tarde habría de convertirse en realidad y gesta inmortal" (Raimundo Fernández Cuesta " Testimonio, Recuerdos y Reflexiones", Editorial Dyrsa, Madrid, 1985, p. 52-53)


alcocer, josé luis

Periodista, intelectual y perteneciente a una generación nacida en 1936, insatisfecha con la realidad que contempla, ha tenido oportunidad de manifestar su descontento y explayar su opinión, sobre José Antonio y su encaje dentro de la historia y la cultura de España.

"Orteguiano hasta el fondo de su ser intelectual.- José Antonio hizo una critica fundamental a la Restauración. También la había hecho Ortega y Gasset, y justamente en el mismo escenario del madrileño teatro de la Comedia, si bien unos bastantes años antes, en un célebre discurso cuyo enunciado era "Vieja y nueva política". José Antonio era orteguiano hasta el fondo de su ser intelectual. Bien conocido es un artículo sobre el maestro desengañado, cuyo titulo era "Homenaje y reproche a don José Ortega y Gasset". ¿Hará falta decir que había, en sus líneas, mucho más de homenaje que de reproche?

Pero había algo más. Y ese algo era la identificación absoluta que José Antonio hizo, desde el principio, entre liberalismo y capitalismo. En 1933, decir, sobre una conciencia nacional, en cuyos componentes estaba la indudable influencia de la generación del 98. Pero en 1935, dos años más tarde, esa crítica se había enriquecido con una clara aproximación al conocimiento del marxismo, perfectamente detectable en el pensamiento de José Antonio. Se negaba el liberalismo en la medida que este significaba, en el plano económico, la inhibición del Estado y, por lo tanto, el predominio de un sistema capitalista, que por aquel entonces todavía no había ejercido ninguna autocorrección". ("Radiografía de un fraude", Planeta, Barcelona, 1978, pp. 108 y ss.)

uJosé Antonio, Falange, Critica, Ortega.


alcubierre, gesta de

Relato de la gesta de Alcubierre, en la batalla de Aragón en 1936, donde la presencia de los falangistas escribió una de las más importantes páginas de la historia de la guerra española:

"El 8 de abril de 1937, nuestras fuerzas ocupaban posiciones entre estos riscos (Sierra de Alcubierre) ante la inminencia de un ataque, que se suponía devastador, del enemigo.

La posición Quinta Derecha, mandada por el alférez Máximo Romero y el jefe de la Décima Falange de la Bandera Móvil de Aragón, camarada Victorio Alares y la Posición Segunda Izquierda, defendida por la Falange 25 de la Tercera Bandera, llamada San Simón, en honor de un heroico sargento de la Legión y luego Posición Santamaría, porque en ella murió, defendiéndola, el teniente de la Guardia Civil Eugenio Hernández Santamaría, fueron el blanco del ataque en masa sufrido en este día.

A las 4 de la tarde, un intenso ataque artillero, ayudado tácticamente por la aviación, y seguido de intentos de asalto por la "milicianada", hizo romper la tierra y sobrecoger los corazones a lo largo de todo el frente.

El empeño del enemigo se cebó sobre todo en la posición Quinta Derecha, brutalmente atacada y valerosamente defendida pese a que sus servidores no llegaban a una cuarentena de falangistas. El paso está cerrado. La Quinta Derecha aguanta con bravura el ataque detenido.

Pero el enemigo no cede, se reagrupa y decide abrir la resistencia por la San Simón en un sorpresivo ataque, con masificación de hombres y efectivos.

La lucha cruel y desigual. De una parte la saña y la fuerza, y otra de valor y la muerte acabaron con la resistencia y la posición fue abandonada en el amanecer triste y sangrante del 9 de Abril de 1937, poblando los luceros con los 60 de Alcubierre.

Pero en el mientras tanto, una alevosa llamada de socorro desde la Santamaría, efectuada por el enemigo, hace que el alférez de Caballería, Julio Martín, al mando de la Falange 63 corra en auxilio de sus defensores al amparo de la noche e inmolando en su mayoría.

El día 10 de abril, una sección de la Segunda Bandera de la Legión y fuerzas de la Tercera Bandera de la Falange de Aragón, a las órdenes de su jefe, Mariano Escribano, recuperaron heroicamente la posición masacrada el día anterior.

Todavía en el mes de junio, y debido a la aventajada de su posición estratégica, hubo un desesperado intento de tomar la Santamaría por parte del ejército republicano, necesitado de alardes propagandísticos. Defendida por 93 falangistas, al mando del alférez Romero y del sargento Alares, fue hostigada con dureza, sufriendo elevadas bajas, perdiendo el brazo derecha el bravo sargento Alares, que aún así continuó en la defensa de la posición". (Dr. De Miguel "La Nación"29.V.02 p. 8)

uHistoria, Falange. Guerra.


alegría

En la concepción joseantoniana del estilo del militante falangista figura la nota de la alegría. Repite en varias ocasiones, en escritos y discursos, la alegría de servir a España y de contribuir con sacrificio a la empresa de la Falange. Desde los sótanos de la Dirección General de Seguridad donde estaba detenido, escribió el 14 de marzo de 1936 : "En la propaganda electoral se dijo que la Falange no aceptaría, aunque pareciera sancionarlo el sufragio, el triunfo de lo que representaba la destrucción de España. Ahora que eso ha triunfado, ahora que está el Poder en las manos de unos cuantos enfermos, capaces, por rencor, de entregar la Patria enmtera a la disolución y a las llamas, la Falange cumple su promesa y os convocxa a todos - estudiantes, intelectuales, obreros, militares, españoles - para una empresa peligrosa y gozosa de reconquista". (O.C. p. 912)

uEstilo, España, Empresa.


aleixandre, vicente

(1898 - 1984) Poeta, escritor, académico, Premio Nóbel de Literatura (1977) Reconocido como una de las cumbres de la poesía española del siglo XX, tuvo el noble gesto de reproducir en "Cuadernos Hispanoaméricanos", de Madrid, núm. 559, en enero de 1997, pág. 8 -11, una carta suya dirigida el 7 de agosto de 1939 a Emilio Niveiro Díaz, fechada en Miraflores de la Sierra, con el siguiente comentario:

"Te veo con la imaginación sonriente, envuelto en tu magnífico uniforme flamante, correctísimo, como te vi el último día, o como en los anteriores, con tu camisa azul, brazos al aire, pelo revuelto y una palabra pronta y una risa o sonrisa alegre... (...) Hay han venido aquí una porción de camisas azules a pasar el día en el Puerto, al sol y al aire de la montaña. Yo he visto las formaciones primero en la misa del pueblo y después en el desfile con cánticos. Iban también algunos de tu edad mandando a otros más jóvenes de las organizaciones. Qué bien hacía el brío y la gracia fuerte, las voces juveniles, la marcha serpenteante por el camino alto, en medio de un sol espléndido, de un aire fresco de Sierra clarísima y sobre un paisaje castellano que se dilataba veladamente. (...) Leo el "Manolo" de F. De Cossío, la "Antología Poética del Alzamiento"; la "Corona de sonetos a José Antonio"... ("Carta a Emilio Niveiro Díaz), fechada "Miraflores, 7 de agosto de 1939. Año de la Victoria", en "Cuadernos Hispanoamericanos" (revista. Madrid, num. 559. pags. 8-11)

uIntelectuales. Poesía. Cossío.

alemania, liberación de José Antonio y de Hedilla

El Gobierno alemán intentó liberar a José Antonio de la cárcel de Alicante, moviendo influencias y proponiendo diversos modos de colaboración para llevar a cabo con éxito esta operación que, desafortunadamente, no tuvo resultado positivo alguno. Transcribimos aquí documentos sobre las gestiones que en este sentido realizaron las autoridades alemanas:

" El 13 de octubre pasado, el funcionario alemán (Knobloch) vino a vernos acompañado por dos españoles. Nos dijo que, de acuerdo con Franco, estaba autorizado por Falange para celebrar una entrevista secreta con el gobernador de aquella provincia (Alicante), en un barco alemán o argentino situado en el puerto y a ofrecerle una muy importante cantidad de dinero por asegurar la salida de la cárcel de José Antonio Primo de Rivera y sus amigos. Si en el plazo de cuatro días no se llega a una solución, se habla de una acción militar de más envergadura; una expedición de 1.000 fascistas (españoles) llegaría en barcos mercantes, protegida por dos cruceros "blancos", para intentar el rescate del líder de la Falange.

Antes de la llegada de Knobloch, la Embajada alemana en la España republicana ya se había puesto al habla con el grupo anarquista "Alpha", que es el que vigila más de cerca la cárcel en que está preso José Antonio, sin lograr resultado alguno.

A bordo del "acorazado de bolsillo "Deutschland", se celebraron reuniones en Knobloch y técnicos alemanes para ver hasta qué punto eran posibles sus proposiciones. El almirante Carls formuló con mi acuerdo (el firmante del telegrama), los siguientes puntos:

  1. La posibilidad de un entendimiento (económico) con el gobernador de Alicante no conduciría a nada, pues sin la colaboración activa de los anarquistas que vigilan a José Antonio Primo de Rivera, desde dentro y fuera de la cárcel, no hay seguridad de sacar vivo al recluso.

  2. Una acción armada de más envergadura con una fuerza militar ofrecería teóricamente mejores resultados, pero nunca podría asegurarse la vida de Primo de Rivera, pues hay una "guardia personal", dentro de la cárcel, de grupos anarquistas.

  3. Es preciso, pues, que la Embajada alemana continúe las negociaciones en curso sobre la libertad del detenido y sólo si fracasan totalmente cabrá pensar en una acción de fuerza, con una intervención exclusiva de españoles

Knobloch tiene otro plan relacionado con los italianos. Se trataría de dar la nacionalidad italiana a Primo de Rivera y de pedir después su extradición a Italia. Pero este plan pondría también en peligro la vida del prisionero, pues sus guardas anarquistas no lo dejarían salir vivo de la cárcel.

Knobloch insiste sobre la necesidad de la liberación de Primo de Rivera, el único capaz de hacer en España una auténtica revolución nacionalsocialista, durante la guerra civil, pues de otro modo, después de la victoria de Franco, los elementos reaccionarios, tales como el movimiento clerical-militar y los carlistas, se adueñarían del poder. Esta es la opinión que prevalece en las filas del partido.

El almirante Carls (Voelckers) se opone a ningún plan de este tipo antes de la victoria militar de Franco. Por otro lado, la Embajada alemana no ha recibido instrucciones oficiales sobre el asunto."

(Texto del telegrama del encargado de negocios de la Embajada alemana que está todavía en funciones en la España republicana, enviado desde Alicante, en cuya cárcel está preso Primo de Rivera, a su Gobierno el 17 de octubre de 1936, recogido por Jaume Miravitlles en "Los comunicados secretos de Franco, Hitler y Mussolini" Plaza & Janés., Barcelona, 1977. pp. 259 y sgs)

.. .. .. .. ..

"Hedilla, líder de Falange, y otros tres falangistas, han sido detenidos hace tres semanas y condenados a muerte por un consejo de guerra, de muy dudosa imparcialidad. La sentencia significa una victoria de las fuerzas opuestas a Falange y a toda reforma social, círculos que han influido en Franco recientemente. En una conversación particular con el general, dije, que el fusilamiento de Hedilla, el único representante de los trabajadores, haría muy mala impresión y que era muy peligroso crear mártires en la presente situación.

En caso de que Berlín comparta mis aprensiones referentes a la situación con el fusilamiento de Hedilla, ruégoles que me autoricen una visita oficial a Franco en la que aproximadamente le diría lo siguiente: "Sin opinar sobre los procedimientos del consejo de guerra y la sentencia dictada contra Hedilla, el Gobierno de Berlín toma la libertad de decirles amistosamente que la ejecución de Hedilla y de sus tres camaradas en estos momentos, constituiría un paso en falso. Agradecería instrucciones." (Jaume Miravitlles , ob cit. p. 261)

.. .. .. .. ..

Las instrucciones llegaron pocos días después:

"Su proposición de hacer una recomendación a Franco en nombre del Gobierno alemán significaría un incremento de la responsabilidad alemana en los asuntos interiores de España. Le aconsejamos, pues, que deje las cosas tal como estaban cuando le dijo a Franco, amistosamente, el efecto que produciría una posible ejecución de Hedilla".

(Textos de los telegrama cruzados entre el Embajador de Alemania Von Faupel, y el gobierno de Berlín, recogidos en la obra citada de Jaume Miravitlles ob. cit. pa. 261).

uJosé Antonio, Alicante, Hedilla.

alfaro, josé maría

(Nació en 1905 (Burgos) y falleció en Fuenterrabía, Guipúzcoa, en 1994) Fundador de la Falange. Estudio en Barcelona y Madrid la carrera de Derecho, pero pronto se decantó como escritor y poeta. Fue embajador de España. Desempeñó importante puestos en la cúpula del Movimiento y dirigió numerosas publicaciones. Formó parte de la misión enviada por José Antonio a Toledo formada por Raimundo Fernández Cuesta, José Sainz Nothnagel para comunicar a Moscardó la propuesta de la Falange para iniciar las insurrección en Toledo. Posteriormente se produce un apartamiento de la Falange. Colaboró activamente en el semanario clandestino "No importa", en la resistencia falangista en Madrid. Terminada la guerra es nombrado subsecretario de Prensa y Propaganda y más tarde director del diario Arriba, de Vértice y de Escorial. Subsiguientemente se le nombra encargado de negocios y embajador de la embajada de España en Colombia, Vicepresidente de las Cortes y finaliza su vida política como embajador en Argentina. Escribió la novela Leoncio Pancorbo, en 1942, en la que canta la épica del falangismo en la guerra civil y otras obras de carácter poético. Intervino en la Corona de Sonetos en homenaje a José Antonio Primo de Rivera, con el siguiente poema:

Doncel de España.

"Como viento de sangre levantado
entre gritos que la muerte ordena;
como la pauta que el ardor serena
entre la furia del vivir forzado.

Como un bosque de luz y un arco alzado
en los umbrales que la vida estrena
fuiste, doncel de España, con tu pena,
redentor, arquitecto y monte airado.

Viste, al partir, más alta la bandera;
te doblaste en la luz de tu presencia;
no hay ángel que no sepa tu latido.

Fértil hiciste eterna primavera
y entre el rumor que clama con tu ausencia
no habrá lugar donde habite tu olvido."

(De la "Corona de sonetos en honor de José Antonio Primo de Rivera" Ed.Jerarquía, Barcelona, 1939.)

u Cultura, Poesía, Cara al Sol.

alférez

Importante revista publicada en Madrid, entre los años 1947 y 1949, fundada por un grupo de universitarios falangistas y católicos. La revista llevaba un subtítulo de resonancias bíblicas: Quis ut Deus? (¿quién como Dios?, en hebreo Mi-ca-el, San Miguel Arcángel). El primer número se abría con un dibujo de José Maria de Labra, que representa al arcángel en actitud de reposo y observación. Colaboraban en su primer número, el sacerdote argentino Juan R. Sepich, titulado "Misión de la Inteligencia". En el segundo número colaboró el jesuita P. Llanos, en el que hace "Balance de una generación", coincidiendo con otro de Pedro Laín titulado "Avisos breves a un joven ambicioso". Participan en el primer numero los fundadores de la revista: Angel Alvarez de Miranda, que fue catedrático de "Historia de las Religiones"; Angel Antonio Lago Carballo, americanista; Rodrigo Fernández-Carvajal, catedrático de Derecho Constitucional; Juan Ignacio Tena Ybarra, embajador de España (autor de la famosa canción "Montañas Nevadas"); Juan A. de Luis Camblor, estudiante de Derecho; José Maria de Labra Suazo, pintor Primera Medalla de la Bienal de Venecia de 1956; Miguel Sánchez Mazas, matemático, catedrático de la Universidad del País Vasco; José Maria Valverde Pacheco, poeta, y catedrático (renuncio a la cátedra cuando fueron excluidos de la Universidad, los profesores Tierno, Aranguren y García Calvo).

"Alférez" fue la primera revista universitaria de la generación que no hizo la guerra. Su desaparición coincidió con la aparición de "La Hora", el periódico estudiantil más importante de final de los años cuarenta y principios de los cincuenta, que fue sustituida por "Alcalá", y el final de "Alférez" no fue ajeno a las diferencias ideologías existentes; por ejemplo, en ciertas posiciones de matriz democristiana, que apuntaban un desembarco de los compromisos fundacionales de la revista.

Según Álvaro Ferrari, "Alférez" estuvo plateada como la posibilidad de una "Tercera Vía", entre fascismo y liberalismo, para cuya realización, siguiendo los principios de José Antonio Primo de Rivera y en conformidad con los valores religiosos propios de la nueva España, era condición esencial poner toda la realidad física y espiritual del país al servicio de unos fines nacionales unitarios. "Alférez" se encuadra en las tensiones culturales d ela época. Según Lago Carballo, el grupo fundador de la revista estuvo constituído por residentes del Colegio Mayor "Cisneros". Su primer director fue Rodrigo Fernández Carvajal y sus redactores Angel Alvarez de Miranda, José Maria de Labra, Angel Luis Camblor, José María Valverde, Miguel Sánchez Mazas, Juan Ignacio Tena, José Maria de Llanos, Pedro Laín Entralgo, Antonio Tovar, Gaspar Gómez de la Serna, Julio Ycaza Tiberino, Carlos M. Rivas, José María García Escudero, José Luis Pinillos, José Luis F. del Amo, Carlos Robles Piquer, Manuel Fraga Iribarne, Carlos Alonso del Real, Torcuato Fernández Miranda, Lili Alvarez, José Maria Ruiz Gallardón, Gerardo Diego, Juan Velarde Fuentes…

u Prensa. Intelectuales. Catolicismo.

alianza de intelectuales antifascistas

Organización de inspiración soviética creada a finales de Julio de 1936 como sección española de la Asociación Internacional de Escritores en Defensa de la Cultura, que organizó en 1937 el segundo congreso en Valencia. Durante su existencia se ensañó con sus falsedades e infundios contra Falange Española y sus dirigentes. El congreso fue presidido por José Bergamín y el partido comunista organizó una virulenta campaña contra los antistalinistas. Eugenio Fernández Granell escribió un articulo en el "Diario 16" en 1987, en el que textualmente decía: "También ocurren sucesos ilustrados que al más leve roce del recuerdo apenas proyectan sombras de su mezquindad moral. El caso más alevoso del súbito descenso colectivo al nivel de salvajismo, de la animalidad, lo ejemplifica el Congreso internacional de Escritores, convocado por el Partido Comunista hace ahora medio siglo. Los talentos extraños y los indígenas se juntaron para proclamar la necesidad de luchar contra la sublevación fascista, lo cual era justo, y sin ser genial, estaban haciéndolo todos los combatientes de la zona leal, más necesitados de instrucción y armas y pertrechos que de alocuciones versificadas o prosaicas." (...) "Porque hubo una segunda parte, monstruosa, que en vez de Perogrullo la inspiró Stalin: todos los antifascistas tenían que denunciar, perseguir, destruir y matar a todos los troskistas..." (...) "Lo que ocurría es que para el estalinismo, troskismo es el término calificador de cuanto en la tierra no sea estalinista: los socialistas - a quienes llamaba social-fascistas, los anarquistas a quienes tenían por contrarrevolucionarios-, los popes de la ortodoxia griega, la industria occidental, los huevos con jamón y los troskistas mismos. El concepto ruso troskista, que quería decir contrario o enemigo traducido al español, fue enseguida aceptado alegremente por los congresistas literarios nativos y extranjeros. El Congreso lo habían amañado el católico-comunista José Bergamín, el ídolo poético del partido estalinista Rafael Alberti, Julio Alvarez del Vayo - topo stalinista en el partido socialista - y Willi Münzenberg, el más emprendedor de los propagandistas europeos de la mercancía estalinista, a más de M. Koltzov, jefe de la delegación de los escritores soviéticos."(...) "Para simplificar, los estalinistas del Congreso y los no congresistas decidieron, obedeciendo a Stalin - que seguía en Moscú matando muchísima gente de la suya, que era toda troskistas, amigos y familiares incluidos - que los troskistas eran también fascistas. Lo que no lograron fue multiplicar las escasas y anticuadas armas de la ayuda rusa, que encima de su poquedad resultaba difícil transportarlas a España. Además ya no quedaba oro para pagar el arsenal más caro jamás vendido a nadie - aun siendo el cliente un fraterno país de camaradas proletarios".

. . .

Corpus Barga relata en un articulo publicado en "Hora de España" en 1937 que Andre Malraux declaró:"Acepto los crímenes de Stalin donde quiera que se cometan", a lo cual Victor Serge, oyéndolo, le arrojó a la cara la taza de café que tenía en las manos: "si nos hubiesen preguntado a los militantes (del PSUC) si había que fusilar a Andreu Nin, dirigente del "putsch troskista - fascista", habríamos contestado si". "El historiador soviético Roy A. Medvedev , a propósito de esta ocasión, escribió: "Con toda probabilidad Stalin fusiló a muchos más participantes soviéticos en la guerra civil española que el número de muertos por las balas fascistas en España"."Para mi - afirma Barga - sigue siendo un misterio la hechicería por la cual docenas de intelectuales pueden prenderse el corazón y el cerebro de la punta de los pelos hasta perder colectivamente el sentido mas elemental de la responsabilidad humanas".Entre los participantes se encontraban el mejicano Octavio Paz, Premio Nóbel de Literatura, Rafael Alberti - a la sazón secretario de la A.I.A. - y otras figuras nacionales y extranjeras utilizadas por el Partido Comunista de la Unión Soviética.

u Partido Comunista, Guerra, Falsedades.

alcántara, manuel


(Málaga, 1928) Poeta, escritor y periodista. Alcántara es un claro ejemplo de versatilidad, pues ha recorrido con su pluma gran parte de los géneros periodísticos, literarios y vitales, desde el columnismo diario hasta la crónica de boxeo en la prensa deportiva. Cáustico, humano, humorista, ha conseguido calar en el lector con una agilidad honda, impregnada de ironía y de gracia andaluza. Escribió también sobre José Antonio y lo contó en "Ultima hora de la actualidad, de Radio Nacional de España, un 20 de noviembre de 1962 y cuanto dijo lo dijo con emoción y respeto.

"Tan lleno de sueños que pueden confundirte con la noche.- Era yo un niño de ocho años allá en Málaga y supe de ti por los colores, por algunas esperanzas recogidas de manos familiares.

Mi infancia bombardeada miró luego los retratos orlados de luto tu amadís tamaño, tus ojos serenos de héroe.

Luego leí tu Patria escrita, tus palabras nacidas del rigor y del amor.

Han pasado los tiempos que ni separan ni tropiezan y he llegado a ser mayor que tu. Ya te miro como un muchacho de mi edad, de mi Universidad, de mi amistad.

Tú te has quedado cumpliendo años en la memoria, jovencísima en la muerte, intemporal en la comarca de los recuerdos, azul de ti, de aquel hombre que yo miraba de niño, de aquel muchacho de treinta y tres esperanzas militantes que yo miro desde mi edad de hombre.

Azul, azul y tan lleno de sueños que pueden confundirte con la noche."

u Poesía. Cultura. Intelectuales.

alicante

Ciudad del Levante español, en cuya prisión donde fue juzgado, condenado a muerte y ejecutado José Antonio Primo de Rivera el 20 de Noviembre de 1936, tras un proceso ilegal y con la connivencia del Gobierno socialista de Largo Caballero, quien cuando el tribunal solicitó el "enterado" del Gobierno para poder legalmente ejecutar la sentencia, ésta ya se había cumplido el día anterior, sin esperar agotar este trámite.

Durante los meses de prisión, la ciudad fue objeto de constantes intentos por liberar a José Antonio. También visitaron al fundador numerosas personalidades, que departieron con José Antonio sobre los temas del momento. Fue significativa a efectos del proceso la entrevista que el periodista norteamericano Allen hizo a José Antonio falseando el contenido de sus respuestas, que él desmintió en el proceso con energía.

También es importante la carta que el Presidente de la República, Manuel Azaña, envió a José Antonio, excusando su imposibilidad por no poder impedir el atropello y lamentando el resultado del proceso: su condena de muerte.

uJosé Antonio, Proceso, Liberación.

almagro bosch, martín

Arqueólogo, profesor y escritor, nació en Teruel en 1911. El Alzamiento le sorprendió estudiando en Alemania. A su regreso se afilió a la Falange en San Sebastián. Colaboró en los principales medios de comunicación, como en Arriba España, de Pamplona y en FE , de Sevilla, como miembro del equipo de Serrano Suñer. Fue uno de los portadores del ataúd de Unamuno durante su entierro en Salamanca el 31 de diciembre de 1936. Se situó a favor de Hedilla en los sucesos de Salamanca, por ello fue detenido pero puesto en libertad al poco tiempo. Seguidamente fue Director del Museo Arqueológico de Madrid. Al finalizar su carrera se orientó hacia el grupo de Acción Española, que dirigió Pérez Embid.

u Cultura, Salamanca, Guerra.

alonso del real, carlos

(1914-1994) Catedrático de Universidad y Vieja Guardia de la Falange. Fue Profesor de Doctrina e Historia de la Falange en la Academia Nacional de Mandos José Antonio, de Madrid, autor de diversas obras de su especialidad. Fue mentor intelectual y animador de la formación de diez promociones de Oficiales Instructores de la Juventud falangista. Profesor de la Escuela de la Sección Femenina del Pardo. Su opinión sobre José Antonio, desde la distancia política y ética se concretó así en la compilación de Aguinaga y Navarro:

"Para todos los españoles.- No he podido compartir nunca la indignación de muchos falangistas cuando les irrita el que - por ejemplo -la aristocracia española recuerde a José Antonio como "Marqués de Estella" o cuando un fino y brillante escritor monárquico recordaba "José Antonio, pero todo". Y a mí. personalmente, una de las cosas que más me han emocionado en mi vida es, en una incidental conversación de viaje, oírle decir a un ex sargento socialcomunista de la guerra civil: "¡Qué pena haber tenido que fusilar a aquel chaval tan estupendo en Alicante!". Ese José Antonio, que les parece - y lo era - un "modelo de caballeros" a los aristócratas monárquicos y un "chaval estupendo" - y lo era también - a los sargentos comunistas, me parece más verdadero y fecundo para España que el monopolizado por una organización política concreta. Aunque sea la que él fundó".

uJosé Antonio, Falange, Servicio y Sacrificio

alonso urdiales, román

Nació en 1938, maestro nacional, militante de las Falanges Juveniles de Franco. Fue protagonista de una anécdota desconcertante, durante los funerales anuales por José Antonio Primo de Rivera en el Valle de los Caídos. Según Miguel Argaya Roca ("Historia de los falangistas en el franquismo", Ed. Plataforma 2003. Madrid 2003), Alonso Urdiales gritó: "¡Franco, eres un traidor!". Fue detenido de inmediato y trasladado a la Dirección General de Seguridad, donde es interrogado por el mismo titular del departamento. Al estar cumpliendo en esas fechas el servicio militar, es procesado por el Juzgado Militar Especial Nacional de Actividades Extremistas, que le impone una pena de 12 años - más alta entonces que la del homicidio -, a cumplir en una unidad disciplinaria del Ejército destinada en el Sahara Español y luego en Alcalá de Henares. Aunque fue puesto en libertad en 1965, se verá obligado a pasar por una institución psiquiatra para superar los problemas causados durante su internamiento. Posteriormente fue rehabilitado como maestro."

uRevolución, Historia, Falange.

altabella, josé

(Caspe, Zaragoza, 1921) Catedrático de Universidad, escritor y periodista. Ha sido a lo largo de su carrera la memoria de la profesión, su más destacado y prestigioso biógrafo e historiador de los periódicos españoles. Conservador de todo cuanto de importante ha vivido el periodismo, Altabella ha conseguido un primer puesto en el escalafón de los prestigios que han ganado su gloria con trabajo. Sobre la figura de José Antonio ha escrito:

"Libros y cartas.- Son Miguel Primo de Rivera y su bella esposa, Margot Larios, quienes, en la plácida tarde del agonizante otoño, en el salón de recibir de su hogar, ante la caja que guarda los últimos objetos que acompañaron en vida a su hermano, evocan espaciada y tristemente, "las cosas que no quedan".

Habla Miguel Primo de Rivera: -Allí, en las celdas, terminaron por arrebatarnos los pocos ejemplares que nos quedaban, para mi hermano, último baluarte de sus inextinguibles apetencias intelectuales. Mi curiosidad me hizo llevar una estadística de la cantidad de hojas que leímos cada uno por entonces y pasaron de diecisiete mil. Un día se presentaron unos individuos comisionados para revisar los fondos de nuestras lecturas y evitar que tuviéramos obras "desafectas" a ellos. El expurgo fue insolente, zafio y peregrino. De este modo se llevaron "La incógnita del hombre", de Alexis Carrel; "La rebelión de las masas", de Ortega y Gasset, un tratado de Sociología, una Historia de la Filosofía...También le quitaron la obra de Marañon sobre el Conde Duque de Olivares, que el autor le regaló espontáneamente por el mes de mayo, enviándosela a la Cárcel Modelo. La dedicatoria venía a decir así: "Como la lectura de mi libro ha suscitado tantos comentarios, hasta el punto de establecer algunos un parangón con la interpretación que doy a mi biografiado y la figura de su padre, tengo interés en que sepa usted, admirado José Antonio, que esto no responde a ningún propósito determinado, ya que la figura del general Primo de Rivera aparece, de día en día, más clara y alta, diáfana y sincera, en el pensamiento de los españoles, agigantándose ante la labor del historiador.

Toda la correspondencia con el general Mola también desapareció. Eran unas doce cartas. Se valieron para cursarlas de un zapatero de Pamplona que se carteaba con mi hermano pidiéndole consejos y, a su vez, aquel se las entregaba a don Emilio. Como estuvo en cama, un poco enfermo, la última se la escribí yo, el 17 de julio de 1936, dictada por él. Por los asuntos reservados que se trataban, con relación al Movimiento, al hablar del Ejército, empleaba el eufemismo "la familia" y, al referirse a España, decía "la casa". En vista del peligro que suponían estas cartas, en su celda, donde estaban guardadas debajo de una baldosa, después de haberles sido asaltada la celda un día, decidimos mi hermano y yo quemarlas. Hicimos la cremación epistolar en uno de los primeros días de agosto, no sin gran sentimiento por parte de José Antonio" ("Los objetos que fueron de José Antonio", en "Y" (revista), núm 48, enero de 1942).

alto de los leones

Cima de la sierra de Guadarrama que da su nombre al puerto entre las dos Castillas, donde la Falange castellana, a las órdenes de Onésimo Redondo y José Antonio Girón, escribió con su sangre y sus héroes una de las leyendas de la contienda española. Recientemente, ha vuelto a recuperar su primitivo nombre de Alto del León - dispuesta en la revisión del nomenclator del Alzamiento - a fin de borrar una de las más nobles páginas de la historia de nuestro pueblo. Según Ricardo de la Cierva ("Historia actualizada de la II Repúblíca y de la Guerra Civil". Ed. Fénix, Madrid, 2003) el 27 de julio de 1936 salió de Valladolid para Madrid una fuerte columna mandada por el coronel Ricardo Serrador, jefe de la UME, formado por varias unidades militares, falangistas y otros partidos de derechas. En el Alto del León. Que separa las dos Castillas sobre el puerto de Guadarrama, la columna de Valladolid - agasajado a su paso en San Rafael por los veraneantes y por el tenor Miguel Fleta, militante de F.E., chocaron con una columna madrileña, de la que parte del grupo de ametralladoras se pasó a las tropas nacionales, que ocuparon definitivamente el Alto de los Leones - denominación que asignaron en honor a los vencedores de esta batalla - , donde permanecieron durante toda la guerra. Allí fue donde José Antonio Girón, Jefe de las milicias falangistas de Valladolid, ganó en quince días cuarenta cinco medallas militares individuales.

uGuerra civil, Girón, Falange de Valladolid.

alto de los leones (canción)

Romance narrativo de trama sencilla y final de corte antiguo es la letra de esta canción que se conoció tardíamente en el "Campamento nacional" de mandos de las Falanges Juveniles de Franco celebrado en Marbella, Málaga, en 1953, con versos literales del "Romance De Castilla en Armas", de Federico de Urrutia, que canta la hazaña y la gesta del "Alto de los Leones"

"Los muchachos de Castilla
dejaron la mies dorada
y por los caminos blancos
se fueron a la montaña.

