¿Quién mató a José Antonio?

Sus últimos momentos

Mónica Blanco

Eran las seis menos veinte de la mañana del 20 de noviembre de 1936. Guillermo Toscano, Jefe del pelotón de milicianos que prestaba servicio en la Cárcel de Alicante se dirigió a la celda de José Antonio bajando con él al patio. Había llegado el momento. José Antonio se encontraba sereno y tranquilo. Al abandonar su celda llevaba sobre el mono azul una chaqueta gris y suelto sobre los hombros, el abrigo que le acompañó durante todas las sesiones del proceso…

Al llegar al patio se lo entregó al miliciano Toscano, diciendo:

- Toma el abrigo, es una lástima que lo agujereen las balas.

 

   

Guillermo Toscano Rodríguez,
miliciano que dio el tiro de gracia
a José Antonio

José Antonio, en Zaragoza
enero 1936

 Teniente de la guardia de Asalto
Juan José González Vázquez *

En el patio se hallaban ya los otros cuatro condenados a muerte y que serían fusilados junto a José Antonio. Eran dos requetés y dos falangistas: Luis López López, Vicente Muñoz Navarro, Ezequiel Mira Iniesta y Luis Segura Baus, custodiados por los hombres que formaban el piquete junto a los guardias de Asalto.

Al llegar José Antonio se hizo un profundo silencio. Entonces José Antonio, poniéndose al lado de los condenados, frente al pelotón de ejecución les dijo:

- ¡Ánimo muchachos, esto es cuestión de un momento! ¡Alcanzaremos una vida mejor!

Se dirigió después al Director de la Prisión y estrechando su mano y la de los oficiales les dijo:

- Si alguna vez les he molestado o algo malo he hecho, perdónenme.

Por último a los hombres que formaban el piquete les dijo:

- ¿Verdad que no queréis vosotros que yo muera? ¿Quién ha podido deciros que yo soy vuestro adversario..? Quién lo haya dicho no tiene razón para afirmarlo. Mi sueño es el de la Patria, el pan y la justicia para todos los españoles, pero preferentemente para los que no pueden congraciarse con la Patria porque carecen de pan y de justicia.. Cuando se va a morir no se miente, y yo os digo, antes de que me matéis, que no he sido nunca vuestro enemigo. ¿Por qué vais a querer que yo muera?

Los milicianos le escuchaban en silencio y se miraban entre ellos sin saber que hacer…

Y llegó el momento. Un momento de confusión. José Antonio levantó el brazo al grito de ¡Arriba España! No había terminado esta frase cuando el pelotón de ejecución, formado por José Pantoja Muñoz, Luis Serrat, Manuel Perera y José Beltrán junto con los guardias de Asalto al mando del Teniente Juan José González Vázquez hizo la descarga sobre ellos. Guillermo Toscano Rodríguez fue quien dio el tiro de gracia a José Antonio. También a los otros cuatro, ya que era Toscano, el Jefe del pelotón de milicianos que prestaba servicios en la Prisión de Alicante.

 

* Foto cedida por D. José Utrera Molina a Plataforma 2003