A. LO MATERIAL Y LO ESPIRITUAL EN JOSÉ ANTONIO


1 .- ¿Qué se quiere decir con la supremacía social de lo espiritual?

Misión de Plataforma 2003 es contribuir a la recuperación de la supremacía social de lo espiritual. Pero ¿qué se quiere
decir con esto de la supremacía social de lo espiritual?

− Por lo pronto, que en Plataforma 2003 asumimos como nuestra la afirmación de José Antonio de la supremacía absoluta de lo espiritual. Recordemos que el Discurso de la Comedia es del 29 de octubre de 1933 y que el siguiente 7 de noviembre se presentaron los Estatutos de Falange Española (y esta es la verdadera fecha fundacional); pues bien, sólo un mes más tarde, en el inmediato 7 de diciembre, aparece el primer número de F.E. y, en él se hacen públicos los Puntos Iniciales, que son la primera norma programática de la Falange. En esta solemne declaración se hace una afirmación rotunda que no deja de ser sorprendente en un movimiento político no confesional: “Falange Española no puede considerar la vida como un mero juego de factores económicos. No acepta la interpretación materialista de la Historia. Lo espiritual ha sido y es el resorte decisivo en la vida de los hombres y de los pueblos. Aspecto preeminente de lo espiritual es lo religioso. Ningún hombre puede dejar de formularse las eternas preguntas sobre la vida y la muerte, sobre la creación y el más allá. A esas preguntas no se puede contestar con evasivas; hay que contestar con la afirmación o con la negación. España contestó siempre con la afirmación católica. La interpretación católica de la vida es, en primer lugar, la verdadera; pero es además, históricamente, la española. Por su sentido de catolicidad, de universalidad, ganó España al mar y a la barbarie continentes desconocidos. Los ganó para incorporar a quiénes los habitaban a una empresa universal de salvación”. (Edición del Centenario p. 381).

¿Pero esas afirmaciones en los Puntos Iniciales se mantienen, después, en la Norma Programática, ahora ya de Falange Española de las JONS?

− José Antonio inicia su mandato como primer Jefe nacional de Falange Española de las JONS el 7 de octubre de 1934 y, a continuación, proclama su Norma Programática, redactada por él en noviembre de 1934. Pues bien, en esos famosos 27 Puntos, el 25 afirma: “Nuestro Movimiento incorpora el sentido católico –de gloriosa tradición y predominante en España- a la reconstrucción nacional”. (Edición del Centenario p. 798). Sobre la profunda religiosidad de José Antonio todos los testimonios son unánimes. Bastaría para comprobarla la simple lectura de su testamento y no hay que olvidar que murió fusilado con sus habituales escapularios puestos y llevando un crucifijo en su cerrada mano izquierda. Quien desee más detalles puede consultar el libro de Cecilio de Miguel Medina La personalidad religiosa de José Antonio (Editorial Almena, Madrid, 1975), de reedición programada en el plan editorial de Plataforma 2003.

Perdona que insista, pero ¿qué es eso, en la práctica, de la supremacía absoluta de lo espiritual?

− Creemos que la satisfacción perentoria e inmediata de nuestras necesidades más primarias como hombres no puede convertirse en la polar que oriente toda nuestra vida. El hombre es algo más que un mero animal, que también lo es. Lo espiritual es una realidad tan real, y no hay redundancia, como esas necesidades primarias, pero de un orden superior. Que el hombre no sienta en forma tan perentoria la urgencia de su satisfacción no quiere decir que las necesidades espirituales no existan y no tengan que ser, también, satisfechas. Y como son de orden superior, va de suyo la exigencia de su reconocimiento hegemónico. Plataforma 2003 manifiesta, por lo tanto, su creencia en la absoluta primacía de lo espiritual, y, ello, con todas sus consecuencias de orden temporal; y, de orden sobrenatural, también.

Libro El legado de José Antonio (II). -Propuesta de una España total única y eterna de, desde, por y para todos los españoles- por Jaime Suárez. Próxima edición