Camisas de color de cielo
bayonetas color de plata
y en el pecho cinco Flechas
del color de la alborada

Trillan viejos en las eras,
acarrean las muchachas,
y los mozos van cantando
camino del Guadarrama.

"En el Alto del León
hemos de hacer una Hazaña,
que la canten las estrellas
a las madres apenadas".

Empezaron a subir
y a caer en la demanda,
más pasan sobre los montes
sonriendo entre las balas.

Toda la cuesta esta roja
de sangre y de flechas santas,
pero conquistó la cumbre
la bandera roja y gualda

Todas las madres quedaron
sin hijos y sin esperanza
y un Ángel va repitiendo
camino del Guadarrama:

" En el Alto del León
hizo Castilla una hazaña
que la cantan las estrellas
a las madres apenadas".

- "Madrecita, madrecita
madrecita, ya no llores,
que en el Alto del León
llorarían los leones".

"Los leones de Castilla
madrecita ya no llores
que es el Alto del León
el Alto de los Leones."

u Cancionero, Poesía, Cultura.

álvarez, miguel

El 9 de febrero (1956), se volvía a conmemorar el aniversario de la muerte de Matías Montero, primer estudiante caído de la Falange, asesinado cuando vendía el semanario FE en la calle Mendizábal, de Madrid. No asistió el ministro de Educación, Ruiz Jiménez, que se encontraba camino de Salamanca. Los estudiantes falangistas se concentraron en la calle de Víctor Pradera (nombre que cambió la Republica por el de Mendizábal) según su costumbre, en medio de gran tensión; luego los reunidos se dirigieron por la calle de Urquijo en manifestación hacia Alberto Aguilera. Mientras tanto, según la versión que difundió la policía, no publicada hasta fecha frecuente, manifestantes antifalangistas se concentraban en la calle de San Bernardo con el proyecto de asaltar los locales que la Sección Femenina tenía en la calle de Alberto Aguilera. Las dos manifestaciones chocaron a la altura de la confluencia con la calle de Guzmán el Bueno y comenzaron a arrojarse piedras. Hubo seis u ocho disparos de armas de fuego y Miguel Álvarez, que iba agachado protegiéndose de las piedras, recibió un impacto de bala que le alcanzó de frente y de arriba abajo. Se trataba de un estudiante no universitario, miembro del Frente de Juventudes, de diecinueve años de edad. Aunque nunca se publicó, la policía pudo identificar al autor del disparo, otro falangista llamado Luis Martínez de Eguilaz, que con una pistola marca parabellum, procedente de las milicias nazis, había hecho tres disparos al aire con intención de asustar a los contrarios. Uno de ellos se le había escapado yendo a dar a un compañero que marchaba junto a él, a Miguel Álvarez. Las investigaciones de la policía concluyeron que solo tres personas habían disparado: Jesús Laborda Martinez Pozo, Luis Martinez de Eguilaz y Ramón Adolfo Arenas, éste último de 42 años, jefe de Centuria de la Vieja Guardia.

uAgresión. Violencia. Universidad.

álvarez abellán, santiago

Nacido en Madrid el 15 de mayo de 1924. Hijo de obrero, trabajó desde los quince años como peón en las obras de los ferrocarriles de Madrid- Alava y Madrid-Segovia. Pasó más tarde a ser elegido enlace sindical y vocal provincial del Sindicato de la Construcción de Madrid y Presidente de la Sección Social de dicha entidad. En 1967 fue elegido Presidente del Consejo Nacional de Trabajadores. Perteneció a las Cortes desde la Segunda Legislatura como representante de los trabajadores del Sindicato de la Construcción. Fue Consejero del Reino y un auténtico líder de los trabajadores, creador de una vasta promoción de cooperativas de viviendas en los barrios de Carabanchel, San Blas y otros distritos de Madrid. Falleció en Madrid en 1992.

uSindicalismo. Cooperativismo. Dirigentes.

alzamiento

Nombre dado al levantamiento político-militar dirigido por Francisco Franco el 18 de julio de 1936, que tuvo una de sus primeras secuencias en el siguiente relato:

"El año 1935, estando en Toledo, vino a visitarme, en nombre de José Antonio Primo de Rivera, el secretario general de la Falange, Raimundo Fernández Cuesta. Nos reunimos en lugar discreto y me formuló una proposición de tipo revolucionario.

José Antonio pretendía reunir a unos centenares de falangistas en el Alcázar de Toledo, y contando con los cadetes, acometer el alzamiento nacional, que sería secundado pon los cadetes, y seguido en otras partes de España. Escuché con atención a Fernández Cuesta, a quien declaré la imposibilidad en que estaba de tomar una decisión tan grave.

- Tengo que consultar - le dije - Y voy a hacerlo ahora mismo. Usted puede esperarme en Toledo.
Recuerdo las precauciones que tomé para trasladarme a Madrid. Invocando un pretexto, roque a un amigo que me facilitara su automóvil, me apeé en una calle cualquiera e indiqué al conductor que volviera allí mismo pasado un par de horas. Me encaminé a consultar con quien yo consideraba autorizado para decidir. Le pareció, como a mí, muy hermoso e impresionante el proyecto de José Antonio, mas formuló una serie de consideraciones relativas sobre todo a la oportunidad, y que no le permitían dar su parecer favorable.

A mi regreso a Toledo, informe a Raimundo Fernández Cuesta, sin mencionar, como tampoco lo hago ahora, el nombre de la persona a quien consulté.

Forzosamente, ha considerado luego aquel proyecto como una premonición cumplida con exactitud: los falangistas y los cadetes se reunieron, con otros españoles, en el reducto del Alcázar".

(Nota de García Venero sobre al relato del General Moscardó sobre la iniciativa de José Antonio. El personaje consultado fue el general Franco).

. . .

El Alzamiento Nacional significó el inicio de la segunda fase violenta de la guerra civil española. La primera se inició por los partidos de izquierda y nacionalistas en Octubre de 1934 en Asturias, con el propósito de subvertir el orden de la II República y con el fin de instaurar la revolución comunista en España, siguiendo el modelo soviético de 1917 en la URSS (Pío Moa "Los orígenes de la guerra civil" Ediciones Encuentro. Madrid, 1999. Nota de contraportada) "Este libro afirma que la insurrección de octubre de 1934 constituye, rigurosamente, el comienzo de la guerra española y no un episodio distinto o simple precedente. Aunque la tesis no es nueva, si es nueva su demostración concluyente, a partir de documentos internos del PSOE, desconocidos muchos de ellos. Y también es nueva la aclaración del PSOE y la Ezquerra catalana para optar por el camino de la guerra civil".

. . .

"En las primera semanas de noviembre estaba dentro de las posibilidades reales de la organización el haber promovido eficazmente una acción armada. Influía lo necesario en un grupo de mandos jóvenes del Ejército, propicios a la insurrección, y además contaba con sus escuadras, con los grupos militarizados del Partido, que sin ser desde luego de gran volumen numérico, alcanzaban la importancia combativa que se requería. En cuanto a la oportunidad del momento y a su necesidad para la Patria no es preciso hablar.

José Antonio no lo vio así ni quiso verlo así. Quizá porque vaciló en comprometer la vida de la organización en un propósito tan grave (...) Hay que suponer que influiría también en su resistencia el hecho que (...) subestimaba el relieve del Partido, considerando utopía pura el que éste pudiese aspirar, tan pronto, a la dirección del Estado. No tenía, pues, la menor confianza en el éxito de una acción decretada y dirigida, en aquella hora, por el Partido" (Ramiro Ledesma Ramos "Fascismo en España" p. 272-273. Tomo IV, Obras Completas. Ed. Fundación Ramiro Ledesma, Barcelona, 2004)

. . .

"La participación de la Falange en uno de esos proyectos prematuros y candorosos constituiría una gravísima responsabilidad y arrastraría su total desaparición, aun en el caso de triunfo. Por este motivo, porque casi todos los que cuentan con la Falange para tal género de empresas la consideran no como un cuerpo total de doctrina, ni como una fuerza en camino para asumir por entero la dirección del Estado, sino como un elemento auxiliar de choque, como una especia de fuerza de asalto, de milicia juvenil, destinada el día de mañana a desfilar ante los fantasmones encaramados en el Poder.

Consideren todos los camaradas hasta qué punto es ofensivo para la Falange el que se la proponga tomar parte como comparsa en un movimiento que no va a conducir a la implantación del Estado nacionalsindicalista, al alborear de la inmensa tarea de reconstrucción patria bosquejada en nuestros 27 puntos, sino a reinstaurar una mediocridad burguesa conservadora (de la que España ha conocido tan largas muestras), orlada, para mayor escarnio, con el acompañamiento coreográfico de nuestras camisas azules". (O.C. pag 1013)

. . .

"El general Mola, que era un conservador moderado, no quedó impresionado por la línea dura de José Antonio ni por sus demandas políticas, puesto que no consideraba que la Falange fuese tan importante ni su programa fascista tan deseable para el futuro de España, como tampoco le impresionaba de manera particular su potencial paramilitar. Mola estaba más interesado en contra con la asistencia de los requetés carlistas, y el principal líder carlista en Navarra, el conde de Rodezno, se había declarado dispuesto a movilizar un apoyo paramilitar civil a una rebelión encabezada por el ejército. En este punto visitó a José Antonio en la prisión de Alicante para pedirle que sus falangistas cooperaran sin hacer demasiadas políticas exclusivas. Casi simultáneamente tuvo lugar un encuentro clandestino con los restantes de la nueva Junta Política e Madrid, a petición de José Antonio, y se acordó por clara mayoría que sería preferible para la Falange participaren la revuelta militar dirigida por Mola". (Stanley G. Payne, "F. y J.A." Ob Cit. p. 330).

. . .

La Falange tuvo una participación mayoritaria en el Alzamiento, con su aportación de combatientes - mas de 200.00 en las sucesivas fases de la intervención; otros tantos militantes de la llamada Segunda Línea, que se ocuparon de las funciones esenciales de la retaguardia, con cerca de unos 200.000 movilizados voluntarios; casi medio millón de mujeres voluntarias que se ocuparon de la atención al combatiente, frentes y hospitales, comedores, refugios, etc.; 250.000 jóvenes que realizaron una intensa obra de animación en la retaguardia, servicios de enlace, correos, etc. El número de muertos de la Falange en la guerra superó los veinte mil. La Falange Exterior recaudó fondos en todo el mundo para financiar la contienda y mantuvieron el clima político en la conciencia de los españoles residentes en el extranjero, mediante la actividad de las Falanges creadas en numerosos países. A este respecto son significativas las declaraciones de Miguel Primo de Rivera al diario "El Mundo" (Agosto, 2005) en el siguiente sentido:

- ¿Habría triunfado el Alzamiento de no contar con el empuje de los joseantonianos?

- No, no hubiera triunfado. El grueso del movimiento no tenía base, era fruto de una guerra civil.

Fue un matrimonio forzado, pero de otro modo la victoria hubiera sido imposible, o al menos muy difícil para el ejército.

......................................................................

DOCUMENTO: JOSÉ ANTONIO Y EL ALZAMIENTO

Texto (lleno de falsedades e injurias) de la entrevista a José Antonio, realizada por el periodista Jay Allen, corresponsal en España del "New Chronicle", celebrada en la prisión de Alicante, sobre algunos aspectos de la posición de José Antonio en relación con el Alzamiento:

"Cuando los militares se sublevaron contra la República española, sus aliados, los 80.000 jóvenes fascistas de la Falange Española, se encontraban sin líder.

Ello es que su jefe y fundador, el agresivo José Antonio Primo de Rivera, de 30 años de edad - hijo mayor del general que fue dictador de España durante los "siete ignominiosos años", como decían antes los republicanos - estaba encarcelado en Alicante desde marzo (?)

Muchas veces (?) ha sido detenido, encarcelado, puesto en libertad, condenado a muerte y dado por muerto (?).

En la confusión de las primeras semanas se nos dijo en Gibraltar, fuente de las más disparatadas habladurías de la guerra, que se había escapado del leal Alicante y que capitaneaba una columna rebelde cerca de Albacete, en la llanura de la Mancha.

Abofeteó a Queipo de Llano

El mismo general Franco me dijo en Tetuán el 27 de julio que esto no era verdad, añadiendo, preocupado, que no tenía noticias de José Antonio (?)

A un periodista francés simpatizante le confesó el general Mola en Burgos que creía que Primo había muerto, y añadió que todo se hacia para mantener en la ignorancia a los muchachos de la Falange.

Luego, una noche le oí al general Queipo de Llano proclamar en Radio Sevilla que el hijo del finado dictador (quien, entre paréntesis, le dio una paliza en un café madrileño (?), estaba herido pero bien escondido, aparentemente en territorio republicano. Cuando los rebeldes entrasen en Madrid sería llevado triunfalmente a hombros en la camilla.

No se cree en la palabra de Queipo; nadie que le conozca por lo menos, ni a decir verdad nadie que escuche cada noche esas extravagantes emisiones.

A lo mejor tenía razón Mola. Parecía lógico que los republicanos de Alicante, donde, según nos dicen, los anarquistas son fuertes, le hubiesen ajusticiado desde el primer momento las cuentas al archienemigo (?) de la República.

La familia en la cárcel

Yo lo sentía, pues a mi me caía bastante simpático José Antonio como persona por frívolas, equivocadas y peligrosas (?) que se considerasen sus ideas políticas.

Acabo de tener una conversación con José Antonio..., con el José Antonio de carne y hueso, que sigue igual, aparte los cinco kilos que ha ganado (?)

Está donde estaba - donde ha estado siempre - en la cárcel provincial de Alicante. Acabo de regresar de allí.

Lo encontré con su hermano Miguel. Hacia con él su diaria hora de ejercicio en el patio de la cárcel. Su hermana Carmen y su tía Maria están en la cercana cárcel de mujeres.

Cuando regreso al hotel Palace, que está lleno de diplomáticos de Italia, de Alemania y de Portugal, se encuentran establecidos aquí - a causa del clima, se supone (entre paréntesis, las autoridades locales les llaman "la Santa Trinidad"), unos amigos que me vieron llegar en un coche erizado de fusiles me preguntaron dónde había estado.

- A ver al joven Primo.

Y todos rieron pensando que era un buen chiste, aunque un tanto macabro, puesto que el joven Primo (como todo el mundo "sabía") había sido fusilado hacia ya muchos tiempo.

Era en Madrid donde oír por casualidad cierta conversación. Me volví y pregunté: "¿Tengo que darme por aludido, o qué?"

-"Si no se lo cree, vaya a comprobarlo usted mismo" - dijo Rodolfo Llopis, subsecretario de la Presidencia del Consejo.

Apasionado ataque contra Gil Robles

Fui a Alicante.

En la bahía se hallaban buques de guerra, muchos buques de guerra de "la Santa Trinidad".

En los hoteles, los refugiados, como era natural, dramatizaban sobre sus experiencias, especialmente en los problemas que tenían con las autoridades locales, que controlaban rigurosamente a todos los que salían de España.

El hecho es que ciertas Embajadas extranjeras estén facilitando pasaportes a españoles de la derecha no ha ayudado a mejorar la situación.

Todo el mundo refería cómo el gobernador civil, D. Francisco Valdés, no tenía ninguna autoridad; como los anarquistas eran los jefes; cómo Valdés no se atrevía a salir de su oficina por temor a que le pegasen un tiro.

De eso no sé nada, pero vino a comer. Y cuando daba órdenes la gente obedecía.

No te dejarán nunca ver a Primo¸ porque está muerto- me dijeron conocidos míos de "la Santa Trinidad". Algunos decían en voz baja: "¡O mutilado!".

Es verdad que había dificultades. Valdés dijo que podía verle. El camarada José Prieto, un ciudadano delgado y fuerte, en camisa azul, con una estrella roja en el pecho, y una pistola a su lado, dijo "No".

El es presidente de una famosa Comisión de Orden Público, y sugiere respetuosamente al gobernador, que es un asunto muy delicado, demasiado.

- Pero Madrid está de acuerdo - dijo el gobernador.

Incomunicado

Se convocó una reunión de la Comisión, y me invitaron a conocerla. Era una sesión plenaria, y estaban presentes dos representantes de todos los partidos del Frente Popular. Pronuncie un discurso en mal castellano.

Pensé cuán desagradable podría ser tener que hacer frente a estos hombres con ojos agudos, totalmente imbuidos de ideales de la justicia y acción revolucionaria, con mi vida, en peligro y con un sentimiento de culpabilidad.

Vuelve el Comité.

El camarada Prieto dice: "Primo está preso a disposición de nuestro Gobierno en Madrid., No es anormal que esté preso con toda garantía de seguridad e... ¡incomunicado!

- A pesar de ello, si usted puede organizar que alguien en Madrid autorice esta entrevista, desde luego la puede celebrar. Perdónenos: en un asunto de este tipo, todas las precauciones son pocas".

Sabía lo que pensaba. Muchas personas querrían combinar la huida de José Antonio, aunque dudo que entre ellas se encuentre Franco.

En la cárcel

A las nueve de la mañana llega la delegación: los camaradas Prieto, Carmelo Alberola, Martín Bautista y comisario José Cases, periodista hasta hace poco.

Me llevan a un coche. Otros huéspedes se miran y se muestran manifiestamente contentos de que vaya yo y no ellos.

Las puertas de la cárcel se abren. La gente mira. Probablemente estén deseando que el prisionero bajo guardia sea portugués. El director de la cárcel se inclina.

Avanzamos delante de puertas de celda en fila. "Los prisioneros están haciendo ejercicios en el patio", dice el guardia.

Se consigue hacer funcionar el viejo cerrojo. Pasamos a la fuerte luz del sol. Dos hombres jóvenes, morenos y de buen aspecto, con sucios pantalones blancos, camisas de cuello abierto, y con alpargatas raídas, se aproximan rápidos. Es la primera visita que reciben desde hace meses.

Pistolas en las celdas

José Antonio, el más delgado de los dos, me da la mano cortésmente. Le es difícil disimular su desilusión, al ver que se trata únicamente de mí. Los cuatro camaradas del Comité se retiran unos pasos.

- "Vamos a ver, ¿no fue hace dos años cuando comimos en el Savoy, en Madrid, con el Príncipe?"

- Los camaradas aguzan el oído. Dije muy profesionalmente: "¿Empezamos con la interviú"?

- Dijo con una sonrisa encantadora, mirando a los camaradas que pueden ser mañana sus verdugos:

- "Con mucho gusto, pero la cosa es que yo no sé nada. Estoy aquí desde marzo."

Los camaradas se miran. Ya me había dicho que encontraron dos pistolas y cien cartuchos en las celdas de los hermanos después de estallado el Alzamiento y, en fecha tan avanzada como agosto, unos mapas que indicaban la situación militar en las Islas Baleares.

Los camaradas sonrieron maliciosamente.

Primo es abogado, un abogado agudo. Pero va a defenderse a si mismo, solo. No me incumbía agravar aún más su difícil tarea.

Dije: -A ver si hablamos de lo que pasó antes; de Gil Robles, por ejemplo.

Gil Robles, culpable

- Gil Robles tiene la culpa de todo -dijo apasionadamente- Durante dos años, cuando hubiera podido hacerlo todo, no hizo nada.

- ¿Y Casares Quiroga, por su política de provocación.
Tenía los ojos clavados en mí. Quería noticias, se desvivía por tener noticias.¿Qué le podía decir? Se me adelanto diciendo:

- ¿Pero qué pasa ahora? No se nada.
Dije: -"Estoy seguro de que nuestros amigos no me han traído aquí para que le informe, pero vamos a ver si le hago unas hipotéticas preguntas a las cuales usted pueda contestar o no".

- De acuerdo.

- ¿Qué diría usted si le dijese que, a mi juicio, el movimiento del general Franco se hubiera desmandado y que, fuera cual fuera su propósito inicial, representa ahora sencillamente a la Vieja España que lucha por sus privilegios perdidos.

- Yo no sé nada. Espero que no sea verdad, pero si lo es, es un error.

No podrán controlar España

- ¿Y si yo le dijese que sus muchachos están combatiendo codo con codo con mercenarios al servicio de los terratenientes?

- Diría que no es verdad.

Me clavó una mirada penetrante y dijo:

- ¿Usted se acuerda de mi actitud firme, y de mis discursos, en las Cortes? Usted sabe que dije que si la derecha, después de octubre (Asturias) seguía con su política represiva negativa, Azaña volvería al poder en poquísimo tiempo.

- Pasa lo mismo ahora. Si lo que hacen es simplemente para retrasar el reloj, están equivocados. No podrán controlar a España.

- Yo representaba otra cosa, algo positivo. Usted ha leído mi programa de sindicalismo nacional, reforma agraria y todo aquello.

Dije: - Por lo visto el pueblo español nunca creyó en sus palabras.

- Yo era sincero. Yo hubiera podido hacerme comunista y conseguir la popularidad.

Dije:- Pero sus muchachos ahora....

- Yo espero y pienso que lo que usted dice no es verdad. Pero no olvide usted que ellos no tenían líder después de mi encarcelamiento, y no olvide usted que también otras muchas personas eran empujadas a la violencia por la política de provocación d e Casares.

La política de Franco

Los camaradas miraron ceñudos.

Dije: -Pero a mi me parece recordar que fue usted quien introdujo los pistoleros políticos en Madrid.

- Nadie lo probó nunca. Mis muchachos habrán podido matar, pero después de haber sido atacados por ellos.

Yo quería aducir casos que probaban lo contrario, pero era demasiado consciente de que los camaradas tenían los ojos clavados en este joven aristócrata de tan buen aspecto y tan seguro de sí, que había traído, según ellos, tantos horrores a España.

La forma en que Franco puede fracasar

Dije: -¿Qué diría usted si le dijese que Franco, el patriota nacionalista, había traído aquí alemanes e italianos, prometiendo entregar territorio español -Mallorca a los italianos, las islas Canarias a los alemanes - y que había llevado a Europa más cerca que nunca de la guerra?

- Diría que no es verdad - contestó bruscamente. Y continuó:

- Yo no sé nada. No se si estaré incluido en el nuevo Gobierno, si ganamos.

Todos contuvimos la respiración. Continuó:

 Yo si sé que, si este movimiento gana y resulta que no es más que reacción, entonces retiraré a mi Falange y yo... ¡volveré probablemente a estar aquí, o en otra cárcel, dentro de pocos meses.

Reacción

Parecía espléndidamente seguro de si mismo. Si se trataba de un farol, era un farol magnífico.

Dije: Pero José Antonio, por Dios, usted habla sobre España mas inteligentemente que nadie que yo conozca ¿Cómo podría ser de otra forma un movimiento así? Esta gente lucha por recobrarse, no por reformarse.

- Si esto es así, están equivocados. Provocaran una reacción aún peor. Precipitarán a España en más horrores.

- Tendrán que cargar conmigo. Usted sabe que yo siempre he luchado contra ellos. Me llamaban hereje y bolchevique. Yo...

- No me gustaba la expresión de los ojos del Comité. Se había apartado y no decían nada, pero miraban, yo sé lo que pensaban de los jóvenes que antes alquilaban a pistoleros o jugaban a pistoleros, y que ahora merodean por la España rebelde "liquidando" no solo a marxistas, sino a todos los elementos liberales a quienes pueden echar mano.

Será juzgado

Dije: -Franco me dijo que el Fascismo Español no se puede comparar con otros fascismos, y que es simplemente una defensa de la Iglesia.

José Antonio parecía molesto.

- El problema con todos los españoles - dijo - es que no dedicarán diez minutos de su tiempo a hacer una estimación objetiva de las personas o de las masas. Yo probaré...

La atmósfera se estaba cargando demasiado. Dije:

- Tengo que coger un avión. Me voy a despedir.

Nos dimos la mano

Mientras regresábamos, uno de los camaradas rompió el silencio y dijo:

- ¿Notó usted que había engordado?

Era cierto.

Nos miraron furtivamente para ver hasta qué punto había sido conquistado por la magnífica presencia de su prisionero y por la brillante representación que nos había ofrecido.

Pero eso era una idea mía. Se veía que estaban molestos, pero tuvieron la sensatez de no entrometerse.

Pregunté:

- ¿Qué van a hacer ustedes con él?

- Habrá un juicio -cambiaron entre si unas miradas.

Será un juicio no sólo de un hombre sino del fascismo español. Me es imposible imaginar cualquier circunstancia que salve a este joven. Su situación es muy seria. Lo menos que puedo hacer es no agravarla.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

. . .

"No se puede argumentar contra el Alzamiento del 18 de julio aduciendo la fecha del 14 de abril, porque no guarda relación alguna de oposición o contraste. Hasta cierto punto, el 18 de julio significa, en su más última y nobles aspiración, la oposición, no sé si última o penúltima, frente a quienes malograron la esperanza del 14 de abril, cediendo el alma, el poder y la autoridad a la dictadura del proletariado y a los separatismos antiespañoles. Manuel Azaña no aceptó una responsabilidad de la que no podía exonerarse. Porque en política nadie es juez de sí mismo, sino que actúa el pueblo como fiscal, si el que habla, escribe, gobierna o conspira es un hombre con capacidad de magisterio o con poder de seducción, y Azaña gozaba de estas cualidades" (Adolfo Muñoz Alonso, "Un pensador para un pueblo", Almena, Madrid, 1971, p. 83 y 84).

u Guerra, Falange, José Antonio, Alzamiento.

alzamiento socialista

"Preston califica esta carta de delirante (Carta de José Antonio a Franco), aunque, con lo hoy sabido, el calificativo podía aplicarse mejor a la versión del mismo Preston, según el cual el alzamiento socialista y nacionalista fue provocado adrede por la CEDA. En realidad venía gestándose desde la pérdida de las elecciones de 1933, y aun antes, y estaba cuidadosamente preparado, como ha probado documentalmente en los "Orígenes de la guerra civil" (Pío Moa "Los mitos de la guerra civil".P. 126. Ed. La Esfera de los Libros", Madrid, 2003)

u Asturias, Revolución, Izquierdas

amamos a España

Expresión joseantoniana - "amamos a España por que no nos gusta"-, críticamente vivida durante la amarga travesía de la vida activa de la Falange, desde 1933 a 1937, que señaló el espíritu de perfección por el que clamaba Unamuno cuando afirmaba su "dolor de España". El grupo fundador mostró desde el primer momento su malestar por la triste realidad de la Patria, sumida en el caos a que llevó la torpe actuación del gobierno de la República. Estas palabras fueron un grito de alerta a los españoles, un llamamiento a su conciencia para reaccionar contra el critico estado de cosas en que se encontraba en aquellos años. En el fondo de la frase palpita la esperanza en que volverá a "reír la primavera", que se canta en su himno "Cara al Sol".

uCultura, poesía, la gaita y la lira.

amargura

De autores desconocidos, esta jota se cantó en los frentes una vez conocida la noticia del fusilamiento de José Antonio Primo de Rivera.

"Échale amargura al vino
y tristeza a la guitarra
Échale tristeza al vino.
y amargura a la guitarra.
Montecico del Naranco
manantiales de aguas buenas,
yo escribí en los arbolicos:
¡Viva Primo de Rivera!
Compañero nos mataron
al mejor hombre de España,
al mejor hombre de España.
Échale tristeza al vino
Y amargura a la guitarra."

uPoesía, Música, José Antonio.

ambivalencia

Resulta que de la personalidad de José Antonio se han dicho los más sorprendentes calificativos. Por lo general, unos consideraban sus condiciones de liderazgo muy positivas; otras negativas, aunque nadie, como en este caso un estudioso de la altura de Stanley G. Payne le calificara de ambiguo (sic), con el siguiente razonamiento:

"José Antonio siguió siendo una figura muy ambivalente, el más ambivalente de todos los jefes nacionales fascistas (sic); es posible que una serie de importantes características personales, como un esteticismo meticuloso, combinado con un sentido auténtico, aunque a veces contradictorio, de escrupulosidad moral, un sentido intelectual cultivado de la distancia y la ironía y, para tratarse de un político español, un espíritu notablemente limitado de sectarismo y de rivalidad de grupo, lo descalificarían para ser un líder con éxito".
(Aguinaga y Navarro, ob. cit.p.368).

uJosé Antonio, Ética, Liderazgo.

ambulantes, cátedras

La Sección Femenina promovió el desarrollo del medio rural a través de cátedras ambulantes, desde las que se impartía clases de sanidad, higiene, alimentación, atención a la infancia y se contribuía a la lucha contra el analfabetismo. Una de las unidades motorizadas más modernas, consistente en cuatro vehículos - aulas, con todos los equipos de formación, proyección y prácticas - fue un regalo personal del Jefe de Estado, de su propio peculio, que se manifestó muy impresionado por la labor realizada en toda España, en especial, en aquellos puntos mas desfavorecidos, como fueron las campañas realizadas por las divulgadoras de la S.F. entre otras en la deprimida región de las Hurdes (Cáceres).

uCampo, Sección Femenina, Cultura.

amestoy, Alfredo

(Bilbao, 1941) Periodista de reconocido valor y talento, es uno de los periodistas españoles que más han destacado en el manejo de las nuevas tecnologías de la comunicación. En su trabajo ha dejado un rastro de ejemplaridad y agudeza poco frecuentes entre los profesionales de su generación. Sobre la figura del fundador señaló en varias oportunidades:

"Un poeta.- Para cambiar el alma de los pueblos se necesita un poeta. Antonio Machado o José Antonio Primo de Rivera, pero un poeta". ("Cien españoles y Franco", de José María Gironella y Rafael Borrás, Planeta, Barcelona, 1979 p. 50)

"Decoro.- José Antonio preferiría siempre el ángel al duende, como compartiría de buen grado, con Alberti la predilección por la palabra "donaire", aunque su vocablo más querido sería, con toda seguridad, "decoro". ("La llamada de la sangre", en "Gaceta del Centenario" Noticiario de Plataforma 2003, núm 48. Madrid. 20 de diciembre de 2002)

"Generación.- Con diferencia de días, y a poco más de cien metros de distancia, casi en la misma calle, nacen en 1903 José Antonio Primo de Rivera y César González Ruano que son bautizados, casi al mismo tiempo, en la misma pila bautismal, la de la iglesia de las Salesas o Santa Bárbara de Madrid… y con agua del mismo caño".

César (por cierto, "César", "César Joven", gustábale a Rafael García Serrano llamar a José Antonio)… Pues César González Ruano podría haber sido el mejor amigo de José Antonio. La prueba es las dos entrevistas periodísticas que mantuvieron son un prodigio de entendimiento y complicidad, además de auténticas radiografías del fundador de Falange, fruto no sólo de la maestría del escritor sino de las afinidades y de las claves que ambos compartían.

