Conócenos

 

¿Dónde estamos?

Asóciate

 
 

Colaboraciones/

 

 

Nuestros Magos de Oriente. Allí donde fueres, haz lo que vieres
Paco Caballero

 

 

 El viejo refrán español, como no podía ser menos, encierra una constatada sabiduría que, de observarse religiosamente, permite ir por el mundo de manera harto discreta y con pocos sobresaltos. Es notorio que en el ámbito de las relaciones humanas está bien visto que cualquier persona haga el intento de integrarse en el colectivo que le recibe; pues ello viene a demostrar el aprecio a quienes le acogen y a lo que le ofrecen. Esa filosofía sencilla y eficaz es la que aplicaban los Magos de Oriente cuando, allá por los primeros años cuarenta del pasado siglo, hacían su recorrido mágico por las tierras de la España de trasguerra. Ellos sabían perfectamente que en aquellas circunstancias, cuando estaba aflorando una ideología de exaltación patriótica, que se expresaba - entre otras formas- con el saludo nacional del brazo extendido, al modo íbero, romano y falangista, debían demostrar que eran partícipes de los valores del Estado Nuevo, y, en consecuencia, ahí los tenemos, a los tres, Melchor, Gaspar y Baltasar, cumpliendo con el ritual del saludo con motivo de una visita profesional a un Hogar Juvenil donde, suponemos, dejarían un buen cargamento de juguetes, golosinas y otras cosas útiles para uso y disfrute de los afiliados más pequeños de la Organización.

Ciertamente, después de tres años republicanos consecutivos (1937-39) de tener vetada su entrada en Barcelona, los Santos Magos de Oriente lo hacen con gran pompa y solemnidad. De ello se encargaron los Cadetes del Frente de Juventudes que no dudaron, ni por un momento, en rescatar una de las fiestas más populares y tradicionales del calendario Cristiano y trasladar, la alegría que ella encierra, a esos flechillas que los reciben con toda la ilusión del mundo.

Esa estupenda iniciativa, surgida ya en los orígenes de la Organización Juvenil de la Falange, se mantuvo durante toda la existencia del Frente de Juventudes y, posteriormente, como histórico legado, con las lógicas adaptaciones que exigen los nuevos tiempos, en el seno de muchos Hogares de la OJE que todavía organizan actualmente cabalgatas de recepción y visitas de los mágicos personajes a lugares privilegiados.
                                                                     

 
Descargar artículo en pdf.