Lo curioso es que Primo de Rivera trató a González Ruano muy poco, menos aún que a Eugenio Montes, Sánchez Mazas, Jiménez Caballero, Ridruejo, Alfaro, Miquelarena o Foxá, por citar a los pares de José Antonio, pléyade que con Pemán, Duyós, Villalón, Adriano del Valle y otros, compondrían "la otra generación del 27".

La verdad es que José Antonio no pudo dedicar a los d e "la otra" ni a los de "la una", la atención que hubiera querido y que hubiera sido muy necesaria. Primero, y sobre todo, el foro; después, la política, y, por qué no decirlo, la vida social, se lo impidieron.

De haber dispuesto de tiempo, qué duda cabe, sus aficiones literarias, su espléndida prosa y su facilidad para versificar (recuérdese el soneto improvisado que escribió de corrido en el libro de firmas de la casa, después de cenar en el Mesón del Segoviano), José Antonio hubiera alternado, por lo menos hasta 1933, no sólo con Dámaso, Vicente, Salinas, Guillén, Cernuda, sino con los jóvenes de la Residencia, García Lorca, Bello, Rafael Alberti, pocos meses mayor que él y perteneciente, como José Antonio, a la gente bien de El Puerto y Jerez de la Frontera. ("La llamada de la sangre", en "Gaceta del centenario". Noticiario de Plataforma 2003, núm 48, Madrid, 20 de diciembre de 2002)

u José Antonio. Poesía. Generación.

ametralladora, la

La "Ametralladora" fue el semanario de humor de la zona nacional durante la contienda. Dirigida inicialmente por Miguel Mihura, que más tarde dirigiría "La Codorniz", la revista sucesora de aquella, implantó por primera vez el humor del absurdo, en boga en toda Europa, con un fuerte sello vanguardista que, en principio, era ajeno a cualquier ideología, pero que en España se comprometió con el bando nacional. Estaba destinada a los combatientes, sucediendo a "La Trinchera", una revista también de humor que editaba la Delegación del Estado para Prensa y Propaganda. Una publicación que seguía la línea de humor sostenida por Gómez de la Serna, Jardiel Poncela, Neville, Mihura, etc. En la revista se encuentran caricaturas del enemigo, ilustraciones y consignas de carácter político, con enfoque nuevo, de espaldas a la tradición, tanto en temas como en ilustraciones.

Los dos primeros números siguieron utilizando el nombre de "La Trinchera", que seguidamente cambiaria con el de "La Ametralladora", y se editaba en Salamanca, en os talleres de la "Gaceta Regional", cambiando de lugar, según la marcha de la guerra, seguidamente en los talleres de "El Norte de Castilla" de Valladolid y posteriormente en Burgos y San Sebastián, a partir del numero 26, que fue cuando mejoró la calidad de su papal e impresión a cuatro tintas.

Edgard Neville explicó así el fin de la publicación:"tritura de la civilización burguesa y falsa, que traía renqueando un siglo de cursilería, convenciones, atado a los faldones del último chaqué (...) Sátira de las novelas románticas, de los folletines, de los sonetos a la rosa de té, de las revistas de cumplido a Maria o la hija de un jornalero, de los señores con barba y chistera; sátira del ingeniero que se casa con la mocita de Arenales del Río, del "quiero y no puedo", de las señoras cursis; sátira del niño modelo, del famoso Juanito y del imbécil de su padre, sátira de las señoras mayores y sus conversaciones".

A veces encontró alguna oposición en el poder establecido de la España nacional, pero siguió adelante hasta el final de la guerra, en 1939, en que la revista se despide de sus lectores y se advierte que "quizás vuelva. Pero a lo mejor me presento ante ti cambiada. Iré vestida de otra manera. Te contaré cosas distintas. Tendré otra sonrisa aún más joven. ¡Quién sabe si me llamaré igual o de un modo diferente!"

Y volvió con su especial y característico humor, dando así por finalizado el periodo bélico, sucediéndose así misma en aquella otra llamada "La Codorniz", "La revista más audaz para el lector más inteligente", que hizo reír a tres generaciones de españoles y agotando el modelo, que todavía no se ha sabido superar.

uCultura, Prensa, Revistas.

anarquismo

La Falange tuvo relaciones con el movimiento anarquista español, especialmente con uno de sus principales dirigentes Angel Pestaña, que no llegaron a cristalizar en los acuerdos que se buscaban. Tales encuentros empezaron a producir resultados positivos en la incorporación a la Organización Sindical Española de determinados lideres, como Juan López, Abrahan Guillén, Iñigo, etc. en los años sesenta, una vez superada la guerra y el exilio .

. . .
 

Etimológicamente, Anarquismo procede del vocablo griego "anarkia", que significa "sin gobierno". También se suele emplear para designar una situación caótica, violenta o desordenada. En rigor, el anarquismo es un movimiento y una ideología, que parten de lo que ellos -los anarquistas - califican como seguir un ideal de libertad, libre de toda opresión política, y desde luego ajustada al orden que dicta el sentido común, que coincide con lo que sus teóricos califican como "voluntad comunitaria". El ideal representa una utopía, que se basa en el idealismo que puede llegar a forjar una sociedad perfecta, con base en la bondad natural del hombre. Forjó un movimiento ácrata, rama del movimiento internacional cuyo fundamento básico es la negación del Estado, motor de toda violencia en, la historia y niega la propiedad privada y la religión, como limitadora de la libertad total del hombre. Afirma que el gobierno, sea cual sea su forma, es siempre inútil y dañoso."La propiedad es un robo", escribe Pierre Joseph Proudhom, el primer en definirse anarquista en la primera mitad del siglo XIX. El anarquismo contesta cualquier tipo de autoridad y postula por una sociedad utópica fundada sobre el cooperativismo. Pero junto a la utopía, en algunos a aspectos del anarquismo esta teoría ha alimentado un impulso a hacer tabla rasa de todos los ordenamientos mediante guerras civiles, terrorismo, atentados... Su participación en la guerra civil española dejó un importante rastro de violencia. Política y socialmente se manifiesta como el "movimiento libertario", que según Bakunin podría llegar a ser un movimiento colectivista, compartiendo bienes de producción y resultados del trabajo. Tolstoi con su slogan de "amor y no violencia" pedía la educación del niño para la libertad y la libre elección, libre de ataduras de todo género. El anarquismo asume posiciones alternativas en su seno, desde las más radicales, hasta las de Stiner (anarco-individualistas), Kropotkin (anarco-comunista) y anarco- sindicalistas, que niegan entidad y razón a la lucha política y al partido obrero, pues asigna la primacía al sindicato. Algunos comentaristas atribuyen a Nietzche la hipótesis de un posible Anarquismo axiológico; otros atribuyen a Gandhi y a Tolstoi, determinadas expresiones de un Anarquismo moral no violento. Marcuse hablaba del "Antiautoritarismo total", el asambleismo, el extremismo y un combinado de ecologismo, naturismo y benefactor, valores que han venido a los antiguos ideales del amor libre, la marihuana y la psicodelia, que preconizó durante décadas. Son numerosos los datos sobre la afirmación de que el gobierno, sea cual sea su forma, es siempre inútil y dañoso. El Estado debe ser eliminado.

uIdeologías, Durruti, Guerra civil

andino nuñez, josé

Ingeniero industrial, nació en Burgos en 1895, fue jefe provincial de Burgos, así como consejero nacional en el segundo Consejo Nacional de Falange de 1935. El Alzamiento le sorprende en la cárcel de Burgos, de la que es liberado tras el Alzamiento en la provincia. Desde su puesto como jefe provincial, movilizó en un plazo breve un contingente de cinco mil falangistas armados y equipados, que puso a las órdenes de la autoridad militar. Trató de evitar la dura represión de la retaguardia, impuesta por los mandos militares en esa provincia. Formó parte de la junta de mandos dirigida por Hedilla. Fue detenido por difundir el discurso de José Antonio en el Cine Madrid, en 1935, considerado como un auténtico programa revolucionario de la Falange, del que mandó hacer una tirada de 25.000 ejemplares, y que difundió por la radio. Salió libre a los pocos días. Renunció a la militancia a raíz de la Unificación, aunque más tarde se incorporo como delegado e inspector del Ministerio de Agricultura, gobernador civil de Castellón y Consejero Nacional.

u Revolución. Alzamiento. Guerra. Represión

ANECDOTARIO DE LA FALANGE

La anécdota no comporta necesariamente un mayor conocimiento de la realidad. Máxime cuando esta se produce en un contexto político de violencia o de guerra. A veces puede servir de referente para interpretar un determinado talante personal, que traduce un momento concreto de la acción, un simple episodio o circunstancia lateral de un hecho o personaje de relieve. Sin embargo contribuye a potenciar un determinado momento, otorgándole un ápice de humanidad, de valor o de significación en algún sentido. Recogerlas sin cortapisas de ningún tipo, tal como se ha producido y referido en las páginas de historia o entre líneas de lo que la prensa recogió en su tiempo, nos ha parecido de interés para completar el conocimiento del movimiento falangista.

Esta selección no presupone, en sí misma, otra consideración que la de circunstanciales complementos de una línea de comportamiento. Darle otro valor, resultaría desproporcionado con la globalidad de cuanto se trata de presentar en este Diccionario de la Falange, en la que se incluye como una parte más. Se pretende así conectar con esa parte de la sensibilidad con que todo lector acoge una oferta de información como ésta. Somos conscientes de que una obra como la que la Falange Española de las JONS realiza, entendida como una empresa histórica, no puede quedar empequeñecida por un simple dato, un rasgo episódico o un rastro de conductas.

Sin embargo, esta selección induce determinadas categorías de ejemplaridad personal, de reacciones de una generación modélica que sirvió y, a veces, murió, por una causa que no puede ser calificada como menor. Detrás de todo este contenido palpita un supremo ideal de sacrificio, que sirvió como palanca para la regeneración de España. Hacia siglos, acaso desde la gesta del 2 de Mayo de 1808, que el pueblo español no reaccionaba de esta forma, henchido de pasión por una patria que rescatar. Y esta es la importancia que cobran estas pizcas de la historia de aquella realidad, que se nos puede hacer así más completa, realista y comprensible.

. . .

(No todas las anécdotas de esta selección tienen específica indicación de su origen, pues son muchas las que han ido que han llegado a nosotros a través de la comunicación oral de los que las vivieron o se han hecho, con su empleo, referencias comunes entre los falangistas)

ABRIGO

Uno de los milicianos que componía el pelotón de ejecución de José Antonio, momentos antes de efectuarse ésta, elogió el abrigo que llevaba el fundador, lo que le valió que se lo regalara en aquel momento.

ABSTINENCIA

Luisa Maria de Aramburu, amiga fraternal desde la infancia de los hermanos Primo de Rivera, recuerda la siguiente anécdota a propósito de la manera naturalísima en que José Antonio manifestaba su religiosidad:

"Una noche fue invitado a cenar en cierta casa. Era un viernes de Cuaresma. Uno de los platos era de carne. José Antonio, al advertirlo, rogó discretamente a su anfitriona que le permitiese prescindir de aquel manjar. Entonces aquella, dirigiéndose a uno de los servidores, y como burlándose amistosamente: dijo: "Oiga usted, al señorito José Antonio, tráigale una tortilla. Hoy es viernes y no puede comer carne". José Antonio - lo recuerdo muy bien - contestó: "Es posible que me condene, señora; pero por un filete..., por un filete no vale la pena".

ACEITE DE RICINO

El ricino es una planta originaria de África y de India, ha sido cultivada en Europa, primero como elemento decorativo y también para obtener un aceite de semillas; el aceite de ricino es conocido terapéuticamente por la acción purgativa inferido de su principio activo, la ricinoleina, que irritan la mucosa intestinal y aumenta la peristalsis. En la industria, el aceite de ricino es empleado sobre todo como lubrificante (en los años veinte y treinta del Novecientos servía para los motores de aviación), para ablandar el cuero y, en jabonería, para preparar brillantina y azufrados.

El empleo político del aceite de ricino por parte de falangistas se remonta, en primer término, a las sanciones por indisciplina de los militantes. Mas tarde se utilizó en "expediciones punitivas" de los grupos de acción. Al adversario se le hacia beber cantidades de aceite de ricino proporcionadas a sus faltas, utilizando un embudo.

Más allá del sufrimiento físico, el castigo del ricino produce una sensación de humillación y desprecio, ya que la victima sufría durante un tiempo fuertes dolores intestinales.
Después de la guerra esta práctica fue definitivamente eliminada.


ANTIFASCISTA


Según Ansaldo, uno de los primeros tránsfugas del falangismo, José Antonio "hubiese podido pasar por el presidente de la Liga Mundial Antifascista".

ARANDA

"La pretendida - o real - adscripción del general Aranda a la masonería, se recogió de la forma siguiente en un informe de la Inspección de Falange: "En algunas reducidas esferas se comenta estos días la visita aquél hizo recientemente al Caudillo. En dicha entrevista el general Aranda mostró al Caudillo un oficio recibido por aquél del Presidente del Tribunal de la Masonería, citándole a declarar ante el mencionado Tribunal. Se dice que el Caudillo, serenamente, indicó al general Aranda que estimaba procedente su presentación al tribunal sin perjuicio de que alegara las eximentes que le asistían, a lo que el general Aranda contestó " que no iría a ver a Saliquet como no fuera para darle una patada"

ARRESE

Franco a Queipo de Llano por teléfono: "Ahí en el tren va un piernas que se llama ... - rebuscó, consultó, entre los papeles que en proverbial desorden tenia sobre la mesa, y al fin dijo -; José Luis Arrese (desde ese momento, y ya siempre, puso en plural su apellido) y que lleva instrucciones para revolver a los falangistas. Detenlo, y si se resiste...(lo que contestó Queipo de Llano desde el otro lado del teléfono, yo, que estaba en el despacho, no lo oí, aunque cabe imaginarlo)" (R. Serrano Suñer)

ATUENDO

La forma de vestir cambió radicalmente a partir del Alzamiento. Las primeras víctimas de esta alteración fueron el sombrero y la corbata, considerados como signos externos de la burguesía, que en algunos casos les valió a los que fueron sorprendidos con graves - a veces definitivas - represiones.

AZAÑA Y FRANCO

"La opinión de Azaña sobre Franco se concreta en esta frase: "Franco, el más temible; el único temible". (J.M.G. Escudero.)

BANCO AZUL

Un diputado cretino replicó con ese desgarro zafio propio del régimen: "Tu no pegas ni con engrudo". José Antonio vocalizó a la maravilla un epíteto incontestable y rotundo ante el que no cabía queda impasible. El diputado avanzó, José Antonio le dejó llegar, en pie tras la barrera de su escaño, y cuando estuvo a tiro le lanzó un puñetazo que le hizo ir rodando hasta el banco de los ministros. Tras esto, sin inmutarse lo mas mínimo, le dijo con elegancia: "Deme S.S. las gracias, porque por una vez, y aunque ha sido rodando, le he hecho llegar al "banco azul" (Escaños de los ministros en el Congreso". (Ramón Serrano Suñer, entrevista en "Dolor y memoria de España").

BANDERA

Ejemplo de propaganda barata, aunque no fácil, fue la colocación en la misma Casa del Pueblo, de Madrid, de una bandera falangista. La noticia de este hecho fue acogida con gran regocijo general y con bastante indignación por los rojos, que llegarían a negar que fuera cierta. Pero la fotografía publicada al día siguiente por un diario de Madrid, vino a confirmar los hechos" (V.F. del Toro.)

BRAZO EN ALTO


El saludo romano, olímpico, fascista y nacional tiene su origen en un gesto conciliatorio de los antiguos romanos como expresión de paz, indicando que no llevaban armas. El saludo militar a la sien proviene de la necesidad de levantar la visera del yelmo para ver bien al enemigo.

BRIGADA DEL AMANECER

La "Brigada del Amanecer" es el sobrenombre poético, o así, de una banda de gangsters del marxismo. La "Brigada del Amanecer" llenó de pavor, de sangre y de infamante porquería los amaneceres del Madrid rojo. Los periódicos encendían sus adjetivos más fulgurantes en honor de estos seres. "Jaleaban - dice Foxá - con vil prosa a las milicias que ejecutaban sus sueltos periodísticos. La brigada de los "Linces de la República", las "Brigadas del "Amanecer" y, sobre todo, la de García Atadell, - el más asesino de todos - ídolo de los periódicos".

CAFÉ

En los primeros momentos, CAFÉ se utilizaba en secreto como clave de identificación y convergencia militante. Significaba: "Camaradas: Arriba Falange Española". Muchos la entonaban tatareando la canción "Yo te diré. Te diré una cosa. Una cosa que yo solo sé: Café"

CAÍDOS

"...al termino de la guerra, en las fachadas de las catedrales e iglesias de todas las ciudades españolas que eran sede episcopal se puso el escudo de la Falange con la inscripción: "Caídos por Dios y por España. ¡Presentes!". Algunos representantes del clero protestaron a veces por "este abuso". Olvidaron el genocidio marxista que costo a la iglesia miles de sacerdotes, monjas, frailes, seminaristas…, muchos de los cuales pudieron salvarse gracias a los "presentes" que trataban de inmortalizar la inscripción en los muros de los templos

CAMARADA

De origen militar, como asegura el padre Covarrubias. De cámara y de cama puede derivarse camarada, y antes de significar amigo entrañable, compañero de armas y aventura, vino a ser algo así como república o imperio, es decir, fraterna administración militar para asuntos de rancho y vida en común. Unas Ordenanzas del siglo XVII cantan "la buena y loable costumbre que solía haber de que soldados viviesen en camaradas...,que son las que han conservado a la nación española."

 . . .

Una tarde salió la madre de Ramiro del locutorio de la cárcel de Ocaña, donde estaba preso su hijo. Serena y, como siempre, sola, jamás dio muestras de debilidad. Era un modelo de entereza. Un joven, asimismo acudido a visitar a los presos, se le acerca y sumamente amable, le pregunta:

- ¿Es usted la madre de Ramiro Ledesma?¿Va a la estación? El tren tarda en pasar y además es incómodo. ¿Me permite que le lleve a Madrid en mi coche?

El rostro del joven era de expresión dulce y al tiempo viril. Su acento cariñoso. La anciana aceptó. Fue en el coche que guiaba el joven. La dejó en Santa Juliana, 3, abrió la portezuela, apretó su mano al descender.

 - Su hijo tiene un gran talento, señora, vale mucho. A su disposición. Soy José Antonio Primo de Rivera.

CAMBIOS

Página de humor circulada por Internet:

"Va Franco y resucita; se encuentra con el vigilante del Valle de los Caídos:
- Pero, ¿cómo es posible?
- ¡Deje de extrañarse y dígame! ¿Quién manda en España?
- Mandan los suyos, Excelencia. Mire, de presidente, Aznar.
- ¡Buen periodista Manuel Aznar Subigaray!. Escribió "Historia Militar de la Guerra en España".
- ¡'No! El nieto del periodista.
- ¿Quién es el portavoz del Gobierno?
- Pió Cabanillas.
- ¡Muy inteligente, si señor! ¡Cabanillas Gallas! ¡Mi ministro de Información ¡
- No, el hijo.
- ¿Quién está de embajador en Marruecos?
- Arias Salgado.
- ¡Bien! Mi otro Ministro de Información y Turismo, Gabriel Arias Salgado.
- ¡No! El hijo.
- ¿Y como van las relaciones con los marroquíes?
- Hay algunos problemas con la inmigración, pero el Gobierno ha encargado a Fernández Miranda de esos asuntos.
- ¡Hombre, Torcuato! ¡Muy acertado para el cargo!
- ¡No, no, no! El hijo, Enrique.
- ¿Y quién anda por Castilla? ¿La Mancha?... como me gustaría cazar por sus inmensas fincas...
- Adolfo Suárez.
- Muy buena elección, a ese chico, Adolfo, le nombré Secretario General del Movimiento y tenia un futuro prometedor. Podría haber llegado mucho más, incluso a Presidente de Gobierno, y no conformarse con una región.
- No, mi General, es el hijo, Adolfo Suárez Illana.
- ¿Y en Vascongadas y Cataluña, cómo van las cosas?
- Ahora las regiones se llaman autonomías y el ministro que las coordina es Jesús Posada.
- ¡Posada Cacho! Mi fiel gobernador civil de Soria.
- ¡No! El hijo. Y Oreja es el representante del partido en el Gobierno de Vascongadas.
- ¡Hombre, mi fiel Marcelino!
- No, el sobrino.
- ¿Y en Justicia, quien está ahora?
- Hay un nuevo, no me acuerdo como se llama, pero antes estaba Mariscal de Gante.
- ¡Bien! Mi Director General de Régimen Jurídico de Prensa, Jaime Mariscal de Gante.
- ¡No, tampoco! La hija, Margarita.
- ¿Y en la Puerta del Sol, en la sede de Gobernación?, ¿quién está?
- Un buena migo de los socialistas, Ruiz.
- ¡Pero... imposible! ¿Cómo mi portavoz, Víctor Ruiz Albéniz, va a ser amigo de los socialistas?
- ¡No! Es el nieto. Alberto Ruiz Gallardón.
- Bueno, y en Galicia dime: ¿Quién está en mi Galicia natal?
- Fraga.
- ¿El nieto?
- No...¡¡¡ El de siempre!!!

CARANDE

Por una de esas singularidades del peculiar momento político que vivía España, el nombramiento de Carande para el Instituto de Estudios Políticos (de FET y de las JONS), vino a coincidir con su baja forzosa en el escalafón de catedrático de Universidad.

CEDA Y ALZAMIENTO

"... desde el primer instante del movimiento patriótico militar. Acción Popular se une a él. Con toda su alma, ha dado al ejército miles y miles de soldados y sus hombres estuvieron prontos a sostener la causa nacional con todas nuestras energías, con todos nuestros recursos y con la vida misma de todos y de cada uno de los miembros del partido" (Carta de Gil Robles al director del "The Universe", reproducido en el "Diario de Navarra", el 17 de octubre de 1936).

CHECA

Cárceles políticas que organizaron los partidos en la zona roja. El general Villegas dice que sólo en Madrid llegaron a funcionar hasta 266. Según datos fidedignos, de ellas fueron 126 comunistas; 53 anarcosindicalistas; 33 socialistas; tres troskistas; una de Izquierda Republicana; dos de PNV, los nacionalistas vascos, y ocho pertenecientes a organizaciones diversas.

CHULOS


"El Caudillo, que paseaba por su habitación, se volvió hacia mi y me dijo estas palabras tremendas:

- Vicente, los falangistas, en definitiva, sois unos chulos de algarada.

En aquel momento me quedé paralizado tanto física como intelectualmente. Estaba como clavado al suelo, en posición de firme y mi única reacción fue clavarme las uñas en las manos con un coraje que me asomaba a los ojos, inyectados de lágrimas. Lloré en silencio como el día que se me murió mi madre.

Cuando pude articular algunas palabras, me atreví a decirle:

- Mi general, eso es algo que no consiento y desearía que esta fuese la última vez que hable del tema. Porque, mi General, de los falangistas no opinaba usted así al comienzo de la guerra cuando nos utilizaba. Recuerdo que usted, mi general, fue a felicitarme a Posada de Llanera y a felicitar a mi centuria de falangistas de esos a los que usted llama hoy "chulos de algarada" (Vicente Gil, médico de Franco).

CALVO SOTELO

Su aristocrático desdén (de J.A. Primo de Rivera) se reveló en el comentario de que Calvo Sotelo nunca podría acaudillar un movimiento de salvación nacional a causa de su torpeza en la equitación.

CAMISA VIEJA

Falangista de antes de la guerra. Incluso hay una fecha, 16 de febrero de 1936, día de las elecciones que dieron el triunfo al Frente Popular. Una estrofa de un poema célebre en la época, de José Antonio Cortazar, oficial del Tercio, dice:

" ¡Camisas viejas, muertos de Jarama
bajo la angustia de los olivares!
¡Arriba, en pie, que la Falange os llama
a una empresa de espadas y cantares!

Y en el Romance del rio Jarama se canta también a la Vieja Guardia -otro modo de designar a los camisas viejas:

"¡Los mejores de Castilla
han caído en el Jarama
con cinco flechas al pecho
y una flor en la mirada!
¡Verdes olivares largos!
¡Velad sus tumbas rosadas
que allí, esperando el relevo,
descansa la Vieja Guardia!"

CARA AL SOL

"José Antonio, entusiasmado con la canción de guerra y amor de la Falange, nunca llegó a cantarla bien, pues no tenía un gran oído para la música. Tampoco pudo oírla, como los camaradas que lo sobrevivieron, en ocasiones solemnes o populares, acompañada por tambores y trompetas o subrayada por el fragor de los cañonazos en el frente o en su tremenda audición en el mar cuando el hundimiento del "Baleares". El camarada Francisco Valencoso López, de la Vieja Guardia de Quintanar del Rey, refirió el 24 de octubre de 1961, en "Arriba", la ocasión en que los falangistas de su pueblo aprendieron -en presencia de José Antonio -la hermosa canción. Fue el 29 de diciembre de 1935. José Antonio había acudido para celebrar uno de esos mítines campesinos que tanto le gustaban. En una modesta posada se reunieron los camaradas de Madrid, Quintanar del Rey, Cuenca, Albacete y Mota del Cuervo en una comida de hermandad a base de platos típicos, entre otros un gazpacho manchego que gustó mucho a José Antonio, quien prometió volver otro día para comerlo de nuevo. Se hicieron fotografías. Al terminar la comida, José Antonio preguntó si había alguno músico entre los presentes. Contestó Valencoso que él tocaba un poco el clarinete. José Antonio mandó que trajera el instrumento. "Una vez allí el clarinete, José Antonio empezó a tararear las estrofas del Cara al Sol, y yo, sin el menor conocimiento de su verdadera música, lo iba entonando como Dios me daba a entender. Pasé sudores por la categoría del director. Hubo tropiezos serios. El verso "Impasible el ademán" no había manera de entonarlo. Por fin (gracias a Dios), las notas de mi clarinete entonaron fielmente las correspondiente al verso. "Eso es", exclamó con aire de satisfacción José Antonio. Pidió entonces una pluma y una cuartilla, que le facilitó el camarada Victoriano E. Chavarri Peñalver, de Cuenca, que estaba detrás de mi, alargó la mano para cogerlo, pero José Antonio dijo: "No, no; éste es para el del clarinete. Cuando vaya a Cuenca te daré a ti otro." Al dármelo había dicho: "Apunta las notas para que no se olviden". Y, bajo el verso "Impasible el ademán",con lápiz escribí "mi, fa, mi, re, do, si, la", que eran las notas que debía corresponderle..."
"Desde aquel día, mejor dicho, desde aquel momento, la Falange de Quintanar del Rey supo cantar -tal vez la primera en España - el "Cara al Sol", porque todos los camaradas presentes en la comida, bajo la batuta improvisada con un tenedor por José Antonio, cantaron, siguiendo las notas de mi clarinete, la canción de amor y de guerra con que murieron tantos camaradas y con la que serían asesinados tantos y tantos españoles..." "José Antonio se negó a tomar café en el del pueblo y seguidamente de terminar la comida montó en su coche - creo que era un Chevrolet - y salió hacia Madrid. Le acompañamos en otros coches hasta el pueblo vecino de Villanueva de la Jara, y allí nos despedimos del Jefe que no habíamos de ver más en vida" (Ximénez de Sandoval op. cit.).

Del himno de la Falange se hicieron versiones satíricas, como las siguientes:

"Cara al sol, al sol que mas calienta,
sentado siempre en el café,
con una barba de dos o tres semanas
qué bien presumiré.
Tranquilo y bien alimentado,
formaré como un buen emboscado,
Impasible el ademán,
viviendo al pelo como un sultán.
Sí te dicen que caí,
tu dí,
seguro que me escurrí.
Volverán banderas de ventura
de los desfiles al compás
y yo siempre con mi cara dura
desfilaré detrás.
Volverá a reír la primavera
y a reírme yo más que cualquiera
Arriba escuadras a triunfar
que en España es fácil disfrutar."

. . .

"Cara al sol, te vas a poner morena,
y el novio te va a querer.
Déjale que el novio no te quiera
me quiere un requeté
Y el requeté me compra caramelos
y me lleva al cine cuando quiero.
¡Arriba, escuadras a vencer
que en España empieza a amanecer!

. . .

"Carta el sol, al sol que mas calienta
tu, que eras rojo anteayer.
Me hallará muerte si me lleva
sentado en un café.
Volverá a reír la primavera
y a lucir su traje pollo pera.
¡Arriba escuadras a vencer,
que a las doce cierran los cafés!"

CARTERA DE AGRICULTURA

A José Antonio - dice Ximénez de Sandoval en su Biografía del fundador - le fue ofrecida una cartera ministerial - al parecer, la de Agricultura - por Portela Valladares, si bien éste solamente se lo hizo saber de un modo indirecto, suponiendo que no la aceptaría, como así fue en efecto.

CASTIGOS

Agustín Blanco cuenta: "Algunos escuadristas estábamos disconformes con uno de nuestros jefes, y en mala hora se nos ocurrió enviar una queja a Madrid, en vez de entregarla al jefe provincial. Este nos llamó a su despacho, y sin decirnos palabrea alguna, nos mostró sendos vasos, harto grandes, colmados de aceite de ricino, que estaban alineados sobre su mesa.

Los apuramos, nos cuadramos y con un "¡A tus órdenes!" pretendimos salir del local. Sabíamos que si conseguíamos beber, en seguida, agua caliente, el aceite de ricino quedaría neutralizado.

- "No, camaradas - dijo Hedilla - deseo ver la forma en que os encontráis, y ahora mismo vais a realizar ejercicios gimnásticos en mi presencia".

CELA

Con motivo de la publicación en Argentina de la novela de Cela "La Colmena"- prohibida por la censura en España - el autor fue requerido por el Ministro Secretario General del Movimiento, Fernández Cuesta, quien le reprochó ásperamente haberse desviado de la "línea política" de la Falange, a lo que Cela le preguntó que a qué "línea política" se refería el ministro. Fernández Cuesta se acaloró y sostuvo con Cela un altercado estruendoso, refiriéndose al carácter antirreligioso y antipatriótico del citado libro. Las voces se oían en el antedespacho, donde esperaba varios gobernadores civiles ser recibidos por el Ministro.

Al salir, Cela, al ver a los gobernadores, dijo:

- ¡No te j... ¡; pues no quería hacerme gobernador civil!

CELOS


"Arrese le dijo a Serrano que ambos podrían entenderse bien, lo que no ocurriría con Franco. Sobre éste último le espetó de una manera que parece poco creíble por su crudeza e inoportunidad: "¿No te das cuenta de que Franco te tiene celos? (...) Pues fíjate bien, te tiene celos de novia vieja" (R. Garriga).

CENSURA

El proyectado diario de la Falange "La Camisa" no llegó a aparecer. La censura lo tachó en el primer número. Se volvieron a enviar las galeradas para el segundo, y hubo que retirarlo a última hora para ajustar un artículo de Bravo sobre Unamuno, de más oportunidad. Al tercer número volvió a ser tachado. Convencidos de que el artículo era "gafe", no lo volvimos a enviar al Gobierno Civil. Las galeradas, que indicaban la falta de criterio de los censores, adornaron las paredes del cuartito de Prensa y Propaganda en nuestros Centros de Santo Domingo y Nicasio Gallego. (Ximénez de Sandoval).

CENTURIA

Unidad Falangista equivalente a una compañía. Hubo una Academia de Jefes de Centuria, en Pedro Llen (Salamanca), que no llegó a entregar los despachos de la primera promoción, pues fue las Academias de Oficiales de Milicias fueron clausurada a raíz de la Unificación e integradas en las Academias de Oficiales Provisionales del Ejército..

CLERO

"... mientras el clero intervenía de mil maneras en actos profanos, personajes y personajillos del Régimen se crecían autorizados a predicar incluso en el interior de las iglesias o a dirigir por fuera de ellas verdaderas homilías y hasta el Sermón de las Siete Palabras, como el que pronuncio el gobernador de Segovia" (R.S.S.)

COMIDA

El fundador de la Falange era un buen gourmet y entusiasta de la comida popular española. En varias ocasiones le he visto gustar con apetito envidiable nuestros platos mas suculentos: sopas de ajo con huevo, fabada asturiana, callos a la madrileña, cocido, cordero de Burgos, cochinillo... Le encantaba comer con amigos en los restaurantes regionales de Madrid y en las tabernas que frecuentaban los escritores jóvenes. (Ximénez de Sandoval)

CUERNOS

El 14 de marzo es detenido José Antonio e ingresado en los sótanos de la Dirección General de Seguridad "por quebrantamiento de la clausura gubernativa del local de Nicasio Gallego", donde la policía pretende que se han roto los sellos de la autoridad.

"Con frenesí sádico el Director General de Seguridad, Alonso Mallol, interroga a José Antonio. Y con su viril lenguaje, éste le replica. Después de tres interrogatorios, con resultado negativo, ante escribas mal afeitados y guardias pretorianos cecijuntos, un cuarto que agota la paciencia de José Antonio.

"- Auque lo niegue -grita Alonso Mallol -, usted tiene que saber quien ha roto los sellos del Centro de Falange. Y si no nos lo dice por las buenas, nos lo dirá por las malas.

" - Si - dice José Antonio - Lo sé y se lo voy a decir. Pero necesito más gente como testigos de mi declaración.

Alonso Mallol se regocija - José Antonio, vencido por el miedo a la amenaza "va a cantar"- piensa el Director-. Se acusará a sí mismo o acusará a uno de los suyos, y en la declaración que haga, el Frente Popular encontrará la base legal para el artilugio leguyesco que sueña montar para anular a la Falange Española. El jefe de ella es tan tonto, que se va a dejar caer en la trampa, y hasta pide testigos en abundancia, para su declaración sensacional ¡Qué vengan, hombre!¡No faltaba más!"

Los timbres chirrían por todos los pasillos y recovecos del antro de la Seguridad Nacional. De las covachuelas llegan esbirros, polizontes, guardias y camaradas mecanógrafas.

-"El señor Primo de Rivera - dice enfático Mallol a sus subordinados - quiere hacer una declaración importante y desea el mayor número posible de testigos. Todos ustedes van a serlo.

Con ojos de asombro, los burócratas miran y admiran al Héroe. Los topos y el águila. Buen título de fábula, en la que tienen - como en todas las fábulas - papel del raposo, esta vez Alonso Mallol, y la víbora, Casares Quiroga.

- ¿No es así señor Primo de Rivera?

-Así es- replica el jefe impasible -. Repítame la pregunta, si tiene la bondad.

Con la solemnidad del que cree va a escribir una página de Historia, Alonso Mallol carraspea, adopta una postura de circunstancias y repite campanudo:

-Señor Primo de Rivera: ¿Quién ha quebrantado los sellos que la autoridad de la República ordenó poner en el Centro clausurado de la llamada Falange Española?

Se hace una pausa. José Antonio encuentra la modulación más infantil e ingenua para su voz y responde:

- Los sellos que la llamada autoridad de la República ordenó poner en el Centro de la Falange Española de las JONS, arbitrariamente clausurado, los quebrantó el señor Director General de Seguridad de la República con sus cuernos.

Se mete las manos en los bolsillos, y desde el olimpo azul de su mirada serena contempla el efecto de su frase.

Hay convachuelistas que no pueden contener la carcajada. Hay dactilógrafa marxista que piensa en el desmayo ante la posibilidad de que Mallol mate allí mismo a José Antonio. Hay guardia de asalto que empuña su matraca esperando la orden de lanzarse a golpearle. Mallol se ha puesto lívido y no sabe qué hacer. La afrenta sin embargo resbala como aceite por su cara de piedra, y en lugar de la respuesta contundente que hubiese dado un hombre cabal, encuentra la fórmula sin nervios, masónica, institucionalista, frentepopulista.

 - Señores: son ustedes testigos de que el señor Primo de Rivera ha desacatado a la autoridad y ha menospreciado a la República. Pueden retirarse. Y ustedes conduzcan al detenido al calabozo.

Así terminó aquella escena de esperpento, merecedora de la pluma de Valle Inclán. José Antonio, risueño y desahogado, vuelve con júbilo a la mazmorra, llena de canciones, y el Director General de Seguridad toma su coches y escoltado de motoristas, va a contar lo ocurrido a Casares y a Azaña" (Ximénez de Sandoval).

. . .

"Cuando se celebró el proceso por injurias a Mallol, circuló por Madrid y luego por toda España el rumor de que la defensa que había hecho José Antonio de sí mismo había sido de lo más divertida y pintoresca.

"-Es cierto - contestó José Antonio - y te hubieras divertido oyendo mi informe- Yo por menos, jamás he pasado rato mejor en estrados. Todos los que me oían estaban muertos de risa, y los magistrados - a pesar de que, según costumbres, solo oían a medias- a duras penas podían contenerla. Continuamente el Presidente daba campanillazos. Figúrate que empecé por negar la acusación que se me hacía de haber dicho que Mallol rompió los sellos con los cuernos, afirmando haber hablado sólo de "aditamentos óseos". En seguida sostuve que eso, entre personas cultas, no puede ser una injuria. Lo argumenté y probé con citas históricas y mitológicas. Hablé de los judíos, que juraban por los cuernos de Jehová, suponiendo esos aditamento al Dios de las alturas. Me referí al buey Apis, uno de los dioses mayores de los egipcios, al toro alado de los asirios y a los de Guisando, de origen celta; aludí a Júpiter, adoptando la figura táurica para su coqueteo con Europa, y cité varios ejemplos más de religiones en que son dioses lares y tutelares machos cabrios de mas o menos pares de cuernos. .." (X.S.)

. . .

(Este incidente, según Pecharromán, lo desmienten Fernandez Cuesta ("Testimonio…" p. 68) y la Biografía de Antonio Gibello ("José Antonio, ese desconocido". Dyrsa. P. 254).


DERECHAS E IZQUIERDA

La hemiplejia política, que calificaba Ortega a la división entre derechas e izquierdas. Se repite "ad nauseam" el estribillo por Santey G.Payne, para simplificar y demonizar esta singular democracia de censuras y persecuciones que fue la II República Española. Lo cierto es que José Antonio insistió en que no era "antinada", pero el que no escucha mas que lo que quiere oir, termina por enterrarse en la mentira para siempre.

EL "AUSENTE"
Modo de aludir a José Antonio en la zona nacional. Su autor parece que fue Víctor de la Serna. El mito de la ausencia acabó el 20 de noviembre de 1938, cuando el Caudillo, desde Burgos, comunicó personal y oficialmente a todos los españoles que José Antonio había sido fusilado en Alicante. Lo que si esta claro - comenta García Serrano - es que "aquel sebastianismo ayudó a ganar la guerra, y que tan irremediable ausencia pesará definitivamente sobre la historia de nuestro tiempo, ayer, hoy y mañana".

EL HOMBRE MEDIO

"... el hombre medio que, como escribió Pemán, desde el primer momento se puso las flechas en la solapa, recortó de un diario el retrato de José Antonio, vitoreó con delirio al Ejército y a Franco, exigió la bandera roja y amarilla y pidió la vieja Marcha Real" (G. Escudero)

ELECCIONES

"José Antonio, durante el periodo electoral, sostuvo diferentes entrevistas con Gil Robles, y éste, en una de ellas, le ofreció para Falange dieciocho o diecinueve puestos en las candidaturas del Frente de Derechas, especificando hasta las provincias en que irían nuestros candidatos. José Antonio, en su buena fe, creyó seguros tales ofrecimientos y envió las órdenes oportunas a los respectivos Jefes provinciales, pero todos respondieron que, al poner en contacto con los elementos directivos de la CEDA, éstos nada sabían ni nada se les había dicho desde Madrid a tal respecto. Siguieron las conversaciones con Gil Robles, y, ya en los últimos días anteriores a la elección, José Antonio se contentaba con un puesto para mi en la candidatura de Jaén, donde creíamos contar con mayor fuerza electoral, no prosperó tampoco por la tenaz oposición del doctor Palanca. En vista de esta oposición de la CEDA, nos decidimos a presentar nuestras candidaturas independientes, siendo mi votación en Jaén, con 16.000 votos, la más alta. Por cierto que José Antonio para los gastos de elección me entrego ocho mil pesetas, y le devolví cuatro mil" (X. S.)
. . .
"En su discurso electoral del Bloque pronunciado el 29 de diciembre en Jaén, el señor Calvo Sotelo dijo: "Quedamos las derechas. Todas unidas para un programa pre y post electoral. Nosotros seremos la levadura de ese Frente, manteniéndolo erguido. Aquí, en Jaén, las fuerzas del Bloque se unirán a la CEDA, a los agricultores, a Falange (ovación), Aspiramos a tres puestos: uno, independiente, para Marín Acuña; otro, Renovación, para Cirilo Tornos; otro, tradicionalista (ovación") ¡Para Falange, nada !" ( X. S)

ELECCIONES, (coplilla)

En las elecciones de 1933, se cantó por Madrid esta coplilla:

La señorita linda,
pollita pera,
votará por el lindo
Primo Rivera.
Mientras por don Francisco
y otros señores
votarán los obreros
de Embajadores

( J. Losantos "Los nuestros". Planeta, Barcelona,1999),
 

. . .
 

Sin perjuicio de que la filosofía de Hegel hubiera tenido su influencia directa sobre la Falange y José Antonio Primo de Rivera, éste escribió en "El Fascio", coincidiendo sustancialmente con Largo Caballero, que "el mas noble destino de las urnas era ser destrozadas".


ENCHUFADOS

Desde el principio de la guerra se atacó a los que se resistían a combatir. Se les conocía como"enchufados" y sobre esta figura se hicieron toda clase de chistes e incluso chanzas. Entre ellas, la versión que publico el diario "UNIDAD" de San Sebastián, que cita Rafael García Serrano en su "Diccionario para un macuto":

"Cara al Sol,
al sol que más caliente,
me puse el mono antesdeayer.
Me hallará la muerte,
si me pesca,
sentado en un café."

Hubo otros añadidos como:

"Si te dicen que caí,
no es así;
yo nunca me moví de aquí".

ERA AZUL

Cronológica contraseña inventada por Teófilo Ortega, que todos sus artículos los fechaba así "Año I (o II o III) de la Era Azul" La "Era Azul" comenzó el 18 de julio de 1936. Otros utilizaron expresiones diversas, pero la más utilizada fue la del "Año Triunfal".

ESCUADRISTA


Componente de una escuadra. En este caso de una escuadra de milicia política, que fue adaptada de la terminología italiana del momento. La estructura era: elementos, escuadras, falanges, centurias, tercios, banderas y legiones. La escuadra se componía de tres elementos - formado cada uno por tres hombres- , un jefe y un subjefe. La falange, por tres escuadras. La Centuria por tres falanges. El Tercio, de tres Centurias; la Bandera, de tres Tercios, y la Legión, de tres Banderas. Para la rapidez de funcionamiento, las órdenes se transmitían a los
jefes de escuadra. Estos, al subjefe y al primer hombre de cada elemento. Este, a los dos primeros de los otros dos elementos, y cada uno de los tres cabezas de elementos, a sus dos muchachos. (X.S.)

ESTILO

En el semanario FE se publican dos fotografías. En una se recoge un momento de la concentración de la CEDA en El Escorial; en la otra, los toros que iban a ser lidiados en la plaza de las Ventas el domingo siguiente. Aparecieron - por error - los pies de las fotos alterados. Bajo la fotografía de la CEDA se afirmaba: "Cornupetas que serán toreados en la plaza de las Ventas el domingo próximo", y en la que correspondía a la de los toros: "Un momento de la concentración de la CEDA en El Escorial". José Antonio, al verlo, se irritó por aquella falta de estilo al tratar la información y cesó de inmediato a los responsables de la fechoría.


FALANGE

Se cuenta la siguiente anécdota tras el accidente sufrido por Franco cuando cazaba en las lomas del Pardo, el 24 de diciembre de 1961. Atendió al ilustre accidentado el doctor Garaizábal, que diagnosticó en la mano derecha destrozo de tejidos y vasos sanguíneos y fractura del metacarpo segundo. La redacción del parte es comentada por Baón con estas palabras:

Con mesura y tiento, Garaizábal se puso después a redactar el parte que "no le salía", al teniente general Alonso Vega visiblemente afectado. El cirujano redactó la prosa técnica y sustituyó la palabra "falange" por "dedo", en evitación de una oleada de chistes.

FALANGES, los

Así se llamaron popularmente a los falangistas. Algunos oradores llegaron a utilizarla, incluso en los periódicos y libros del momento En mis compañeros, los falanges de Segovia no se notaba entonces actividad", escribía Morales en "La guerra civil en Guipúzcoa". Y Navas utilizaba fascio por fascista: "En Las Granja no había más fascio que Antonio Navas..." También surgieron estrofas de cantos, como este:

"Cuando me toca el relevo,
cara a cara la trinchera,
siempre canto una jotica,
para que los rojos vean,
que los falanges navarros,
no abandonan las trincheras. "

FALANGIO

Despectivo por falangista. También se dijo "falangitas", a iniciativa de "El Socialista". Falangio, según la Academia, es segador, en primera acepción, la segunda se refiere a una planta de la familia de las liliáceas con virtudes de antídoto.

FAILANGISTAS O FAICISTAS

Términos que expresan los recelos de la ultraderecha contra los falangistas, la bandera rojinegra, el empleo del "camarada" y sobre todo contra la revolución político - social y económica que evocaba la palabra falangista.

FEA

Sigla cuya significación exacta es: Falange Española Auténtica. Comenzó a circular popularmente a raíz de la Unificación.

FOXA

En uno de sus relámpagos de ingenio, Agustín de Foxá explicó el secreto de su adscripción política diciendo aquello de "soy conde, soy gordo, soy diplomático, soy académico ¿Cómo no voy a ser reaccionario?"

. . .

En los años cincuenta, España firmo con Estados Unidos un acuerdo sobre cesión de bases militares y el Concordato con el Vaticano. Un visitante extranjero pregunto cuál era el contenido de dichos acuerdos. Foxá dijo: "Es sencillo. Lo que quiere decir es que a cada español le corresponden diez dólares y cien días de indulgencias"

. . .

Un dirigente norteamericano le reprochaba a Foxá su antiamericanismo y le decía: "Ustedes critican a los norteamericanos pero no tienen inconveniente en recibir los dólares de la ayuda. Foxá replicó: "También nos gusta el jamón y no nos tratamos con los cerdos".

. . .

Se recuerda esta frase del diplomático español: "Hagamos de España un país fascista y vayámonos a vivir al extranjero".

FUEGO

El mismo día en que Gil Robles hablaba en Sevilla, se celebraba un mitin comunista, en el que Balbotín excita a las mujeres " que preparen aceite hirviendo para abrasar a los fascistas", y dijo "que antes que consentir que arraigue el fascio, se deben prender fuego a todas las ciudades de España" (V.F.T.)

GALARZA

"-¿Por qué se me trae aquí detenido? Preguntó José Antonio, alterado, a un policía encargado de tramitar su detención, a raíz del golpe de estado de Sanjurjo en 1932..
- Porque dado su apellido, se cree que esté complicado en la sublevación del día 10.
- Es decir, que se me detiene por ser hijo de padre honrado y conocido. A Angelito Galarza, el director general de esta casa, no le podrían detener nunca por eso".(Bravo)

GIRON

En una ocasión, el Ministro de Trabajo, José Antonio Girón de Velasco, recién nombrado para este puesto propuso la nacionalización de la Banca. Los corresponsales extranjeros y los banqueros, alarmadísimos, acudieron a Franco, quien les tranquilizó diciéndoles que lo que Girón había querido decir significaba simplemente que se procurara impedir que los Bancos tengan capital extranjero.


GIRON Y EL ACEITE DE RICINO

El aceite de ricino fue aplicado como sanción en las filas falangistas y a elementos perturbadores. A Girón como jefe de las Milicias de Falange en Valladolid, le llego un comentario de que un joven escritor y poeta había hecho una ironía sobre la marcha de los falangistas al Alto del León. El comentario solamente consistía en cambiar el sentido con la pregunta "¿No habrán ido a León?", dando a entender que habían ido en dirección contraria al peligro. Girón interpretó que esto suponía una grave provocación y con una escolta llego al domicilio del joven escritor de madrugada, ante la sorpresa de la familia. "Venimos a dar aceite de ricino a tu marido porque nos ha llamado cobardes", dice Girón a la esposa del critico, que se quiso zafar diciendo que eso no era verdad. "No tengas miedo - le dijo Girón -, si el ricino es saludable", le dice Girón y, para demostrarlo, éste se bebió un trago del mismo, que estimuló a todos a probarlo.

GREDOS


Se reúne la Junta Política en el Parador de Gredos. José Antonio se encuentra, recién casada, a "ella", su antigua amada. José Antonio la ve enseguida. "Ella" le ve también y baja los ojos. El marido, probablemente, advierte la presencia de José Antonio. La situación es violentísima para los tres. José Antonio, hombre de mundo, avanza hacia los recién casados. Besa la mano de su antigua novia y estrecha la del marido. Les felicita y vuelve a la mesa, con el corazón lleno de amargura. Nadie advierte nada en su rostro. El hambre de lobo se le ha pasado súbitamente... Hay quien asegura que José Antonio se marchó del Parador y durmió en una casa aldeana de la misma sierra. Pero no es cierto. Durmió en el Parador. (X. S.)

FALCONDE, CONSEJERO

Falconde, dirigente tradicionalista, había sido nombrado consejero nacional de FET y de las JONS tras la Unificación, pero rehusó (...) pretextando del saludo brazo en alto "que parece una amenaza", del ridículo ¡"¡Arriba España!", de la exhibición provocadora de la bandera anarquista adaptada por la Falange", por "la singularidad de sus circunstancias"..."

FLECHA

El más viejo y el más joven de cualquier unidad falangista, y por extensión de cualquier otro tipo de unidad, y hasta de simple tertulia, peña o casino. Los flechas eran los niños incorporados a la Falange, que se formaban en el estilo y vocación de servicio a España, con desfiles, canciones, que eran la "Alegria de la Retaguardia" . Algunos de ellos se escapaban al frente emulando a sus hermanos mayores. Los flechas equivalían a los "pelayos" del Carlismo. Algunos de ellos murieron heroicamente, como los seis flechas del Baleares - que se ahogaron con la tripulación cantando el "Carta al Sol" - y el "Flecha de Teruel", Vicente, que atravesó las aguas heladas del río Turia para huir de Teruel recién ocupado por el enemigo. Llevaba en brazos a su hermanito, que murió helado, como tantos soldados en aquellos días. Este fue un relato que conmovió al mundo.


FLECHAS AZULES

Brigadas mixtas de españoles e italianos que se constituyeron a principios de 1937 en diversas partes de Andalucía y Extremadura, y que poco después entraban en fuego por aquellos frentes y enseguida por el Norte.

FRANCISCANISMO


En sus primera fases, el falangismo parecía tan meticuloso, retórico y adversario de la acción directa que sus críticos de la derecha la etiquetaron de "franciscanismo" en lugar de "fascismo".

FOXA

Destinado en Buenos Aires, llegó en visita oficial el Ministro de Asuntos Exteriores, Alberto Martín Artajo, uno de los representantes más característicos del catolicismo español. Se retrasaba en llegar a la Casa Rosada y el Presidente Perón preguntó a Foxá por la causa del retraso. "Se habrá ido de curas" - fue la respuesta de Foxá.
 

. . .

De Manila, su último destino como diplomático, volvió medio muerto ("!Ya véis: soy el último de Filipinas!")

HEDILLA Y FRANCO


En la comunicación de Von Faupel sobre la entrevista que tuvo con Franco el 14 de abril de 1937, encontramos este juicio, que el embajador atribuye al Jefe del Estado: "Hedilla no está de ningún modo a la altura exigible a un jefe de Falange, rodeado de un enjambre de gentes ambiciosas, que le dirigen, en vez de influirlas y dirigirlas él".

HEDILLA, JEFE NACIONAL

"...García Venero señala que Hedilla se encontraba en San Sebastián mientras se celebraba en Pamplona la Asamblea carlista a la que Rodezno notificó el propósito de Franco (el Decreto de Unificación) Pero es que García Venero sitúa esta Asamblea el día 14; Jaime del Burgo, en el 16, fecha en que Hedilla estaba en Salamanca. No importa; sigue siendo incontrolable que, por unos u otros conductos, no barruntase al menos lo que se iba a producir, y por eso hay que preguntarse si, con la convocatoria del Consejo Nacional de Falange, que hace para el día 25, no pretendía además adelantarse a los acontecimientos, enfrentando a Franco con la realidad de un jefe nacional elegido con carácter definitivo". (G. E.)

HERMANOS

La guerra dividió a muchas familias, de manera que algunos miembros de encontraron en un bando y otros en el otro. Se dio la circunstancia de que un hermano se enteró al terminar la contienda que estuvo disparando en el mismo frente donde su hermano disparaba contra el suyo. Entre los famosos, se menciona a los generales Asensio, a los Laín Entralgo, a los Machado...

HUNDIDOR

De Italia llamó un día el Conde Ciano, Ministro de Asuntos Exteriores, a su homólogo español Serrano Suñer, para pedirle el cese fulminante del primer secretario de la Embajada de España en Roma, Agustín de Foxá; sus burlones comentarios hacia la figura del Duce y sus sarcasmos sobre el fascismo "comparsa de los nazis", habían llegado hasta el Palazzo Venecia. El escritor y diplomático español, ingenioso y maestro de la frase mordaz, cambiaba el sobrenombre del "Fundatore del'Impero", llamándole "Affondatore" - Hundidor- del Imperio".

JAP

José Antonio se refería a los frecuentes incidentes con los jóvenes de Acción Popular durante la campaña electoral. No contentos con la exclusión de la Falange de la candidatura derechista, se dedicaban a arrancar nuestros carteles. Hasta que una noche, hartos los escuadristas de las impertinencias y las bofetadas con los japistas, cubrieron el centro de Acción Popular de la calle de Serrano con un magnífico cartel - concebido por Alfonso Ponce de León - que recortaba con la silueta de España la foto de la manifestación del 7 de octubre del 34 contra la revolución marxista de Asturias, que decía simplemente: "El 7 de octubre hubo puesto para la Falange". (X. S.)

JERARQUIA

Denominación aplicada singularmente a los jefes falangistas. También fue una gran revista intelectual nacida en Navarra, al amparo de Fermín Yzurdiaga y Angel Maria Pascual. Se editaba con tapas negras y llevaba un subtítulo algo barroco, muy del tiempo, que decía "La Revista negra de la Falange. Gozo y flor de las cuatro estaciones". La redacción estaba formada por Carlos Foyaca de la Concha, Ernesto Giménez Caballero, Pedro Laín Entralgo, Eugenio Montes, Martínez Crispín, Ángel María Pascual, José Maria Pérez Salazar y Víctor de la Serna.


JOSÉ ANTONIO PROHIBIDO

"... EL 2 de febrero de 1937 la Delegación de Prensa y Propaganda prohibió reproducir y difundir por radio el discurso que Primo de Rivera había pronunciado el 16 de febrero de 1936. El jefe provincial de Burgos, que tiró y distribuyó 25.000 ejemplares y dio lectura del discurso por Radio Castilla, fue arrestado". (G.E.)

LA FALANGE SIN CABEZA

"Como decía Antonio Luna, catedrático de Derecho Internacional y militante, la Falange había pasado "de ser un cuerpo minúsculo con una gran cabeza, a un cuerpo monstruoso sin cabeza". (G. E)

LA POLÍTICA DE FRANCO


"Escribe Hugh Thomas que Franco triunfó en política porque trató la política como un simple apartado de la ciencia militar. Y no fue sólo él".(G. E.)

LEGO

"Yo le había preguntado explícitamente a Franco que le hubiera gustado ser de no ser militar o marino, en la conversación en que yo le comenté las (aspiraciones) mías, no satisfechas:
Y él me dijo:
-Lego en una Cartuja. (V. P. )

LUCEROS

Agustín de Foxá fue el que "trajo los luceros" a la Falange. El mismo lo cuenta en "Madrid de corte a checa", por donde transita como un personaje más:"Al día siguiente Agustín de Foxá encontró la estrofa de los caídos. Se la llevó al anochecer a José Antonio.

"Si caigo aquí tengo otros compañeros
que montan ya la guardia en los luceros,
impasible el ademán..."

MANDO ÚNICO

"Desde el punto de vista militar, nada más contradictorio con las exigencias del mando que un organismo colegiado, y se explica que el propio Mola, pese a haber sido el propio creador de la Junta, dijera, cuando se planteó el problema: - "Pues yo creo tan interesante el mando único, que si antes de ocho días no se ha nombrado Generalísimo, yo no sigo. Yo digo ahí queda eso, y me voy". (A. K. )


MATRIMONIO

En la España nacional, el único rito válido para el vínculo era el religioso, que tenía valor civil tras la firma consiguiente. En la otra zona, las normas fueron muy distintas. La Generalidad de Cataluña decidió que todos los matrimonios celebrados ante un organismo político o sindical desde el principio de la guerra eran totalmente válidos.

MINISTRO

Vicente Gil (hasta 1974 médico de Franco) no era oficioso en su relación con el Caudillo; pero no obstante la lealtad y el respeto que le profesaba, cuando creía que tenía que decir o responder de un modo poco grato, lo hacía sin reparo. Como aquella mañana en que Franco aludió a Dionisio Ridruejo no muy favorablemente.
- Mi General, Dionisio y yo somos grandes amigos. Es de los pocos que se mantienen puros. La verdad, mi general, que es una lástima que Dionisio se haya apartado de nosotros, porque además de su inteligencia, es todo nobleza. Quizá si le hubiera hecho ministro...
Franco levantó la cabeza. Sus ojos presentaban como una cierta opacidad; pero se tornaron brillantes por efecto de aquella malicia gallega que le caracterizaba.
- Pero Vicente, ¿Cómo voy a nombrar ministro a un poeta? (R.S.)

MINORÍA INASEQUIBLE AL DESALIENTO

"José Antonio estaba convencido que en un plazo de cinco años, la Falange con su ejemplar abnegación y su estilo ardiente y combativo, captaría la suficiente ¡minoría inasequible al desaliento" capaz de llevar a cabo la Revolución. Minoría que - no hay que decirlo - se formaría con hombres de todas procedencias. Ya en la cárcel, en abril de 1936, aconsejaba a los falangistas - me lo ha dicho por la reja - nada de precipitaciones y nada de exclusiones con los hombres que viniesen de buena fe. "Cuando todo lo demás se está resquebrajando, lo mismo el Frente Popular que el bloque de derechas, y la Falange se hace más de una pieza y se ensancha, a pesar del hierro de estas rejas y el plomo de las esquinas, tenemos que esperarlo todo. Pero saber esperar está reñido con la impaciencia. Un par de años en la cárcel nos darán el triunfo", repetía". (X.S.)

MIQUELARENA

Miquelarena se refería así a la fatalidad de su destino personal: "uno de los que había que asesinar en cuanto estallara la revolución social", pues no otra suerte podía esperar en tal vicisitud quien era como él redactor de "ABC" y tertuliano de "La Ballena alegre".


MONARQUÍA Y FALANGE

"He aquí un punto neurálgico del problema que me preocupa: decidir si el Partido ha de ser disuelto al instaurarse la forma monárquica o ha de subsistir, más o menos retocado en su forma y esencias. Hay multitud de monárquicos que no quieren ni oir hablar de la segunda hipótesis, alegando que el antifalangismo constituye el gran aglutinante nacional. Me veo y me deseo para hacerles escuchar razones que me inclinan de modo decidido hacia la continuación de FE, aunque modificada.

Son estas dos clases: unas de táctica y otras de esencia o más bien de necesidad. Entre las primeras las hay de orden interno; reducir obstáculos evitando fricciones con el Partido, de la Prensa y de la Radio, y por la influencia que ejerce sobre Franco. Este se ha comprometido demasiado con FE para poder dar de pronto marcha atrás y no se le puede pedir una retractación radical de cuanto hasta hoy predica. Sólo en caso de una conspiración a traición del Partido sería factible y justa una supresión, pero hasta hoy el Partido se mantiene, en su conjunto, leal a Franco.

Otras razones tácticas son de orden externo. Alemania ha de considerar la disolución de FE como un golpe a las esencias de los regímenes totalitarios y ha de mirar con recelo una Monarquía que ha de suponer inspirada por la diplomacia inglesa, por el sólo hecho de renegar del Partido único.

Existen además razones de necesidad. No se ha mentado todavía un sistema de Gobierno que pueda prescindir de organizar una parte de la nación como enlace entre éste y el Estado; y existiendo ya un Partido que tiene bonita, aunque corta historia, una figura noble y simpática de fundador y una incipiente doctrina, aceptable en general, parece preferible mejorar lo existente a destruir para edificar luego otra análoga.

Tiene además FE organizados algunos servicios que vale la pena conservar, tales como la Sección Femenina, las Organizaciones Juveniles y Auxilio Social. La misma CNS, hoy fuera de cauce, es susceptible de aprovechamiento una vez encauzada, ya que en ella está encuadrada con mayor o menor voluntariedad la clase obrera, que necesita ser dirigida.
Por las razones expuestas me declaro partidario de que la monarquía conserve FE depurándola y ennobleciéndola. Tengo la pretensión de que V.M. (Don Juan de Borbón) abundará en la misma idea" (A. K.)

MOTOCICLETA

Se cuenta que Ramiro Ledesma Ramos no se mostró tan intransigente como para rechazar el regalo de una motocicleta por parte de los monárquicos.

MOVIMIENTO

La Academia sueca - se comento un cierto año - iba a conceder a Franco el Premio Nóbel de Física.
-¿Por qué de Física?
- Porque es la única persona en el mundo que ha conseguido la inmovilización del Movimiento. (Pg)

D'ORS, Y EL UNIFORME

"¿De qué iba vestido don Eugenio D'Ors? Las contestaciones varían )"¡De bombero!", dice humorísticamente Fontana, pero donde todos coinciden en que el pensador, contagiado del espíritu militar de la zona, hasta el extremo de abandonar la vestimenta civil, iba vestido de falangista "sui generis", vestido de Eugenio D'Ors; así de inconfundible era su atavío.

Generalicemos la anécdota valiéndonos de la aguda contestación del propio Don Eugenio D'Ors al periodista francés, que le decía: "Sus compatriotas aman mucho los uniformes".

Y el filósofo contestó:

- Si, pero siempre que sean multiformes". ( G. E.)

OTRO TESTAMENTO DE JOSÉ ANTONIO

"Sabemos que no fue ese su único testamento. Hubo antes otro, que se ha perdido, y que otorgó ante el notario de Alicante don Mariano Castaños. Intervinieron como testigos un funcionario de la prisión y un miliciano de la FAI, pero el Gobierno no autorizó su protocolización. Redactó después el testamento ológrafo que conocemos, aunque su protocolización tampoco fue autorizado: fue difundido por la prensa francesa y de la zona republicana. La copia que ha llegado a nosotros la obtuvo el subdirector de la cárcel, Sr. Viñes Serrano. Hay además las doce cartas cuyo envío a sus destinatarios autorizó el Gobierno y la carta a Serrano Suñer y Fernández Cuesta, que prohibió, y que también conocemos gracias al mencionado Sr. Viñes, y (con la obligada reserva sobre su autenticidad) los documentos que Indalecio Prieto hizo públicos en 1947, en su folleto "El testamento de Primo de Rivera", publicado en Méjico, y donde el político socialista confiesa su admiración por la figura del fundador de la Falange" (G. E.)

PAN

Félix Ros, un escritor y profesor que había llegado a la cárcel por su concomitancia con la Falange clandestina de la zona republicana, recordaba después algunas estampas de la vida en esa cárcel. Por ejemplo, la de la distribución personalísima del menguado pedazo de pan que era la ración diaria: "Había quien desde que le entregaban el pan sumergíase en complicaciones para dividirlo en dos partes "pieusemente pareilles", como dice Valery; lo mas corriente era entonces extraer borona y migar hasta asemolarla; los menos provisores comíanse en cambio el pan en cuanto llegaba; un tercer grupo, guardándolo hasta el rancho, se lo terminaba totalmente con él. Hubo individuos excepcionales que, escatimando cada fecha un poco, llegaban a conseguir un pan de reserva por si alguna vez nos dejaban sin pan; otro caso digno de nota fue el de un íntimo amigo , quien estipuló con un compañero de celda junta el alimento de los dos y comérselo integro un día cada uno." ( F. D. P.)

PANTANO

A propósito de la puesta en marcha de pantanos, se contaba como verídica la anécdota que sigue; allá por los años 50 se había concluido cierto pantano en el sur de España. Se tramitaba, como siempre, que Su Excelencia fuese a la ceremonia inaugural. Pero no se sabía la fecha en que podría realizarla. Ocurrió que el Generalísimo hizo un viaje no muy esperado a la comarca andaluza, y sabedor de que las obras del embalse llevaban tiempo terminadas y el agua se acumulaba detrás de los muros de contención, preguntó si podía inaugurarse la cosa. Como era grande el temor y el respeto que infundía su persona las autoridades locales se apresuraron a decir que sí, sin realizar la mejor comprobación. Y hacia allá se fueron, Caudillo y personalidades.

Franco pronunció las palabras protocolarias. A continuación pulsó el botón que abría las compuertas. El turbión de aguas comenzó a manar, para regar los sedientos campos. De pronto el General aguzó la vista. "¿Qué es eso?" quiso saber.

Las autoridades le imitaron. En el cauce que iban invadiendo las aguas se veía salir a gente que corría desesperada. Sucedía que, no sabiéndose que se iba a inaugurar el pantano y abrir las compuertas, en aquella zona se había instalado un campamento del Frente de Juventudes. Y chavales y mandos se encontraron sorprendidos por la inundación.

Se decía que no hubo que lamentar desgracias personales, aunque las aguas encrespadas arrastraron todas las tiendas y los enseres en ellas guardados. (Pg.)

PARALELISMOS

"... es posible seguir acumulando paralelismos entre las características de unos equipos políticos (Bloque Obrero y Campesino- Jons; Poum-Falange) cuya extraordinaria cabeza (Maurín y Ledesma Ramos, políticos 100 por 100; luego Andrés Nin y José Antonio Primo de Rivera, intelectuales metidos en política, o, con distinto enfoque, Nin y Ledesma Ramos - dogmáticos - y Maurín y José Antonio - más flexibles-) estuvo siempre en desproporción con su cuerpo, lo que les hacia depender de formaciones masivas (el anarquismo; la Ceda) a las que deseaban atraer, pero que no estaban preparadas para seguirlos en su radicalismo revolucionarios, que al cabo les haría fracasar" (G. E.)

PEINADO

Aunque Ledesma Ramos obtenía su inspiración en Italia y, en parte, también en Alemania, esto último le llevó a peinarse durante algún tiempo como Hitler, pronto adquirió clara conciencia de la necesidad de evitar la apariencia de la imitación del fascismo italiano o de otro movimiento extranjero". (S.P.)

PEMAN-MIGUEL


Con frecuencia surgían controversias entre ellos (los monárquicos y los falangistas). En una ocasión, en 1942, tales disputas condujeron a un desafío a duelo de Miguel Primo de Rivera, contra el Director de la Real Academia de la Lengua, José María Pemán" (P. P.)

¡QUE PAIS MIQUELARENA..!

Cuentan que la repetida frase: "¡Qué país Miquelarena, qué país!" surgió con ocasión de que Pedro Mourlane Michelena y Jacinto Miquelarena se encontraran con José Maria Pemán a la salida de una casa de prostitución en la que, en aquel momento, entraba el ilustre académico. Tras saludarse amigablemente unos y otro, cuando se encontraban en la calle, Mourlane dijo estas palabras a Miquelarena, que han quedado para la historia.

QUINTA COLUMNA

El origen de la expresión "quinta columna" se atribuye al General Mola, que respondiendo a las preguntas de un grupo de periodistas contestó así:

"- ¿Cuándo entrará usted en Madrid?
- Muy pronto.
- ¿Cuál de sus cuatro columnas será la primera en ocupar la ciudad?
- La quinta."

(Esta anécdota se altera por Iribarren, que al parecer fue secretario del General Mola - en su libro "El por qué de los dichos" - la atribuye al general Queipo de Llano)

QUINTA DEL SEU


Expresión político-militar, inventada por la agudeza de Juan Aparicio, para definir cronológica y sentimentalmente a la porción más joven y combativa de lo que viene llamándose Generación del 36.

PRIETO

"En una de las primeras sesiones de las Cortes, cuando Indalecio Prieto criticó y tildó de acto de "latrocinio" el contrato por el que la Dictadura le había cedido la concesión telefónica para España a ITT, José Antonio se puso furioso y literalmente salto sobre tres filas de escaños con la intención de atacar físicamente al obeso socialistas (Sanley G.Payne, "Falange y José Antonio", pag 212) No fue esta la causa de esta respuesta. Prieto profirió acusaciones mucho más graves y personalizó en el padre de José Antonio, las más graves y falsas agresiones verbales, como era habitual en el lenguaje del lider socialista.

POR DIOS Y POR ESPAÑA

José María Pemán pronunció en Sevilla, con ocasión del primer aniversario del Alzamiento nacional, un estupendo discurso como Consejero Nacional de la Falange. En su intervención dijo: "Y eso por una convicción, por una espontaneidad, que es lo que hacia que en los primeros días del Movimiento, cuando caían los primeros mártires, el padre de familia que tomaba la pluma para trazar la esquema mortuoria del hijo, eligiera lacónicamente aquella fórmula que en ningún otro país del mundo se ha escrito nunca en ningún movimiento: "Muerto por Dios y por España", con lo que el padre de familia creía que habría escrito la esquema mortuoria de su hijo, cuando lo que había escrito en realidad era todo el programa política de Falange Española Tradicionalista y de las J.O.N.S.

REGIONALISMO

"...se producen curiosas manifestaciones de irredentismo regional, (...) que piden para Navarra un puerto de mar, a lo que el Ayuntamiento de Pamplona correspondió reclamando para Aragón una ampliación territorial a costa de Cataluña" (G. E.)

RIADA

"Con motivo de graves inundaciones que en Valencia y Murcia se produjeron, al dar la noticia de que con este desagraciado motivo Franco iba a visitar la zona afectada, los periódicos escribieron: "¡Bendita sea la riada que nos trae a Franco!" (S.S.)

RODEZNO

"Camisa azul y boina roja. Como el momento exige aceptarlo cerrando los ojos, muchos falangistas suelen llevar la boina en el bolsillo del pantalón, que es para ellos una manera de obedecer sin rendiciones totales.
Cuando el grupo ve a Rodezno - dirigente carlista - y le preguntan por qué no viste la camisa reglamentaria, el terco carlista contesta:

- Porque no me cabe en el bolsillo..." (M. B.)

RUIZ ALONSO

"Toda una noche...
Después, las otras noches con hervideros de gente en Reyes Católicos, en Gran Vía, en Bilbarrambla, cuando todo empieza a arder y, en el Albaicin, se hacen fuerte los obreros.
La crónica que todavía tardará mucho en escribirse va a anotar - con la muerte a dos palmos - nombres individuales: "La Escuadra negra", Paco Callejas, Pepe Vico, los Jiménez de Parga, Manolito García, Paco el Motrileño, Italo Balbo, El Chato, Carlos Jiménez...
...Y Ruiz Alonso, el linotipista de la C.E.D.A."El obrero amaestrado", como le llamara José Antonio". (M. B.)

RUIZ JIMÉNEZ


Joaquín Ruiz Jiménez compareció "vestido de militar pero con la camisa azul bajo el uniforme". Al entrar, un sector del Consejo Nacional (del SEU) no acogió con excesivo agrado su presencia: "¡Ya están aquí los curas". "¡Ya está aquí el Padre Herrera!"se gritó al aparecer Ruiz Jiménez, Presidente de la Asociación de Estudiantes Católicos. Días después sería ordenado sacerdote, don Enrique Herrera Oria." (J.T.)

SEÑORITO

Para Ledesma Ramos, José Antonio no había dejado de ser "un señorito". Y siempre le reprocharía -absurdamente, dada su inteligencia -que no prescindiera de sus amistades y gustos aristocráticos de toda su vida. "Ramiro me reprocha que vaya a beber un whisky a Bakanik a las nueve y media de la noche cuando acabo la primera jornada del trabajo - decía una vez José Antonio -. ¿Es que , forzosamente, por ser Jefe de Falange, me debo encerrar en casa o irme a sentar en una taberna de los barrios bajos o en un café céntrico de currinches?" (X.S.)

SOCORRO AZUL

Por natural contraposición al Socorro Rojo, se llamó Socorro Azul a la organización falangista que planteó y resolvió en la mayoría de los casos los problemas de ayuda a los presos y los perseguidos. Algunos la llamaron también Auxilio Azul. La fundadora del Socorro Azul fue Maria Paz Unciti, asesinado a los veinte años por una partida de milicianos incrustados en los organismos de Seguridad. En su ficha se leía: "Ferviente propagandista de Falange". Hasta seis mil mujeres se lo jugaron todo por servir silenciosamente, clandestina y esforzadamente en este menester misericordioso.

SOLÍS

"La situación económica de España era muy mala. (Y, ¡en qué pocas ocasiones ha sido buena!) Franco estaba hondamente preocupado y se reunió con sus ministros para ver la manera de salir de la sima del endeudamiento y el subdesarrollo. Pidió a sus colaboradores planes, soluciones o ideas. Ninguno hablaba. Entonces, José Solís, con su innegable ingenio andaluz propuso:
-Creo, mi General, que no tenemos otra salida que declarar la guerra a Estados Unidos.
- -¿La guerra? -levantó las cejas Franco.
-Si, mi General. Ya sabe usted lo que pasa en los enfrentamientos armados con Norteamérica. Primero se lucha, luego ellos vencen, llegan con sus planes de reconstrucción, lo inundan todo de dólares y los vencidos se convierten en un país boyante.
Franco se sumió en honda meditación.
- No está mal, no está mal... Les declaro la guerra a los Estados Unidos... - hizo una pausa y miró directamente al ministro secretario general del Movimiento - Pero, Solís, ¿ y si les gano?"(Pg)

TUMBA DEL FASCISMO

Expresión acuñada por la propaganda roja para referirse al Madrid asediado y resistente. Los nacionales se apropiaron el slogan a su manera, y recuerdan que también se llamó la "tumba del fascismo" al edificio de Alcalá 44. donde estaba instalada la que fue Secretaria General del Movimiento.

UNAMUNO

Días antes de morir, y jugando en su casa con su nieto, preguntó a éste:
- ¿Tu que eres?
- Fascista - contestó el niño.
- Muy bien, así se dice, como tu abuelo. (A. de Obregón)

UNAMUNO-ENTIERRO

"Y en el cementerio, en una tarde serena y fría, brillando a lo lejos el crisol de otoño de la ciudad que había amado tanto, recibió sepultura don Miguel de Unamuno, al modo ritual de la Falange:

- ¡Miguel de Unamuno Jugo!
- ¡Presente!
- ¡Arriba España!
- ¡Arriba!".

UNAMUNO-AZAÑA

-"¿Ustedes saben por qué Azaña se ha estrellado? Pues por holgazán. Principalmente ha fracasado por holgazanería. Era hombre que se levantaba tarde, que no quería trabajar. Dominado por su molicie, no vivía mas que para su recreo y para su capricho. Por holgazanería dejó el Gobierno y por holgazanería hizo el disparate de ir a la Presidencia. Holgazanería y frivolidad. Las dos cosas le han perdido...Yo tengo la conciencia tranquila de haberlo advertido a tiempo".

UNAMUNO-CANALLAS

Otras veces don Miguel de Unamuno arremetía contra otras figuras y figurones del régimen:
-Yo tenía, para irme metiendo con ellos en mis artículos, una lista de tontos y otra de canallas. La de canallas, encabezada por Araquistain y Vayo. Dos verdaderos sujetos...
-¿Y la de los tontos?
-La de los tontos la inauguraban Américo Castro y Recasens Siches. Y Madariaga, tonto en cinco idiomas.

UNIFICACIÓN HORIZONTAL


"Se llamó así a los intentos de unificar F.E. con el Tradicionalismo con anterioridad a la publicación del Decreto de 19 de abril de 1937. Las gestiones fracasaron; según unos, porque los carlistas pretendían que su Regente, Don Javier, fuese el jefe de la nueva organización unificada ("discrepancia insalvable", comenta Sancho Dávila), según Burgo, por la insistencia falangista en que fuese designado para ese puesto don Juan de Borbón" (G. E.)

TUTEO

El tuteo en la Falange fue iniciativa de José Antonio, al que dos cosas indignaban terriblemente: que un falangista le hablase de usted (y , sin embargo, había alguna excepción con magníficos camaradas, como Arqués, por ejemplo) o que alguien le llamase Pepe. (X.S.)


UNAMUNO-HOMBRE ANUNCIO

Unamuno había desdeñado los largos viajes. Fue grande sin salir de Madrid o Salamanca, y trepando por las escarpadas sierra españolas. Conocía bien el paisaje de su pueblo.
-¿Por qué no va usted a América? - le preguntaban.
-Porque allí quieren que vaya por verme, por mi leyenda y por mi nombre, pero no puede interesarles mis escritos. Allí no se profundiza. Y yo no voy de hombre - anuncio.

UNIDAD

Hablando con un periodista francés, André Nicolás, decía: "Piense que nosotros empleamos siete siglos en expulsar a los moros porque estábamos desunidos, y, en cambio, ya unidos, conquistamos en pocos años un Continente. El deber de la juventud es sustituir la vieja España dividida en partidos por una nueva España unida en torno del ideal imperial". (X.S.)

VALOR

En la Falange de Santander surgieron dificultades entre los falangistas. El desacuerdo entre dirigentes y militantes trascendió a Madrid. José Antonio fue a Santander y fue recibido pistola en mano por los dirigentes, que no querían tratar con él. Amenazaron con disparar, José Antonio se destacó, diciendo: - "No quiero que se derrame una sola gota de sangre falangista entre falangistas. Os ordeno que abráis la puerta. De no obedecer, será yo quien la eche abajo." Tras un corto silencio, la puerta se abrió. José Antonio les dice: - "No tengáis miedo. No llevo ni un cortaplumas." Hedilla añade con energía: -"No seáis imbéciles, y guardad las pistolas. Quien os habla es José Antonio". Esto bastó para que todo volviese a la normalidad."

VERANEO

"¡Veranear! - comentaba José Antonio - Si pudiera hacerlo sería feliz, no por el descanso, sino por el orden. Esta será mi aspiración frustrada toda la vida: veranear en verano, invernar en invierno, no tener más cartas que las precisas y comer a horas razonables". ( X.S.)

ángeles con espadas

Expresión joseantoniana que identificaba a España con uno de sus "Queremos un Paraíso, erecto, implacable; un Paraíso donde no se descanse nunca y que tenga, junto a las jambas de las puertas, ángeles con espadas (O.C. p. 370). Entre las normas de estilo, se definía el imperativo poético como norma esencial del comportamiento falangista, que entendía que entre dos opciones, había que elegir la más difícil por ser la más bella. Son constantes las apelaciones de José Antonio, Sánchez Mazas y la totalidad de los poetas de la Falange al ideal del servicio y sacrificio, entendido como estilo propio.

u Estilo, Servicio y Sacrificio, Poesía.

aniquilación de la Falange

Francisco de Asís de la Vega Gonzalo es autor de un libro con este titulo., en el que hace un recuento de la persecución sufrida por la Falange desde el momento que, aun de forma incipiente, inicia su andadura, a partir del año 1931, al proclamarse la Segunda Republica. Por causa de su apellido, José Antonio atrajo, desde un principio, el odio de las izquierdas y el indeferentismo de la derecha. Todo el cuadro político español desencadenó una persecución que partiendo de la batalla contra la aparición de "La Conquista del Estado", antecedente inmediato de las JONS, creada por Ramiro Ledesma Ramos, frustró la esperanza de libertad del nuevo régimen republicano. Fue el propio gobierno, desde el primer momento de su constitución, el que arremetió contra la propuesta jonsista y sucesivamente, contra Falange Española. La primera manifestación fue el encarcelamiento sufrido por Ramiro Ledesma en julio de aquel año. Se fueron acumulando los vetos y censuras sobre la publicación de la revista y se detuvo ininterrumpidamente a los dirigentes del movimiento nacionalsindicalista naciente. En este libro de Vega Gonzalo se narra todo lo acaecido, con fechas, nombres y datos, cada uno de los numerosos actos de violencia y asesinatos sufridos en esta persecución, que causó centenares de victimas. El libro se cierra en 1936, cuando comienza la contienda. Hubiera sido de interés que se registraran aquí los 20.000 muertos de la Falange en la guerra, tanto en los frentes como en la represión sufrida en la zona republicana durante aquellos tres años, entre lo cual destaca la matanza de Paracuellos y los holocaustos aun no cuantificados de Camuñas, Almería, Barcelona...

u Caídos, Guerra civil, atentados...

ansaldo, juan antonio

Aviador militar, fundador de la Falange, mantuvo una trayectoria irregular en el movimiento. Juan Antonio Ansaldo fue el piloto que condujo el avión en el que el general Sanjurjo halló la muerte en las cercanías de Lisboa el 20 de julio de 1936. Previamente al golpe de Estado llamado la "sanjurjada" en 1932, viajó a Italia y se entrevistó con Italo Balbo, solicitando la ayuda del régimen italiano, recibiendo la promesa del apoyo diplomático y material cuando se produjera el Alzamiento. Participó activamente en los prolegómenos de la guerra y después se declaró enemigo de Franco. Calificado como monárquico subversivo fue deportado de España. Comenta Argaya Roca "que circularon por entonces ciertos rumores que aseguran que Ansaldo, al frente sus incondicionales (lo que fue llamado la "Falange de la sangre" un grupo clandestino e incontrolado que asumió la actividad agresiva y la respuesta violenta), pretendió forzar un golpe de mano en el partido para separar a José Antonio de su cargo triunviral (Ledesma, 1938:138): "Cuando José Antonio - dice, por ejemplo, Payne - le preguntó si era cierto, Ansaldo lo reconoció franca y cínicamente".
(Payne, 1985:80)

* * *

"José Antonio tuvo una entrevista con Ansaldo en casa de éste, siendo yo único testigo. Ansaldo dijo a José Antonio que, a pesar del afecto personal que por él sentía, no le consideraba capaz de acaudillar la Falange. José Antonio discutió con él, sin perder la serenidad, pero decidió su expulsión en un decreto que Julio no quiso firmar, dada la intimidad que con Ansaldo tenía, haciéndolo Ramiro después de muchas objeciones en entrevistas tenida en mi despacho" (Carta de Fernández Cuesta a Ximénez de Sandoval op. citi.p. 39)

. . .

"...Juan Antonio Ansaldo, un temerario aviador y monárquico, que ya se había ganado la Cruz Laureada de San Fernando tras un combate aéreo y se había convertido en un hombre de negocios asociado con Ruiz de Alda, añadió un nuevo tono a la violencia. Había logrado un sustancial apoyo financiero para la Falange y se unió a sus filas formalmente a comienzos de febrero de 1934. Pronto pasó a ser el jefe de comandos, es decir, el líder directo de las pequeñas escuadras de la acción directa y de las represalias. Durante la primavera de 1934 estas unidades pasaron a ser conocidas como la "Falange de la sangre", con el más puro y sangriento estilo fascistas cuyo fin era acometer las represalias.. Aunque sometido a la supervisión general de Ruiz de Alda, la planificación real era realizada por Ansaldo, por Arredondo y los otros oficiales retirados que actuaban como jefes de las milicias". (Payne, ob. cit. p.197)

u Alzamiento, Guerra civil, Violencia.

anti

El choque violento entre las distintas ideologías durante la II República llegó a extremos de exterminio de enemigo. Las expresiones verbales se situaban en la rotunda negatividad, en la clausura de toda comprensión, en el odio por el odio. A esta atmósfera de violencia oral; José Antonio respondió con su rechazo a asumir una postura de violencia con una llamada a la tolerancia, a la convivencia y al respeto:

"Todo son gritos: "Que se hunda esto, que se hunda lo otro; contra esto, contra lo otro". El grito que se da al rebaño en la proximidad del lobo para que el rebaño se apiñe, se apriete, se acobarde. Pero una nación no es un rebaño; es un quehacer de la Historia. No queremos más gritos de miedo; queremos la voz de mando que vuelva a lanzar a España, a paso resuelto, por el camino universal de los destinos históricos". ("O.C.", pag. 874)

. . .

"Los antialgo, sea lo que sea este algo, se me presentan imbuidos de reminiscencia del señoritismo español, que se opone irreflexiva, pero activamente, a lo que él no comparte. No soy ni antimarxista siquiera, ni anticomunista, ni... anti nada. Los anti están desterrados de mi léxico como si fueran tapones para las ideas." ("O.C.", pág 885-886)

u Estilo, doctrina, dialéctica.

anticipación

"Hace falta una conciencia profunda y resuelta de que empieza un mundo nuevo, que hay que edificar a costa de cualquier sacrificio" (O.C. pag.442)

. . .

" Y entonces mirad qué dos perspectivas para Europa: de una parte, la vecindad de una guerra posible; Europa, desesperada, desencajada, nerviosa, acaso se precipite a otra guerra; de otro lado, el atractivo de Rusia, el atractivo de Asia, esto que se llama el comunismo ruso, en el que hay tanto o más de influencia marxista germánica, influencia típicamente anarquista, asiática". (O.C. 502)

. . .

"En la revolución rusa, en la invasión de los bárbaros a que estamos asistiendo, van ya, ocultos y hasta ahora negados, los gérmenes de un orden futuro y mejor. Tenemos que salvar esos gérmenes, y queremos salvarlos. Esa es la labor verdadera que corresponde a España y a nuestra generación; pasar de esta última orilla de un orden económico que se derrumba a la orilla fresca y prometedora del orden que se adivina; pero saltar de una orilla a otra por un esfuerzo de nuestra voluntad, de nuestro empuje y de nuestra clarividencia; saltar de una orilla a otra sin que nos arrastre el torrente de la invasión de los bárbaros". (O.C. pag. 7)

antifalange

Bibliografía esencial de aportaciones específicas frente y contra la Falange y descalificaciones y falsedades, emitidas desde posiciones subjetivas o interesadas producidas por el transcurso del tiempo:

Stanley Payne "Falange. Historia del Fascismo Español", Sarpe, 1985.
Sheelagh Elwood "Spanish fascism" ,dres, 1987.
Herbert R. Southworth "The Falange : an analysus of Spain" (Fascist heritage) y "Antifalange" Ruedo Ibérico, Paris, 1967.
Martínez Campo, Javier "El fascismo en la crisis de la II República Española"(Madrid, 1979)
Chueca, Ricardo "Un estudio sobre FET Y JONS" (Madrid, 1983)
García Venero, Maximiano "Falange en la guerra de España: La Unificación y Hedilla" (París, Ruedo Ibérico, 1967)
Sáez Marín, Juan, "El Frente de Juventudes" (1988)
Gallego Méndez, Maria Teresa, "Mujer, Falange y franquismo" (Madrid, 1985).

Nota.- En gran parte de la Literatura de la Guerra Civil y de un modo constante en la parte que se refiere a la Falange, abundan alusiones, interpretaciones y ataques que, por su endeblez y mendacidad, carece de interés su mención aquí.

u Bibliografía. Historia. Intelectuales.

antón, josé

"Don José Antón, penalista de excepcional valía, había pasado parte de la guerra y de la posguerra en la cárcel. El castigo había consistido durante algún tiempo en trabajar, como tantos otros, construyendo lo que se ha llamado el Valle de los Caídos. Hablaba poco de este tema, pero en su alma había un poso de amargura justificadísimo. Magistrado digno, fue quizá el único que había hecho un voto particular excusando la pena de muerte de José Antonio Primo de Rivera, por razones de concepción del mundo. A don José Antón, hombre ejemplar, se le había dado un trato, que fue norma común por lo que he podido apreciar, rigurosamente injusto y desproporcionado". (Enrique Tierno Galván, ob. cit.p. 190)

año 2000

Los investigadores Herman Kahn y Anthony J. Wiener, del Instituto de Prospectiva de Nueva York, fueron autores de un libro - "El año 2000"- que tuvo gran resonancia en la década de los setenta. En esta obra se afirmaba:

"En las condiciones existentes de desarrollo de una crisis económica mundial o de estancamiento, como en los "mundos caracterizados por la existencia de ciclos económicos", cobran fuerza las tendencias a favor de las protestas de tipo "pujadista" entre los pequeños empresarios y los oficinistas de Europa occidental y Estados Unidos. Estas se separan voluntariamente del gobierno parlamentario y exponen, en forma dramática, la incompetencia e irrelevancia de muchos de los partidos políticos, e instituciones existentes en Occidente, aunque siguen representando una fuerza marginal.

A continuación, la crisis económica ocasionan una serie de quiebras bancarias en España. Se forma entonces una inesperada alianza entre estos elementos de protesta y los trabajadores españoles, que tienen una gran tradición de acción anárquica y sindicalista. Empieza a crecer un movimiento antigubernamental fuerte, aunque aun no conozca perfectamente a dónde va, que pone en peligro al débil régimen liberal que ha sustituido al General Franco.

En esta situación, un grupo de intelectuales (y, fundamentalmente, antiguos falangistas) publican un manifiesto en el que se echa la culpa de las dificultades económicas y de la actual impotencia de España - y de Europa - a la capitulación del siglo XX a los valores burgueses y "americanos". Se condena el espíritu burgués y comercial. Predice la reformulación de las sociedades europeas que incorporar a todas las clases en un movimiento de reforma y unidad europea de tipo austero y disciplinado.

Su manifiesto significa una reinterpretación de carácter muy romántica, de las tradiciones aristocráticas y caballerescas de Europa, pero extendiéndolas a las masas de una nueva Europa sin clases, añadiendo a lo anterior un programa de administración tecnocrática de la economía nacional y de las empresas industriales, en el que se da un gran relieve a las nuevas técnicas de dirección y de proceso de datos..." ("El año 2000", de Herman Kahn y Anthony J. Wiener, Ed. EMECE, Buenos Aires, 1969, pp. 423-425)

aparicio lópez, juan

Escritor, fundador de las J.O.N.S. y de F.E., nació en Guadix (Granada) el 29 de junio de 1906. Estudió Filosofía y Derecho en la Universidad de Granada. Desde 1927 colaboró en "La Gaceta Literaria", donde conoció a Ramiro Ledesma Ramos y participó en la fundación del semanario "La Conquista del Estado", como secretario de redacción. Con Ledesma funda las JONS, de cuyo himno es autor, que lleva como titulo "Himno de las falanges de combate". Junto a Emiliano Aguado y a Antonio Correa formó parte del comité universitario jonsista. Fue también quien propuso el emblema del yugo y las flechas para la Falange, recordando haber oído a su profesor de Derecho Político, Fernando de los Ríos, cual debería ser el símbolo de un futuro movimiento fascista en España. Secunda en su apartamiento a Ledesma al abandonar la Falange en 1935, y entró a colaborar en el diario "YA" y como profesor en la Escuela de Periodismo de "El Debate". Al ser detenida la Junta Política, vuelve a la Falange y colabora en el semanario clandestino "No importa".

Escritor, periodista y maestro de varias generaciones de periodistas españoles, su nombre figura entre la primera línea de los grandes lideres de la Falange. Entre sus numerosas aportaciones al moderno periodismo español, creo la Escuela Oficial de Periodismo, madre de la actual Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. Fundó "El Español", una revista que representó un nuevo concepto de revista de información y documentación de la actualidad del mundo. Suya fue la creación de "Así Es","La Estafafeta Literaria", "Fantasía", "La Gaceta de la Prensa Española", "Fénix" "Memoranda y Documenta", los premios mensuales de periodismo e infinidad de iniciativas, que multiplicó desde su puesto de Director General de Prensa, en dos ocasiones, durante el régimen de Franco.

uJONS, Prensa falangista, Historia.

apertura sindical

En 1966, el ministro José Solís intentó de nuevo lo que fuera un poco el sueño de José Antonio, la misma operación que fracasara en 1946: el entendimiento con los sindicalistas de la CNT a fin de crear una gran fuerza sindical que, al mismo tiempo, actuara como barrera frente a los infiltraciones comunistas, que eran ya muy visibles, y como poder fáctico al margen de los partidos políticos; los anarquistas siempre habían rechazado la dependencia de los sindicatos hacia los partidos y estaban dispuestos a aceptar la idea de sindicatos únicos por ramas de producción. Uno de los principales interlocutores fue Francisco Royano Fernández, que acudió con otros cenetistas, a las reuniones que tuvieron lugar en el Instituto de Estudios Sindicales, (Calle Lope de Vega 38, lateral del Edificio Sindical de Paseo del Prado, en Madrid) a partir de 1965. Adolfo Muñoz Alonso, director del Instituto, fue la figura descollante de la reunión, a la que asistieron también el secretario general de la Organización Sindical, Pedro Lamata Mejías; Francisco Lapiedra de Federico, Vicesecretario de Ordenación Social; Torres Casals, Inspector general; Font Lloveras, Emilio Romero y Fernando Herrero Tejedor. Participaron por parte de la CNT, catorce sindicalistas de la antigua CNT, entre los que figuraban Horacio Prieto y Diego Abad de Santillán, que habían sido invitados pero que declinaron la invitación, pero el antiguo ministro de Comercio de Largo Caballero, Juan López Sánchez, si estuvo presente y permaneció posteriormente como profesor del Instituto. Las conversaciones cristalizaron en un acuerdo de principio, el 4 de noviembre de 1965, la Organización Sindical aceptaba el derecho de huelga si era por motivos laborales, comprometiéndose a apoyarlo, y abrir vías para que algunos sindicalistas de la CNT fueran procuradores en Cortes. Mientras la CNT aceptaba el principio de unidad sindical, principio que nunca habían rechazado.

u Sindicalismo. Historia. José Solis.

aranda, general

" Durante los años de la Segunda Guerra Mundial, la figura política más activa de la jerarquía militar, fue el general Aranda, que era abiertamente antifalangista, aunque ocasionalmente trataba de pretender otra cosa. Como Capitán General de Valencia había intervenido varias veces para moderar allí la represión e incluso corrieron rumores de que hizo fusilar a dos falangistas por tratar de llevarse de las cárceles militares a presos republicanos para asesinarlos por su cuenta. Aunque esto parece poco probable". (Esta actitud y su pertenencia a la masonería fueron - además del soborno que se cita mas adelante - la causa de que Franco le privara del mando directo de tropas) "Que la sospecha de Franco estaba más que justificada queda indicado por el hecho de que unos documentos privados revelan que era la pieza central en una operación de soborno, en la cual se pagaron nada menos que 13 millones de dólares a un considerable número de generales españoles por medio de la Swis Bank Cortporation de Nueva York, a cambio de sus esfuerzos para mantener la neutralidad de España. El propio Aranda, según parece, se metió en el bolsillo dos de aquellos 13 millones de dolares" (Citado por Stanley G. Payne , en "Franco y José Antonio", p. 518. Cita extraída de acuerdo con los datos presentados por D. Smytj "Les chevaliers de Saint George: La Grande Bretagne et la corruption de generaux espagnoles" (1940-1942). "Guerres mondiales", núm 162. pp 29-54)

u Guerra civil. Franco. Ejército.

aranguren lópez, josé luis

Filósofo y profesor, nació en Ávila 9 de junio de 1909. Licenciado en Derecho y, posteriormente, Doctor en Filosofía, se afilió a FET, 1937, colaborando en la prensa falangista con artículos que le identifican con el régimen de Franco. Entra en contacto con los llamados "serranistas" en torno a la revista " Escorial" y el diario "Arriba". Con motivo de una depuración interna, Aranguren solicita continuar con la afiliación. Laín Entralgo, como rector de la Universidad Complutense apoya su candidatura para que obtuviera la cátedra de Ética (Expediente publicado el diario SP, de Madrid sobre las circunstancias de tal promoción) . A partir de ese momento, se une a los movimientos de oposición al régimen, abandonando España para dictar clases en universidades extranjeras. Falleció en Madrid en 2002.

u Intelectuales, Cultura, Universidad.

arce, carlos de

Natural de Chantada, Lugo, 1932. Escritor y profesor, es el autor de una de las mas importantes biografías de José Antonio, ha contribuido a esclarecer algunos de los enigmas de la vida y la obra del fundador y de su tiempo. Desde fuera del compromiso político, el autor ha estudiado con precisión milimétrica los amplios espacios de una biografía a la que ha servido con objetividad y fidelidad, sin incurrir en los estereotipos habituales en este tipo de trabajos.

uJosé Antonio, Bibliografía, Historia.

areilza, josé maría

José María de Areilza nació en Portugalete, Vizcaya,1909- y murió en Madrid,1998. Escritor, político y embajador de España. Conde de Motrico, ingeniero industrial y licenciado en Derecho, desde su fundación se afilió a las J.O.N.S. y tuvo gran amistad con Ramiro Ledesma Ramos. Se unió al Alzamiento el 18 de julio de 1936, fue alcalde Bilbao, director general de industria y consejero de Estado y procurador en Cortes. Consejero nacional y miembro de la Junta Política. También fue posteriormente embajador en Argentina, Estados Unidos y en París. Publicó un importante libro conjuntamente con Fernando Maria Castiella, titulado "Reivindicaciones de España" en 1941. Fue miembro activo del Consejo Privado de Juan de Borbón y Ministro de Asuntos Exteriores en el primer gobierno de la Monarquia.

Sobre la Falange y José Antonio escribió:

"Plena vigencia política, social y económica.- Creo que es preciso decirlo sin que nadie se ofenda: la enorme fuerza espiritual del fundador de la Falange, la indiscutible proyección de su figura y de su pensamiento en las masas juveniles de España se debe no tan sólo al impar ejemplo de su vida y de su muerte y al renovador y caliente estilo que moldeó su patriotismo, sino también a que su mensaje era de hoy, actual, con plena vigencia política, social y económica, y que su planteamiento de los problemas era, frente al anacronismo de los demás, enteramente comprendido por la nueva generación.

Este es un aspecto que cualquier español que haya estado, por ejemplo, en América hispana, conoce enseguida y percibe al descubrir las insospechadas ramificaciones que el verbo y la figura de José Antonio han creado en la más remota de las Universidades o en los círculos literarios o intelectuales más dispares de aquel continente, con un fervor y una ansiedad tales que superan, a veces, las de sus más cercanos y fieles seguidores de aquí." ("José Antonio o la continuidad", en "Arriba", Madrid, 20 de noviembre de 1952.)

. . .

"Gran jefe político.- Físicamente arrogante, de traza airosa, porte distinguido, andar resuelto y una mirada azul que le confería cierto aire nórdico y deportivo… Tenía la apariencia de vivir una existencia fácil, con muchos planes femeninos y concurrencia veraniega incesante a reuniones y comidas mundanas… Tenia aura, magia expresiva, sex appeal de liderazgo, garra, ascendiente, fuerza imperiosa y además physique du rôle , las condiciones visibles y externas del gran jefe político" ("Así los he visto", Planeta. Barcelona, 1974

. . .

"Yo he colaborado con el régimen y he figurado en sus anales originarios. He sido fundador de las JONS; elemento instrumental para la fusión entre las JONS y la Falange; miembro del primer Consejo Nacional de FET y de las JONS, y vocal de su primera Junta Política; alcalde de Bilbao, Director General de Industria, Embajador de España en Buenos Aires, Washington y París, y en fin, he sido quien negociando con Hammarkjold, consiguió la admisión de España en las Naciones Unidas. Y nada de eso oculto, ni me arrepiento de ello, porque fue simplemente lo que yo entendí servicio obligado a mi país y mis compatriotas". (J.M. de Areilza "Conversaciones en Madrid", con Salvador Paniker. Ed. Planeta. Barcelona, 1969 p. 297)

. . .

Siendo embajador en Buenos Aires, tuvo que visitar a Doña Eva Duarte de Perón, que compatibilizaba la condición de "primera dama del país", con el cargo de Ministra de Asuntos Sociales. Tras hacerle esperan más de una hora en la antesala, dijo a su secretaria en voz alta, de manera que Areilza lo oyera: "Diga a ese "gallego de mierda" que entre". Desde el umbral de la puerta del despacho, el embajador español dijo en voz alta: "El gallego se marcha; la mierda se queda". Este dato tuvo que ver sin duda con su traslado a la embajada de España en Washington, lo que representaba un evidente ascenso en su carrera política.

u Historia, Falange, Monarquía, Estilo

argamentería, rodolfo

Rodolfo Argamentería (1925, Madrid-1980, Madrid) Economista, Catedrático de la Universidad, Agente de Cambio y Bolsa y Técnico Comercial del Estado, realizó toda su obra política en la dirección de asuntos económicos de la Organización Sindical Española, donde desempeñó las Vicesecretarias Generales de Ordenación Económica y de Administración y Finanzas y en el Instituto de Estudios Políticos, al frente de la Sección de Economía Política.

Político, economista, y profesor, la personalidad de Rodolfo Argamentería se encontraba comprometida con la política de su tiempo, como puso de manifiesto a través de su vocación de sindicalista, donde sirvió con muestras de gran talento y eficacia. Fue profesor del Instituto de Estudios Sindicales, bajo la dirección de Adolfo Muños Alonso. Su paso por el Instituto de Estudios Políticos y la Dirección de los Seminarios del Movimiento, al frente de la sección de Estudios Económicos, supuso una etapa de superación en aportaciones de alto rigor científico. Su opinión sobre el fundador quedó así expresada:

"Le dolía la injusticia social.- No es momento de encajar, dentro de las doctrinas económicas en moda hoy, si José Antonio fue o no fue "keynesiano" o su política económica se atempera a sistemas de autarquía o de integración económica internacional. Pero si se puede afirmar que fue hombre que vio clara la subordinación de los intereses privados al bien común, que concibió el bienestar económico de los españoles como una meta a alcanzar, pero siempre dentro de un sentido de subordinación a valores superiores.

Lo macroeconómico le obsesionaba en cuanto que España tenía problemas hondos de magnitud nacional. Le dolía la injusticia social resultado de un desorden económico. Concibió la unidad de todos en el trabajo, para que al producir - fenómeno económico - se lograra la unidad de todos - fenómeno político - con miras a un bien superior". ("José Antonio como economista", en "Arriba", Madrid, 20 de noviembre de 1959)

uEconomía, Sindicalismo, Universidad.

argaya roca, miguel

Nació en Valencia en 1960. Profesor y escritor, autor de diversas obras de pensamiento, como "Entre lo espontáneo y lo difícil", editado por Tarfe, Oviedo, 1996, de donde es el siguiente párrafo sobre José Antonio:

"Sobre todo, una formulación ética.- Hay por encima de todo lo demás, una preocupación ética y metafísica de primera magnitud, el pilar sobre el que cabe sustentar toda acción revolucionaria posterior. Toda la doctrina de José Antonio Primo de Rivera descansa sobre este componente ético de enorme coherencia y parte de él. Ahí es donde, sin duda, reside lo específicamente joseantoniano, por encima y por delante de banderas y consignas afortunadas. Se trata de, sobre todo, de una formulación ética, una de las propuestas éticas más radicales que se han formulado desde la política y que, desde luego, trasciende lo estrictamente político para enlazar con lo poético".


argentina

Argentina fue, con Portugal, Suiza y el Vaticano, el primer país que se negó a secundar el acuerdo de las Naciones Unidas de bloquear a España y retirar los embajadores de Madrid, en 1946, como muestras de gratitud, la Sección Femenina organizó la primera salida al exterior de sus Coros y Danzas a aquel país. Rumbo a Buenos Aires embarcó la expedición en el barco "Monte Albertia". El 11 de mayo de 1948 llegaban a la capital argentina, donde les esperaba una gran multitud con el Presidente Perón y su esposa, doña Eva Duarte de Perón. Al día siguiente actuaron en el Coliseo Argentino del Mar del Plata. El éxito fue clamoroso y tuvieron que repetir el espectáculo varios días. El día 15 actuó en el gran teatro Colón - uno de los más famosos del mundo -y se agotaron las entradas. El Club Español, que reunió a todos los españoles de ideologías múltiples, con muchos exiliados políticos, les organizó una gran recepción y les entregó regalos. "Las voces de repulsa - afirma Luis Suárez en su libro ("Crónica de la S.F." Editorial Nueva Andadura, Madrid, 1992) que se habían preparado para perturbar las representaciones, fueron acalladas. El 16 de mayo repitieron la función en Mar de Plata y el día 18 actuaron en "Luna Park", ante casi más de veinte mil personas. Días después actuarían en las ciudades de Mendoza y Rosario. Estos viajes se repetirían con idéntico éxito por todos los países que los Coros y Danzas recorrieron por Europa, América, Oriente Medio, Asia...

uCultura, Sección Femenina, Falange Exterior.

arrese, josé luis de

(Bilbao, 1905- Corella, Zaragoza, 1986.) Arquitecto, Fundador de F.E. Ministro. Estudió Arquitectura en Madrid y se afilio a F.E. en 1933. Fue encarcelado al estallar la guerra. Aunque consiguió escapar y pasar a zona nacional, tras refugiarse en la Embajada de Noruega. Incorporado a las milicias falangistas, participó en diversos frentes. Fue gobernador civil de Málaga donde realizó una importante labor social Al terminar la contienda fue nombrado Ministro Secretario General, tras cesar el General Muñoz Grandes en este cargo. Desde su posición, dirigió el último intento de reorientar al franquismo hacia la recuperación de las esencias nacionalsindicalistas, pero su labor fue neutralizada por el grupo monárquico-militar, que conspiró contra el régimen desde el llamado Manifiesto de Lausana. Arrese estaba emparentado con la familia de José Antonio; se enfrentó con el discutido Decreto de Unificación, lo que le valió haber sido detenido. Logró que Franco incorporara a Girón al Ministerio de Trabajo y a Miguel Primo de Rivera al de Agricultura. Con los estipendios que cobró en sus diversos cargos políticos creó las llamadas "Becas José Luis de Arrese" que el Frente de Juventudes otorgaba a sus afiliados más dotados para realizar estudios universitarios. Una de estas becas sirvió de apoyo a la formación de uno de los hombres intelectualmente más sobresalientes del sistema, como fue Licinio de la Fuente. Como escritor publicó "La revolución social del Nacionalsindicalismo", "El estado totalitario en el pensamiento de José Antonio", "Treinta años de política", "Capitalismo, comunismo, cristianismo", "Hacia una meta institucional"...

. . .

"Por mucha importancia que diera Arrese a las profundas transformaciones económicas, él mismo reconocía que consideraba mucho más importante el salvaguardar la unidad de España y los "principios cristianos". La lucha de clases y la explotación económica eran, ciertamente, las causas primordiales de la desintegración de la sociedad moderna, pero lo más urgente era hacer frente al nuevo Anticristo. El comunismo ruso. Esta lucha era el eje de la política moderna; todos los demás factores secundarios debían subordinarse a la resistencia común frente al gran Enemigo. La única defensa segura en es-
ta lucha consistía en agruparse detrás de la Iglesia Católica, y únicamente gracias a la dirección del Caudillo y de los principios políticos del Movimiento podría evitarse el terrible peligro de la revolución. Con semejante actitud se hacia el juego a los partidarios de la dictadura militar apoyada por los núcleos financieros. Con el silogismo simplista de Arrese (libertad política = desunión = rebelión = anticlericalismo = comunismo =Anticristo) se hacía imposible toda actitud independiente de oposición a la dictadura. Realmente el "franco - falangismo" de Arrese no tenía nada que ver con el fascismo" (S. G. Payne, "Falange. Historia del fascismo español", Ruedo Ibérico, Paris, 1965. p. 199)

. . .

"Franco esperaba con la introducción de Arrese en el Gabinete, en primer lugar, el aislamiento de su cuñado (Serrano Suñer) de una oposición potencial de la Falange y en segundo lugar, un orientación ideológica más firme y, por lo tanto, una buena formación de grupos dentro de la Falange, para quitarles a los falangistas militantes su dinámica y bases de acción, así como para hacer frente al creciente movimiento a favor de la monarquía" (J. Martínez de Bedoya, "Memorias desde mi aldea", Ámbito, Valladolid, 1996 p. 172)

u Historia, Jerarquía, Consejo Nacional.

"arriba", periódico de la Falange

Semanario oficial de la Falange Española, fundado por José Antonio, el 21 de marzo de 1935. Su salida fue irregular en los primeros tiempos. Terminada la contienda, se convirtió en diario y órgano oficial en el que colaboraron los escritores falangistas de la primera hora y las primeras firmas del pensamiento español

. . .

"Durante los primeros pasos de la Falange, el señor Lequerica le prestó alguna ayuda económica, que terminó a fines de 1935 por razones que ignoro. "Arriba" se hacía con nuestro esfuerzo personal y monetario exclusivamente. Cuantos en el primitivo "Arriba" hemos colaborado sabemos los apuros para pagar el papel o la composición, por qué se redujo de seis a cuatro páginas a partir del número 14 y otras muchas cosas de la heroica pobreza de la Falange". (Ximénez de Sandoval op .cit p.166.Nota.)

. . .

"Y los días que siguieron no hicieron nada que aumentase en él esa sensación de sombra y esa inquietud. Intentó visitar en la cárcel a José Antonio Primo de Rivera, pero después de unos sondeos respecto a la oportunidad de la visita desistió de ello. Quien le aconsejó que no lo hiciera fue don Félix Palomo, un diputado del Partido Agrario que era cliente suyo y con quien le unía una amistad antigua. Era un conservador ponderado y cauto, para quien los chicos de la Falange eran unos locos, unos frenéticos inexpertos que pretendían actuar contra la revolución con sus mismas armas. Y por tanto serían barridos y eliminados por los otros.
- Son unos aficionados que no hacen más que dar pretexto a la sangre. José Antonio es un muchacho inteligente y honrado, y todos ellos son chicos de buena fe, pero no irán a ningún lado. A esos se los comen en crudo los revolucionarios de verdad. No, a quien tiene usted que ver a Calvo Sotelo. Le arreglaré una cita con él.
Paseaba por la carrera de San Jerónimo cuando advirtió el vocerío de unos vendedores del periódico de la Falange Española. Eran unos muchachos con camisa azul que gritaban hasta desgañitarse la palabra "Arriba". Se metían en los grupos, entraba en los cafés, `pero la gente pasaba apresurada por su lado, como amilanada. Él cruzó también a toda prisa por la plaza de Canalejas hasta meterse en "Lhardy" para tomar una taza de caldo. A mitad de la libación sintió los ecos de un tumulto que se organizaba en la calle. Había sustos y carreras y al poco se oyó el trepidar inconfundible de los cascos de la caballería. Luego vio cruzar ante la puerta a un grupo de guardias de asalto con la porra en la mano. La brasserie se había llenado de gente que se apelotonaban, mirando al exterior.
- Todos los días hay palos. Vender no venden una pieza pero vienen sólo a que les den.
Era el encargado del local quien hablaba.
Había un caballero de aire aristocrático, con un traje gris listado de blanco y americana cruzada, zapatos de crepé, muy atildado él y con una perla en la corbata.
- Sólo ellos están en su lugar. Lo demás es bazofia y miedo. Si, señores- empezaba a entusiasmarse, hablando ya en voz alta, para todos.
- Sólo ellos están dispuestos a todo" (Ignacio Agustí "19 de Julio". Ed. Planeta, Barcelona, 1965, p. 468-469)

. . .

"En las páginas de "Arriba" se vive día por día, con los intervalos impuestos por las suspensiones gubernativas decretadas muchas veces por gobiernos que se llamaban de orden, las luchas, los trabajos, las persecuciones de la Falange. La confección de cada número representaba vencer obstáculos sin fin y dificultades sin cuento: económicas, policiales, periodísticas... Por eso, cuando la tarea semanal estaba terminada y el periódico se voceaba en la calle, respirábamos satisfechos como si se hubiera ganado una batalla, cuando muchas veces entonces empezaba, si bien ninguna termino en derrota, gracias al heroísmo y sacrificio de los camaradas que lo vendían" (Raimundo Fernández Cuesta, Prólogo al facsímil de "Arriba", Ediciones FET, Madrid, 1939)

u Historia, Prensa, Novela.

arriba España

Expresión falangista de la primera hora, original de Rafael Sánchez Mazas, que expresa el deseo de elevar a España por encima de todos los intereses de partido, con una voluntad de perfección y patriotismo, de modernidad y de vanguardia. También fue el título del órgano de la Falange Española editado en Pamplona y dirigido por el sacerdote Fermín Yzurdiaga. Este grito de ARRIBA tuvo ya antecedentes precisos en La Conquista del Estado con la consigna Arriba los valores hispánicos, publicado en su número primero (14 de Marzo de 1931). También es de esa época - anterior a las J.O.N.S. -el grito de España Una, Grande y Libre, aportado por Juan Aparicio. Así como fue Ledesma Ramos en 1933, el que lanzó la consigna Por la Patria, el Pan y la Justicia, en la revista J.O.N.S., y en el semanario La Patria Libre. El "!Arriba España!" fue intensamente empleado en los medios de comunicación y en los actos durante el régimen de Franco. Incluso trascendió al exterior, donde fue ampliamente empleado. Se registró su empleo por el propio Pontífice Pablo VI, en respuesta a los incansables vivas al Papa de los peregrinos españoles.

u Simbología, estilo, prensa.. . .

Nota.-"En "Las anécdotas de la política", el último libro que publicó Luis Carandell, se desvela, en boca de Areilza, el origen del grito ¡Arriba España!. A los falangistas no les gustaba nada en los años treinta el tradicional ¡Viva España!, porque aseguraban que vivir no era bastante porque se podía vivir mal. Así que los Foxá, los Primo de Rivera, los Jiménez Caballero, los Sánchez Mazas se pusieron a buscar una fórmula directa, ardiente y combativa, como exigía el espíritu de la nueva Falange de la camisa azul bordada en rojo ayer. Sánchez Mazas encontró la solución en el grito de los nacionalistas vascos. Gora significa arriba y ¡Arriba España! expresaba el deseo de una nación que quería vivir, pero progresando hacia arriba con las cinco rosas simbólicas prendadas en el haz." (Luis Maria Ansón, diario "La razón", Madrid, 20-X.04)

arroita - jauregui, marcelo

Nació en Santander (1922-1992) Escritor y periodista. Crítico de cine. Activo e infatigable luchador intelectual desde la prensa por la Falange, su opinión sobre José Antonio se manifestó así:

"No necesita actualización.- La llamada actualización de José Antonio lleva consigo la falsificación, al servicio de la más despreciable contingencia. Empieza por ser un imposible físico y se convierte en un imposible metafísico que frustra hasta la más inmediata y posible lección de José Antonio, inclusive en el aspecto humano, donde sus lecciones son inmarchitables. El pensamiento político de José Antonio, bien leído, no necesita actualización porque sigue siendo actual, y no porque - aunque así ocurra - la actualidad más actual se parezca a la actualidad de José Antonio, sino porque no es una fórmula sino una tensión políticamente valida, históricamente justificada, mientras existan peligros para la unidad de la Patria y mientras la política se apoye en enfrentamientos más que en superación de tales enfrentamientos.

Mientras la libertad se contraponga a la autoridad, lo individual a lo colectivo, una doctrina que persigue una sociedad libre al servicio de hombres libres, libremente unidos en una empresa común que persiga la justicia. José Antonio y su doctrina no necesitan actualizarse. Mientras a los hombres de España se nos plantee la disyuntiva obligatoria de ser esclavos de cualquier sistema económico y político, y aunque en un caso esa esclavitud se disfrace de oportunidad y, en el otro, de bienestar, las palabras de José Antonio no necesitan actualizarse, porque su planteamiento sigue vigente. Mientras el egoísmo y la violencia sean las señales de una frustrada existencia colectiva en libertad, la obra de José Antonio es actual". ("Leer a José Antonio", en "El Alcázar" (diario), Madrid, 21 de noviembre de 1980)

. . .

 Ironía.- José Antonio Primo de Rivera era, por intelectual, por hombre cultivado, capaz de ironía. Tal cosa no es demasiado frecuente en los políticos y no lo era, desde luego, en la barahunda política republicana. Tampoco suele ser frecuente en los hombres puestos al frente de una revolución y alguien ha escrito que muchos movimientos revolucionarios han fracasado porque sus dirigentes carecían de sentido del humor. José Antonio sabía ser irónico. Lo era en el momento oportuno. Lo era en ocasiones que saltan a la vista en sus Obras Completas. Lo era respecto a cuantas cosas se le presentasen en el pasado, aunque hacia algunas de ellas se sintiese atraído por la simpatía. Dos ejemplos: su actitud hacia el diario "ABC" y la ironía que existe e el tran traido y llevado sobre "La política y el intelectual", escrito con ocasión de los veinticinco años de cátedra de Ortega y Gasset. Leyendo este artículo se adivina en que forma José Antonio Primo de Rivera aceptaba su propio orteguismo y aun todo lo que en aquel estilo que formulaba había de orteguiano, pero lo aceptaba irónicamente, percibiendo lo que el estilo de Ortega tenía ya entonces de pretérito aunque también de similitud con el auténtico estilo actual que el mismo estaba creando" ("El estilo en José Antonio Primo de Rivera", en "Alcalá" (revista), núm. 45. Madrid, 25 de noviembre de 1953)

uPrensa, Cine, Cultura

----------------------------------------------------------------------

ARTE DE LA FALANGE

La II Republica y la Guerra civil tuvieron un importante reflejo en la creación artística y especialmente en la pintura. Mas intensamente, en el curso de la guerra. Para la zona republicaron, destacan las obras de Picasso, Miró, Sim, Bardasano, Renau, y para la zona nacional Pruna, Valverde, Aguiar, Caballero, Reque Meruvia, Cabanas, Herreros, y sobre todos ellos Saénz de Tejada, autor de importantes ilustraciones, como las que reflejaban las estrofas del "Cara el Sol" - su obra maestra -, alguna vez censurado por el cuartel general de Salamanca; carteles murales, sellos de correos, etc. que contribuyeron a la empresa bélica.

NUESTRO ARTE

"Mucho nos preocupa el bienestar material, pero más que nuestra renta, más que nuestro terruño nos importa nuestra esperanza inmortal, nuestra dignidad humana, nuestra gloria de españoles, nuestra religión, nuestra Patria, nuestro arte y nuestra cultura.

Todo eso es lo que nos querían arrebatar, y todo esto es lo que salva y recoge y asegura la Falange en el haz indisoluble de sus flechas. Lo recoge para depurarlo, para engrandecerlo, para imprimir en ello la llama de su aliento juvenil. Porque todo necesita ser restaurado y vivificado para que concurra a la realización del gran designio. El edificio imperial necesita el esfuerzo mancomunado de todos los valores, de todas las actividades, de todas las virtudes y de todos los principados: el Amor y la Justicia pondrán los cimientos; la Disciplina y el Trabajo levantarán los muros, la Obediencias y la Concordia tenderán las bóvedas en el espacio; y después vendrán la Alegría, la Confianza, la Fé, la Oración, la Cortesía, la Humildad, con todas sus hermanos, hijas del cielo, para decorar los pórticos, y tejer los tapices brillantes, y labrar los artesones y pulimentar los mármoles y los bronces y cubrir de gracias y magnificencias la estancias del alcázar maravilloso" (Fray Justo Pérez de Urbel, "El arte y el imperio", "Jerarquía", Pamplona, 1938)

. . .

"En cierto modo, el falangismo supo arreglárselas para conectar mejor con la élite artística de San Sebastián y Bilbao que con la de Madrid. El principal contacto en el país vasco de José Antonio fue Sánchez Mazas, pero hubo otros escritores falangistas de la región, como Pedro Mourlane Michelena, mientras que los más destacados pìntores de vanguardia en Guipúzcoa, Cabanas, Errauskin y Julián Tejería trabajaban con la Falange. La inauguración del grupo más vanguardista de pintores "GU", que era profalangista, reunió en el verano de 1934 a figuras tan dispares como José Antonio y Picasso. Más directamente falangista era el notable arquitecto "racionalista" guipuzcoano Manuel Aizpurúa" (Payne, ob. cit. p. 242)

. . .

"G.U." y Tellaeche han recibido comparativamente poca atención, por parte de los historiadores del arte vasco. El abanico ideológico del primer vanguardismo vasco era amplio y flexible. Emulando la alianza de los futuristas italianos con el fascismo, algunos artistas se unieron al falangismo... El grupo filofascista fundó en 1934 la sociedad artistas "GU" que resultó en dos años la institución artística más vigorosa, abierta e innovadora del país vasco hasta que, con la guerra civil, se convirtió en factoría de propaganda fascistas. Cabanas, Olasagasti y Kaperotxipi visitaron Italia en 1933 y 1934. Olasagasti y Cabanas, que inicialmente parecieron simpatizar con el separatismo vasco, quedaron deslumbrados por Italia y la estética del fascismo. Tal vez el fascismo les proporcionara una identidad imposible en el PNV, que rechazaba toda veleidad vanguardista. Del cualquier modo su filosofía no tuvo menos que ver con sesudas disensiones filosóficas que con la búsqueda de amparo ideológico en una época superpolitizada. Las simpatías políticas de la vanguardia donostiarra parecen más simples y elementales que otra cosa. La amplitud de miras de Julián Tellaeche, artista fundamental de "GU", puede resultar ejemplar: colaboró indiscriminadamente con el PNV, el Frente Popular y la Falange hasta muy poco antes de la guerra civil.
Cabanas acabó siendo uno de los principales falangistas donostiarras. Sin duda fue uno de los mejores conocedores del surrealismo, la pintura metafísica y el futurismo. En la guerra acabó diseñando simbolismo imperial franquista, pero la ramplona sordidez del nuevo régimen le acabó produciendo tal depresión, como a otros falangistas de la primera hora, que en 1945 se autoexilió en Argentina". (Payne, ob. cit. p. 297)

Aguiar, José

Nació el 18 de abril de 1895 en Vueltas de Santa Clara, Cuba, Sus padres, Ángel Aguiar Carrillo y Concepción García Aguiar, eran campesinos acomodados naturales de La Comiera, de donde habían emigrado a Cuba. Después de cursar sus estudios de bachillerato en La Laguna (Tenerife), se traslada a Madrid en 1914 e inicia sus estudios de Derecho y Filosofía y Letras. Asistió informalmente a las clases de la Escuela de Bellas Artes de San Fernando con José Pinazo Martines. En 1920 presenta en la Exposición Nacional su obra "Comadres de La Gomera", que es rechazada por el jurado de admisión... En 1926, participa en la Exposición Nacional con "Los dos labriegos" y "Figuras de pueblo", obteniendo la Tercera Medalla. Sucesivamente obtiene galardones, y en 1930 el Cabildo Insular de La Gomera le concede una pensión de 6.000 pesetas para realizar estudios en Italia... En 1932 participa en el Concurso Nacional organizado por el Círculo de Bellas Artes con su cuadro "Composición de desnudos", que obtiene el Premio de Ayuntamiento de Madrid. Oposita con Vázquez Díaz a la Cátedra de Pintura Mural en la Escuela de Bellas Artes de Madrid. En 1934, obtiene la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes por un "desnudo sentado", y la Real Academia de Bellas Artes le otorga la beca "Conde de Cartagena", para realizar un viaje por el Norte de África. El Casino de Santa Cruz le encarga una pintura mural. Realiza el "Friso isleño", una de sus obras más importantes, que figura en el vestíbulo de aquella entidad. Fue uno de los primeros afiliados a la Falange de Canarias. En 1936 pinta en Salamanca el retrato de Miguel de Unamuno, el de Francisco Franco que se presenta en la Bienal de Venecia. Es autor del VÍCTOR que reprodujo en el Palacio Episcopal de Salamanca, sede del Cuartel General de Franco. Publica en la revista "Vértice", "Cartas a los artistas españoles sobre un estilo". La Secretaria General del Movimiento le encarga un mural de 62 metros cuadrados parta su sede en Madrid. Le encargan varios proyectos para el Valle de los Caídos. Viaja por América. Regresa a España y se instala en Pozuelo de Alarcón. Ingresa en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, ocupando el sillón que dejó vacante Ramón Stolz. Su discurso se titula "Breve análisis de la angustia en el arte contemporáneo". Fue contestado por Enrique Lafuente Ferrari. En 1976 falleció en Madrid.

Aguiar pintó varias versiones del retrato de Franco. En una, la más conocida, y a la que alude Cirici, aparece con uniforme de general del Ejército de Tierra, de cuerpo entero sobre un fondo de montañas. Aguiar mismo hizo algunas réplicas de ese cuadro (figuraron en organismos oficiales de Salamanca y Tenerife). En otro, desconocido hasta ahora, figura de medio cuerpo, con el uniforme de Falange. Al parecer Franco posó muy brevemente para Aguiar, por lo que este debió utilizar los mismos apuntes para construir los distintos retratos del Caudillo". (Lázaro Santana, "José Aguiar", Edirca, Las Palmas, s/n)

"Indudablemente, para los falangistas "puros" el modelo de pintor "puro" lo encarnaba José Aguiar" (...) "En 1939 le vemos ocupado en retratar a José Antonio, confesando a la prensa del Régimen que andaba entusiasmado en captar y mostrar la verdadera espiritualidad del "Fundador" (...) "La Secretaria General del Movimiento había asignado a Aguiar una cantidad mensual (algo mas de mil pesetas mientras durase su trabajo en la obra) Después de un año, la obra definitiva iba a ser instalada en el Valle de los Caídos. No llegó a realizarse al parecer por dificultades técnicas" (L. Cadenas, 545)(Gabriel Ureña "La nueva pintura de la España eterna", en "Arte del franquismo", 1981)

. . .

Al parecer, cuando Aguiar obtuvo la Medalla de Honor en la Exposición Nacional de 1944, fue denunciado por Vázquez Díaz bajo la acusación de masón, sin duda con el propósito de que fuera desposeído del premio; la acusación no tuvo otro efecto que enemistar aún más a los dos artistas". (L. S.)

AGUIRRE DEL CASTILLO, Mª TERESA

Nació en Barcelona en 1912, estudió en la Escuela Superior de Bellas Artes y abrió su taller en Guecho (Vizcaya), solar de sus antepasados. En Madrid participó en la Exposición Nacional de Educación y Descanso, en la que obtuvo la Medalla de Plata en 1942. Decoró el Preventorio de Gallarta, en el que pintó un gran mural. Falleció en Algorta en 1953.

AIZPURÚA, JOSÉ MANUEL

Arquitecto, nació en San Sebastián en 1904 y murió asesinado por las milicias vascas, sin juicio previo, en agosto de 1936. Estudió en la Escuela de Arquitectura de Madrid. Alcanzó gran prestigio como profesional en los nueves años que ejerció la carrera, con las numerosas obras que proyecto y llevo a cabo, que le valieron ser calificado como el primer arquitecto de su época dentro del racionalismo vasco. Colaboró en las revistas "A.C." y "Arquitectura". Su construcción más decisiva fue el Club Náutico de San Sebastián en 1929, que le valieron el elogio de las mas importantes críticos nacionales e internacionales. Militante de Falange Española, desempeño la Jefatura de Prensa y Propaganda y fue miembro de la Junta Política. Diseñó el periódico "Arriba". Fue amigo de Lorca y de Picasso, a los que presentó a José Antonio Primo de Rivera.

ÁLVAREZ AJURíA, MATÍAS

Nació en Bilbao, estudió en la Escuela de Artes y Oficios. Fue premiado en la Exposición Nacional de Educación y Descanso de la Organización Sindical, con bolsa de viaje y montó exposiciones personales en Palma de Mallorca, Bilbao, San Sebastián, Madrid, etc.

BERTUCHI

Pintor español que, en su extensa e importante obra, destacó en numerosos cuadros la participación de los falangistas en escenas de la guerra civil española.

CABALLERO, JOSÉ

(Huelva, 1916-Madrid 1991) Pintor, colaboró con Lorca en el teatro "La Barraca" y durante la guerra civil participo en el equipo de propaganda del bando nacional, como ilustrador de las revistas "Vértice", "Laureados" y en la obras de Agustín de Foxá "Madrid de corte a checa". Colaboró con el grupo teatral "La Tarumba" y en el proyecto de la revista "Escorial".

CABANAS ERAUSKI, JUAN

Pintor y critico de arte (1907 - 1979) Nació en Asteasu (Guipúzcoa). En 1925 ingresó en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. Entre 1926 y 1928 residió en París, con esporádicas visitas a Roma y toma contacto con las vanguardias estéticas, especialmente con el surrealismo, conociendo a Pancho Cossío. En los años 1928 y 1929 reside en Roma, donde conoce a Sánchez Mazas, con el que se acerca al fascismo. En 1930 organiza con el arquitecto Aizpurúa, la Exposición de Arquitectura y Pintura Modernas en San Sebastián y pinta el cartel del evento. En 1938 fue director del departamento de Música y Artes Plásticas dentro de la Delegación Nacional de Propaganda y realizó varios trabajos, entre ellos el cartel que reproduce el puño sujetando un fusil sobre el fondo del yugo y las flechas, con una leyenda que dice "¡Por las armas!" "La Patria, el Pan y la Justicia".

COBREROS URANGA, VICENTE J. MARíA

En 1898 nació en Tolosa, Guipuzcioa. Estudió en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando, de Madrid, con los profesores Cecilio Pla, Sorolla y Julio Romero de Torres. Presentó su primera exposición en el Kursal de San Sebastián y posteriormente en Madrid, Bilbao y San Sebastián de nuevo. Fue catedrático de dibujo y realizó la critica de arte en el diario falangista "Unidad" y en Radio San Sebastián, firmando sus trabajos con el pseudónimo : J. Arramabe.

COSSÍO, PANCHO

Fundador de la Falange de Santander y uno de las grandes figuras de la pintura española de la generación del 27. Pancho Cossío desempeñó la secretaria de la Falange montañesa y una de las figuras emblemáticas de la pintura española del siglo XX. (Ver el descriptor Cossío, Pancho)
Según Víctor Zarza (ABC, 19.3.05, p. 28) "La suya fue, qué duda cabe, una pintura de riesgo, al borde de la desesperación, liminar en su estricta economía y aún en sus gestos más aparentemente arbitrarios (como esas motas blancas evidenciando el carácter virtual del cuadro). Extremada consunción derivada de una insobornable confianza en el lenguaje pictórico, a la que sólo se tiene acceso mediante el conocimiento práctico. Una sabiduría, en su caso, obtenida del ejercicio radical y sin evasivas de la pintura". (Reseña critica de la exposición en la Galería Leandro Navarro, de Madrid, en Marzo-Abril de 2005)
El propio Cosió dice de su propia obra: "La transparencia de mi manera creo que es veneciana, de mi admiración hacia los maestros flamencos me viene la gravedad y la densidad grasa de mis óleos; su gracia y su abstracción, la modernidad, en suma, de Paris, indudablemente. Y todo ello sobre una temperamental sobriedad española".

DÍAZ VÁZQUEZ, DANIEL

Una de las cumbres de la pintura española del siglo XX, que trató con singular maestría en sus lienzos personajes y momentos de la historia de la Falange. Su obra en buena parte quedó inmortalizada en diversos momentos de la guerra, como sus cuadros "Alto de los leones" y "El Alcázar de Toledo", en los que recogió las epopeyas de estas hazañas de los falangistas españoles.

EXPOSICIÓN NACIONAL

La Delegación Provincial de Bellas Artes de FET y de las JONS de Valencia organizado en Julio/Agosto de 1939, una Exposición Nacional de Arte, en la que participaron obras de las principales figuras del arte español como Antonio Vila Arrofat, Alejandro de Cabanyes, Anselmo Miguel Nieto, Alfonso Gabino, Domingo Carles, Daniel Vázquez Diaz, Enrique Martines Cubells, Enrique Pérez Comendador, Enrique Ricart, Eduardo Chicharro, Eugenio Hermoso, Evaristo Valle, J. Porcar, Francisco Labarta, Francisco Soria Aedo, Fernando Escrivá y Cantos, Genaro Lahuerta, Hipólito Hidalgo de Caviedes, Ignacio Zuloaga, Ivo Pascual, Ignacio Pinazo Martinez, Jesús Olsategui, José Clará, José de Togores, José Capuz, José Aguiar, José Oriols, José Lozano, José Nogales, José Segrelles, Joaquín Mir, José Frau, José Maria Mallol Suazo, Juan Serra, José Amérigo, Luis Mosquera, Luis Marco Pérez, Martín Llauradó, Margarita Frau, Manuel Benedito, Monolo Hugue, Mariano Pi Delasierra, Miguel Villa, Pedro de Valencia, A. Palacios Escrivá, Ramón de Zubiarre, Ramón Mateu, Rosario de Velasco, Rafael Llimona, Rafael Vázquez Aggerholm, Rafael Solanich, Salvador Tuset y Valentín de Xubiaurre.

GOÑI, LORENZO

Ilustrador, pintor y dibujante, Lorenzo Goñi, del que se ha dicho que, "forma parte de la Historia de España, desde la Guerra Civil a la Democracia pasando por la Posguerra, el Franquismo y la Transición; por eso hemos querido reproducir lo que hemos podido obtener del expediente incoado por el Jurado de Ética Profesional Periodística, encargado de llevar la censura a sus últimas consecuencias.
El humor que destila su dibujo y - más aún - el que se puede leer ente líneas de su declaración, no necesita comentario. Supo escurrirse, como otros muchos compañeros, entre los dedo de gigantes de las manazas del aparato estatal.
Compañero inseparable de Cela y de Quevedo, podría considerarse el último exponente de la Picaresca española pues nadie como él ha sabido adentrarse e interpretar los personajes y relatos de nuestros mejores novelistas.
Al igual que Beethoven generó - sin querer- el miedo de sus contemporáneos a componer una sinfonía, Goñi ha hecho casi imposible acometer la tarea de ilustrar a los clásicos.
El es ya un clásico, un clásico que pervive en le memoria de las gentes ..." (Santiago Catalá Rubio, "Lorenzo Goñi, Galería de Arte Pilares, Cuenca, 2001)

ORS, VÍCTOR, D'

Arquitecto, nació en Barcelona en 1909, hijo del filósofo y polígrafo Eugenio D'Ors, en autor del logotipo del semanario FE. Participó en el asalto a los locales de la FUE de la Facultad de Medicina de Madrid el 25 de nero de 1934, en respuestas al atentado contra el falangista Baselga. Fundador de los Círculos José Antonio, de Madrid. Es autor de "Arquitectura y Humanismo" (Madrid, Labor, 1967).Esbozó lo que en su opinión podía llegar a ser la "Ciudad Azul" falangista, de la que se recogen diversos aspectos en el descriptor D'Ors. Murió en Madrid el 3 de diciembre de 1994.

ESCUELA DE MADRID

El pintor Benjamín Palencia se dio cuenta recién terminada la guerra de que era obligado recuperar el enlace generacional y reunió en el pueblo de Vallecas a un grupo de jóvenes pintores (Francisco Arias, Álvaro Delgado, Agustín Redondela, Cirilo Martinez Novillo, Francisco San José, Pedro Mozos, Pedro Bueno y el muy prematuramente fallecido Luis Castellanos). Palencia había bautizado a su equipo con el nombre de "Convivio", a cuyas reuniones en los entonces campos de Vallecas solían acudir de una manera menos habitual su viejo amigo y casi discípulo Juan Manuel Diaz Caneja, el pintor canario y gran colorista Juan Guillerán y el prematuramente fallecido José Caballero. De este pequeño grupo de jóvenes participantes salió muy rápidamente la entonces llamada "Joven escuela madrileña", precursora de la actual "Escuela de Madrid" (Carlos Arean "El legado de Franco", Fundación Francisco Franco, Madrid, 1997)

PONCE DE LEÓN, ALFONSO

Nacido en Málaga en 1906, se traslada a Madrid en 1911. Estudió en ICAI y Bellas Artes, coincidiendo con Salvador Dalií Maruja Mallo y la que fue su mujer Margarita Manso. Fue asiduo a la tertulia del Henar con Buñuel, García Lorca - que le dedicó uno de sus poemas del "Romancero" -, Moreno Villa, Santiago Ontañón. Con ocasión de su Exposición en 2001 en el Museo Reina Sofía, José Lorenzo, señaló los siguientes caracteres de su obra: Era un artista de vanguardia. Algo siempre minoritario y peligroso; Murió asesinado en una cuneta, se casó con una mujer inquieta; fue militante de FE, amigo personal de José Antonio Primo de Rivera, quien le encomendó misiones de propaganda, como ilustraciones en el semanario FE, carteles, logotipo del SEU, etc. En Falange coincidirá con escritores y artistas de la talla de Emilio Aladrén, J.M. Aizpurúa (con el que probablemente diseño el famoso "telón de los caídos" usado en los actos públicos falangistas, donde sobre fondo rojo y negro y en letras de oro, figuraba toda la nomina de asesinados), Luis Rosales, José Maria Alfaro, Dionisio Ridruejo, Pancho Cossío o Samuel Ros. Con este último fundará el 23 de febrero de 1934 el Cine Club del SEU, con sesiones en el cine Bilbao de Madrid.(Rastro de la Historia, Num. 7, en Internet Resumen del articulo de José Lorenzo García Fernández)

SÁENZ DE TEJADA, CARLOS

Nació en La Guardia, Álava, en 1897 y murió en Madrid, en 1957. Comenzó su carrera en 1914, bajo la dirección de Daniel Cortés. En 1916 se traslada a Madrid e ingresa en la Escuela de Bellas Artes, al tiempo que completa sus estudios con Joaquín Sorolla y José María López Mezquita. Colabora en las revistas "La Esfera", "Nuevo Mundo" y "Aire Libre". Participó en 1925 en la Exposición de Artistas Ibéricos celebrada en el Retiro. Desde 1926 a 1935, reside en Paris colaborando en las revistas "Vogue", "Robe", "Harpers", "L'Ilustration", "London News" y "Femina" e ilustras ballets de "La Argentinita". A su regreso a Madrid, colabora en "ABC","La Revista de Occidente" y "Blanco y Negro". En los años cuarenta, participa activamente en las ilustración de numerosas editoriales y publicaciones falangistas. Ilustró las estrofas del "Cara al Sol" y del Entierro de José Antonio, desde Alicante a El Escorial. Fue un constante ilustrador de las revistas de la Falange. Dejó indeleble huella de su presencia en VÉRTICE, la revista cultural de la Falange en la posguerra, que sirvió para atraer a los intelectuales españoles, sin exclusión alguna. (Véase el descriptor Sáenz de Tejada

SEGRELLES, JOSÉ

Extraordinario pintor valenciano, nació en Albaida en 1885 y falleció en Madrid en 1969. Es autor de la alegoría del entierro de José Antonio, una obra maestra, que expresa la intensidad del dolor de España, por aquella muerte injusta, que se utilizó como un batalla más en la guerra. Segrelles, en este cuadro, plasma la conmoción que produjo un suceso que de nada sirvió a sus ejecutores, pues consiguió encender aun más la llama del mensaje joseantoniano, que aun arde en los corazones de sus seguidores.

ZULOAGA, IGNACIO

Importante figura del arte español del siglo XX, el más insigne intérprete de la España auténtica, a través de sus personajes y paisajes, que ilustró con su obra el momento histórico que le tocó vivir con gran fidelidad y talento. Zuloaga fue galardonado con el Gran Premio de la XXI Bienal de Arte de Venecia, (1938) que presentó entre otras obras un retrato de Millán Astray. Formó arte de a representación española en aquel certamen que organizó Eugenio D'Ors, director de Bellas Artes. De esta representación formaron parte el escultor Enrique Pérez Comendador, Pedro Pruna y José Aguiar.

* * *

COMENTARIOS:

"A la construcción de esa imagen del franquismo durante la guerra contribuyeron principalmente las ilustraciones de Sáenz de Tejada, quién según Alexandre Cirici "se hartó de pintar falangistas y legionarios, requetés y flechas, campesinos y obreros, mujeres de la Sección Femenina, chicos del Frente de Juventudes, heridos y laureados, estudiantes e incluso bebés, portadores de brillantes uniformes, de lustrosos correajes, avanzando con paso heroico bajo las variopintas banderas desplegadas, los víctores y las águilas o guerreros de todas clases bajo la Virgen del Pilar. Junto a él habría que situar a los hermanos Teodoro y Álvaro Delgado - colaboradores gráficos de la revista falangista "Vértice" - y a José Caballero y a Domingo Viladomat - principales ilustradores, en la posguerra, de la ostentosa edición de Laureados de España, con textos de Manuel Machado, Eduardo Marquina, Gerardo Diego, Camilo José Cela, J. Calvo Sotelo, Félix Ros y Juan Ignacio Luca de Tena -. Y otros muchos artista, autores de la imaginería propagandística del periodo, a través del cartel, la pintura, la escultura, etc., en cuya amplia nómina destacarían los nombres de Ignacio Zuloaga, José Aguiar, Álvarez Sotomayor, Pérez Comendador, el dibujante Tono, Pedro Pruna, J. Cabanas, etc. El pintor catalan Joseph Maria Sert realizó un altar que simbolizaba la intervención de Santa Teresa de Jesús en la Guerra civil española.(...) En sucesivas manifestaciones, se menciona Gustavo de Maeztu, José de Togores y Mariano Fortuny, asi como los escultores Quintín de Torre y Pérez Comendador. (...) El crítico Cirici destaca los cuadros de Pedro Pruna "El ángel del Señor" y "La muerte del soldado de Franco". (De un artículo de Manuel García i García)

"LA PINTURA ESPAÑOLA Y EL 18 DE JULIO"

"...Vázquez Días, Bores, Francisco Mateos, Benjamín Palencia, Zubiarre, Zabaleta, Valvedo, José Aguirre, Ignacio Zuloaga y una muy nutrida nómina de escultores y artistas de otras especialidades trataron la temática del 18 de julio. El 18 de julio sirvió de inspiración a muchos de ellos y ahora, 64 años después, pese al silencio culpable que ha acompañado a loa obra realizada, todo el mundo amante de la pintura sabe lo que eso significó en el nacimiento y desarrollo de la España eterna,
En los primeros días de la guerra, Mariano Bertuchi (Granada 1860 -Tetuán 1955) llevó a los lienzos todo el comienzo de la guerra o sea el Alzamiento de 1936. Sus obras de temas marroquíes, como el excelente cuadro "Franco en Dar Riffien" alcanza una notoriedad verdaderamente sorprendente.

artesanía

"La atención al desarrollo de la artesanía en España nació de la preocupación de la Sección Femenina para dotar al medio rural de armas de dinamización de su economía: el proyecto se entendía a partir de que muchos productos rústicos, de gran calidad, se beneficiarían de una buena distribución, lo que podía proporcionar a los campesinos ingresos suplementarios. Durante la guerra, la Sección Femenina comenzó a organizar la venta estableciendo una íntima colaboración de su Hermandad entre la Ciudad y el Campo y la Delegación Nacional de Sindicatos. El 1 de marzo de 1939 se inauguró la Exposición Nacional en Santander, que luego viajaría a San Sebastián y a Valencia (...) La meta era que tuviera carácter permanente, siendo en realidad un gran almacén de venta de tales productos" (Luis Suárez "Crónica de la Sección Femenina. Nueva Andadura. Madrid, p. 110)

u Campo, Economía, Sección Femenina.

asistencia social

La asistencia social es el trabajo que pretende prestar apoyo, orientación y dirección a quien la necesite, para normalizar su situación social y humana, impulsando en un sentido ascendente los valores y posibilidades de las personas.

La Sección Femenina de Falange Española fue encargada de presentar el proyecto de Decreto y Reglamento, con el fin de que se reconocieran por el Ministerio de Educación Nacional y se concediesen las titulaciones y convalidaciones que se especificaran. En 1964 se aprobó el Reglamento de las Escuelas para la formación de Técnicos en Asistencia Social.

En 1965 se otorgaron a la Sección Femenina el reconocimiento oficial de sus Escuelas de Asistentes Sociales.

. . .

El historiador marxista Manuel Tuñón de Lara reconoce parcial y mendazmente la labor asistencial que la Falange realiza en la guerra, incurriendo en numerosos errores, con intención denigratoria, en él tan frecuentes a lo largo de toda su obra. Una prueba de esa actitud queda patente en la obra colectiva "La guerra civil española. Cincuenta años después", (Ed. Labor, Barcelona, 1985, p. 315) "En la zona de Franco, no se fue mas allá de la labor asistencial o la de la estricta propaganda. La asistencia y ayuda al combatiente empezó desde muy pronto, así como las "lectoras" para los heridos en los hospitales. Se creó el Auxilio de Invierno, copia hasta del nombre del servicio de asistencia alemán, que empezó en Valladolid, dirigido por Mercedes Sanz Bachiller, por la creación de comedores para niños desvalidos en el invierno de 1937. Los niños huérfanos eran más numerosos en las provincia como aquella, donde la represión como medida preventiva contra "los rojos" se había cobrado más vidas (Sic) Meses después, esa institución se transformó en Auxilio Social, que llegaría a ser el más importante aparato asistencial que tuvo el régimen de Franco. También en 1937 se creó la Delegación Nacional de Asistencia a Frentes y Hospitales, de la que dependieron en la retaguardia, los "Hogares del Heridos" y los "Hogares de reposo". Allí se dieron cursos de instrucción elemental y clases para los convalecientes aprendieran a leer. Ya a finales de la guerra se creó, destinado a los frentes, un "servicio de lectura para el soldado" . con fuerte control de la Falange y de la Iglesia , que seleccionaba y distribuía libros y revistas para los soldados del frente. Aunque se trataba de una obra esencialmente asistencial, es indudable que la extensión cultural más importante se hizo a través de Auxilio Social, de sus diferentes cursillos, así como los de la Sección Femenina, empezando por las primeras Escuelas de Mandos que esta creó".

asesinato

Manuel Fraga Iribarne, catedrático, diplomático y político español polivalente, ha recorrido desde su juventud una serie de escalones que han jalonado una de las carreras políticas mas brillante de nuestro país. Figura controvertida y polémica, supera en honestidad, rigor y capacidad de servicio cuanto hasta ahora se ha conocido como el prototipo del político profesional en España. Nadie discute su talento, si por el contrario su talante personal. Sobre la figura de José Antonio declaró en una entrevista de prensa:

- P."El crimen de lesa majestad es el más grave de todos para cualquier régimen serio que se respete a sí mismo. La muerte de José Antonio fue, en tal caso, justificada.
- R. Este ejemplo que algunos han esgrimido es un pésimo ejemplo, porque José Antonio fue asesinado. Ellos lo consideraron, ciertamente, como un enemigo, pero ellos no tenían la razón histórica.
- P.¿No es un poco convencional lo de tener o no tener razón?
- R. El Juicio Universal dirá la última palabra. Entretanto, como diría Hegel, la Historia es el Juicio Universal provisional, y en este sentido, en España, podemos juzgar con garantías. Treinta años de vida tranquila, tras cien años de vida intranquila, son una razón que, a mi personalmente, no me hace dudar". (Manuel Fraga Iribarne, "Conversaciones en Madrid", con Salvador Paniker, ob cit. p .347)

asociaciones políticas

Las asociaciones políticas, cuya creación había sido propuesta por el Consejo Nacional del Movimiento el 3 de julio de 1969, fueron objeto de un debate acalorado entre Torcuato Fernández Miranda, entonces ministro secretario general del Movimiento, y el ex - ministro Manuel Fraga Iribarne, en la sección que el Consejo celebró el 15 de diciembre de este mismo año; el proyecto, que Franco no había confirmado y que contaba con la oposición de Carrero Blanco, fue rechazado. La opinión pública española tuvo la sensación de que Fernández Miranda era opuesto a las asociaciones porque de ellas nacerían a la larga los partidos. Fraga, en cambio, las defendía en lo que puede considerarse como el primero de sus grandes discursos parlamentarios. Resultaba muy difícil explicar en qué deberían consistir las asociaciones, si no eran partidos, y qué contenido debería dárseles. El 16 de abril de 1970, José María Valiente, en nombre de la fracción del carlismo que él dirigía, presentó a Carrero un informe que el 4 de julio también elevaría a Franco; nada más fácil, decía, que descomponer el Movimiento en los tres sectores que se unieran para formarle: falangistas, tradicionalistas y católicos; ahí estaban las tres asociaciones políticas naturales a las que el régimen política debía reconocer.

asturias, revolución de

Según el historiador Pio Moa, la revolucion social-comunista-nacionalista emprendida por los grupos de izquierda y algunos liberales en el mes de Octubre en Asturias fue el inicio activo de la guerra civil, que tendría su segundo acto en la fase que arranca el 18 de Julio de 1936, de inspiración fundamentalmente militar, con apoyo en las bases de la Falange, el Carlismo, Renovación Monárquica, etc. Actualmente se mantiene un debate sobre el "golpe de Estado" que impone la izquierda al perder el poder en 1933. El drama de la "revolución de Asturias" no se encuentra cerrado y corresponde a la historia responder de las responsabilidades que, en buena ley, todavía se encuentran pendientes.

. . .

No todo fueron acusaciones de violenta y represiva contra la Falange, también las hubo en sentido contrario, de pasiva y timorata, como la que emitió Ricardo Chueca en su obra "El fascismo en los comienzos del régimen de Franco" Madrid, 1983, cuando acusa de "vacuidad" a las consignas revolucionarias de la Falange, que fue revelada por su participación en la represión de la izquierda tras el alzamiento de Octubre de 1934, y más patentemente, por su papel en la guerra civil.

. . .

"Cuando llegamos a orillas del Nalón, cerca del puente en que lo cruza la carretera, habían sido cargados varios camiones que, a máxima velocidad, iban hacia hórreos y trojes donde quedarían escondidos fusiles y cartuchos. Aun quedaban muchas cajas sin transportar cuando uno de los centinelas, descendiendo presuroso, avisó: "¡Viene la Guardia Civil!". Oí descorrerse el cerrojo de no se cuantas pistolas. Mi autoridad se impuso a quienes querían resistir", explica Indalecio Prieto en (Convulsiones de España", p. 111)

. . .

"Después de que tres miembros de la CEDA pasaron a formar parte de un gobierno de coalición con los radicales, el 4 de octubre, los grupos obreros revolucionarios de la Alianza Obrera, dirigidos entonces por los socialistas, lanzaron una insurrección revolucionaria armada para arrojar del poder al nuevo gobierno parlamentario y hacerse con el control de la República. Aunque sólo mantuvieron el poder por breve tiempo en Asturias, esta revuelta demostró ser mucho mas potente que la "sanjurjada" o cualquier otro de las previas minirrevoluciones anarquistas. Con ella se inicio el irreversible proceso de polarización revolucionaria - contrarrevolucionaria en España" (Payne, ob. cit. p. 227)

. . .

"La Revolución de octubre de 1934 acabó con la República, con el Estado y a punto estuvo de acabar con España. En rigor, la sublevación de julio de 1936 no habría sido ni deseada ni posible si esa hambre de gobierno de la II República española hubiera conservado el respeto debido a la conciencia histórica de España y de los españoles todos. Convirtieron a España en mera coyuntura gubernamental. El gobierno se alzo sobre el Estado, y sacando todas las consecuencias del formalismo liberal, lo que menos importó fue el Estado. La revolución del 6 de octubre rompió con el 14 de abril y exigió a los españoles la adopción de una toma de posiciones bipolares: activar una política, arriesgada y terminante, frente al Gobierno o los gobiernos impunistas, sumisos o contemporizadores con lo que el 6 de octubre significaba, o comprometerse en una acción e gobierno, templando las consecuencias de la insurrección sangrienta y de la desmembración separatista de España. José Antonio figura como protagonista de la primera actitud, José María Gil Robles aceptó la alferecía de la segunda-.Manuel Azaña prefirió en todo momento ser él el que se salvara, dejando a los demás con sus ideales y sus tácticas. Al fin de cuentas él era hombre de ideas y de literatura y no de ideales o de armas. Manuel Azaña era más elegante y delicuescente en sus consideraciones filosóficas o políticas. España y el Estado o eran una proyección de sí mismo o no merecía la pena servirles desde ellos mismos" (A. Muñoz Alonso, ob. cit, p. 81)

u Violencia, Asturias, Falange.

asúa, jiménez

"El atentado contra la vida de Asúa - catedrático y dirigente socialista, autor de la Constitución republicana - despertó enorme atención porque representaba una escalada de violencia. Aparte de los tempranos ataques contra José Antonio, los principales jefes de los partidos nunca habían sido hasta entonces los objetivos de los asesinos. Consecuentemente la policía reaccionó con rapidez. Aunque el mayor contingente de la violencia política durante la República siempre vino de la izquierda, el gobierno de Azaña supuso que la abolición de la Falange - el único movimiento en el país de tipo categórico fascista - mejoraría el orden público y reduciría la provocación y las excusas de los revolucionarios de izquierdas. Consecuentemente, en la noche del 13 de marzo se dictaron las órdenes de detención de los mandos nacionales de Falange y del SEU, y en los días siguientes la mayor parte de ellos fueron puestos bajo custodia y sólo una pequeña parte logró eludir la acción de las autoridades. El oficio de detención de José Antonio decía simplemente: "Detenido por fascista", aunque en aquel tiempo no había ninguna ley que declarara legal esa identidad o afiliación" (Payne ob. cit. p. 311)

atentados a Franco


Los servicios secretos soviéticos, por orden de Stalin, proyectaron el asesinato de Franco durante nuestra guerra. En el centro del complot estuvo Philby, el célebre espía inglés. Solo la prioridad otorgada al exterminio de los troskystas y la deserción de dos importantes agentes soviéticos, temerosos de su propia eliminación, frustraron la conjura, que Stalin veía en nuestra guerra una oportunidad única para instalar una "cabeza de puente" y llevar a la práctica la consigna de Lenín: "Primero, Rusia; luego, España; después, Alemania y el resto de las naciones europeas".

La mejor cobertura fue la del espía inglés al servicio de la URSS, Philby, supuesto corresponsal del "Times", de Londres, que fue herido en Teruel y condecorado por Franco con la Cruz del Mérito Militar.

. . .

"... otros pequeños núcleos falangistas se asignaban nada menos que la tarea urgente de asesinar a Franco. No pasaron de elucubraciones. Madrid, marzo de 1941, cuarto año de penosa clandestinidad en la Nueva España de Franco.

Un pequeño grupo de falangistas se reunió para someter a votación un proyecto para "ejecutar" a Franco, (...), al vencedor de la barbarie marxista, al creador del Nuevo Estado totalitario.

Sin embargo, para aquel reducido grupo de falangistas, celosos seguidores de la doctrina joseantoniana, Franco había traicionado la revolución y constituía el principal obstáculo para el triunfo de los ideales Nacionalsindicalistas.

No era esta la primera vez que los falangistas sopesaban la posibilidad de matar a Franco." (Armando Romero Cuesta, "Objetivos...", pág 15)

. . .

Cuando el Presiente Eisenhower visitó Madrid, el Caudillo se negó a realizar el recorrido de la comitiva en coche cubierto y blindado y optó por un automóvil descubierto, señalando que la responsabilidad de la seguridad no era suya, y que no estaba dispuesto a correr con las responsabilidades de los demás.


atentados, José Antonio

José Antonio sufrió varios atentados a lo largo de su vida política. Según narra Carlos Arce: "... Y cuando José Antonio regresaba en el coche, acompañado de Manuel Sarrión, Andrés de la Cuerda y José Gómez, sufrieron un atentado con explosivos. El hecho ocurrió en la calle de la Princesa, a la altura de Benito Gutiérrez. Uno de los petardos rompió el parabrisas, pero los ocupantes salieron ilesos. José Antonio bajó del coche pistola en mano y salió en persecución de los autores del atentado por la calle Altamirano, intercambiándose varios disparos". (Recogido por "El Sol", el 11 de abril de 1934, y citado en "La República", de Bravo Morata)

uJosé Antonio, Historia, Biografía.

autarquía

"Cualquiera sabe que la autarquía no existe. Ni siquiera una potencia gigantesca como los Estados Unidos puede aspirar a ella. Las ideas del general Franco en material militar, económica y social eran sencillas, profundas y de una claridad meridiana. Lo malo de la palabra es que se emplea como ataque al gobierno del Generalísimo, cuando en verdad era una forma de supervivencia y jamás el propio Franco pensó que podría prescindir del comercio exterior. Su giro en 1959, cuando ya era posible hacerlo, lo demuestra. Con el Plan de Estabilización salimos al extranjero en forma arrolladora. Ya era el momento oportuno. Confundir los hechos con la propaganda política no era propio de buenos historiadores". (Joaquín Rodríguez Arzúa, articulo sobre el libro de Juan Velarde Fuertes "Historia de un esfuerzo colectivo". Fundación BSCH, 2000, En Razón Española, nº 111)

ausente, el

La noticia de la ejecución de José Antonio no se dio a conocer en zona nacional hasta pasados dos años, a fin de evitar que pudieran alterarse los términos de la contienda. En este periodo a la figura de José Antonio se le conoció como "El Ausente". Varios meses después de fusilado, el diario "Arriba" hablaba todavía de la llegada de la "Paz regida por el Ausente". Manuel Hedilla Larrea aceptó la designación de jefe nacional, condicionada al regreso de José Antonio.

autenticidad

El estilo fue una constante en el modelo concebido por José Antonio para el movimiento falangista. Un estilo que Sánchez Mazas fue paulatinamente explicando en la prensa del partido y en sus intervenciones. Su composición parte de la expresión que define al hombre como "ser portador de valores eternos", integrado en la concepción católica que impregna desde sus inicios a Falange Española. De aquí que José Antonio se apresure a explicar que Falange Española no puede ser malévolamente confundido con un partido fascista, y afirma: "... nuestro Movimiento... jamás se ha llamado fascista en el más olvidado párrafo del menos importante documento oficial ni en la más humilde hoja de propaganda..." (O.C. pág. 913) Aclara en qué términos deben entenderse la síntesis que se propone realizar cuando explica que " entre una y otra de esas actitudes se nos ocurrió pensar si no sería posible una síntesis de las dos cosas: de la revolución - no como pretexto para echarlo todo a rodar, sino como ocasión quirúrgica para volver a trazar todo con un pulso firme al servicio de una norma - y de la tradición -no como sustancia; no como ánimo de copia de lo que hicieron los grandes antiguos, sino como animo de adivinación de harían en nuestras circunstancias-. Fruto de esta inquietud de unos cuantos nació la Falange. Dudo que ningún mito político haya venido al mundo con un proceso interno de más austeridad, una elaboración más severa y con más autentico sacrificio por parte de sus fundadores, para los cuales - ¿quién va a saberlo como yo? - pocas cosas resultan más amargas que tener que gritar en público y sufrir el rubor de las exhibiciones". (O.C. pág. 647) También concreta cuales son los móviles que impulsan la aparición de la Falange, cuando asegura que " nosotros mismos hemos sacudido nuestra modorra y sacrificado nuestras vocaciones para recorrer España, en los días crudos, con frío o con calor, pero con honradez y lealtad, para decirles a los obreros: "Muchos de nosotros, que no sentimos el hambre que destroza vuestros hogares, que aniquila vuestras vidas, salimos a la calle en defensa de vuestra causa, dispuestos a dar la vida" (O.C.pag. 625) Y más específicamente, explicita el sentido social del movimiento, cuando reafirma uno de los postulados esenciales de la Falange, al decir que "lo que queremos es devolver a España un optimismo, una fe en sí misma, una línea clara y enérgica de vida común. Por eso nuestra agrupación no es un partido; es una milicia; por eso nosotros no estamos aquí para ser diputados, subsecretarios o ministros, sino para cumplir, cada cual en su puesto, la misión que se le ordene" (O.C. pág 197) Y distingue que, en la operativa habrá que diferenciar lo permanente y lo momentáneo, para asegurar el valor supremo de la autenticidad que se persigue. "El discurso mental, emotivo, político y vital de José Antonio es una palpitante manifestación de juventud responsable y estremecedora que sobresalta las lindes de la cronología, sin quedar confinada en la clausura de una época. Cuando se habla de lo permanente y de lo transitorio, de lo vivo y de lo muerto, de lo permanente y de lo efímero en la doctrina de José Antonio, convendrá que no se mezcle en el asunto el valor inmarcesible de la actitud resuelta y perviviente de la autenticidad del empeño. Nada auténtico se pierde, afirmó José Antonio. Y la juventud esta virtud si la tiene". (Adolfo Muñoz Alonso "Un pensador para un pueblo", Ed. Almena, Madrid, 1969. p. 375.)

u Estilo, Revolución, Justicia Social.

autonomías

Se conoce como autonomía una determinada situación de independencia parcial, que adquiere un nivel de autogobierno, mediante un proceso de transferencia competencial derivada de la Administración Central de un Estado. Algunos países siguieron a lo largo de su historia distintos itinerarios hasta configurar regímenes federados o confederados. Según la Constitución Española de 1978 pueden constituirse en comunidades autónomas (Art. 143) "las provincias limítrofes con características históricas, culturales y económicas comunes, los territorios insulares y las provincias con entidad regional histórica". También se habla de la "autonomía universitaria". José Antonio y en general los fundadores adoptaron una postura radical de oposición a los intentos que, desde diversas regiones españoles, exigían la autonomía como paso previo a la independencia. La denuncia de José Antonio del separatismo regional se remonta al discurso fundacional del Teatro de la Comedia. "Cuando una región solicita la autonomía, en vez de inquirir si tiene las características propias más o menos marcadas, lo que tenemos que inquirir es hasta qué punto está arraigada en su espíritu la conciencia de la unidad de destino; que si la conciencia de la unidad de destino esta bien arraigada en el alma colectiva de una región apenas ofrece ningún peligro que demos libertades a esa región para que, de un modo o de otro, organice su vida interna" ("O.C." , pág. 385) A lo largo de su vida política, que solamente alcanza año y medio de presencia activa, insiste repetidas veces sobre el fenómeno artificial con que se pretende revestir el separatismo regional en su tiempo. Este fenómeno se presentó con violencia en Cataluña y en el País Vasco, y con menor intensidad en Galicia. Actualmente, se ha reproducido la tensión escisionista a través del discurso estatutarios, si bien su horizonte resulta incompatible con las restricciones que impone la Constitución española, en su articulo 2, que afirma "La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas".
Mas contundente, Ramiro Ledesma Ramos rechaza el separatismo desde otro ángulo y dice: "Ahí están las regiones pidiendo estatutos. Los sindicatos de trabajadores, contestando al egoísmo antinacional de los capitalistas con su exclusiva preocupación de clase. Los funcionarios, pendientes del sueldo y de las vacaciones, etc. etc. Las JONS incorporan ante todo la consigna de nacionalizar esos grupos y esos esfuerzos, que viven fuera de la disciplina española, en el vacío de una lucha y de una agresividad ciegas" (Ramiro Ledesma Ramos, ob cit. p.84.)

u Unidad de España, Norma Programática, Separatismos regionales.

autoridad

El término procede del latín "auctoritas", que en Roma suponía la obediencias incondicional. Una autoridad es legítima cuando es aceptada, se la respeta y suscita un relativo vínculo afectivo, que se suele denominar "autoridad moral". Una autoridad es ilegitima es la que se impone por la fuerza, por lo que se transforma en autoritarismo.

En las democracias, la autoridad ha de someterse periódicamente a consulta de los súbditos y suele someterse a controles del parlamento, los magistrados y el respeto a las libertades fundamentales de los ciudadanos.

Del latín auctoritas, derivado de augere, que significa "hacer crecer", en la acepción contemporánea de "promover".

Actualmente, más que de autoridad, se debe hablar de crisis del principio de autoridad, por efecto de la secular acción demoledora de las filosofías del devenir, que niegan toda trascendencia.

Se confunde la autoridad con el poder; se contrapone la libertad con la autoridad.

R. Guènon distingue entre autoridad y poder: la primera es "interior por esencia" y "no se afirma más que en sí misma" ( a condición de que el principio trascendente del que emana no sea contestado o que exista consenso, en la acepción contemporánea); el segundo, el poder "evoca casi inevitablemente la idea de potencia y de fuerza, y sobretodo de una fuerza material.

Esta distinción explica por que en el mundo contemporáneo todos los regímenes, sobrecargado de poder, tengan tan poca autoridad y deban recurrir a la fuerza, sea esta violenta o mentira, o la una y la otra conjuntamente.

G.Gentile subrayó la falsa y deletérea contraposición entre libertad y autoridad, reafirmando en cambio la posible complementariedad de los dos conceptos, desde el momento que la libertad sin autoridad degenera en arbitrariedad y la autoridad sin libertad en el despotismo.

Para que la autoridad pueda explicarse, se necesita que encuentre como correlativo la disciplina, o sea la voluntaria y libre adhesión. En los actuales sistemas políticos basados sobre la soberanía popular como fuente de la autoridad, es necesario que los ciudadanos sientan formar parte de tal autoridad mediante auténticas formas de participación integradas, que ni en la democracia parlamentaria de partidos de por sí, ni en la democracia directa pueden realizar, y que solo la participación orgánica (familia, municipio, sindicato) puede asegurarlo.

u Estado, Norma Programática, Totalitarismo. Hegel.

auxilio azul

El Servicio Azul fue el encomendado a la Sección Femenina de la clandestinidad en zona republicana para socorrer a los presos, ayudar a las familias de los detenidos y procurar todo tipo de asistencia jurídica, médica y cobertura para la huida de la persecución desencadenada violentamente por el Frente Popular contra la Falange. Esta acción estuvo dirigida hasta su detención y ejecución en 1936 por la heroica y audaz Maria Paz Unciti.

auxilio social

El Auxilio Social fue un servicio de la Falange para atender sobre todo a la infancia huérfana o abandonada y, en general, a cuantos se encontraban sin medios de subsistencia para causa de la guerra y con posteridad a ésta. En el I Consejo Nacional de la Sección Femenina celebrado en Valladolid, a propuesta de Mercedes Sanz Bachiller, viuda de Onésimo Redondo y Delegada de la Sección Femenina en Valladolid, se creó Auxilio Social, a imitación del Auxilio de Invierno, que funcionaba en Alemania. "Su necesidad era perentoria - escribe Luis Suárez en su obra sobre la S.F. - Tras la crisis económica de los años de la República, la guerra civil había proyectado sobre España un cuadro de desolación. El Auxilio que en España se denominó Social pretendía habilitar comedores y prestar socorro a cuantos se encontraban sin recursos..."

u Servicio, Sección Femenina, Guerra.

ayala, francisco

(Granada, 1906) Catedrático, Sociólogo, escritor. "Con los liberales.- Unos años antes de la guerra en la Universidad Central al votarse a favor de Joaquín Garrigues la cátedra de Derecho Mercantil, los estudiantes católicos, que favorecían a un candidato de derechas, atacaron al tribunal agrediéndolo de palabra y obra; con vocablos fuertes, aunque con proyectiles suaves y dulces que al efecto traían preparados,; y fue de ver a su presidente, don Felipe Clemente de Diego (que luego lo sería del Tribunal Supremo, nombrado por Franco), limpiándose el merengue que le chorreaba por las barbas. Enseguida surgió la trifulca entre los protestadores (no protestantes, sino católicos) y otros estudiantes y profesores que habíamos acudido muy dispuestos a aplaudir la victoria del candidato liberal, Garrigues. "En esa oportunidad ¿ust4des saben -.pregunté yo - quién salvó a Jiménez Asúa de un golpe que bien pudo haberle costado la vida o, cuando menos, graves lesiones? Pues… ¡José Antonio Primo de Rivera!" Y aclaré que, en medio del entrevero de puñetazos, con moretones y alguna herida, puede darme cuenta de que, mientras Asúa forcejeaba con un fornido mocetón, otro tal, a su espalda, amagaba con una de aquellas pesadísima silla, dispuesto a romperle la crisma a nuestro ilustre penalista; y en aquel momento se alzó un brazo, y una mano sujeto por el respaldo el contundente asiento: brazo y mano pertenecían a José Antonio, que estaba peleando al lado de los liberales, y que trenzó en un cuerpo a cuerpo con aquel bárbaro… Cuando hube terminado de referir la escena tumultuosa y el detalle sorprendido por mi en medio de la general refriega, noté que Jesús Prados estaba riéndose por lo bajo sin decir palabra. "¿A qué viene esa risa Jesús? "Nada…, nada… Es que… Es que yo también estaba allí ese día arreando leña; pero… del lado católico." Y confirmó que, en efecto, Jose Antonio se batía entonces del otro lado. ¡Menuda contradanza!" ("Recuerdos y olvidos". Alianza Editorial. Madrid, 2001. 281-283 (Ver epígrafe Garrigues Joaquín)

azaña díaz, manuel

Manuel Azaña Díaz (1880-1940) Político, escritor, Presidente de la II República. Destacado intelectual, escritor y fundador del partido Izquierda Republicana, que se alió con la izquierda social comunista en el Frente Popular en las elecciones de 1.936.
Nacido en Alcalá de Henares, estudió Derecho en la Universidad de los Agustinos en El Escorial y en La Sorbona, de París; fundó el partido Acción Republicana. Fue letrado de la Dirección General de Registro y Notariado. Estudió en Paris desde donde comenzó a colaborar en periódicos y revistas, dos de las cuales dirigió. En 1913 se unió al partido Reformista de Melquíades Álvarez, que fue fusilado sin juicio en la cárcel Modelo en 1936 cuando Azaña era Presidente de la República. En 1931 fue Ministro de la Guerra y presidente del gobierno, y tras la revolución de octubre de 1934, fue uno de los dirigentes del Frente Popular, con el que alcanzó la Presidencia de la II República. Al caer Cataluña huyó a Francia y dimitió de su cargo. Murió en el exilio en Francia en 1940. Persiguió duramente a Falange Española. Escribió con brillantez aunque sin éxito algunas obras, entre ellas "El jardín de los frailes" y "La velada de Benicarló". Murió exilado en Francia.

. . .

"Cuando se habla de fascismo en España, mi opinión es ésta.: hay o puede haber en España todos los fascismo que se quiera. Pero un régimen fascista no lo habrá. Si triunfara un movimiento de fuerza contra la República, recaeríamos en una dictadura militar y eclesiástica de tipo tradicional. Por muchas consignas que se traduzcan y muchos motes que se pongan. Sables, casullas, desfiles militares y homenajes a la Virgen del Pilar. Por ese lado, el país no da otra cosa. Ya lo están viendo. Tarde. Y con difícil compostura." (Manuel Azaña. Obras Completas. México D.F., 1968. IV. P. 813)

"No os adulo. No encuentro la política de las izquierdas acertada, ni mucho menos.
También veréis que dije en este trabajo: " Azaña ha tenido dos ocasiones en la historia", en la última plana, en cabecera así de ancha que decía: "Azaña en segunda ocasión. La primera se malogró; si se malogra la nueva ocasión de Azaña se habrá perdido ya sin remedio y probablemente no tendrá ninguna más". (José Antonio en su defensa ante el jurado del Tribunal Popular en Alicante "Frente a Frente", recogido por J.M. Mancisidor, Madrid, 1963. p.64)

. . .

"En el último presidente de la república española se concreta todo de cuanto más turbio, de cuanto más subversivo, de cuanto más antinacional tuvo el progresismo del siglo XIX. Por esto Azaña es el gran animador de la idea del iberismo tal como lo entendían Mendizábal o Magalhaes Lima. En el intento revolucionario de 1934 quedó patente la ayuda que los liberales españoles prestaban a un movimiento revolucionario en Portugal. En las memorias de Azaña, inapreciable documento psicológico e histórico, aparece bien patente cómo el sueño ibérico tenía un lugar preponderante en la cínica megalomanía del desdichado autor de "La Corona". (Marqués de Lozoya, "Arriba España", Pamplona)

. . .

"...Pero Azaña si actúa. En el "Cuaderno de la Pobleta" deja constancia de su "intervención personal - escribe - para librar a Primo de Rivera del asesinato que iban a perpetrar algunos fanáticos en Alicante". Efectivamente, en esos días de agosto se conoce la pretensión de que, con la excusa de trasladarle a Cartagena, José Antonio y Miguel salgan de la cárcel para ser asesinados en el camino. El gobernador de Alicante informa a Madrid de la trama. Enterados Azaña y el presidente Giral le piden al gobernador que intervenga para garantizar la vida de los presos, pero el gobernador reconoce que no tiene el control sobre las milicias, que es el Comité de Orden Público quien tiene el poder efectivo. Es entonces cuando Indalecio Prieto toma cartas en el asunto y solicita ayuda a Antonio Cañizares, dirigente socialista de Alicante, pidiéndole que "hiciera lo posible para ahorrar a la República semejante bochorno" y Cañizares logra que el plan no se lleve a efecto." (Carlos Rojas, "Prieto y José Antonio...", citado por Adriano Gómez Molina, en "Las gafas de José Antonio". Ed. Actas. Madrid, 2003 p. 76)

. . .

El presidente Azaña escribió una carta a José Antonio que entregó en mano uno de sus más directos colaboradores. En ella le manifestaban su sentimiento por no poder intervenir en su libertad, ya que consideraba que él mismo se encontraba en su misma situación de "prisionero de la República". El intermediario solicitó de José Antonio su discreción por el mensaje, y éste encendió la carta con una cerilla eliminando toda prueba de esta relación, lo que agradeció el emisario.

. . .

"Azaña mandó a llamar a José Antonio y le propone que se fuera de España con un salvaconducto especial. ¿Quiere salvarle? ¿Quiere quitárselo de encima sin recurrir a la violencia? Es difícil de decir. José Antonio rechaza la oferta y responde: "Mi madre esta demasiado enferma para que yo la abandone". Azaña sabe muy bien que la madre de José Antonio había fallecido hacia muchos años y asombrado, un tanto embarazado, se lo recuerda. "Cierto, responde el fundador, lo recuerdo bien. Pero desde aquel instante yo tengo una sola madre, y esta madre es España, la que está profundamente enferma. No puedo dejarla." Y le da la espalda" (Giorgio Almirante "José Antonio Primo de Rivera", Ed. Cierrapico. Roma, 1980. p. 52)

. . .

"Azaña representó siempre - repetimos la frase certera de Marichalar - la proyección de sí mismo, con un absoluto desprecio por la muchedumbre, a la que no escuchaba, y a la que no ofrecía otro pan que el deleite torturante de una literatura narcisista. Al carecer de prospectiva, su política se recortó día a día pactando con los avisados que le vendieron sus entusiasmos al precio de la desintegración de la Patria. Al final se quedó con el halago de los separatistas catalanes, que vieron en él al irresponsable muñidor de sus afanes. El esteticismo político - y no sólo literario - fue también el que le transicionó en su retorno al poder en 1936. La llama de segunda oportunidad de Azaña fracasó trágicamente. La sustitución progresiva del partido socialista, una vez más que había entrado en coalición con las izquierdas burguesas, no dejaba de ser una ingenuidad política, por muy limitado que fuera su intención en la letras de los programas de gobierno. Azaña padeció una vez más la inflación de un logicismo estetizante. Fue la demostración palmaria de que los partidos políticos no funcionaban movidos por el bien común nacional o por el interés general, sino que actúan en sumisión a poderes o fuerzas más ocultas, que en 1936 era nada menos que el "espíritu de las masas", si cabe hablar así que ni razona ni matiza. El hombre que calentó a las masas con la luz proyectada desde si mismo, rebasó con el fuego de sus esplendores, y lo que es mas grave, suscitó el gran incendio bélico de su Patria. Azaña pasará a la Historia como el excelso aristócrata de la demagogia". (A.Muñoz Alonso, ob. cit. pags. 78 y 79).

u Historia, Guerra, Intelectuales.

aznar, manuel

Escritor y famoso periodista, fue embajador de España en las Naciones Unidas, director de la Agencia EFE y de "La Vanguardia Española", de Barcelona. Escribió la "Historia de la Cruzada" y fue cronista de excepción de los principales acontecimientos internacionales de nuestro país. De origen vasco, se inició en el periodismo a temprana edad, fue corresponsal de prensa en la I Guerra Europea, agregado al Estado Mayor francés. Fue fundador del periódico "El Sol", que dirigió durante unos años. Detenido durante el Alzamiento por una de las campañas de "El Sol" contra el Ejército, que en plena república realizó este periódico, pero fue liberado por la Falange de Valladolid y agregado al Cuartel General del Generalísimo durante la guerra.

Sobre José Antonio escribió estas palabras:

"Al cabo de veinticuatro años del episodio aquí recordado, diría Manuel Aznar en una entrevista publicado en ABC de Madrid con ocasión de la concesión del Premio "Mariano de Cavia": "José Antonio Primo de Rivera fue para mi el jefe político más cautivador y más digno de compañía y aliento" (ABC de Madrid, edición del 13 de marzo de 1958)

u Prensa, Historia, Guerra

aznar gerner, agustín

Nació en Madrid (1911-1984) Fundador de Falange Española y activo dirigente de las milicias, fue uno de los más destacados líderes de la primera hora y colaborador directo de José Antonio. Desempeñó importantes misiones en la Primera Línea y en actuaciones de acción directa. Fue Consejero Nacional y Delegado de Milicias. Al producirse el Alzamiento se encontraba detenido en Vitoria por la acusación de pertenecer a Falange Española, por lo que fue puesto en libertad al vencer la sublevación en Álava. En septiembre de 1936 inició la ejecución de un plan para liberar a José Antonio, preso en Alicante, pero tras el fracaso de la operación hubo de salir de la zona vestido de oficial de la marina alemana. En abril de 1937 era jefe nacional de Milicias de Falange y miembro de la Junta de Mando Provisional en cuyo cargo tuvo enfrentamientos con Manuel Hedilla, que era el jefe de dicha Junta. Hizo pública una nota en la que se destituyó a Hedilla, por lo que en la noche del 16 al 17 de abril de 1937 se produjo un enfrentamiento entre varios dirigentes en el que resultó muerto José María Alonso Goya. El 18 de Abril en un ambiente de máxima tensión asistió Aznar al Consejo convocado por Hedilla. Fue detenido pero rápidamente puesto en libertad. Tras producirse la Unificación es nombrado consejero nacional de F.E.T. y de las J.O.N.S. y asesor político del mando de las Milicias de Falange hasta junio de 1.938 en que es encarcelado por haber estado gestionando cambios en la estructura de Falange al margen de la estructura oficial de FET. Como médico, también desempeño la Delegación de Sanidad del Movimiento. Durante la Segunda Guerra Mundial participó como voluntario en la División Azul ocupando a su regreso a España importantes cargos en la administración del Movimiento. Fue procurador en Cortes en todas las legislaturas.

u Guerra, Salamanca, Consejo Nacional.

aznar, josé maría

Ex - presidente del Gobierno y del Partido Popular, estudió la carrera de Derecho en la Universidad Complutense, donde militó en las Falanges Universitarias, en la unidad dirigida por José Ramón López Crestar. Escribió en la prensa artículos sobre la Falange y José Antonio. Se retiró de la actividad política para preparar las oposiciones a la Inspección Financiera del Estado, de la que estuvo destinado en diversas provincias. Se presentó a diputado con el PP por la provincia de Ávila. Fue Presidente de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, de donde pasó a la Presidencia del Partido Popular, ganando las elecciones a las Cortes en 1996, convirtiéndose en Presidente del Gobierno, puesto en el que permaneció ocho años, hasta mayo de 2004. Permaneció en la política activa, cumpliendo la palabra dada al respecto, de que solamente permanecería en la presidencia dos legislaturas. Finalizó su segundo mandato en las elecciones celebradas el 14 de marzo de 2004, tras el atentado terrorista de origen islamista del 11 de marzo, que repercutió en el resultado electoral. Actualmente preside la Fundación FAES y es consejero de Estado.

. . .

"La obra que España espera", por José Maria Aznar López.

"Muy señor mío:

El motivo que me ha obligado a escribirle esta carta es de hacer una serie de puntualizaciones sobre la carta de Ildefonso Martínez, titulada "Falangistas independientes", aparecida en su diario el pasado día 21.

Cuando a las manos de un joven como yo - 16 años - llega un ejemplar de las "Obras Completas", de José Antonio y, como tal, siente la "imperiosa necesidad" de hacer rápidamente algo útil, a este joven se le presentan dos posibles caminos. El primero consiste en llevar una vida cómoda, fácil y sin complicaciones, alistado o "apuntado" en una organización del Movimiento. En el segundo, se trata de tomar una decisión tan compleja como costosa. Es la de militar al lado de los "falangistas independientes", como el señor Martínez los llama.

El estar a su lado no es, de ningún modo, vivir como convidado, sino todo lo contrario. Es el vivir muchas veces en contra de la "esencia de la propia ordenación familiar; es vivir en sacrificio, austeridad y peligro constante; es ser una barca, una tabla de salvación, en medio de un mar tempestuoso y hostil que te ataca por todos los lados y que trata de hundirte a cualquier precio; es, en una palabra, el vivir la vida de "monje y de soldado",que decía José Antonio. El vivir en contra de la ordenación familiar no es tan sencillo como el Sr. Martínez cree, ni mucho menos. Si mi caso fuese único, pecaría de inmodesto, pero como da la casualidad de que dentro de los "independientes" hay casos como el mío y bastantes peores, todo queda aclarado. Al decir el Sr. Martínez que los "falangistas independientes" viven como convidados no le tuvo Dios en su mano.

Permítame señor Director realizar una pregunta: ¿ No cree usted que teniendo un apellido de gran fuerza política como el que tengo, teniendo familiares como tengo en los más altos cargos políticos de la Nación, prácticamente; teniendo un historial falangista en mi familia como el que poseo; no cree, usted, repito, que para mi hubiese sido más fácil irme al Movimiento y estar convidado, que el estar listo para militar al lado de los "falangistas independientes"?

Si el Sr. Martínez se hubiera tomado el trabajo de conocer a algún "falangista independiente", se habría dado cuenta de que no forman especia alguna. Ellos son, por mas que le pese a muchos, la autentica encarnación del pensamiento joseantoniano, que no es precisamente el del Movimiento.

Lo más curioso es que el Sr. Martínez pone al ¡mismísimo José Antonio! como fiscal de los "independientes". No deja de ser realmente extraño que se ponga al creador de la doctrina falangista como fiscal de los que precisamente están salvando ese nombre, y de los que están luchando por levantar un edificio nuevo y distinto, en su exterior, no en su esencia como muchos pretenden, del que destruyeron en 1937.

Lo que es todavía mas INCREIBLE es que el ser Martínez diga que son un camelo y que carecen de gallardía. Los jóvenes falangistas están cansados de dar y no recibir, están cansados de escuchar promesas y recibir fracasos; están cansados de escuchar "bonitos discursos" que sólo sirven para crear más confusionismo del que ya hay, para crear el verdadero rostro de quienes los pronuncian. Ellos cortaron por lo sano e hicieron bien. Ellos están empezando otra vez de cero la obra que José Antonio planeó y España espera.

Yo, como joven, y habiéndome llegado un ejemplar de las Obras Completas, ya he tomado mi decisión, que usted ya habrá adivinado.

Nada más, Sr. Director, sino el rogarle la publicación de esta carta. Reciba un afectuoso saludo, Muchas gracias. ("Falangistas independientes", en SP (diario), "Cartas del pueblo español", Madrid, 1 de junio de 1969).

u Servicio, Gobierno, Dignidad.

"azorín", martinez ruiz, josé

José Martínez Ruiz ( Monóvar, Alicante, 1874- Madrid, 1967) Escritor y académico. Figura representativa de la Generación del 98, dejó páginas imborrables en la Historia de la Literatura española del siglo XX.

Azorín ha sido uno de los escritores más sensibles, consagrados al gran tema de España. Su vida y su obra ha penetrado en los más profundos significados de la cultura hispana y ejercida una influencia en los escritores que le sucedieron, a los que interesó por los problemas de la nación y la regeneración de sus formas de representación. Entre sus obras destacan "Los pueblos", "Las confesiones de un pequeño filósofo", "Antonio Azorin y la voluntad", "España clara", etc.. He aquí su opinión sobre José Antonio:

"He tratado a José Antonio. Le veo ahora no como lo veían cuando con él conversaba, sino según imagen fotográfica de un periódico reciente. José Antonio, en pie, un poco separadas las piernas, vestido un traje de mecánico, mira al espectador. Y lo mira reflejando en su rostro la innata afectuosidad. Se hallaba entonces en la cárcel. No saldría de ella sino para el martirio.

En la primavera de 1936 hablé con él a los postres de una comida literaria. Tiempo más tarde, ya preso, fui a visitarle a la Cárcel Modelo. Eran aquellos días peligrosos sobremanera para los correligionarios del perseguido y el locutorio de la cárcel estaba, empero, henchido de apretada masa de jóvenes. Causaba aquel concurso admiración y temor. Se admiraba la valerosa lealtad de aquellos jóvenes y se temía por ellos la venganza siniestra de un Estado enemigo. Voceábase en aquel ámbito intrépidamente, se cambiaban abrazos, pasaban manos cordiales a través de las rejas. Al verme, José Antonio sonrió bondadosamente y tendió su mano entre los barrotes del cerramiento. No he vuelto a verle más". ("ELEGÍA A José Antonio", en "Gaceta Regional" (diario), Salamanca, 20 de noviembre de 1941)

. . .

"Figura histórica.- En su día, sencillamente, una siempreviva. José Antonio se nos va; se va adentrando en la historia; se va alejando; se acabará con el tiempo, por sumirse en los senos profundos de la historia. La historia es inexorable; necesita, con todo rigor, la soledad, no puede ser historia sin la soledad; los que están adjudicados, casi desde antes de nacer, diríamos, a la historia, han de verse rodeados de soledad. Ya algunos de los íntimos de José Antonio, que le trataron a la continua, faltan; iremos poco a poco apareciendo todo los que le conocimos. El tiempo irá pasando, un nueva ambiente irá formándose en torno a José Antonio. Si ahora conocemos ciertas particularidades que nos dan una idea determinada de su persona, esas particularidades irán desvaneciéndose. No serán, acaso, precisas para los venideros conozcan tan bien como nosotros esta figura histórica" ("José Antonio en la Historia", en "ABC" (diario), Madrid, 20 de noviembre de 1945)

. . .

"Se da generosamente a todos.- Se halla ya puesto al trabajo José Antonio; allega adhesiones, concierta pugnas, crea al cabo un haz o falange de inspiraciones, de propósitos firmes y de promesas bravas. Para granjear las voluntades encaminadas al bien de España, José Antonio sale de sí mismo y se da generosamente a todos.

Podría, dado su nacimiento, llevar una vida regalada, y prefiere el batallar incesante. Aúna los corazones con sus decideras simpáticas, sus modales urbanos y su gracejo, cuando se requiere. Los religionarios se van agrupando en su torno. Con él esta un sutil pensador - Remiro Ledesma Ramos - que, cual relojero que desmonta complicado reloj, ha desmontado la máquina social y ha llegado en sus rigurosas conclusiones, partiendo de lo social, a lo que llegó John Ruskin, partiendo de lo estético: la condenación inapelable del dinero por el dinero, del dinero como fin y no como medio, del dinero como explotación y no como trabajo. Si la estética de la nueva hermandad - hermandad más que partido - es juventud animosa, brío y acometividad, fe creadora y exaltación, que acaba por contagiar a los no hermanados, el núcleo de la nueva orden se halla en esas sagaces observaciones de Ramiro Ledesma; del dinero por el dinero dimanan todos los trastornos y complicaciones sociales.

Y véase como toda esa juvenil grey, comandada por José Antonio apoyándose en la causa del mal, causa puramente materialista, asciende desde ella al más puro idealismo. La economía - ha observado un tratadista tiene, en fin de cuentas, móviles imponderables que la propulsan. Son esos móviles del espíritu los que estos adalides de España quieren separar de los groseros e insaciables apetitos. Al hacerlo -en contra de todo, en oposición a los falsos revolucionarios -sirven a España y sirven a la Humanidad." ( "José Antonio en concreto", en "ABC" (diario), Madrid, 20 de noviembre de 1942)

u José Antonio, Literatura, España.

 

© Carlos Campoy © Plataforma 2003